BBC Mundo, autor en Runrun

BBCMundo

Venezuela: a qué se debe la gran disminución de los homicidios en el país
Según el Observatorio Venezolano de la Violencia hubo un descenso de 28% en 2019

 

De acuerdo con el último informe anual sobre homicidios de la ONG Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV), más de 16.500 personas murieron de forma violenta en Venezuela en el último año.

Pese a lo elevado de la cifra, supone un descenso de más de un 28% con respecto al año anterior, cuando la estimación del OVV fue de más de 23.000 muertes de este tipo.

Según el ministro del Interior, Néstor Reverol, el descenso fue mayor, situándose por encima del 36% respecto a 2018.

El ministro del Interior dijo que 2019 había sido el cuarto año consecutivo de caída en el número de homicidios. El OVV, que elabora su informe anual con las aportaciones de investigadores de varias universidades nacionales, apreció descensos en los últimos tres.

En cualquier caso, la caída registrada en 2019 es la mayor desde que el OVV elabora su informe anual.

Sin embargo, su director, Roberto Briceño, matiza: “Nunca antes el número de homicidios había llegado tan alto como en los años anteriores”. Y recuerda que hay una tendencia general a la baja en la región.

Pese a la mejora, la tasa de 60,3 homicidios por cada cien mil habitantes que el OVV atribuye a Venezuela sigue siendo la más alta del mundo, por delante de otros países de América Latina y el Caribe, como El Salvador, Jamaica y Honduras, que le siguen en lo alto de la lista mundial de muertes violentas intencionadas ocurridas fuera de un contexto bélico.

El gobierno rebaja esa tasa hasta 36,3 por cada cien mil habitantes, lo que alejaría a Venezuela del primer puesto de la lista, pero los expertos consultados cuestionan la veracidad de sus cifras.

En la última entrega de su Estudio Global sobre Homicidios, publicada el verano pasado, la Oficina sobre las Drogas y el Crimen de Naciones Unidas sitúo la tasa venezolana en 56,8, solo por detrás de la de El Salvador.

De acuerdo con este organismo de la ONU, Venezuela vivió entre 1991 y 2017, “el incremento más dramático” en el número de homicidios.

En su informe de enero de 2019, el centro de análisis Insight Crime situó a Venezuela como el país más violento de Latinoamérica.

Las causas del descenso 

Según Reverol, el descenso se debe a “la aplicación de una política integral para resguardar a los ciudadanos” por parte del Gobierno.

Para Roberto Briceño, que denuncia “años de censura sistemática” en el manejo de los datos sobre homicidios por parte de las autoridades venezolanas, las causas son bien distintas.

“Una de las consecuencias de que tanta gente se haya marchado del país es que también lo han hecho muchos delincuentes”, indica Briceño.

Sumida en una grave crisis económica en los seis años que Nicolás Maduro lleva como presidente, Venezuela ha visto desplomarse su Producto Interno Bruto y emigrar a más de cuatro millones de sus habitantes.

Briceño señala que “la mayoría son gente honrada en busca de un trabajo, pero también hay algunos criminales”, como quedaría patente en las noticias que llegan de detenciones de venezolanos en otros países de la región.

El informe del OVV señala cómo la propia contracción de la economía ha actuado como un elemento inhibidor de los homicidios: “La destrucción generalizada de la actividad económica y el empobrecimiento del país han reducido drásticamente las oportunidades para el crimen”.

Otro factor que se señala en el estudio es la adquisición por parte de la población de hábitos condicionados por años de incidencia de la delincuencia. En la mayoría de ciudades de Venezuela, sobre todo cuando se oculta el sol, el temor de muchos a convertirse en víctimas de los maleantes hace que se vea muy poca gente por la calle.

Luis Izquiel, profesor de Criminología de la Universidad Central de Venezuela, le dijo a BBC Mundo que, aunque pueda parecer paradójico, la extensión de grandes bandas criminales organizadas que controlan extensos territorios también ha contribuido a que caigan los homicidios.

“La prevalencia de las grandes organizaciones criminales hace que haya menos disputas entre bandas y baje el número de muertes. En los territorios que controlan, estos grupos imponen una especie de paz delictiva”, señala el experto.

Una policía que mata

Una particularidad de Venezuela es el alto número de muertes causadas por los cuerpos de seguridad del estado, especialmente la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana, una unidad especial creada por Nicolás Maduro.

La acción policial provocó cerca de 5.300 muertes en Venezuela en 2019, de acuerdo con el OVV. Los cuerpos policiales mataron una media de 14,5 personas diarias, lo que lleva a los autores del informe a hablar de una “epidemia de violencia policial” en el país.

Las cifras van en la línea de lo reportado el pasado junio por la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet.

La comisionada recogió múltiples casos de “ejecuciones extrajudiciales” perpetrados por funcionarios y reclamó una investigación.

También pidió la supresión de la FAES, pero poco después Maduro respaldó públicamente la actuación de este controvertido cuerpo.

Con frecuencia, estas muertes se registran oficialmente como casos de “resistencia a la autoridad”. Muchas familias de los muertos en estas acciones policiales han denunciado que a sus familiares los ultimaron a sangre fría.

El informe del OVV muestra que en seis estados de Venezuela la Policía mató en 2019 más que los delincuentes.

Izquiel señala que el gobierno “lleva tiempo aplicando prácticas de exterminio masivo”.

“Muchos de los que mueren son delincuentes, pero otros muchos son jóvenes inocentes. Esto demuestra que a Maduro no le importan los derechos humanos”.

El Ministerio de Comunicación no respondió a una solicitud de comentarios de BBC Mundo sobre la actuación policial.

Qué puede pasar en el futuro

Las altas tasas de violencia y criminalidad no son un fenómeno reciente en Venezuela. Ya en 1961, el investigador Francisco Herrera Luque las atribuyó en un polémico libro a la herencia de las enfermedades mentales de los conquistadores españoles.

Briceño afirma que “el crimen siempre se adapta a la realidad social”. A ello obedece la caída reciente en el número de homicidios, que ha coincidido con un incremento de otros delitos más rentables y fáciles de cometer en el contexto de un país empobrecido.

La duda es si la tendencia a la baja de los últimos años, acentuada en 2019, se consolidará en los próximos.

Izquiel dice que “probablemente sea algo coyuntural, porque las causas estructurales de la delincuencia en Venezuela se mantienen, como el hambre, los problemas sociales, los embarazos precoces o la falta de control del Estado sobre las armas que circulan por las calles”.

Los expertos de la Oficina de Naciones Unidas sobre la Droga y el Crimen han descrito los “mecanismos sistémicos” que contribuyen a un “descenso sostenido de la violencia letal”.

Entre ellos figuran “instituciones públicas vistas como legítimas por los ciudadanos, un imperio efectivo de la ley a través de una policía profesional y bien adiestrada, el control de la corrupción y la violencia ilegal por los detentadores del poder”, y “servicios educativos y sanitarios universales”.

Todas ellas son cosas hoy en cuestión en Venezuela.

 

Venezuela: qué hay detrás de la
Bodegones y luces de navidad sobresalen en Caracas

 

Hacía mucho que no se veía una fiesta así en Caracas. En el hotel Humboldt, un icónico edificio en lo alto del cerro Ávila, la montaña que preside la estampa de la capital venezolana, un grupo de afortunados se divertía el pasado 14 de diciembre a ritmo de licor y reguetón.

Como si del último estreno de la saga “Star Wars” se tratara, desde allí arriba unos enormes focos iluminaban con haces de color verde una ciudad donde los apagones son frecuentes.

Las imágenes suscitaron comentarios de ciudadanos sorprendidos en las redes sociales.

La juerga del Humboldt es el último ejemplo de un fenómeno reciente, el aparente regreso de la actividad y el consumo a la capital de Venezuela.

Vuelve a haber autos atascados en las vías de la ciudad, comensales en sus restaurantes y prácticamente cada día aparece un nuevo bodegón, como se conoce a las tiendas de artículos importados que venden en dólares chocolates, licores y chucherías diversas para la minoría que puede pagarlos.

La generalización de la divisa estadounidense coincide con una inesperada sensación de bonanza que ha llevado a las autoridades a colocar unas ostentosas luces navideñas sobre el curso del Guaire, el río de aguas residuales que recorre la capital.

Después de años sumida en un derrumbe económico y de que más de 4 millones de sus habitantes optaran por marcharse, algunos en Venezuela empiezan a hacerse la pregunta: ¿está el dólar ayudando a salir de la crisis?

Lee la nota completa en BBC

¿Qué significa que India deje de comprar petróleo venezolano?

VENEZUELA CUENTA CON LAS RESERVAS probadas de petróleo más grandes del mundo, pero cada vez enfrenta más dificultades para venderlo.

Y todo indica que se volverá más difícil: el pasado 24 de mayo, el embajador de India en Estados Unidos, Harsh Vardhan Shringla, informó en una reunión con periodistas que su país había detenido la compra de crudo venezolano.

El vínculo energético entre Venezuela e India se estableció en torno a 2005, cuando el entonces presidente Chávez suscribió con el país asiático un acuerdo de cooperación en ese sector que contemplaba proyectos conjuntos de exploración y explotación petrolera en el país sudamericano.

Fue también en esa época cuando el crudo venezolano empezó a fluir en dirección a India a través de dos empresas Reliance Industries y Essar, esta última compañía fue adquirida por la empresa rusa Rosneft en 2017 y rebautizada como Nayara Energy.

De acuerdo con datos de la embajada de India en Caracas, las exportaciones petroleras hacia ese país alcanzaron su cénit en 2013-2014, cuando representaron ventas anuales por US$14.000 millones.

Sin embargo, desde el anuncio de las sanciones estadounidenses la exportación de crudo venezolano a India en lugar de aumentar se ha enfrentado con crecientes dificultades.

En marzo pasado, Reliance desechó abiertamente la posibilidad de incrementar las compras de petróleo venezolano.

El anuncio se produjo poco después de que el secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo, se reuniera con el secretario de Relaciones Exteriores de India, Vijay Gokhale, para solicitarle que su país no sea “el salvavidas económico del régimen de Maduro”.

Nuestra filial en EE.UU. ha parado por completo todos los negocios con la petrolera estatal de Venezuela, Pdvsa, y su matriz global no ha incrementado las compras”, afirmó un portavoz de la empresa india en un correo enviado entonces a la agencia de noticias AFP.

Reliance también informó que había suspendido la venta a Pdvsa del diluyente que esa empresa requiere para poder comercializar el crudo extra pesado, que conforma la mayor parte de las reservas de Venezuela.

Posteriormente, en abril pasado, la empresa india divulgó una nota de prensa en la que negó que estuviera participando en un esquema para pagar a través de terceros las compras de petróleo a Pdvsa.

Reliance explicó que desde antes de la imposición de las restricciones estadounidenses compraba crudo venezolano a empresas como Rosneft, las cuales tienen derecho a recibir petróleo de ese país como parte de un esquema para el pago de una deuda existente.

“Desde que fueron impuestas las sanciones, Reliance ha hecho esas compras con el pleno conocimiento y aprobación del Departamento de Estados de EE.UU. y Reliance le ha informado de forma específica sobre las transacciones y los volúmenes. Esas transacciones no conllevan a ningún pago a Pdvsa y no violan las sanciones y políticas de Estados Unidos”, apuntó.

 

*VEA LA NOTA COMPLETA EN BBCMUNDO

Cuatro ferris oxidados revelan qué pasó con la flota comercial más potente de Venezuela

“ESTE BARCO ERA LO MAXIMO”, dice nostálgico el operario Eucario Caldera, mientras señala la todavía imponente silueta del “Lidia Concepción”. Pese a que la mitad del casco yace hundido bajo el agua, la parte aún visible da idea de la grandeza pasada del que hace no tanto tiempo fue uno de los ferris más modernos y veloces de Venezuela, difundió la BBC en un reportaje.

Entregado en 2002 a la naviera Conferry por el fabricante australiano Austal, el “Lidia” podía transportar más de 800 personas y cerca de 250 automóviles a una velocidad de 40 nudos por hora.”Si no estuviera amarrado, se habría hundido del todo”.

Uno de los más modernos de Venezuela

El barco lleva más de 4 años fuera de servicio en el puerto de la ciudad de Puerto La Cruz, en el estado Anzoátegui. No es el único. Botado en 2002, el Lidia Concepción era antes de su abandono uno de los transbordadores más modernos y veloces de Venezuela.
Aquí languidecen a merced del salitre y la corrosión los restos de la flota de Conferry, un día la naviera comercial más potente de Venezuela.

Estos buques zarpaban a diario desde aquí rumbo hacia la Isla Margarita, uno de los principales destinos turísticos del país, en un trayecto que duraba unas cuatro horas. “Esto era antes un puerto plenamente operativo, ahora tenemos un terminal completo abarrotado de plena chatarra”, explica este empleado de Conferry mientras recorre las instalaciones.

Hasta 4 barcos de grandes dimensiones lucen oxidados y escorados, como si una mano invisible los hubiera vencido. En su interior se acumulan los vestigios de la época en la que surcaban las aguas del Caribe.

En el “Rosa Eugenia” los chalecos salvavidas flotan en el agua que ha inundado una bodega en la que antes embarcaban los autos de los turistas y los camiones de mercancías. En su puente de mando, repleto de cristales rotos, el timón, la radio y otros instrumentos de navegación parecen aún dispuestos para una improbable nueva travesía.

A unos se les sumergió la popa, otros se escoraron por estribor debido al peso del agua que ya no podían achicar.

La historia de este naufragio paulatino se escribió por completo en Venezuela. La ficha técnica del Rosa Eugenia está hoy olvidada entre otro montón de cosas en el puente de mando del buque.

 

La “recuperación” de la nueva Conferry

Pese a ello, Chávez anunció un “plan de recuperación” y la ampliación de la compañía, que fue rebautizada como La Nueva Conferry.

Fue solo una más de las numerosas expropiaciones que el líder bolivariano ordenó como presidente de Venezuela.

Declarado partidario de que las “actividades económicas estratégicas” estuvieran directamente bajo propiedad y control del Estado, Chávez estatizó la principal compañía telefónica, Cantv, y la eléctrica Corpoelec, entre muchas otras.

El chavismo presenta las expropiaciones como la devolución al pueblo venezolano de la riqueza nacional que “el gran capital” le había arrebatado, pero los críticos aseguran que abrieron la puerta a la corrupción, paralizaron empresas que hasta entonces habían sido productivas y deterioraron los servicios públicos.

La eléctrica Corpoelec está hoy en el ojo del huracán por su incapacidad para normalizar el suministro eléctrico en el país.

 

Desmantelamiento y mantenimiento

La expropiación de Conferry acabó llevando a su paulatino desmantelamiento. Su agonía ha sido también la de la Isla Margarita como destino turístico.

Ignacio Casal, presidente de la Cámara de Turismo del estado Nueva Esparta, que comprende Isla Margarita, afirma que “el colapso de Conferry es una de las causas de la caída del turismo, que se ha sumado a la problemática económica del país”.

Eucario asegura que fue poco después de la expropiación cuando los barcos empezaron a dejar de recibir el mantenimiento adecuado y comenzaron los problemas.

Si antes eran enviados cada 24 o 30 meses a diques en Puerto Cabello, en Venezuela, o a la vecina isla de Curazao para recibir lo que en el argot naval se conoce como “mantenimiento mayor”, en la Conferry expropiada eso dejó de suceder, denuncian.

Incapaces de poner en marcha las bombas de achique por la falta de revisiones y repuestos, los buques acabaron sucumbiendo al peso del agua que inexorablemente se acumula en su sentina.

Solo el Virgen del Valle resiste en su base en el puerto de Guanta como único sobreviviente activo de la flota. Desde Guanta, sigue cubriendo la ruta que lleva a la Isla Margarita.

Fue adquirido junto con otros dos por orden del entonces ministro de Transporte del nuevo gobierno de Nicolás Maduro, el mayor general Hebert García Plaza.

Pero, según recuerda Eucario, los otros dos resultaron estar en mal estado y nunca entraron en servicio.

Un tribunal de Caracas ordenó en 2015 la detención de García Plaza, acusado de peculado doloso por su papel en esta transacción, pero el dirigente, ahora enfrentado a Maduro, nunca respondió por su supuesto delito y se cree que hoy está fuera del país.

Negocios turbios como este, y el irreversible marchitarse de la compañía, fueron lo que dejaron a sus empleados entre la desolación y la indignación.

 

*Vea la nota completa en BBCMundo

Cuba y su intervencionismo militar en Venezuela y el resto de América Latina

ERAN UNOS 90 HOMBRES armados los que desembarcaron del yate en aquella playa del Caribe. Casi todos eran cubanos, vestían uniforme militar y venían dispuestos a derrocar al gobierno de aquella pequeña nación. Ocurrió hace 60 años, pero si piensa que se trata de la expedición del Granma a Cuba, liderada por Fidel Castro, se equivoca.

La escena corresponde a una invasión a Panamá ocurrida en abril de 1959 y que fue la primera de una decena de intervenciones armadas impulsadas por Cuba en América Latina, desde el triunfo de la revolución castrista el 1 de enero de aquel año.

En las últimas semanas, el tema de la injerencia militar cubana en la región entró con fuerza en el debate internacional a propósito de la crisis política que vive Venezuela.

En un discurso el pasado mes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, como “títere cubano” y aseguró que está “controlado por los militares cubanos y protegido por un ejército privado de soldados cubanos”.

Es una denuncia que se hace desde hace años en Venezuela.

Rocío San Miguel, presidenta de la ONG venezolana Control Ciudadano, le dijo a BBC Mundo que “Cuba intervino en la reestructuración de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y que en los cuarteles venezolanos hay una presencia permanente de militares cubanos”.

Sin embargo, La Habana niega tener alguna injerencia militar en Venezuela y defiende su apoyo a Maduro como un gesto de solidaridad.

Desde la prensa oficial de la isla se insiste en que la gran mayoría de los 23.000 cubanos presentes en Venezuela son trabajadores del sector salud.

El diario oficial del Partido Comunista de la isla, Granma, afirmaba en un reciente artículo que en Venezuela no hay ni agentes ni soldados cubanos.

Es un “ejército de batas blancas”, decía en referencia a los médicos que conforman el grueso de las misiones sociales cubanas que -según afirman- también incluyen maestros, entrenadores deportivos, periodistas y asesores científicos e industriales, entre otros.

Desde los inicios de la Revolución cubana, una de las marcas de su política exterior ha sido “exportar el socialismo”.

Alineados con la Unión Soviética durante la Guerra Fría, los cubanos tienen un historial de apoyo a gobiernos y actores políticos ideológicamente afines.

Y lo han hecho con envíos de médicos pero también con asesoría técnica y soporte logístico en el campo militar.

Así fue que entre 1975 y 1989 envió soldados a la Guerra de Angola (aunque el conflicto duró hasta 2002) o más recientemente los programas “Barrio Adentro” y “Mais médicos”, por los que enviaron personal sanitario a Venezuela y Brasil.

Sigue leyendo este reportaje de la BBC aquí

Sismo de magnitud 6.0 sacude a varias ciudades de Colombia

UN SISMO DE MAGNITUD 6,0 afectó en la tarde de este sábado a varias ciudades en el oeste de Colombia.

El epicentro del sismo, que se registró a las 14:21 (hora local) y tuvo una profundidad de 124 km, se situó a 12 km de la localidad de Versalles, en el departamento del Valle del Cauca.

Según la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo (UNGDR), hasta el momento no se reportó la existencia de víctimas o daños materiales de consideración.

La Agencia EFE informó que el temblor se sintió también en departamentos como Tolima, Caldas, Boyacá y Cundinamarca, en el centro de Colombia, así como en Antioquia y Chocó (noroeste) y Santander (noreste).

En ciudades como Bogotá, Ibagué, Medellín y Cali algunos habitantes salieron a la calle por temor a posibles réplicas.

Los organismos de socorro colombianos evalúan posibles daños, aunque videos en redes sociales muestran algunos de los efectos del sismo como edificios con cristales rotos y postes caídos sobre las carreteras.

Muere el actor estadounidense Luke Perry a los 52 años

EL ACTOR ESTADOUNIDENSE Luke Perry murió este lunes a los 52 años en Los Ángeles después de sufrir un infarto el miércoles pasado.

Perry se hizo famoso en los 90 por su papel de Dylan en la serie Beverly Hills 90210 (o “Sensación de vivir” en España) o, más recientemente, el de Fred Andrews en Riverdale.

El pasado miércoles, Perry había sido ingresado en un hospital de Los Ángeles, ciudad en la que estaba grabando escenas para la serie de Netflix Riverdale.

Según un comunicado difundido por Arnold Robinson, representante de Perry, el actor estaba acompañado de su familia en el momento de su muerte.

“La familia aprecia el efusivo apoyo y las oraciones que se han extendido a Luke desde todo el mundo y respetuosamente solicita privacidad en este momento de gran luto”, dijo Robinson.

Quién es Elliott Abrams, el polémico encargado de EE UU

“ELLIOTT SERÁ UN VERDADERO ACTIVO EN nuestra misión de ayudar al pueblo venezolano a restaurar plenamente la democracia y la prosperidad en su país”.

Esas fueron las palabras del secretario de Estado de EEE.UU., Mike Pompeo, al anunciar el viernes el nombramiento del exdiplomático Elliott Abrams como el líder del equipo de la Casa Blanca que se enfocará en la crisis de Venezuela.

La reacción a ese anuncio no se hizo esperar en la nación sudamericana:

“EE.UU. nombró como ’emisario en Venezuela’ al mismo personaje que ejecutó el golpe de 2002”, fue el titular del artículo con el que la Agencia Venezolana de Noticias (AVN) dio a conocer el nombramiento.

De acuerdo con la agencia oficial de información venezolana, Abrams es “el mismo personaje que ejecutó el golpe de Estado de 2002 contra el comandante y entonces presidente de la República, Hugo Chávez”.

Y es que Abrams era parte del gobierno de George W. Bush cuando se produjo el intento de sacar del poder al líder bolivariano, el 11 de abril de 2002.

Luego de unos confusos acontecimientos, Chávez regresó a la presidencia 48 horas después y gobernó hasta su muerte, el 5 de marzo de 2013.

El gobierno de Bush negó consistentemente cualquier participación en esa intentona.

El contexto del nombramiento

Abrams asumió su nuevo reto de inmediato: acompañó a Pompeo en la sesión que se celebró este sábado en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a pedido de Estados Unidos, para discutir la crisis en Venezuela.

En esa reunión, Washington pidió que los demás países reconozcan al líder de la oposición, Juan Guaidó, quien se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela el 23 de enero.

Días antes, la Asamblea Nacional de Venezuela, de la cual Guaidó es presidente, declaró a Nicolás Maduro un “usurpador” de la presidencia.

El 10 de enero, Maduro había inaugurado su segundo mandato presidencial, pese a las denuncias de la oposición venezolana y parte de la comunidad internacional.

Las autoridades de Estados Unidos, la Unión Europea y la mayoría de los países latinoamericanos lo acusan de haber subvertido el proceso democrático en Venezuela y aseguran que las elecciones de 2018 no fueron libres ni justas.

Maduro, por su parte, ha acusado reiteradamente a los países que lo critican de “injerencia” y de haberse sometido a los dictados “imperialistas” impuestos por Estados Unidos.

El mandatario no reconoce la autoridad de Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional, la cual fue declarada en desacato por las autoridades judiciales de ese país.

Maduro considera la autoproclamación de Guaidó como un “golpe de Estado”.

Situación “profunda, difícil y peligrosa”

Cuando se formalizó su nombramiento, Abrams calificó la situación en Venezuela como “profunda, difícil y peligrosa”.

“Estoy ansioso por empezar a trabajar en ese tema”, añadió.

Y es que las situaciones complejas no les son nada ajenas.

El funcionario se desempeñó como asistente adjunto del presidente George W. Bush y asesor adjunto de seguridad nacional en ese gobierno, para el cual también supervisó la política de Estados Unidos en el Medio Oriente”, según el Consejo de Relaciones Exteriores, con sede en Washington.

Abrams ha desarrollado estudios sobre el Medio Oriente de esa organización sin fines de lucro, que se especializa en la política exterior y en los asuntos internacionales de Estados Unidos.

Se convirtió en uno de los asesores de la Casa Blanca en democracia global.

También fue uno de los que propuso la invasión a Irak durante el gobierno de Bush, según el periódico estadounidense Wall Street Journal.

Previamente sirvió en el gobierno de Ronald Reagan, en el que se desempeñó en cargos relacionados con derechos humanos, temas laborales y asuntos interamericanos.

El escándalo Irán-Contra

Abrams fue condenado por esconder información al Congreso de Estados Unidos en el escándalo Irán-Contra.

Pero posteriormente fue indultado por George H. W. Bush.

Este caso se trató de uno de los principales escándalos de la historia reciente de Estados Unidos.

El tema acaparó la audiencia global cuando uno de los asesores de Reagan, Oliver North, compareció en 1987 ante el entre legislativo estadunidense para explicar cómo el gobierno de Washington le vendía armas a Irán de forma secreta para financiar a la guerrilla de la Contra, que luchaba contra el gobierno sandinista en Nicaragua.

Centroamérica

De acuerdo con el diario británico The Guardian, Abrams es “ampliamente recordado en Centroamérica”.

El diario señala que, durante su paso por el gobierno de Reagan, Abrams “intentó encubrir una masacre de mil hombres, mujeres y niños en El Salvador”.

Se trata de la masacre de El Mozote, ocurrida en diciembre de 1981, en la que unas 1.000 personas fueron ejecutadas por fuerzas especiales del Ejército, que realizaban labores de contrainsurgencia y perseguían a guerrilleros del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

En 2011, en una ceremonia en ese lugar, el entonces canciller de El Salvador, Hugo Martínez, pidió perdón por lo que llamó la “ceguera del Estado”.

Los asesinatos fueron cometidos por tropas salvadoreñas que pertenecían al extinto Batallón de Infantería de Reacción Inmediata Atlacatl.

En 2012, la Corte Interamericana de Derechos Humanos anunció una condena contra El Salvador por esa masacre ocurrida durante la guerra civil que tuvo lugar entre 1980 y 1992.

El reporte de HRW

Un reporte de 1992 de la organización no gubernamental Human Rights Watch(HRW) sobre lo ocurrido en El Mozote y “la necesidad de recordarlo” señala que:

“(…) Durante una audiencia en el Senado, el subsecretario de Estado para los Derechos Humanos, Elliot Abrams, astutamente distorsionó varios puntospara desacreditar las versiones públicas de la masacre”.

“Abrams también insistió en que el número alto de víctimas reportadas en la prensaera inverosímil, señalando que sólo 300 personas habrían estado viviendo en El Mozote en el momento de la presunta masacre”.

“(En el Senado) Abrams prodigó elogios al Batallón Atlacatl, diciendo que ‘el batallón al que usted se refiere (en relación con la masacre de El Mozote) ha sido elogiado en varias ocasiones en el pasado por su profesionalismo y por la estructura de comando y control cercano en que las tropas se mantienen cuando entran en batalla”.

Cuba

En su intervención del sábado en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Abrams indicó que “hoy existe un satélite presente aquí y es Venezuela, que desafortunadamente se convirtió en satélite de Cuba y Rusia”.

Y es que su posición de cara a Cuba no ha sido la más positiva.

En 2014, frente a la noticia de que Estados Unidos planeaba normalizar las relaciones con el país caribeño, Abrams escribió en Weekly Standardque la medida debía preocupar a los aliados de Estados Unidos en el Medio Oriente, Asia y Europa, quienes se preguntarían si Estados Unidos anunciará algún día un “cambio de política importante” hacia otros provocadores regionales, como Irán, China y Rusia, recordaba el periodista de la BBC Anthony Zurcher.

“¿Cuánto valen las garantías y promesas estadounidenses si una política de 50 años seguida por demócratas como Johnson, Carter y Clinton se puede descartar de la noche a la mañana?”, señaló.

“En más de unas pocas cancillerías, la pregunta que se planteará a medida que termine este año es: ¿quién es el siguiente en descubrir que Estados Unidos está hoy más interesado en propiciar a sus enemigos que en proteger a sus aliados?”

Un republicano

Abrams, de 70 años y con un español fluido, es considerado un conservador que en su carrera diplomática ha abogado por el liderazgo de Estados Unidos en el orden mundial.

Es autor de cinco libros, entre ellos: “Undue Process, Security and Sacrifice” (“Proceso indebido, seguridad y sacrificio”), “Faith or Fear: How Jews Can Survive in a Christian America” (“Fe o miedo: cómo los judíos pueden sobrevivir en una América cristiana”), y “Realism and Democracy: American Foreign Policy After the Arab Spring” (“Realismo y democracia: la política exterior estadounidense después de la Primavera Árabe”).

Tras su nombramiento este viernes, la prensa internacional ha evocado lo que este veterano republicano escribió en 2016 en un artículo de opinión publicado en Weekly Standard, titulado: “When You Can’t Stand Your Candidate” (“Cuando no puedes apoyar a tu candidato”).

En ese comentario, Abrams le advirtió a su partido que “ha nominado a alguien que no puede ganar y que no debería ser presidente de Estados Unidos”.

Esas palabras parecen haber quedado en el olvido tanto para Abrams como para el gobierno de Trump.