Runrun.es: En defensa de tus derechos humanos

Inicio

Edmundo González ya no es una hipótesis

El candidato opositor obrará en un contexto de opinión pública particularmente adulterado y hermético, además de muy peligroso, en el cual entran en crisis parte los parámetros tradicionales del marketing político

 

edmundo gonzález
Alonso Moleiro
30/04/2024

Por: amoleiro

Luego de la euforia y las celebraciones, la candidatura de Edmundo González Urrutia se prepara para tomar forma y asumir el sujeto.

Su nombre, su procedencia y su hoja de servicios produjeron el milagroso punto de equilibrio entre las anarquizadas corrientes de la oposición venezolana, pero queda claro que sigue siendo un enigma el diseño y la calidad del ensamblaje de una estrategia de poder -y una únicamente una campaña electoral-  respecto la durísima realidad política que ha encontrado

“Agradezco a María Corina Machado, ganadora de las primarias y líder de la oposición; al gobernador Manuel Rosales, y a la profesora Corina Yoris por su desprendimiento y su respaldo, que hicieron posible la candidatura por unanimidad. Estamos ante el reto de apostar por la recuperación de Venezuela. Nadie puede ser indiferente a la situación de millones de compatriotas nuestros”, ha declarado, dando continuidad a este inusual marco de acuerdos consensuados en el cual tuvo que declinar, finalmente, Manuel Rosales.

 

Consciente de cuales pueden ser sus haberes en esta particular contienda, González Urrutia no ha perdido el tono conciliador y salomónico. Sigue siendo, en el fondo, y de alguna manera, un candidato “tapa”, respecto a María Corina Machado, la ganadora de las primarias. 

Machado promueve el voto por Edmundo González: Vamos a ganar y a cobrar

Machado promueve el voto por Edmundo González: "Vamos a ganar y a cobrar"

"Cuando creían que nos habían dejado afuera, cuando pensaron que ya no había nada qué hacer y que el régimen se iba a imponer, una vez más los sorprendimos y logramos a tener un candidato inscrito, que es Edmundo González Urrutia", expresó Machado desde Portuguesa

Todo indica que, mientras pueda ser candidato, González Urrutia asistirá a determinados mitines y encuentros con foros calificados para hablar de la transición, dejando el grueso del esfuerzo movilizador a Machado -la verdadera ganadora de la “mano” que acaba de jugarse el campo democrático con el chavismo en el Poder Electoral- y el resto de los actores de la unidad.

El candidato opositor obrará, además, en un contexto de opinión pública particularmente adulterado y hermético, además de muy peligroso, en el cual entran en crisis muchos de los criterios de análisis tradicional del marketing político.  

Un entorno donde cuenta mucho la discreción, la astucia y el factor sorpresa -como acaba de quedar demostrado-, en una sociedad ansiosa, con interés en votar, que tiene rato buscando un punto de fuga para canalizar una transición lo menos dolorosa posible a la democracia.

 González Urrutia está llamado a explicar ante el país cuál será su papel en este trayecto: deberá decir que es “el candidato de María Corina” sin dejar de proyectar su propio discurso; deberá armonizar a los factores de la unidad que le acompañen, y, finalmente, deberá mostrar una enorme entereza ante la dificultad de la encomienda, tomando en cuenta, incluso, su edad y su condición física.

Pero deberá hacerlo sin provocar el sobre aviso y la respuesta furiosa del gobierno, porque cualquier estornudo lo puede sacar de carrera, una circunstancia y un equilibrio casi imposible de lograr.

Además también deberá ser capaz de atisbar qué hacer si se activan las compuertas de una transición, y cómo gobernar, con cuáles fuerzas, en cuáles términos, en caso de quedar electo, e incluso qué es lo que se va a decir, si llegara a ocurrir que algún triunfo electoral llegara a quedar escamoteado.  “Ganaremos las elecciones, y el peso de la victoria obligará a Nicolás Maduro a entregar el poder”, ha declarado hace muy poco ante la batería de periodistas internacionales que ha tenido que enfrentar.

 

Durante este paneo en torno a las posibilidades de González Urrutia será imposible desconocer el carácter pasajero que, inevitablemente, han tenido todas las alegrías y celebraciones opositoras durante estos 25 años.

Es muy probable que el candidato encuentre su lugar respecto al liderazgo de María Corina Machado, y sea capaz de complementar su discurso con algo de armonía en el desarrollo de la campaña. Es muy probable -de hecho, tiene que estar ocurriendo- que las audiencias lo identifiquen muy rápidamente como parte de una fórmula para cambiar, y, remolcado por Machado, se dispare pronto en las encuestas.

Pero también existe una alta posibilidad de que el estado revolucionario endurezca más el puño, invocando o fabricando circunstancias para dejar sin efecto su candidatura, judicializando de una buena vez todo el entramado opositor en una corrida de cabezas.

No es posible, de momento, preguntarle a González Urrutia sobre las primeras medidas que tomaría en Miraflores, en caso de llegar al gobierno: con la tempestad que se avecina, es probable que, de momento, el liderazgo opositor sólo sea capaz de informar lo que pueda planteado este fin de semana.

Para ir abriendo fuegos, Diosdado Cabello, el primer vicepresidente del PSUV, ha declarado que González Urrutia -a quien llamo Inmundo González– es “el candidato del imperialismo”

En su encuentro semanal con los periodistas, sin embargo, un Cabello habitualmente implacable con sus adversarios, adelantó este inusual matiz respecto a la candidatura de González Urrutia: “Nunca le hemos negado el derecho a nadie a participar. Ellos tienen ahora su candidato porque cumple con los requisitos de ley. Antes, tenían un candidato que no cumplía con la Constitución y la ley, y estaban empeñados en imponerlo”, dijo.

 

Al cerrar la reflexión, sin embargo, el jerarca chavista asomó algunas objeciones nuevas amenazas sugeridas.  “El candidato del imperialismo ha dicho que él no es el candidato, que la candidata es otra. Un problema de la oposición, es un problema de identidad. Eso al final pasa factura. Políticamente es grave, algunos lo han interpretado como un fraude”.

Las claves de la posible transición en Venezuela

Las claves de la posible transición en Venezuela

El binomio que a la manera de milagro representa la legitimidad social, María Corina Machado y Edmundo González Urrutia, no tienen paralelo con transiciones políticas conocidas: 1935, 1945,1950, 1958, 1998, 2019   @asdrubalaguiar Venezuela apenas…

Una base de datos de mujeres y personas no binarias con la que buscamos reolver el problema: la falta de diversidad de género en la vocería y fuentes autorizadas en los contenidos periodísticos.

IR A MUJERES REFERENTES