Francia archivos - Runrun

Francia

Alemania, Francia, España y México exigen se investigue la muerte de Acosta Arévalo

Tras la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, Alemania, Francia, España y México urgieron al gobierno de Nicolás Maduro esclarecer cuanto antes el caso del funcionario de la Armada; quien falleció a causa de torturas que recibió mientras estuvo detenido en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

El gobierno de Alemania calificó el hecho como un obstáculo adicional a un acercamiento entre las partes.

“Condenamos la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo el 29 de junio, hace dos días”, dijo en una rueda de prensa ordinaria la portavoz alemana de Exteriores, Maria Adebahr, quien llamó a todas las partes a “renunciar a cualquier escalada en esta tensa situación”.

La funcionaria alemana manifestó su comprensión a que se hayan suspendido las conversaciones entre las fuerzas políticas de Venezuela, pues el asesinato de Acosta Arévalo quien se supone estaba bajo custodia del Estado afecta las intensiones de diálogo.

Por su parte, la portavoz del Ministerio francés de Exteriores señaló, en declaraciones a la prensa, que «garantizar la integridad física de los detenidos es responsabilidad de cualquier Estado” y reclamó “una investigación independiente” para aclarar las circunstancias del hecho, reseñó EFE.

España también se sumó a las expresiones de rechazo por la muerte del funcionario. El ministro de Exteriores, Josep Borrell, pidió se respete el debido proceso y los derechos fundamentales de las personas que están privadas de libertad.

El gobierno mexicano también lamentó la muerte del funcionario. A través de un comunicado difundido por la Secretaria de Relaciones Exteriores el país azteca expresó su solidaridad a los familiares del funcionario de la Armada.

Entrevista | Lorent Saleh: Confío en mis hermanos de la generación de 2007
Lorent Saleh y Rosmit Mantilla se reencontraron en París para denunciar violaciones a los DDHH 
Los activistas de Derechos Humanos confían en la presidencia encargada de Juan Guaidó para traer el cambio en Venezuela

CUANDO ROSMIT MANTILLA SALIÓ DEL SEBIN, en noviembre de 2016, Lorent Saleh se preguntó “¿por qué yo no?”. Casi tres años después están los dos juntos en París, compartiendo la misma pantalla en una llamada por Skype, para una entrevista con Runrunes.

Los dos sentados uno al lado del otro y vestidos de camisa con colores oscuros, dan cuenta del cansancio por el ajetreo de la semana que los hizo reunirse con diferentes personalidades del mundo político de Francia, exponer la crisis venezolana ante el Senado, encontrarse con activistas de Amnistía Internacional y con parte de la diáspora venezolana.

Su propósito es denunciar las violaciones a los Derechos Humanos de las que fueron víctimas mientras estuvieron detenidos en el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en Caracas y de lo que otros de sus compañeros sufren.

Rosmit Mantilla, diputado de Voluntad Popular, estuvo preso desde el año 2014 hasta 2016, acusado por el Gobierno de Nicolás Maduro de financiar las protestas estudiantiles. Lorent Saleh  también estuvo preso desde 2014 hasta 2018, acusado igualmente por el régimen de Maduro, de recibir entrenamiento paramilitar y planificar atentados en Venezuela desde Colombia. 

Lorent Saleh destaca, con su voz calmada, que no es lo mismo hablar de cifras que contar de primera mano todo lo que sufren. Mantilla agrega que tratan de convencer que “estamos en una dictadura a través de la narrativa de la tortura como política de Estado. Explicamos desde nuestra vivencia, la práctica de tortura, cómo ocurre, de que no son hechos aislados, de que es política de Estado”, agrega Mantilla.

Insistieron ante los políticos franceses que la crisis venezolana no es algo de “derecha o izquierda”, que es un tema de emergencia humanitaria. Al mismo tiempo le dan su voto de confianza a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela y confían en el trabajo de la dirigencia opositora, especialmente de la llamada generación 2007.

– ¿Cómo fue el reencuentro entre ustedes dos?

Lorent: La última vez que nos vimos yo estaba encerrado en la celda, Rosmit estaba castigado. Cuando sales de prisión o despides a alguien los sentimientos que se cruzan en ese instante son muy fuertes. Está la gente que se queda ahí, y del otro lado de la reja es la alegría de que tu amigo va a poder estar con su familia, pero también está el “por qué yo no”. Después decir qué miserable soy, porque es cuestionar y por qué yo no. Es duro y ahí no importa si es preso político o común, ahí hay humanos que sufren.

Encontrarnos a miles de kilómetros y ver que a pesar de lo que nos hicieron no nos quebraron y que seguimos adelante, es bonito.

Rosmit: Hay un tema asertivo muy importante, en mi caso por supuesto defiendo a todos los presos políticos, pero hay afectos. Ahora después de ver a Daniel (Ceballos) y a Lorent puedo decir que me siento en libertad.

– ¿Seguirán trabajando juntos o cada uno tiene agendas distintas?

Rosmit: Las dos cosas. Habrá compromisos por individual, yo soy activista LGBT, cada uno desde su terreno. Ahora me doy la mano con Lorent para trabajar en algunas cosas, por ejemplo, una de nuestras peticiones al Senado es que Francia impulse ante la Corte Penal Internacional (CPI) la investigación preliminar en contra del gobierno de Nicolás Maduro. Francia tiene competencia para juzgar a Nicolás Maduro por tortura. Eso vamos a comenzar a trabajarlo desde ya.

– Quería aclarar ese punto sobre Francia y que juzgue crímenes de lesa humanidad fuera de su territorio ¿Cómo se aplicaría en el caso de Venezuela?

Rosmit: Francia solo tiene jurisdicción para procesar delitos de tortura. Mi caso es como una punta de lanza porque yo soy protegido de esta República. Hay que seguir investigando con los abogados para poder plantear estos casos.

Lorent: Hay tres puntos importantes con Francia. El primero es que nos ayuden a impulsar la investigación ante la CPI. Estamos pidiendo ir un poco más allá y que nos ayuden a hacer presión. Lo otro es ejercer la justicia universal, quizás puedan juzgar crímenes de torturas, como el caso del diputado Rosmit. Además queremos el apoyo de la Asamblea de Francia para la Asamblea Nacional de Venezuela que está en grave peligro.  

– ¿Creen que la diáspora venezolana debe participar más en la política de esos países donde están para poder ayudar a Venezuela?

Lorent: La diáspora ha sido clave en mover la conciencia internacional. Hay que reconocer y reivindicar el trabajo de la diáspora, porque ha habido venezolanos en todo el mundo denunciando lo que pasa, incluso desde que llegó Chávez. Lo que debemos lograr es sacar el tema de Venezuela del marco de derecha o izquierda, porque la situación no es tan simple, es un asunto de emergencia humanitaria.

Estamos frente a una corporación criminal que ha secuestrado los poderes del Estado venezolano para desde ahí promover toda su accionar ilícito. Porque no estamos peleando solo contra Maduro y contra Diosdado, estamos peleando contra Rusia, Irán, Turquía, Cuba, Corea, el ELN, Hezbolá, el narcotráfico. Es bien complejo.

Rosmit: Tuvimos una sorpresa grata en el Senado y es que los senadores de mayoría republicana, que pensaba que no era de su interés, estaban al tanto en detalle de lo que ocurre en Venezuela. Eso habla del cambio de mirada de la comunidad internacional hacia Venezuela. Ha habido un cambio de conciencia que lo trajo la diáspora. Es un trabajo magnífico en torno a esto.

– Cuando hablan con los políticos sobre el tema de Venezuela, incluyendo el narcotráfico, ¿Cuál ha sido la respuesta?

Lorent: Hay cosas que cuesta entender desde un sistema democrático y de Estado de derecho, pero hay una preocupación real. Ciertamente queda mucho trabajo por hacer de investigación y análisis. Esa es otra parte del trabajo que no es visible y que ocupa la gran parte del tiempo. Es documentar, investigar, analizar, estructurar, darle seriedad a cada denuncia. Eso es un trabajo fuerte, que hacen muchas personas que están allí junto a nosotros trabajando.

Lorent, ¿Tiene aspiración para ejercer un cargo político?

No, estoy enamorado de los derechos humanos. De repente lo que para un dirigente político significa ganar un espacio en la Asamblea Nacional, es para mi lo que significa llegar a la ONU y sentarme con Bachelet. Ambas importantes para el juego democrático. Me siento muy feliz defendiendo los Derechos Humanos. Creo que es donde mejor puedo aportar. Confío en el trabajo que está haciendo buena parte de la dirigencia política venezolana. Hay dirigentes buenos, nobles, comprometidos con la democracia. La generación 2007 ha estado ahí. Confío en mis hermanos, lo que pueda hacer por ellos, voy a estar y lo que yo pueda hacer en materia de Derechos Humanos, los voy a llamar para que me ayuden también.

– Aparte de la representante diplomática en Francia, ¿Se han reunido con otros representantes diplomáticos de Juan Guaidó? ¿Cuál es su situación?

Lorent: Sí, en mi caso por el trabajo que me ha tocado hacer y por un compromiso con el gobierno de transición de Juan Guaidó. La situación es difícil porque por un lado tienen que enfrentarse al poderío diplomático de Rusia, China y Cuba. Sumar los representantes de Maduro y escuchar las necesidades de cada uno de los venezolanos que llegan a esos países.

Los embajadores quieren hacer más pero todavía no se dan las condiciones. Es duro el trabajo que hacen. Creo que Isadora (Zubillaga, representante diplomática en Francia) es un hermoso ejemplo de lo que es un trabajo exterior de altura y seriedad.

Rosmit: Quiero agregar que el trabajo de Isadora simplemente es una gran muestra de quienes conforman el equipo de Gobierno del presidente Guaidó. Un gobierno profundamente democrático, que evalúa todas las alternativas democráticas que ofrece el sistema de justicia internacional para lograr el cese de la usurpación.

– Pero ¿Cómo evalúan la dualidad de estos Gobiernos que reconocen a los representantes diplomáticos de Guaidó pero que al mismo tiempo se reúnen con los diplomáticos de Maduro?

Lorent: Una cosa es la política exterior y otra la política nacional. No se puede pretender llevar la política exterior como una campaña para la gobernación de Yaracuy. Es más delicado y hay que ser comprensivo con cada gobierno y ser inteligente para poder avanzar. Los representantes de Maduro podrán estar ahí en un edificio con una bandera, pero la legitimidad la perdieron hace rato. Cada vez son más execrados de la vida política de estos países.

– Visitaste México, ¿con quién te reuniste allí? ¿Con la oposición a Andrés Manuel López Obrador o también con sus partidarios?

Lorent: La primera mitad de la semana tuvimos conversaciones bien profundas con representantes del Gobierno de México. La segunda mitad de la semana se subió el tono con la ayuda de las fuerzas políticas democráticas en México. Por eso fue que me tocó hablar en el senado. Fue bonito porque la oposición estuvo ahí presente y aunque tienen diferencias entre sí, están todos unidos en torno a la causa democrática venezolana.

Incluso seguidores de AMLO se pronunciaron a favor de la democracia venezolana. Yo me sentí más o menos, salvando algunos elementos en el contexto. Pero ir ahora a México fue como cuando me tocó ir a Colombia en el 2014 y me secuestraron. Es arena movediza y trabajar en esas condiciones es un riesgo muy elevado, pero bueno hay que asumirlo.

– Consideras que la posición de AMLO es a favor de Nicolás Maduro…

Lorent: Por lo menos no es a favor de la democracia. Todavía no. Lo que no quiere decir que dejemos de hacer el trabajo.

– ¿Cómo ven las posibles negociaciones en Noruega?

Rosmit: Claro que vamos desconfiados porque tenemos precedentes de lo que hace el ex presidente Maduro en estos escenarios. Pero tenemos que asistir a toda convocatoria que pudiese abrir el paso a una transición democrática en el contexto que plantea nuestro presidente Guaidó, cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

La aproximación que se lleva en Oslo no frena la agenda del presidente Guaidó. Vamos a atender cualquier llamado de cualquier nación democrática que quiera ayudarnos a solucionar el problema de Venezuela. El gobierno del presidente Guaidó no tiene complejos para recibir ayuda. Mientras que sea para negociar la salida pronta de Maduro pues estoy seguro que nuestro presidente tendrá ahí a los mejores para exponer nuestras condiciones. Solo si se da este tipo de reuniones, para contextualizar, para ponerle fecha, día y hora a la salida de Maduro.

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 17.01.2019: ALTO: Aprovechadores de oficio

ALTO

EL FRANCO-GALLEGO: 

Muchas historias venimos escuchando y leyendo en estos 20 años en referencia a los aprovechadores de oficio, a los llamados “chuletas”, que han usufructuado las miele$ del poder de Chávez y Maduro. Quienes descubrieron el enorme ego del caudillo cuando Venezuela vendía su petróleo a 100 dólares el barril fueron los mas aprovechados. Cultivar, consentir, lisonjear e incrementar la vanidad, la impertinencia, la petulancia del comandante eterno les dio sus frutos. Desde los españoles del grupo de Pablo Iglesias y Podemos hasta los franceses del grupo ATTAC con José Bové a la cabeza de ese grupo contra la globalización. Ni que decir de la pléyade de Hollywood, izquierdistas de fachada pero capitalistas hasta los tuétanos, que comenzaron, desde el primer año de Chávez con Ed Asner, presidente entonces del Sindicato de Actores (SAG), en visitas a Miraflores que continuaron hasta su muerte con otros mas aprovechadores como Danny Glover y Sean Penn cuyos viajes pasaron de dos decenas. Kevin Spacey (el de la serie House of Cards) , Naomi Campbell (contratada para aquel encuentro en Caraballeda aquí descrito por mi), Benicio del Toro, Oliver Stone que logró millonario financiamiento para su largometraje “Al Sur de la Frontera” lavándole la cara a Chávez como $u “gran amigo”. De esa “contratación” quedó enchufado, pero en Hollywood, aquel personajillo extraño que fue embajador en Brasil (tiempos de Odebrecht y Lula) y en Estados Unidos, Maximiliem Arvelaíz. El mismo que Maduro no recibió siendo canciller cuando lo hizo esperar dos días trayendo la carta de Dilma ofreciendo el hospital Sirio Libanés de Sao Paulo para tratar el cáncer terminal que sufría Chávez.  Hoy es un magnate de Hollywood que firma Max Arbelaíz y es productor de filmes como Snowden, Going Places, Tombstone-Rashomon y “Las Entrevistas de Oliver Stone a Vladimir Putin”. Un alumno aventajado y con mucho dinero para invertir en el cine estadounidense.

 

 

Otro beneficiado de los dólares petroleros venezolanos -desde comienzos de Chávez- fue el candidato de la extrema izquierda francesa Jean-Luc Mélenchon quien habría recibido apoyo en dinero en efectivo llevado a Paris -via nuestra embajada- y también en sus varios viajes de “turismo” a Venezuela donde ha recorrido en diversas oportunidades desde Canaima hasta Coro, desde Los Roques a La Orchila, desde los médanos de Coro hasta el Pico Bolívar y su teleférico. Caracas y Miraflores visitadas en muchas oportunidades. Historia digna para el satírico semanario francés Le Canard enchaîné.

Siempre la embajada francesa estuvo muy pendiente del eterno candidato en sus visitas caraqueñas, especialmente aquel embajador izquierdoso cautivado por la élite criolla con nexos en Paris. Ha sido visto aplaudiendo a Hugo y también a Nicolás en diversos actos robolucionarios. En vuelos directos a Paris desde Maiquetía con su maletín “envejecido”. Todo esto lo expongo para llegar a un nefasto personaje que cautivó a Chávez y le sacó muy buen provecho. Ignacio Ramonet Miguez quien nacido en Pontevedra, Galicia, ha vivido buena parte de su vida en París. Fue quien ayudó a lanzar ATAC desde su puesto en Le Monde Diplomatique. La relación con Temir Porras, el afrancesado ex viceministro de Exteriores y anfitrión de las estrellas políticas y del cine dado su conocimiento de varios idiomas, acercó, junto a uno de los primeros embajadores de Chávez en Francia, a este gallego que luego salió en 2008 de Le Monde y le vendió a Chávez la idea de sacar una versión en español que circuló ampliamente bajo los gobiernos de los Kirchner en Argentina y muy poco en otros países como Venezuela. Bien fondeado por Euros y Dólares venezolanos. Ramonet cautivó a Chávez quien lo invitaba con frecuencia y le financió ese proyecto. Su relación y confianza con Piedad Córdoba lo animó e impulsó a buscar negocios con el régimen criollo. Dicen que desde ediciones de libros hasta entrevistas a Fidel Castro plasmadas junto a las que le hizo a Chávez en otras ediciones. ¿Cajas CLAP o alimentos importados?. Varios mas. Un funcionario rojo me lo aseguró hace dos años. Oportunamente reapareció a principios de este mes haciendo una complaciente y preparada entrevista a Maduro. Acostumbrado como siempre a sacarle una buena tajada a Venezuela no se fue a Europa con las manos vacías. Dicen que solicitó y consiguió un contrato para que una empresa portuguesa, operadora marítima, propiedad de un amigo suyo, que sacará oro del Arco Minero hacia las islas del Caribe. Las malas lenguas dicen que ese mineral no queda registrado ni en Bolívar ni en Vargas. ¿Saldrá sin ningún control? Es lo que hay, me dice mi fuente rojita. “Est-ce que l’amour et l’intérêt sont allés sur le terrain un jour?”…

 

Al menos dos muertos y decenas de heridos por explosión en París

AL MENOS DOS BOMBEROS HAN MUERTO y decenas de personas han resultado heridas de diferente gravedad por la fuerte explosión hoy en una panadería en el centro de París, informó la prefectura de Policía, que corrigió así las cifras ofrecidas momentos antes por el ministro del Interior, Christophe Castaner.

Además de los dos bomberos muertos, diez personas se hallan “en urgencia absoluta” y otras 37 han resultado heridas leves.

Embajador de Francia no asistirá a la toma de posesión de Maduro

ROMAIN NADAL, EMBAJADOR DE FRANCIA en Venezuela, informó que no asistirá a la toma de posesión del presidente Nicolás Maduro, pautada para el 10 de enero.

El diplomático francés ofreció esas declaraciones a los medios antes de ingresar al hemiciclo de sesiones del Palacio Federal Legislativo para presenciar la instalación de la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional (AN).

Nadal aseguró que dicha decisión se trata “una posición conjunta de la Unión Europea (UE)”.

 

 

“El Chacal” está convencido que volverá Venezuela a tomar el poder

 

El terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez, Carlos “el chacal”, está convencido de que pese a las tres condenas a cadena perpetua que cumple en Francia “volverá a Venezuela a tomar el poder”, según la periodista francesa Sophie Bonnet, que durante cuatro años le ha visitado en la cárcel.

“No cree que va a terminar su vida en prisión” porque confía en que su suerte va a cambiar, explica en una entrevista a Efe Bonnet, que acaba de publicar un libro sobre sus conversaciones con este hombre de 68 años que se considera un revolucionario profesional.

La periodista insiste en que, en contra de lo que pudieran dar a entender esas esperanzas inverosímiles, “no esta loco”. Y para justificarlo recuerda que cuando la expolítica colombiana Ingrid Betancourt fue secuestrada por la guerrilla de las FARC (de 2002 a 2008) se planteó su intercambio por “Carlos”.

En el libro “Salutations révolutionnaires” (Saludos revolucionarios), Bonnet explica que “el Chacal” le anunció que en cuanto vuelva a su país “eliminará a más de 1.000 personas en unos días con el apoyo del pueblo”, que ya tiene una lista preparada y que las cosas “volverán a ponerse en su sitio”.

Ramírez Sánchez también le confesó su implicación en los atentados que organizó cuando en los años 70 y 80 era el símbolo del terrorismo internacional y el rastro que dejó: “83 personas asesinadas con sus propias manos y más de 2.000 con sus tropas”.

Una confesión a la que siempre se había resistido ante los tribunales que le han juzgado. Para Bonnet, se la hizo a ella “porque estaba seguro” de que no saldría de las paredes del locutorio de la cárcel de Poissy, en la región de París, en la que está internado.

El venezolano esperaba que le escribiera una hagiografía aunque sabía quién era ella y lo que hacía -llevaba una libreta para anotar sus conversaciones- porque “desde el principio” sentía que la tenía dominada.

Por eso ahora no descarta que “Carlos” intente llevarla a los tribunales por esta crónica de las entrevistas mantenidas, una vez al mes, entre mayo de 2014 y este último verano y para la que se está negociando su edición en español. También ha hecho un documental para televisión que se ha emitido en Francia esta semana.

La periodista afirma que Ramírez Sánchez “no se cuestiona nunca” su historia sangrienta ni quiere entrar en las zonas de sombra, como el dinero que se quedó del rescate por el secuestro de los ministros de la OPEP en Viena en diciembre de 1975.

En cuanto a quienes sufrieron sus atentados aunque fuera por estar en el lugar y momento equivocados, “sólo tiene desprecio por ellos, dice que son víctimas colaterales”, que él participaba en “una guerra” y que únicamente el 10 % eran inocentes.

Esa actitud queda ilustrada en el libro, entre otras cosas con una conversación que un día escuchó entre “Carlos” y un funcionario de prisiones que le preguntaba si haría lo mismo si aquellos a los que mató volvieran a vivir.

“Se me ha pasado la edad. Ahora voy a volver a Venezuela y limpiar el país. Hay que eliminar la escoria”, le respondió.

El terrorista venezolano fue capturado en Sudán en agosto de 1994 en una operación de los servicios secretos de Francia, donde se encuentra encarcelado desde entonces.

Allí ha recibido tres penas de cadena perpetua: una por asesinar en París a dos agentes secretos franceses y un confidente, en 1975; otra por cuatro atentados en Francia, en 1982 y 1983, en los que murieron once personas y unas 200 resultaron heridas; y la última por un atentado en una galería comercial de París en 1974 en la que hubo dos muertos y una treintena de heridos.

Bonnet pone el acento en que Ramírez Sánchez “es un gran seductor” que ante todo “quiere que lo admiren”. Él mismo afirma que tiene escritas sus memorias, bien guardadas, que sólo se publicarán cuando muera y que le darán todavía más fama, así como mucho dinero a sus hijos.

Duque pedirá al Papa, Macron y a la UE agilizar ayuda por éxodo venezolano

EL PRESIDENTE DE COLOMBIA, Iván Duque, pedirá a su homólogo francés, Emmanuel Macron, el papa Francisco y las autoridades de la Unión Europea (UE) que se agilicen los mecanismos de ayuda ante la crisis migratoria ocasionada por la situación venezolana.

Duque hará una visita a Europa la próxima semana en la que tiene previsto reunirse con Francisco el 22 de octubre, el 24 de octubre visitará la sede de la Unión Europea (UE) en Bruselas y se encontrará con Macron en una fecha que todavía no se ha hecho pública.

Durante su visita al municipio de Uribia, en el caribeño departamento de La Guajira, Duque aseveró que aprovechará las próximas visitas a Europa “con el santo padre, la Unión Europea y después en el evento que convoca el presidente Macron para que esa solidaridad se haga cada vez más presente”.

El gobernante explicó que tuvo ocasión de dialogar esta semana con los expresidentes Julio María Sanguinetti (Uruguay), Leonel Fernández (República Dominicana), Ricardo Lagos (Chile), Belisario Betancur y César Gaviria (Colombia), así como el exjefe del Gobierno español Felipe González, que estuvieron en Bogotá para participar en una reunión del Círculo de Montevideo.

A ellos, les habló “de la importancia que tiene el ejemplo de Colombia frente al mundo, de acoger con fraternidad a los hermanos venezolanos y también a los hermanos colombianos que hoy han regresado huyendo de la dictadura, buscando oportunidades con sus hijos y con sus nietos”.

Por eso, quiso dejar “absolutamente claro” que el ejemplo que quiere que siga Colombia es el de “no cerrar las fronteras”.

Según las estimaciones de la ONU, cerca de 2,3 millones de venezolanos han abandonado su país ante la crisis que vive, de los cuales casi un millón se han asentado en Colombia.

El Gobierno colombiano estima que el número de venezolanos que lleguen al país puede llegar a ser de cuatro millones en el escenario más pesimista de un agravamiento de la crisis.

Cancillería de Francia convoca al embajador venezolano por el caso Albán

La cancillería francesa convocó este jueves al embajador de Venezuela tras la muerte el lunes en una cárcel en Caracas del concejal opositor Fernando Albán.

El gobierno francés le expresó al embajador su voluntad de que “se aclare esta muerte mediante una investigación imparcial e independiente”, explicó el comunicado de la cancillería.

“Francia desea que se aclare esa muerte mediante una investigación imparcial e independiente y recuerda que la responsabilidad de todo Estado es la de asegurar la integridad física y la salud de sus detenidos”, dijo en un comunicado el ministerio de Exteriores de Francia.