Guerra archivos - Runrun

Guerra

Javad Zariff, ministro de Exteriores de Irán, dijo que no buscaban una escalada de la guerra pero sí se defenderán ante cualquier represalia nortemericana o de la coalición

El Pentágono confirmó, a través de un comunicado, que a las 5:30 de la tarde del martes 7 de enero, Irán atacó con más de una docena de misiles balísticos a dos bases militares iraquíes que albergan tropas estadounidenses y de la coalición.

El ataque ocurrió después del entierro del comandante iraní Qasem Soleimani, líder de las Fuerzas Quds. Irán había jurado vengarse por el asesinato por parte de Estados Unidos de Soleimani.

El ministro de Exteriores iraní, Javad Zariff, aseguró que no buscaban escalar una guerra con los norteamericanos, pero amenazaron con defenderse si Donald Trump reaccionaba al ataque de las bases en Irak. Una de las amenazas fue destruir Dubai y la ciudad portuaria de Haifa, al norte de Israel, ambos países aliados de Estados Unidos en la región.

A las 10:45 de la noche el presidente Trump publicó un tuit asegurando que todo estaba en orden: “¡Todo está bien! Desde Irán fueron lanzados misiles contra dos bases militares en Irak. Estamos haciendo la evaluación de víctimas y daños en el lugar. ¡Hasta ahora todo bien! ¡Tenemos, de lejos, el ejército más poderoso y bien equipado del mundo! Mañana en la mañana declararé sobre esto”. 

El mundo occidental se va a dormir sin conocer los daños exactos del ataque, los planes estadounidenses, iraquíes o de la coalición, ni tampoco los iraníes. 

 

Mambrú se fue a la guerra. ¡Qué dolor…! Por Orlando Viera-Blanco

“Estamos en pleno desarrollo de una ola popular y masiva (Dixit Elliott Abrahams), detonantes en sana paz la primavera venezolana…”

Está viviendo el momento político más importante y relevante que haya tenido la historia contemporánea de nuestro país. Sabemos que es la peor crisis humanitaria que haya registrado el hemisferio, por lo llegó  la hora de echar el resto sin derrotismos porque están dadas todas las condiciones para acabar con una crisis muy profunda y injusta, donde la solución no es paliar…

Nunca como hoy

Hemos llegado a un punto ideal. Un liderazgo político joven que conecta por primera vez con las masas  de abajo hacia arriba. Un pueblo extenuado pero despierto y dispuesto a llegar porque la necesidad no resiste indisciplina.

Tenemos una alianza internacional sólida, amalgamada, solidaria, decidida a ir donde decidimos llevarlo.  Un ex gobierno sin piso político interno ni externo dependiente de cuatro bayonetas y gatillos alegres con licencia para matar en motocicleta. Hay que decretar también el cese de la violencia y de “los colectivos”.

Un ex gobierno con una fragilidad financiera nacida de su ineficiencia, corrupción institucional.  Un Presidente (E) como Juan Guiadó con un liderazgo centrado en su capacidad de organización. Que decidió noble y valientemente jugársela, armando un mega movimiento social, político, gremial, ciudadano, humanitario y atención, NACIONALISTA, incontenible. Entonces  aquellos que tratan de minimizar o fragmentar el peso del momentum político que vive el país de la mano de Juan Guaidó denunciando maliciosamente “diálogos soterrados” (que no los hay) o enalteciendo argumentos aventurero e irresponsables, por irreales tipo marines llegando por Puerto Cabello o batallas en el Lago de Maracaibo, lo que hacen es desmerecer el enorme alcance político que se ha alcanzado y la magnitud de lo que hemos logrado de la mano de un liderazgo noble y un  pueblo que le secunda.

Quienes cuestionan “fotografías” y reducen la política a sumar followers están banalizando un momento de inmensas posibilidades de mutación de poder. Parafraseando a Jefferson que decía, “tiemplo por mi país cada vez que digo que pudiéramos tener los líderes que merecemos” porque tiemplo por Venezuela cada vez que veo a los detractores destruir del liderazgo que merecemos. ¿Acaso es justo demonizar un valor tan superior como la luz de la esperanza y la libertad encarada en un buen lidera por reducir el debate político al oficio ocioso e insincero del argumento de ¡Mambrú se fue a la guerra…! Lo único que vendrá de esa melodía será  ¡Qué dolor, qué dolor qué pena, […] Mambrú ha muerto, que dolor, que dolor, que entuerto!

Tiempo de edificar

Hay otros “franco tiradores” no precisamente del ex gobierno. Ese ataque sigiloso y artero que a fin de cuentas no suma sino resta y divide.

Lo que hemos logrado a nivel internacional es sumamente meritorio, aquilatado e importante, por inédito. Las relaciones entre naciones son sumamente complejas. Sin embargo-en la complejidad- hoy hemos logrado incomodar y acorralar al ex gobierno de una forma indoblegable. Esto es extraordinario.  Es la diferencia entre ganar o perder. Por eso la volatilidad sembrada desde espinales de quiebres en la disidencia ponen la ruta ácida, ausente  de abonos, mieles y semillas.  En 90 días contar con un representante en la OEA, dominio sobre Citgo, un representante en el BID, un cuerpo diplomático firme, el reconocimiento de 60 países del orbe como Gobierno Interino y de la emergencia humanitaria compleja, es una victoria titánica que recaracteriza al régimen.

¿Es suficiente la tesis intervencionista poner en riesgo la alianza y la eficiencia política que suponen estos avances? A lo interno Guaidó ha superado todas las expectativas de movilización [en un país hasta ayer en la lona]. Un armador nato ¿No es acaso la consolidación de un liderazgo que merecemos cuidar y seguir? Como dice el Eclesiastés: Tiempos de destruir y de construir. Ahora son tiempos de edificar…

La salida y la llegada…

A raíz de la reunión de Embajadores en la Ciudad  de Bogotá confirmo nuestra hipótesis: La salida no tiene marcha atrás. Estamos en pleno desarrollo de una ola popular y masiva (dixit Elliott Abrahams), detonante en sana paz la primavera Venezolana… Las circunstancias ni los tiempos son dóciles pero si determinables. Y el futuro como fue analizado en la Cumbre de Bogotá de cara al Plan País, espectacular y provisorio por realizable. No es una quimera: Venezuela en muy corto tiempo registrará el rebote más cimero que país alguno haya tenido en la historia de Latinoamérica. Aceptémoslo. El que tiene oídos que escuche…

La capacidad del Presidente Juan Guaidó de emplazar un gran movimiento ciudadano tiene como nutriente un retorno país sin precedentes.  La salida del ex gobierno y la llegada de la transición democrática viene.  Poco sirve al ex gobierno que repita mil veces “no nos vamos”. Irremediablemente sucederá y mucho más rápido de lo que “las mareas de fondo y silenciosas” son capaces verse.

No sólo vengo satisfecho de Bogotá. Vengo convencido que se cumplirán los objetivos asistidos además de un cuerpo diplomático excelente, de una agenda política muy elaborada, una comunidad internacional resteada y un liderazgo interno-popular y organizado-imbatible. ¡Vamos muy bien! Confiemos…

@ovierablanco

Decreto de guerra (a la venezolana), por Reuben Morales

¡GRINGOS INVASORES!, no disimularemos nuestros planes de guerra bajo ninguna excusa de “ayuda humanitaria”. Tampoco los presentaremos en un cuadernito amarillo como John Bolton. Prepárense más bien para un enfrentamiento que superará incluso conflictos bélicos de gran escala como el de Roberto Mesutti y Omar Enrique. Atentos a nuestras condiciones, que no repetiremos.

La guerra solo se peleará lunes, jueves y medio día del viernes. Los martes y miércoles hay Champions, viernes en la noche ya uno está mamado y el fin de semana es para la familia y para recorrer todos los sitios que uno debe recorrer para hacer mercado. ¡Eso sí!, si la guerra comienza ya, tengan previsto asueto de Carnaval y Semana Santa. Esos días no se trabaja.

Toda batalla librada, comenzará a las diez de la mañana y en la zona del Metro. Si no, a nuestros milicianos se les hará muy difícil llegar. Entiendan, el transporte público no está fácil. Cuando hay unidades, no hay efectivo y cuando hay efectivo, el cajero no te da suficiente. Lo de las diez de la mañana es porque en el Metro uno debe esperar como cuatro vagones para poderse montar. Por eso mismo, la jornada de batallas culminará a las cuatro de la tarde. Así evitamos que a nuestros soldados les agarre la noche en la calle. Hay mucho malandro suelto.

La jornada de contienda tendrá una pausa de una hora a las 12 del mediodía. No es para almorzar. Es que a esa hora ponen el agua y debemos correr a llenar los tobos, lavar los platos y bajar las pocetas. Ojo, y eso si todo está normal, pues si llega harina de maíz, arroz, azúcar o leche al supermercado, se suspende el resto de la jornada para que nuestros milicianos vayan a hacer la cola de los productos regulados.

En cuanto a la dinámica de la guerra, ésta será de una bala a la vez y solo entre francotiradores. Eso de estar disparando ráfagas de ametralladoras como unos locos, se acabó. Las balas están muy caras y nos las cobran en dólares. Y si uno las quiere conseguir legalitas, nos las venden una vez por semana por número de cédula.

Nada de estar decomisando celulares ni laptops como le hicieron a Raúl Reyes de las FARC hace unos años. En los convenios nacionales de Venezuela, dichos aparatos son considerados material humanitario por si toca pedir medicamentos en redes sociales cuando uno de nuestros soldados esté herido.

¿Copiaron, no? Eso es todo. Ya saben. Guerra avisada, no mata a soldado. Pero si acaso a ustedes les diera por violar este Decreto, lamentablemente les tocará enfrentar algo más feo que la fiesta de Halloween de la Asamblea Nacional Constituyente. No daremos tregua, pues tenemos tácticas avanzadísimas de guerra asimétrica. Por ejemplo:

Si osan pelear en horas nocturnas, sacaremos nuestra arma secreta: corte de luz. Los años de entrenamiento con Corpoelec nos han hecho expertos en visión nocturna.

Si coquetean con la atroz idea de lanzarnos armas químicas, ¡ay chiamo!… Ya tenemos listos escuadrones de zancudos con dengue, zika y chikungunya.  Y si siguen con la weboná, les pegamos sarampión, difteria, malaria y tuberculosis, que las tenemos fresquitas.

Si les da por quitarnos celulares y laptops, no respondemos. Tenemos preparada la mayor arma de guerra psicológica que haya conocido ejército alguno sobre la faz de la tierra: ABA de CANTV.

¿Se chorrearon, no? Tranquilos, eso es normal. Más bien agradezcan que uno es pana y todo. Si se ponen a ver, ningún enemigo de los Estados Unidos había sido tan abierto con sus planes como nosotros. ¡Eso sí es ayuda humanitaria!

 

@ReubenMoralesYa

Venezuela “sadiqueada”, por Víctor Maldonado C.

 

El gran tratado de Sun Tzu, el Arte de la Guerra, comienza con una admonición: “La guerra es un asunto de importancia vital para el estado. La provincia de la vida o de la muerte. El camino a su supervivencia o a la ruina. Por eso se debe estudiar profundamente”. Por eso -añado yo- se debe asumir con sentido de realidad. Luego de acumular 300 mil muertes violentas en los últimos veinte años ya va siendo el tiempo de reconocer la época que nos ha tocado en suerte. Vivimos tiempos de conflictos intensos, de una violencia aguda, aplicada por quienes deberían cuidar el bienestar de todos, pero que ahora se han convertido en nuestra peor pesadilla. La verdad es que somos víctimas de unos malhechores que se apropiaron indebidamente del estado, una circunstancia que por más de dos milenios ha sido la peor pesadilla de los filósofos políticos: la traición de Leviatán.

Venezuela es un país maltratado por los que han jurado resguardar leyes, garantías y derechos. El peor de los mundos imaginables. Los que llegaron al gobierno bajo las premisas democráticas, se quedaron con el poder y se voltearon contra el pueblo con crueldad inusitada. Sun Tzu lo sabía. La guerra, o si se quiere, el conflicto, deja pocos espacios para los valores asociados a la humanidad. Por eso no hay que bajar la guardia, ni pasar por tontos. No es cosa de recitar poesías ni de repetir sentencias morales. Es algo terrible. Es la guerra.

Un régimen totalitario tiene un sistema de valores dentro del cual entienden la palabra “ganancia”. Para ellos significa quedarse con el poder, no ser responsables de lo que ocurra a los ciudadanos mientras ellos saquean los recursos del país, practican la corrupción, violan derechos, y se confabulan para asolar globalmente los valores de la libertad y la democracia. Ellos creen que ganar es eso. ¿Y nosotros? ¿Qué entendemos por ganar o perder? Ellos creen que tienen el derecho de defender sus espacios “vitales” usando cualquier fórmula. Su forma de encarar el conflicto es total, ilimitado, sin barreras morales, sin escrúpulos. ¿Y nosotros? ¿Cómo encaramos este tipo de amenaza?

Por eso bien vale la pena recordar el grito de advertencia de Sun Tzu. La guerra, y esto es una guerra, siempre se trata de ganarlo todo, o perderlo todo. En nuestro caso se trata de sobrevivir, por eso precisamente, todo vale, porque a Venezuela la están “sadiqueando”. Los indicadores están a la vista. El país está siendo destruido, devastado, vaciado de gente, talento, riquezas y oportunidades. Y se está haciendo sistemáticamente, sin importar los costos. Ellos han venido afinando su voracidad a costa de la ruina de los ciudadanos. Sin comida, medicinas, bienes esenciales, servicios públicos devastados, y ahora, sin gasolina, gas, gasoil, o cualquiera de los derivados, porque la industria petrolera en sus manos está despedazándose. Lo importante es atender a la lógica subyacente: Bien o servicio que se vaya destruyendo va abriendo espacio a racionamiento y exclusión. Carnet de la patria para mantener agonizando a los leales, y total indiferencia con la suerte del resto. Por eso a ellos les va muy bien con la iniciativa de los que deciden irse. Y con los que van muriendo. Para ellos ganar es tener un territorio despoblado de ciudadanos, tierra yerma para que allí surja el “hombre nuevo del socialismo”, sordo a las quejas, ciego ante las fechorías y mudo ante la corrupción. Para ellos ganar es desterrar al ciudadano y quedarse con unos pocos en condición de servidumbre.

Sun Tzu lo tenía claro y por eso con esa frase comienza su libro. No hay sino dos alternativas, la sobrevivencia o la ruina. Los venezolanos lo sabemos. Pero ¿también lo sabrá el régimen que con tanta ligereza pronuncia amenazas y juega a los prolegómenos de la guerra? No hay guerra que pueda tomarse a la ligera. No es cuestión de armas, uniformes, paradas militares, arengas y marchas. Es algo más serio, más rudo, menos elegante. La advertencia va contra todos aquellos que, sin pensarlo demasiado bien, asumen que de cualquier forma y por cualquier manera, pueden iniciar una campaña de exterminio. Los muertos no siempre guardan ese silencio cómplice al que aspiran los tiranos.

Pero la misma advertencia debe hacerse también a los que se deslindan de la obligación de asumir la realidad tal cual es, y por lo tanto pretenden encerrar a la bestia totalitaria usando buenas maneras y argumentos racionales. El tipo de conflicto que vivimos no da para eso. Algunos insisten con terquedad fanática sobre transiciones con elecciones, o negociaciones en las que los resultados son un buen apretón de manos y la superación del conflicto. Nada de eso es posible si asumimos como cierto que el sistema de valores de la tiranía para nada se interesa en las mutuas expectativas asociadas a la convivencia de los que son los diversos. De hecho, las tiranías totalitarias, esta mixtura que se da dentro del socialismo del siglo XXI, donde hay de todo, no son políticas. Son la quinta esencia de lo contrario, son la antipolítica primordial, el uso de la fuerza, la declaración de que los demás estorban, la aniquilación rondando por las mentes de sus líderes, la “solución final” a flor de labios. En eso consiste la Venezuela “sadiqueada”.

Pero la teoría de los juegos hace una advertencia que unos y otros deberían comprender. No siempre querer es poder, porque la propia condición depende de lo que los otros intenten para defenderse de una amenaza, o para intentar la intimidación del otro que es visto como adversario. Amenazas e intimidaciones se cruzan de un flanco al otro, generando una diversidad de opciones que definirá los resultados. Me comentaba recientemente J.J. Rendón que estos resultados no solo tienen que ver con el que se equivoque menos, también va a ser definitorio quien ha concebido la mejor estrategia. Recordemos solamente un caso harto conocido. Israelitas y Filisteos estaban enfrentados en una guerra de asedio que ya duraba más de cuarenta días. Los enemigos de Israel tenían un arma secreta, un poderoso gigante que salía en las mañanas y al atardecer a retar a sus enemigos para que se decidiera la guerra en un combate cuerpo a cuerpo. Nadie se atrevía. Goliat, así se llamaba el gigante, no parecía tener contendor. Se sentía seguro. Un audaz joven se atrevió a aceptar el duelo. Un gigante, guerrero experimentado, debió sentirse seguro. Lo que se le enfrentaba no era motivo de preocupación. Llegado el momento -pensó- lo aplastaría y daría a su gente la victoria. Pero David, lanzó una piedra con su honda, se la clavó en la frente y lo mató. Luego le cortó la cabeza. Así terminó el desafío. Las moralejas son obvias. En este sentido, ya sabemos que no hay enemigo pequeño, ni conflicto que podamos calificar de trivial. La paz es siempre una aspiración trascendental, pero muy difícil de realizar sin pasar antes por la terrible prueba del enfrentamiento de unos contra otros. El conflicto es inevitable. A los venezolanos les cuesta comprender el camino y la trama.

La teoría de los juegos plantea que hay, por lo menos, dos tipos de conflictos. En el primero de ellos, lo que gana una parte lo pierde la otra. O gana Goliat, o gana David. No hay puntos medios. El que gana se lo lleva todo y reduce al adversario a la irrelevancia. A estos conflictos se les llama “de suma cero”. El segundo tipo de conflictos asume que entre los adversarios existe un interés común en llegar a soluciones que sean mutuamente ventajosas. Dicho en el lenguaje de la teoría de los juegos “la suma de las ganancias de cada uno de los participantes implicados en ellos no se hallan fijadas de tal modo que el más de uno signifique inexorablemente menos para el otro”. A estos se les llama “juegos de suma variable”. Claro está que uno no puede imaginar a Goliat y a David, o a Aqueos y Troyanos transándose en una negociación para limitar los daños y concediéndose mutuas ventajas. Cada juego tiene su propia dinámica, y eso es esencial comprenderlo, por lo menos para no errar el curso estratégico. No es que no haya juegos estratégicos donde sea concebible la existencia de un interés común en llegar a soluciones que sean mutuamente ventajosas. Pero eso dependerá de varios aspectos que se deben inventariar:

  1. De lo que cada uno entienda por “ganancia” dentro de su sistema de valores. Ya sabemos que, en nuestro caso particular, las concepciones de “ganancias” son mutuamente irreconciliables porque el régimen ha planteado un juego de suma cero, y a nosotros no nos queda otro remedio que plantearnos una estrategia de sobrevivencia que depende del total desplazamiento del régimen del poder.
  2. De la trayectoria del juego, o sea, de si en el transcurso vas ganando o vas perdiendo. Y si con el correr del tiempo se han cometido violaciones imperdonables a las reglas del juego, a la ley y a los derechos humanos. Si en el camino se hace imposible una negociación porque la conducta de una de las partes es moral o políticamente inaceptable. Podría ir ganando una de las partes, pero a un costo tan alto que todas sus ganancias se netean con los costos políticos o económicos. Incluso, de si piensas que vas ganando o que vas perdiendo, independientemente de la realidad, donde el cálculo es mucho más complejo.
  3. De la percepción que mutuamente tengan de que los objetivos propios tengan una relación de dependencia con las medidas o decisiones que tome el otro. O sea, si el adversario te considera un jugador, o simplemente cree que está jugando solo. En nuestro caso, el régimen cree que puede prescindir de cualquier adversario. Ellos se creen Goliat, y no se saben el cuento de David.
  4. De la capacidad de cada una de las partes para intimidar al contrincante. Para que una amenaza sea eficaz ha de ser verosímil, susceptible de ser creída, y que su credibilidad puede depender de los trabajos y riesgos que implicaría su cumplimiento por la parte amenazante. En la Venezuela sadiqueada el violador sistemático ha conseguido la forma de tener ventajas en esta instancia. No solo por la crueldad y el uso indiscriminado de la fuerza, también porque las sanciones tienen un desempeño más lento que la violencia que ellos aplican.
  5. De la firmeza e integridad del liderazgo que está a cargo de dirigir el conflicto.

Los trabajos antropológicos sobre el malandro venezolano dan cuenta de cómo opera el “sadiqueo” contra el país. Pero también echa el cuento sobre cómo termina. Lo asumen como una forma de vida. No es un rol temporal. No es un mandato. No tiene cotas institucionales. Es actitud expresada en conducta irreversible, violenta, sin asunción de responsabilidad, y expuesta permanentemente a riesgos extremos, de vida o muerte, de sobrevivencia o ruina. Venezuela está siendo sadiqueada por el arquetipo del malandro cuyo gran mérito fue haberse robado el estado para aplicar sus propias reglas, un presente continuo de malos manejos, donde no existe ningún otro pasado ni futuro que el que ellos inventan para darle piso a sus alucinadas hazañas grandilocuentes. Tal y como ellos dicen, “vivir viviendo” mientras administran el socialismo de muerte a todos sus adversarios.

@vjmc

La conspiración de los perniles, por Brian Fincheltub

images

 

Erase una vez tres barcos que venían de muy muy lejos cargados de millones y “millonas” de perniles. Viajaban hacía un reino donde su valor podría sobrepasar el oro y la gente era capaz de hacer todo por obtenerlos, incluso hasta vender su dignidad. Según los relatos de la corte durante meses estos barcos lograron sortear todo tipo de dificultades y conspiraciones: tormentas, huracanes, monstruos marinos, tsunamis y hasta lluvia de fuego. Penurias que iban siendo superadas una a una por la valentía y coraje de sus tripulantes.

Mientras mar adentro se libraba supuestamente una batalla digna de una epopeya griega, en tierra firme los pobladores del pequeño reino comenzaban a desesperarse. El rey había prometido un pernil para cada súbdito y eso lo había convertido en el más popular de los soberanos, ganaba todas las elecciones de la corte con 99% de los votos y comenzaba a generar la envidia en los dominios vecinos, cuyos reyes empezaron a considerar la cría de cochinos como el elixir del poder eterno.

Para calmar la impaciencia de la gente el rey lanzaba las sobras de sus banquetes a quienes se mostraban más inconformes con el retraso de su promesa. La multitud corría a pelearse por los huesos y había quienes elevaban en vítores al rey agradeciendo su generosidad: “su majestad, usted es bueno y generoso, usted no merece más que nuestra lealtad. Pero sus funcionarios lo están engañando” exclamaban entre lágrimas algunos súbditos.  A lo que el rey siempre respondía: “les cortaremos la cabeza”.

Pero ni las cabezas de los funcionarios señalados llegaban ni tampoco los perniles. El rey que se había quedado sin excusas envió pollos de plástico a la gente siguiendo la recomendación de un mago que le había asegurado que al primer canto del gallo se convertirían en pollos en brasa, pero eso tampoco pasó.

Lamentablemente no podemos relatarles el resto porque no lo conocemos, todo depende si los pobladores de este reino aceptan que esto sea una “conspiración” más o deciden darle otro final a esta historia. Esperemos.

 

@Brianfincheltub

Las 5 noticias más importantes de hoy #2Nov

MinisterioPublico1

 

MP iniciará hoy proceso de antejuicio de mérito contra quienes llamen a desconocer las instituciones

William Saab, afirmó hoy que iniciará el proceso  de antejuicio de mérito contra quienes instan a desconocer las instituciones. Detalló que este jueves se estará entregando el documento al TSJ para que sea procesado el primer señalado en incurrir en estos delitos, aunque no reveló algún nombre. El fiscal general explicó que el antejuicio de mérito se realiza de manera individualizada, no colectiva, por lo cual a partir de hoy se apuntaría el primer caso ante el TSJ. (Noticia Al día)
CNE admitió recurso de impugnación presentado por Andrés Velásquez

Andrés Velásquez, dirigente del partido La Causa R, informó este jueves que el Consejo Nacional Electoral (CNE) admitió el recurso de impugnación que realizó debido a las irregularidades en los comicios regionales en el estado Bolívar. “CNE admite recurso de impugnación que presenté por alteración de resultados en Bolívar”, expresó. El Nacional

Pdvsa enfrenta pago de 1.200 millones de dólares por vencimiento de deuda

PDVSA enfrenta el jueves un pago por unos 1.200 millones de dólares por el vencimiento de uno de sus títulos, el último compromiso más pesado del año que pone a prueba al gobierno socialista en medio de una severa crisis económica. PDVSA y el gobierno venezolano prefirieron en cambio retrasar la cancelación de los intereses de sus títulos desde inicios de octubre, aprovechando que cuentan con 30 días de gracia, pero la medida refleja lo cuesta arriba que se ha hecho para el país petrolero cubrir la seguidilla de compromisos. La Patilla

Gobernador de Trujillo anunció decreto “para proteger al pueblo de la guerra económica

El mandatario señaló que este decreto establece una serie de acciones excepcionales y transitorias necesarias para garantizar el orden económico en el estado, así como para impulsar las acciones orientadas a la prevención de los delitos socieconómicos. Entre los puntos que establece este decreto, cuya vigencia es de 90 días, figura la declaración como rubros prioritarios y sujetos a control y fiscalización permanente de la proteína animal en leche, huevos y queso. Asimismo establece la ocupación de manera temporal de los mataderos y centros de la entidad, con el fin de restablecer el abastecimiento y la comercialización de la proteína animal a precio justo, y además establecer mecanismos de articulación con el sector privado para asegurar que hasta 30% de esta proteína sea destinada al abastecimiento del pueblo trujillano. Contra Punto

Piden orden de arresto contra Puigdemont y cuatro de sus ex ministros

El fiscal le hizo el pedido a la magistrada investigadora Carmen Lamela, luego que el destituido líder catalán Carles Puigdemont se abstuvo de asistir a una audiencia para responder a cargos de rebelión, a raíz de la declaración de independencia hecha por el parlamento catalán el 27 de octubre. Poco antes, la jueza había interrogado a nueve ex ministros catalanes. La fiscalía ha pedido cárcel incondicional para ocho de ellos, y ha permitido que uno quede libre bajo fianza. El Impulso

¡Hagamos frente común! Por Orlando Viera-Blanco

AlmagroOEA_

 

“No se desenfoque mi excelentísimo embajador (Almagro). Elevar el tono a lo interno lo desnivela.”

 

Luis Almagro viene desempeñando un rol fundamental en esta difícil lucha por la restauración de la democracia y la defensa de los DDHH en Venezuela. Nadie cuestiona el alcance de la denuncia que ha lanzado al mundo el embajador desde la Secretaria General de la OEA. Pero de cara a la monstruosidad del leviatan que enfrenta-delitos de lesa humanidad, desmantelamiento republicano y radicalismo forajido-sugiero moderación y prudencia. Lo peor que nos puede pasar a los venezolanos en este momento es que su vocería-gallarda, sustentada y coherente- pierda pegada por verse politizada en disputas internas de la propia oposición. Su línea debe mantenerse obsesivamente normativa por ilustrativa y factual.  

 

La justicia universal, internacional o global debe enlazarse con la diplomacia tuteada o de proteger. La ruta que debe seguir la OEA y las NNUU es construir los puentes entre ambas competencias. La diplomacia de proteger es el continente y la justicia internacional es el contenido. Aunque autónomas, ambas se abrazan. Y la bisagra puede ser Ud. excelentísimo embajador, haciendo expediente, articulando despachos (Consejo Permanente de la OEA, Alto Comisionado de DDHH de las NNUU) con CPI en La Haya e incluso jurisdicciones de países suscriptores de tratados múltiples a saber: Declaración de Moscú de 1943, suscrita por el Reino Unido de Gran Bretaña, EEUU y la Unión Soviética sobre crímenes contra la Humanidad;  Estatuto del Tribunal de Nüremberg de 1945, suscrito por el Reino Unido; Resolución de 16 de Diciembre de 1946 de la Asamblea General de NNUU. aprobando los principios de los Estatutos y de la Sentencia de Nüremberg; Convenio de las NN.UU de 9 de Diciembre de 1948 contra el genocidio; Pacto de derechos civiles y Políticos de las NN.UU. de 16 de Diciembre de 1966; Resolución de la Asamblea General de NN.UU de Diciembre de 1973 sobre persecución de crímenes contra la Humanidad; Convención contra la tortura de NN.UU. de 10 de Diciembre de 1984; Declaración de la Asamblea General de NN.UU. sobre la desaparición forzada de personas de 1992; Convenio Europeo sobre Represión del Terrorismo de 27 de Enero de 1977 y recientemente el Estatuto de Roma, de 17 de julio de 1998, de la “Conferencia Diplomática de plenipotenciarios de las NN.UU sobre el establecimiento de una Corte Penal Internacional con sede en La Haya”. Caracterizado el regimen Venezolano, impulse Ud. la quijotesca tarea de hacer justicia, como lo intentó Baltazar Garzón con Pinochet, Israel con Adolf Eichmann (juicio de Jerusalén) o el citado juicio de Nüremberg que acusó a 611 criminales, entre los más destacados, Göring, Hess, Ribbentrop, Dönitz, Raeder, Schirach Wilhelm Keitel o Sauckelde la SS.), en un mundo de “pequeños principados y feudos soberanos, que de seguir así pondrá en riesgo la existencia de la propia humanidad (Dixit Joseph Ratzinger/ Benedicto XVI). 

 

Sabemos que los crímenes in comento tienen diferentes capítulos. Contra la paz, delitos de guerra y contra la humanidad (exterminio, genocidio, esclavitud, tortura, deportación, persecución por motivos políticos, encarcelamiento). Sabemos que el Estatuto de Roma diferencia y restringe los delitos de lesa humanidad de los delitos de DDHH.  Pero el mundo reconoce y sabe a plenitud que en Venezuela se han cometido de forma notoria, sistemática  y flagrante ambos crímenes, que merecen la intervención oportuna, impostergable, eficiente y contundente de la justicia universal y la diplomacia humanitaria. Sea Ud. desde su elevadísima competencia y autoridad, el cid campeador de la justicia global y la diplomacia de proteger, evitando diatribas sobre si la oposición ha pecado o no en ir a elecciones regionales. El problema de Venezuela es sumamente serio, doloroso y complejo, por inhumano, totalitario y criminoso, para desviar un segundo la mirada de los Tratados de marras con debates cortos. No se desenfoque mi excelentísimo embajador. Elevar el tono a lo interno lo desnivela.

 

Falta “hermanar” la justicia universal con la diplomacia de tutela universal. Europa; Francia, Alemania, España, Italia, Reino Unido, reforzaron su posición sobre el deber de prevenir, proteger y restituir los derechos del hombre y las democracias, inspirado en el Capítulo 7 de la Carta de NNUU. Haga Ud. lo propio en América. Canadá es su gran aliado. EEUU su base. Latinoamérica su desafío. Cuidado con cabalgar sobre votar o no en Venezuela. Ello: i.- Toca teclas sensibles al venezolano que le gusta votar; ii.- Pone al gobierno en posición victoriosa por astuto-sic-lo cual es inmoral y iii.- Contribuye a la polarización local y externa. Impactos nada buenos para los fines de entrambos (incluso su interés político en Uruguay). 

 

Al salir de prisión, asesinado el líder sudafricano Chris Hani del CNA, Mandela expresó: “ha llegado el momento que todos los sudafricanos hagan frente común contra quienes desde cualquier bando, pretenden destruir aquello por lo que Hani ha entregado su vida: la libertad de todos nosotros...” Pues nada. Construya Ud. Almagro, ese frente común a lo interno y a lo externo !que nos reunifique y nos haga libres!  Dios y la patria os premiarán…

 

@ovierablanco

Bombarderos estadounidenses volaron cerca de Corea del Norte

cazaslibia_141115

En una exhibición de fuerza, bombarderos de Estados Unidos volaron en espacio aéreo internacional sobre las aguas al este de Corea del Norte. El Pentágono dijo que fue lo más al norte de la zona desmilitarizada a lo que cualquier avión de Estados Unidos ha llegado en el siglo 21.

“Hoy por la mañana, bombarderos B-1B de la Fuerza Aérea de Estados Unidos desde Guam, junto con una escolta de cazas F-15C Eagle de la Fuerza Aérea de Estados Unidos desde Okinawa, Japón, volaron en espacio aéreo internacional sobre las aguas al este de Corea del Norte”.

“Esta misión es una demostración de la resolución de Estados Unidos y un claro mensaje de que el presidente de Estados Unidos tiene muchas opciones militares para vencer cualquier amenaza. El programa de armas de Corea del Norte es una seria amenaza para la región Asia-Pacífico y toda la comunidad internacional. Estamos preparados para utilizar todas nuestras capacidades militares para defender el territorio estadounidense y a nuestros aliados”, dijo en un comunicado la portavoz jefe del Pentágono, Dana White.