atentado contra maduro archivos - Runrun

atentado contra maduro

Venezuela investiga a tres países por presunta complicidad en el atentado contra Maduro

EL GOBIERNO VENEZOLANO ANUNCIÓ HOY que investiga la “presunta complicidad” de funcionarios de las embajadas de México, Colombia y Chile en el país en el atentado con explosivos del cual salió ileso a principios de agosto pasado el presidente, Nicolás Maduro, y por el cual hay 28 detenidos.

través de un comunicado, la Cancillería venezolana señala que “funcionarios de las embajadas de Colombia, Chile y México presuntamente prestaron o habrían estado dispuestos a prestar colaboración” a varios de los involucrados en el atentado, una información que ya divulgó ayer el Gobierno de Maduro.

Los Gobiernos de Colombia, Chile y México rechazaron de forma inmediata estas acusaciones que “carecen de todo fundamento”, según dijo el domingo el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Pero al Gobierno venezolano le “llama la atención el tono y argumentos empleados” por Colombia, Chile y México, “que en lugar de aclarar las circunstancias que han denunciado los terroristas confesos, al involucrar a agentes diplomáticos de sus respectivos países con sus planes de fuga, tienden por el contrario a victimizarse”.

La Cancillería venezolana dice en su comunicado que “la reacción de negación a priori observada por los Gobiernos de Colombia, Chile y México pareciera más bien una huida hacia adelante, cuyo análisis elemental lleva a prefigurar total desinterés hacia cualquier investigación objetiva con el propósito de ocultar vínculos y responsabilidades”.

El atentado contra Maduro ocurrió el pasado 4 de agosto, cuando el jefe de Estado venezolano presidía un acto con militares en Caracas y dos drones cargados con explosivos detonaron cerca de la tarima presidencial sin causar víctimas fatales.

Maduro acusó entonces al saliente presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, al exjefe de la Cámara venezolana, Julio Borges, y a la “ultraderecha” de ambos países por el ataque, que dejó 7 heridos. Por estos hechos hay 28 detenidos, entre ellos el diputado opositor Juan Requesens, y el Gobierno venezolano ha solicitado a Colombia la extradición de Borges, así como de otras personas a Estados Unidos y Perú.

Colombia rechazó acusación de Jorge Rodríguez sobre atentado contra Maduro

EL GOBIERNO DE COLOMBIA RECHAZÓ “categóricamente” las declaraciones del gobierno venezolano sobre la supuesta participación del país en el atentado contra Nicolás Maduro el 4 de agosto.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia publicó la noche del domingo un comunicado para aclarar que “en la actual coyuntura que vive Venezuela, la embajada de Colombia y los 15 consulados acreditados en el hermano país no tienen interés distinto al de trabajar coordinadamente por la asistencia y protección de nuestros connacionales”.

Los comentarios fueron motivados por las declaraciones del Ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, dadas en la tarde del domingo sobre la supuesta participación de las embajadas de Chile, México y Colombia en el atentado contra Maduro.

Asimismo, la Cancillería colombiana expresó su preocupación por las repercusiones en materia de seguridad que pudiesen tener los señalamientos sobre el personal diplomático y consular de Colombia acreditado en Venezuela.

 

A continuación el comunicado de prensa:

El Ministerio de Relaciones Exteriores en nombre del Gobierno de la República de Colombia rechaza categóricamente los señalamientos hechos hoy por el Ministro de Comunicación e Información de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Rodríguez, al afirmar sobre una supuesta participación de la misión diplomática colombiana en Caracas en los presuntos hechos acaecidos el 4 de agosto en la capital venezolana.

En la actual coyuntura que vive Venezuela, la Embajada de Colombia y los 15 consulados acreditados en el hermano país no tienen interés distinto al de trabajar coordinadamente por la asistencia y protección de nuestros connacionales, razón por la cual carecen de todo fundamento las afirmaciones del ministro Rodríguez.

Asimismo, el Gobierno de Colombia expresa su preocupación por las repercusiones que en materia de seguridad pudiesen tener dichos señalamientos sobre el personal diplomático y consular de Colombia acreditado en Venezuela.

Bogotá, 23 de septiembre de 2018.

EEUU critica detenciones arbitrarias aplicadas por el Gobierno tras atentado a Maduro

El Gobierno estadounidense criticó este viernes las “detenciones arbitrarias” y exigió “garantizar la presunción de inocencia” de los acusados por Venezuela de participar en el supuesto atentado contra el presidente Nicolás Maduro del pasado 4 de agosto.

“La respuesta del Gobierno de Venezuela a este incidente ha sido la detención arbitraria de varias personas y el fallo a la hora de seguir el debido proceso”, señaló la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado, según reseña Efe.
Nauert reiteró la condena de Washington a “la violencia política ocurrida el 4 de agosto, y exigió al régimen de Maduro respetar el Estado de derecho, mostrar contención y garantizar la presunción de inocencia de todos los acusados”.
Asimismo, la portavoz subrayó que “se han realizado violaciones de la inmunidad parlamentaria, que es protegida por la Constitución venezolana” y cargó contra “el presunto uso de la tortura para obtener confesiones”.
Por último, agregó que EE.UU. se “suma a la comunidad internacional en su llamamiento a la creación de una comisión de expertos independientes que investigue el incidente”.
“El Gobierno de Venezuela es responsable de la extendida inestabilidad y sufrimiento en Venezuela. El régimen de Maduro ha privado sistemáticamente a millones de venezolanos de sus derechos básicos como ciudadanos, y limitado su acceso a comida, cuidados médicos y seguridad básica”, concluyó la nota del Departamento de Estado.
Maduro interrumpió el pasado cuatro de agosto un acto con militares en Caracas después de que un par de drones que sobrevolaban el evento explotaran causando heridas en siete personas.
El Ejecutivo ha asegurado que se trató de un atentado que tenía como objetivo acabar con la vida de Maduro y el mismo presidente ha culpado de este hecho al exgobernante colombiano Juan Manuel Santos, así como a los diputados opositores venezolanos Julio Borges y Juan Requesens, quien se encuentra detenido.
La Fiscalía calcula que son 34 los supuestos implicados en el atentado, mientras que el Parlamento, de mayoría opositora, acusó al jefe de Estado por las “torturas” que, aseguran, ha recibido el diputado Requesens.
Esta semana, el fiscal general, Tarek William Saab, informó de que ya son 14 los detenidos, entre ellos dos militares, y se han emitido 27 órdenes de aprehensión con notificaciones de alerta roja a Interpol.
TSJ declaró procedente solicitar a Colombia extradición de Julio Borges por hechos del #4Ago en la avenida Bolívar

El Tribunal Supremo de Justicia declaró procedente solicitar a Colombia la extradición del diputado  Julio Borges y de otros seis ciudadanos que estarían en Perú y EE.UU. y que son acusados por el supuesto atentado al presidente Nicolás Maduro.

“La Sala de Casación Penal del TSJ, este jueves 16 de agosto de 2018, declaró procedente la solicitud de extradición de los ciudadanos Julio Borges (Colombia), Rayder Russo (Colombia), Josser López Valero (Estados Unidos), Virginia Antonieta Da Silva-Pio (Estados Unidos)”, dice la máxima corte en una nota de prensa.

También aprobó pedir la extradición de “Carlos Monasterios (Colombia), Osman Delgado (Estados Unidos) y Yilber Escalona (Perú)”.

Todos “por la presunta comisión del delito de homicidio calificado en grado de frustración contra el presidente de la República Nicolás Maduro”, por la “presunta comisión del delito de homicidio intencional calificado ejecutado con alevosía y con motivos fútiles en grado de frustración” y “traición a la patria”.

En el caso de Borges, el Tribunal añade que será juzgado también por “instigación pública continuada y conspiración”, mientras que a Da Silva-Pio, Monasterios, Russo, Delgado, López y Escalona se les imputa por “lanzamiento de artefacto explosivo en reuniones públicas, terrorismo, financiamiento al terrorismo y asociación para delinquir”.

El TSJ asegura que todos serán procesados con las garantías de la Constitución venezolana “como el derecho al debido proceso; al principio a la no discriminación; a la prohibición de la desaparición forzada de personas; a la integridad física, psíquica y moral; y a la prohibición de ser sometidos a penas, torturas”.

Asimismo, asegura que serán tratados con el “respeto debido a la dignidad inherente al ser humano, al derecho a un sistema penitenciario que asegure la rehabilitación del penado, al derecho a la asistencia jurídica, así como la garantía de todos los derechos civiles y sociales inherentes a la persona privada de libertad”.

El pasado 4 de agosto Maduro interrumpió un acto con la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) luego de que varios drones con cargas explosivas detonaran en las cercanías de la tarima presidencial.

Maduro dice que a autores de supuesto atentado en su contra los entrenaron en Colombia

El presidente Nicolás Maduro dijo hoy que los autores materiales del supuesto atentado que sufrió el pasado sábado fueron entrenados en Colombia y aseguró que algunos de sus detractores políticos están involucrados en este hecho.

“Terroristas entrenados en el Norte de Santander (Colombia), en la población de Chinácota, como lo han declarado ellos (los detenidos) (…) Sabemos y tenemos el lugar donde se entrenaron estos grupos”, declaró Maduro en cadena obligatoria de radio y televisión.

Explicó que los “terroristas” se hacían llamar “grupo número 2, grupo bravo” en sus comunicaciones internas y recibieron órdenes de sobrevolar dos drones con cargas explosivas para atentar contra su vida y la de los jefes políticos y militares que le acompañaron el sábado en la tarima durante un acto público.

Vecinos de la esquina de Curamichate no vieron el dron de Jorge Rodríguez
Dos días después de las explosiones algunos trozos de papel metálico y restos de plástico se encontraban entre las estatuas de Marx y Lenin en el Paseo de la Revolución de la avenida Bolívar

 

[email protected]

“NOSOTRAS ESTÁBAMOS TRABAJANDO, FALTABA POCO para cerrar cuando escuchamos la explosión, fue más fuerte que un trueno. Luego dos muchachos pasaron corriendo y alguien los perseguía diciendo que eran ellos. Sentimos que la cosa se ponía fea, por lo que decidimos bajar la santamaría, para evitar problemas mayores. Esa fue la peor decisión que tomamos”, dice Vanessa, trabajadora de una venta de dulces ubicada a pocos metros de la esquina Curamichate, en la parroquia Santa Rosalía, en el centro de Caracas al ser consultada sobre si el sábado había  visto o escuchado al tercer dron.

El sábado 4 de agosto a las 5:45 de la tarde varias explosiones marcaron el abrupto final del acto aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana encabezado por el presidente de la República Nicolás Maduro, que se realizaba -de manera inusual- en la avenida Bolívar de Caracas.

Casi de inmediato se informó sobre un intento de magnicidio utilizando vehículos aéreos no tripulados o drones. Las versiones oficiales sobre el atentado eran disímiles: dos o tres de estos vehículos fueron usados. El ministro Néstor Reverol, de Interior y Justicia habló de dos, mientras que el ministro Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, dijo en una entrevista a la agencia rusa de noticias tres Sputnik que eran tres, uno de los cuales se habría estrellado cerca de la esquina de Curamichate.

El misterioso tercer dron, que según el ministro Rodríguez estalló en la esquina aledaña al terminal del Nuevo Circo de Caracas, aún no tiene testigos: vecinos y comerciantes negaron haber escuchado o visto el objeto volador.

Vanessa, quien pidió que su apellido no fuese revelado por razones de seguridad, solo recuerda haber escuchado dos explosiones.

Al preguntarle sobre un tercer estallido o un dron caído en las inmediaciones del comercio, responde que no tenía conocimiento de tal aparato. “Bueno, solo sabemos del que estalló en el edificio y el que han pasado en videos, no se si hubo otro”.

Agrega que lo peor de la experiencia fue haber bajado la santamaría después de la explosión y haberse quedado dentro del pequeño local comercial. “Quedamos atrapadas, y lo peor es que no hay ventanas, casi nos morimos asfixiadas. Los funcionarios policiales tomaron la cuadra y no dejaban salir ni entrar a nadie mientras ellos revisaban todo”.

Dijo que, a pesar de que su hora de salida era a las 6:00 pm, “nos quedamos atrapadas hasta pasadas las 8:00 de la noche, gritamos y gritamos hasta que nos dejaron ir. No es justo, llegué a mi casa en Petare a las 10:00pm, con toda la inseguridad que hay y sin transporte”.

Jorge Mendoza, vecino de Santa Rosalía, recuerda que cuando se produjo la explosión iba a su casa en el edificio Eddy, en compañía de su mamá,una mujer octogenaria, “Eso sonó durísimo, seguimos caminando porque no quería dejar a mamá sola en la calle; cuando comenzaron a llegar las patrullas, esto se puso full de policías que se metieron a los edificios, revisaron en todas partes, como si uno estuviera metido en esas cosas”.

Nancy, una morena de unos 40 años y trabajadora sexual que no reveló su apellido, se maquilla la boca por enésima vez de rojo brillante y sigue la conversación mientras se toma un café. Recuerda que estaba en las cercanías del edificio Saint Louis, en la avenida Lecuna, conversando con un vendedor ambulante cuando se produjo la explosión.

“La explosión me asustó, no me esperaba una cosa tan fuerte, llegaron los policías y tomaron todos los alrededores, yo me fui, siempre es mejor decir aquí corrió que aquí cayó”.

Ninguno de los dos dice haber visto ni escuchado un explosión en la esquina Curamichate.

Entre Marx y Lenin

El lugar cercano donde hay muestras de una posible explosión es el Paseo de la Revolución, en la avenida Bolívar, entre los bustos de Karl Marx y Vladimir Ilich Lenin, a unos cincuenta metros de los edificios de la Misión Vivienda. Cerca del sitio donde estaba ubicada la tarima presidencial el pasado sábado 4 de agosto.

Allí, una mancha negra en el piso, restos de papel de bronce y pequeños pedazos de piezas plásticas indican que en el lugar se produjo la deflagración e incendio de un objeto.

Un kilo de C4 volaría un edificio y otras respuestas sobre las explosiones del 4 de agosto

Runrun.es habló con varios expertos en explosivos y en el manejo de drones para analizar la versión del Ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela, Néstor Reverol, quien declaró que hubo un intento de atentado contra el presidente usando estos vehículos aéreos no tripulados

 

AL DÍA SIGUIENTE DE LOS ESTALLIDOS de la tarde del 4 de agosto de 2018, durante el acto del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana, el ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela, Néstor Reverol, dio detalles del confuso suceso. Según sus declaraciones, se trató de un intento de magnicidio en el que se utilizaron dos drones DIJ- M600 diseñados “para trabajos industriales y que pueden soportar grandes cargas y peso, como una cámara de cine o un kit complejo de grabación”.

Cada drone venía cargado -según el ministro y militar quien está sancionado por Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea- “con un kilogramo de explosivo denominado C4, capaz de hacer daño efectivo a un radio, aproximadamente, de 50 metros”.

También explicó que uno de los drones había sobrevolado  tribuna presidencial pero que “gracias a las técnicas especiales de la Guardia de Honor y a la instalación de equipos inhibidores de señales, se logró desorientar y terminó activándose fuera del perímetro planificado”.

El segundo dron perdió el control en las proximidades del evento y cayó en un edificio denominado Don Eduardo, entre las esquinas Viento y El Cristo de la parroquia Santa Rosalía, a tres cuadras  la avenida Bolívar. Ese artefacto cayó en llamas en el techo del piso uno, siempre según Reverol.

De ambos objetos no tripulados hay videos.  

Runrun.es consultó a  varios expertos en el manejo de drones y explosivos para armar el rompecabezas de los hechos y esto fue lo que analizaron.

¿Se necesita un permiso para manejar un dron en Caracas?

“Desde agosto de 2016 se exige que todos los drones que se pilotean deben ser registrados en el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC).  Se pueden volar drones en Venezuela sin problemas, en áreas no restringidas, siempre y cuando se tenga el permiso. Uno va, paga sus unidades tributarias y te dan el permiso” explica René Ramos, fundador de  Drones Caracas

“Los drones no pueden volar libremente en Caracas.  El Inac da el permiso para poder pilotear. La autorización se da siempre y cuando no se sobrevuele sobre bases militares, eventos políticos, Miraflores, ni nada que tenga que ver con seguridad del Estado”, dice Eduardo Rodríguez,  piloto de drones.

¿Qué características tiene el dron DIJ-M600?

“Es un drone de tipo comercial que alcanza velocidades de hasta 62 kilómetros por hora, pero pierde velocidad al estar entre edificios. La distancia máxima que puede estar el operador  del drone es de 5 kilómetros y pierde señal cuando lo metes entre edificios, así que calculo que, máximo, la persona tendría que estar a 1 kilómetro y medio de distancia” explica Ramos.

“Para manejar estos drones comerciales tienes que registrarte en la  página de DJI. Rastrear al dueño es muy sencillo: resulta más difícil  conseguir quién te robó el celular. Es un dron costoso, el mejor a nivel comercial. Quien hizo esto tenía plata o estaba financiado. Puede costar más de 6.000 dólares”, agrega Ramos.

Rodríguez coincide en los límites de su alcance. “Un dron puede llegar a 7 kilómetros de distancia desde donde despega, dependiendo de la marca y del modelo, pero pierde señal. 4 o 5 kilómetros es su radio más estable”, explica el piloto.

¿Se puede neutralizar un dron con un inhibidor de señal?

“Hay inhibidores de señal portátiles para teléfonos y radios. Dudo mucho que tuvieran en la avenida Bolívar un inhibidor para drones como los tienen en las torres de control de los aeropuertos y en las bases militares. Es poco probable que haya sucedido lo que dice Reverol, que gracias a sus inhibidores desviaron el dron. Además,cuando el dron pierde la señal, está programado para volver a su lugar de origen”, detalla Ramos.

“Es difícil neutralizar la acción de un drone con un disparo cuando es un ataque sorpresivo. Pero sí se puede neutralizar con una red radiofrecuencia que cubra el área a proteger”, explica Jhon Marulanda, ex militar colombiano y asesor en seguridad.

¿Cómo funciona el explosivo C4?

“C4 es un  explosivo típico militar de gran poder, resistente a los golpes, moldeable y de relativamente fácil adquisición. Aunque hay explosivos más poderosos en el mercado negro”, dice Marulanda.

“Si no usaron C4, Semtex pudo haber sido otra opción. También se consigue en mercado negro y es poderoso en pequeñas cantidades”, agrega el experto colombiano.

“La composición C4 es como ver un dulce de leche, una masa de plastilina blanquecina. Lo hundes con un mecanismo eléctrico, con mucha delicadeza, que se llama explosor, el cual puedes conectarlo a un temporizador o a un teléfono celular también. Una vez que se hace la llamada al teléfono celular se cierra el circuito, se pegan los dos cablecitos y explota. En el caso del acto militar en la avenida Bolívar de Caracas pudo haber sido un temporizador o un sistema eléctrico a distancia. Tú haces la llamada y explota, así como ves en las películas. Igualito”, dice un experto en manejo de explosivos que prefiere mantener su nombre en anonimato.

Considerando las explosiones que se vieron, ¿es correcto hablar de un kilo de C4?

“Un kilo de C4 es mucho para la explosión que ocurrió. Hubiera producido una explosión extrema. Puede volar un edificio y la onda expansiva puede llegar a varios metros.. Por lo tanto, una explosión como la que vimos no pudo haber sido con un kilo de C4. Calculo que fueron 100 gramos”,  dice el experto en explosivos.

¿Hay elementos para decir que fue un atentado en contra el Presidente?

“Para los atentados o ataques terroristas se usan drones de tipo militar que puedan ser operados desde otra ciudad inclusive. El que se usó el sábado 4 de agosto  es un drone de tipo comercial. Además, es poco probable que sea un atentado planificado por otro país. En esos casos se utilizan drones militares, que no están registrados, no se pueden rastrear y lo  explotan igual como en una guerra”, comenta el fundador de Drones Caracas.

Marulanda considera que “cuando un explosivo está en tierra es mayor el daño que produce por la onda expansiva”. Y añade: “No tiene sentido un estallido  en el aire. No tiene sentido un atentado así, pareciera que se activó el explosivo antes de tiempo o lo neutralizaron antes que llegara a tribuna”.