monitor de víctimas archivos - Runrun

monitor de víctimas

#MonitorDeVíctimas | CICPC detuvo a dos personas por el secuestro y asesinato de comerciantes de oro
Pese a que los familiares pagaron el rescate, los cadáveres fueron localizados el pasado domingo en una zona boscosa cercana a Plaza Venezuela

 

 @carlos_dhoy | Fotografía: Carlos Ramírez

 

Un hombre y una mujer fueron detenidos por estar presuntamente implicados en el secuestro y asesinato de los comerciantes de oro Anthony Godoy, de 33 años de edad, y Pedro Méndez, de 19, cuyos cadáveres fueron localizados en domingo 26 en horas de la tarde en una quebrada ubicada entre Las Acacias y El Recreo, municipio Libertador.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), aprehendieron a Maikel Mauricio Mata, de 20 años de edad, y Yosly Abreu, de 50 años, y se encuentran tras la pista de dos personas más, un adolescente de 17 años de edad y un hombre de nombre Luis, quienes serían los autores materiales del crimen.

Douglas Rico, director del CICPC, informó a través de su cuenta en la red social Instagram (@douglasricovzla), que Godoy y Méndez tenían un local de compra y venta de oro en Catia, y ya habían realizado varias transacciones comerciales con Yosly Abreu, por lo que se confiaron cuando ella los contactó para venderles unas prendas de oro. 

Quedaron en verse en la avenida Victoria. Pero al llegar al lugar fueron sometidos por los secuestradores que se los llevaron hasta una zona boscosa de la parte alta de Terrazas de las Acacias, parroquia El Recreo del municipio Libertador, donde les tomaron una foto como fe de vida y llamaron a los familiares para pedir el rescate. Posteriormente, el adolescente los mató.

La esposa de Godoy, sin saber que ya los habían asesinado, acordó con los delincuentes que se encontrarían en un sitio para pagar el rescate. Al llegar, los plagiarios tomaron el dinero y las prendas de oro convenidos y se marcharon. Minutos después enviaron un mensaje a los familiares que decía que ya estaban muertos.

Se conoció que Anthony Godoy fue funcionario de PoliCaracas y trabajaba como comerciante junto a su cuñado, Pedro Méndez.

El CICPC continúa tras la pista de los demás implicados en el secuestro y doble homicidio. secuestro y asesinato

 

 

el futuro de la juventud en sectores populares

#MonitorDeVíctimas | Letalidad policial ha dejado 1370 personas muertas en tres años
48% de los asesinatos fueron cometidos por las Faes

 

En los últimos tres años han perdido la vida de manera violenta a manos de la policía 1.370 personas, según cifras manejadas por Monitor de Víctimas. 

El 48% de los asesinatos fueron cometidos por las Faes, 32% por el Cicpc, 12% por la PNB y 8% otros cuerpos.

94% de los 1.370 asesinatos fueron cometidos entre los municipios Libertador de Distrito Capital y Sucre de Miranda, 959 en este primero y 320 en el segundo. Cada semana mataron a un promedio de nueve caraqueños en los últimos tres años.  

El 51% de las víctimas tenían dos o más impactos de bala. 

De acuerdo a la base de datos de Monitor de Víctimas, 48% de los muertos estaban desarmados al momento de morir.

En los últimos tres años se produjeron 81 masacres u operativos donde murieron tres o más personas. 

Mientras 1.370 personas fueron muertas en presuntos enfrentamientos, apenas 15 policías fallecieron de manera violenta en dichos operativos.

 

 

Tres muertes diarias en Caracas

De acuerdo a cifras manejadas por Monitor de Víctimas, 3.638 personas han sido asesinadas en los últimos tres años en el área metropolitana de Caracas.

Apenas 6% de las víctimas eran mujeres y más del 50% eran jóvenes entre 15 y 29 años.

69% de los homicidios ocurrieron en la vía pública, mientras que 24 sucedió en la vivienda de la víctima.

95,5% de las victimas eran civiles, mientras que apenas 2,1% policias. Segun Monitor de Victimas al menos 3 personas son asesinadas diariamente en Caracas

 

#MonitorDeVíctimas | Asesinaron a dos comerciantes de Catia que estaban secuestrados
Sus familiares pagaron el rescate, pero no los liberaron. Los encontraron el domingo 26 con disparos en la cabeza

En una zona boscosa ubicada entre el sector Las Acacias y San Agustín, municipio Libertador, fueron hallados este domingo 26 en horas de la tarde, los cuerpos de Anthony Godoy y Pedro Méndez, quienes vendían y compraban oro en Catia y estaban secuestrados desde el 23 de julio. Aunque la  esposa de uno de ellos pagó el rescate, los comerciantes fueron asesinados de un disparo en la cabeza cada uno.

Según familiares de las víctimas, los socios salieron el jueves 23 de julio, después de las 5:00 pm, para reunirse con un hombre que les vendería unas prendas de oro, que luego comercializarían en el local que ambos tenían en Catia, parroquia Sucre.

En la noche, recibieron un mensaje telefónico en el que se adjuntaba una foto de Godoy y Méndez sentados en una zona boscosa: Méndez tenía sangre en la sien derecha y Godoy estaba a su lado aparentemente bien. Les exigían una cantidad no precisada en dólares para liberarlos.

Una vez que acordaron el sitio donde se pagaría el rescate, la esposa de una de las víctimas llevó el dinero hasta el sitio que le indicaron los secuestradores, estos lo recogieron y se fueron. Los familiares se quedaron en el lugar un rato largo a la espera de que los comerciantes llegaran, pero esto no ocurrió y perdieron todo contacto con los delincuentes.

Desesperados colocaron las fotos de ambos en las redes sociales así como números telefónicos a los que comunicarse si alguien daba con su paradero. Pero fue el domingo 27 de julio en horas de la tarde, cuando transeúntes avistaron dos cuerpos en la zona antes mencionada y avisaron a los Bomberos del Distrito Capital, quienes pocas horas después recuperaron los cadáveres en avanzado estado de descomposición.

Una comisión del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) llevó los cuerpos a la medicatura forense de Bello Monte para la autopsia de rigor.

Funcionarios del CICPC, pertenecientes al Eje de Homicidios, se encuentran investigando el hecho para dar con los responsables.

Activados ante la crisis, por Roberto Patiño

@RobertoPatino 

Los venezolanos nos enfrentamos ante la emergencia en el marco de un Estado secuestrado por un modelo autoritario. En esta situación, el Estado no promueve la convivencia, sino que profundiza la fragmentación. No trabaja por el bienestar de la sociedad en su conjunto sino solo para la reducida élite en el poder, en detrimento directo de los demás grupos sociales.

Con el advenimiento de la pandemia de la COVID-19, esta situación se agudiza. Se refuerzan el desconocimiento, la persecución y el aprovechamiento desde el Estado para instrumentalizar la emergencia y reforzar sistemas de control y subyugación. Durante la pandemia, han aumentado las detenciones ilegales de periodistas y trabajadores de la salud, se han recrudecido las violaciones de derechos humanos por parte de cuerpos de seguridad. De igual forma se ha extendido el colapso de servicios básicos.

Otro de los efectos nefastos de esta política de imposición violenta, conflictividad y empobrecimiento, ha sido la criminalización oficial de migrantes retornados y personas contagiadas.

Campañas gubernamentales de censura, persecución y delación estigmatizan a amplios sectores de la población, promoviendo el desconocimiento de las carencias del sistema de salud y el fallo de las políticas estatales para enfrentar la pandemia.

Los venezolanos vivimos entonces la situación de cuarentena y contagio en una condición de orfandad institucional sanitaria. No solo carentes de la ayuda y asistencia que el Estado debe naturalmente promover y generar, sino además hostigados y amenazados por las instituciones públicas. Estas, lejos de cumplir sus deberes y obligaciones, se convierten en agentes de amenaza y desconfianza para las personas.

Una respuesta a esta falta de institucionalidad ha sido la activación y reforzamiento de redes de apoyo y solidaridad.

Así como la articulación de diversos grupos e iniciativas que abordan las grandes emergencias que, en materia de derechos humanos, alimentación, salud y violencia, entre otras, estamos padeciendo. Es decir, la aplicación de valores convivenciales de encuentro, organización, reconocimiento y solidaridad, en acciones coordinadas de comunidades, gremios y ONG.

En el caso del Movimiento Caracas Mi Convive, estas acciones se expresan en nuestras iniciativas de Alimenta la Solidaridad, Monitor de Víctimas y Red Solidaria, entre otras, que vinculan a comunidades, madres, líderes locales, aliados y voluntariado en soluciones organizadas desde y para las personas.

Estas acciones tienen como principales protagonistas a las comunidades y grupos directamente afectados por los problemas. Y están acopladas con otros actores sociales en esfuerzos sostenibles, en modelos inclusivos, productivos y democráticos, que pueden ser reproducidos en otros ámbitos.

Es precisamente esta aplicación práctica de los valores convivenciales, la que nos ha ayudado a mantenernos activos en una situación de crisis sistémica, agravada por la pandemia.

Denunciar las acciones dictatoriales del régimen, apoyar desde nuestros espacios las iniciativas que enfrentan la emergencia, y vincularnos activamente en estas iniciativas, a través del encuentro organizado entre las personas, son las vías que cada vez más venezolanos estamos transitando para lograr las transformaciones que el país demanda en lo social, político y económico.

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

#MonitordeVíctimas | Asesinaron a un comerciante del mercado de Coche para robarle 40 dólares
El homicidio ocurrió en el sector La Hoyada, cerca de la estación del Bus Caracas, donde la víctima esperaba transporte público para ir a su lugar de trabajo

 

@lysaurafuentes | Fotografias Carlos Ramírez

 

El pasado domingo 28 de junio, Raúl Omar Díaz Duarte, de 67 años de edad, salió desde tempranas horas de la pensión donde residía, en la avenida Baralt de Caracas, y se fue caminando hasta La Hoyada para tomar un transporte público que lo llevaría al mercado de Coche.

En La Hoyada, el comerciante fue herido en la cabeza con un objeto contundente, por desconocidos que lo dejaron en grave estado de salud y le robaron un bolso en el que cargaba alrededor de 40 dólares, una suma no precisada de bolívares y el teléfono celular.

Bomberos de Distrito Capital lo auxiliaron y lo trasladaron al hospital Vargas donde fue necesario colocarle un respirador artificial y solicitaron a los familiares la compra de insumos. Sin embargo, pese a los esfuerzos para que sobreviviera, Díaz Duarte falleció.

Los parientes de la víctima revelaron en la morgue de Bello Monte que al no contar con los recursos para el sepelio, el cadáver del comerciante permaneció ocho días en la medicatura forense hasta que sus parientes lograron la donación de una urna y un beneficio social para el traslado y funeraria.

Raúl Omar tenía más de 30 años como comerciante del mercado de Coche. Sus familiares presumen que se resistió al robo. Elizabeth Duarte, hermana de la víctima, pidió a las autoridades mayor presencia policial debajo del elevado de La Hoyada. “Eso es una guillotina, es un lugar de malandros”, dijo.

 

 

el futuro de la juventud en sectores populares

#MonitorDeVíctimas | Mataron un mecánico en Petare
Familiares aseguran que funcionarios del CICPC irrumpieron en su casa y lo ejecutaron

 

@farnzambranor | Foto: Carlos Ramírez

 

A las 6:00 pm de este martes 7 de julio, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), ingresaron a la vivienda de Delvis Valera Fernández, de 23 años de edad, y lo mataron. Horas después, el parte policial aseguraba que Valera había muerto al enfrentarse a una comisión policial.

Familiares que esperaban su cadáver en las afueras de la morgue de Bello Monte, desmintieron esta versión.

Dijeron que Delvis se encontraba con sus abuelos cuando los funcionarios irrumpieron en su casa ubicada en el sector 2 de la calle Diego de Losada de Petare, municipio Sucre del estado Miranda y lo mataron. Su cuerpo presentó cinco disparos por la espalda.

La víctima era ayudante de mecánico y el mayor de tres hermanos. Un niño de 8 años de edad quedó huérfano por su partida. Había estado detenido por el delito de porte ilícito de armas. 

 

el futuro de la juventud en sectores populares

#MonitorDeVíctimas | Mujer celosa mató a su marido de dos cuchilladas
La pareja estuvo consumiendo licor desde la noche de viernes hasta la mañana del sábado. Se desconoce el paradero de la homicida

 

@SandraGuerrero1 | Foto: Carlos Ramírez

 

Annie González, de 42 años de edad, le quitó la vida a su pareja, Juan José Sánchez, de 35 años. Dos cuchilladas, en la tráquea y un pulmón, fueron suficientes para dejarlo herido de muerte. El crimen ocurrió a las 8:00 am del sábado pasado, en el domicilio donde convivían, ubicado en el sector González Cabrera, kilómetro 8 de la carretera a El Junquito, municipio Libertador.

Desde la noche anterior, ambos habían estado consumiendo licor junto con amigos, en el porche de la casa. A las 8:00 am del sábado entraron a la vivienda y González inició una discusión por motivo de celos. González se alteró, fue a la cocina y tomó un cuchillo con el cual agredió a Sánchez y huyó. Al parecer las peleas eran frecuentes entre ellos.

El portazo que dio al salir llamó la atención de una hermana de la víctima que al ver a Sánchez herido pidió ayuda para llevarlo al hospital Pérez Carreño, pero murió en el trayecto.

La homicida, cuyo paradero se desconoce, tiene seis hijos de uniones anteriores y trabajaba como ayudante de cocina en un colegio de la zona. Sánchez trabajaba como técnico de celulares y tenía una hija de 16 años de edad.
La relación entre víctima y victimaria comenzó hace un año y medio.

 

el futuro de la juventud en sectores populares

#MonitorDeVictimas / Mataron a un comerciante informal en La Hoyada
Desconocidos le propinaron un golpe en la cabeza y murió cuatro días después

Francisco Zambrano @franzambranor / Fotografía: Carlos Ramírez

De un traumatismo severo en la cabeza falleció el pasado martes 30 de junio, Raúl Díaz, de 66 años de edad. 

Su hermana Nelly Díaz, en la morgue de Bello Monte, aseguró que personas desconocidas atacaron a Díaz con un objeto contundente el pasado sábado 27 de junio a las 3:00 am en las inmediaciones de La Hoyada.

Fue llevado a un centro asistencial donde murió cuatro días después.

Díaz era comerciante informal del Mercado de Coche y vivía solo en una pensión en el centro de Caracas.

Dejó a una hija mayor de edad que emigró a República Dominicana.

 

el futuro de la juventud en sectores populares