Anderson Piña, autor en Runrun

Anderson Piña

#MonitorDeVíctimasLara | Sin mediar palabras asesinan a un mecánico en Barquisimeto
Un motorizado y su parrillero serían hasta ahora los autores materiales de la muerte de Darwin Segundo Rodríguez Flores, de 34 años de edad, en Pavia. Tres mecánicos han sido asesinados en lo que va de 2022

@anderpinap

Como Darwin Segundo Rodríguez Flores, de 34 años, fue identificado el hombre asesinado, el domingo 5 de junio de 2022, por dos hombres a bordo de una moto, en el sector La Matica de Pavia, al oeste de Barquisimeto.

Darwin se encontraba sentado a las afueras de una vivienda en compañía de su padre y pareja, cuando de pronto, fueron sorprendidos por un motorizado y su parrillero, según versiones policiales y testigos. Este último, fue el encargado de accionar el arma de fuego contra Darwin, quien resultó herido, mortalmente, a la altura del cuello y estómago.

El padre de Darwin y su novia salieron ilesos, aunque hubo cinco detonaciones, lo que hace presumir a las autoridades que los criminales solo tenían como objetivo asesinar a Rodríguez Flores.

Sobre la víctima, trascendió que era mecánico, al igual que su padre, con quien trabajaba en un taller que funciona en Pavia. Además, deja huérfano a un hijo de cuatro años.

Testigos del hecho aseguraron que los presuntos homicidas huyeron por la parte de atrás del sector, a toda velocidad. “Teníamos mucho tiempo sin presenciar un homicidio, porque la zona se había vuelto muy tranquila”, dijo una vecina.

 

Tras las detonaciones, los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana se trasladaron hasta el sitio, y al llegar, encontraron el cuerpo de Rodríguez Flores sin signos vitales, por lo que resguardaron la escena, para evitar el paso de otras personas.

Media hora después del hecho, funcionarios del Cicpc hicieron acto de presencia para iniciar las investigaciones y proceder al levantamiento del cadáver, que luego fue trasladado a la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda.

Hasta el momento, se desconoce el móvil del crimen; sin embargo, fuentes policiales no descartan el ajuste de cuentas.

Hubo dos antecedentes

Con el homicidio de Darwin, Monitor de Víctimas Lara contabiliza tres mecánicos asesinados, entre enero de 2022, hasta la fecha.

El primer homicidio se registró el pasado 21 de febrero de 2022, cuando Miguel Ángel Gómez, de 37 años, fue asesinado de múltiples disparos en el momento en que reparaba un carro en el barrio Santos Luzardo, al noroeste de Barquisimeto.

En un hecho similar, el 9 de abril, también, asesinaron a Simón Mendoza, de 46 años, en el barrio La Apostoleña, al oeste de la ciudad, cuando estaba arreglando un vehículo en el garaje de un cliente, a ocho cuadras de su casa.

#MonitorDeVíctimasLara | Muerto un mecánico en presunto sicariato en el oeste de Barquisimeto
A Simón Mendoza, de 46 años de edad, lo sorprendieron unos hombres que se trasladaban en un carro blanco, quienes sin mediar palabras le dispararon

@anderpinap

Simón Mendoza, de 46 años de edad, fue asesinado a tiros el pasado sábado 9 de abril, en el barrio La Aposteleña, en el oeste de Barquisimeto, cuando reparaba un carro en el garaje de un cliente, a ocho cuadras de su casa.

Según testimonios recabados por Monitor de Víctimas, Mendoza, mecánico desde adolescente, fue sorprendido aproximadamente a las 4:00 de la tarde por unos hombres que se bajaron de un vehículo color blanco y, sin mediar palabras, dispararon contra él. Cuando cayó al piso, le balearon en el rostro y en el pecho. Después de cometer el crimen los delincuentes huyeron de la zona a toda velocidad.

La pareja de Mendoza aseguró que, mientras este era asesinado, escuchaba las múltiples detonaciones, pero no imaginaba que se trataba del papá de sus cinco hijos. “Me lo acribillaron y no sabemos por qué”, contó la mujer mientras era consolada en las afueras de la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda (Hcuamp).

Familiares de Mendoza aseguraron que él no tenía problemas con nadie, ni vicios, y lo describieron como un hombre trabajador.

Aunque aún no hay mayores detalles sobre lo ocurrido, funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc se desplegaron hasta el lugar de los hechos para hacer las experticias e iniciar las investigaciones respectivas.

Simón dejó cinco hijos huérfanos, tres mayores y dos menores de edad.

*También puede leer: #MonitorDeVíctimasTáchira | Otros dos muertos en presunto enfrentamiento en la frontera

#MonitorDeVíctimasLara | Joven de 23 años fue asesinado por su excuñado
Enri Escobar había regresado de Colombia recientemente, adonde emigró en 2019

@anderpinap

“Mi hermano era el sostén de la casa”, dijo la hermana mayor de Enri Escobar, joven de 23 años de edad que fue asesinado el viernes 11 de marzo, presuntamente, por su cuñado Yender Antonio Gómez, alias Cabeche, en el caserío Cuesta Grande, ubicado a unos 75 minutos de Barquisimeto.

Escobar, quien era el menor de cuatro hermanos, emigró a Colombia en 2019 con la intención de ayudar a su padre y su hermano, ambos discapacitados. Habría regresado a Venezuela a principios de marzo para traerles comida y ropa a una hermana y dos sobrinos.

Al parecer, Enri sostuvo una discusión con Yender, porque este se había llevado de su casa paterna electrodomésticos, muebles y otros enseres sin el consentimiento de la familia Escobar, y calificó esa acción de robo.

Al hombre conocido como Cabeche no le gustó la manera como le reclamó Enri, y el viernes 11 de marzo, a las 8:00 a. m., lo interceptó y le disparó mortalmente en la ingle, para luego huir hacia las zonas boscosas del pueblo, relataron los familiares de Escobar en las afueras de la morgue del Hospital Central Universitario Dr. Antonio María Pineda.

Luego de que fue herido, Enri fue trasladado en una camioneta particular hasta el hospital Pastor Oropeza, en el oeste de Barquisimeto, adonde llegó sin signos vitales.

Trascendió que funcionarios del Cicpc se encuentran tras la pista de Yender Gómez, principal sospecho de la muerte del joven.

*También puede leer: #MonitorDeVíctimasLara | Febrero cerró con cinco homicidios en la entidad

#MonitorDeVíctimasLara | Buscan a un zapatero por el asesinato de la maestra de tareas dirigidas
Funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc siguen tras la pista del asesino, que al parecer calzaba botas negras

@anderpinap

 

Como Giuliana Emilia Iglesia Espósito, de 44 años de edad, quedó identificada la mujer asesinada de múltiples puñaladas el pasado sábado 18 de diciembre, en la carrera 24 con calle 24 del centro de Barquisimeto.

Según versiones de vecinos y amigos de Giuliana, el homicidio se perpetró, al parecer, en presencia de su hijo menor, de tres años.

Aunque no se conoce con exactitud la hora de la muerte, se calcula que el hecho ocurrió entre las 12:00 del mediodía y las 4:00 de la tarde.

Vecinos que fueron consultados por el equipo reporteril de Monitor de Víctimas dijeron que no vieron entrar ni salir a alguien de la vivienda de Giuliana, donde, además de ella y su hijo menor, también residía una amiga.

 

 

Los vecinos manifestaron, además, que el niño pasó toda la tarde llorando, lo que llamó la atención de un miembro de la iglesia evangélica, ubicada al lado de la residencia de Giuliana, quien, como pudo, ingresó a la casa y encontró el cuerpo de la mujer tendido cerca de su cama, con al menos nueve puñaladas.

Se presume que el homicida pudo ser un zapatero. La policía sigue la pista de un hombre que usaba botas negras.

La residencia de Iglesia Expósito en la carrera 24

 

Amistades de Giuliana que estaban en la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda la describieron como madre soltera y una persona muy amable y de buen corazón.

Agregaron que era educadora con posgrado en Metodología, y maestra de tareas dirigidas.

Por su parte, funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc se trasladaron hasta el lugar del crimen para hacer las experticias correspondientes y esclarecer este caso.

 

#MonitorDeVíctimas | Mujer de 23 años fue estrangulada al interior de la casa de su novio en Lara
El padre de la víctima aseguró que su hija tenía planeado dejar al señalado homicida. La joven deja un niño de 6 años

@anderpinap

Golpes, celos y chantajes fueron constantes para Yrailis del Valle Agüero Rodríguez, de 23 años de edad, antes de ser estrangulada con un mecate, al parecer por su propia pareja. El hecho ocurrió el pasado sábado 16 de enero en el caserío Vela Grande, municipio Jiménez, en el estado Lara.

Wilfredo Agüero, el papá de Yrailis, le relató a Monitor de Víctimas que ese día, en horas del mediodía, recibió una llamada de su consuegra, quien le preguntó si la joven estaba en casa. Él respondió que no, pero que la estaban esperando.

Como no llegaba, Wilfredo decidió ir con su esposa a la casa en la que vivían el novio de su hija y la mamá de éste. Al llegar se percataron de que uno de los cuartos estaba cerrado con candado. Salieron, miraron a través de la ventana y decidieron tumbar la puerta del referido dormitorio. Encontraron a su hija boca arriba y sin signos vitales.

Señalan al novio como presunto responsable

Precisamente el novio de la víctima, cuyo nombre se corresponde con las siglas J.J.R.R., fue identificado por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) como el posible autor del crimen.

Según las primeras versiones, el muchacho, de 22 años de edad, huyó del sitio del crimen en una bicicleta, simulando que todo estaba bien.

De acuerdo con el papá de la hoy occisa, su hija quería terminar la referida relación sentimental para ir a vivir con sus padres y con su hijo de 6 años, producto de una relación anterior.

Maltratos

Siguiendo con el relato del padre de Yrailis, la mujer había sido golpeada en dos oportunidades por su pareja, con quien mantenía una relación desde hace aproximadamente dos años. El hombre explicó que lamentablemente no interpusieron denuncia.

“Un día de esto vamos a saber que te mató, quédate quieta, aquí no estorbáis”, le había dicho Wilfredo a su hija, días antes de que fuera asesinada.

El hombre aseguró que un vecino de la zona en la que ocurrió le hecho escuchó cuando la mamá del presunto homicida le pidió vía telefónica que se entregara a las autoridades. Supuestamente el muchacho habría respondido: “todavía no porque me faltan dos”

La minuta policial corrobora la versión de Wilfredo y califica el móvil del hecho como un crimen pasional. Sin embargo, hasta la fecha aún no hay pistas del joven.

#MonitorDeVíctimas | Un recluso fue asesinado por su compañero de celda en Lara
La víctima tenía 3 meses internada en el Centro Penitenciario Fénix, en Barquisimeto. El señalado homicida permaneció dos días con el cadáver antes de avisar a los custodios

@anderpinap

Jonathan Jesús Guevara Ochoa, de 26 años de edad, estaba preso en el Centro Penitenciario Fénix, en Barquisimeto, y fue asesinado dentro de su celda por uno de sus compañeros.

La víctima fue estrangulada. El señalado homicida lo informó a los custodios de la mencionada prisión dos días después de cometido el crimen, para que retiraran el cadáver.

El asesinato ocurrió el pasado viernes 23 octubre en la tarde, en la celda N° 1 del área de Reflexión de dicho recinto penitenciario, lugar donde Guevara y Ender Ramos, el reo que dio aviso de lo ocurrido, sostuvieron una fuerte discusión, que según fuentes internas llevó a ambos presos a irse a los golpes. Habría sido en ese momento cuando ocurrió el homicidio.

Trascendió que Ramos, de 58 años de edad, habría ocultado el cuerpo debajo de una cama, dentro de la celda, pero después de pasar 48 horas con el cadáver notificó del hecho a los custodios.
Funcionarios del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses practicaron la autopsia del cadáver y confirmaron que el preso había muerto por asfixia mecánica, tras ser estrangulado.
Se enteraron por una llamada anónima

Una hermana de Guevara contó a Monitor de Víctimas, desde las afuera de la morgue del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda, en Barquisimeto, que recibió una llamada anónima de la cárcel el mencionado viernes, en la que un hombre le dijo: “Jonathan está muerto”. Al preguntar detalles le colgaron.
Tras conocer la información, una tía de Guevara se trasladó a la morgue, pero allí no recibió respuesta sino hasta el lunes 26 de octubre, cuando le dijeron que el cuerpo de su sobrino se encontraba en estado de descomposición en la llamada morguecita del Cementerio Nuevo.

Familiares del occiso dijeron que Guevara tenía tres meses recluido en Fénix y desconocían si tenía problema con algún interno.

El hombre había sido condenado a 13 años de prisión por los delitos de robo, homicidio y violación.
Antes de ser trasladado al centro penitenciario en el que fue asesinado, Guevara estuvo detenido en un container de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), ubicado en el municipio Palavecino.

Tercer reo asesinado este año

Guevara es el tercer recluso asesinado en un centro de detención en Barquisimeto este 2020. El 7 de junio, en los calabozos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) de Pate Palo, mataron de una puñalada a Ángel Gustavo Crespo Durán, de 25 años de edad, quien llevaba tres meses privado de libertad por robo.

Un mes después, el pasado 7 de julio, Jhonny José Rodríguez Silva, de 28 años de edad, fue degollado dentro de un calabozo del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de la mencionada entidad.

El Observatorio Venezolano de Prisiones reportó en junio de este año que en la mencionada sede de la PNB hacían “coliseos” una vez a la semana.

“Se trata de una pelea entre presos en la que usan armas blancas y es efectuada un día a la semana para saldar disputas entre ellos. Es de resaltar que esta práctica fue instaurada en la cárcel de Uribana en Barquisimeto y actualmente se ha trasladado a los centros de detención policial de la región”, alertó la organización.

 

#MonitorDeVíctimas | Asesinaron a exrecluso en Barquisimeto en un confuso incidente
Familiares afirman que a Danny José Dorante Rodríguez lo mataron en una disputa por un terreno que él ocupaba y era propiedad de un funcionario de PoliLara

 

@AnderPinap

 

“Chamos, yo no tengo nada”, fue lo último que alcanzó a decir Danny José Dorante Rodríguez, de 28 años, antes de ser asesinado de un disparo en el pecho, en la comunidad “Primeramente la fe en Dios”, al oeste de Barquisimeto, en el estado Lara. 

De acuerdo con la versión de la familia, el homicidio de Dorante Rodríguez fue planificado por un funcionario de la policía de Lara y otras personas, debido a una disputa por el terreno en el que vivía la víctima junto a su hijo de dos años y su esposa. 

Al parecer la parcela que ocupaba la víctima pertenecía al oficial de PoliLara, con quien a inicio de año había tenido una discusión. 

Un familiar de Dorante Rodríguez, quien prefirió no revelar su identidad, contó que la víctima salió a comprar unos aliños para hacer el almuerzo, y camino a la bodega se encontró con un amigo apodado “El pana”. Este hombre supuestamente tropezó con unos enemigos y el incidente desató una pelea. 

Después de ese problema, otra persona llegó a la casa de Dorante Rodríguez para decirle que habían matado a “El pana”. La noticia hizo que Danny Dorante volviera a nuevamente a la calle a ver qué había pasado. 

Al salir se dio cuenta de que su amigo estaba vivo, y antes de que pudiera reaccionar a la sorpresa, los desconocidos que habían provocado la supuesta pelea le dispararon directo al pecho. 

Aunque no tienen certeza, los testigos y allegados a la víctima aseguran que el arma utilizada por los homicidas habría sido facilitada por el funcionario de la policía estadal, cuya identidad no fue revelada por los denunciantes.

Los familiares contaron que Danny Dorante Rodríguez tenía antecedentes penales, pero había quedado en libertad hace unos años. Además lo describieron como una persona servicial y entregada a su familia, a los cuales mantenía con su trabajo de albañil.

 

#MonitorDeVíctimas | A mi hermano lo extorsionaban las FAES por un homicidio que no cometió
José Luis Juárez Suárez fue asesinado en un presunto enfrentamiento ocurrido al oeste de Barquisimeto

@anderpinap / Fotografía: Anderson Piña Pereira

A José Luis Juárez Suárez, de 43 años de edad, sus familiares lo encontraron en la morgue del hospital central universitario Antonio María Pineda en Barquisimeto, estado Lara. El reporte hospitalario detalla que murió el 30 de julio, por múltiples heridas causadas por un arma de fuego, tras supuestamente enfrentarse a una comisión de la Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), en el barrio Santo Domingo, al oeste de la ciudad.

Pero esa versión no coincide con la de Osmary Juárez, su hija, quien aseveró que a él lo sacaron de su casa, ubicada en la Cuesta Lara a las 5:00 am, donde vivía con sus seis hermanos. Luego simularon un enfrentamiento y lo mataron.

«Cuando llegué a la casa, donde vivía mi papá, en la cama solo estaban las chancletas y su teléfono. De allí me fui hasta el hospital Pastor Oropeza, y me dijeron que él estaba muerto y se lo iban a llevar a la morgue», relató Osmary.

Ella describió a su papá como un hombre trabajador, quién además vivía en condiciones muy humildes y pendiente de sus hermanos menores, a quienes mantenía con su sueldo como picador de papas para hamburguesas y perros calientes.

Felipe Juárez, uno de los ocho hermanos de José Luis, contó que fue uno de los primeros en llegar al sitio del suceso, donde pudo observar los rastros de sangre y la zona acordonada por los uniformados.

Aseguró que a su hermano funcionarios de las FAES lo extorsionaban por un homicidio que ocurrió en un barrio cercano a su residencia, «pero esa denuncia nunca se notificó a Fiscalía, y no había registro».

Luis Juárez Suárez, tenía antecedentes por drogas, y se encontraba en libertad bajo régimen de presentación.

La minuta policial de la PNB-FAES detalló que sostuvieron un enfrentamiento con un integrante de la banda El Nicolasito quien, al notar la presencia de los uniformados, abrió fuego contra la comisión.

Testigos y otros familiares contaron a Monitor de Víctimas, que al lugar llegaron varios carros y camionetas repletos de funcionarios de las FAES, y minutos después de rodear la zona se escucharon los disparos que impactaron en la humanidad de Juárez Suárez.