Maturín archivos - Runrun

Maturín

Guaidó asegura que en la ruta se mantiene el tener elecciones
Juan Guaidó se encuentra en una gira por el estado Monagas
Ratificó convocatoria de marcha para el próximo 16 de noviembre

Foto: Prensa AN

El presidente encargado y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó aseguró que la ruta propuesta a principios de este año se mantiene.

“Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones realmente libres”, aseguró desde un acto en Maturín, estado Monagas.

El mandatario señaló que desean unas elecciones presidenciales “realmente libres”. 

Igualmente agregó que no se van a prestar para “farsas y ya lo demostramos”.

Guaidó también ratificó el llamado a marchar el próximo 16 de noviembre e incluso llamó a hacer cabildos a nivel nacional a partir de este lunes para que más personas puedan enterarse de la marcha.

Guaidó aseguró que existen distintos motivos para protestar. “No hay razones para quedarnos en casa, a menos que usted se haya acostumbrado”, agregó.

El presidente señaló que la protesta convocada para el 16 de noviembre tiene como objetivo unificar todas las manifestaciones que se han dado los últimos meses.

“Cada uno de ustedes tiene poder, los gremios, los sindicatos, las asociaciones, tienen poder, y no es para guardarlo, es para ejercerlo, la situación amerita de todos”, señaló.

Alertas con los rumores

Guaidó advirtió sobre rumores que se esparcen por algunos medios de comunicación y redes sociales.

“Hace unos días salió un rumor que yo me había ido a Cuba y a través de un programa se determinó que era falso para crear desinformación, duda, miedo. Tenemos que verificar de donde viene la información, debemos ser muy cuidadosos”, recomendó.

Señaló que el “trabajo del régimen es confundir y dividir, no seamos partícipes de ésto”.

 

La lista de bebés fallecidos por desnutrición en Monagas sigue creciendo. El 25 de mayo se registró el deceso número 26 de este año solo en la emergencia pediátrica del Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar en Maturín.

José Ángel Cabrera tenía seis meses y murió pesando 4 kilos 500 kilogramos. Vivía en Teresén, municipio Caripe, al norte del estado. El lactante fue ingresado a las 3:00 de la tarde del jueves 24 de mayo con retención de líquido, tras ser remitido desde el hospital de Caripe. “El bebé no podía orinar y por eso el médico decidió que lo llevaran a Maturín”, contó Junior Cabrera, su padre.

José Ángel falleció a las 10:00 de la mañana del pasado viernes, 20 minutos después de que le sacaron sangre para hacerle varios exámenes de laboratorio y cuando su padre gastaba 4.200.000 bolívares en un antibiótico para tratarle la diarrea, que le comenzó después de recibir hidratación en el centro asistencial.

El bebé estaba tan hinchado que las enfermeras no le conseguían las venas para pasarle el tratamiento. Junior Cabrera pagó 5.250.000 bolívares en siete yelcos y 14.000.000 de bolívares en un rollo de adhesivo para colocarle la vía, que quedaron en el hospital. “Me hicieron gastar dinero innecesariamente cuando en el hospital están esos insumos que me pidieron, yo mismo los vi en uno de los sótanos del hospital”, contó a El Pitazo vía telefónica.

Más información en El Pitazo.

Asesinaron en Maturín a Ahmad Abusaid, ex embajador de Venezuela en Marruecos

ABUSAID-ASESINATO-MATURIN

El ex encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Marruecos, Ahmad Abusaid, fue asesinado la noche de este domingo 19 de noviembre en Maturín, por antisociales que intentaron despojarlo de su vehículo.

La información preliminar de fuentes oficiales informan que Abusaid llegaba a su vivienda a bordo de su vehículo en el sector Juanico, en la zona este de la capital monaguense, cuando fue sorprendido por al menos dos sujetos que lo interceptaron en un automóvil marca Toyota año 2013.

El exdiplomático habría opuesto resistencia al robo, por lo que los delincuentes decidieron dispararle, huyeron del lugar y lo dejaron en las afueras del edificio donde residía, frente a la torre Pdvsa en Juanico.

Abusaid era un reconocido historiador de origen sirio que emigró de su país con 23 años y decidió venir a Venezuela, donde se formó como historiador, además de dedicarse al comercio.

En el año 2010 el Ministerio de Relaciones Exteriores, en el gobierno del presidente Hugo Chávez, lo nombró encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Marruecos. Esto por las diferencias entre el país y la nación árabe sobre el conflicto del Sahara, por lo que la sede de la delegación diplomática no estaba en el país africano, sino en Santo Domingo.

*Con información de La Verdad de Monagas

Cuatro ciudades venezolanas entre las más violentas del mundo

delincuencia

Cuatro ciudades venezolanas se encuentran entre las más peligrosas del mundo según el más reciente informe de Eurasia Group, una consultora de riesgos políticos.

Caracas, ocupa el primer lugar a nivel mundial, mientras que Maturín está en el sexto puesto, Ciudad Guayana en el octavo y Valencia en el noveno.

 

Los asesinatos, las extorsiones, los robos y otro tipo de crímenes han convertido a Venezuela en uno de los países más peligrosos del mundo en los últimos años.

El ranking fue revelado por Ian Bremmer, presidente de Eurasia Group, en su cuenta de Twitter.

*Con información de El Nuevo Herald

 

En dos semanas de protesta han sido detenidas 23 personas en Maturín

SORTEAR CAMINOS, ESTO ES LO QUE HAN TENIDO que hacer las madres y esposas de los reclusos en los centros de detención preventiva de Maturín, estado Monagas, para atender sus necesidades desde que comenzaron las protestas de la oposición hace más de 45 días para exigir la restitución del hilo constitucional, la destitución de siete magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la liberación de los presos políticos y el rechazo a la convocatoria a la Asamblea Constituyente hecha por el presidente Nicolás Maduro.

El cierre de la avenida Juncal por parte de los seguidores de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el despliegue de funcionarios de la Policía del estado Monagas y de efectivos de la Guardia Nacional en la avenida Bolívar y calles aledañas ha hecho que los transportistas se desvíen de su ruta habitual y el tráfico se congestione.

Por lo general las personas que se desplazan en transporte público deben atravesar la avenida Bolívar, la Bicentenario y luego pasar por la Bella Vista para llegar hasta la sede de Polimonagas, pero cuando se toma el centro los transportistas deben circular las calles transversales.

Entregar el almuerzo a las 11:00 AM no es posible cuando el centro es tomado a las 9:00 de la mañana y cerrado en su totalidad a las 10:00 AM. “Quien no sale de su casa a las 8:00 de la mañana está fregado porque después no hay acceso”, contó Ana Bermúdez, familiar de un privado de libertad en la Policía del estado Monagas, ubicada en la avenida Bella Vista, en la zona oeste de la ciudad, y para quienes viven en las zonas este, norte y sur de la ciudad deben pasar por el centro para llegar hasta este lugar.

La identidad de Ana es ficticia, porque pidió mantenerse en el anonimato en vista de que su esposo está detenido por homicidio.

El 19 de abril resultó para ella toda una odisea, pues Maturín amaneció congestionada con la toma de la ciudad en seis puntos. El desayuno no llegó a las 8:00 de la mañana y el almuerzo, como fue previsiva, lo llevó junto a la otra comida porque sabía lo de la toma. “Menos mal que lo hice así porque sino él no hubiese tenido qué almorzar”, mencionó.

Adentro, en las celdas, saben lo que ha ocurrido no solo en la capital de Monagas sino en el resto del país. Tienen conocimiento porque se las ingenian para tener celulares y es a través de la tecnología o de mensajes de texto que saben lo que ocurre. También sus familiares les informan sobre el acontecer diario.

La Policía del estado Monagas tiene una capacidad para albergar a 80 reclusos y para el primer trimestre de este 2017 estaban recluidas 400 persona, de ellas 10 mujeres y 390 hombres. El número de detenidos no ha aumentado desde que comenzaron las protestas en la entidad, el 4 de abril, sino por los procedimientos que sus funcionarios han efectuado además de otros organismos -como la Policía Nacional Bolivariana (PNB), Policía de Piar, en el norte del estado, Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Guardia del Pueblo (GP)-, pues no tienen celdas para su reclusión.

En promedio, a los calabozos de Polimonagas entran al día cuatro detenidos de los que son acusados por sus víctimas o son arrestados en flagrancia. Desde el 4 de abril al 19 de mayo han ingresado 180 personas, de ellas dos mujeres. Con esta cifra, la cantidad de arrestados en este centro de detención preventiva asciende a 580.

Pese a que los familiares han indicado que hacen lo posible por entregarles los alimentos a los reclusos, existe otra realidad y es la de aquellos hombres que han sido trasladados desde otros estados y no tienen familiares que los alimente en la entidad. Fuentes policiales aseguran que, al menos, 10% de los 580 detenidos, es decir el equivalente a 58 detenidos; sufre por alimentación.

Este porcentaje de reclusos se alimenta de lo poco que pueden conseguir con el aporte de los demás compañeros.

La situación en cuanto a la cantidad de privados de libertad no ha sido igual en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), donde fueron trasladados los detenidos en la manifestación del pasado 19 de abril. Allí pasaron de tener 100 personas a 118 durante tres días, el tiempo necesario para que los detenidos fueran presentados ante un tribunal. Luego fueron liberados 17 y una persona quedó privada de libertad, pero en los calabozos de la Policía Municipal de Maturín. Sobre el Cicpc hay que destacar que no tiene calabozos y que los arrestados son recluidos en un pasillo.

Detenidos en protestas

En dos semanas de protestas continuas en Maturín fueron detenidas 23 personas, según cifras del capítulo Monagas del Foro Penal Venezolano. Cinco de ellas fueron apresadas durante Semana Santa por efectivos de la Guardia Nacional (GN) cuando tomaron la sede del Ministerio Público, ubicada en la avenida Juncal.

Pero el restante, es decir 18, fueron arrestadas el pasado 19 de abril también por la GN. En principio, trasladados hasta la sede del Comando de Zona 51 y luego hasta el Cicpc.

El jueves 20 de abril fueron liberadas 11 personas, entre ellas dos adolescentes de 17 años de edad cada uno, mientras que siete seguían detenidas para el viernes 21 de abril. El motivo: la jueza tenía mucho trabajo y no quiso atenderlos, denunció un familiar que prefirió el anonimato en vista de que su hijo no ha sido procesado.

La madre de un muchacho de 24 años de edad apresado el 19 de abril, que era la primera vez que salía a marchar, mencionó que lo procesaron por alteración del orden público. Contó que desde el momento de su detención, en la noche pudieron pasarle alimentos y que todos los detenidos en la manifestación permanecieron aislados del resto de los reclusos.

Sobre las siete personas que quedaron bajo régimen de presentación, el Foro Penal denunció irregularidades en las actas procesales. Explica que las actas fueron hechas por el Cicpc y no por el organismo que practicó el arresto que en ese caso fue la Guardia Nacional. Además, los detenidos no permanecieron en las sedes de los organismos actuantes, sino que fueron trasladados hasta la sede del Cicpc.

Seis de las siete personas quedaron con libertad condicional mientras que el profesor de la Universidad de Oriente (UDO), Yoel Bellorín, se encuentra privado de libertad y según afirmó el Foro Penal se trata de un preso político, pues Bellorín es dirigente de la MUD. El coordinador estadal de esa ONG, José Armando Sosa, sostuvo que Bellorín fue maltratado para coaccionarlo a declarar contra otros dirigentes políticos para inmiscuirlos en los hechos del 19 de abril.

“Se está tratando por medio de organismos de un Estado democrático de obtener, bajo coacción, declaraciones para afectar a adversarios políticos y eso no es llevar la vida de un país en paz”, declaró recientemente Sosa a El Pitazo.

Con información de Una Ventana a la Libertad 

 

Sin comida, sin medicinas, sin respiro: la muerte de un joven por hambre en Venezuela

meridithkohutparathenewyorktimes

Yamilet Lugo, a la izquierda, visitó en septiembre la tumba de su hijo Kevin Lara Lugo, quien falleció en julio cuando cumplía 16 años. La familia pasó tres días sin comer y el joven se enfermó después de ingerir la yuca que consiguió en un campo abandonado. CreditMeridith Kohut para The New York Times

Nicholas Casey

The New York Times

MATURÍN, Venezuela — Su nombre era Kevin Lara Lugo y murió el día que cumplió 16 años.

El joven pasó su cumpleaños buscando alimentos en un terreno abandonado porque no había nada para comer en su casa. Luego fue trasladado a un hospital porque lo que encontró para comer lo enfermó.

Horas más tarde yacía muerto en una camilla que trasladaban los médicos mientras su madre miraba con impotencia. Ella dijo que en julio el hospital carecía de los suministros más elementales para salvarlo.

“Tengo una tradición: en la mañana de sus cumpleaños, despierto a mis hijos y les canto”, dijo la madre del joven fallecido, Yamilet Lugo. “¿Cómo podía hacer eso si mi hijo estaba muerto?”.

Este año, Venezuela ha sufrido muchas enfermedades. La inflación ha causado que los oficinistas abandonen las ciudades y se marchen a las minas ilegales en la selva, arriesgándose a los ataques de pandillas armadas y a la malaria para poder ganarse la vida.

Los médicos han tenido que operar en mesas ensangrentadas porque no tienen suficiente agua para limpiarlas. Los pacientes psiquiátricos han sido atados a las sillas de los hospitales de salud mental porque no había medicamentos para tratar sus delirios.

El hambre ha causado que algunas personas participen en saqueos y otras aborden destartalados barcos de pesca para huir de Venezuela en peligrosas travesías por mar.

Pero esta historia parece encarnar todo lo que ha salido mal en Venezuela: la de un muchacho que no tenía alimentos y salió a buscar raíces silvestres para comer, pero terminó envenenándose.

La crisis económica del país agobió a su familia durante varios meses, hasta que les arrebató a su segundo hijo.

Su barrio, ubicado en lo que alguna vez fue una próspera ciudad petrolera, llevaba mucho tiempo sin recibir el suministro de productos básicos como la harina de maíz y el pan.

La fábrica de cubiertos donde Yamilet Lugo trabajaba cerró en mayo porque ya no tenían materiales para hacer plástico, como ha pasado con muchas empresas que han parado sus operaciones en todo el país. Eso impidió que la familia pudiera comprar la escasa comida que aún se conseguía.

En el hospital, contó Lugo, no tuvieron respiro. Al igual que en muchos otros centros médicos de todo el país, el hospital de Maturín se quedó sin suministros básicos como las soluciones intravenosas, lo que obligó a que los familiares de Kevin buscaran por toda la ciudad y regatearan con los vendedores del mercado negro en las horas previas a su muerte.

“Ese muchacho se murió de esa manera, sin ninguna razón”, dijo su tía Lilibeth Díaz mirando la tumba de Kevin, cuyo nombre fue grabado en el cemento fresco por un amigo que usó sus propios dedos.

Kevin es el bebé que luce un overol en una de las fotos que cuelgan en las paredes de su hogar. Fue el que ganó todos los premios de asistencia perfecta a la escuela que todavía adornan la casa.

Las rayas en la pared de la cocina marcaban su crecimiento. A los 12 medía un metro y medio; a los 14 creció 10 centímetros más. Su nombre aparece garabateado con su caligrafía infantil en el interruptor de luz del dormitorio que compartía con su madre. “Kevin activo”, dice otra marca en un armario.

En su teléfono, Lugo miraba fijamente una foto que fue tomada el año pasado: está abrazando a su hijo en el porche que habían pintado de amarillo. Ella ha cambiado mucho desde entonces. Ahora su clavícula sobresale en el cuello.

“Peso 40 kilos”, dijo.

Kevin también estaba perdiendo peso. En los primeros meses del año todos adelgazaron.

Eliminatorias mundialistas: Venezuela golea 5-0 a Bolivia

jacobokouffati

Jacobo Kouffati tras anotar un gol para Venezuela en el partido ante Bolivia por las eliminatorias del Mundial en Maturín, Venezuela, el jueves 10 de noviembre de 2016. (AP Foto/Ariana Cubillos)

MATURIN, Venezuela (AP) — Con tres dianas de Josef Martínez, Venezuela conquistó el jueves su primera victoria en las eliminatorias mundialistas al golear 5-0 a la alicaída Bolivia en la undécima fecha.

El mediocampista Jacobo Kouffati —que jugaba su segundo partido oficial con la selección— abrió el marcador con un cabezazo junto al poste izquierdo a los tres minutos tras recibir un centro del volante Jhon Murillo, que dejó regados a dos defensores con una veloz escapada por la derecha.

El delantero Josef Martínez, del Torino de Italia, aumentó con un soberbio cabezazo luego de un tiro de esquina del volante Rómulo Otero a los 10 minutos, y agregó otros dos a los 68 y 70 minutos con asistencia de Otero y el mediocampista Renzo Zambrano, respectivamente.

Otero, del Atlético Mineiro de Brasil, colocó el 5-0 con un remate de pierna izquierda frente al arco rival a los 74 minutos, asistido por Murillo.

La derrota fue la quinta consecutiva en una eliminatoria mundialista de los bolivianos en tierras venezolanas.

Con este resultado, la “Vinotinto” salió del fondo de la tabla de posiciones al sumar cinco puntos, uno más que Bolivia, que quedó confinado en el último puesto, lo que acentúa la severa crisis que afronta por la decisión de la FIFA de restarle cuatro puntos debido a la inclusión de un jugador en violación al reglamento.

La FIFA despojó a Bolivia de los tres puntos obtenidos tras su victoria por 2-0 ante Perú en La Paz y el punto del empate 0-0 frente a Chile en Santiago, ambos en septiembre, por utilizar al zaguero paraguayo naturalizado boliviano Nelson Cabrera sin que cumpliera con el reglamento de elegibilidad.

El vicepresidente y el tesorero de la Federación Boliviana de Fútbol renunciaron a sus cargos tras el escándalo

El técnico venezolano Rafael Dudamel resaltó que, más allá de la amargura de las derrotas, en la actual eliminatoria “hemos aprendido muchísimo y hoy supimos aprovechar, en momentos fundamentales, en momentos cruciales, los errores del rival y las virtudes nuestras” para lograr finalmente un triunfo.

Dudamel, en alusión a las ausencias de tres jugadores claves en su andamiaje ofensivo por las lesiones, expresó que lo importante para él es “ampliar ese nivel de competencia interna”.

“Hoy los que no estuvieron, o los que estuvieron por fuera, seguramente van a disfrutar del triunfo, pero también se van a dar cuenta que dentro de la selección hay un equipo y todos son importantes”, agregó.

El técnico no contó con los mediocampistas Alejandro Guerra (Atlético Nacional, Colombia) y Juan Pablo Añor (Málaga, España) y el delantero Salomón Rondón (West Bromwich Albion, Inglaterra), todos ellos por lesiones.

Los venezolanos, que salieron como una tromba en busca de los goles en el primer cuarto de hora, lograron un 2-0 inicial y luego disminuyeron las revoluciones, enfocándose principalmente en tratar de sorprender a los bolivianos con la velocidad de Murillo y Otero. La fórmula dio resultado, ya que ambos fueron las figuras en dos de los restantes tres goles.

Bolivia, por su parte, se mostró muy imprecisa y estuvo apenas dos veces cerca del gol, con tiros de Marvin Bejarano y Diego Wayar que fueron neutralizados por el arquero venezolano Dani Hernández.

 

 

Jhon Murillo,Edward Zenteno

Jhon Murillo de Venezuela, izquierda, disputa un balón con Edward Zenteno de Bolivia durante un partido de las eliminatorias mundialistas en Maturín, Venezuela, el jueves 10 de noviembre de 2016. (AP Foto/Ariana Cubillos)

 

___

Alineaciones:

VENEZUELA: Dani Hernández, Alexander González, Wilker Angel, Oswaldo Vizcarrondo, Mikel Vilanueva, Rolf Feltscher, Tomás Rincón, Renzo Zambrano, Jhon Murillo, Rómulo Otero (Luis González, 77), Jacobo Kouffati (Arquímedes Figuera, 64), Josef Martínez (Christian Santos, 71).

BOLIVIA: Carlos Lampe, Edemir Rodríguez, Rodrigo Ramallo Jhasmani Campos, 78), Pedro Azogue, Ronald Raldés, Marvin Bejarano, Edward Zenteno, Walter Veizaga (Raúl Castro, 46), Diego Wayar, Yasmani Duk (Mateo Zoch, 46), Marcelo Martins.

Árbitro: Andrés Cunha, Uruguay

 

Bolivia pidió a la FIFA inspeccionar estadio donde jugará con Venezuela

estadio-maturin

Bolivia pidió a la FIFA inspeccionar la cancha del estadio de Maturín, donde enfrentará este jueves a la local Venezuela, por la clasificatoria para Rusia-2018, tras observar el mal estado del césped y que también motivó el reclamo del técnico vinotinto, Rafael Dudamel.

Los jefes de la delegación boliviana, Conrado Jiménez y Eduardo Angulo, pidieron mediante una nota al comisario de la FIFA para el encuentro, Javier Quintana, “realizar una inspección previa, para constatar que el mencionado campo de juego esté en las mejores condiciones para la disputa del partido oficial”.

La oficina de prensa de la FBF distribuyó previamente fotografías, en las que se ve a obreros realizando reparaciones en el gramado de Maturín, escenario construido por la Copa América de Venezuela 2007, el de mayor capacidad del país, para 52.000 espectadores.

Bolivia intentó realizar una sesión de entrenamiento el miércoles, pero por los problemas presentados no pudo hacerlo.

Asimismo, Dudamel, el DT de Venezuela, también se quejó por el estado del césped y dijo que sintió “amargura y tristeza”.

Bolivianos y venezolanos, dos en el foso de la clasificación, se miden este jueves por la undécima fecha del premundial.