Monitor de Víctimas archivos - Runrun

Monitor de Víctimas

#MonitordeVíctimas | Familiares de fallecidos en Macarao denunciarán el caso en Fiscalía Militar

LA MUERTE DE LOS CUATRO HOMBRES QUE ESTABAN PRESOS en el comando de la GNB en el sector La Gran Parada en Las Adjuntas, cerca de la estación del Metro, en la parroquia Macarao, por presunto intento de fuga el pasado miércoles, será denunciada antela Fiscalía Militar a fin de que se investigue lo ocurrido así como la violación de los derechos humanos que sufren quienes están detenidos en esa dependencia.

Los familiares de los fallecidos explicaron que en ese comando hay dos pabellones y que los presos que no caben en estos son ubicados debajo de las escaleras y duermen en el piso al igual que el resto de los detenidos.

Relataron que a diario los parientes tienen que llevarles las tres comidas pero que éstas son revisadas por los funcionarios de la GNB que les introducen las manos en los envases y se apropian de la carne o el pollo y le dejan a los reclusos el contorno.

Otra denuncia señala que los detenidos pasan hasta más de una semana sin bañarse por falta de agua y por eso, algunos padecen escabiosis (sarna). A todo esto se agrega los malos tratos que los uniformados les dan a los presos.

Las víctimas son Nelson Antonio Admaringh Velásquez, de 34 años de edad, que trabajaba en una finca de la carretera vieja Caracas – La Guaira y desde que estaba recluido en esa dependencia hacía manualidades origami.

Jorge Eliécer Castaño Fuentes, de 30 años de edad, era padre de dos niños, en enero cumpliría tres años detenido. Inicialmente estuvo internado en una dependencia de la GNB, en Plaza Venezuela, donde no veía la luz del sol. Era comerciante informal.

Jean Carlos Sánchez Bandres, de 37 años de edad, trabajaba como escolta de un funcionario del gobierno, también era taxista. Dejó 6 hijos, 3 adultos y 3 menores de edad además de 2 nietos. Fue detenido en una alcabala de la GNB que le quitó un carnet policial que portaba. Presumen que en enero lo llevarían a un tribunal y podría quedar en libertad. Murió debido a un disparo que recibió en un costado.

#MonitorDeVíctimas Abuelo murió tras recibir una golpiza en geriátrico de El Paraíso

MonitordeVíctimas

@Daigalaviz

 

Una golpiza le puso fin a la vida de José Antonio López, de 82 años, según denuncian sus familiares. El hombre se encontraba recluido desde el pasado 16 de diciembre en el servicio médico Geriatrix C.A, ubicado en Las Fuentes, Quinta Amanda de la parroquia El Paraíso.

López, quien era oriundo de Puerto La Cruz, estado Anzoátegui fue traído a la capital por sus familiares en octubre de 2017, según relata su sobrina Jessica Flores, pues no tenía ni hijos ni esposa.

Ya en Caracas lo internan en la clínica Galipán en El Paraíso, pero tuvieron que sacarlo porque en este centro de atención les notificaron que debían hacer reparaciones. La sobrina destaca que por ello lo llevaron al Geriatrix, dónde lo inscribieron el 16 de diciembre, por un mes, hasta el 8 de enero luego de cancelar un millón de bolívares, sin incluir la comida.

Jessica Flores aseguró que la última vez que vio a su tío éste se encontraba consciente de la situación del país, reconocía a sus familiares y se sentía bien. El 26 de diciembre ella, junto a su madre, y otros parientes lo visitaron en el geriátrico y realizaron un compartir de navidad, pues saldrían de la ciudad al día siguiente.

Sin embargo, el 31 de diciembre, antes de dar el feliz año, recibieron una llamada por parte de la actual directora general de Geriatrix, Sandy Pérez, quien les comunicó que José Antonio había sufrido una caída, pero les aseguró que se encontraba estable y que solo fue un susto.

El 7 de enero, una de sus sobrinas lo visitó, entró a su cuarto y lo observó golpeado, inconsciente, y además se encontraba amarrado a la cama. Tras denunciar el estado de su tío, los enfermeros del recinto se excusaron con un: “está muy agresivo”. La joven de inmediato lo llevó a un Centro de Diagnóstico Integral cercano a la clínica, allí no lo atendieron por falta de insumos.

La sobrina de la víctima denunció que antes de sacarlo, la directora de Geriatrix le pidió que no le dijera a nadie que se había caído en el geriátrico.

Como en el CDI no lo recibieron buscó ayuda y lo llevó la madrugada del 8 de enero al hospital Miguel Pérez Carreño, en La Yaguara. En este centro de salud tampoco fue recibido: ni camas, ni calmantes había disponible para el abuelo. Le dieron suero y una orden de traslado para el hospital José María Vargas. En este último tampoco había insumos, pero una de las doctoras de guardia les dijo que pusieran la denuncia del hecho, pues José Antonio López tenía cortaduras en sus manos y graves hematomas provocados por una golpiza.

Lo regresaron al Pérez Carreño y exigieron que lo atendieran, finalmente lo ingresaron a las 10 de la mañana del martes 9 de enero, pero según asegura su sobrina, nuevamente, solo le dieron suero. A las 10 de la noche del mismo día les avisaron que había fallecido en su silla de ruedas de un paro respiratorio.

Deudos de la víctima informaron que pusieron la denuncia en la sede del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas (Cicpc) en la avenida Urdaneta y esperan que se desarrolle una investigación para dar con quien fue el ejecutor de la golpiza.

Se conoció que en 2015 un grupo ex empleados del geriátrico y familiares de abuelos internados denunciaron maltratos, hambre, condiciones de insalubridad, vejaciones físicas y verbales en el sitio.

CINTILLO MONITOR DE VÍCTIMAS_Mesa de trabajo 7

#MonitorDeVíctimas Matan a joven indigente que se negó a pagar “vacuna” a muchachos de la calle

ccct_caracas

Los supuestos asesinos son muchachos, entre los 27 y 15 años de edad, que merodean la zona del Centro Sambil y el CCCT

Lorena Meléndez G.

@loremelendez

 A Miguel Jesús Bernal Galea, de 18 años de edad, lo atacaron mientras dormía. Sus presuntos victimarios fueron tres jóvenes que lo extorsionaban para permitirle trabajar cuidando carros en las adyacencias del Centro Comercial Ciudad Tamanaco (CCCT), de Caracas. Llegaron a la casucha donde pasaba la noche. Lo golpearon con tubos, le rompieron la cabeza a pedradas, lo apuñalaron y luego lo lanzaron al Río Guaire. 

La noche antes de que lo asesinaran, el muchacho se había negado a pagarles la “vacuna” diaria. Los  extorsionadores, según allegados de la víctima, actuaron de inmediato.

El homicidio ocurrió la madrugada del pasado jueves 23 de noviembre, en un área verde ubicada en la avenida Río de Janeiro, a la altura de la entrada de la urbanización Chuao, en la parroquia El Cafetal del municipio Baruta del estado Miranda. Allí quedaba la casucha donde se cometió el crimen. Bernal Galea descansaba junto a su novia embarazada y a un amigo de ambos, quienes fueron testigos de su asesinato. A los dos los amenazaron con matarlos si abandonaban la zona y por eso no pudieron denunciar lo sucedido a tiempo.

Los supuestos asesinos son un adolescente de 15 años de edad, quien suele rondar las cercanías del Centro Sambil para pedir dinero, y dos jóvenes apodados “Paíto” y “Propatria”, dos hermanos que solían estar por el CCCT y que tienen entre 25 y 27 años de edad.

El cadáver de la víctima fue arrojado al Guaire presuntamente con la ayuda de otros muchachos que mendigan por Chacao. A los dos días de los hechos, el cuerpo de Bernal fue hallado en el río, a la altura de Petare.

Casi dos semanas después del homicidio, su familia se enteró de lo sucedido. La víctima, que era el tercero de cuatro hermanos, llevaba alrededor de ocho meses viviendo en la calle. Este jueves, 7 de diciembre, hacían los trámites para retirar su cuerpo de la morgue de Bello Monte. La madre de Bernal Galea, que se había ido a Colombia poco antes del asesinato, volvió para enterrar a su hijo.

CINTILLO MONITOR DE VÍCTIMAS_Mesa de trabajo 7

#MonitorDeVíctimas Liceísta murió de un tiro en pecho al ser baleado accidentalmente por un amigo

Bala

 

Jheilyn Cermeño

Un adolescente de 14 años de edad perdió la vida, luego de recibir un disparo de forma accidental por un amigo durante la tarde de este martes en el sector La Frontera de la parroquia Filas de Mariche, municipio Sucre, estado Miranda.

El hecho ocurrió pasada las 2:00 pm, cuando Moisés Alberto Piñango Sánchez se encontraba con un grupo de cinco compañeros de clases realizando una tarea de inglés.

El grupo estaba reunido en la sala cuando el muchacho anfitrion del encuentro salió con la pistola. “Los apuntaba a todos para que la vieran de cerca”, relató entre lagrimas Joselin Sánchez, madre de la víctima.

Otro de los chamos de 12 años se la pidió y también los apuntó a todos. “Mi hijo y los demás muchachitos le decían que la guardara que era peligroso manipularla. En ese momento fue cuando se la puso en el pecho y se disparó de forma accidental. No sabían que en la recámara había una bala”,  señaló la mujer, mientras esperaba en la Morgue de Bello Monte.

Explicó que el arma era del padre del jovencito de 17 años que había ofrecido su casa para hacer la actividad escolar. Pues él tenía servicio de internet.

Un tío de Moisés que vivía cerca del lugar al escuchar la detonación se acercó hasta el inmueble y lo encontró en el suelo. Salió corriendo hasta la casa de la suegra de Joselin donde estaba lavando para contarle lo ocurrido. Cuando llegaron al sitio los vecinos lo habían auxiliado hasta la calle principal.  Pararon un taxi y lo trasladaron hasta el hospital Domingo Luciani de El Llanito, pero ya había fallecido.

“Yo sentí una presión en el pecho esa tarde. Lo vi en la mañana cuando se marchó al liceo. Me dijo mamá dame un beso y un abrazo. Jamás pensé que no lo volvería ver con vida”, expresó Sánchez.

Moisés estaba cursando su tercer año de bachillerato en un liceo de la comunidad. Era el segundo de de tres hermanos. “Mi hijo era muy alegre y juguetón. Siempre nos hacíamos cosquillas, nos reíamos mucho”.

Su tía, Heisi Lugo hizo un llamado a los padres en cuanto a crianza de sus hijos. “Debemos prestarle atención a nuestros niños. Cómo se expresan, con quién andan y qué hacen. No debemos tomarnos a la ligera las cosas que ellos dicen. Tengo siete hijos y a diario los aconsejo, es necesario para lo que estamos viviendo”, expresó.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) detuvieron al dueño de la pistola y al joven de 12 años. Mientras se desconoce el paradero del adolescente de 17 años.

Hace tres años también en Filas de Mariche la familia de Moisés perdió a su tío Jesús Palma, que tenía 21 años de edad. Se encontraba en una fiesta y fue tiroteado por sujetos desconocidos.

La cifra

Según los datos recopilados por el Monitor de Víctimas, una alianza entre la ONG Caracas Mi Convive y Runrun.es entre los meses de mayo y octubre 14 niños en edades comprendidas de 1 a 14 han sido asesinados en la Gran Caracas.

Cuatro de ellos producto de balas perdidas, tres en situaciones de riñas, dos por causas a determinar y el resto por presuntos ajuste de cuentas, crímenes por odio y resistencia a la autoridad.

De estas víctimas 12 eran varones y dos hembras. De los cuales cuatro en edades de 10, dos de 12, dos de 13.  Ocho de ellos fueron encontrados en la vía pública. Mientras que seis en el interior de viviendas.

10 de estos fallecidos se ubicaron en el municipio Libertador, uno en Baruta y tres en el municipio Sucre, estado Miranda.

plantilla instinto de vida monitor_Mesa de trabajo 7
#MonitorDeVíctimas | Estilista de reconocida firma fue asesinado en atraco por celular

Aguilar, a izquierda, se había impresionado con el talento del muchacho. Foto: Instagram de Carlos Aguilar

Motorizados le dispararon a Kelvys José Barrios mientras este esperaba que su madre terminara de hacer compras en un “mercadito” ubicado en el callejón Moscú de Lídice, en la parroquia La Pastora

 

Daysi Galavis para El Pitazo

EL ESTILISTA KELVYS JOSÉ BARRIOS BARRIOS, de 29 años de edad, fue asesinado el pasado domingo por un par de motorizados quienes, luego de haberlo despojado de su celular, le dispararon en el pecho. El crimen se registró en las inmediaciones de un mercado en el barrio Lídice de la parroquia La Pastora, en el municipio Libertador del Área Metropolitana de Caracas.

Familiares relataron que aproximadamente a las 3:00 de la tarde los gritos invadieron el callejón Moscú de Lídice, pues mientras Barrios esperaba a su madre –quien compraba los ingredientes del almuerzo– y hablaba con su amigo, identificado como William Rivas, dos hombres a bordo de una moto se acercaron a la pareja de jóvenes y los amenazaron con quitarles la vida si no les daban sus pertenencias.

 


Rivas explicó que fue el primero en dar su celular, pero por los nervios se le cayó al suelo. Kelvys José decidió recogerlo y lo entregó a los delincuentes. No obstante, el parrillero le ordenó al conductor que lo matara y este hirió de muerte al joven estilista.

Tras el hecho, los motorizados encendieron el vehículo y huyeron del sitio. El amigo de Kelvys quedó ileso y fue este quien, en compañía de vecinos, lo trasladó al Hospital General de Lídice Dr. Jesús Yerena, pero ingresó muerto.

Kendris Rafael Vargas, hermano de la víctima, dijo que tanto el estilista como toda su familia son de Maracaibo, en Zulia, pero desde hace seis años se trasladaron a la capital venezolana con la intención de potenciar la carrera del joven.

“Caracas era la tierra donde iba a triunfar y sin lugar a dudas lo logró. Hace dos años el estilista Carlos Aguilar se impactó con su talento y le dio trabajo en su peluquería en el centro comercial Plaza Las Américas. Le sobraban los clientes”, destacó.

Su madre, Aracelys Vargas, con voz quebrada y lágrimas que en ningún momento logró pausar, denunció: “Yo solo quiero justicia para mi hijo. Él era mi estrella, siempre me mandaba fotos y me traía autógrafos. Nadie entiende el dolor de una madre. Su corazoncito ya no late y aquí nadie hace nada”.

 

#MonitorDeVíctimas | Denuncian que PoliMiranda asesinó a su pareja por celos
Un funcionario de la policía de Miranda fue acusado de acabar con la vida de su ex pareja, Karina Díaz, quien la madrugada de este domingo amaneció muerta en la planta baja de su residencia, luego de quedar en verse con él

 

Daisy Galaviz para El Pitazo

FAMILIARES DE KARINA DEL VALLE DÍAZ VÁSQUEZ, de 42 años, denunciaron que un funcionario de la Policía de Miranda la asesinó la madrugada de este domingo tras haber decidido ponerle fin a la relación que mantenía con él desde hace dos años y tener celos de su antigua pareja. El hecho se registró en un edificio del “Complejo Juvenil Andrés Bello”, construido por la Misión Vivienda, ubicado en la urbanización Maripérez, en el municipio Libertador.

El hijo mayor de la víctima, Kervin Díaz, relató que aproximadamente a las 4:00 de la mañana su hermana de 17 años –a única persona que se encontraba en la vivienda para el momento del suceso– escuchó que alguien cerró la puerta; luego de 15 minutos se despertó nuevamente, pero por el sonido del timbre.

Cuando la joven se levantó a abrir la puerta vio que era el ex novio de su mamá, Miler Monsalve. El hombre la interrogó y le dijo: ¿Dónde está Karina?, a lo que ella respondió: “Acabé de pasar por su cuarto y allí no está. Tengo información que ella había quedado en verse contigo en planta baja para abrirte el estacionamiento”. El funcionario respondió alterado: “Yo le dije que me esperara en el piso 5 (dónde se encuentra el apartamento de Karina), que cuando yo llegara la llamaba”.

El hombre se despidió de la joven y cuando habían pasado unos cinco minutos la llamó diciéndole: “Baja a planta baja. Tú madre está aquí tirada. Se lanzó del piso 5”. La menor entró en depresión y se comunicó con su hermano mayor y la anterior pareja de la víctima, quienes se encontraban en una fiesta en la otra torre del conjunto residencial.

Lea también: #MonitordeVíctimas | Mataron a ginecobstetra dentro de su consultorio para robarle equipos médicos

Al llegar al sitio donde posaba Karina el hombre les aclaró que se había tirado por un hueco que hay en cerca de la estructura del ascensor. Los familiares desconocieron la versión que dio el funcionario, pues le refutaron que hace menos de tres meses un niño del piso nueve accidentalmente cayó por ese hueco y quedó en el piso ocho.

El hijo mayor de la víctima alegó: “Ese espacio es muy estrecho. Además mi madre era caderona, imposible que cayera y no quedara atrapada. Es una coartada muy mal hecha porque ella tenía hasta las cholas puestas”. Además de ello, narró que vecinos aseguraron haber escuchado una discusión entre un hombre y una mujer al tiempo en que se generó la muerte de la mujer. “Ese hombre mató a mi mamá. Es imposible que él me dijera en mi cara que no la vio ni la escuchó, si era la única persona que estaba por ahí”.

Terminar una relación le costó la vida

El hijo de Karina aseguró que una amiga de confianza de su madre le confesó esta hace poco le había comentado que Miler, su pareja hasta hace un par de semanas, la estaba amenazando, pues había terminado con él tras dos años de relación por “estar cansada y ser más de lo mismo”.

Lea también: #MonitordeVíctimas | Policía asesinó a ama de casa por reclamar matraqueo

Además de la venganza, Kervin informó que otra de las causas que pudo generar que Miler asesinara a su madre son celos, dado que desde hace 15 días que la antigua pareja de Karina se encontrara viviendo en su apartamento para pasar tiempo con los tres hijos que compartía con la mujer, quienes son menores de edad y están de vacaciones. Además de estos pequeños y de Kervin dejó en estado de orfandad a la joven de 17 años que fue testigo de los acontecimientos, para un total de cinco hijos.

Se conoció que Karina laboraba para el Ministerio de Alimentación y era la encargada de un comedor de niños. El funcionario acusado de su asesinato fue dejado en libertad tras realizar su declaración por falta de pruebas. El Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas se encuentra a la espera de los resultados de la autopsia para determinar su culpabilidad.

 

 

#MonitordeVíctimas | Policía asesinó a ama de casa por reclamar matraqueo


ELIZABETH DE CAIRES (51) era madre de dos hijos, ama de casa y coordinadora de protección animal de la Misión Nevado. Fue asesinada por un funcionario de la Policía Nacional cuando de Caires le reclamaba por una extorsión.

 

#MonitordeVíctimas | Mataron a ginecobstetra dentro de su consultorio para robarle equipos médicos


RENE TORO, UN GINECOBSTETRA DE 58 AÑOS, fue asesinado en su consultorio en la Clínica Las Ciencias por una pareja que presuntamente iba a consulta. Lo habrían herido con un arma arma blanca para robarle parte de su equipo médico. El cuerpo fue encontrado por otro médico minutos antes de que realizaran una cesárea.