monitor de víctimas archivos - Runrun

monitor de víctimas

#Monitordevictimas | La PNB mató a diez hombres en Lara durante febrero
Aunque en las minutas se indica que se trató de casos de resistencia a la autoridad, parientes de las víctimas aseguran que fueron ejecuciones

Wilfredo Laguna Chirino, de 41 años de edad, se convirtió en la décima víctima de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) durante el mes de febrero de este año, luego de que muriera en un supuesto enfrentamiento en el barrio El Triunfo, en la parroquia Unión del estado Lara.

El pasado 25 de febrero, funcionarios de la Brigada de Respuesta Inmediata (BRI) adscritos a la PNB, llegaron al mencionado barrio a bordo de motos oficiales e irrumpieron en la vivienda en la que se encontraba Wilfredo. 

Residentes de la zona relataron que esa madrugada escucharon más de cinco detonaciones y que aunque algunos se asomaron por las ventanas para ver qué pasaba, solo lograron observar a los funcionarios. Pocas horas después supieron que Wilfredo estaba muerto. 

Según el reporte de la PNB, el hoy occiso se enfrentó a los uniformados y se originó un intercambio de disparos. Esta fue la misma versión que utilizaron en las otras 9 presuntas ejecuciones ocurridas en Lara durante febrero.

El mes que recién acaba de concluir grupos de la PNB asesinaron a 10 hombres en diferentes sectores de la región. En la mayoría de los casos los familiares de las víctimas negaron que sus respectivos parientes hubieran muerto en supuestos enfrentamientos.

Los muertos quedaron identificados como: Jonathan José Mendoza Reyes, Miguel Ángel Rangel (24 años), Randy José Flores (30 años), Yorman de Jesús Yánez (22 años), Ángel Jean Rojas (40 años), Jesús Anleto Lobatón (24 años), Maikel José Martínez (25 años), Efrén Ramón Pérez (33 años) y Jonathan José Túa (24 años).

De estas víctimas, ocho murieron en hechos ocurridos entre el viernes 19 y el sábado 20 de febrero de este año. Es estos casos la PNB aseguró que los fallecidos se resistieron a la autoridad.

#MonitorDeVíctimas | Mariajosé López, estudiante y bailarina de danza, víctima de femicidio
La joven de 20 años fue asesinada la madrugada del domingo 28 de febrero en La California Norte, municipio Sucre del estado Miranda. Presuntamente Edilson Pereira le dio cinco puñaladas a la joven durante una discusión. Ambos tuvieron un noviazgo durante siete años pero Mariajosé López había terminado con él cuatro días atrás

Con datos de Sandra Guerrero

A las 5:00 a. m. del domingo 28 de febrero Richard López se despertó con la noticia de que su hija, Mariajosé López Montilla, estaba herida. Martha Montilla, madre de la joven de 20 años, fue a buscarlo hasta su casa y juntos se trasladaron hasta el edificio Bamir en La California Norte, en el municipio Sucre del estado Miranda. Cuando llegaron “la niña” ya no tenía signos vitales.

“La niña”, como se refirió Richard López para mencionar a la mayor de sus cinco hijas, recibió cinco puñaladas durante una discusión con su exnovio. Edilson José Pereira, de 22 años, la encerró en el cuarto de su apartamento y la muchacha murió por las hemorragias.

Maríajosé había dado fin a una relación de siete años con Edilson aproximadamente cuatro días atrás. Ya no sentía lo mismo por él, así lo manifestó su papá. El domingo en la noche la joven regresó con su jefa de animar una fiesta infantil y ella le recomendó que se quedara a dormir para que no regresara tan tarde a su hogar, en el sector San José de Petare.

La jefa de Mariajosé vive en el mismo edificio que Edilson. Él la llamó y le pidió que bajara a su casa para hablar y terminar en buenos términos. La joven accedió. Ambos discutieron y los vecinos escucharon los gritos de la víctima quien pedía ayuda.

En el apartamento, propiedad de una tía del presunto femicida que no estaba presente, se encontraba también un adolescente, hermano menor de Edilson. “Escucharon los gritos de él diciéndole: ‘La mataste’”, contó Richard López a Crónica.Uno.

La víctima recibió tres heridas en el cuello, una en el estómago y otra a la altura del hombro. De acuerdo con la autopsia murió por hemorragia interna.

“Él huyó con el celular de la niña. Al principio pensamos que la había matado dormida, pero él tiene unos rasguños y los vecinos escucharon un forcejeo, así que pensamos que ella trató de defenderse”.

Edilson se entregó en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) la madrugada del lunes. Estuvo escondido en casa de una amiga en la calle La Línea de Petare y el papá de Mariajosé presume que tomó esa decisión porque sabía que toda su familia lo estaba buscando.

El joven de 22 años no tuvo anteriormente reacciones agresivas con ella ni le conocían vicios. “Por eso es que esta noticia tiene consternadas a las dos familias, porque él era un muchacho muy tranquilo, trabajador y hasta callado”, dijo Richard López.

Noviazgo desde el liceo

Mariajosé y Edilson se conocieron en el liceo, ubicado al final de la avenida Sanz de El Marqués. La víctima estaba en tercer año y él en quinto año. Mariajosé formalizó la relación cuando tenía 17 años.

“Compartimos con las familias, ella viajaba con la familia de Edilson, sus padres querían a la niña como una hija, y él iba con nosotros a una casa que tenemos en Caucagua. Sus padres son muy decentes, no tengo nada malo que decir de su familia, por eso estamos extrañados”.

Edilson no continuó con los estudios. Trabaja como obrero en la empresa McCormick. Sus padres viven en la conserjería del edificio Bamir, porque los antiguos conserjes se fueron y ellos aprovecharon ese empleo. Por eso, Edilson y su hermano menor se quedaron en el apartamento con su tía.

Estudiante, trabajadora y bailarina

Mariajosé comenzaba sus estudios de Fisioterapia en la Universidad Simón Rodríguez y también fue seleccionada en la Universidad Central de Venezuela (UCV) para cursar Radiología, pero por la pandemia no había iniciado.

Vivía en el sector San José de Petare con su mamá y era hija única por parte de la señora Martha Montilla. En la vivienda multifamiliar, con entradas independientes, también vivía su abuela y tías.

Mariajosé también bailó desde los 10 años. Comenzó en la Academia Danza Expresión Libre y por su trayectoria actualmente era instructora. “Montaba las coreografías en la academia”.

El señor Richard siguió las noticias de los femicidios en Venezuela, durante la última semana de febrero y lamentó la descomposición social en la que se encuentra el país.

“No sé si estamos siguiendo un patrón y el que tiene esa debilidad mental, como le pasó a este muchacho, siguen esos patrones”, dijo.

El femicidio de Mariajosé fue uno de los siete que se registraron en el país en una semana. Douglas Rico, director del Cicpc, se refirió este lunes 1º de marzo a este crimen y contó que el presunto autor del hecho estaba bajo custodia de la policía científica.

“Nuestra institución cuenta con un programa de prevención de delitos contra la mujer, estamos haciendo una campaña, pero con la pandemia no ha sido tan avanzada; sin embargo, seguimos trabajando para evitar que estos delitos sucedan”, dijo durante una conferencia de prensa.

Un feminicidio anterior

La víctima anterior había sido Nahomys Evelyn Lara, de 17 años de edad. La adolescente recibió un impacto de bala en la cabeza. Aunque la joven fue trasladada al hospital desde las cercanías del Nuevo Circo, se presumen que e crimen ocurrió al interior de un apartamento en El Valle.

Por la muerte de la menor de edad las autoridades buscan al hombre con quien Lara mantenía una relación amorosa.

Los femicidios registrados la última semana de febrero ocurrieron en Portuguesa, Mérida, Carabobo, Distrito Capital y Miranda. Dos presuntos agresores están prófugos.  

Entre el 21 y el 28 de febrero se registraron siete femicidios en Venezuela y solo tres ocurrieron en el estado Portuguesa. Entre las víctimas hay dos adolescentes y el resto de las mujeres asesinadas son menores de 35 años.

En la mayoría de los crímenes las parejas o exparejas de las mujeres fueron los presuntos femicidas. Sin embargo, dos jóvenes asesinadas en el municipio Turén, en Portuguesa, fueron víctimas de Nelson Antonio Torrealba Saavedra, quien tras su detención alegó a las autoridades que no las conocía, según el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), comisario Douglas Rico.

Infografía: Amadeo Pereiro

Este lunes 1º de marzo, Rico explicó que Torrealba condujo a las comisiones del Cicpc hasta los sitios donde ocultó evidencias como los celulares de las víctimas y la bicicleta de una de ellas.

“Nunca culpamos a un inocente, nunca buscamos que haya impunidad, trabajamos para evitar la impunidad. Seguimos trabajando en los laboratorios para determinar las coincidencias de las evidencias que se encuentran en el proceso de investigación”, dijo Rico a través de una conferencia de prensa.

Crónica.Uno recopiló los datos de los siete femicidios que ocurrieron la última semana de febrero:

El primer femicidio conocido fue el de Eliannys Andreína Martínez Roñoz, de 17 años, el lunes 22 de febrero. La adolescente fue hallada sin signos vitales en un terreno baldío conocido como la Tabacalera del municipio Turén, en el estado Portuguesa.

La menor de edad desapareció el domingo 21 de febrero, cuando fue a la iglesia. El comisario Rico informó que el hombre la interceptó y la llevó a la fuerza hasta el sitio donde ocurrieron los hechos.

Eduarlis Carolina Falcón Torrealba, de 20 años, desapareció el lunes 22 de febrero. Rico contó que el hombre la interceptó cuando ella salió de su casa con destino al gimnasio. Iba a bordo de una bicicleta que se encuentra entre las evidencias recabadas.

Eduarlis fue hallada sin signos vitales también en el municipio Turén. Su cadáver, al igual que el de Eliannys, presentaba signos de violencia física y abuso sexual.

El 27 de febrero detuvieron al presunto femicida de Eduarlis y Eliannys, en el sector La Arenera de La Misión, en Turén. Tarek William Saab, fiscal designado por la ANC, y el comisario Douglas Rico confirmaron la información. Identificaron al hombre como Nelson Antonio Torrealba Saavedra, de 38 años.

Según el comisario Rico, el hombre confesó ambos femicidios y contó que sufría de ataques de ira. Torrealba fue delatado por su esposa, quien se comunicó con las autoridades luego de que él manifestara que se iba de la casa.

En el estado Portuguesa también fue asesinada Carmine Yohanny Sosa, de 33 años, el lunes 22 de febrero. Según la información policial, la víctima tuvo una discusión con su expareja supuestamente porque no quería reconciliarse con él. Jhon Keller Luques se suicidó después de dispararle a la mujer.

El martes 23 de febrero fue asesinada Nahomys Evelyn Lara, de 17 años. Según sus familiares, tuvo una discusión con su pareja y él le disparó. Ocurrió en El Cementerio, Distrito Capital, aunque sus parientes desconocen el sitio exacto. La menor de edad tenía tres meses viviendo con el hombre, quien está prófugo.

Yaverlis Carolina Uzcátegui, de 28 años, fue asesinada la madrugada del jueves 25 de febrero. De acuerdo con el reporte policial, su cadáver fue encontrado en una zona boscosa del sector Agua Regada, municipio Pueblo Llano, del estado Mérida. Presuntamente su pareja, Juan Manuel Rosales Santiago, de 39 años, le dio múltiples puñaladas porque sospechaba que le era infiel. El hombre está prófugo.

El domingo 28 de febrero fue asesinada Mariajosé López, de 20 años, en el edificio Bamir de La California, estado Miranda. Recibió cinco puñaladas.

Sus padres contaron que la víctima decidió terminar recientemente con Edilson Pereira, de 22 años, con quien tuvo una relación de siete años. Sin embargo, él la invitó a conversar el domingo, para quedar como amigos, y durante una discusión la mató.

El joven se entregó ante el Cicpc la noche del domingo, pero hasta la mañana de este lunes 1º de marzo no había querido contar lo que pasó. Los padres de la joven, quien era fisioterapeuta, comentaron que nunca mostró actitud violencia en contra de su hija ni le conocían vicios.

Areinis Desirée Castillo, de 35 años, fue asesinada el domingo 28 de febrero, en el barrio Ruiz Pineda de Valencia, estado Carabobo. El comisario Rico explicó que durante una discusión su pareja la golpeó con un objeto contundente, luego la roció con gasolina y la quemó.

Gustavo Gutiérrez, alcalde del municipio Naguanagua de Valencia, informó que Juan Antonio Rodríguez Mota, presunto femicida, es oficial de la policía municipal y había sido detenido.

#MonitorDeVíctimas | Una adolescente fue asesinada a puñal frente al Nuevo Circo
Nahomys Lara, de 17 años, había quedado en encontrase con una amiga para ir a dormir a su casa. Al llegar al lugar donde iban a verse, su amiga la halló apuñalada, la subió a un taxi y la llevó al hospital, pero ya estaba muerta

Glorimar Fernández / @GloriFernandez

Una adolescente de 17 años de edad, de nombre Nahomys Evelyn Lara, fue asesinada la noche del pasado 23 de febrero en las inmediaciones del Terminal de Nuevo Circo. en Caracas. Una amiga de la muchacha la llevó en un taxi al Hospital Clínico Universitario. La habían apuñalado, ya estaba muerta.

Funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) dieron a conocer la noticia del homicidio de Lara luego de entrevistar a la compañera de la joven. La amiga de la ahora occisa relató a las autoridades que estaba esperando la llamada de la adolescente para encontrarse en un lugar cercano a la avenida Lecuna, ya que se iba a quedar a dormir en su vivienda.

La entrevistada contó que llamó al celular de Lara en vista de la tardanza y que le contestó un hombre, que le dijo que estaba equivocada de número. En ese momento decidió ir al lugar del encuentro, donde halló un cúmulo de gente que rodeaba a la joven, que estaba toda ensangrentada. Enseguida pidió ayuda a un taxista que se encontraba en la zona para llevarla al hospital.

En el parte policial se dijo que el posible móvil era la venganza, pero no se indicaron más detalles del crimen. El miércoles 24 de febrero familiares de la adolescente acudieron a la morgue de Bello Monte para retirar el cuerpo.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) actualmente realizan interrogatorios, tanto a la compañera que trasladó el cadáver de Lara como a allegados y parientes de la víctima, para determinar la identidad de los responsables y el móvil de su asesinato.

#MonitorDeVíctimas | PNB y FAES asesinaron a ocho hombres en menos de 24 horas en Lara
Los hechos ocurrieron en medio de un despliegue policial en sectores populares de los municipios Iribarren y Palavecino

Liz Gascón / @LizGascon

Grupos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), principalmente funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), son los responsables de ocho de las nueve muertes violentas que se registraron en el estado Lara durante la tercera semana de febrero de este año.

Estos fallecimientos se registraron en medio del despliegue de los mencionados cuerpos policiales en sectores populares de los municipios Iribarren y Palavecino, entre los pasados viernes 19 y sábado 20 de febrero.

De los ocho hombres asesinados por funcionarios de dichos organismos, se supo que seis cayeron a manos de las FAES. En cuatro casos los familiares de las víctimas negaron la versión de que se hubieran dado enfrentamientos entre los ahora occisos y las comisiones de la PNB, como se indica en las respectivas minutas.

Lo mataron frente a una iglesia

Al menos 15 funcionarios adscritos a la estación policial de Palavecino sacaron de su casa a Jonathan José Túa, de 24 años de edad, en hechos ocurridos el pasado 20 de febrero a las 2:00 am.

Así lo aseguraron dos familiares de Túa que fueron entrevistados por Monitor de Víctimas. Indicaron que el hombre vivía solo en la comunidad Villa El Milagro, en Cabudare, y que fue asesinado frente a una iglesia en una zona aledaña llamada Piedra Azul.

 Se conoció que vecinos que presenciaron la llegada a la casa del joven de hombres armados y portando uniformes negros de mangas camufladas fueron quienes alertaron a su madre.

“Violentaron su residencia y dejaron un desastre. Lo mataron y dejaron el cuerpo en el ambulatorio de Cabudare. Su sangre quedó al frente de una iglesia que, según la policía, él iba a robar”, relató un allegado, que prefirió mantenerse en el anonimato. Este entrevistado indicó que Túa era el menor de tres hermanos y que no tenía problemas con nadie.

La misma fuente aseguró que Túa había sido detenido en noviembre de 2017 y que en ese momento le notificaron que era por el asesinato de un oficial de la Guardia Nacional, en Piedra Azul. Si embargo, cuando lo presentaron en tribunales no hicieron mención de este delito y lo presentaron por porte ilícito de arma de fuego.

“Espero que se haga justicia. Ya está bueno del abuso de poder de estos funcionarios”, reclamó el allegado de la víctima.

Estaba cuidando a sus sobrinos

A Yorman de Jesús Yánez también se lo llevaron de su casa, ubicada en el barrio Bolívar, al oeste de Barquisimeto. El hecho ocurrió el viernes 19 de febrero a las 8:00 am.

El joven, de 22 años de edad, estaba a cargo del cuidado de tres sobrinos cuando funcionarios de las FAES irrumpieron en el lugar. La PNB reportó que su deceso se registró en un presunto enfrentamiento en el caserío Macuto, al sur de la ciudad. En ese mismo procedimiento resultó muerto Randy José Flores, de 30 años de edad.

La madre de Yánez se enteró de su muerte mientras le entregaba comida a otro hijo suyo, preso en la Comunidad Penitenciaria Fénix. Así lo indicó una tía de Yánez.

La vida d Maikel José Martínez, de 25 años, tuvo el mismo desenlace que las de Túa y Yánez: miembros de las FAES lo mataron en el barrio San Francisco, una comunidad que no frecuentaba, según sus conocidos.

Estaba por convertirse en padre

La quinta víctima fue Miguel Ángel Rangel Falcón, de 23 años de edad. Al joven lo asesinaron funcionarios de las FAES en la urbanización La Carucieña, en Barquisimeto. Familiares del hoy occiso señalaron que los policías lo sacaron de su casa el pasado viernes 19 de febrero a las 5:00 am.

La mamá de Rangel recibió un mensaje en el que le indicaban que su hijo estaba en el Hospital Central Antonio María Pineda, en Barquisimeto. La mujer pensó que estaba en dicho centro asistencial por algún asunto relacionado con su nuera, la pareja del joven, que tiene dos meses de embarazo. Ya en el sitio le explicaron que el joven había sido asesinado.

“Estaba esperando a su primer hijo y estaba muy ilusionado. No vi cómo lo mataron, pero todo se lo dejo a Dios, porque la justicia divina existe”, expresó la madre del ahora fallecido.

Se supo que Rangel había sido detenido por las FAES en marzo del año pasado por porte ilícito de armas. Posteriormente fue dejado en libertad.

Pensaban que estaba desaparecido

A Jesús Amleto Lobatón Flores, de 25 años de edad, sus familiares lo daban por desaparecido. El pasado viernes 19 de febrero a primera hora había salido de su casa, ubicada en el barrio 5 de Julio, hacia su lugar de trabajo. Nunca regresó.

Dos días después sus parientes hallaron su cadáver en la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda. Se supo que el joven fue asesinado por miembros de las FAES en un terreno baldío cercano al Mercado Mayorista de Barquisimeto.

Las últimas dos víctimas, para completar la lista de ocho, fueron Ángel Jean Rojas, de 40 años de edad, y Efrén Ramón Pérez Escalona, de 33 años. De acuerdo con informaciones preliminares, Rojas fue asesinado por las FAES en el kilómetro 13 de la vía Quíbor, en Barquisimeto. Se supo que Pérez cayó a manos de la Brigada de Respuesta Inmediata en la Circunvalación Norte.

#MonitorDeVíctimas | Un albañil fue asesinado a puñal al parecer por su excuñado y otro hombre en Catia
Parientes de la víctima, que tenía 34 años, aseguran que el ahora occiso había recibido amenazas desde que había terminó la relación que mantenía con la hermana de uno de los presuntos homicidas

Un hermano de su antigua pareja y otro hombre están sindicados por ser los presuntos responsables de poner fin a la vida de José Antonio Ariza, de 34 años de edad.

El crimen ocurrió a la media noche del pasado sábado 20 de febrero, cuando la víctima se desplazaba por la calle Carbonar del barrio El Amparo, en Catia, parroquia Sucre del municipio Libertador.

De acuerdo con la versión que se maneja hasta ahora, en lo que vieron pasar a Ariza frente a su casa, los dos hombres antes señalados la emprendieron a golpes en su contra. Al parecer lo derribaron en el pavimento, donde le dieron múltiples patadas.

Según el relato de algunos testigos, finalmente uno de los presuntos victimarios le propinó heridas en el corazón y en la parte baja del abdomen usando un arma blanca.

Ariza falleció cuando era trasladado al Hospital Magallanes de Catia. La víctima laboraba como albañil y era el segundo de tres hermanos. Allegados del ahora occiso indicaron que desde que este puso fin a la relación que tenía con su pareja había comenzado a recibir múltiples amenazas.

#MonitorDeVíctimas | Padres localizan a su hijo muerto luego de un mes de búsqueda
Yoanfred José Mendoza Escalona fue asesinado a bala. El cadáver fue hallado al fondo de un pozo de 20 metros de profundidad  | Fotos: cortesía

 

Karina Peraza Rodríguez – @KaryPerazaR

 

Pasaron el último día del año 2020 buscando y orando para que su hijo Yoanfred José Mendoza Escalona, de 27 años de edad, apareciera y así despedir el año juntos, como familia. Ese deseo no fue cumplido.

La búsqueda de Yoanfred, que inició el 30 de diciembre del año pasado, se extendió por todo el municipio Andrés Eloy Blanco, en el estado Lara. Culminó la tarde del pasado 6 de febrero cuando lo localizaron sin vida. 

Un angustiante mes vivieron los padres de Yoanfred José, quienes no supieron más de su paradero. Intuían que algo le había ocurrido porque no solía desaparecer tanto tiempo y mucho menos abandonar su trabajo en la agricultura. 

Visitaban comisarías, centros asistenciales en Sanare, en otros municipios y hasta en Barquisimeto, pero no lograban dar con él. Varios conocidos se unieron a la búsqueda, que al principio fue muy activa, aunque con el pasar de las semanas el apoyo fue menor. 

No se dieron por vencidos

 

Los padres de Yoanfred José no descansaron y llevados por más que un presentimiento pidieron ayuda a un amigo de ellos que forma parte de un cuerpo de bomberos. La única zona en la que les faltaba por buscar era en un respiradero que funge como pozo, ubicado en el sector Lomas de Timonal, en Sanare. 

El funcionario no se negó y acudió al lugar. El pozo tiene al menos una profundidad de 20 metros y cuando hizo la búsqueda encontró lo que buscaba: allí estaba el cuerpo. 

De inmediato avisaron a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de Quíbor. Una vez extrajeron el cuerpo del pozo los padres de Yoanfred José lo reconocieron por su vestimenta. 

El domingo 7 de febrero al cadáver se le realizó la autopsia y el patólogo indicó que se trataba de un homicidio, pues según develó el examen forense, el joven habría fallecido producto de un disparo en la región del tórax.  Ahora funcionarios del Eje de Homicidios Lara del Cicpc avanzan con las investigaciones del caso. 

#MonitorDeVíctimas | Por una bala perdida murió un comerciante en Petare
El hombre, de 41 años, acababa de salir de trabajar. Murió de forma instantánea 

 

Sandra Guerrero

 

De un disparo en la cabeza le quitaron la vida a Juan Jhon Martínez Corrales, de 41 años de edad. El hecho ocurrió aproximadamente a las 7:00 de la noche del pasado jueves 11 de febrero, cuando transitaba por un sector de la Zona 7 del barrio José Félix Ribas, en Petare, municipio Sucre del estado Miranda.

Martínez Corrales, que tenía 7 años trabajando como comerciante, había culminado sus labores e iba con su hermana. La mujer decidió entrar a una carnicería y él continuó caminando.

De repente se escucharon detonaciones producto de un enfrentamiento entre dos grupos delictivos. Uno de los proyectiles impactó al comerciante en la cabeza, ocasionándole la muerte en forma inmediata.

En la zona en la que ocurrió el suceso presumen que los protagonistas del tiroteo fueron miembros de la banda que dirige un individuo conocido como Wileixis, así como otros que forman parte de un grupo rival. 

Un familiar de la víctima que prefirió no identificarse pidió que se haga justicia a la par que formuló una denuncia pública sobre la inseguridad que reina en ese sector  y que golpea a los vecinos de Petare.

“Ojalá la familia tuviera para dónde irse. Vender todo e irse. Esto es Venezuela. Esto no es vida”, dijo ese mismo pariente. Martínez Corrales era padre de dos hijos, uno de 2 años y otro de 18 años de edad.