Teléfono archivos - Runrun

Teléfono

Google saca aplicación para que puedas escanear de manera profesional esas viejas fotos

googleaplic

 

Google nos tiene acostumbrados a los pequeños experimentos de software. Muchos no llegan a ninguna parte, pero este sencillo escáner de fotos me ha animado a bajar de lo alto del armario una caja llena de recuerdos. A diferencia de otras apps, Photo Scan es absurdamente rápida y fácil de usar.

La descargas desde Google Play o iTunes, sostienes el teléfono sobre la foto impresa, encuadras la imagen en la pantalla y te mueves para capturar los cuatro puntos que aparecen sobre la fotografía. En cuestión de segundos, la imagen queda digitalizada en tu teléfono y en tu biblioteca de Google Fotos.

 

Lo que la aplicación bajo el capó es tomar cuatro fotos de la imagen impresa y fusionarlas en una sola, corrigiendo las deformaciones de la lente o de la perspectiva, eliminando los reflejos del flash o de la luz artificial, y ajustando los colores y la exposición. Con las cámaras que tenemos hoy en día en los móviles, el resultado es similar al que ofrece el escáner de una impresora multifunción. Además facilita la tarea de escanear una foto detrás de otra, justo a tiempo para las reuniones familiares de Navidad.

¡Me salí de un grupo de whatsapp! Por Reuben Morales

salirgrupo

Amigos, lo logré. La adrenalina antes de hacerlo fue incontrolable. Me fumé una caja de cigarros mientras veía el bendito grupo en la pantalla del teléfono. Ya no tenía pellejitos en mis dedos para morder. Me salieron llagas y acné. Estuve días ensayando frente al espejo para verme seguro cuando llegara el momento, pero ahí estaba, frente al celular, mientras me corría una gota de sudor por la espalda. Tomé el aparato en mis manos, respiré profundo, miré al cielo, vi las estrellas y apareció Mufasa. Comenzó a hablar con eco y todo: “Nuestros ancestros no usaban celulares en el círculo de la vida”. Y desapareció. En ese momento, con una lágrima en el ojo, tuve el coraje. Me salí del grupo.

Llegar a ello fue un camino lleno de piedras. Estaba inmerso en una adicción que devoraba los momentos más preciados de mi vida. Me perdí el instante cuando mi mamá entró y le gritamos “¡sorpresa!” en su sexagésimo cumpleaños por estar revisando el grupo. El primer día de clases de mi hijo  no lo recuerdo por estar chateando. Dañé un teléfono por mandar notas de voz al grupo mientras me bañaba. Mi esposa casi me bota cuando descargué un video del grupo recién terminados de hacer el amor.

Mis amigos más cercanos me lo advertían. Nunca les hice caso. Mi familia me comenzó a dar la espalda, pero no reaccionaba. Fue hasta el día en que toqué fondo. Me encontraba haciendo la cola nocturna para comprar la batería del carro y a las diez de la noche me quedé sin datos. Entré en pánico. Pasé tres noches sin dormir, temblando y llorando. No quería comer. Entonces decidí dar el paso. Subimos hasta el Pico Naiguatá los tres: mi teléfono, el grupo de whatsapp y yo. Ya en la cima, de cara al viento, alcé mi teléfono al cielo, abrí el whatsapp para salirme del grupo y me quedé sin pila.

Pero la vida conoce sus vueltas. Las cosas sucedieron como debieron suceder en la comodidad de mi hogar. Hoy, gracias a Dios, soy un grupólico recuperado. ¡Cuánto cambió mi vida! Ahora puedo oler las cosas, la comida me sabe a algo, ni mis dedos ni mi ropa huelen a teléfono, ya no me canso tan rápido cuando subo escaleras, los árboles son más verdes, el cielo es más azul, Trump es más patán.

¡Y no se crean! ¡Ha sido duro! Estar en una fiesta con un trago en la mano y ver a otros chateando en sus grupos, genera una ansiedad terrible. Cómo extraño esa chateadita en el grupo después de almorzar. Sentarme en la poceta sin nada en la mano se convierte en un número dos eterno. Pero si no te mata, te fortalece. Ahora, sin proponérmelo, me he convertido en una inspiración para miles de personas. Vivo de dar charlas motivacionales para grupólicos de whatsapp y de vender mis libros de autoayuda:

“¿Quién se ha llevado mi cel?”

“El caballero de la carcasa oxidada”.

“La culpa es de la administradora del grupo”.

“No es cuestión de megas, es cuestión de actitud”.

“Padre Rico, Padre Prepagado”.

“El monje que vendió las conversaciones de su grupo”.

Gracias a esa sabia decisión, ahora la gente me demuestra su cariño de muchas maneras. Todos los días me llegan correos, llamadas y solicitudes de entrevistas. El otro día mi teléfono empezó a sonar como loco. Cuando fui a verlo, me habían agregado a un grupo de whatsapp del cual sería imposible salirme. Se llamaba “Abandonadores de grupos”.

@reubenmorales

Facebook tendrá acceso al número de teléfono de los usuarios de Whatsapp

FBWH

 

Whatsapp compartirá con Facebook el número de teléfono de sus usuarios, así como información acerca de la frecuencia con la que éstos utilizan el servicio de mensajería instantánea; entre ellos, la última hora de conexión. La compañía de mensajería que Facebook compró en 2014 por 13.800 millones ha anunciado hoy un cambio en sus términos de uso y política de privacidad que contempla este intercambio de información entre Whatsapp y la red social. Es el primer cambio en la política de privacidad desde que la compró la compañía de Mark Zuckerberg.

“Como una empresa filial de Facebook, en los próximos meses comenzaremos a compartir información que nos permita coordinarnos mejor y con ello mejorar la experiencia entre servicios. Ésta es una práctica típica entre compañías que son adquiridas por otras”, explica Whatsapp en un comunicado.

Los usuarios de Whatsapp tienen 30 días para aceptar las nuevas condiciones

Según la compañía, esta maniobra tiene distintos objetivos: mejorar la eficacia publicitaria sirviendo anuncios que sean más relevantes para los usuarios de Facebook y sugerencias para conectar con personas conocidas y, por otra parte, combatir abusos y mensajes no deseados en Whatsapp.

También Instagram

El servicio reconoce que otras empresas filiales de Facebook, como Instagram, podrán usar asimismo la información de Whatsapp para “actividades diversas”, como sugerir qué cuentas seguir. Los usuarios del servicio de mensajería podrán negarse a que sus datos se empleen para “mejorar experiencias respecto a anuncios y productos”, pero no a que Facebook conozca su número de teléfono y sus patrones de actividad en Whatsapp.

Facebook asegura que los mensajes cifrados continuarán siendo privados  y que no venderá, compartirá o dará el número de teléfono de los usuarios a los anunciantes

“Por el momento no tenemos planes de compartir con Facebook otra información opcional que nos proporciones, tales como tu estado, nombre o foto de perfil. Tampoco guardamos tus mensajes una vez que fueron entregados”, subraya la compañía, que insiste en que pese a los cambios operará “como un servicio independiente”.

Además, recalca que los mensajes cifrados continuarán siendo privados -también para los ojos de Whatsapp- y que no venderá, compartirá o dará el número de teléfono de los usuarios a los anunciantes.

A partir de hoy

Los clientes de Whatsapp recibirán a partir de hoy una notificación con los nuevos términos de privacidad, momento a partir del cual dispondrán de 30 días para aceptarlos en el caso de que deseen seguir utilizando la aplicación.

Se trata del primer cambio de la política de privacidad del servicio en cuatro años. Según Whatsapp, estas modificaciones responden a sus “planes para probar alternativas de comunicación entre usuarios y empresas en los próximos meses”, así como para reflejar que son una compañía propiedad de Facebook.

Esa comunicación con empresas contemplará supuestos como que una compañía aérea informe, vía Whatsapp, de la cancelación de un vuelo o un banco de una transacción fraudulenta. Aun así, ha querido dejar claro que seguirá sin haber anuncios en Whatsapp y ha prometido que la experiencia comunicativa con compañías eludirá los mensajes no deseados.

Tras el anuncio realizado por Whatsapp, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha confirmado que está analizando los cambios de la política de privacidad del servicio.

Ago 07, 2015 | Actualizado hace 4 años
Réquiem por el teléfono público por Sergio Dahbar

Tlfpublico

 

Aparentemente tienen los días contados teléfonos fijos, controles remotos, GPS, cabinas telefónicas, DVD y Blue Ray, cámaras de video y fotos, MP3, calculadoras, despertadores, grabadoras de voz, relojes pulsera, linternas… El avance de la tecnología es implacable.

Yo lamento la desaparición del teléfono público. Una noticia en El País de España, escrita por Daniel Verdú, da cuenta de este fenómeno a partir de la rutina de una cabina en el centro de Madrid, la número 7313U, que en diez horas continuas apenas usan tres personas: Un inmigrante boliviano, una novia olvidadiza y un romántico de la comunicación.

En 2016 desaparecerán 25.820 cabinas en España, de cien mil que había en el año 2000. Verdú reporta una caída interanual del 40 por ciento de este segmento comercial. Hoy es un negocio deficitario.  Los móviles (50 millones de líneas) y los locutorios le dieron la estocada final. Dolorosa realidad para un aparato que revolucionó las comunicaciones por primera vez en la península en 1928, desde restaurantes y hoteles. Recién en 1966 se pararon en la calle para que la gente pudiera llamar.

La cabina telefónica inglesa, roja por fuera, había nacido en 1924, diseñada por Sir Giles Gilbert Scott, nieto, hijo y padre de arquitectos. La leyenda urbana asegura que se basó en la tumba de Sin John Soane, que data de 1816, para diseñar lo que sería uno de los emblemas británicos más populares.

La noticia produce desconcierto en mi extraña memoria cinematográfica. Siempre me ha impresionado cómo Clark Kent utiliza de vestuario una de estas cabinas para mutar en Superman a la hora de salvar el planeta.

Utilizar este singular espacio para la comunicación como pasaje secreto o mágico no se agota en el héroe venido de Krypton: Harry Potter lo usa de ascensor para ir al Ministerio de la Magia; así como el superagente 86 baja al cuartel general de Control en el corazón de la tierra. Neo y Trinity escapan de Matrix en la película homónima.

¿Qué hubiera sido de Los pájaros sin la cabina telefónica donde se resguarda la protagonista? ¿De qué manera Michael Corleone (El padrino) hubiera llamado a casa para verificar si habían asesinado a su padre? ¿Qué otro teléfono hubiera usado Mac (Local Hero), empleado de una petrolera, para comunicarle al dueño de la empresa, Harper, la actividad de la aurora boreal en Escocia?

En Venezuela existieron 80 mil líneas de teléfonos públicos en su mejor momento: año 2000. Era un excelente negocio, casi 10% de los ingresos de Cantv (400.000.000 de dólares). Los centros de comunicaciones eran una oportunidad óptima de franquiciar el negocio, y ofrecer banda ancha para muchos. Se coleccionaban tarjetas con paisajes venezolanos.

Entre nosotros el celular no llegó a matar al teléfono público, porque antes lo asesinó el control de precios que congeló la tarifa, hacia 2002. A partir de ese año el negocio de la telefonía pública cayó en picada, como otros servicios del Estado.

Llegamos a tener Edelca, Inos, Cantv, Electricidad de Caracas, empresas admirables en su desempeño privada, en las que valía la pena construir una carrera laboral. Todo eso se derrumbó en las manos de quienes venían a salvarnos.

Hoy, la fatal encrucijada venezolana coincide con otra de carácter global. Los teléfonos públicos desaparecen y quizás el único museo significativo de estos objetos se encuentre en la memoria del séptimo arte.

Como es el caso de una cabina que estuvo mucho tiempo en el medio de la nada, en el desierto de Mojave en California. Ya desapareció, porque nadie la usaba, y sólo queda una película que da cuenta de lo que fue su existencia. Pero eso es harina de otra columna.

 

@sdahbar

Nueva tecnología permite desbloquear el teléfono usando la mirada

desbloquear

 

Los lectores de huellas dactilares tienen un lugar en la industria de la telefonía móvil, prometiendo que con ellas, sólo el usuario dueño del equipo puede acceder a sus contenidos. Pero expertos en seguridad y hackers ponen en duda esa teoría. Ahora aparece una nueva tecnología para la autentificación en móviles: el escaneo de ojos. Aunque puede parecer ciencia ficción, el desarrollo ya existe, con al menos un teléfono en el mercado usándolo: el ZTE Grand S III, disponible en el mercado chino.

ZTE explica que el sistema, bautizado como “EyePrint ID”, funciona a través de la cámara frontal del teléfono, que identifica los vasos sanguíneos del usuario y los usa como información para comprobar su identidad. En el caso del Grand S III, la cámara es de 8 megapíxeles.

La configuración del sistema es sencilla. Sólo hay que seguir un objetivo con la vista un par de veces para que el registro quede hecho.

ZTE está posicionando el sistema como una alternativa frente a los otros métodos de desbloqueo del teléfono, que van desde una figura hecha con una tabla de nueve puntos hasta una clave numérica. Esto es positivo ya que, dado que la cámara frontal del teléfono no tiene flash, EyePrint no funciona donde no hay luz.

En ZTE indican que pese a que puede ser más lento que un lector de huellas dactilares, es más seguro ya que el patrón de los vasos sanguíneos del ojo no puede ser copiado. EyePrint puede ser usado para desbloqueo del equipo y la autorización de pagos en el teléfono. La compañía anunció que implementará el sistema en todos sus futuros dispositivos de la línea Grand, aunque no hay información de cuándo podrían llegar a Latinoamérica.

 

El Comercio (PERÚ) Mar 02, 2015 | Actualizado hace 5 años
Presentaron el Galaxy S6 de Samsung

Captura de pantalla 2015-03-02 a la(s) 13.07.26

 

En medio de gran expectativa, Samsung presentó su Galaxy S6 en el contexto de los MWC 2015 que tienen lugar en Barcelona, España.

 

¿Qué viene en el Samsung Galaxy S6?

Samsung utilizó todas sus municiones en  su presentación del Samsung Galaxy S6, equipo que saldrá a la venta el 10 de abril en 20 países. El resto del mundo verá eventualmente estos equipos, que vendrá con 32GB, 64GB y 128GB.

“Este es el teléfono inteligente más avanzado del mundo. Con capacidades que ningún otro teléfono puede igualar”, fue la confiada afirmación del presidente de Samsung, JK Shin, en una presentación donde Samsung intentó demostrar su supremacía sobre el iPhone 6 de Apple, teléfono del que el nuevo aparato tiene más que un parecido.

 

Dos S6

Confirmando rumores de varias semanas, la compañía coreano no presentó una sino dos versiones de su teléfono de bandera Samsung Galaxy S6 y el Samsung Galaxy S6 Edge, este último con una pantalla curva en los dos lados del teléfono.

 

Diseño

Una de las principales quejas sobre el Galaxy S5 fue su diseño hecho de plástico, que le daba al aparato una apariencia de fragilidad no digna de un teléfono de alta gama.

Algo en lo que los representantes de Samsung se esforzaron en enfatizar fue la belleza de sus aparatos. El Galaxy S6 está recubierto de Gorilla Glass (Vidrio Gorilla) tanto en la parte delantera como posterior.

Samsung no pudo evitar realizar su primera comparación al iPhone de Apple de la noche al explicar que el metal de teléfono era 50% más fuerte que el usado por sus rivales.

“No se doblará”, indicaron en referencia a los problemas del iPhone 6 cuando salió al mercado.

 

Carga inalámbrica

Otro rumor confirmado fue que el S6 tendrá una batería incorporada que pueda ser cargada inalámbricamente.

Samsung señaló que no quería utilizar esta tecnología, la cual ayudó a desarrollar, hasta que no avanzara lo suficiente en rapidez como para ser conveniente para los usuarios. “10 minutos equivalen a cuatro horas de carga”, señalaron.

Como contraparte, ahora las baterías de sus aparatos están incorporadas al mismo, como en el caso de los iPhones.

Pantalla

Además de las curvas del Samsung Galaxy S6 Edge, la compañía coreana no se ha quedado con las manos cruzadas al momento de mejorar sus pantallas.

Aunque de igual tamaño que las pantallas de 5,1 pulgadas del S5, los nuevos teléfonos celulares tienen 77% más pixeles que su antecesor: 577 píxeles por pulgadas.

 

Cámara

Quizás los avances más grandes de este teléfono se encuentran en la cámara. El Samsung S6 cambia la cámara de 2 MP frontal por una de 5 MP, para ‘selfies’ con mayor resolución que nunca. La cámara principal no ha sido mejorada en cuanto al número de pixeles, pero sí en cuestión de estabilidad de imagen y mejorar las fotos tomadas en condiciones con baja luz.

Samsung también ha intentado simplificar a lo mínimo su interface para tomar fotos, de tal manera que sea sencilla de manipular por los aficionados.

 

Samsung Pay

Samsung se tomó unos minutos para explicar su servicio de pago creativamente llamado Samsung Pay, el cual en el corto plazo estará disponible tanto en los Estados Unidos como Corea del Sur.

Su sistema no solo podrá ser usado en tiendas que acepten el NFC (Near field communication) sino también el cualquier local que permita usar tarjetas de débito y crédito.

“90% de las tiendas en Estados Unidos”, se ufanó la compañía.

 

Seguridad

En la parte más corta de la conferencia, Samsung indicó que su celular es uno de los más seguros en el mercado. También que es disponible con la mayoría de los MDM, un tipo de software que permite a las empresas asegurar, monitorear y administrar dispositivos móviles de manera remota.

 

Lo que se pierde

Desafortunadamente las mejoras del Galaxy S6 también trajeron retrocesos a la compañía. Como mencionamos antes, el nuevo celular ya no permite a sus usuarios cambiar fácilmente de batería. Otras características que se han perdido son la ranura para tarjetas MicroSD y la impermeabilidad del teléfono.

 

s6Samsung