Inicio archivos - Runrun

Inicio

Estado venezolano sigue sin dar respuesta a 12 mujeres con medidas cautelares de la CIDH
Hace un año la CIDH otorgó medidas cautelares a 12 mujeres con cáncer de mama y exigió al Estado venezolano que hiciera lo necesario para proteger sus derechos a la salud y la vida
Hasta la fecha, ni las benificiarias ni las organizaciones peticionarias han recibido respuesta
Cada 24 horas mueren nueve personas por cáncer de mama

@ValeriaPedicini 

“No somos ninguna carga, nosotras somos seres humanos, queremos tener salud”. María Alejandra Díaz, de 45 años, tiene cáncer de mama. El diagnóstico de la enfermedad fue realizado de forma oportuna, pero por la falta de tratamiento de forma continua tuvo una recaída y el tumor hizo metástasis. Ahora también tiene cáncer de hígado, de pulmón y en los huesos.

Cuenta que, al no poder acceder a las medicinas y tratamientos en el sistema de salud público, ha tenido que vender parte de sus pertenencias para poder costear los gastos de su enfermedad. “Tratas de buscar los medicamentos y no los consigues. Si quieres luchar por tu vida, tu salud y ver crecer a tus hijos, tenemos que buscar opciones y una de esas es recurrir a la venta de cosas que tenemos. Para nadie es un secreto que el sistema de salud en Venezuela está muy deteriorado”.

A pesar del esfuerzo, Díaz solo ha podido realizarse los exámenes más urgentes o primordiales, porque el resto de los estudios “son muy costosos” y no ha podido saber con certeza qué tan avanzada está la metástasis en su cuerpo.

Ella es una de las 12 mujeres beneficiadas por las medidas cautelares que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) adoptó el 14 de octubre de 2020, tras considerar que se encuentran en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos a la vida, a integridad física y a salud.

La CIDH exigió al Estado venezolano adoptar medidas necesarias para proteger el derecho a la salud y la vida y la integridad de estas personas beneficiarias. Asimismo, valoró que, de acuerdo con la solicitud realizada por el Centro de Justicia y Paz (Cepaz), Acción Solidaria, Funcamama, Prepara Familia y Senos Ayuda, las beneficiarias no estarían recibiendo el tratamiento médico prescrito correspondiente por parte del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) por periodos de tiempo prolongados, a pesar de haberlo recibido previamente.

La CIDH también indicó que los factores de riesgo a los que se ven expuestos estas mujeres tendrían serias consecuencias diferenciadas en la salud de las beneficiarias, “por su sola condición de mujer, ya que estas suponen una forma adicional de violencia en su contra”.

Es por esto que existe un impacto diferenciado de la crisis en las mujeres, donde las barreras de acceso a los tratamientos medicos son una forma más de la violencia contra la mujer, ya que afectan el principio de igualdad y no discriminación.

Pero nada ha pasado. El Estado venezolano no ha movido ni un dedo para mejorar las condiciones de salud de estas 12 mujeres, ni siquiera levantado el teléfono. A más de un año de la medida, María Alejandra Díaz no ha recibido ninguna llamada.

“Sigo en la espera de que el Gobierno nacional me contacte, tanto por vía telefónica, por mensaje o por correo. En esta espera, de medicamento y de llamada tuve un recaída de la enfermedad. Ha sido un golpe bastante fuerte”, expresa la mujer.

Las 12 mujeres beneficiadas con las medidas cautelares de la CIDH son otras de las víctimas crónicas del sistema de salud público venezolano.

“En Venezuela existe un patrón sistemático grave y extendido de vulneraciones del derecho humano a la salud de la población venezolana. Particularmente quienes están siendo más afectados son las poblaciones más vulnerables, donde las mujeres y las personas con condiciones crónicas de salud tienen lo peor de toda la crisis”, señaló Natasha Saturno de la organización Acción Solidaria.

Saturno dijo que hasta la fecha no existen avances ni ningún tipo de comunicaciones del Estado venezolano ni con las beneficiarias ni con los peticionarios sobre una respuesta a la resolución.

“Solicitamos al Estado venezolano que reconozca la gravedad de la emergencia humanitaria compleja que estamos atravesando en Venezuela y la afectación especial que tienen las personas con condiciones de salud crónicas”.

Pidió que el Programa Nacional de Oncología sea reestructurado para ofrecer a los pacientes tratamiento médico adecuado y oportuno, exámenes especiales y atención de calidad. Asimismo que exista un enfoque diferenciado de género que “reconozca el impacto que la emergencia humanitaria tiene en las mujeres venezolanas”.

¿Qué ha pasado con las 12 beneficiarias?

Luisa Rodríguez, directora de la ONG Funcamama, explicó que de las seis mujeres beneficiadas por la CIDH que son parte de la organización, una de ellas falleció a la espera de atención del cáncer de mama entre 2020 y 2021.

“Otra tiene metástasis en la cadera, está en cama sin poder tener movilización. Tuvo fractura de la cadera porque por falta de acceso al agua tenía que caminar casi tres cuadras para llenar un tobo para poder cubrir las necesidades de aseo diario”, aseguró Rodríguez, demostrando cómo la situación de los servicios públicos también hace más difícil padecer una enfermedad crónica en Venezuela.

El resto de las mujeres beneficiadas son parte de la organización Senos Ayuda. Nancy Cardozo, representante de la organización, precisó que no tienen conocimiento de dos de ellas, tres siguen recibiendo ayuda y una tuvo que someterse a una segunda mastectomía y enfrenta una posible metástasis.

Los familiares también sufren

El cáncer de mama que tiene María Alejandra Rodríguez no solo ha sido un golpe duro para ella, sino también para el resto de su familia. “Yo soy la persona que está padeciendo la enfermedad, pero mi familia está padeciendo todo lo que implica mantener por un tiempo más a un familiar al lado”.

La directora de Funcamama expresó que es importante que la sociedad entienda que una enfermedad crónica de alto costo, no solo afecta a aquella persona que la padece, sino a todo su entorno. “Hay un equipo alrededor de ellas que está haciendo posible que puedan recibir a nivel privado este tratamiento: familiares, hermanas, amigos”.

Tal es el caso de María Zambrano, otra de las mujeres beneficiadas con la medida cautelar de la CIDH. La mujer de 59 años, quien tiene un tipo de cáncer de mama muy agresivo y uno de los más frecuentes detectados en la mujer venezolana, ha recibido el apoyo de sus familiares para poder luchar contra la enfermedad.

Nada más para que pudiera ser atendida en el hospital oncológico tuvieron que esperar 15 días, luego de la insistencia por encontrar un cupo. Cuando lo lograron, tuvieron que hacer rifas para cubrir los costos de medicamentos y exámenes.

“Es muy difícil convivir y ver a tu familiar que decae cada día más. Desde mayo de 2020 que recibió su última quimio, hasta el 4 de octubre de 2021 fue que fue evaluada por los médicos del oncológico, donde le diagnostican nuevamente ‘una pepita’ en espera de punción para una biopsia, que se hace en privado porque en público no hay insumos”, contó su hermana.

¿Cuál es la situación del cáncer de mama en Venezuela?

El 19 de octubre es el Día Internacional contra el Cáncer de Mama y en Venezuela en los últimos cinco años, producto de la crisis y la emergencia humanitaria, la situación para las personas con esta enfermedad ha empeorado.

De acuerdo a la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, la cifra total de mortalidad por cáncer de mama es de 3.127 personas. Es decir, cada 24 horas mueren nueve personas por esta enfermedad. La edad del mayor número de personas fallecidas está entre los 55 y los 64 años de edad.

Luisa Rodríguez, presidenta de la ONG Funcamama, explicó que entre el colapso generalizado de los centros oncológicos y la falta de capacidad adquisitiva de las mujeres con esta enfermedad, padecer cáncer de mama en Venezuela se traduce en un tragedia.

En un informe de la organización se detalla que uno de los grupos más vulnerables de personas afectadas por salud crónica están aquellos con cáncer, “quienes ven la capacidad de atención y servicio médico oncológico seriamente deteriorado y los coloca ante un riesgo inminente de la vulneración de los derechos humanos, la integridad física y salud de estas mujeres”.

Señaló que 22 unidades de radioterapia han cerrado en los últimos cinco años, producto del incumplimiento de los pagos por parte del Ministerio de Salud y la falta de mantenimiento de los equipos que estaban dispuestos para atender 21 tipos de cáncer, entre ellos cáncer de mama y de cuello uterino. Solo funcionan de forma parcial las de los oncológicos Padre Machado y Luis Razetti en Caracas. También denunció la ausencia de mamógrafos, ecógrafos, resonadores y tomógrafos.

Según cifras de la Alianza Venezolana para la Salud, los centros oncológicos no garantizan quimioterapia a 140 mil personas con cáncer, mientras que las cirugías disminuyeron a más de un 80%. Además, no se cuenta con mamógrafos, ecógrafos, resonadores, tomógrafos ni estudios para el diagnóstico y seguimiento de la enfermedad”.

“El acceso de tratamientos y medicamentos a personas con cáncer continúa dependiendo de la capacidad de cada familia para poder costearlo, mínimo se necesita un promedio de 2500 dólares”, asegura Luisa Rodríguez.

Llamado a clases presenciales y flexibilización coinciden con el peor momento de la pandemia
El infectólogo Julio Castro opinó que las disposiciones oficiales nunca han sido coherentes con lo que pasa con la epidemia y advierte que la tendencia alcista de casos se mantendrá
Las proyecciones indican que el mes de octubre podría cerrar con más casos nuevos de COVID-19 que septiembre

 

Venezuela atraviesa el «peor momento de la pandemia» desde sus inicios en marzo de 2020 a juicio del médico infectólogo Julio Castro.

Aún así, el gobierno anunció que habrá una flexibilización ampliada desde el 1 de noviembre hasta el 31 de diciembre y ratificó el llamado a clases presenciales a partir del 25 de octubre.

Según Castro, estos anuncios demostrarían la «incoherencia» en el manejo de la pandemia desde las esferas oficiales. 

«La normativa oficial nunca ha sido coherente con lo que pasa con la epidemia En mayo de 2020 liberaron la cuarentena cuando empezaron a subir los casos, lo repitieron en diciembre de ese año y ahora vamos de nuevo. Los ciudadanos comunes no sabemos en base a qué criterio están decidiendo, porque no tiene que ver con los casos. Lo que yo he aprendido es que predecir qué va a pasar la semana que viene es muy difícil.  La tendencia ha sido alcista y la presencia de la variante delta en región central y capital, que posiblemente  tomará el comando en las otras regiones, no me hace ser positivo sobre la disminución de casos», declaró Castro en entrevista concedida a la periodista Shirley Varnagy el pasado 18 de octubre. 

 

 

 

De acuerdo con los registros oficiales, en los primeros 17 días del mes de octubre se confirmaron 23.794 casos.  El 13 de octubre fue el día con más nuevas infecciones reportadas de la tercera semana del mes, con 1,441. 

 

El número promedio de contagios diarios hasta el 18 de octubre se ubicaba en 1.342, esto de acuerdo con el repositorio de datos virtual operado por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de las Universidad Johns Hopkins. 

Las proyecciones indican que este mes superará a septiembre en cantidad de contagiados. 

Partiendo del punto de que ese promedio de casos diarios se mantenga hasta finales de octubre, se totalizarían otros 16.104 nuevos casos en lo que resta de mes que, sumados a los 23.794 contagios registrados hasta los momentos según el conteo oficial, pondrían cifras cercanas a los 40.000 nuevos casos reportados cuando finalice el mes diez del año. (en concreto, 39.898).

Escuelas abiertas pero vigilantes

En un foro radial en el que se analizó la situación del regreso a clases, Lila Vega, médico pediatra y miembro de la Red de Madres, Padres y Representantes, comentó que las escuelas deberían estar abiertas, pero siempre preparadas para cerrar de acuerdo con la situación epidemiológica local.

«Nuestros niños necesitan ir a la escuela, no es un servicio accesorio. Deben estar abiertas y, de manera responsable y segura, cerrar cuando sea necesario (…) Cada evaluación debe hacerse desde cada escuela y tomar la decisión. Para que funcione, se necesita compromiso de la escuela y de toda la comunidad educativa, organización y voluntariado», opinó.

Recalcó que para evitar brotes de COVID-19 en los centros de educación es indispensable garantizar que «no haya contacto entre las distintas burbujas».

«Hay que limitar el número de contactos que tiene cada niño y cada persona de la escuela. Debe haber un equipo de vigilancia (…) El mérito no será que una escuela nunca tenga un caso, sino identificarlo rápidamente, así como a sus contactos, mandarlos a cuarentena y cortar la cadena de transmisión. Hay que abrirlas cuando cada escuela tenga un protocolo capaz de implementar», remarcó. 

Por su parte, Castro consideró que no hay una manera de controlar perfectamente la epidemia. Por la misma razón, es muy difícil prever que no se registren contagios de covid-19 en las escuelas.

«Habrá casos, seguro que los habrá, lo importante es que lo identifiquemos inmediato, tengamos manual de procedimientos y se hagan definiciones. La escuela debe describir cómo va a operar en esa situación cuando un niño o maestro estén positivos», dijo.

También, cree que se debe entender que las realidades entre centros ubicados incluso en una misma ciudad son muy distintas

«La realidad de un colegio privado en Caracas es muy distinta a la de un liceo por un tema de densidad poblacional. Las realidades son muy diferentes y, al tomar esas decisiones públicas sanitarias, debes tomar en cuentas ambos polos. Algunas escuelas podrán tener distanciamiento sin problema porque tienen menos niños y aulas ventiladas, pero algunos no tendrán casi nada por la situación de la dinámica social», alertó.

Gobierno anuncia 15 muertes por COVID-19 y 1 299 nuevos contagios este #18Oct
De acuerdo con el balance oficial, en las últimas 24 horas el total de muertes asciende a 4 734 y el de contagios a 394.061.

 

El ministro de Comunicación e Información del gobierno de Nicolás Maduro, Freddy Ñáñez, informó vía Twitter la noche del 18 de octubre que en las últimas 24 horas se reportaron en el país 15 fallecimientos por COVID-19 y 1 299 nuevos contagios, todos por transmisión comunitaria. Con estas cifras, el total de muertes asciende a 4 734 y el de contagios a 394 061.

Con respecto a los fallecidos, dijo que se reportaron:

3 mujeres de 54, 68, 70 años y 1 hombre de 65 años de Caracas
2 mujeres de 67, 80 años y 2 hombres de 58, 73 años de Miranda
2 hombres 68, 79 años y 1 mujer de 54 años de Anzoátegui
1 mujer de 48 años de Lara
1 hombre de 57 años de Mérida
1 mujer de 82 años de Táchira
1 hombre de Zulia de 74 años

Los casos comunitarios están ubicados en Caracas 270, Nueva Esparta 207, Carabobo 176, Miranda 171, La Guaira 101, entre otras entidades.

En este sentido, detalló: «Caracas presenta hoy el mayor número de contagios en sus 22 parroquias: El Valle 82, Sucre 25, Altagracia 22, Caricuao 19, San Juan 17, entre otros».

Refirió que hay 374 166 personas recuperadas, lo que representa el 95% de los contagios. «Contamos con 15 161 casos activos, 14 632 están siendo atendidos en el sistema público de salud y 529 en clínicas privadas», sumó.

«Hasta la fecha tenemos 9 630 pacientes que se encuentran asintomáticos, 4 939 con Insuficiencia Respiratoria Aguda leve, 513 con Insuficiencia Respiratoria Aguda Moderada y 79 en la Unidad de Cuidados Intensivos», precisó

No vamos a descansar hasta lograr justicia para Alex Saab y otras 9 perlas lloronas de Maduro

Nicolás Maduro presidió este 18 de octubre un acto del PSUV transmitido parcialmente por Venezolana de Televisión (VTV).

A continuación, las 10 perlas que soltó durante su intervención:

«Hay que denunciar ante todos los organismos de la ONU este secuestro (de Alex Saab). Un poderoso movimiento de solidaridad y exigencia de justicia y libertad vamos a levantar para denunciar y desnudar a las personas que en el imperio dieron la orden».

«Con el secuestro de Alex Saab, EEUU y oposición rompieron todas las reglas del juego del respeto y convivencia, cuando secuestraron violando las reglas del derecho internacional a un diplomático (…) Nosotros en protesta nos levantamos, luego veremos qué pasa, no se qué va a pasar».

«Después evaluaremos qué va a pasar con esos diálogos, después evaluaremos. Por ahora, estamos indignados y protestando y enfrentando la injusticia, después veremos».

Reiteró hoy su defensa del diálogo, «pero jugando limpio», «respetando las reglas de juego» y «respetando al adversario».

Sobre el gobierno de EEUU, dijo: «Ahora van a salir a dárselas de modositos».

«No vamos a descansar hasta lograr la justicia para Alex Saab».

«Sale un imbécil de Departamento de Estado a decir las mismas palabras que (el jefe de la delegación opositora) Gerardo Blyde. Imbécil. Y que a Maduro no le interesa los intereses del país, de Venezuela, a él le interesan muchos los intereses del país».

«Les hago un llamado para que levantemos una gran ola de solidaridad, una gran ola de denuncia al secuestro norteamericano».

«El gobierno de EEUU sabia que secuestrando a Alex Saab, le metía una puñalada mortal a los diálogos y negociaciones de México. El imperialismo persigue a quien ayuda a Venezuela, esa es la verdad».

«Con el secuestro de Alex Saab hemos tomado medidas contundentes y vamos a ir a todas las instancias internacionales».

La voz de Saab solo se escuchó una vez durante su audiencia de presentación en Miami
El empresario colombiano está siendo acusado de lavado de dinero y siete cargos para instrumento de lavado de dinero

 

Desde las 11 de la mañana, aproximadamente, alrededor de 30 personas ya esperaban por acceder a una conferencia de Zoom programada para las 1:00 p.m.: la primera audiencia de presentación de Álex Naím Saab Morán, el presunto testaferro de Nicolás Maduro. 

A pesar de estar en el edificio de al lado, Saab no se presentó personalmente en la sala de la corte. 

A la 1:37 pm del 18 octubre, apareció la imagen de Saab, vestido de anaranjado con un tapabocas debajo de la barbilla, en una sala con dos oficiales penitenciarias estadounidenses mientras sostenía el teléfono que lo comunicaba con la intérprete, Consuelo Burranca. Para ese momento, la conferencia de Zoom había alcanzado el número máximo de participantes, 345.

La voz del empresario colombiano se escuchó únicamente unos minutos antes, cuando se identificó como “Álex Saab”. 

Dos minutos después de que apareciera la imagen de Saab, llegó John J. O’Sullivan, juez del tribunal federal de Estados Unidos para el distrito sur de Florida. 

Dentro de la lista de los participantes se encontraba el abogado de Saab, Henry P. Bell. Bell forma parte del bufete Bell, Rosquete, Reyes y Esteban (BRRE). El abogado reiteró que es un abogado temporal, y que sería el que lo acompañaría en esta presentación inicial. 

Además, estaban Kurt Lunkenheimer, defensor del Estado, y Alex Kramer, miembro del Departamento de Justicia de Estados Unidos. 

Seguidamente, O’Sullivan prosiguió a leer los derechos y los cargos acusados a Saab.

El empresario colombiano está siendo acusado de lavado de dinero y siete cargos para instrumento de lavado de dinero. Estos delitos le son imputados por irregularidades en las que estuvo involucrado entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015 por “enriquecerse ilícitamente mediante el pago de sobornos a funcionarios extranjeros”. 

El activista y periodista Jesús Urbina recordó que el caso también es contra Álvaro Pulido Vargas, quien es un prófugo de la justicia de EE.UU y Colombia.

«Son 20 años de prisión, con o sin multa», aseguró Urbina.

Apelación pendiente

Durante la corta audiencia de presentación, Henry Bell solicitó más tiempo para prepararse para el próximo encuentro de Saab y la corte. 

Bell indicó que tenían que conversar varios temas con el empresario colombiano, por ello, requerían más tiempo. 

El abogado reiteró que existe una apelación pendiente sobre la posible inmunidad política de Saab, luego de que Nicolás Maduro lo nombrara «enviado diplomático especial del gobierno bolivariano». 

De no haber sido por esta petición, la segunda audiencia podía realizarse este jueves 21 de octubre. 

Otra de las peticiones que solicitó la defensa fue una llamada del acusado con su equipo defensor. 

Tras la solicitud de más tiempo para la preparación, los representantes del Estado aceptaron que la próxima audiencia se realizara el lunes 1 de noviembre.

No se solicitó fianza

El equipo defensor de Saab no solicitó que se permitiera su salida de la cárcel bajo fianza. 

Los representantes del gobierno estadounidense aseguraron que temían que esta medida contribuyera a que Saab saliera de Estados Unidos, ya que su extradición fue un proceso que tardó alrededor de 400 días. 

Por ello, pidieron que Saab no tuviera derecho a fianza.

Vacunación contra la covid-19 en niños venezolanos debe estar basada en ciencia y no en política
La Academia Nacional de Medicina desaconseja usar el prototipo cubano Abdala y recuerda que en Venezuela están disponibles las vacunas chinas de virus inactivado (Sinovac y Sinopharm) que se están empleando en niños latinoamericanos.

@MrsYaky

La vacunación contra el coronavirus en niños y adolescentes es un tema que no ha estado exento de polémicas en el mundo. La conveniencia o no de inmunizar a un sector de la población que, estadísticamente, es el menos afectado por las complicaciones del COVID-19,  y en el que se reportan pocos estudios sobre seguridad y efecto de las vacunas ha sido objeto de intenso debate. 

En muchos países occidentales no se ha dado el paso hasta no conocer qué tan segura o efectivas son las vacunas, sobre todo en menores de 12 años.

En Venezuela y en más de una ocasión, Nicolás Maduro ha mencionado que autorizará la vacunación contra en covid-19 en niños y adolescentes y que este proceso de inmunización en menores se pondría en marcha a partir del mes de octubre.

«Tendremos vacunas para todos los niños, niñas y adolescentes. Vacunas ya probadas, porque nosotros en octubre vamos a clases presenciales y estamos tomando todas las medidas», pronunció el mandatario en una alocución del 31 de agosto.

La Academia Nacional de Medicina difundió el pasado 11 de octubre una serie de consideraciones sobre la necesidad de basar «en ciencia y no en política» la vacunación contra el coronavirus en los grupos menores de edad en el país.

Especificaron que la vacunación en niños y adolescentes persigue dos objetivos: protegerlos de la infección y enfermedad (aunque ellos con frecuencia solo sufren de infecciones asintomáticas o de poca gravedad) y evitar que se conviertan en propagadores del virus y que infecten a miembros de su familia o comunidad. 

En Runrunes quisimos poner la lupa sobre la evidencia científica acerca de la vacunación contra el coronavirus en menores y las alternativas disponibles en Venezuela.  A continuación, algunas preguntas comunes sobre el tema. 

¿Cuál es el mejor momento para vacunar a los niños y adolescentes contra el coronavirus?

¿En qué momento debería vacunarse los niños en el contexto epidemiológico del COVID-19?

Según el presidente de la Sociedad Venezolana de Infectología, Manuel  Enrique Figuera, hay que partir de una premisa básica: la enfermedad por la infección del coronavirus afecta de manera más severa a personas mayores de 60 años o con distintos problemas de salud.

“Afortunadamente, la infección en los niños es raro que genere consecuencias como hospitalizaciones e infecciones. Desde el punto de vista de vulnerabilidad a la enfermedad, los adultos pueden tener una infección más severa y mayor chance de enfermarse, complicarse y, eventualmente, morir, sobre todo los adultos mayores. Entonces, ellos son los prioritarios en vacunar. Desde el punto de vista poblacional, los niños son el último grupo etario que debería ser vacunado”, explicó Figuera.

Comentó que los países que han basado sus vacunaciones en este criterio procedieron a vacunar primero a los más expuestos (profesionales de la salud en todas las áreas) o a los que tienen mayor riesgo de complicación (mayores de 60 años, pacientes con enfermedades crónicas, diabetes, obesidad y enfermedades cardíacas).

“Después de que un país haya alcanzado una alta cobertura de vacunación es que se debe empezar a vacunar eventualmente a adolescentes y, finalmente a los niños, es lo que han hecho los países que han hecho bien las cosas”, recalcó Figuera.

Por lo mismo consideró que, además de evaluar con qué fármaco se debe vacunar a los menores en el país, es importante destacar que aún no es el momento de hacerlo, cuando hay millones de adultos mayores y profesionales con riesgo a contraer el coronavirus por su ocupación que no han sido vacunados.

“Planificar vacunar a niños cuando todavía tenemos un alto porcentaje de población adulta y en riesgo sin vacuna es algo inadecuado desde el punto de vista científico y lamentablemente cae en el ámbito de una promesa política”, subrayó.

De acuerdo con los datos de la Organización Panamericana de la Salud, hasta el 15 de octubre, en Venezuela solo 6.190.629 millones de personas habían completado su esquema de dos dosis de vacunas. La información se puede consultar haciendo clic acá

¿Cuáles vacunas contra el coronavirus han sido estudiadas hasta ahora en niños y adolescentes?

En junio de 2021, un ensayo desarrollado en China y publicado en The Lancet reveló que la administración de dos dosis de la vacuna CoronaVac (desarrollada por Sinovac) era “segura” en niños y adolescentes de entre 3 y 17 años y provocaba una fuerte respuesta inmunológica.

Esa prueba fue realizada en tan solo 550 menores. Según los investigadores, las reacciones más adversas fueron “suaves o moderadas” y el síntoma más común que notificaban los participantes era el dolor en el sitio de la inyección.

En Chile, país que recomendó usar esta vacuna en menores entre 6 y 11 años, aseguraron que se sustentaron en un reporte “muy grande” de más de 40 millones de niños en China entre 3 y 17 años que habían sido vacunados con este fármaco y que notificaron efectos secundarios muy leves. 

Por su parte, en mayo de 2021, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de la vacuna de Pfizer en niños de 12 a 15 años, con lo que se convirtió en la primera vacuna anticovid en Estados Unidos que fue aprobada para uso en adolescentes.  Previamente, se había aprobado el uso en personas de 16 años y mayores.

Mientras que el 20 de septiembre pasado, la farmaceútica Pfizer dijo que su vacuna era segura para niños de 5 a 11 años. Tras probar una dosis más baja (alrededor de un tercio de la vacuna regular en niños de 5 a 11 años) y en un estudio en el que evaluaron a 2.258 participantes encontraron que, después de la segunda inyección, los niveles de anticuerpos fueron comparables a los de las dosis regulares para adolescentes y adultos jóvenes”.

El laboratorio asegura que la dosis reducida también fue segura en estas edades y que sus efectos secundarios temporales (como molestias en el brazo, fiebre o dolor) fueron “similares o menores a los de los adolescentes”. Por lo pronto, no ha sido aún autorizada por la FDA para su uso en esas edades.

Por otra parte, y desde el mes de julio de 2021, la Agencia Europea del Medicamento recomendó la vacunación con la inyección de Moderna en menores de 12 y 17 años, tras un estudio que involucró a 3.732 personas de los cuales 2.163 recibieron la vacuna.

De acuerdo con este estudio, ningún joven de los evaluados desarrolló la covid-19 y la respuesta en anticuerpos fue comparable “a la observada en adultos jóvenes de 18 a 25 años”.

En lo que respecta a la vacuna china de Sinopharm, el laboratorio reveló el pasado 25 de septiembre que su vacuna Vero Cell era “segura y bien tolerada” en los menores de entre 3 a 17 años.

Este ensayo clínico (aleatorio y doble ciego, fase I y II) se realizó entre el 14 de agosto y el 24 de septiembre de 2020 en el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Liangyuan y fue publicado en The Lancet.

La muestra estudiada fue de 288 niños y adolescentes para fase 1 y 720 niños y adolescentes para la dos. Todos recibieron tres dosis: la segunda, a los 28 días de la primera, y la tercera a los 28 días de la segunda.

El único evento adverso que se reportó en esta prueba fue en el grupo de niños entre 6 y 12 años. El menor era alérgico a varios alimentos y por eso, como recomendación, los investigadores sugirieron prestar atención a niños con antecedentes de alergia antes de inyectarles esta vacuna.

Cabe destacar que, actualmente, están en proceso un par ensayos clínicos de la vacuna de Moderna para niños de 6 a 11 años, así como otro del antígeno de Johnson & Johnson, un ensayo en fase 3 en el que se prueba la vacuna en menores de 12 a 17 años.

¿Qué vacunas contra el coronavirus se están utilizando en niños y adolescentes?

El doctor Manuel Enrique Figuera mencionó que en países como Chile, que tienen a más del 70% de su población adulta totalmente vacunada, tomaron la decisión de empezar a vacunar a los adolescentes con el inmunizante de Pfizer.

“Pero ellos empezaron a vacunar recientemente entre a los niños entre 6 y 11 años con la vacuna de Sinovac porque hay un estudio que se publicó en The Lancet, fase I y II, que demuestra que esta vacuna es segura y eficaz en esas edades. Adicionalmente, recogieron información sobre vacunas de virus inactivada en China, no solo la de, Sinovac sino también la de Sinopharm, y los datos preliminares de los estudios en China han demostrado eficacia y seguridad. En base a esos datos, Chile y Argentina han empezado a vacunar a los niños, pero hay que entender que en esos países hay un alto porcentaje de la población vacunada”, detalló Figuera.

 

El médico comentó que la razón por la que los estudios de la vacunación anticovid en menores se dejaron para una fase posterior de investigación es porque en estas edades hay menor riesgo de complicarse con coronavirus.

No obstante, consideró importante que estos fármacos inmunizantes sean estudiados en ese grupo, “porque los adolescentes y niños no son adultos pequeños y no se puede extrapolar la eficacia y seguridad de los adultos en los niños, se tiene que estudiar”.

En ese sentido, precisó que la vacuna de Pfizer no se usa en menores de 11 años porque aún sus estudios no han aportado suficiente información en materia de eficacia y seguridad, sobre todo en cuanto al aspecto de seguridad.

“Con Pfizer se ha visto que en jóvenes y adolescentes ha habido un riesgo de miocarditis o inflamación del corazón en adolescentes vacunados y en 5 por cada millón de vacunados, a veces un poco más, y eso ocurre en población joven. En niños ese riesgo quizá no sea aceptable porque la posibilidad de complicación con covid-19 es mucho más rara. En los niños hay que buscar garantizar con mayor énfasis una vacuna que sea segura y, por supuesto, eficaz”, enfatizó el titular de la SVI.

Entonces, ¿qué vacunas contra el coronavirus se están usando en niños menores de 11 años? Las vacunas de virus inactivados, las chinas desarrolladas por las compañías Sinopharm y Sinovac, ambas disponibles en Venezuela (la primera desde el comienzo del plan de vacunación y la segunda que está siendo recientemente introducida a través del sistema Covax).

Un punto a favor de este tipo de vacunas en menores es que están hechas a base de una tecnología conocida: la de virus inactivados, similar a la tecnología de otras vacunas que se usan ampliamente en menores, como las de la poliomielitis o el sarampión.

“En China hay millones de niños que se han vacunado, incluso, hay data recolectada de más de 40 millones de niños vacunados y Chile fue de los primeros países en el continente que tomó la decisión de vacunarlos con base a un estudio en The Lancet, donde se evaluó seguridad y eficacia de esta vacuna (la de Sinovac). En Argentina también tomaron la decisión de vacunar con Sinopharm bajo cierta data de estudios en desarrollo. Cada país puede tomar la decisión autónoma de aplicar cierto tipo de vacuna, pero es importante que la vacuna tenga un aval científico y que sean decisiones basadas en científica y no política”, acotó Figuera.

Otro país latinoamericano que anunció que vacunaría a sus niños de 6 a 11 años con Sinovac fue Ecuador. El pasado 13 de octubre, las autoridades dijeron además que los menores de cinco años recibirán la vacuna de Pfizer. 

¿Es ético vacunar a niños venezolanos con Abdala?

Aunque Maduro no ha precisado qué vacuna utilizaría para inmunizar a este sector de la población, en una alocución del mes de julio mencionó que en Cuba estaban probando en menores el candidato a vacuna Abdala, desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, y sugirió que ese podría ser el fármaco a emplear en Venezuela.

En un acto con estudiantes oficialistas celebrado el mes siete del año, Maduro mencionó: “Cuba empezó el ensayo con la vacuna Abdala entre niños de 3 años hasta jóvenes de 16 años. Es bien probable que para octubre el ensayo clínico esté completo. Y es probable que podamos empezar a vacunar a los muchachos de las escuelas y los liceos. Vamos a empezar a avanzar en un plan perfecto”, comentó en esa oportunidad.

En torno a esta posibilidad, Figuera ratificó que tanto Abdala como el otro candidato a vacuna cubano (Soberana II) solo han sido estudiados en Cuba y los resultados de esas investigaciones no han sido publicados en revistas científicas, a diferencia de lo que pasa con otras vacunas, como Sinovac, que publicaron recientemente sus estudios en niños.

“Con Abdala no tenemos ni información de estudios en adultos. No tenemos respaldo científico de lo que han hecho, ni han sido revisados por expertos de otros países que den aval lo que ellos dicen. Es una plataforma de vacuna que no es conocida en general y cuya eficacia puede ser cuestionable, igual que su seguridad. Utilizar Abdala y Soberana II de manera amplia es inadecuado y puede violar principios éticos que son relevantes. Lamentablemente, muchos países como Nicaragua están colocando la vacuna más que por respaldo científico, por político. En Venezuela las sociedades científicas no estamos de acuerdo con aplicación de candidatos de vacunas y más cuando hay un montón de alternativas con buen respaldo científico que son usadas en países”, declaró.

“El temor de la población es totalmente válido, ningún ente científico, ni la Academia Nacional de Medicina está dando respaldo a lo que pudiera ser una promesa política. Hay que buscar respaldo científico a decisiones relacionadas con salud”, acotó.

Justamente la Academia Nacional de Medicina emitió un comunicado el pasado 11 de octubre, en el que recordaba que en Venezuela había dos vacunas de virus inactivados disponibles (las chinas de Sinovac y Sinopharm), ambas aprobadas por la OMS, y que se están empleando en niños latinoamericanos.

«A pesar de que la vacuna Sinovac y Sinopharm se encuentran en Venezuela, sorprende el anuncio del gobierno de iniciar en niños la vacunación con el prototipo conocido como Abdala, que aunque también está siendo aplicado a niños en Cuba desde el mes de septiembre, lo hacen como un ensayo clínico y todavía no ha recibido la autorización para uso de emergencia en la población infantil», explicaba la ANM, al tiempo de manifestar su preocupación por pretender emplear en niños y adolescentes un producto del cual no se tiene información científica sobre eficacia, seguridad y que no ha sido aprobado ni por la OMS ni por ninguna agencia regulatoria internacional. 

El infectólogo venezolano Manuel Enrique Figuera recordó que el COVID-19 es un tema sanitario y que debería ser abordado desde esa perspectiva, ya que involucrar elementos políticos en el enfoque puede traer consecuencias negativas.

“Lo ideal sería que se convocara a los expertos, a los que más saben en infectología, vacunología, epidemiología, a las academias y sociedades científicas para buscar un consenso y, con base a la evidencia científica del momento, se tomaran las decisiones”, consideró Figuera.

En conclusión, ¿es un momento adecuado para vacunar contra el coronavirus a los niños en Venezuela?

A juicio del especialista consultado, no es momento de pensar en vacunar a niños venezolanos contra el coronavirus.

“Aún faltan muchos adultos mayores, falta mucho personal de salud, educativo, que también son prioritarios, porque si ellos se enferman tienen mayor riesgo de vacunación de complicarse que un adolescente, niño o niña”, opinó el experto.

Recalcó que incluso si se tomara la decisión de vacunar con Sinovac o Sinopharm, sería inadecuado, porque “estaríamos dejando de vacunar a adultos mayores que tienen mucho mas riesgo”.

Sobre este tema tan debatido, el médico recomendó establecer mesas de trabajo entre científicos y las autoridades para establecer los lineamientos sobre el abordaje del covid-19 y todos sus elementos, incluyendo la vacunación. Esto se ha pedido desde el principio de la pandemia.

“Prometer vacunar a niños cae en el terreno de la promesa política, que es inadecuada desde el punto de vista técnico y científico, dada la circunstancia actual de vacunación en Venezuela, del problema de covid-19 y de la poca información que se tiene en cuanto a la vacunación en esta población pediátrica”, sumó.

Perlas de Maduro: Flexibilización “segura” desde noviembre, vacunas para 80 % de la población y otras promesas
El gobernante que para el 31 de octubre se alcanzará la inmunidad de rebaño

Nicolás Maduro anunció este domingo, durante su acostumbrada alocución presidencial, que espera que para finales de año esté vacunada más de 95% de la población contra el Covid-19, incluyendo niños y adolescentes. La meta, apuntó, es que para dentro de menos de dos semanas se alcance la inmunización de 70% de los venezolanos porque ya en el país, según él, están las dosis necesarias para que 80% de la nación esté protegida. Estas y otras perlas soltó en casi tres horas de discurso: 

“Se ha propuesto desde el 1ro de noviembre al 31 de diciembre declarar noviembre y diciembre como semanas de flexibilización segura a nivel comercial, laboral y económica del país” (…)”Podemos aspirar a tener un mes de noviembre y diciembre de flexibilización, seguridad, salud y felicidad”.

“Estamos empeñados en la vacunación. Hemos llegado al 53,5% de venezolanos y venezolanas vacunadas y puedo decir hoy al resto del país, sobre todo a la juventud, que tenemos las vacunas en Venezuela para llegar y vacunar completa al 80% de los venezolanos y las venezolanas. Ya Venezuela tiene las vacunas”.

“Tenemos una meta muy importante, y esa meta es, doctor Alvarado (ministro de Salud), llegar al 31 de octubre al 70% de los venezolanos y venezolanos vacunados (…) “Es importante para lograr la inmunidad de rebaño”.

“Todo aquel mayor de 18 años puede acudir hoy mismo, mañana, a su vacunación. Yo se los pido, vayan a vacunarse. Tenemos las vacunas completas para llegar al 80% de vacunados. Es un milagro que hemos hecho porque, como ustedes saben, el gobierno imperialista de Estados Unidos ha perseguido la compra de medicinas y la compra de vacunas del gobierno bolivariano de Venezuela. Ellos dijeron que habían dado una licencia especial, como que ellos fueran el gobierno del mundo que le dan permisos a los países si pueden comprar un producto o comprar otro producto. De verdad es un exabrupto, es una ofensa a la dignidad, a los derechos internacionales”. 

“Después de este sacrificio, ahora te toca a ti vacunarte, inmunizarte y protegerse. No hay cita previa, puedes ir a vacunarte ahora mismo”.

“Puedo decir que estamos haciendo los estudios científicos en Venezuela, las coordinaciones científicas con el mundo para acceder al proceso de vacunación de la población más joven. La meta nuestra que nos hemos propuesto es vacunar a niños, niñas y muy jóvenes (adolescentes)”.

“La meta es: 31 de diciembre, vamos a tener el 95% de venezolanos y venezolanas vacunadas. Ahora en noviembre y diciembre tengo gran fe de que vamos a empezar a vacunar a niños, niñas y jóvenes de 3 a 18 años”. 

“Y en 2022 estaremos en el primer semestre listos para la vacunación de refuerzo. Estamos estudiando cuál es la mejor vacuna para el refuerzo: la Sputnik, las chinas, la Abdala, la Jansen de Jhonson & Jhonson. Esa es muy buena porque es una sola postura (sic.). Estamos estudiando las mejores vacunas del mundo y se los aseguro, las vamos a traer. Se los digo más personalmente: las voy a traer completicas. ¿Para quién? Para ustedes. ¿Pariremos? Pariremos. Pero también voy a decir: lo lograremos”.

Dos hitos en boca de ministros

Yelitze Santaella, ministra de Educación: “Puedo anunciar hoy que ya más de 75% de los docentes y de toda esa plantilla de educadores, madres y padres cocineros de la patria, obreros que hacen vida en la institución, están vacunados. Ese es un gran logro”.

César Trompiz, ministro de Educación Universitaria: “En el sector universitario podemos reportar que ya hemos llegado al 90% de la vacunación de trabajadores y trabajadoras universitarios y profesores».

La foto de Alex Saab con braga naranja tras su arresto en Estados Unidos
La página detalla que la detención la hizo el el Servicio de Alguaciles de Estados Unidos

 

La web arrests.org, que registra las imágenes de las personas que son arrestadas en Estados Unidos, publicó la imagen del presunto testaferro de Nicolás Maduro, Alex Saab, con la braga naranja que distingue a quienes son apresados en ese país.

La ficha de la página detalla que la detención se hizo en el condado de Broward (Fort Lauderdale), en el estado de Florida, por el Servicio de Alguaciles de Estados Unidos (Marshals Service), que es la agencia federal de policía del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que actúa como brazo ejecutivo de los tribunales federales de la nación norteamericana.

Saab, que aparece en la página como Alex Moran (su segundo apellido), llegó a Estados Unidos este 16 de octubre luego de que Cabo Verde aprobara su traslado.

Saab está acusado de siete cargos de lavado de dinero y uno más de conspiración para cometer ese delito , señala la agencia EFE.

Desde mayo de 2019 fue sancionado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE UU debido a su participación en tramas de corrupción que involucran la construcción de viviendas populares, distribución de alimentos y tráfico ilícito de oro venezolano.

Los fiscales consideran que lavó más de 350 millones de dólares para pagar corruptelas Maduro a través del sistema financiero estadounidense.