Riesgos archivos - Runrun

Riesgos

ONU alerta sobre riesgos para Venezuela por falta de gasolina
En un informe la organización reveló que no existe ni siquiera un plan de abastecimiento especial que les permita seguir llevando alimentos y medicinas a zonas vulnerables

La escasez de gasolina en Venezuela es seguida cada vez más de cerca por agencias que prestan auxilio humanitario en el país. La generalización de las fallas en el surtido del combustible fueron expuestas, como un riesgo para la población, en la reciente actualización del Plan Intersectorial de Preparación y Respuesta al COVID-19 en Venezuela. El reporte fue elaborado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para actualizar la evolución de sus planes de ayuda.

El programa articula los esfuerzos de las misiones de la ONU frente a la contingencia por la pandemia del coronavirus. En el apartado Análisis de riesgos, se enumeran las dificultades que conlleva para los más vulnerables la falta de combustible. Además, se enfatiza que es un obstáculo adicional a las restricciones para mitigar la transmisión del virus.

“Parte de la población enfrenta dificultades para acceder a los servicios de atención de la salud debido a varios factores, como la escasa cobertura del transporte, la falta de combustible y la falta de recursos económicos. Estas circunstancias afectan especialmente a las poblaciones más vulnerables y aisladas. Incluidos los ancianos, los niños en situación de riesgo, las personas con discapacidad y las comunidades indígenas”, detalla el informe.

La contención del SARS-COV-2 en territorio venezolano abarca desde reducción de la movilidad hasta toque de queda en zonas de gran propagación. Las medidas se decretaron el pasado 15 de marzo. Sin embargo, las irregularidades en la distribución de gasolina acumulan más de tres años en algunas regiones. La deficiencia se generalizó a la par pandemia.

Más obstáculos

La ONU señaló que el problema impide la labor humanitaria. Esta limitación aumenta los obstáculos que comprometen la capacidad de respuesta, pese a la llegada de insumos. Es decir, pese a que el gobierno de Nicolás Maduro agradeció la llegada de suministros, estos no se han podido entregar de forma oportuna. Desde 2018 el organismo aumentó su despliegue en el país para atender a poblaciones con necesidades alimentarias y de salud.

“Entre las limitaciones de la respuesta humanitaria figuran la falta de financiación, la limitada capacidad operacional, la ausencia de un mecanismo de registro para las organizaciones no gubernamentales internacionales y la ausencia del Programa Mundial de Alimentos (PMA). Otros problemas para el acceso humanitario son las dificultades de acceso al combustible. La movilidad en el contexto de la ‘cuarentena social’ y, en algunas zonas, por razones de seguridad (como en las zonas fronterizas o mineras)”, precisaron.

Ante esto, el organismo insistió en la necesidad de flexibilizar las sanciones que pesan sobre la industria petrolera venezolana. Así, según lo expuesto, mejoraría el acceso a importaciones. Se refirieron a exhortos similares de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Michelle Bachellet suscribió tres informes acerca de la situación venezolana. En todos pidió mejorar las condiciones en las que los organismos de asistencia hacen su trabajo.

“En el contexto venezolano es particularmente importante aumentar las posibilidades de importar combustible y/o diluyentes para su producción, a fin de aliviar la escasez de gasolina como un obstáculo importante para el acceso humanitario. La Alta Comisionada también señaló que los países objeto de sanciones debían adoptar medidas que ofrecieran a las organizaciones nacionales e internacionales las garantías necesarias para llevar a cabo sus actividades humanitarias sin injerencias”, reiteraron.

 

Por la trocha

El retorno de emigrantes venezolanos desde naciones de la comunidad andina fue otro de los puntos que abordó el informe. El organismo urgió implementar medidas sanitarias adecuadas y un alojamiento temporal seguro a las miles de personas, incluidos niños, que abandonaron los países de acogida por el deterioro de las condiciones, resultado de la crisis global por el COVID-19.

“El regreso de venezolanos de Colombia, Ecuador, Perú y otros países desde mediados de marzo requiere una consideración especial para asegurar la implementación adecuada de medidas sanitarias, incluyendo la vigilancia epidemiológica del COVID-19 durante al menos 15 días y, cuando sea necesario, el suministro de un alojamiento temporal seguro y adecuado”, solicitaron.

La institución reveló que el Estado venezolano pidió una ayuda adicional para atender a los venezolanos en la frontera. La petición de asistencia abarca a las cárceles, de acuerdo con una solicitud enviada por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Con esto la ONU aumentaría su presencia en el país y se convertiría en el organismo con mayor participación en el abordaje de la emergencia humanitaria compleja que atraviesa Venezuela.

“Los gobiernos nacional y estatal han solicitado asistencia para atender las necesidades de esta población y han designado instalaciones como centros de alojamiento temporal. El 7 de abril, el Ministerio del Poder Popular para Asuntos Exteriores presentó una solicitud oficial de asistencia al Coordinador Residente y Coordinador de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas para apoyar la respuesta”, señalaron.

Eso que llaman coraje, por Víctor Maldonado C.

Vivimos épocas de falsa cosecha porque antes no se ha sembrado

Vivimos tiempos en donde hasta tus mejores amigos te recomiendan docilidad y apaciguamiento. Otros insisten en que no es tanto lo qué se dice sino el cómo se dice, porque al final las formas importan, y por eso mismo alegan que no tiene sentido que el costo sea tanta gente ofendida por una argumentación que insiste en ir a contracorriente, llevando la contraria al humor y a la interpretación convencional, que suele ir de comparsa y en procesión en el mismo sentido errático de sus dirigentes. Lo mismo da que estemos hablando del combate al totalitarismo o si nos estamos refiriendo a las diversas expresiones del flanco democrático. Todos coinciden en el mismo exhorto: la verdad no es tan importante como la necesidad de mantener las ligazones entre nosotros. La recomendación más popular insiste en que es preferible el compadrazgo fundado en la mentira que la soledad que provoca algunas veces mantener el foco en la realidad.

Por esa razón en Venezuela se la hacen olas a una unidad sin deliberación y sin condiciones. Una congregación donde todos deben sumar, aunque sean sus contradicciones y desvaríos. Una forma de avanzar retrocediendo donde lo importante es la falsa liturgia del estar juntos, a pesar de que en el transcurrir se rompa cualquier fundamento de la confianza y el compromiso. Una unidad planteada sin proyecto común, que por esa misma razón es un homenaje a la fuerza y al fraude. Una unidad que aspira a recomponerse luego de la traición y el desprecio, pero que obviamente nunca lo logra. Una ficción alucinante a la que lamentablemente los venezolanos le rinden pleitesía. Son, por lo tanto, épocas donde se le hacen demasiadas reverencias a la flaqueza de espíritu y muy mala propaganda al coraje.

El coraje y el asumir riesgos insensatos no son la misma cosa

Por otra parte, hay una predisposición a confundir el coraje con la temeridad. No son la misma cosa.  El temerario afronta el peligro sin buen juicio. Arriesga todo, lo suyo y lo ajeno, en embestidas irreflexivas que a veces salen mal. El que es excesivamente imprudente termina tarde o temprano atropellado por su propia insensatez. Nada más peligroso que los que asumen la vida como una partida de dados donde en cada lanzamiento se lo juegan todo. Sin embargo, en el imaginario nacional, hay una especial predisposición a estimular en los otros esa conducta, con el pecado adicional de querer sacar provecho político del que se arriesgó y murió o fue cogido preso, para después terminar negociando la renovación de una capitulación que ya lleva veinte años. Lo verdaderamente repugnante es estimular la conducta temeraria en los otros, esperando que ese cálculo convenga a las propias maquinaciones.

Tampoco es equivalente a la simulación de la lucha

Otros afirman que en el camino han “dejado el pellejo”. Eso ni es coraje ni es temeridad. Es simulación de la lucha. Los que lo dicen por lo general gozan de buena salud e inmejorable posición. Pero ellos insisten en hacer valer como bueno el esfuerzo sin resultados, y la ineficacia que aun así exige reconocimiento social, sin importarles en qué medida terminan pervirtiendo el sistema de méritos cuando se insiste en que es más importante la lástima que los efectos esperados de una política. Teniendo presente el creciente número de políticos que reclaman “el haber dejado el pellejo en la lucha”, nuestra época parece, en muchos sentidos, una telenovela donde la protagonista es la lástima, porque el fracasado pide el homenaje debido a su sufrimiento, esperando además que todos acaten su reciente sabiduría política y social “que solo produce el pasar por condiciones extremas”. No está demás decir que es una conocida falacia el hacer pasar una cosa por la otra. 

¿Y entonces, qué es el coraje?

El coraje es otra cosa. Juan Pablo II decía que el coraje caracteriza a todos los que tienen el valor de decir “no” o “sí” cuando ello resulta costoso. Es una característica propia de los hombres que dan testimonio singular de dignidad humana y humanidad profunda. Justamente por el hecho de que son ignorados, o incluso perseguidos por su compromiso con la verdad y los valores trascendentales como la vida, la libertad, la propiedad, la verdad y la justicia. El coraje es hacer lo correcto, vivir una moral de interrogaciones que se resiste al endoso automático, y tener claro por qué y por quienes vale la pena asumir el riesgo.

El hombre que tiene coraje cívico sabe que la vida correcta tiene sus peligros. Sabe que debe afrontarlos. Sabe que muchas veces, por defender una causa justa, va a tener que experimentar dificultades y soportar la adversidad. Sabe que tiene que encarar el miedo cotidiano. Y que debe superar la tentación que está allí susurrando que nada vale la pena, que mejor es inclinar la cerviz y dejar pasar, o peor aún, que solo tiene sentido “jugar a ganador” así sea por los mendrugos que recibe de la mesa de sus amos. El que tiene coraje no se da por vencido tan fácilmente, no abandona el esfuerzo sin intentar al menos enfrentar el desafío cuando está en juego lo valioso de la vida. Pero no lo hace irreflexivamente. El coraje es el talante de aquellos que son capaces de diseñar una estrategia y mantenerse en su curso con disciplina.

En el Evangelio según Mateo, capítulo 10, Jesús enseña a sus discípulos la magnitud del compromiso de predicar en su nombre: “Mirad, yo os envío como corderos en medio de lobos. Sed cautos como serpientes y cándidos como palomas”, mantengan la sencillez, prediquen con la verdad, no pierdan la fe ni la confianza en Dios, reúnanse con gente honorable, sean firmes en la adversidad, no teman a la contradicción ni al conflicto, asuman su responsabilidad y sean generosos tanto en el dar como en el recibir. Váyanse de donde no los quieran, y resistan hasta el final. ¿No es ese el coraje que hemos estado buscando como signo de la política buena y sustanciosa?

La ruta del coraje la emprenden los que tienen coraje

Si tuviéramos que hacer un inventario sobre las condiciones del coraje, el primero de ellos sería un indeclinable compromiso con la verdad. Tarea nada fácil porque estamos presionados constantemente para apartar la mirada y dirigirla hacia la mentira por la vía de la ofuscación, el debilitamiento de la voluntad, el relativismo y el escepticismo. Es más fácil vivir aferrados a una mentira condescendiente que asumir la verdad con todos sus requisitos.  Recordemos a Max Weber. Es racional quien hace buenos cálculos entre medios y fines, teniendo como condición que hay un estado de derecho que nos permite predecir la conducta de los otros. Deja de ser racional quien se deja llevar por las emociones o por la tradición, y es más difícil todo cuando se vive bajo el signo de la arbitrariedad totalitaria y la impunidad narco-criminal. Pero nada nos obliga a la evasión. Y mucho menos al silencio cómplice. Este ecosistema se nutre de nuestra complacencia y de la tibieza con la que asumimos la lucha. Nuestro silencio y el constante beneficio de la duda son sus nutrientes, y lo que le ha permitido mantenerse tantos años. La verdad exige el compromiso de proclamarla con claridad y vigor.

Juan Pablo II en su Encíclica “El esplendor de la verdad” nos recuerda el deber ineludible de diferenciar lo que es bueno de lo que es malo, y la búsqueda de la verdad “como acto de la inteligencia de la persona, que debe aplicar el conocimiento universal del bien en una determinada situación y expresar así un juicio sobre la conducta recta que hay que elegir aquí y ahora”. Esta recta razón es la que nos posibilita y exige la disolución de cualquier forma de connivencia con el mal, cualquier arreglo con los que lo provocan, cualquier posibilidad de dejarlo sobrevivir en las estructuras sociales que han medrado hasta aniquilarlas. La ruta del coraje exige ruptura radical con el patrocinio del mal.

Por eso me gustaría decir que la ruta del coraje exige un ineludible sentido de la realidad, ese esfuerzo siempre inacabado de comprender y reconciliarnos con lo que está ocurriendo, sin que necesariamente esto signifique que sea posible la componenda, el perdón o el sometimiento a lo que nos daña y nos reduce al ser animal desprovisto de humanidad. Arendt nos acompaña en este difícil proceso cuando nos propone que entender esto que nos está pasando es reconocer que vivimos en un mundo donde estas cosas que nos ocurren son posibles. Son posibles la crueldad, la traición, la deslealtad, el saqueo, el crimen, el asesinato, la violación de derechos, el desvarío y el alejamiento radical de lo humano. También son realizables sus contrarios, y en eso precisamente consiste el llamado a comprender para luchar por un mundo mejor, en el que la verdad, discernida apropiadamente, puede ser un instrumento de liberación.

El sentido de realidad da paso a otra condición de la ruta del coraje: No se pueden usar medios inútiles, así como tampoco se pueden proponer fines retóricos. La verdad y su concomitante sentido de la realidad, nos exige que evitemos las cláusulas condicionales.

  1. No es verdad que un ecosistema narco-criminal y terrorista pueda ser derrotado de una forma tan simple como sacar del cargo ejecutivo a uno de ellos. Por lo tanto, proponer esas elecciones donde el retador exige “que ambos se despojen del cargo para ir parejos a unas elecciones” es inútil por incompleto e inconsistente con un diagnóstico apropiado de la situación.
  2. No es verdad que un ecosistema narco-criminal y terrorista tenga incentivos para dejar el poder mediante procesos de diálogos o negociaciones pactadas. No sólo por su condición de sistema difuso, ambiguo y líquido, sino porque sus condiciones para la cohesión interna exigen el uso impune de la fuerza pura y dura, y que ninguno de ellos caiga en desgracia o sea entregado.
  3. No es verdad que un ecosistema narco-criminal y terrorista acceda a ceder el poder mediante su sometimiento a elecciones libres, porque es incapaz de garantizarlo y porque el régimen de ventajas, extorsiones, chantajes e impunidad forman parte de la esencia del ecosistema.
  4. No es verdad que un ecosistema narco-criminal y terrorista se pueda despojar de su propia naturaleza arbitraria, ventajista y mafiosa para abrir espacios al reconocimiento y respeto por otras opciones.
  5. No es verdad que un ecosistema narco-criminal y terrorista se pueda afrontar eficazmente mediante una rebelión popular que sume testimonialmente más presos y mártires políticos. Porque no hay condiciones de marco institucional que velen por derechos y garantías ciudadanas.
  6. No es verdad que un ecosistema narco-criminal y terrorista practique la decencia pública y la honestidad en el manejo de los recursos. Todo lo contrario, se enriquece porque practica la corrupción, el saqueo y el cohecho para afianzar su poder y para debilitar moralmente a los que se les oponen. El ecosistema tiene en sus garras a una oposición corrompida, sin principios, incapaz de discernir y diferenciar lo bueno de lo malo, y que se ha visto reducida a ser el contorno del régimen que dicen combatir.
  7. No es verdad que un ecosistema narco-criminal y terrorista sea derrotado por la vía de una unidad entre corruptos, amorales y honestos. Por eso la unidad ha sido el fetiche explotado e implorado por todos los bandos para simular la lucha e imponer vía trampa y fraude un cómodo modus vivendi entre unos y otros que ahora tiene componentes y escenarios internacionales.
  8. No es verdad que solos podemos derrotar este ecosistema que se nos ha impuesto por la vía de la fuerza. La oposición honesta, no corrompida y que apuesta al coraje necesita toda la ayuda internacional posible.

Entonces la ruta del coraje exige que, reconociendo la realidad tal y como es, se pida ayuda internacional y se nos reconozca como víctimas cuyas estadísticas de éxodo, enfermedad, violencia política y muerte hablan por nosotros. Esta ruta exige denunciar la impostura de medios que no son tales, de cursos estratégicos que simulan la lucha, tanto como la profesionalización de la política como farsa y espectáculo que pide a cambio recursos sobre los que no rinden cuentas, ni permiten observaciones sobre eficacia y efectividad. El coraje exige de nosotros denuncia y propuesta, sin caer en la tentación de la promesa vana. Es una ruta que se esfuerza por tener resultados, usando el tiempo apropiadamente, teniendo presente todas las consecuencias que el mal inflige a la gente, y que insiste en lo que es obvio: que un régimen de hecho solo sale por la fuerza.

Por eso la ruta del coraje necesita de líderes con coraje: Para atenerse a la verdad, analizar los hechos con sentido de realidad, denunciar el mal y comprometerse con el bien, y solamente usar medios eficaces para intentar lograr los resultados que se buscan. Finalmente alinear y organizar el esfuerzo para lograr la fuerza que necesitamos: Alineación internacional, con un solo diagnóstico, un único significado y una sola modalidad de lucha; Alineación institucional, con un solo discurso de denuncia y necesidad de cambio, sin que sean colonizadas por partidos y programas de partidos; Alineación ciudadana, para que sean partícipes cotidianos de la ruta del coraje. Y todos asociados a la misma fuerza moral, capaces de discriminar lo bueno de lo malo, la paja del trigo, la verdad de la mentira, y lo eficaz de lo inútil.

Quisiera terminan citando a José Antonio Marina: “La valentía (el coraje) es la virtud del despegue, porque nos permite pasar del orbe de la naturaleza, sometido al régimen de la fuerza, al orbe de la dignidad, que está por hacer, y que debe regirse por el régimen de la dignidad. Es también la virtud de la fidelidad al proyecto (de la libertad), porque nos permite perseverar en él a pesar de los pesares, al permitirnos esa transfiguración que transforma nuestra fiereza en valor y el egoísmo en razón compartida”. Dicho de otra forma, debemos convertirnos en adalides de nuestra propia liberación sin ceder, sin dudar, sin caer en el conformismo, sin corrompernos ni prostituirnos. Esa es la ruta del coraje.  

 

@vjmc

Encuentro Regional de Ideas debatió los riesgos de Caracas ante desastres naturales

Gladyscastilllo

 

Con el fin de debatir los riesgos que enfrenta Caracas en caso de desastres naturales se realizó el “Encuentro Regional de Ideas” en el que expertos y líderes comunitarios analizaron los posibles escenarios en la ciudad en caso de lluvias.

La concejala Gladys Castillo, presidenta de la Comisión de Obras y Servicios del Cabildo Metropolitano, alertó sobre la obstrucción de las quebradas, canales y torrenteras por la acumulación de desechos sólidos.

“Cuando llueve, el caraqueño lo que hace es orar ante una posible tragedia. Así como se ven las calles llenas de basura, están las quebradas en los barrios populares, que ocupan el 90% de la ciudad”, denunció.

Castillo aseguró que el foco debe estar en el mantenimiento de las más de 130 quebradas que hay en el municipio Libertador, además de campañas culturales para evitar la contaminación con desechos sólidos.

Jesús Delgado, coordinador del Plan Metropolitano de Reducción de Riesgos Ambientales, planteó la importancia de una alianza estratégica entre investigadores, alcaldías y comunidades con el fin de hacer de Caracas una ciudad más segura y menos vulnerable.

El geógrafo propuso la realización de programas de capacitación para los ciudadanos y el levantamiento de información en toda la ciudad para determinar el comportamiento que pudieran tener las edificaciones y ríos en caso de sismos o fuertes lluvias.

En este sentido, el coordinador del Plan Estratégico Urbano del partido Voluntad Popular para Caracas, Cristofer Correia, anunció la realización de actividades de contacto directo con la gente y encuentros de la sociedad civil con expertos y especialistas, para generar propuestas concretas de iniciativas y mecanismos para construir “La Mejor Caracas”.

 *Con información de Nota de Prensa
Confianza de los CEO venezolanos disminuye por la incertidumbre y nuevos riesgos

Negocios

 

Crece la confianza de los presidentes ejecutivos de empresas (CEO) en cuanto a las perspectivas de crecimiento para la economía mundial, no obstante son muchas las amenazas y los temas por los cuales hay que preocuparse en el futuro inmediato

De acuerdo a la 20ª encuesta global anual de CEO de PwC, el 38% (2016: 35%) confía en las perspectivas de crecimiento de su compañía en los próximos 12 meses, mientras que el 29% (2016: 27%) cree que el crecimiento económico global aumentará en 2017.

Los hallazgos anunciados hoy por PwC en el Foro Económico Mundial de Davos muestran que mientras los líderes empresariales son más positivos en sus perspectivas, sus niveles de preocupación por la incertidumbre económica (82%), sobre-regulación (80%) disponibilidades de habilidades clave (77%), siguen siendo muy altos. También están creciendo las preocupaciones por el proteccionismo, con un 59% , particularmente en Estados Unidos y México que el 64% de los CEO muestra preocupación por el proteccionismo

Aunque los beneficios de la globalización en la construcción de la libre circulación de capital, bienes y personas son positivos, los CEO se preguntan si la globalización ha hecho lo suficiente para cerrar la brecha entre ricos y pobres o mitigar la cuestión del cambio climático. Esto está en contraste con la primera encuesta de CEO de PwC en 1998, cuando los CEO fueron positivos sobre los impulsores de la globalización

Bob Moritz, Presidente Mundial de PwC, comenta que “a pesar de un tumultuoso 2016, la confianza de los CEO se está recuperando – aunque lentamente y todavía muy lejos de los niveles que vimos en 2007. Pero hay señales de optimismo en todo el mundo, incluso en el Reino Unido y EE.UU., donde a pesar de las predicciones sobre Trump y una salida de Brexit, la confianza de CEOs en el crecimiento de su compañía se incrementa a partir de 2016

Pedro Pacheco, Socio Principal de PwC Venezuela comenta que “por séptimo año consecutivo CEOs venezolanos han participado en la Encuesta Global de PwC, lo que nos permite tener un “Capitulo Venezuela” de los resultados presentados en Foro Económico Mundial de Davos. Solo el 19% de los CEO venezolanos espera que el crecimiento de la compañía mejore en los próximos años, 32 puntos por debajo del promedio mundial”

Aumenta la confianza en el crecimiento de los ingresos

En contraste con 2016, la confianza de losCEOs en su propio crecimiento de ingresos está en aumento en casi todos los países importantes del mundo. India (71%), Brasil, donde los niveles de confianza se han más que duplicado (57%), Australia (43%) y el Reino Unido (41%). La confianza también aumentó  11 puntos en China a 35%, 6 puntos en los EE.UU. a 39% y 3 puntos en Alemania a 31%.

España, México, Japón y Venezuela, son los países en los cuales los niveles de confianza de los CEOs se han reducido respecto al año anterior, siendo la confianzas bajaen Japón y Venezuela con 14% y 13%, respectivamente

El 79% de los CEOs considera que el crecimiento este año será consecuencia de la expansión orgánica, mientras que el 41% está planeando nuevas actividades de fusión y adquisición en el 2017, y un 23% lo hará para fortalecer sus capacidades de innovación y poder capitalizar nuevas oportunidades.

 

Donde los CEOs buscarán crecimiento

La Encuesta global de CEO de PwC muestra que los mercados emergentes como China e India son una apuesta segura para el éxito. Pero la inestabilidad de los mercados, exacerbada por la volatilidad de las monedas, ha llevado a los CEOs a recurrir a una mayor mezcla de países. La Encuesta de PwC de este año muestra que los EE.UU., Alemania y el Reino Unido se han convertido en prioridades más grandes, mientras que el entusiasmo por invertir en Brasil, India, Rusia y Argentina se ha reducido desde hace tres años.

Los cinco países más importantes para el crecimiento identificados por los lideres globales son Estados Unidos (1), China (2), Alemania (3), Reino Unido (4) y Japón (5). El Reino Unido crece en popularidad como destino de crecimiento para los CEOs de Estados Unidos (+ 4%), China (+ 11%), Alemania(+ 8%) y Suiza (+ 25%).

Los CEOs venezolanos identifican las principales oportunidades de crecimiento en; Estados Unidos 52%, Colombia 42%, México 23%, y en Perú y Brasil el 19%

 

Globalización

El 58% de los líderes empresariales mundiales piensan que se ha vuelto más difícil equilibrar la globalización con las tendencias crecientes en el proteccionismo.

Durante los últimos 20 años, tiempo que PwC lleva realizando la Encuesta a los CEO, han mostrado en gran medida ser positivos sobre la contribución de la globalización a la libre circulación de capital, bienes y personas. Sin embargo, los encuestados de este año se muestran escépticos de que la globalización haya ayudado a cerrar la brecha entre ricos y pobres

En relación a Venezuela, el 58% de los CEOs manifestaron que la globalización ayudó en gran medida a permitir la conectividad universal, el 42% que le ayudó a mejorar la facilidad de mover capital, personas, bienes e información y al 35% le ha ayudado con la creación de mano de obra calificada

 

 

Tecnología y Confianza

Los CEOs consideran que la tecnología ahora es inseparable de la reputación, de las habilidades y del reclutamiento, de la competición y del crecimiento del negocio. Casi una cuarta parte cree que la tecnología modificará completamente la competencia en su industria durante los próximos cinco años.

En un mundo cada vez más impulsado por la tecnología digital, la tecnología ha creado una nueva dinámica entre los negocios y los clientes, con grandes beneficios para ambos. Sin embargo, el 69% de los CEOs dicen que es más difícil ganar y mantener la confianza de la gente en este entorno y el 87% cree que los riesgos del uso de las redes sociales podrían tener un impacto negativo en el nivel de confianza en su industria. 91% de los CEO también están de acuerdo en que la privacidad de los datos y las cuestiones éticas podrían afectar la confianza de las personas en sus organizaciones en los próximos cinco años. “Los CEO esperan que sea más difícil mantener la confianza en la era digital. Pero la ventaja competitiva será para aquellos con la mayor capacidad para convertir la tecnología en su fuerza, junto con la capacidad de conectarse con sus partes interesadas en una relación continua basada en la confianza “, añadió Bob Moritz.

Comentó Pedro Pacheco, “En el caso de los CEO´s de Venezuela el 55% manifestó que la tecnología ha reformado completamente o ha tenido un impacto significativo en su negocio en los últimos cinco años y el 87% (frente al 75% global) cree que en los próximos años este impacto será mayor


Habilidades y empleos

La preocupación por las habilidades se ha más que duplicado en 20 años (de 31% en 1998 a 77% en 2017) y el capital humano es una de las tres prioridades empresariales, con la diversidad e inclusividad y la movilidad de la mano de obra. La disponibilidad de habilidades es una preocupación para más de tres cuartas partes (77%) de los líderes empresariales, y es más alta para CEO en África (80%) y Asia Pacífico (82%).

Más de la mitad de los CEO (52% vs 48% 2016) esperan aumentar la plantilla en los próximos 12 meses. El Reino Unido (63%), China (60%), India (67%) y Canadá (64%) figuran entre los países con los planes de contratación más ambiciosos. En Venezuela el 48% de los CEO espera recortar su plantilla en los próximos 12 meses, solo el 23% planea aumentar la plantilla

Mientras que sólo el 16% de los líderes de negocios encuestados espera reducir su base de empleados en general, los CEO dicen que el 80% de los trabajos afectados están relacionados de alguna manera por el uso de la tecnología o la automatización. Los líderes empresariales en Canadá (100%), Estados Unidos (95%), Alemania (93%), Australia (92%) y Brasil (91%) consideran que la tecnología tiene el mayor impacto.
Con la velocidad del cambio tecnológico una preocupación para el 70% de los CEO les preocupa la velocidad del cambio tecnológico y las carencias de habilidades relacionadas con creatividad e innovación, liderazgo e inteligencia emocional e identificanestas como las habilidades más valiosas, y que los CEO tienen dificultades para reclutar.

El 74% de los CEOs venezolanos utilizan la tecnología para mejorar el bienestar de sus empleados

Entre los hábitos actuales de los CEOs venezolanos destaca la utilización de los medios digitales más que los impresos en un 87% (69% de los CEO´s globales), y el 74% dicen que son activos en las redes sociales (43% de los CEO´s globales)

Bob Moritz, Presidente Global de PwC concluye que “los CEO’s están preocupados porque la escasez de habilidades clave afectará el potencial de crecimiento, relevancia y sostenibilidad de su empresa, y son las habilidades blandas las que más valoran.La priorización del elemento humano en un mundo más virtual será un requisito previo para el éxito futuro“.

Pedro Pacheco, Socio Principal de PwC Venezuela informó: “Próximamente estaremos llevando a cabo un evento en nuestras instalaciones para presentar en detalle los resultados de la Encuesta de los CEO´s(Capítulo Venezuela), entre los que destacan las amenazas empresariales por la interrupción en la cadena de suministros (81%) o los cambios de comportamiento del consumidor venezolano(65%)

 

63 % de venezolanos se encuentra en situación de vulnerabilidad ante las amenazas naturales

Inundaciones Petare

La precariedad de las construcciones es uno de los principales factores de riesgo ante amenazas naturales como deslaves, inundaciones y terremotos, sin embargo, no es lo único que nos hace vulnerables | Foto cortesía de http://www.pmaria.es/

Cada vez que llueve 55% de los venezolanos está consciente del riesgo de inundaciones, no obstante, 95% de la población no sabría qué hacer en caso de que tal riesgo se materializara. Ese desconocimiento acerca de rutas de escape y planes de evacuación de emergencia se suma a los factores que contribuyen a la vulnerabilidad de los venezolanos frente a peligros causados por amenazas naturales.

Estos datos son parte de los hallazgos de la “Encuesta sobre las Condiciones de Vida en Venezuela 2015”, llevada a cabo por la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad Simón Bolívar (USB). En el estudio que tomó una muestra de 1.488 hogares se evaluaron los factores sociales, económicos y físicos-ambientales que inciden directa o indirectamente en las características y capacidades de los hogares para hacer frente y recuperarse del potencial impacto de amenazas naturales.

De acuerdo con el equipo que midió la vulnerabilidad ciudadana ante las amenazas naturales en Venezuela, coordinado por el Prof. Ángel Rangel Sánchez, el país se encuentra expuesto, entre otros, al riesgo de inundaciones, tsunamis, deslizamientos, incendios forestales, tormentas; así como a fuertes vientos y lluvias, en ciertos casos influenciados por la “temporada de tormentas y huracanes” que anualmente se desarrolla en el océano Atlántico, particularmente en la cuenca del Caribe, entre junio y noviembre.

El siguiente mapa interactivo muestra las diferentes amenazas naturales y su incidencia en el territorio nacional:

 

Pobreza: un factor de vulnerabilidad

 

La desinformación no es el único factor de vulnerabilidad, los altos niveles de pobreza también inciden en la capacidad de los venezolanos de prepararse para afrontar los riesgos. El informe Encovi 2015 destaca que “la severidad y la magnitud que los impactos asociados a las amenazas naturales pudieran tener sobre los hogares en el territorio nacional, no estarán solamente asociados al nivel de exposición y las características de los tipos de eventos que se pudieran suceder en el país, sino que en muy buena medida estarán directamente asociados a los factores subyacentes de vulnerabilidad social, económica y físico-ambiental imperante en los hogares de las distintas comunidades, particularmente en las menos favorecidas o en mayor condición de pobreza”.

 

Grafico 1-02

 

Los riesgos de las viviendas autoconstruidas

 

 

El estudio señala además que “existe una alta propensión a que se registren daños de consideración en las estructuras de las unidades de vivienda, especialmente las autoconstruidas, que se encuentren cercanas a terrenos inestables o en situación de riesgo (planicies de inundación, terrenos con altas pendientes, etc.), debido a sus posibles limitaciones para soportar y mantener su integridad”.

Los siguientes gráficos muestran los distintos factores de riesgo al que están expuestos quienes habitan viviendas autoconstruidas, es decir, 63,7% de los hogares que congregan a 19.645.469 venezolanos:

 

Grafico 1-01

 

 

Cuatro pasos para reducir los riesgos ante amenazas naturales

Según el informe de Encovi 2015, hay cuatro esferas prioritarias para reducir de manera sustancial el riesgo de desastres y de las pérdidas ocasionadas tanto en vidas, medios de subsistencia y bienes económicos de las personas, empresas, comunidades y países:

1) Comprender el riesgo de desastres.

2) Fortalecer la gobernanza del riesgo de desastres para gestionar dicho riesgo.

3) Invertir en la reducción del riesgo de desastres para la resiliencia.

4) Aumentar la preparación para casos de desastre a fin de dar una respuesta eficaz y para “reconstruir mejor” en los ámbitos de la recuperación, la rehabilitación y la reconstrucción.

Entre las recomendaciones del informe de Encovi 2015 se destaca que, en base a la estimación del riesgo del país ante las amenazas naturales, se evalúe lo relativo a la potencial necesidad de recibir apoyo y asistencia internacional como consecuencia de las limitaciones financieras, logísticas y de suministros que pudiera experimentar el país para afrontar una situación de emergencia con características de desastres.

El consumo diario de manzanas o naranjas reduce el riesgo de infarto

manzananaranja

 

La fruta fresca es una fuente natural de potasio, fibra, antioxidantes y otras muchas sustancias cardiosaludables. Una fruta fresca que, además, contiene bajos niveles de sodio y grasas. Y a todo ello se aúna que, comparada frente a las de la mayoría de alimentos, la cantidad de calorías asociada a la ingesta de fruta es relativamente baja. Tal es así que la fruta es uno de los componentes básicos de cualquier dieta saludable. De hecho, un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Oxford(Reino Unido) confirma que el consumo de fruta conlleva una disminución muy significativa de la mortalidad cardiovascular, muy especialmente por un infarto de miocardio o un ictus.

Concretamente, el estudio, publicado en la revista «The New England Journal of Medicine», muestra que el consumo diario de 100 gramos de fruta, fundamentalmente manzanas y naranjas, se asocia con una reducción de hasta un 33% del riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular tanto en mujeres como en varones de China –país en el que el consumo de fruta por la población general es muy inferior al que se registra en las naciones occidentales.

Como recuerda Liming Li, de la Academia de Ciencias Médicas de China en Pekín (China) y co-autor de la investigación, «un informe reciente sobre la Carga Global de las Enfermedades alerta de que el bajo consumo de fruta es una de las principales causas de muerte prematura en nuestro país».

Más fruta, menos mortalidad

Para llevar a cabo el estudio, los autores realizaron un seguimiento durante un período de 7 años del estado de salud de cerca de medio millón de adultos de 10 áreas urbanas y rurales de China que no padecían ninguna enfermedad cardiovascular ni recibían tratamiento antihipertensivo en el momento de inicio de la investigación.

Concluidos los 7 años de seguimiento, los resultados constataron el efecto protector del consumo de fruta sobre la salud cardiovascular. Un beneficio, además, que resultó independiente del género de los participantes o de su lugar de residencia –área urbana o rural.
Pero esta reducción de la mortalidad cardiovascular, ¿es exclusivamente atribuible al consumo de fruta? Pues sí. Es cierto que, como reconocen los autores, «el consumo de fruta, que consistió principalmente en manzanas y naranjas, estuvo fuertemente asociado a otros factores, caso de un menor índice de tabaquismo, un mayor nivel educativo y menores niveles de presión arterial y de glucosa en sangre». Sin embargo, y una vez descartados los efectos atribuibles al resto de factores, el consumo de fruta se asoció por sí solo con la referida disminución del 33% de la tasa de mortalidad cardiovascular.

 

Fresca, no procesada

Y este beneficio observado en China, ¿es extrapolable a los países occidentales, caso de España? Pues sí, si bien es posible que el efecto no sea tan notable y la reducción de la incidencia de mortalidad cardiovascular no llegue al 33%.

Como explica Huaidong Du, directora del estudio, «la asociación entre el consumo de fruta y el riesgo cardiovascular parece ser mayor en China, donde la mayoría de la población come muy poca fruta, que en los países con altos recursos económicos, en los que su consumo diario es mucho más común».

Asimismo, debe tenerse en cuenta que la fruta consumida en China es mayoritariamente fresca –o lo que es lo mismo, ‘cruda’–. Por el contrario, una gran parte de la fruta que se consume en los países occidentales está procesada. De hecho, muchos de los estudios realizados a este respecto en Estados Unidos y Europa mezcla frutas frescas y frutas procesadas, por lo que el beneficio cardiovascular observado en el gigante asiático quizás sea algo menor en nuestro entorno.

Sea como fuere, concluye Zhengming Chen, co-autor del estudio, «es difícil determinar si el menor riesgo observado en la población que consume mayores cantidades de fruta fresca se debe realmente a un efecto protector. Pero de ser así, el incremento del consumo de fruta fresca en China podría prevenir cada año cerca de medio millón de muertes por enfermedad cardiovascular, incluidas unas 200.000 en personas que aún no han cumplido los 70 años, y una cifra mucho mayor de infartos e ictus no fatales».

 

Estos factores pueden aumentar el riesgo de sufrir osteoporosis

osteoporosis

*Con información de Mayo Clinic
A pesar de que la osteoporosis sea más común a medida que uno envejece, no es parte del proceso natural de envejecimiento. Existen varios factores, tales como los antecedentes familiares, que aumentan el riesgo de osteoporosis.

 
El cuerpo normalmente forma nuevo hueso y descompone el viejo. Cuando uno es joven, el cuerpo forma nuevo hueso más rápido de lo que descompone el hueso viejo, razón por la que aumenta la masa ósea. La mayoría de personas alcanza el pico de su masa ósea entre los 25 y los 35 años de edad, y mientras más alto es el pico de la masa ósea, con más hueso cuenta el cuerpo para sustentar la salud ósea durante el resto de la vida.

 
El riesgo de osteoporosis aumenta con la edad porque a medida que se envejece, se pierde hueso más rápido de lo que el cuerpo puede formarlo. La osteoporosis se presenta cuando la formación de nuevo hueso ya no puede mantener el mismo ritmo de la descomposición del hueso viejo y por lo tanto, los huesos se vuelven débiles, frágiles y quebradizos.
Además del envejecimiento, las investigaciones demuestran que los antecedentes familiares contribuyen al riesgo de osteoporosis. Cuando los padres o hermanos tienen la enfermedad, el riesgo aumenta, especialmente si uno de los padres sufrió fractura de cadera.

 
Las mujeres corren más riesgo, sobre todo quienes ya atravesaron por la menopausia. Eso se debe a que las mujeres tienden a perder densidad ósea más rápidamente en los años posteriores a la menopausia. No obstante, eso no significa que los hombres no puedan padecer osteoporosis, pues alrededor de 20 por ciento de las personas diagnosticadas con la enfermedad son del sexo masculino. Los hombres y las mujeres con estructuras corporales pequeñas tienden a correr más riesgo porque tienen menos masa ósea de la que extraer a medida que envejecen.

 

La diabetes aumenta el riesgo

Desde hace tiempo se sabe que la diabetes tipo 1 contribuye al riesgo de osteoporosis, debido a que ésta suele empezar en la infancia y puede repercutir negativamente sobre la fortaleza ósea a medida que la persona crece. Sin embargo, hace poco se descubrió que las personas con diabetes tipo 2 también corren más riesgo, pero no se sabe por qué. Ese interrogante es actualmente el tema de considerable cantidad de investigaciones.

 
La alimentación también influye. La carencia prolongada de calcio desempeña una función importante en el desarrollo de la osteoporosis. La baja ingesta de calcio contribuye a menor densidad ósea, pérdida ósea prematura y mayor riesgo de fracturas. La deficiencia de vitamina D también puede contribuir con el tiempo a menor densidad ósea.
Otro factor de riesgo importante para la osteoporosis es sufrir una fractura ósea en la infancia o en la juventud. Si bien muchos niños se fracturan los huesos, generalmente los dedos, los brazos o la clavícula como parte de un traumatismo sufrido durante un accidente automovilístico o la práctica de un deporte, ese no es el tipo de fractura ósea que coloca a la persona en mayor riesgo de osteoporosis.

 
En cambio, cuando un hueso se fractura después de un traumatismo menor sin que eso sea lo esperado en un niño, por ejemplo a consecuencia de una caída, esa podría ser la señal de predisposición a la osteoporosis más adelante en la vida. Esto es particularmente cierto cuando la fractura ocurre en la muñeca, la cadera, la columna o el hombro.
Si le preocupa el riesgo de osteoporosis, consulte con el médico. En quienes nunca han sufrido fracturas y tampoco tienen otros factores de riesgo, se recomienda que las mujeres se realicen el examen de la densidad ósea hacia los 60 años, y los hombres a partir de los 70 años. Si alguien es más joven pero tiene factores de riesgo, entonces el examen debe realizarse antes. En algunas personas, dependiendo del nivel de riesgo, eso puede ser hacia los 50 años.

 

 

Nutricionistas advierten los riesgos de usar sustitutos del azúcar

miel

 

Sirope de agave o de arce, melaza, azúcar moreno… las estanterías de los supermercados y establecimientos alimentarios cada vez ofrecen más alternativas al azúcar refinado de mesa. Y en muchos casos estos productos, actualmente muy populares, se venden como una alternativa dietética para desterrar el azúcar blanco refinado de la dieta. Pero, a pesar de ello, los nutricionistas avisan que en la mayoría de casos el aporte calórico de estos productos es igual o similar al del azúcar blanco y que, en contra de lo que se piensa, no tienen más nutrientes. Por ello, los expertos aconsejan reducir el consumo de azúcar en lugar de buscar alternativas que siguen teniendo aporte calórico, apuestan por substituirlo por aromas y advierten de los peligros del exceso de azúcar en nuestra dieta.

“No hay azúcares mejores que otros, pueden ser más sofisticados, más caros u originales, pero no más saludables”, señala a LaVanguardia Alma Palau, presidenta del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas. Para esta experta, todos estos productos que se están poniendo de moda como alternativa saludable al azúcar blanco refinado, como el sirope de agave o de arce, la melaza o el azúcar moreno –que avisa que muy a menudo es azúcar blanco con colorante- siguen siendo “azúcares simples que pasan rápidamente a la sangre”. El nutricionista Julio Basulto comparte la opinión de Palau y añade que “desde un punto de vista nutritivo” no hay diferencias significativas en el aporte de nutrientes “a pesar de que muchas veces nos lo hacen creer”. Este experto advierte del engaño al que llevan muchos enunciados de estos productos cuando aseguran tener “menos calorías por 100 gramos” porque asegura que difícilmente nadie se toma tanta cantidad de este producto en una sola dosis para poder obtener los supuestos beneficios y “si se los toma le hace un flaco favor a su salud”, avisa.

Para Palau, además, el peligro de decir que un azúcar es mejor que otro es “altísimo” porque la gente lo puede tomar sin medida pensando que es saludable e incluso acabar tomando más cantidad. Además, avisa Basulto, consumir este tipo de productos puede derivar en el “efecto talismán”: dejar de llevar una vida saludable y de hacer ejercicio físico creyendo que estás tomando un producto dietético.

Los ‘beneficios’ de la miel y el azúcar morena

La miel es una de las recomendaciones estrella a la hora de substituir el azúcar porque aporta minerales. A pesar de ello, Basulto puntualiza que la miel “tiene muy pocos nutrientes y que sus supuestas propiedades medicinales no han sido demostradas”. Por ello cree que hay que moderar el consumo de ambos productos puesto que habría que tomar mucha cantidad de ellos para conseguir sus supuestos beneficios “y eso desequilibraría la dieta”. Además, los expertos advierten que el consumidor debe fijarse en el producto que tiene delante porque, en el caso del azúcar moreno, en muchas ocasiones realmente se trata de azúcar blanco al que se le ha añadido caramelo o ha sido teñido.

Los ‘riesgos’ de la estevia y otros edulcorantes

Otro de los substitutos más populares es la estevia. No es azúcar porque no tiene calorías pero Internet está lleno de “falsas declaraciones de salud” de este producto, advierte Basulto; entre otras, asegura el experto, se le atribuye la “capacidad de revertir la diabetes o curar la obesidad”. Pero a pesar de su buena prensa y de venderse como un producto natural “es la opción más mala porque su rango de seguridad es el más estrecho de todos los edulcorantes aprobados por la UE”, advierte Basulto. El nutricionista avisa que no se sabe a ciencia cierta de los efectos adversos que puede tener el abuso de la estevia, “algo que ya está ocurriendo”.

La presidenta del Consejo de Dietistas-Nutricionistas advierte además que cambiar el azúcar por edulcorantes también comporta riesgos ya que se acostumbra al paladar a tomar alimentos dulces. Y ello, prosigue Palau, puede derivar en que se acaben consumiendo alimentos dulces y con calorías.

 

Mucho azúcar oculto en la dieta

Todos los expertos consultados aseguran que la solución no está en buscar alternativas al azúcar blanco sino en reducir la ingesta de este producto, muy presente en nuestra dieta no solo en lo que nosotros añadimos sino también en muchos de los productos que consumimos. En este sentido, Palau asegura que no necesitamos incorporar azúcar a nuestra dieta porque los alimentos ya contienen azúcar. La presidenta del Consejo de Dietistas-Nutricionistas apuesta por reeducar nuestro paladar hacia productos no tan dulces y recuerda que hace tres décadas el dulce era algo que se reservaba a los domingos y que en cambio ahora está demasiado presente en nuestra dieta. Para Julio Basulto, “el azúcar no es veneno, pero que no es necesario y por ello hay que consumirlo con moderación”. También Juana María González, directora técnica de Alimmenta, señala la importancia de reducir el azúcar de nuestra dieta más que substituirlo.

Y es que un exceso de azúcar nos puede pasar factura, recuerdan los especialistas. Alma Palau explica que controlar el consumo de azúcar ayuda a prevenir la diabetes, el sobrepeso y la obesidad y avisa que son muchas enfermedades como los problemas cardiovasculares o incluso algunos cánceres están relacionados directamente con el consumo de azúcar.

La recomendación de los expertos es reducir la ingesta de azúcares simples (cereales azucarados, bollería helados o refrescos) y aumentar los hidratos de carbono complejos (productos integrales, legumbres y verdura).

Más hidratos y más aromas

Y si buscar alternativas al azúcar es la propuesta que todos los expertos consultados defienden, la nutricionista Juan María González, propone una que secundan el resto de colegas: substituir los azúcares por aromas como la canela o la vainilla de manera que se realce el sabor del alimento sin aportar más azúcares de los que ya contiene, por ejemplo, la fruta.

Y para los casos de consumo excesivo de azúcar, el nutricionista Julio Basulto, propone cambiar el azúcar por los edulcorantes de manera provisional y como paso intermedio a ir reduciendo paulatinamente el exceso de azúcar de la dieta.