Associated Press, autor en Runrun

Associated Press

Sobrino de Cilia Flores apeló su condena ante la Corte Suprema de EEUU
Francisco Flores y su primo, Efraín Campo, fueron declarados culpables en 2016 en un caso muy acusado que arrojó una dura mirada a las acusaciones estadounidenses de tráfico de drogas en los niveles más altos de la administración socialista del presidente Nicolás Maduro

Un sobrino de Cilia Flores, esposa de Nicolás Maduro, apeló a la Corte Suprema de Estados Unidos una sentencia de 18 años por conspirar para contrabandear 800 kilogramos de cocaína a Estados Unidos.

Francisco Flores y su primo, Efraín Campo, fueron declarados culpables en 2016 en un caso muy polémico que arrojó una dura mirada a las acusaciones estadounidenses de tráfico de drogas en los niveles más altos de la administración del presidente Nicolás Maduro. En marzo, los fiscales acusaron al propio Maduro de liderar una supuesta conspiración “narcoterrorista” que inundó los Estados Unidos con 250 toneladas métricas de cocaína al año.

En una petición publicada el 25 de agosto en el expediente de la Corte Suprema, los abogados de Flores argumentaron que el jurado fue engañado cuando un juez federal de Manhattan les dijo que los hombres deberían haber sabido que la cocaína estaba destinada a los EE.UU. 

Según la petición, en ningún momento se puede escuchar a los dos hombres en grabaciones telefónicas, ni siquiera preguntando sobre el destino final del envío con destino a Honduras que estaban negociando con informantes, que trabajan bajo la supervisión de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos. Cuando los informantes insertaron en 13 instancias registradas referencias generales al narcotráfico en Estados Unidos, los hombres guardaron silencio o reaccionaron con respuestas vagas e inaudibles, según la petición.

“La única evidencia citada con respecto a la supuesta evasión deliberada del conocimiento de Flores fue que él y Campo permanecieron efectivamente en silencio, es decir, no buscaron confirmación o aclaración, cuando los informantes de la DEA dejaron caer sus diversas insinuaciones indirectas”, reza la petición, que fue preparada por abogados con sede en Nueva York de la firma Sidley.

Campo y Flores fueron arrestados en Haití en una operación de la DEA en 2015 e inmediatamente trasladados a Nueva York para enfrentar un juicio. Fueron atraídos a la isla caribeña con la promesa de un anticipo de $ 11 millones de un traficante en silla de ruedas que conocieron en Honduras llamado “El Sentado”, el que estaba sentado, quien sin saberlo era un informante de la DEA.

Siguió una reunión en Caracas, en la que se presentó una muestra del narcótico. Pero no se les incautó ninguna droga cuando fueron arrestados en un restaurante cerca del aeropuerto de Puerto Príncipe, poco después de llegar en un jet privado desde Caracas.

Los abogados de Campo y Flores argumentaron en su juicio de dos semanas que ninguna droga se intercambió de manos y que los hombres nunca tuvieron la intención de entregar ninguna. El testigo estrella de los fiscales, José Santos-Peña, era un informante de la DEA que luego se descubrió que había mentido a sus manejadores.

No está claro quién paga los honorarios legales de Flores. Michael Levy, abogado de Austin, se negó a comentar. Pero en el juicio del tribunal inferior, Wilmer Ruperti, un magnate naviero venezolano cercano al gobierno de Maduro, revocó su proyecto de ley.

Flores, a quien Maduro llama el “Primer Combatiente”, es uno de los miembros más poderosos del gobierno revolucionario de Venezuela y una presencia constante junto a su esposo cada vez que aparece en público. Los dos casi no han mencionado la condena de sus seres queridos en EE. UU.

Donald Trump fue confirmado como candidato republicano
El mandatario reiteró sus críticas al voto por correo, impulsado por los demócratas para evitar aglomeraciones y contagios de coronavirus
Mike Pence también fue confirmado como candidato del Partido Republicano a la vicepresidencia del país

 

 

Este lunes, el Partido Republicano abrió su convención con la nominación formal del presidente estadounidense Donald Trump como su candidato para las elecciones de noviembre. Mike Pence también fue confirmado como candidato del Partido Republicano a la vicepresidencia del país. 

Sin sorpresa, los cerca de 330 delegados del partido reunidos en Charlotte, Carolina del Norte, designaron al mandatario como su candidato.

Los delegados presentes comenzaron a votar por orden alfabético, comenzando con Alabama y hacia las hacia las 4:10 p.m. Trump había superado los 1.276 votos necesarios para convertirse en el candidato republicano, sin ningún voto en contra.    

“Esta es la elección más importante en la historia de nuestro país”, dijo Trump en una aparición no programada después de que la nominación fuera oficial. 

“Nuestro país puede ir en una dirección horrible o en una dirección aún mayor”, dijo.

Donald Trump ha tratado de minimizar el número de víctimas de la pandemia, pero su impacto fue evidente cuando comenzaron los procedimientos en Charlotte. En lugar de las miles de personas que se esperaba que se reunieran en esta ciudad para una extravagancia de una semana, solo 336 delegados participaron en una votación nominal desde un salón de baile del Centro de Convenciones de Charlotte.

Trump dijo que había hecho el viaje en contraste con su rival demócrata, Joe Biden, quien nunca viajó a Wisconsin, el estado donde se suponía que se llevaría a cabo la convención demócrata.

Incluso cuando aceptó la nominación, Trump estaba planteando preguntas sobre la integridad de la elección, nuevamente cuestionando la votación por correo, que según los expertos ha demostrado ser notablemente segura.

“La única forma en que pueden quitarnos esta elección es si se trata de una elección amañada”, dijo el mandatario estadounidense.

Trump no deja de atacar

Trump también criticó al gobernador demócrata del estado por “estar en un estado de ánimo de cierre total”, insistiendo en que las restricciones que el estado tiene para tratar de prevenir la propagación del virus, que ha matado a más de 175.000 personas en el país e infectado a millones, estaban motivadas por la política.

La convención republicana es un momento crucial para Trump, quien está a la zaga en las encuestas estatales nacionales y en el campo de batalla y está bajo una intensa presión para cambiar la carrera. Solo el 23% piensa que el país va en la dirección correcta, mientras que el 75% piensa que va por el camino equivocado, según una nueva encuesta de The Associated Press.

Muchos de los adornos habituales de una convención estuvieron presentes hoy, incluidos carteles que designan a cada estado y bolsas de regalo con un cotillón republicano. Pero las sillas en el piso del salón de baile estaban dispuestas con mucho espacio entre ellas y los organizadores de la convención les dijeron a los participantes que usaran máscaras, aunque el cumplimiento de la regla fue desigual.

“Obviamente estamos decepcionados de no haber podido llevar a cabo este evento de la misma manera que habíamos planeado originalmente”, dijo la presidenta del Partido Republicano, Ronna McDaniel, mientras comenzaba el procedimiento y agradecía a Charlotte por permitir que la convención avanzara de esa forma.

El hecho de que se celebrara una reunión en persona marcó un fuerte contraste con los demócratas. La semana pasada, los demócratas crearon un pase de lista bien recibido a través de montaje de video con diversos funcionarios y otros de los estados de todo el país. Los republicanos, abrumadoramente blancos, hablaron desde el salón de baile.

Después del nombramiento de Trump, gran parte de la acción se está trasladando a Washington, donde los republicanos pasarán la semana tratando de convencer al pueblo estadounidense de que el presidente merece un segundo mandato.

Los asistentes quieren que la convención reformule la historia de la presidencia de Trump y presente la elección como una elección entre su visión del futuro de Estados Unidos y la presentada por Biden.

McDaniel trabajó para resaltar ese contraste, acusando a Biden de abrazar una agenda de izquierda radical y rechazando los esfuerzos de los demócratas para demostrar la empatía y la bondad de Biden.

 

*Con información de AP y DW

Venezolanos desafían el mar en tripas de cauchos para poder comer
Albañiles, devenidos en pescadores por la necesidad, han hecho paletas de remo con bandejas de plástico y usan aletas en los pies para impulsarse hacia el Caribe

 

Algunos venezolanos desesperados por alimentar a sus familias en medio de la pandemia de coronavirus desafían el mar abierto en frágiles cámaras neumáticas (tripas de cauchos), armados apenas con un anzuelo y un sedal.

Un pequeño pero creciente número de personas en La Guaira, a sólo unos minutos de Caracas, ha recurrido al mar en busca de medios para sobrevivir.

Es un riesgo que se ven obligados a tomar mientras el confinamiento nacional paraliza una economía que ya se encontraba en una situación miserable.

“Nosotros somos constructores, nosotros somos albañiles, pero ahorita no hay trabajo de construcción. No hay ¿Cuánto cuesta un saco de cemento? Vale 10 dólares ¿Quién compra un saco de cemento ahorita en 10 dólares? Y si compran el saco de cemento no van a tener para pagarte la mano de obra. Entonces, ¿Cómo hacemos? Más fácil para nosotros es salir a pescar”, dijo Juan Carlos Almeida, de 35 años, quien pesca acompañado de Eric Méndez.

Otros que reman en pequeños grupos hasta 8 kilómetros de la costa perdieron sus trabajos en ramas como la construcción y los restaurantes que atendían a los bañistas. Todas las playas están cerradas, pero ellos tienen niños hambrientos en casa en los barrios en las laderas.

El nuevo coronavirus golpeó a Venezuela a mediados de marzo y el gobierno ordenó el cierre de la mayoría de las empresas. El virus se ha propagado de manera constante en los cinco meses desde entonces. Las autoridades dicen que el COVID-19 ha matado a menos de 300 personas y ha enfermado a aproximadamente 31.000.

La nación permanece en gran parte paralizada y los vuelos comerciales han dejado de pasar por el principal aeropuerto del país en La Guaira. La gente tiene pocas esperanzas de que la vida vuelva a la normalidad pronto.

Los recién llegados a la pesca menor prefieren la seguridad del muelle de La Guaira, por temor al mar abierto, pero Almeida y Méndez, de 40 años, se consideran experimentados después de pasar un par de meses metiéndose al agua en sus tripas de cauchos. Han hecho paletas de remo con bandejas de plástico y usan aletas en los pies para impulsarse hacia el Caribe. Rápidamente se pierden de vista de los que están en tierra.

Llevan anzuelos extra en el ala de sus sombreros, lejos de la goma y listos para pescar. Dejan caer líneas de pesca de un carrete cebado con sardinas.

Uno de los mayores temores de los ahora pescadores es que alguno de sus anzuelos pueda perforar accidentalmente su cámara de aire mientras pescan muy lejos de la orilla. Llevan tiras de goma para improvisar parches de emergencia en caso de un pinchazo accidental.

Cuando atrapan un pez, lo jalan lentamente para ver si hay un tiburón siguiéndolo. Evitan acercarlos demasiado, pues podrían tratar de morderles las piernas. Independientemente de los riesgos, los pescadores en tripas de caucho dicen que estar en el mar durante varias horas los relaja. Les permite alejarse por un momento de las luchas de la vida en tierra: la pandemia, la crisis económica, los niños hambrientos y la falta de trabajo.

Dicen que prefieren adentrarse en el mar porque ahí es donde nadan los peces grandes, pero allí hay corrientes que amenazan con arrastrarlos mar adentro.

Cuando regresan a la costa reman contra las corrientes. Es agotador. Luego caminan varios kilómetros hasta su casa, descalzos y cargando su pesca en una mochila amarilla, azul y roja, de las que el gobierno les da a los niños en la escuela. Llevan su cámara sobre un hombro.

La pesca de un buen día puede alimentar a sus familias durante una semana e incluso pueden compartirla con vecinos. El resto lo venden por una pequeña ganancia.

“Nosotros también tenemos derecho a la comida. Si nosotros no tenemos un trabajo, tenemos que ir… ¿a qué? A lo que Dios le dio a uno: el mar. Tenemos que lanzarnos a pescadores”, dice Méndez, un esposo y padre con dos hijos.

Fiscal que logró arresto de Saab renuncia para ejercicio privado
Una fuente familiarizada con Nadler que habló en calidad de anonimato, fue quien reveló la decisión del fiscal.

Michael Nadler, fiscal general que logró el arresto del empresario colombiano Álex Saab en Cabo Verde, renunciará a su puesto en la administración para pasar a la práctica privada.

De acuerdo con una nota de The Associated Press, el fiscal comenzará el próximo mes en la firma Stumphauzer & Sloman de Miami, Estados Unidos.

Según la agencia, una fuente familiarizada con Nadler que habló en calidad de anonimato, fue quien reveló la decisión del fiscal.

Este fiscal, de 48 años, además de Alex Saab, ha acusado a varios ministros del gobierno, empresarios y banqueros suizos, como parte de un esfuerzo sostenido de los investigadores del Distrito Sur de Florida para recuperar parte de los 300.000 millones de dólares que se estima han sido robados del país en 20 años de chavismo.

“Podría haber un suspiro colectivo de alivio en Venezuela por parte de aquellos a los que señalado”, dijo Michael Diaz, abogado de Miami que ha litigado contra Nadler en representación de sus clientes venezolanos.

 

Sobre Nadler, en el año 2018 aseguró lo que hasta ahora es el mayor juicio contra un informante venezolano cuando Alejandro “El tuerto” Andrade, extesorero de la Nación, se declaró culpable por su papel en una conspiración con divisas.

Con información de AP

Acusan a gobierno de Maduro de violar derecho a la defensa de estadounidenses implicados en “Operación Gedeón”
Los abogados dijeron que se le prohibió participar en los procedimientos

Tribunales del régimen chavista condenaron a dos exsoldados de las fuerzas especiales estadounidenses a 20 años de prisión por su participación en un ataque a la playa lleno de pifias con el objetivo de derrocar al dictador Nicolás Maduro.

Los abogados de los ex Boinas Verdes, Luke Denman y Airan Berry, dijeron que se les prohibió participar en los procedimientos secretos de la cárcel el viernes por la noche por lo que consideran una violación de sus derechos constitucionales de defensa.

El fiscal jefe de Maduro anunció la sorpresiva decisión el viernes por la noche.

ELLOS ADMITIERON SU RESPONSABILIDAD POR LOS HECHOS”, anunció Tarek William Saab en Twitter, y agregó que los procedimientos continuarán contra decenas de otros acusados ??acusados ??de ayudar en la redada del 3 de mayo. No ofreció detalles.

La “Operación Gedeón” se lanzó desde campos de entrenamiento improvisados ??en la vecina Colombia y dejó al menos ocho soldados rebeldes muertos y más de 60 más fueron encarcelados.

El ex boina verde Jordan Goudreau, que operaba una empresa de seguridad con sede en Florida llamada Silvercorp USA, se atribuyó la responsabilidad del fallido ataque y había contratado a sus dos excompañeros del ejército para preparar un pequeño grupo de soldados venezolanos desertores que vivían en los campamentos improvisados. Los fiscales chavistas ordenaron su arresto. Se cree que Goudreau se encuentra en Estados Unidos, donde también está siendo investigado por posiblemente violar las leyes de tráfico de armas en relación con la incursión fallida.

Venta de 250 lingotes de oro es vinculada a ex enfermera de Chávez
Los detalles de la investigación sobre Díaz y cinco presuntos asociados provienen de una solicitud de asistencia judicial de 14 páginas enviada por un tribunal en Liechtenstein el 22 de noviembre de 2019
Díaz era prácticamente desconocida hasta que ella y su esposo, un ex asesor de seguridad de Chávez, aparecieron en 2016 en la filtración de documentos financieros secretos conocidos como los Papeles de Panamá

Era 2014 y Claudia Díaz, ex tesorera de Venezuela, buscaba un refugio seguro para almacenar la riqueza inexplicable que había acumulado a lo largo de los años. El entonces presidente Hugo Chávez, para quien alguna vez trabajó como enfermera, acababa de fallecer y la situación política en la nación sudamericana y las relaciones con los Estados Unidos estaban en un tumulto.

Así que Díaz recurrió a una de las maneras más antiguas de mover grandes cantidades de dinero de manera anónima: comprar oro.

En una rápida sucesión, una empresa fantasma establecida en la nación insular caribeña de San Vicente y las Granadinas que presuntamente ella controlaba, compró 250 lingotes de oro valuados en más de 9,5 millones de dólares, según registros judiciales de Liechtenstein obtenidos por Associated Press. Los lingotes, cada uno con un peso de un kilogramo (2,2 libras), fueron almacenados en una bóveda privada en el diminuto principado europeo, disponibles para Díaz y su hijo cuando cumpliera 18 años. Pocos años después, un representante de Díaz vendió una cantidad casi idéntica de lingotes y la mayor parte de los ingresos fue depositada en un banco suizo.

Esas transacciones están ahora en el centro de una investigación criminal internacional sobre la red de empresas fantasmas y cuestionables banqueros suizos que han ayudado a convertir a Venezuela en uno de los países más corruptos del mundo. Si bien se estima que hasta 300,000 millones de dólares han sido saqueados de las arcas estatales de Venezuela en las dos décadas de gobierno socialista, los investigadores apenas comienzan a entender cómo se lavó el dinero sucio. La transacción física de pesados lingotes de oro —algo no visto anteriormente en registros judiciales— subraya la creatividad de algunos venezolanos para ocultar su riqueza robada.

Con una reputación de secretismo y el ingreso per cápita más alto del mundo, Liechtenstein, el microestado germanohablante, ha sido desde hace mucho tiempo un imán bancario para los más ricos del mundo. Pero al igual que su vecina Suiza, con quien comparte una unión monetaria y de aduanas, su reputación como centro financiero extraterritorial se ha visto sacudida por el escándalo. Debido a la presión de los Estados Unidos, que ha acusado a numerosos funcionarios venezolanos y sancionado al gobierno de Maduro por delitos financieros en todo el mundo, los dos países hacen ahora todo lo posible para exponer la corrupción en Venezuela.

“Venezuela se ha convertido en un paria virtual”, dijo Michael Levi, experto en delitos financieros en Europa y profesor de la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido. “Los callados banqueros estuvieron felices de recibir su dinero durante años, pero ahora todos evitan al país cueste lo que cueste no solo para proteger su reputación, sino para evitar sanciones regulatorias e incluso penales”.

Los detalles de la investigación sobre Díaz y cinco presuntos asociados provienen de una solicitud de asistencia judicial de 14 páginas enviada por un tribunal en Liechtenstein el 22 de noviembre de 2019, y la respuesta dos semanas después por fiscales de Ginebra que prometían cooperar. Una copia de la solicitud, traducida al inglés y la respuesta suiza, fueron entregadas por separado a AP por dos personas bajo condición de anonimato ya que la investigación sigue en curso. El tribunal estatal en Liechtenstein confirmó la autenticidad de la solicitud. La Fiscalía General de Suiza señaló que transmitió la información solicitada en mayo, pero actualmente no tiene un procedimiento criminal en curso.

Díaz era prácticamente desconocida hasta que ella y su esposo, un exasesor de seguridad de Chávez, aparecieron en 2016 en la filtración de documentos financieros secretos conocidos como los Papeles de Panamá, que proporcionaron una mirada a cómo algunas de las personas más ricas del mundo esconden su dinero. Las autoridades allanaron su casa en Caracas y confiscaron lo que describieron como una colección de autos de lujo, obras de arte y documentos relacionados con propiedades inmobiliarias dentro y fuera de Venezuela controladas a través de empresas fantasmas.

Díaz, de 46 años, quien fuera suboficial en la fuerza naval venezolana, cuidó de un Chávez enfermo antes de que el líder venezolano muriera de cáncer en 2013. En 2011, Chávez la nombró tesorera nacional de Venezuela. Fue reemplazada cuando Maduro, sucesor de Chávez, fue elegido en 2013. Díaz y su esposo, Adrián Velásquez, viven actualmente en Madrid, donde fueron arrestados brevemente en 2018 tras una petición venezolana.

Además de la investigación en Liechtenstein, la pareja ha sido sancionada en los Estados Unidos por su presunta participación en un fraude cambiario por 2.400 millones de dólares, y han sido identificados como conspiradores no identificados en una acusación federal en Miami contra el predecesor de Díaz como tesorera. Los fiscales españoles también investigan la compra de un departamento de 1,8 millones de dólares.

Ismael Oliver, el abogado tanto de Díaz como de su esposo en Madrid, dijo que sus clientes “no tienen conocimiento, ni oficial ni de otro tipo” sobre la investigación realizada por Liechtenstein.

“(Ella) Niega rotundamente haber tenido lingotes de oro o cuentas bancarias de ningún tipo en Liechtenstein”, dijo Oliver.

Un foco clave de la investigación de Liechtenstein es el banquero suizo Charles-Henry de Beaumont, quien trabajó en la Compagnie Bancaire Helvetique SA (CBH), con sede en Ginebra, al mismo tiempo que Díaz supervisaba las finanzas de la nación sudamericana, integrante de la OPEP. La solicitud de Liechtenstein identifica a Beaumont como la persona “a cargo de transferir los fondos de los miembros corruptos del gobierno venezolano a Suiza”.

Beaumont presuntamente trabajaba con Danilo Diazgranados, un financiero venezolano que llamó la atención en 2017 por ser el dueño de la empresa transnacional que compró el fondo de cobertura de Anthony Scaramucci cuando se unió a la Casa Blanca con Trump.

El CBH, de propiedad familiar, es uno de los bancos más pequeños de Suiza, pero sus activos se han más que duplicado hasta los 10.500 millones de francos suizos (11.400 millones de dólares) desde 2013, en un momento en el que su negocio en Venezuela estaba en auge. Los activos de Latinoamérica representaron un tercio de sus negocios el año pasado comparados con el 12% en 2013, según los estados financieros del banco.

No es claro cómo se relacionan Beaumont y Díaz. Los intentos de hablar con Beaumont no prosperaron. No respondió a los mensajes dejados en el número telefónico y dirección de correo electrónico proporcionados por personas que lo conocen. George Yoss, un abogado en Miami que se cree que lo representó en el pasado, tampoco respondió a varias llamadas telefónicas y correos electrónicos.

Pero la empresa que presuntamente usó Díaz para comprar el oro, Amaze Holding Ltd., fue registrada en junio de 2012 en la misma dirección de San Vicente y las Granadinas y unos días después que otras dos empresas —Greenhill International Ltd. y Amblia Ltd.— que presuntamente Beaumont poseía y controlaba, de acuerdo con el tribunal de Liechtenstein.

El tribunal, en su solicitud, dijo que Díaz controlaba Amaze a través de otra mujer venezolana, Norka Luque, quien es identificada como amiga de la exministra de Defensa Carmen Meléndez y “mujer de paja” para varios políticos y figuras de alto rango en Venezuela. Intentos de la AP para localizar a Luque no tuvieron éxito.

Los fiscales en Miami también apuntan a Beaumont.

En 2018, presentaron su propia solicitud de asistencia judicial a Ginebra y acusaron al ciudadano francés de crear varias empresas fantasmas para lavar hasta 4.500 millones de dólares robados a través de acuerdos fraudulentos con divisas de PDVSA, el gigante petrolero estatal de Venezuela. Las empresas fantasmas le prestaron a PDVSA bolívares presuntamente comprados en el mercado negro, donde son tres veces más baratos. Pero fueron reembolsados en dólares estadounidenses a la tasa oficial inflada, lo que le permitía a cualquiera triplicar su dinero casi de la noche a la mañana con un “contrato falso de préstamo”, según los fiscales estadounidenses.

Los fiscales estadounidenses sostienen que Beaumont se embolsó 22 millones de dólares al cobrar una tarifa de 0,75% sobre todas las transacciones entrantes y salientes a través de CBH a las empresas fantasmas que ayudó a establecer.

“Beaumont también usó a estos corredores de dinero para recibir y mantener sus sobornos”, dijo la solicitud de asistencia judicial. Una parte de los fondos fueron utilizados para comprar una propiedad de 4,6 millones de dólares en Miami, y otra de 1,3 millones de dólares en la República Dominicana.

Mark Pieth, experto en lavado de dinero de la Universidad de Basilea, Suiza, dijo que CBH podría perder su licencia o enfrentar otra medida disciplinaria si se determina que sabía, o debería haber sabido, qué hacía Beaumont para sus clientes venezolanos. Sin embargo, los fiscales estadounidenses sugieren en sus intercambios con las autoridades suizas de 2018 que el mismo banco había sido defraudado por Beaumont.

Pieth dijo que las acciones emprendidas por CBH parecen similares a las de otros bancos suizos que han sido penalizados recientemente por no combatir la corrupción que involucra a sus clientes venezolanos. En febrero, el regulador de los mercados financieros de Suiza ordenó a Julius Baer, con sede en Zurich, a reformar su gestión de asesores de clientes tras descubrir 150 transacciones durante un periodo de nueve años que apuntaban a “fallas de sistema” con Venezuela. Anteriormente, Credit Suisse también fue reprendido por sus tratos con Venezuela, así como por su papel en el caso de corrupción en el organismo rector de la FIFA y Petrobras, el gigante petrolero de Brasil.

“La pregunta es si CBH es mafioso o una víctima”, dijo Pieth, quien revisó los documentos del caso por petición de la AP.

CBH dijo que Beaumont renunció en 2012 y que se cree que trabajó después con varios bancos como administrador de activos independiente. Negó rotundamente que haya participado, facilitado o tolerado el lavado de dinero.

CBH “siempre ha mantenido rigurosos salvaguardas y controles internos para identificar y prevenir las transacciones ilegales, como ha sido confirmado y aprobado repetidamente por auditores externos”, dijo en un comunicado Christopher Robinson, jefe del departamento legal del banco. CBH no ha sido procesado por ningún crimen y tampoco es un blanco de la investigación de Liechtenstein.

Los lingotes de oro que presuntamente le pertenecen a Díaz representan apenas una pequeña fracción del monto total saqueado de Venezuela. Pero son un símbolo poderoso de la avaricia ilimitada que alimentó a una cantidad de intermediarios, desde administradores de activos de abolengo hasta algunos de los bancos más antiguos de Europa.

Los lingotes de oro se mantuvieron dentro de la bóveda privada número G1, en Liemeta AG, que Díaz alquiló en 2014 por unos 20.000 francos suizos (21.700 dólares) al año, según la solicitud del juez Roger Beck del tribunal en Liechtenstein. El acceso a la bóveda estaba restringido a Díaz y su joven hijo después de que cumpliera 18 años.

Pero Díaz autorizó a un financiero de dos generaciones de banqueros suizos a retirar el contenido de la bóveda, lo que presuntamente realizó en dos transacciones —en diciembre de 2014 y noviembre de 2015—, según la solicitud de Beck.

El magistrado dijo que el paradero de las dos pilas de 120 y 130 lingotes “no pudo ser establecido”. Pero señaló que a partir de 2018, el intermediario vendió una cantidad casi idéntica de oro por más de 9,5 millones de euros. La mayor parte de los ingresos de esas ventas fueron depositados en la filial suiza del Banque Internationale à Luxembourg SA. Pero 90 kilogramos de oro fueron recogidos por Daniel Vogt, cuya firma familiar David Vogt & Partners, selló documentos involucrados en las transacciones, según Beck.

Vogt dijo en un correo electrónico que su firma no tenía conocimiento de las transacciones que involucraban a Díaz. Dijo que su firma, que no es objeto de la investigación, no tiene clientes en Venezuela y está cooperando plenamente con las autoridades.

Mientras tanto, Díaz permanece instalada en Madrid e insiste que sus cuantiosos ahorros son el resultado de toda una vida de trabajo honesto y que jamás malversó fondos estatales.

Insiste que sus problemas legales se deben a su negativa a aceptar las órdenes ilegales de Maduro durante las confusas repercusiones de la muerte de Chávez. Por ahora, no está bajo presión para explicar su riqueza. El año pasado, la Corte Nacional de España bloqueó su extradición a Venezuela al considerar creíbles sus temores de que podría enfrentar torturas si era enviada de regreso a su país natal.

Encuesta AP: Apoyo a Trump cae a su nivel más bajo
Apenas 38% de los encuestados opina que la economía va por buen camino, un pronunciado descenso si se compara con la cifra de enero: 67%

 

A menos de 100 días de las elecciones, más estadounidenses consideran que el país va por la dirección equivocada que en cualquier otro momento durante la presidencia de Donald Trump, dice una encuesta reveladora de las dificultades que aguardan al republicano en su duelo contra el demócrata Joe Biden.

Además, apenas 32% de la población aprueba de la gestión de Trump con respecto a la lucha contra el coronavirus, un piso que no se había visto antes, según el sondeo realizado entre la AP y el Centro NORC para Investigaciones Políticas. Incluso la aprobación hacia el manejo de la economía, que antes era un punto fuerte de Trump, ha estado cayendo.

Las malas noticias han provocado un abrupto cambio de estrategia por parte de la campaña republicana y de la Casa Blanca. Luego de meses en que desestimó el coronavirus y el resurgimiento de la enfermedad, Trump la semana pasada advirtió que las cosas probablemente empeorarán antes de mejorar. Tras minimizar la importancia de usar mascarillas para protegerse del virus, súbitamente Trump llamó a la población a hacerlo. Y tras insistir en que realizará una gran convención partidista en agosto, eventualmente tuvo que cancelar esos planes.

Los súbitos repliegues reflejan la difícil situación en que se encuentra el mandatario faltando tres meses para las elecciones. Aunque ahora está tratando de definir la contienda como una guerra entre el caos y “la ley y el orden”, sus perspectivas reeleccionistas dependen de su manejo de la crisis del coronavirus y de si el electorado cree que el país avanza en la dirección correcta bajo su conducción.

En ese sentido, la encuesta deja claro que las cosas se ven cuesta arriba para el mandatario: Ocho de cada 10 estadounidenses opinan que el país va en la dirección equivocada, más que en cualquier punto de la presidencia de Trump. Aparte de eso, apenas 38% de los encuestados opina que la economía va por buen camino, un pronunciado descenso con respecto a 67% visto en enero.

La campaña de Biden está decidida a dejar los reflectores enfocados directamente sobre el presidente en los meses que faltan para los comicios, confiada en que el ex vicepresidente ganará si la campaña se convierte en un referéndum sobre la gestión de Trump.

“La gente está harta de un gobierno que está paralizado y dividido y no es capaz de hacer que las cosas funcionen”, observó Kate Bedingfield, subdirectora de la campaña de Biden. “Lo que la gente dice percibir de Trump en estos momentos es una mezcla incoherente de retórica arrogante y egoísta”.

En total, 38% de los estadounidenses aprueban de la gestión del presidente — cerca del límite inferior de la estrecha banda en que su índice de aprobación se ha mantenido durante su presidencia, y levemente menos de a comienzos de año. La mayoría de los republicanos — el 81% — aprueban de la gestión de Trump, pero sólo el 68% de ellos aprueban de su gestión sobre la pandemia.

Bolsonaro dice que salió negativo en prueba de coronavirus
En Brasil, para este viernes, había 85.238 muertes confirmadas por COVID-19

 

El presidente brasileño Jair Bolsonaro dijo este sábado, 25 de julio, que dio negativo para el nuevo coronavirus, según una cuarta prueba que se realizó desde que el 7 de julio afirmó que tenía el virus. El mandatario de 65 años no dijo cuándo se hizo la nueva prueba. Apenas el miércoles había dado positivo por tercera ocasión.

“Buenos días, todos”, escribió Bolsonaro en Facebook después de reportar que la prueba salió “negativa”. Bolsonaro también publicó una foto de él con una caja del medicamento antimalárico hidroxicloroquina, aunque no se ha demostrado su efectividad contra el virus.

Ahora que Bolsonaro está libre del virus, se espera que regrese a socializar en grupos como lo hacía antes de su diagnóstico. Ha pasado muchos fines de semana desde que inició la pandemia en contacto cercano con sus seguidores, a veces sin usar mascarilla.

El jueves, fue fotografiado sin cubrebocas mientras hablaba con algunos barrenderos en el jardín de la residencia presidencial.

Brasil, el país más grande de Latinoamérica, es uno de los focos rojos de la pandemia. Según el gobierno brasileño, para el viernes había 85.238 muertes confirmadas por el nuevo coronavirus. El país tiene 2.343.366 casos confirmados. Se cree que los números reales son más elevados.

El lunes, dos ministros más del gabinete del presidente brasileño dijeron que habían dado positivo para el nuevo coronavirus: Onyx Lorenzoni, el ministro de Ciudadanía y de 65 años y Milton Ribeiro, el ministro de Educación, de 62 años.

El gobierno de Bolsonaro cumplió la semana pasada dos meses sin un ministro de Salud. El ministro interino, el general Eduardo Pazuello, quien no tenía experiencia en el área antes de abril, enfrenta presión para dejar el puesto. Se hizo cargo después de que su predecesor, un médico y asesor de atención médica, renunció como protesta por el apoyo de Bolsonaro al uso de hidroxicloroquina y cloroquina, un medicamento relacionado, como tratamiento para el COVID-19.