Juan Guaidó archivos - Runrun

Juan Guaidó

Puntos de concentración para la movilización de este #16Nov
En Caracas habrá tres puntos de concentración de la movilización que finalizarán en la Plaza José Martí de Chacaíto

Este sábado 16 de noviembre se llevará a cabo una gran movilización nacional, la cual ha sido convocada por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

A través de las redes sociales se difundió la imagen que marca la ruta de la movilización en Caracas. Los puntos de concentración son los siguientes:

1- Avenida Principal de Bello Monte

2.- Distribuidor Santa Fe

3.- Altamira

Según la imagen, el punto de llegada de la marcha será la Plaza José Martí, ubicada en Chacaíto.

Al respecto de la manifestación, este lunes 11 de noviembre Guaidó expresó: “El 16 de noviembre ya es una victoria de Venezuela porque no nos hemos acostumbrado”.

“Hoy la solución que requiere el país pasa por nosotros, por cada venezolanos, porque todos ejerzamos nuestros derechos en la calle. El 16 de noviembre no es Juan Guaidó que está llamando a la calle, sino toda Venezuela”, dijo Guaidó.

 

Guaidó: La solución que requiere Venezuela pasa por nosotros
El presidente del Parlamento señaló que los dirigentes de todos los estados del país estarán informando por redes sociales sobre las rutas de la marcha del 16 de noviembre
Espera que en Bolivia haya una transición pacífica que termine en elecciones 

El presidente encargado de Venezuela y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó ratificó el llamado a marchar el próximo sábado, 16 de noviembre y aseguró – luego de lo ocurrido en Bolivia – que la solución que requiere el país “pasa por nosotros”.

En un acto con sindicatos, gremios y sectores sociales en Colegio de Ingenieros – Caracas – Guaidó hizo un llamado a los ciudadanos a que estén atentos a las redes sociales, donde los dirigentes de cada estado estarán informando sobre los puntos de concentración y rutas de la marcha.

“Martes, miércoles, jueves, los maestros de manera autónoma han convocado un paro, aquí yo llamo a la sociedad de padres y representantes: no podemos dejar solos a los maestros”, explicó.

Igualmente criticó que el gobierno de Nicolás Maduro quiera “vender” una normalidad en Venezuela y que “la navidad que quieren dibujar lamentablemente no existe”.

Para Guaidó el solo hecho de la convocatoria es una “victoria” para el país. “Porque no nos hemos acostumbrado, nos no han dividido y no lo podrán hacer”.

En este mismo punto también hizo un llamado a los “estafadores” que están en la búsqueda de “comprar” diputados opositores de la Asamblea Nacional, para que no “pierdan su tiempo”. Esta denuncia la hizo el diputado en el exilio, José Guerra (PJ-Distrito Capital) la semana pasada.

Bolivia es un ejemplo

El presidente encargado aseguró en el acto que se ha comunicado con el líder opositor y candidato de Bolivia, Carlos Mesa al igual que con el expresidente, Tuto Quiroga y senadores. “Hago votos para una transición pacífica, pronta y orientada a una elección, que era la exigencia de los bolivianos en la calle”.

Igualmente expresó que un factor central en Bolivia fue la protesta “sostenida” que hicieron los ciudadanos, luego de que el presidente Evo Morales saliera como ganador en unas elecciones cuestionadas por la oposición boliviana y la comunidad internacional.

Guaidó destacó que un factor fundamental en los hechos que se han desencadenado en Bolivia fue la actuación de la policía y de la Fuerza Armada Nacional. Sobre los militares en Venezuela, el presidente agregó que se han dado algunas muestras de descontento a lo interno pero que “no ha sido suficiente”.

Por eso señaló que la participación de todos los sectores es importante para producir una transición ordenada y pacifica en Venezuela. 

Los ciudadanos larenses le expresaron al presidente interino Juan Guaidó su descontento con la situación del país y este los instó a protestar el próximo sábado

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó visitó este sábado 9 de noviembre el estado Lara donde realizó varias actividad de calle previas a la protesta del próximo 16 del mes.

Desde las calles de Barquisimeto, Guaidó expresó: “Ya el 16 de noviembre será una victoria si todos salimos a las calles. Será una demostración de que no nos acostumbramos a la crisis y que no nos han doblegado (…) Yo estoy en Barquisimeto hoy porque los vine a buscar a todos para irnos a la calle”.

“Los vine a buscar a todos, porque estamos juntos en esto (…) Estamos conscientes de que hay una causa que nos une. Reconózcanse como los hombres y mujeres que tienen la responsabilidad de rescatar el país”, agregó.

 

Guaidó instó a los larenses a sumarse a la convocatoria del próximo 16 de noviembre: “Es el momento de Venezuela, el momento de nuestros ciudadanos y de salir a las calles a reclamar por nuestros derechos”, expresó.

“Los larenses me han expresado la necesidad, el dolor pero también el empuje de un ciudadano que no se rinde, que no se acostumbra, que se une a los maestros, a las enfermeras y que lo va a lograr”, agregó el mandatario encargado.

Guaidó designa junta administradora de Ad-Hoc del Bandes
Los nuevos integrantes de la junta administradora discutirán quién asumirá la presidencia del banco

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, decretó la designación de la junta administradora ad-hoc del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela.

Según el Decreto No. 15 emitido por la presidencia encargada, se establece la intervención de la entidad bancaria como medida de protección a los recursos monetarios del Estado. 

En cuanto a la junta, el texto señala que estará integrada por María Carolina González Hernández, Blas Antonio Santander Tovar, Zoraida Guevara Marcano, María Badiola Pagola y Pablo Martínez Carpio.

La junta administradora ad-hoc asumirá las funciones del directorio ejecutivo del Bandes como máxima autoridad de la institución financiera.

Durante la primera reunión de la junta se discutirá quién se encargará de asumir la presidencia del banco.

Es la pregunta que se hacen los ciudadanos, en Venezuela y el resto del mundo. Si existe un país en el cual sobran razones y circunstancias que justifican la unión de voces opositoras a un régimen perverso, patibulario, violador de los Derechos Humanos y decadente, es sin duda Venezuela. Sin embargo, ese esfuerzo unitario detrás de la línea que la concentre y tenga fuerza para derrumbar lo que está corroído, no se logra por la infinidad de pequeñeces, por las cuales el interino dilapidó el capital libertario.

Para empezar, se ha hecho de la unidad un chantaje absurdo para beneficio de pocos, con alardes e hipocresías cacareadas que esconden los motivos reales, la inconsistencia entre aquello que se defiende y lo que realmente se hace, sin el menor propósito de enmienda ni contrición.

Quienes vociferan “¡unidad!”, acusan de divisionistas a quienes tienen un pensamiento profundo, comprometido con la realidad ciudadana, de “romperla”, lo hacen con interés egoísta de exigencia obligada, coaccionando el deseo mayoritario de una población angustiada, deseosa de cambio, que muere de hambre, padece problemas de salud, además de frustración, y en consecuencia la furia creciente, por la pobreza, miseria, y evidente indiferencia del régimen, ése sí “unido” en el desastre corrupto.

Con falsedades, estafadores lanzan mentiras y se enmarañan en ellas, obscurecen perspectivas y pierden el horizonte, mientras los estafados aprenden en carne propia a no creer en neblinas ni aromas que desprenden fragancias que atraen para envenenar.

 

Se busca entrampar a los ciudadanos con demandas de unidad mediante requerimientos que rayan en la coerción -de hecho, lo son- con el deleznable argumento de que “atacas a la oposición más que al régimen”. Son tramposos que justifican así su simpleza y, peor, se ocultan en la impunidad perversa en la que se cobijan, es decir, guardar silencio; lo que se convierte en complicidad de la porquería en que están inmersos políticos y no políticos que se favorecen, usufructúan y lucran del absolutismo que se busca imponer disfrazado de democracia, estrategia similar a la del régimen. Han hecho de la unidad una estafa continuada en la que algunos sucumben de buena fe. Esa defensa a ultranza, perniciosa de una unidad construida con dobleces, falsedades y disimulo es prueba irrefutable de que trabajan para mantener el estatus que precisa quien gobierna para sobrevivir y permanecer.

La convicción altanera de quienes se consideran descendientes de héroes libertadores, herederos y dueños del futuro, por tanto, libres de compromiso y cumplimiento de la palabra empeñada, en los acuerdos, en el Estatuto que Rige la Transición a la Democracia. Asimismo, existen personajes retorcidos, bolichicos titiriteros, que trazan fórmulas intermedias y posturas acomodaticias, que consisten en realizar algunos cambios para que en esencia todo siga igual, salvo para ellos que lograrían conformar, una aparente legítima, pero sumisa oposición. Dócil a la dictadura, no a la voluntad ciudadana.

La opción que no insista en el cese inmediato de la usurpación, no tendrá posibilidad de éxito ni sustentabilidad. Mientras no entiendan la catadura del régimen, su calibración de estado fallido, fracasarán. Y partiendo de esa base, convencidos de que en la unidad está la fuerza y tiempo, hoy, probablemente no dé para que exista otra oportunidad; de aceptar, lograr lo que la inmensa mayoría desea, cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres, en ese orden. Solo cuando se logre será el momento histórico para Venezuela.

El Foro de Sao Paulo es un desecho fecal. El plan desestabilizador que se acordó, en el XXV encuentro en Caracas, apenas comienza, y se disponen ajustarlo con el nuevo encuentro de ese disfraz hediondo y pestilente llamado Grupo de Puebla.

 

Mientras el continente se alborota, cierta clase política venezolana evade la realidad e insiste terca en participar en elecciones fraudulentas sin el cese de la usurpación. Muchos afirman que usurpador e interino son, a simple vista, enemigos políticos, pero al observar en detalle la confrontación entre ellos, destaca un rasgo, hasta ahora clandestino: la convivencia, cohabitación, que han desarrollado a pesar de las inminencias de acabarse mutuamente, al menos en la visión tergiversada de quienes enarbolan la unidad como control y obediencia, no como voluntad de luchar.

En Venezuela no hubo rescate democrático, la posibilidad humanitaria fue discutida, estuvo sobre la mesa, pero fue la comitiva del gobierno interino quien la descartó por negligentes colaboracionistas y mal cálculo. La comitiva interina, con embustes y medias verdades, persuadió a los aliados con la teoría improbable de que Maduro saldría corriendo por la simple amenaza. Cometieron el error de creer semejante estulticia que sólo pueden proponer cohabitantes, cómplices y socios comerciales cooperantes. De allí, el fracaso del 30 abril y recelo de la Casa Blanca. Lo cierto es que, tras descubrir la estafa provisoria y su línea pro socialista, han decidido -por lo pronto- hacer mutis y vigilar. No se desvinculan, pero tampoco se comprometen. Con gente como esta hay que ser prudentes. No pueden quitarle el respaldo a Guaidó, sin admitir el fracaso dentro de la opinión pública de sus países; se limitan a manifestar preocupación. No arbitrarán mientras siga la mediocridad dirigiendo.

El discurso combativo alivió, no tendría lógica emplear recursos en salir de la dictadura castrista si quienes la sustituyen son chavistas light, y se agregan a la falsa transición funcionarios responsables de la ruina y destrucción. Pero ¡cuidado!, continuaran las sanciones, ningún culpable está libre de investigaciones, aunque sea parte del fracasado y disminuido interinazgo.

 

La tensa calma que vive Venezuela ocurre mientras el castrismo venezolano busca sobrevivir, continúan los desplazamientos y la calidad de vida se deteriora. Son pocos los días para la renovación de la Directiva en la Asamblea Nacional, para ello, deben cuadrar votos en subasta, activar la calle y reforzar el apoyo de los países aliados, hoy, incrédulos, engañados y decepcionados.

@ArmandoMartini

Grupo de Lima abordará crisis de Venezuela en Brasilia este #8Nov
El comisionado presidencial para Relaciones Exteriores de Venezuela, Julio Borges, y David Smolansky, comisionado de la Organización de Estados Americanos para los Migrantes y Refugiados Venezolanos, estarán en representación de Guaidó

Ministros y representantes de los países del Grupo de Lima se reunirán este viernes en Brasilia para volver a analizar la situación de Venezuela y la crisis que ha llevado a millones de personas a abandonar ese país.

La reunión será la primera que celebra el Grupo de Lima desde la elección como nuevo presidente de Argentina del peronista Alberto Fernández, quien han dado a entender que una vez que asuma el poder, el próximo 10 de diciembre, su país dejará esta plataforma, creada en 2017 para buscar una alternativa democrática en Venezuela.

Fuentes oficiales dijeron a EFE que el canciller Jorge Faurie representará al Gobierno de Mauricio Macri en la cita, que puede ser la última del Grupo de Lima con la presencia de ese país.

 

El presidente electo de Argentina ya ha insinuado que su futuro Gobierno pudiera sumarse al Mecanismo de Montevideo, conformado por Uruguay, México, Bolivia y la Comunidad del Caribe y que busca impulsar el diálogo político en el país, pero sin desconocer al Gobierno de Nicolás Maduro.

En representación de Guaidó, estarán en la reunión el comisionado presidencial para Relaciones Exteriores de Venezuela, Julio Borges, y David Smolansky, en su condición de coordinador de la Organización de Estados Americanos para la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos.

Asimismo, participará la embajadora nombrada por Guaidó en Brasil, María Teresa Belandria.

EFE

Jorge Rodríguez desmintió la versión ofrecida en exclusiva al medio NTN24 por alias “Patrón Pobre” y mostró el testimonio de otro supuesto integrante de “Los Rastrojos” alias “Vaquita”

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, ofreció un balance este miércoles 6 de noviembre sobre la supuesta vinculación del presidente encargado Juan Guaidó con el grupo paramilitar colombiano “Los Rastrojos”.

Durante una rueda de prensa, Rodríguez difundió un video de Jonathan Zambrano, quien según el régimen es un supuesto paramilitar conocido como alias ‘Patrón Pobre’. Rodríguez aseveró que el testimonio de Zambrano, entrevistado por NTN24, es “falso”.

“Una periodista venezolana que trabaja en un medio de comunicación colombiano le lava la cara a la banda Los Ratrojos (…) Señora Idania Chirinos, vuelva a entrevistar a ‘Patrón pobre’ y pregúntele por qué le mintió”, expresó.

En ese sentido, Rodríguez mostró un video con declaraciones de Argenis Vaca alias ‘Vaquita’, quien narró cómo fue el supuesto traslado de Guaidó a Cúcuta y su presunta vinculación con paramilitares.

“Todos estábamos armados en ese momento, de ahí de que nos entrega Patrón Pobre a Juan Guaidó, seguimos hasta un pedazo que le decimos ‘El Puente’, que eso es frontera de Colombia con Venezuela”, es el testimonio de alias “Vaquita”.

Ante la difusión del supuesto testimonio del integrante de “Los Rastrojos”, Rodríguez expresó: ““Con el testimonio de “Nandito” y de “Vaquita” queda claro que ellos se encargaron del traslado de Guaidó desde El Vigía, en Mérida, hasta la frontera con Colombia”.

Guaidó: La solución a la crisis venezolana pasa por una elección presidencial libre
Guaidó consideró que el problema de Venezuela es que en el año 2018 el oficialismo se “robó” las elecciones presidenciales y que el mundo no reconoce a Nicolás Maduro como presidente

El presidente encargado Juan Guaidó reiteró este martes 5 de noviembre que la solución a la crisis de Venezuela pasa por una elección presidencial libre, con los poderes reconstituidos, una vez haya cesado la usurpación.

“Si ellos (régimen de Maduro) quieren continuar por la vía de la catástrofe, la alternativa es la Constitución venezolana. El origen del problema en Venezuela es que el mundo no reconoce al régimen de Maduro, han recurrido siempre en el mismo error, se robaron las elecciones presidenciales pasadas”, dijo.

Asimismo, indicó que la única solución a esta crisis es una elección presidencial, “cosa que el régimen de Nicolás Maduro no va a dar”, por lo cual llama a la gente “a salir a protestar el próximo 16 de noviembre”.

“La Constitución es muy clara con respecto a la elección de un poder autónomo y legítimo como el Consejo Nacional Electoral (CNE), el cual no funcionó para las elecciones del 20 de mayo y que no tiene validez internacional”, recalcó.

 

Enfatizó en que origen del problema en Venezuela “es que se robaron las elecciones presidenciales y que el mundo no los reconoce porque han incurrido una y otra vez en errores”.

“En la Constitución se establece que la Asamblea Nacional es el único ente quien designa los poderes en el país, y el régimen va a buscar poner miles de trabas para que esto no suceda”, culminó.

Con información de La Patilla