Departamento de Estado archivos - Runrun

Departamento de Estado

Gobierno estadounidense ve con preocupación focos de violencia en Latinoamérica
La administración de Trump está monitoreando el posible involucramiento de actores externos en las manifestaciones

 

El Departamento de Estado de Estados Unidos manifestó preocupación por los focos de violencia surgidos durante manifestaciones en países de la región.

Namita Beggins, vocera del Departamento de Estado EE.UU. le dijo a la Voz de América: “nos preocupa mucho la violencia, la destrucción que hemos hemos visto, no solo en Chile, sino en otras partes del hemisferio. Pedimos que haya respeto al estado de derecho y que haya soluciones pacificas”.

Sobre si estas protestas o focos de violencia en los países de Latinoamérica podrían tratarse de injerencia de intereses ajenos en las naciones convulsionadas, la vocera dice que éstas se deben a los pueblos “alzando sus voces”, pero señaló que cada situación es diferente y que son puntuales.

El presidente Lenín Moreno señaló durante las protestas presentadas en su país, que el régimen de Nicolás Maduro, y su gobierno podrían tener intereses en estos hechos. Al respecto, Beggins le dijo a la VOA que EE.UU. está monitoreando “el involucramiento de un actor externo en estas manifestaciones”.

Así mismo Beggins manifestó que para su gobierno la prioridad es proteger a los ciudadanos estadounidenses en el exterior: “Nuestra embajada en Chile ha trabajo mucho y en otras embajadas en la región para emitir instrucciones, para mantener la seguridad de nuestros ciudadanos en el exterior”.

La funcionaria reiteró que seguirán colaborando con los socios democráticos de la región para ver una solución democrática en los diferentes países.

Así mismo, se refirió a la declaración conjunta de Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos sobre las elecciones en Bolivia, pera pedir el trabajo de “las autoridades electorales con la misión de observación electoral de la OEA para asegurar o verificar lo que sucedió en la primera vuelta y si esta misión no puede verificar lo que sucedió, pedimos al gobierno de Bolivia que trabaje para tener una segunda vuelta de elecciones”.

Sobre Venezuela, la vocera del departamento de Estado señaló que el gobierno de Estados Unidos continuará apoyando de manera continua al gobierno encargado de Juan Guaidó y a la Asamblea Nacional.

Así mismo, sobre la emisión de una licencia que prohíbe por tres meses las transacciones relacionadas con el bono de la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) 2020, Beggins le dijo a la VOA que “es nuestro intento (el de EE.UU.) por proteger los recursos que pertenecen al pueblo de Venezuela”.

EEUU reitera que no se levantarán las sanciones hasta que Maduro salga del poder

EL DEPARTAMENTO DE ESTADO de Estados Unidos emitió un comunicado este martes a través de su portavoz Morgan Ortagus, donde se refirió a la suspensión de las negociaciones entre el régimen de Nicolás Maduro y los delegados del presidente encargado Juan Guaidó.

“La suspensión de las conversaciones patrocinadas por Noruega entre el gobierno interino de Venezuela y el antiguo régimen de Maduro refleja la negativa del régimen a negociar de buena fe. Una vez más, el régimen ve las negociaciones como una táctica dilatoria y ha subvertido los esfuerzos de buena fe para encontrar una solución política pacífica”, dice parte del comunicado.

Asimismo, el organismo estadounidense aseguró que Maduro sabotea las reuniones y se niega a comprometerse seriamente con el retorno de la democracia en Venezuela, expresando su preocupación ante el anuncio de Maduro de un plan diseñado para “sabotear” la Asamblea Nacional.

“Maduro y sus compinches atrajeron a un pequeño grupo marginal de políticos a participar en las «llamadas conversaciones» y los tergiversaron como si hablaran por la oposición democrática”, advierte el escrito.

En ese sentido, reiteraron su apoyo a Guaidó y manifestaron que el mandatario interino debe estar incluido en cualquier proceso de negociación que se realice en el país.

“Cualquier negociación seria debe ser entre el antiguo régimen y el presidente interino Guaidó. Como hemos dicho repetidamente, las sanciones de Estados Unidos no se levantarán hasta que Maduro se haya ido”, añade el texto.

Con información de Miami Diario

Vecchio: Reunión con Departamento de Estado y Pentágono fue “muy positiva”

CARLOS VECCHIO sostuvo que la reunión realizada este lunes con el enviado del Departamento de Estado para Venezuela, Elliott Abrams, y con Sergio Peña, Subsecretario de Defensa para Asuntos del Hemisferio Occidental fue positiva para Venezuela.

El representante diplomático detalló, a través de @CarlosVecchio que en la reunión con el Departamento de Estado y el Pentágono se abordaron aspectos relacionados con la crisis que atraviesa Venezuela y el escenario actual. Aseguró que los resultados del cónclave fueron “muy positivos”.

“Esta fue una conversación franca con nuestros aliados, con la cual nos vamos satisfechos. Sobre todo porque no va a ser la última sino que seguiremos trabajando con nuestros aliados, particularmente con este Gobierno que es mi responsabilidad”, dijo luego de culminar la reunión, según video publicado enTV Venezuela.

Por su parte, el presidente encargado, designado por la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, indicó en un tuit que, con la reunión, “avanzamos en la construcción de capacidades y la cooperación internacional que nos permita salir de la crisis e iniciar la reconstrucción de nuestro país”.

Más temprano, a través de una nota publicada por la Agencia EFE, se anunció la suspensión de la reunión de  Vecchio con representantes del Comando Sur.

El objetivo del encuentro es conversar sobre “ayuda humanitaria y el futuro de Venezuela”, dijo a Efe uno de los portavoces del Departamento de Defensa, Chris Mitchell.

Otro portavoz del Departamento de Defensa dijo a Efe que en la cita no participará ningún representante del Comando Sur, la rama del Pentágono responsable de las Fuerzas Armadas estadounidenses en Latinoamérica y el Caribe.

Concretamente, la conversación se centrará en “el papel del Departamento de Defensa a la hora de suministrar ayuda humanitaria y apoyo regional tanto en el pasado como en el futuro”, especificó, por su parte, una portavoz del Departamento de Estado encargada de Latinoamérica.

“Como es una conversación diplomática privada, no compartiremos más detalles”, dijo a Efe la citada portavoz.

Otra fuente diplomática venezolana explicó a Efe que el encuentro se producirá a las 14.00 hora local (18.00 GMT) y no está previsto que las partes hagan ninguna declaración pública antes o después de la cita.

La cita se produce después de que, el 11 de mayo, Vecchio enviara una carta al jefe del Comando Sur, el almirante Craig Faller, para pedirle una reunión con el objetivo de conversar sobre cooperación militar destinada a “aliviar” el sufrimiento del pueblo venezolano y “restablecer” la democracia.

Venezuela atraviesa un pico de tensión política desde el pasado enero, cuando el presidente venezolano, Nicolás Maduro, juró un nuevo mandato de 6 años que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional y, en respuesta, Guaidó, presidente del Parlamento, se proclamó mandatario interino del país.

EE.UU. fue la primera nación en reconocer a Guaidó como jefe de Estado y, desde entonces, ha tratado de presionar a Maduro con la revocación de visados a funcionarios venezolanos y sanciones a la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa), principal fuente de divisas para Caracas.

Además, el presidente de EE.UU., Donald Trump, lleva meses insistiendo en que “todas las opciones”, incluida la militar, “están sobre la mesa” para resolver la situación en Venezuela.

Policía estadounidense desaloja a tomistas de embajada venezolana en Washington

LA POLICÍA DEL ESTADO DE WASHINGTON (capital de Estados Unidos) y el Servicio Secreto estadounidense ingresaron a la sede de la Embajada de Venezuela en esa ciudad para sacar a los tomistas, que se identificaban como “colectivos de protección” de ese sitio.

El embajador de Venezuela ante EEUU, Carlos Vecchio, aseveró que “cesó la usurpación” al poder desalojar a los tomistas, personas que se identifican como activistas de varias ONG que apoyan el régimen de Nicolás Maduro.

“Ha tomado tiempo y esfuerzo pero cumplimos con los venezolanos. Infinitamente agradecido a la diáspora venezolana por su sacrificio”, dijo Vecchio, en referencia a los ciudadanos que se apostaron frente a la embajada para desalojar a los tomistas.

El diplomático venezolano, designado en el cargo por órdenes del mandatario encargado Juan Guaidó, agradeció al Gobierno de los Estados Unidos, Departamento de Estado y cuerpos de seguridad “por su apoyo por hacer cumplir las leyes y tratados internacionales”.

Por su parte, Nicolás Maduro aseveró que denunciará en todas las instancias internacionales este hecho.

De acuerdo con Maduro, los activistas protegen “legalmente” la sede diplomática venezolana ubicada en Washington. Sin embargo, para las autoridades estadounidenses, el representante de Venezuela en este país es Juan Guaidó, quien considera que este grupo ocupó ilegalmente la embajada.

 

EEUU evalúa imponer nuevas sanciones que afecten a Nicolás Maduro

JOHN SULLIVAN, SUBSECRETARIO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS, dijo este viernes que su país siempre está evaluando sanciones a Venezuela, un país que vive una “catástrofe humanitaria” sin precedentes en la región.

“Evaluamos sanciones todo el tiempo”, dijo el “número dos” del Departamento de Estado en un encuentro con periodistas en Miami en el que estuvo presente la agencia EFE, y donde puso de relieve la “crisis de los refugiados” que sufre Venezuela y que ha llevado a más de 3,4 millones de venezolanos a cruzar las fronteras, de acuerdo con datos de Naciones Unidas.

“Es una verdadera tragedia” en un país que fue “una economía líder”, insistió Sullivan, quien estuvo junto con el almirante de la Marina Craig S. Faller, comandante del Comando Sur de Estados Unidos, encargado de las operaciones militares en América del Sur y el Caribe.

Sullivan aludió a las recientes sanciones impuestas por el gobierno estadounidense a empresas que trabajan con el sector petrolero de Venezuela, algunas de ellas dedicadas al transporte de crudo a Cuba, y que suponen más presión a Nicolás Maduro.

“El transporte de petróleo a Cuba no es algo que se ha hecho a beneficio del pueblo de Venezuela. En esencia, es una devolución por el apoyo de los militares y la inteligencia cubana al régimen de Maduro”, manifestó Sullivan, quien precisó al ser consultado que no se ha hablado de detener navíos en alta mar.

El almirante Faller coincidió en la “tragedia humana” que atraviesa Venezuela, comparable con la crisis de refugiados de Siria, y lamentó que los siete aviones con ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos no hayan podido ingresar al país.

Evitó declarar al respecto al pedido hecho el jueves por el senador federal por Florida, Rick Scott, quien urgió a una intervención militar para ingresar la ayuda humanitaria y manifestó que la comunidad internacional tiene una posición unificada sobre la crisis en Venezuela.

El subsecretario de Estado encabezó este viernes un encuentro de carácter ministerial en la base del Comando Sur, en el que se acordaron las bases de la llamada Alianza de Resistencia de Estados Unidos y el Caribe, la cual busca mitigar el impacto de los desastres naturales en la región.

Con participación de ministros y altos funcionarios de 18 países caribeños, además de representantes de alto rango de agencias federales de Estados Unidos, la reunión se cerró con la firma de una declaración conjunta que contiene las bases de la asociación.

“Este es nuestro vecindario; tenemos ciudadanos estadounidenses en cada uno de los países que estuvieron hoy. Estamos obligados a protegerlos”, a la vez que esos países tienen una larga relación con Estados Unidos, y de ahí que sea “un plan de resistencia entre vecinos”, resaltó Sullivan.

“No estamos haciendo esto por razones geopolíticas”, aseguró el funcionario del Departamento de Estado.

 

EE.UU. desestimó información sobre la instalación de base rusa en La Orchila

 

ROBERT PALLADINO, PORTAVOZ DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO de los Estados Unidos, fijó posición ante la presunta instalación de una base militar rusa en la isla de La Orchila, ubicada al este del archipiélago Los Roques.

“Francamente, ellos dicen muchas cosas y no voy a reaccionar a todo lo que dicen. Hoy no vamos a comentar más sobre la propaganda rusa, ¿de acuerdo? Gracias”, comentó Palladino durante una rueda de prensa.

La Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional investiga la supuesta instalación de una base militar rusa en la isla La Orchila, luego de que la agencia rusa TASS informara sobre lapresencia militar extranjera en territorio venezolano.

Según reportes de la agencia de noticia rusa TASS, Rusia tiene planes de establecer una base militar en Venezuela, específicamente en la isla de La Orchila. Moscú había considerado esta posibilidad hasta 2008, y solo faltaría que el presidente Nicolás Maduro termine de dar su visto bueno

EE.UU. “monitoreará” a Venezuela por sus presuntos vínculos con actividades terroristas

 

ESTADOS UNIDOS MANIFESTÓ SU PREOCUPACIÓN POR LA PRESENCIA DE ORGANIZACIONES TERRORISTAS en Latinoamérica como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Hezbollah, según aseveró el portavoz del Departamento de Estado, Robert Palladino.

Respecto a la guerrilla colombiana, Palladino indicó que su país la ha considerado por mucho tiempo como una organización terrorista extranjera y hasta que no deje las actividades delictivas como el secuestro y el narcotráfico, no dejará de ser vista como una amenaza a la región.

Desde hace varios años, organizaciones no gubernamentales han denunciado la presencia del ELN en diversos estados del país y según Fundaredes, estarían apoyados por las Fuerzas Armadas. La ONG asegura que los paramilitares estarían recibiendo todas las facilidades para expandirse a lo largo y ancho del país, como la entrega de armamento y la posibilidad de tener contacto directo con las comunidades.

El tema con el ELN se intensificó luego de lo ocurrido a principios de noviembre de 2018 en el estado Amazonas cuando tres efectivos de la Guardia Nacional fueron asesinados por presuntos integrantes del ELN, luego de que 24 horas antes se detuvieran a nueve personas, entre ellos a un cabecilla del grupo insurgente conocido como “Garganta”.

 

Ante las reiteradas acusaciones por parte del Gobierno de Colombia por la presencia de estos efectivos en nuestro país, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, aseguró el 21 de noviembre que Venezuela ha recibido 36 solicitudes por parte de Colombia para que representantes de las FARC y el ELN permanecieran o estuvieran en tránsito durante períodos específicos en territorio de Venezuela.

En ese sentido, Robert Palladino indicó que seguirán monitoreando a Venezuela y a otros países que “tengan un patrón de apoyo para actos de terrorismo internacional”.

Respecto a Hezbollah, expresó que están alertas de la actividad de ese grupo en América Latina sobre todo por las actividades que incluyen el almacenamiento de armas, la recaudación de fondos a través de actividades lícitas e ilícitas, así como la solicitud de donaciones, porque contribuyen a la desestabilización de la región.

En marzo de 2018, el Centro para la Sociedad Libre y Segura (CSLS), conocido por su nombre en inglés Center for a Secure a Free Society, elaboró un informe en el que detalla las actividades del grupo extremista Hezbolá en el mundo y ubica a Venezuela como el principal epicentro de las actividades de los terroristas en Latinoamérica.

A través de un comunicado, el analista de seguridad nacional de Estados Unidos, Joseph Humire, dijo que nuestro país es uno de los territorios esenciales usados por la organización islámica, con apoyo del Ejecutivo venezolano, para “recibir y enviar refugios” a los grupos afines a esta estructura.

El exembajador estadounidense, William Brownfield, instó a finales de noviembre de 2018 a incluir a Venezuela en la lista de países patrocinadores de terrorismo. Todo esto como parte de que, según lo expuesto, la nación venezolana tiene vínculos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Hezbollah y Hamas, organizaciones consideradas como terroristas por EEUU.

Departamento de Estado de EEUU considera ilegal detención de Requesens

El Departamento de Estado de EEUU considera “ilegal” el arresto del dirigente político Juan Requesens, acusado del atentado contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y defendió que esa acción es solo “el último ejemplo de una larga letanía de abusos a los derechos humanos”.

El secretario de Estado adjunto en funciones para Latinoamérica, Francisco Palmieri, hizo esas declaraciones en un mensaje de Twitter, enviado el sábado por la noche.

“Maduro y su policía secreta siguen haciendo caso omiso del estado de derecho con su arresto y retención ilegal del miembro de la Asamblea Nacional, constitucionalmente elegido, @JuanRequesens. El último ejemplo en una larga letanía de abusos #DerechosHumanos. #11Ago #Venezuela”, afirmó Palmieri.

El Gobierno venezolano ha acusado a Requesens de ser cómplice del supuesto atentado con drones que se produjo el pasado sábado 4 de agosto mientras Maduro daba un discurso durante un acto de celebración del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada).

Requesens fue detenido el martes junto a su hermana, Rafaela, por funcionarios del servicio de inteligencia del Estado (Sebin).

Este viernes, el ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, presentó en una rueda de prensa un vídeo en el que Requesens confiesa supuestamente haber participado en el complot a petición del expresidente del Parlamento venezolano Julio Borges, exiliado en Colombia.

En ese vídeo asegura haber coordinado la entrada a Venezuela de Juan Monasterios, también detenido por este caso.

El vídeo busca demostrar la implicación en el atentado de Borges, cuya detención ha pedido a la Interpol el Ejecutivo venezolano.

La familia de Requesens ha rechazado los vídeos y su hermana, Rafaela, ha apuntado a la posibilidad de que haya sido drogado o torturado para obligarle a hacer esas declaraciones incriminatorias.

En un discurso televisado, cuando se cumple una semana del atentado, Maduro insistió en que los responsables son el ya expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y miembros de la ultraderecha que, desde el estado de Florida (EE.UU.), activaron uno de los drones, según sus investigaciones.

Maduro ha pedido ayuda al presidente de EE.UU., Donald Trump, para capturar a los “asesinos” y se ha mostrado abierto a que el FBI viaje a su país para investigar el ataque.

Hasta ahora, el Gobierno de EE.UU. se ha limitado a rechazar su implicación en el atentado y condenar toda forma de violencia.

No obstante, una portavoz del Departamento de Estado dijo a Efe esta semana que investigará “actividades ilegales” dentro de su territorio si se aportan “evidencias creíbles”.