Turquía archivos - Runrun

Turquía

¡Suelten esa botella de vino chileno! por Alejandro Armas

ESTA COLUMNA SE ACERCA A SU CUARTO ANIVERSARIO. Recuerdo con algo de nostalgia uno de los primeros artículos que escribí para ella. Se acercaban las elecciones parlamentarias de 2015 y argumenté sobre la importancia del voto como catalizador de transiciones políticas en entornos no democráticos. Para ello, me valí de una comparación con el plebiscito de 1988 en el que se les preguntó a los chilenos si aprobarían que Augusto Pinochet siguiera gobernando su país por al menos nueve años más. Muchos pensamos entonces que si la oposición venezolana conquistaba la Asamblea Nacional, sería un cataclismo político que eventualmente obligaría al chavismo a dejar el poder de forma pacífica y ordenada. Luego vino el desengaño y la pérdida de ingenuidad. Quedó claro que el régimen no estaba dispuesto a ceder por tener a la inmensa mayoría del país en contra. Algo más era necesario. 

Desde entonces, la pretensión de usar la transición chilena como una guía para la causa democrática venezolana ha sido duramente criticada. Sobre todo el sector radical de la oposición venezolana ha rechazado hasta la más mínima similitud entre las condiciones de Chile entonces y Venezuela hoy. Para ellos, no existe ninguna posibilidad de que el régimen acepte salir como lo hizo el viejo general oriundo de Valparaíso, y solo la fuerza directa lo apartará. Mientras tanto, otra parte de la oposición insiste en invocar el símil para justificar la participación en cuanto proceso electoral sea convocado bajo el control absoluto del chavismo, ya que “si todo el mundo sufraga, no habrá forma de desconocer el resultado”. ¿Quién tiene la razón en este embrollo? Ninguno. Para variar, lo correcto está en un punto medio entre estos dos extremos.

Tienen algo de razón quienes denuncian el símil entre la dictadura militar austral y el chavismo, puesto que el segundo está implicado en un catálogo de crímenes mucho más diverso que la primera. Pero es falso que los dos no tengan nada en común. Partamos de la premisa de que el pinochetismo y el chavismo son total o parcialmente regímenes autoritarios del tipo burocrático-militar, de acuerdo con la taxonomía del politólogo Juan Linz. El chavismo tiene además elementos del tipo totalitario abortado. Pero ambos tienen su principal sustento en las Fuerzas Armadas. La principal crítica al símil es que, si bien ambos cometieron graves violaciones de DD.HH., el chavismo por añadidura tiene alianzas con grupos terroristas (e.g. el Ejército de Liberación de Nacional colombiano) y está involucrado en denuncias de narcotráfico, por lo que su costo de salida es mucho mayor.

No obstante, esto minimiza las violaciones a los DD.HH. perpetradas por los militares chilenos. Hablamos de miles de torturados, asesinados y desaparecidos. Más que suficiente para que a los responsables les aterrara dejar el poder y quedar vulnerables a la justicia. No era necesario que tuvieran un prontuario tan amplio como el que se atribuye al chavismo para sentirse alentados a gobernar hasta el fin de los tiempos. Aun así, con los incentivos correctos (presión y expectativas de recompensa) la dictadura cedió y aceptó su fin por la vía pacífica. 

El componente desagradable, pero común en este tipo de transiciones, fue la impunidad para Pinochet y compañía. Solo tras la consolidación de la democracia empezaron los procesos de justicia. Tuvieron que pasar tres años luego del fin de la dictadura para que se enjuiciara a Manuel Contreras, director de la infame Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y acaso el peor de los esbirros, mientras que la mayoría de los casos judiciales contra el resto de los involucrados fue abierta entre las décadas de 2000 y 2010. El propio Pinochet no estuvo tras barrotes. Durante su detención en el Reino Unido, en medio de la batalla judicial con España por la fallida solicitud de extradición que formuló el juez Baltasar Garzón, Pinochet estuvo bajo arresto domiciliario. Lo mismo pasó durante el proceso que le abrieron en su propio país. No se pudrió en una cárcel. Falleció en relativa comodidad. Ah, y no crean que llegar a este resultado de laxitud penal fue fácil. La Corte Suprema de Chile inicialmente rechazó la imputación en su contra alegando su incapacidad mental para ser sometido a juicio. Esa decisión fue revertida dos años más tarde, pero en su momento el fiscal Hugo Gutiérrez, a cargo de procesar a los responsables de violaciones de Derechos Humanos durante la dictadura militar, describió la situación con palabras muy acertadas: “Nuestro país tiene el grado de justicia que la transición política nos permite tener”. Es decir, doce, léase bien, doce años después del fin de la dictadura, ciertas consideraciones sobre estabilidad política seguían dificultando la administración de justicia.

Debo ser enfático en este punto: la impunidad por naturaleza es injusta y, por lo tanto desagradable e indignante. Sin embargo, resulta curioso que el sector opositor que más rechaza una hipotética transición negociada en Venezuela, y que justifica esta posición señalando la impunidad que implicaría, manifieste una tendencia a ver en Pinochet un “dictador que no fue tan malo”, puesto que “salvó a Chile del comunismo” y luego entregó el poder de forma pacífica. ¿Entonces la impunidad implícita en esa transición sí fue aceptable? ¿Creen acaso que a los sobrevivientes de torturas y a los familiares de los asesinados no les dolió ver a Pinochet entregar la Presidencia a Patricio Aylwin sin pagar por el dolor inmenso que les causó? O, peor, ¿desprecian su dolor porque la mayoría de las víctimas era de izquierda y hacerlas sufrir fue “un mal necesario”?

Bien, ya vimos el error del sector radical al despreciar completamente la comparación. Pasemos ahora a quienes insisten en usarla de forma abusiva y manipuladora.  El abuso del símil consiste en que no se puede simplemente esperar a que haya un evento electoral como el plebiscito del 88 para derrotar al chavismo y obligarlo a entregar el poder mediante el sufragio. Ya demostraron, repito, no estar dispuesto a eso. 

Los chilenos tuvieron suerte de que la presión para que el pinochetismo aceptara irse fuera relativamente poca. En primer lugar, por el fin de la Guerra Fría y el colapso de la Unión Soviética, Estados Unidos dejó de ver necesario respaldar dictaduras anticomunistas. Para 1988, la democracia había sido restaurada en Brasil, Argentina, Uruguay y Bolivia, dejando a Chile y Paraguay como únicas dictaduras militares en América del Sur. El aislamiento internacional iba en aumento. Chile podía terminar siendo un Estado paria, como la Sudáfrica que casualmente por esos días vivía la etapa final de una oligarquía racista. Mientras tanto, puertas adentro la situación social no era del todo positiva. A mediados de la década, la economía fue estabilizada tras la crisis del 82 y el fracaso del experimento monetarista del los Chicago Boys. Pero el daño ya estaba hecho y se manifestó sobre todo en el campo social: cerca de la mitad de los chilenos era pobre.

Este por supuesto no es el caso en Venezuela. El chavismo ha mostrado estar dispuesto a aislar el país con respecto al resto de Occidente y a entenderse solo con aliados como Rusia, China, Turquía, y Cuba. Además, es evidente que las penurias de la población le importan un comino. A eso debemos agregar que las FF.AA. chilenas, a pesar de sus crímenes, eran mucho más institucionales que las venezolanas. 

Para que el chavismo acepte salir pacíficamente del poder hace falta una mayor presión que la que hubo en Chile. A ello aspiran las sanciones internacionales. Dado que a la elite gobernante no le importa mandar sobre una población misérrima, el objetivo de las medidas punitivas es comprometer sus intereses egoístas, dejándolos sin socios con los cuales hacer transacciones, negándoles acceso a los sistemas financieros occidentales, restringiendo sus ingresos y vetando su presencia de los destinos más demandados por razones residenciales, educativas, de negocio o recreativas. En resumen, poniendo su estilo de vida privilegiado en jaque. Así, los aliados internacionales de la causa democrática venezolana esperan lograr un quiebre de la cúpula que precipite una transición. Sin dicho quiebre, no habrá elección que valga. Los “voto o nada” pueden olvidarse de emular a los chilenos prescindiendo de él. Podemos aprender algunas cosas de nuestros vecinos del sur, pero no se emborrachen con el Cabernet Sauvignon del Valle del Maipo. ¡Suelten esa botella!

 

[email protected]

 

Banco de Turquía le cierra las cuentas al BCV

EL ZIRAAT BANK de Turquía dejará de ofrecer servicios al Banco Central de Venezuela (BCV) ante el temor de ser expuesto a sanciones por parte de Estados Unidos.

Según informa Bloomberg, el banco más grande de Turquía cerró las cuentas del BCV y esto tomó por sorpresa a los funcionarios del régimen de Nicolás Maduro, por las relaciones cercanas entre el Gobierno venezolano y el turco, liderado por Recep Tayyip Erdogan.

El mismo portal indica que el BCV confiaba en el banco estatal turco para poder pagar a los contratistas, mover dinero e importar productos en liras turcas. Hasta el momento no ha habido reacción oficial por parte de funcionarios del régimen de Maduro.

El Ziraat Bank no ha dado mayor detalle sobre esta decisión.

El fin de semana pasado la Cancillería de Turquía emitió un comunicado en el que expresaba preocupación por las nuevas sanciones impuestas por parte del presidente Donald Trump, porque puede agravar la crisis venezolana.

Es por eso que el ministro de Asuntos Exteriores turco, Hami Aksoy, exhortó a que las partes sigan en el proceso de negociación que se lleva en Barbados con la mediación de Noruega.

A principios de este año el presidente de Turquía expresó su apoyo a Nicolás Maduro, luego de que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó se juramentara como presidente encargado de Venezuela. 

Como reseñó El País en ese momento, Turquía refina oro venezolano y envía alimentos al país sudamericano, lo que ha provocado las quejas de Estados Unidos, que acusa al Ejecutivo de Erdogan de ayudar al chavismo a saltarse las sanciones que ha impuesto al régimen.

Turquía considera que sanciones afectan negativamente negociación en Barbados

El Ministerio de Asuntos de Exteriores de Turquía aseguró que es a través del diálogo que el Gobierno y la oposición encontrarán “una solución duradera”.

A través de un comunicado, el ministro de Asuntos Exteriores turco, Hami Aksoy, exhortó a que las partes sigan en el proceso de negociación que se lleva en Barbados con la mediación de Noruega.

Igualmente rechazaron la nueva Orden Ejecutiva que impuso el presidente Donald Trump, el pasado lunes 5 de agosto, “en un momento durante el cual proseguían en Barbados las conversaciones facilitadas por Noruega entre el Gobierno venezolana y la oposición”.

Agregaron que esta nueva medida por parte de Estados Unidos puede agravar la crisis económica de Venezuela, “e impacte negativamente las iniciativas encaminadas a encontrar una solución política en Venezuela”.

El presidente estadounidense dijo haber tomado esta decisión “a la luz de la continua usurpación del poder por parte del ilegítimo régimen de Nicolás Maduro y sus colaboradores”.

Aparte del Gobierno de Turquía, la Alta Comisionada para Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, también rechazó este tipo de sanciones, porque podrían agudizar la crisis económica venezolana.

“Estoy profundamente preocupada por el impacto severo que pueden tener  en los derechos humanos de las personas en Venezuela el nuevo conjunto de sanciones unilaterales impuestas por los Estados Unidos esta semana”, declaró Bachelet en un comunicado.

Foto: Posta

AN: hasta diciembre de 2018, Maduro había vendido 73 toneladas de oro a Turquía y Emiratos Árabes

 

 

EL NUEVO PRESIDENTE DE LA COMISIÓN PERMANENTE DE FINANZAS de la Asamblea Nacional, diputado Carlos Paparoni (Unidad-Mérida), denunció que “desde el Arco Minero vienen negociando en forma ilegal con el tráfico de oro”, sin la autorización de la Asamblea Nacional.

Expresó que no solamente se cometen delitos ambientales, sino que “estaríamos hablando de que esos recursos obtenidos, se han prestado para incrementar el alto índice de corrupción”, aseguró que el gobierno de Nicolás Maduro, ha vendido hasta el mes de diciembre 73 toneladas de oro”.

En este sentido, precisó que desde la AN seguirán trabajando para que este gobierno no pueda vender ni un gramo más de oro, para garantizar que los recursos de los venezolanos, puedan estar siendo usados simplemente para seguir gobernando.

Según el parlamentario, de esos 73 toneladas de oro, el primer comprador que aparece es el consorcio Norcapital, quien habría adquirido la cantidad de 27 mil 398 kilogramos de oro, no obstante que el último comunicado en que señalaban que ellos habían comprado un poco menos de tres toneladas del preciado liquido.

Recordó que otra empresa turca habría adquirido también 23 mil 994 kilogramos de oro, y que hoy en día es una de las compañía, que tiene menos conocimiento, tanto en la inversión en el negocio del oro, como el acceso a la información de la misma.

En este sentido indicó el legislador, que hay otra empresa que asimismo compró 21 mil 886 kilogramos de oro en el año 2018, la cual está vinculada a Camboya, así como a otras naciones y grandes escándalos.

Defenderemos los activos

Resaltó el vocero que esa instancia legislativa, defenderá los activos del pueblo venezolano que se encuentran en mano de los saqueadores.

Sus declaraciones fueron ofrecidas durante una rueda de prensa, luego de la instalación de ente parlamentario, acompañado de los diputados Simón Calzadilla, Alexis Paparoni y Alfonso Marquina.

“Hoy queremos reiterarle a los venezolanos que tenemos un compromiso, de proteger todos los activos del país, especialmente de nuestros niños y de nuestros, para evitar que los sigan robando”, afirmó el legislador.

Dijo que actuarán apegados al acuerdo aprobado el 15 de enero, donde se designó en la Comisión de Finanzas, lo referente a mantener los contactos y el control para la protección de los activos del Estado venezolano que “solicitamos a 46 países que ya reconocieron al diputado Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela”.

Destacó que así lo hicieron el pasado lunes, cuando intentaron hacer una transferencia del Fondo del Estado, concretamente del Fondo del Bandes, que tenía como objetivo llegar a entidades del la República del Uruguay, para poder transferir dichos fondos.

Explicó el diputado Paparoni, que gracia a la rapidez con la cual actuaron, pudieron evitar que esa transferencia se hiciera por un monto de mil 200 millones de dólares aproximadamente.

El asambleíta expresó que sería importante obtener una información oficial, sobre lo que en realidad querían hacer con estos recursos, sin pasar con los procedimientos de contraloría y de todo el control que ejerce el parlamento nacional.

 

Turquía advierte a la Unión Europea de propiciar “guerra civil” si reconocen a Guaidó

EL MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES de Turquía, Mevlüt Çavusoglu, advirtió el viernes a los países de la Unión Europea (UE) del riesgo de que se desencadene una “guerra civil” en Venezuela si se decantan por reconocer como presidente interino al presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó.

“Lo hemos dicho desde el principio: una intervención de fuera no es sana, no es correcto, no puede solucionar nada, solo puede ahondar la crisis; podría incluso, dios no lo quiera, arrastrar al país a una guerra civil”, señaló Çavusoglu a su llegada a una reunión informal de ministros de Exteriores de la UE, a la que Turquía ha sido invitada como país candidato a la adhesión.

El jefe de la diplomacia turca se pronunció así preguntado por la decisión de países como España, Alemania o el Reino Unido de reconocer a Guaidó el próximo lunes, cuando concluye el ultimátum que dieron para convocar elecciones “libres” en el país.

“En lugar de elegir bando hay que fomentar el diálogo, los países deben priorizar el diálogo y la cooperación con Venezuela”, consideró Çavusoglu, a quien no le pareció “correcto” el reconocimiento de Guaidó como mandatario legítimo.

“Pero en Venezuela realmente hay un problema, ese problema ¿cómo se resuelve? Se resuelve con diálogo y cooperación”, defendió, y agregó que, “en lugar de dividirse en bandos, deberíamos concentrarnos en ayudar más a Venezuela y al pueblo venezolano, y así eliminaríamos un problema de la región”, concluyó.

Los ministros europeos debatieron la situación en Venezuela este jueves y se mostraron a favor de impulsar un grupo de contacto internacional que ayude a crear condiciones para celebrar nuevas elecciones que cumplan los estándares internacionales, ya que consideraron que las que le dieron un segundo mandato a Maduro no fueron “ni justas ni libres”.

En cambio, no llegaron a consensuar una posición común sobre el reconocimiento de Guaidó y alegaron que eso es una competencia de cada Estado que no tiene una institución como la UE.

Por su parte, el ministro belga de Exteriores, Didier Reynders, afirmó a su llegada a la reunión que “hay presiones muy fuertes en toda la región” sobre el asunto venezolano.

“Pero el objetivo final es unas elecciones creíbles, organizar elecciones que puedan ser reconocidas por la comunidad internacional y evitar la violencia que hemos visto, el número de refugiados tan impresionante e, igualmente, una situación humanitaria que cada vez es más complicada”, indicó.

Reynders confió en que “el lunes tengamos progresos” y recalcó que, “de todas formas, ustedes lo saben, nosotros reconocemos a la Asamblea Nacional de Venezuela y es con la que queremos trabajar”, concluyó ante los periodistas.

El año 2018 concluye con 251 periodistas encarcelados en el mundo

EL NÚMERO DE PERIODISTAS ENCARCELADOS por ejercer su profesión en todo el mundo aumentó por tercer año consecutivo hasta situarse en 251, la mayoría en Turquía, reveló un informe publicado este jueves por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).

Los 251 encarcelados suponen una cifra récord desde que existe un seguimiento por parte del CPJ, que destacó que un mundo con centenares de periodistas en prisión se ha convertido en “la nueva normalidad” .

Turquía, con 68 periodistas encarcelados, es el país que encabeza esta clasificación, seguido por China con 47, Egipto con 25 y Arabia Saudí con 16.

Eritrea completa los cinco primeros puestos, también con 16, aunque la CPJ alertó de que desconoce si estos periodistas, en su mayoría encarcelados desde 2001, siguen con vida.

Otros países con periodistas en prisión son Vietnam con 11 y Azerbaiyán o Camerún 7.

Cerca del 70% de los periodistas que se encuentran en prisión en todo el mundo lo están por delitos contra el Estado. En Turquía, por ejemplo, a la mayoría se les acusa de nexos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

También destaca el aumento de periodistas detenidos por divulgar “noticias falsas”, que en dos años han pasado de 9 a 28 y la mayoría de encarcelados actualmente por este motivo, 19, se encuentra en Egipto.

El CPJ recordó en su informe que ese incremento ha ocurrido en paralelo a la intensificada retórica global sobre las “noticias falsas” que lidera el presidente de Estados Unidos (EE UU), Donald Trump.

Además, 18% de los encarcelados no se les imputan cargos que se sepa.

En cuanto a América, figuran en la lista Venezuela, con 3 encarcelados, y Brasil, con uno, mientras que en EE UU, “donde los periodistas se enfrentaron a una retórica hostil y violencia física”, no hay profesionales en prisión pero sí destacan nueve arrestos a lo largo del año.

En el informe también se revela que en Europa hay un periodista ruso en prisión en Ucrania y otro ucraniano en Rusia, mientras que en Etiopía no hay profesionales encarcelados por primera vez desde 2004 y en Uzbekistán por primera vez en 20 años.

Con estas cifras en mano, el CPJ concluyó que el “abordaje autoritario” a las coberturas periodísticas críticas se ha convertido en algo más que un aumento temporal y que un mundo con centenares de periodistas detenidos es “la nueva normalidad”.

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 04.13.2018: BAJO: Variopintas

 

 

BAJO

ROJOPINTAS:

El presidente Erdogan de Turquía , hoy convertido en el “mejor amigo” de Maduro y sus personeros estuvo alojado con toda su comitiva oficial en el Hotel Eurobuilding. ¿Hace cuántos años que ningún mandatario se ha quedado en el Hotel Alba Caracas? Destrucción, abandono, corrupción, lupanar, delincuencia, abandono y otras perlas se aplican a su estado actual. Otra demostración palpable de que todo lo que toca la robolución es destruido o robado en su totalidad…

La petición del hijo del nuevo presidente de Brasil, Eduardo Bolsonaro, de aplicar la Convención de Palermo contra la Delincuencia Organizada Transnacional a los gobiernos de Cuba y Venezuela quedó en el tapete tras su entrevista con  Steve Bannon quien fuera jefe estratégico del gabinete de Trump los primeros siete meses de su gobierno…Quienes conocen el modo de gerenciar del ministro Castro Soteldo saben que es un individuo inteligente. Por eso piensan que aquella pregunta que le hizo al funcionario chino que vino a asesorar al gobierno fue premeditada y estudiada con su interlocutor. Recuerden que el asiático dio una lección en la transmisión oficial del encuentro con funcionarios venezolanos con su respuesta (que luego fue abruptamente cortada por la vicepresidenta Delcy Rodríguez) señalando que en su país cuentan y apoyan a la empresa privada. Castro es de los pocos rojos que hablan con ganaderos y agricultores …

Vengo hablando del “enfant terrible” del mundo árabe, el Emir de Catar quien anunciaba ayer el retiro de su país como miembro de la OPEP. Recuerden que es hoy el mejor amigo de Erdogan que es a su vez el mejor amigo de Maduro. ¿Sacarán a Venezuela del cártel petrolero si su producción desciende mucho mas?. Hay que estar pendientes de que Colombia nos reemplace. Otra obra de la robolución mentirosa …

Sistema Nacional de Orquestas se presentará en concierto para Erdoğan

EL SISTEMA NACIONAL DE ORQUESTAS y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela -conocido como El Sistema– ha movilizado dos de sus núcleos orquestales para rendir tributo a la figura del economista y presidente turco Recep Tayyip Erdoğan, quien arribó a Venezuela este domingo 2 de diciembre, según reseñaron medios oficiales.

Una fuente dentro de El Sistema, que prefiere no ser identificada, confirmó a El Pitazo que en Miraflores se instaló un núcleo, mientras que en el Centro de Acción Social por la Música, sede de El Sistema ubicada en Quebrada honda, efectivos de la Guardia de Honor presidencial de Venezuela se encuentran realizando los preparativos para la llegada del presidente Nicolás Maduro.

Erdoğan hace escala en Venezuela después de participar en la cumbre del G20 y visitar Paraguay. Medios oficiales afirmaron que se espera el surgimiento de nuevos acuerdos entre Venezuela y Turquía.

No es la primera vez que El Sistema desplaza a sus núcleos para rendir homenaje a figuras allegadas al oficialismo. El 13 de julio del año pasado, El Nacional denunció que el núcleo de la fundación en Guasdualito, acompañados por el director Carlos Pinto, fue trasladado a uno de los campamentos de las Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en ocasión de celebrarse el 53° aniversario del movimiento paramilitar.

 

*Vea la nota en El Pitazo