monitor de víctimas archivos - Runrun

monitor de víctimas

#MonitorDeVíctimasCaracas | Murió adolescente de un tiro al quedar en línea de fuego en Petare
Luis Gerardo Abreu era el menor de tres hermanos y estudiaba tercer año de bachillerato en el liceo Mariano Picón Salas

@SandraGuerrero1

Como Luis Gerardo Abreu, de 17 años de edad, fue identificado el adolescente que murió a las 8:00 pm del martes 17 de mayo de 2022, en el sector Campo Rico de Petare, municipio Sucre del estado Miranda.

El joven recibió un disparo en la cabeza que le ocasionó la muerte, al quedar en la línea de fuego de dos grupos de individuos que se enfrentaron en la vía pública.

La víctima era el menor de tres hermanos y estudiaba tercer año de bachillerato en el liceo Mariano Picón Salas. La información fue suministrada por Maite de Abreu, madre de la víctima.

La averiguación del caso quedó a cargo de funcionarios del Cicp de El Llanito.

Según la base de datos de Monitor de Víctimas, en el Área Metropolitana, 35 personas fallecieron en 2021 por balas perdidas o en la línea de fuego de enfrentamientos, y por la misma causa, 4 personas murieron entre enero y abril de 2022.

#MonitorDeVíctimasCaracas | 3 muertos, una policía herida y 33 presos en operativo de la PNB
El despliegue policial fue ejecutado por 400 funcionarios de la PNB en sectores de La Vega, El Valle y en la Cota 905. El cuerpo de seguridad tenía información de que en la zona estaban integrantes de las bandas de “el Vampi” y “el Garbis”

@SandraGuerrero1

Tres personas murieron, una policía resultó herida y 33 personas fueron detenidas durante un operativo desplegado por más de 400 funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en las parroquias La Vega y El Valle, y en la Cota 905, en Caracas.

Los fallecidos fueron identificados por la policía con los apodos de “el Flaco”, “el Monstruo” y “el Cachete”. Según el organismo de seguridad, fallecieron en enfrentamientos, en los sectores Las Torres y La Pradera.

En la acción policial participaron más de 400 funcionarios adscritos a las divisiones Contra la Delincuencia Organizada e Inteligencia Estratégica de la PNB y resultó herida una policía de este cuerpo de seguridad, adscrita a la división de Investigación Penal.

Vecinos indicaron que el operativo policial tuvo un mayor énfasis en sectores de La Vega, como la calle Zulia, Los Cangilones, calle El Carmen, Los Aguacaticos y Andrés Eloy Blanco.

Una información que llegó a la sede de la PNB, y que dio origen al despliegue del operativo desplegado, indicaba que en los sectores antes señalados se encontraban integrantes de las bandas de “el Vampi” y “el Garbis”.

Según la base de datos de Monitor de Víctimas, en el Municipio Libertador, 4 personas fallecieron durante enfrentamientos con la PNB en la jurisdicción, entre enero y abril de 2022. Con estas 3 víctimas sumarían 7 en lo que va de año.

#MonitordeVíctimasCaracas | Hallaron cadáver de funcionario de la PNB
Su cuerpo fue hallado en la parte alta del sector Pipe de la parroquia Caricuao, al oeste de Caracas, y su vehículo permanecía estacionado a un lado de la autopista. El funcionario estaba adscrito a la División de Espacios Acuáticos

@SandraGuerrero1 | Foto: Carlos Ramírez

La noche de este martes 10 de mayo de 2022, fue localizado el cadáver del supervisor de la Policía Nacional Bolivariana Freddy Jesús Bastidas González, de 35 años de edad. Su cuerpo fue hallado en la parte alta del sector Pipe de la parroquia Caricuao, al oeste de Caracas.

El funcionario asesinado había estado adscrito a la División de Espacios Acuáticos de la PNB.

Presuntamente, lo mataron con disparos, según la autopsia que le practicaron en la morgue de Bello Monte. Igualmente, se conoció que la policía científica practicó una inspección y experticias al automóvil de la víctima, un Chevrolet Aveo, color beige, placas AB351VL, que estaba estacionado en la autopista Francisco Fajardo.

 

En la parte externa del vehículo, se observaron manchas de sangre y dentro del automóvil estaban las credenciales del funcionario.

Se conoció que a algunos conductores les llamó la atención el Chevrolet Aveo, que tenía tiempo estacionado en ese sitio, por lo que uno de estos transeúntes decidió notificar a los organismos policiales.

Las investigaciones están a cargo de la División Contra Homicidios del Cicpc, para identificar y aprehender a los responsables de este hecho.

*También puede leer: #MonitordeVíctimasSucre | Grupo armado mató a cuatro hombres e hirió a uno en Río Caribe

#MonitordeVíctimasSucre | Grupo armado mató a cuatro hombres e hirió a uno en Río Caribe
Los cadáveres no fueron ingresados a la morgue del Hospital Santos Aníbal Dominicci (SAD) de Carúpano, porque los familiares se los llevaron hasta sus residencias. La Policía del estado Sucre responsabiliza a integrantes de la banda delictiva “El Conoto”

@qtalyesi

Cuatro hombres asesinados y uno herido fue el resultado de un tiroteo en una residencia de la comunidad Río Santiago, municipio Arismendi, estado Sucre. Así lo informaron habitantes del sector y lo confirmó la Policía del estado Sucre, a través de una minuta difundida en horas de la tarde de este lunes 9 de mayo, después de ocurrido el hecho.

Residentes del caserío agrícola, alarmados por las ráfagas de disparos, llamaron a los organismos policiales. Además, explicaron bajo la condición del anonimato por temor a represalias, que un grupo de cinco hombres con armas largas y cortas irrumpieron el lunes, a las 10:00 am, en una vivienda en la que se encontraba un grupo de personas que preparaba una sopa. Sin mediar palabras comenzaron a disparar, aseguraron.

Los fallecidos fueron identificados como: Carlos Manuel Rodríguez Urbaez; Cristóbal José Ruiz Urbaez (19); Irvis Luis García Rojas (32) y Olvi José López García (32). Todos con residencia en el sector Río Santiago. Los cadáveres no fueron ingresados a la morgue del Hospital Santos Aníbal Dominicci (SAD) de Carúpano, porque los familiares los trasladaron hasta sus residencias.

El hombre herido fue registrado en el Hospital Dr. Pedro Rafael Figallo, de Río Caribe, como Diosmer José Gómez Urbaez, de 27 años de edad y residente del mismo lugar donde ocurrieron los hechos. Ingresó con una herida de proyectil en la pierna y fractura de rodilla.

Pobladores en la vía nacional hacia Chacaracual están alarmados por el suceso y se mantienen resguardados en sus casas. En la minuta policial se detalló que al llegar la comisión de uniformados a la comunidad, los cadáveres se encontraban envueltos en sábanas y que los familiares de las víctimas aportaron pocos datos.

También se indicó en la nota de prensa que en el lugar de los hechos se presentaron varios ciudadanos que presuntamente integran el grupo delictivo “El Conoto”, que opera en el sector, y en la comunicación oficial se afirma que estos fueron los responsables de los asesinatos.

Hasta ahora, los familiares de las víctimas no se han pronunciado sobre el caso ni han ofrecido más detalles sobre las posibles causas del cuádruple homicidio en esta zona de la Costa de Paria.

#MonitorDeVíctimasTáchira | Docente fue víctima de femicidio en una finca
La educadora murió de un balazo que le disparó su pareja. Esa misma semana, fallecieron tres hombres por homicidio: uno en un intento de robo, otro presuntamente ajusticiado por el ELN en La Azulita y el último acribillado en la vía pública en el sector Loma Blanca

El femicidio de una docente en el Sur del estado Táchira fue uno de los cuatro hechos violentos registrados en la última semana en la entidad andina. La educadora Mariela Josefina Delgado Rivas, de 46 años de edad, fue asesinada por su pareja, según informaron la policía y familiares.

La educadora Mariela Delgado se había dedicado al comercio informal y vendía hamburguesas. Fue asesinada la noche del 28 de abril, de un balazo en la cabeza que le disparó su cónyuge, después de una discusión que tuvo con él, en la finca “Hermanos Pedro”, en el municipio Fernández Feo, en la que ella vivía con su familia. 

El homicida, Néstor Javier Escobar, de 64 años de edad, se suicidó luego, de acuerdo con  información del Cicpc. 

Mariela y Néstor estuvieron separados varios meses antes de morir. Ella viajó por un tiempo al estado Guárico, de donde era oriunda, y en diciembre de 2021 regresó a Táchira. Se instaló en un anexo de la finca, pero continuaron las confrontaciones entre la pareja, debido a los celos del hombre, según explicaron parientes.

Murió en intento de robo

Otros tres hechos violentos ocurrieron en distintas circunstancias.  

Anderson Yoel Herrera Lizcano, de 25 años de edad, murió en la madrugada del 25 de abril, de un balazo que, de manera accidental, le dio un cómplice con el que ingresó a una finca del municipio Seboruco, con el propósito de cometer un robo. 

Al primero que sometieron, con un arma de fuego, fue al ordeñador de la hacienda, quien pese a su avanzada edad, se enfrentó a golpes con Herrera y hasta lo azotó con una manguera de riego. 

Ante esta situación, el cómplice del joven optó por disparar contra el obrero, pero el proyectil alcanzó a Herrera, causándole la muerte instantáneamente. El pistolero huyó. 

Ajusticiado en La Azulita

El viernes 29 de abril, fue hallado el cadáver de un hombre, con un tiro en la cabeza, en el sector La Azulita, en la recta de Ayarí, municipio Fernández Feo. No se le encontraron documentos de identidad cuando fue hallado el cadáver. 

En este hecho se presume, por el modus operandi, la autoría del ELN, grupo guerrillero que controla la zona del sur del estado Táchira.

Acribillado a balazos

En la mañana del mismo viernes 29 de abril, se registró el homicidio de José Rogelio Escalante Guerrero, de 37 años de edad, que el Cicpc maneja como un posible “ajuste de cuentas”. 

Lo acribillaron a balazos en plena vía pública del sector Lomas Blancas, municipio Andrés Bello. 

#MonitordeVíctimasTáchira | 22 homicidios ocurrieron en el estado durante el primer trimestre de 2022
El mayor número de muertos (9) se registró en los municipios Bolívar y Pedro María Ureña, que limitan con el departamento Norte de Santander, Colombia, donde convergen grupos irregulares, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), y la megabanda el Tren de Aragua

 

@anggyp

 

Un total de 22 personas fueron víctimas de homicidio en el estado Táchira, durante el primer trimestre del año 2022. En el grupo 2 eran mujeres y 20, hombres.

Los hechos de violencia ocurrieron en 10 de los 29 municipios de la entidad. El mayor número de homicidios se concentró en los municipios Bolívar y Pedro María Ureña, ambos en zona de frontera, con un total de 9 muertos. En gran parte de los casos documentados, estos fueron ejecutados con armas de fuego.

Los municipios Bolívar y Pedro María Ureña son zonas porosas que limitan con el departamento Norte de Santander, Colombia, donde convergen diversos grupos irregulares, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que posee el control del territorio del lado venezolano. En este territorio, apetecido por negocios oscuros, está intentando incursionar la megabanda el Tren de Aragua, a cuyo grupo el gobierno regional del Táchira le ha declarado una guerra.

Esta mega banda, que opera con más frecuencia del lado colombiano de la frontera, también se disputa el control de las trochas fronterizas con el ELN, lo que deja una estela sangrienta en los pasos irregulares de ambas jurisdicciones.

El pasado 26 de enero de 2022, funcionarios de la Policía Metropolitana de Cúcuta fueron alertados de la presencia de tres cadáveres a la altura de la trocha La Isla, un camino irregular entre el barrio cucuteño Viejo Escobal, en Colombia, y el municipio Pedro María Ureña, en el estado Táchira.

Al parecer, los hombres fueron asesinados presuntamente por integrantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN).  Dos de las víctimas del triple homicidio en la trocha La Isla fueron identificadas: Nicolás Antonio Machado Seijas, mirandino de 54 años de edad, y Rodolfo Llanos Holanda, de nacionalidad colombiana.

Las autoridades de Colombia indicaron que los cadáveres quedaron en territorio venezolano. No es la primera vez que en la zona fronteriza, las funerarias realizan levantamientos de carácter humanitarios, junto a autoridades del vecino país.

Durante el mes de febrero de 2022, se registró la muerte de un hombre señalado de pertenecer al ELN en una clínica de San Cristóbal, tras haber sido ingresado desde un conflicto armado en el corregimiento de Aguaclara, Norte de Santander. Su cuerpo fue registrado y retirado de la morgue del Hospital Central de la capital del Táchira, según confirmó Monitor de Víctimas en el lugar, pero hasta la fecha ninguna autoridad se pronunció sobre el particular. 

En el segundo mes del año, Monitor de Víctimas registró el asesinato del profesor de Historia y Geografía Miguel Ángel Guada, de 36 años de edad, que tenía discapacidad motora y lingüística. Su cuerpo fue localizado en avanzado estado de descomposición en el municipio Independencia, vía a Rubio, el pasado 16 de febrero. El victimario le produjo la muerte tras propinarle un golpe en el estómago que le ocasionó una hemorragia, indicó su hermana al Monitor de Víctimas. Su familia lo había reportado como desaparecido el 9 de febrero.

En marzo se registró un femicidio 

Mientras que en los primeros días del mes de marzo, falleció Fanny Cecilia Contreras Urbina, de 47 años de edad, luego de resultar herida el pasado 26 de febrero, cuando su esposo, Luis Omar Patiño, sacó un arma de fuego y les disparó a ella y a la hija de ambos, Fanny Cecilia Patiño Contreras, de 29 años.

La víctima de femicidio permaneció durante más de una semana recluida en el Hospital Central de San Cristóbal, pero no resistió, ya que el disparo le afectó órganos vitales. 

Este caso deja al descubierto otro hecho de femicidio e incesto en la región andina. En el año 2021, se registraron en la frontera del Táchira un caso de incesto comprobado y siete femicidios. Las autoridades policiales informaron recientemente que las denuncias sobre violencia de género son constantes y  están entre los principales delitos en la región.

#MonitordeVíctimasZulia| Asesinados 2 trabajadores de finca en Los Puertos de Altagracia
Los obreros Néstor Guanipa y Kenderson Reyes mataron a Belkys Castellanos y Teddy Martínez porque los acusaron de robo de material estratégico

 @mayrethc

Fotos: Mayreth Casanova / Cortesía

 

Belkys Mireya Castellanos Salas, de 47 años de edad, y Teddy Martínez Castillo, de 58 años, trabajadores de una finca en Los Puertos de Altagracia, municipio Miranda del estado Zulia, fueron asesinados por dos obreros que presuntamente robaban material estratégico que luego escondían en la hacienda.

Castellanos y Martínez eran los encargados de la finca Santa Rosa, y notificaron a sus dueños que veían con frecuencia cómo dos de sus compañeros, Néstor Guanipa y Kenderson Reyes, guardaban en la finca material estratégico que, presuntamente, robaban en empresas.

Castellanos y Martínez fueron reportados como desaparecidos por sus familiares en marzo. El 28 de abril, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) hallaron sus osamentas.

Néstor Guanipa y Kenderson Reyes confesaron que los asesinaron en venganza porque denunciaron sus robos, y enterraron sus cuerpos en una zona enmontada de la finca La Cochinera, en el sector Cantarrana de Los Puertos de Altagracia. Los cubrieron con basura y vegetales de la cosecha de la hacienda.

Los organismos de seguridad precisaron que los cuerpos tenían golpes y heridas de hachas con las que cortaban maleza en la finca. Las osamentas fueron trasladadas a la morgue para determinar la causa de muerte.

Los dos hombres quedaron detenidos y están a la orden del Ministerio Público por homicidio calificado con alevosía. Los parientes de las víctimas piden justicia a las autoridades. Además, hay otras personas arrestadas por negociar los teléfonos de las víctimas que encontraron en una calle.

Douglas Rico, director del Cicpc, informó que por la venta de los teléfonos fueron detenidos Sikiú Fernández y José Soto; también fueron arrestados Alexander Arellanez, Dilsa González y Maikel José Cáñamo, quienes tenían los celulares, que fueron rastreados.

#MonitordeVíctimasZulia| El Cicpc mató a supuesto integrante de banda delictiva El Oso en Los Puertos de Altagracia
Andry Medina era conocido como el Guaco, y lo buscaban por los homicidios del teniente de la Guardia Nacional Ebert González y de un vigilante, en Santa Rita, el 1 de enero de este año

 @mayrethc / Foto: Cortesía Guardia Nacional

 

Andry José Medina Perozo, conocido como el Guaco, de 26 años de edad, murió de tres balazos en un presunto enfrentamiento con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en el sector Palmarito de Los Puertos de Altagracia, en el estado Zulia.

El hombre era buscado por organismos de seguridad, pues estaba señalado como miembro de la banda El Oso, liderada por Oswaldo Nava. La Guardia Nacional acusa al grupo delictivo de extorsión, homicidio, tráfico de drogas y robos registrados en el municipio Miranda, en la Costa Oriental del Lago.

El procedimiento policial se realizó el 29 de abril en el sector Palmarito, en la zona rural de Quisiro, donde la banda tenía un campamento clandestino para esconderse de los organismos de seguridad. El hombre era buscado por el asesinato de un funcionario de la Guardia Nacional y un vigilante, en enero.

El 1 de enero, al menos 15 hombres armados asesinaron al primer teniente de la Guardia Nacional Ebert González y al vigilante José Villarroel, durante un robo en la camaronera Procesadora Marina de la Costa Oriental del Lago (Promacol), situada en el municipio Santa Rita.

El Cicpc determinó, por videos del establecimiento, que uno de los responsables de estas muertes había sido el Guaco. También tenía una solicitud por homicidio en relación con el asesinato del director de la Policía Municipal de Miranda, Walter Molina, en octubre del año 2021.

Hasta ahora, el cuerpo de Andry Medina no ha sido retirado de la morgue de Cabimas. Habitantes de la zona rural de Quisiro relataron a Monitor de Víctimas que los funcionarios llevaban días realizando inspecciones policiales en la comunidad y que se escucharon disparos por alrededor de 10 minutos.

En la minuta del Cicpc, los detectives precisaron que encontraron dos armas solicitadas por robo desde el año 2019. Después de la muerte del funcionario de la GNB, los habitantes de Los Jobitos, Sabaneta de Palmas y Punta de Palmas denunciaron allanamientos y robos en sus casas durante operativos de los organismos de seguridad que buscaban a integrantes de la banda El Oso.

En el mes de enero reportaron un procedimiento que duró 96 horas y en el que mataron a 8 presuntos miembros de la banda. En febrero fue asesinado por el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) el pescador Mervin Segundo Nava Medina, de 27 años de edad, sus familiares desmintieron su vínculo con la organización criminal.