Alianza Rebelde Investiga (ARI), autor en Runrun

Alianza Rebelde Investiga (ARI)

El Corruptómetro registra 316 casos de desfalco al patrimonio público venezolano
En su segunda edición, la herramienta interactiva identifica otros 90 hechos de corrupción originados en Venezuela, que se suman al registro inicial, y recoge 306 bienes que han sido mencionados en los procesos iniciados en EE UU, revisando detalladamente los relacionados con Alejandro Andrade, Raúl Gorrín y la operación Money Flight

 

La magnitud de la corrupción registrada en Venezuela en las últimas dos décadas, con el inventario de los diversos bienes de fortuna comprados por quienes se habrían aprovechado del patrimonio público venezolano queda al descubierto una vez más en el Corruptómetro, la herramienta interactiva lanzada en noviembre de 2020 por Transparencia Venezuela y la Alianza Rebelde Investiga (ARI), formada por Runrunes, El Pitazo y TalCual, que este mes de diciembre de 2021 estrena su segunda edición con la identificación de nuevos casos de corrupción y sus involucrados.

En esta nueva fase, el Corruptómetro suma otros 90 casos de corrupción que se originaron en Venezuela durante los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro y actualiza los que fueron registrados en la edición previa. La suma de los procesos identificados en ambas ediciones eleva a 316 las tramas de desfalco al patrimonio público venezolano. 

Del total de casos identificados en el Corruptómetro destacan los 108 procesos que han sido iniciados por fiscalías y parlamentos de 21 países, en los que investigan el robo sufrido por Venezuela. Estados Unidos figura como el país con mayor número de causas abiertas por delitos de corrupción perpetrados por redes sofisticadas en 48 tramas criminales. Le siguen Argentina, con 15 casos y otros cinco en España. En cuarto lugar, se ubican Portugal, Brasil y Ecuador, con cuatro juicios abiertos, mientras que en Suiza hay tres procesos. 

Además de la identificación de más casos, en esta nueva entrega el Corruptómetro incorpora a su base de datos la lista de bienes identificados o mencionados en los procesos iniciados en EE UU. Solo en ese país se identificaron propiedades 306 vinculadas a hechos de corrupción venezolana entre 2009 y 2011, es decir, un promedio de 26 por año durante más de una década.

Entre los años con mayor número de afectación de bienes en EE UU, propiedad de los señalados en corrupción con origen en Venezuela, destaca 2019 que registra 106 bienes; le sigue 2021 con 76; 2018 con 55, y el pandémico 2020 con medidas judiciales contra 27 bienes.

La lista de bienes identificados se discriminada en 111 inmuebles (36% del total); 66 casos de dinero en efectivo (21%); 58 cuentas bancarias (19%), 35 relojes de lujo (11%), 17 caballos de salto (6%), 15 vehículos (5%) y 2 yates (0,6%), entre otros. 

 

Grandes fortunas

Son tres las figuras que encabezan la lista de bienes identificados en EE UU por delitos de corrupción: Alejandro Andrade, antiguo guardaespaldas y extesorero de Chávez; el colectivo de 15 involucrados en el desfalco a Pdvsa conocido como Operación Money Flight, y el magnate y bróker del chavismo Raúl Gorrín, dueño del canal Globovisión.

Entre los tres casos, suman 157 propiedades identificadas que representan 51% de los inmuebles y mercancías de lujo contra los que tribunales de EE UU han dictado órdenes de decomiso, valoradas en 277.029.437 dólares aproximadamente, cifra que equivaldría a 19% de los  USD 1.500 millones que se podrían recuperar en incautación definitiva de bienes durante los juicios de corrupción en Estados Unidos, según cálculos de la Iniciativa para la Recuperación de Activos de Venezuela (Inrav), que lidera un grupo de venezolanos-americanos en EE UU.

La información del Corruptómetro, elaborado por Transparencia Venezuela y la Alianza Rebelde (ARI), está basada en causas e investigaciones judiciales iniciadas por organismos oficiales dentro y fuera de Venezuela, como Ministerio Público, Contraloría General, Asamblea Nacional, Tribunal Supremo de Justicia y otros órganos dedicados a la supervisión en el manejo de recursos, tanto bancarios como aduanales. Corruptómetro también incluye investigaciones periodísticas que revelan graves irregularidades en el manejo de los recursos públicos, y datos aportados por reconocidos medios de comunicación, que aún no han pasado a ser objeto de investigación formal por parte de autoridades oficiales.

El valor en dólares de cada uno de los bienes identificados y registrados en la herramienta, fue extraído de las órdenes de decomiso, de protección de activos sujetos a decomiso, y de avisos de causa emitidos por tribunales en EE UU. En el caso de que no estuviese notificado en los documentos judiciales, el precio se calculó a partir de buscadores de mercado de bienes como Zillow, en el caso de inmuebles, y Chrono24, de relojes de lujo.

Has click en la imagen y entra al Corruptómetro para conocer en detalle los casos de corrupción, historias destacadas y bienes incautados vinculados a estos procesos. 

 

Investigación ARI | Los Roques: a la orilla de un desastre ambiental
La Alianza Rebelde Investiga (ARI), formada por Runrun.es, El Pitazo y TalCual explora, en este especial, cómo las nuevas construcciones del archipiélago violan el marco jurídico vigente y amenazan con destruir la belleza de un territorio prístino mediante la activación de complejos de turismo masivo que cumplan los deseos de la nueva elite económica y chavista

Mar de turquesas, aguas cristalinas, arena blanquísima, cielo despejado, sol incandescente, aves que vuelan en el horizonte, soledad. Las postales del Parque Nacional Archipiélago Los Roques suelen mostrar este paisaje paradisíaco que resulta irresistible para tantos turistas que se adentran a conocer el arrecife mejor conservado del Caribe Sur. Pero en los últimos años, hay planes que se encaminan a enturbiar esta imagen, porque lo primero que ven los visitantes que arriban en avión es una laguna marrón con mangles talados.

En El Gran Roque, la isla poblada del archipiélago, hoy se levanta con capital privado una serie de construcciones de concreto bajo el estupor y crítica de habitantes, ambientalistas y la comunidad científica vinculada desde hace décadas con esta área protegida. Esta, no solo rompe con la armonía del paisaje, sino que viola leyes ambientales y transgrede el Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso (PORU) del parque nacional, que estipula incluso cuál es el estilo y la altura que deben mantener todas las edificaciones. Como si esto no fuese suficiente, la administración de Nicolás Maduro promueve ruedas de negocios con planes para hacer campamentos de lujo en cayos pequeños y deshabitados que carecen de servicios básicos. 

El primer parque nacional marino creado en Venezuela está en riesgo. Estudios académicos indicaron, desde 2004, que la capacidad de carga estaba al límite y por eso eso se emitió durante años un decreto que prohibía las construcciones. Los expertos coinciden en que modificar apenas una pequeña porción de territorio afectará el perfecto equilibrio que se ha mantenido durante siglos entre manglares, corales y praderas de Thalassia, que a su vez son hábitat y fuente de alimentación de cientos de especies de peces, tortugas, crustáceos, moluscos, mamíferos y aves que hacen vida en el archipiélago.

Este daño de concreto es consecuencia de un conjunto de cambios por los que atraviesa el parque nacional desde varios años. Se persigue transformar la faz de esta área protegida y abrirle la puerta, por un lado, a un turismo masivo y, por otro, a la nueva elite económica y chavista que busca satisfacer sus exigencias de exclusividad, privacidad y lujo al precio que sea. 

Lee el especial “Los Roques: a la orilla de un desastre ambiental” al hacer click en la siguiente imagen.

Vacunómetro: Seis meses de vacunación contra la COVID-19 reflejan la falta de transparencia y desorganización
El monitoreo realizado por el #VacunómetroVen, un proyecto de la Alianza Rebelde Investiga (ARI), evidencia la falta de transparencia y la desorganización en la inmunización contra el coronavirus en el país. Después de seis meses, ARI hace un balance sobre el plan de vacunación en Venezuela al cierre de un año trastocado por la pandemia 

Jhon Pedraza Rodríguez

Caracas.– En plena recta final del 2021 se observa baja afluencia de personas en los centros sanitarios dispuestos por el Gobierno nacional para la vacunación contra el COVID-19. 

La demanda es tan baja que en algunas jornadas de inmunización contra otras enfermedades como la fiebre amarilla, toxoide y la polio aplicadas a los niños, se incluye la vacunación contra el coronavirus.

Así ocurrió en una jornada de salud que se realizó el lunes 29 de noviembre, con la alianza de FarmaBien, en su sede de La Candelaria, en Caracas, y representantes del Ministerio de Salud. Unas 40 personas entre adultos, adolescentes y niños  aguardaban en la cola para recibir al menos una de las vacunas anteriormente mencionadas. De hecho, una de las vacunadoras contó a ARI que cerca del mediodía habían aplicado unas 50 dosis anti-COVID19.

Esta realidad contrasta significativamente con la evidenciada a finales de mayo, cuando inició la segunda fase del plan de vacunación en el país. Cientos de venezolanos, principalmente en la capital, esperaban hasta 12 horas en colas kilométricas para ser inmunizados y en el peor de los casos muchas personas tenían que regresar a casa sin vacunarse, porque las dosis dispuestas para el día se agotaban.

En la reportería diaria realizada por el equipo de ARI, se evidenciaba una gran desorganización que era ratificada a través de las denuncias por parte de las personas que acudían a los centros de vacunación. Angustia, zozobra, cansancio y molestia eran las principales emociones expresadas.

Los que se vieron más afectados fueron las personas mayores de 60 años, quienes se quejaban reiteradamente de ser irrespetadas como población prioritaria y de alto riesgo. Entre las irregularidades, los menores de 50 años eran citados simultáneamente por mensajería de texto a través del sistema patria. Otros simplemente ingresaban a los centros de vacunación sin previa notificación. Todo esto ocurría cuando apenas habían llegado al país 3.230.000 dosis de vacunas contra el COVID-19. 

Los nuevos espacios que se sumaban para las jornadas de vacunación pocas veces eran anunciados oficialmente. La población y los medios de comunicación terminaban por enterarse de cuáles eran los puntos de vacunación por lo que informaban los usuarios de las redes sociales.

Para diciembre de 2021, las principales cadenas de farmacias privadas como Locatel y Farmatodo se unieron para servir de sedes en el proceso de inmunización, las instituciones educativas empezaron a vacunar a los estudiantes mayores de 12 años y, además, se han realizado algunas jornadas de vacunación casa por casa. 

En mayo de este año, Nicolás Maduro aseguró que para finales de agosto el 70% de la población estaría vacunada. Luego, la promesa se extendió hasta final de año. Sin embargo, el 2021 está a escasas semanas de concluir y la promesa sigue sin cumplirse en 23 de las 24 entidades de Venezuela, según el monitoreo del Vacunómetro y otros estudios independientes. 

El panorama descrito es el final de un periodo que inició el 13 de febrero de 2021, cuando el gobierno de Maduro anunció la llegada al país de las primeras 100 mil vacunas Sputnik V, fabricadas por el laboratorio ruso Gamaleya, para iniciar el proceso de vacunación contra el COVID-19 como parte de una negociación hecha con Rusia para adquirir 10 millones de dosis en total.

 

Desde esa fecha hasta el presente, la desinformación, inconsistencia, contradicción e improvisación, son el común denominador en el intento por alcanzar lo que muchos países se propusieron para frenar la pandemia: lograr la inmunidad de rebaño en la población. Es decir, consolidar la vacunación mínima del 70% de las personas mayores de 18 años. En Venezuela significa alcanzar una primera etapa de 22 millones de venezolanos.

No obstante, hoy en día los expertos y científicos del mundo enfatizan en la necesidad de vacunar al 100% de la población como un propósito ideal para garantizar plenamente la protección de todas las personas, especialmente por las constantes amenazas que significan las variantes y mutaciones del SARS-CoV-2, COVID-19 que progresivamente han surgido en el mundo.

El coordinador nacional de la Organización No Gubernamental Médicos Unidos de Venezuela, Jaime Lorenzo, explicó que ante la pandemia del coronavirus cada país estableció una planificación clara y organizada sobre cuál sería su meta inicial, comenzando con los sectores prioritarios como los médicos y enfermeras, seguido de las poblaciones de alto riesgo (adultos mayores).

“Muchos de estos países lograron alcanzar la meta mínima del 70 % en un tiempo prudencial, y luego pasaron a otras etapas dentro de su plan masivo de inmunización para tratar de vacunar a la mayor cantidad de personas posibles, de todas las edades, incluidos los niños, adolescentes y mujeres embarazadas”, indicó.

En ese sentido, dijo que autoridades sanitarias internacionales han recomendado el suministro de una dosis de refuerzo, frente a los riesgos que implican las variantes del virus. “De hecho, se ha planteado la aplicación de una vacuna anual, que vaya evolucionando a la par de las mutaciones del virus”, añadió.

El #VacunómetroVE

Aunque el gobierno de Nicolás Maduro reporta parcialmente sobre los avances del proceso de vacunación, la opacidad persiste y las irregularidades en el proceso han sido las protagonistas. Por ejemplo, hay estados que nunca informaron sobre primeras y segundas dosis aplicadas. También se desconoce la manera en cómo se repartieron las vacunas en el país. 

Ante tanto vacío de información, surgió en junio el Vacunómetro, herramienta periodística que monitorea el proceso de administración de vacunas anti-COVID-19 en Venezuela, desarrollada por la Alianza Rebelde Investiga (ARI), producto del trabajo colaborativo de TalCual, Runrunes y El Pitazo.

El Vacunómetro se fundamenta en una base de datos que se actualiza con la información emitida por organismos gubernamentales: autoridades de salud regionales y anuncios de gobernadores. También incluye los datos recabados en la cobertura diaria que realizan los reporteros de ARI, desde el pasado mes de junio en Caracas y el interior del país.

¿Cómo vamos?

El domingo 17 de octubre, Maduro aseveró que para comienzos de 2022 el país estaría entrando a la fase de reforzamiento de la vacuna anti-COVID-19, con una tercera dosis, como lo han hecho ya otros países. 

Según las totalizaciones del Vacunómetro, que recoge las declaraciones de voceros regionales, hasta  la semana 26 de la segunda fase del plan de vacunación en Venezuela se han aplicado 16.711.649 dosis. Esta cifra es superior a la de dosis distribuidas que de acuerdo con las vocerías oficiales alcanzan las 11.203.979 dosis. Es decir, se han aplicado 47,60% más de las dosis distribuidas.

Tal contradicción es consecuencia de la omisión de información pública por parte de voceros oficiales, que ha impedido llevar un registro claro y constante del ingreso de vacunas al país.

Julio Castro, miembro de la Sociedad Venezolana de Infectología y profesor del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela, dio a conocer otros balances publicados, el pasado 25 de noviembre, cuyos resultados indican que 13.263.900 venezolanos tenían el esquema completo de vacunación contra el COVID-19.

Castro indicó que, tras un estudio realizado por la organización Encuesta Nacional de Hospitales, en la semana correspondiente al 15 de noviembre, se determinó que el 36,28 % de la población venezolana está vacunada con dos dosis, mientras que el 46,20 % posee al menos una primera dosis.

Castro señaló que se estarían aplicando aproximadamente 850.024 vacunas por semana. De igual manera, refirió que la región con mayor porcentaje de habitantes vacunados con segunda dosis fue Distrito Capital con 47,8 % y el estado con menor cobertura fue Portuguesa con 26,7 %.

Con respecto al tipo de biológicos contra el COVID-19 aplicados en Venezuela, el inmunólogo resaltó en primer lugar a la vacuna china Sinopharm con 81,5 %, seguida de la rusa Sputnik V con 13 %. En tercer lugar se ubica Sinovac, también creada en China, con 2 %, la cual se incluyó recientemente a través del mecanismo Covax.

Frente a este contexto las cifras de contagiados y fallecidos por coronavirus desde el lanzamiento del Vacunómetro, en junio, hasta el cierre de noviembre disminuyeron, pero está lejos de dejar de ser una amenaza. Los balances señalan que en el sexto mes del año, el número total de nuevos casos confirmados por COVID-19 fue de 38.547 y el registro de fallecidos cerró en 561. Mientras, en el mes de noviembre se contabilizaron 24.794 contagios y la lista de fallecidos quedó en 264 decesos. 

Imprecisiones

En agosto el Vacunómetro evidenció la opacidad y contradicción en el discurso oficial. Desde junio hasta ese mes el Gobierno no informó sobre la llegada de nuevos lotes de vacunas anti COVID-19. En las semanas posteriores al 6 de septiembre sí lo hizo y dio cuenta del arribo de otros cuatro nuevos lotes. El 27 de septiembre anunciaron cifras totales sobre todas las dosis recibidas.  

El 26 de junio Jacqueline Peñaloza, presidenta de Fundasalud de Trujillo, informó la aplicación de 78.900 dosis de vacunas contra el COVID-19 en la entidad. La cifra era menor a la que había reportado la semana anterior (18 de junio). Esta situación se repitió en varios estados. 

A partir de julio de 2021, algunos funcionarios gubernamentales empezaron a reportar la aplicación de las segundas dosis. Sin embargo, hasta el 30 de noviembre, solo 17 autoridades regionales rindieron al menos una vez, detalles entre las primeras y segundas dosis aplicadas. Vargas fue el único estado que informaba con frecuencia la cantidad de dosis recibidas y cuántas dosis se habían aplicado de manera discriminada. Incluso, de acuerdo a fuentes de la Dirección del Ministerio de Salud en Vargas, para el 30 de noviembre la entidad alcanzó la meta del 100% de vacunación sobre el 70% de la población.

El 18 de agosto el monitoreo del Vacunómetro evidenció la incongruencia entre las cifras de las vacunas recibidas y las distribuidas, reportadas por voceros regionales. La situación persiste hasta el 30 de noviembre. A partir  del miércoles 4 de agosto, los cálculos del Vacunómetro arrojaron que las autoridades regionales reportaron más vacunas aplicadas que las distribuidas en el país.

 

Entretanto, para el 30 de noviembre Aragua era la única región en la que sus autoridades no habían reportado la cantidad de vacunas aplicadas. 

Las irregularidades van más allá de las cifras. La pretensión del Gobierno central de aplicar candidatas a vacunas, desarrolladas en Cuba, fue denunciada inmediatamente por la sociedad científica de Venezuela. Los fármacos cubanos, Abdala y Soberana 2, han sido aplicados en una parte de la población venezolana, incluso niños. Ninguna ha sido avalada por la Organización Mundial de la Salud, ni certificadas por revistas científicas internacionales reconocidas.

Desconfianza versus importancia de la vacunación

En la vigésima sexta semana del plan de inmunización, el ritmo de vacunación aumentó apenas el 1,83%, lo que demuestra que la inmunización cayó con respecto a la semana anterior, cuando el alza fue de 2,66%.

Sobre esta situación el coordinador nacional de la ONG Médicos Unidos, Jaime Lorenzo, comentó que si bien en todos los países existe una misma realidad, que es la relacionada a las personas antivacunas, destacó la obligación que tienen los gobiernos de garantizar por los mayores medios legales la posibilidad de derrotar y erradicar las enfermedades.

“¿Qué es lo primero que debe hacerse? Que el Estado deje de estar ofreciendo información que proyecte una falsa sensación de seguridad y de que supuestamente estás controlando el COVID-19, porque estamos repitiendo el mismo esquema de las gotitas milagrosas y de una cantidad de promesas desde hace un año que lo que produjo fue el aumento de mayor cantidad de contagios”, expresó.

 

Con apreciaciones similares, Flor Pujol, bióloga e investigadora del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), declaró  en  octubre que el motivo por el cual un sector de la población tiene desconfianza en la vacuna contra el COVID-19 es porque desestiman que realmente funcione como medida de protección. “Falta una campaña informativa más intensa por parte del Gobierno. Desde la academia hemos hecho esfuerzos para informar, pero aún observamos que no es suficiente para sembrar confianza”, afirmó.

Señaló que, aunque la mutación del virus baje la efectividad de las vacunas existentes en la actualidad, las dosis todavía pueden reducir el riesgo de enfermedad grave y, por consiguiente, la muerte. “Por eso, la OMS (Organización Mundial de la Salud) no ha recomendado hasta ahora desarrollar nuevas vacunas, ni siquiera una dosis contra la delta, sino seguir aplicando las que existen y no bajar la guardia en el cumplimiento de las medidas de prevención contra el COVID-19”, añadió. 

Otros representantes de las organizaciones médicas, científicas y académicas de Venezuela coinciden en que el gobierno debe poner nuevamente en la mesa lo planteado para el 2021 con un esquema serio, organizado y planificado, que involucre el trabajo colaborativo de todas las partes vinculadas al ámbito científico y de la salud; información oportuna y responsable, así como la puesta en marcha de mecanismos más efectivos que capten la atención de las personas que no muestran interés por la vacunación o que no han podido acceder a ella.

*También puede leer: Sociedad Venezolana de Infectología rechaza uso de Abdala y Soberana como dosis de refuerzo

Vacunómetro: 76% del personal sanitario del país completó su esquema de dos dosis
El médico infectólogo Julio Castro, anunció que apenas un 76% del personal de salud de todo el país ha recibido su esquema completo de vacunación contra la covid-19. Además, según está encuesta, solo un 36,28% de la población ha sido inmunizada, recordando que la cifra base población a vacunar cambió una vez se incluyó a la población infantil

ARI

 

En la semana del 16 al 23 de noviembre solo voceros de los estados Vargas, Lara y Trujillo dieron cifras actualizadas sobre cómo avanza la vacunación contra la covid-19. 

El domingo 21 de noviembre, a través de su cuenta en Instagram, la presidenta de FundaSalud en el estado Trujillo, Jacqueline Peñaloza, compartió datos sobre cómo avanza la inmunización en la entidad, asegurando que hasta la fecha 316.159 personas han sido vacunadas. 

De acuerdo a sus declaraciones, esta cifra responde al “52,81% de la meta asignada del 70%” de la población, que en el estado Trujillo se traduce a 598.606 personas vacunadas. 

En la misma publicación, Peñaloza anunció el arribo de nuevas dosis de vacunas contra la covid-19 a la entidad. Se trataría de 37.200 nuevas dosis de Verocell fabricadas por el gigante chino Sinopharm y 3.000 dosis de Sputnik V. 

Por otro lado, la presidenta de FundaSalud Trujillo, dijo que se habían recibido 12.000 dosis de Soberana y 8.500 dosis de Abdala, ambas candidatas vacunales creadas en Cuba. La administración de Nicolás Maduro insiste en la utilización de estos biológicos a pesar de que no cuentan con el respaldo de la comunidad médica venezolana, quienes han pedido no suministrar estos fármacos a la población hasta que no se tenga evidencia científica sobre su efectividad. 

En el estado Lara se informaron cifras sobre las dosis que ha recibido la entidad, sin embargo, no discriminaron entre primeras y segundas dosis aplicadas. De acuerdo a este registro 1.660.280 dosis han sido distribuidas.

Por último, tenemos al estado Vargas, donde se han recibido 662.084 dosis de vacunas anti covid-19, se han aplicado 269.196 primeras dosis y 233.485 segundas dosis.

A través del Vacunómetro, una iniciativa de TalCual, El Pitazo y Runrunes, se recogen datos oficiales que señalan que para la semana 25 de vacunación en Venezuela se han aplicado 16.410.790 dosis.

Se han distribuido 11.203.979 dosis entre los 23 estados y el Distrito Capital.

Los datos en cuanto a la vacunación no han estado claros, y es que de acuerdo a las vocerías oficiales se han distribuido 11.203.979 dosis, pero los datos sobre biológicos inyectados es mayor, señalando que se han aplicado 46,47% más de las dosis distribuidas. 

Esto significa que las autoridades estatales no han reportado todas las dosis que han recibido. 

Ritmo de vacunación no aumenta y Venezuela queda atrás 

En la vigésima quinta semana de vacunación aumentó en apenas un 2,66% las vacunas aplicadas, lo que demuestra que el ritmo de inmunización cayó con respecto a la semana anterior, cuando el alza fue de 3,90%. 

20 estados no han actualizado datos sobre el proceso de vacunación en su población y en solo 17 se han dado datos sobre las segundas dosis aplicadas. 

Datos de la organización Our World In Data, señalan que Venezuela ocupa el puesto 15 de 21 países en la región ordenados de acuerdo a su tasa de vacunación. 

Este registro refiere que en el país se ha inmunizado solo al 48% de toda la población. Apenas un 32% habría recibido el esquema completo de vacunación y un 16% tendría la primera dosis y estaría a la espera de la segunda. 

Venezuela está en este registro solo por encima de Paraguay, Bolivia, Guatemala, Nicaragua y Haití, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha enfatizado en que estas dos últimas naciones no llegan ni siquiera al 10% de toda su población vacunada. 

Mientras tanto, los primeros cinco puestos en los países de América Latina y el Caribe con la mayor cantidad de vacunados los ocupan: Cuba, Chile, Uruguay, Argentina y Brasil.

Solo el 76% del personal de salud ha recibido el esquema completo de vacunación

Este jueves 25 de noviembre el médico infectólogo Julio Castro, publicó la sexta encuesta del sector académico y científico sobre los avances de la vacunación por covid-19 en el país.

Estos datos arrojaron que, al cumplirse nueve meses desde que inició el proceso de inmunización contra la covid-19 en Venezuela, dirigido en sus inicios al personal de primera línea frente a la pandemia, solo un 76% de todo el personal sanitario ha recibido el esquema completo de inmunización, con la que se busca contener que más personas caigan en la fase aguda de la enfermedad.

Mientras que, el 23% de los trabajadores de la salud no ha recibido ninguna vacuna o tiene apenas la primera dosis.

Para esta encuesta se entrevistó a 2.400.000 personas, todas mayores de 18 años.

De acuerdo a lo dicho por Julio Castro, el nivel de confianza de estos datos es del 95% y se proyectan los resultados al total de la población.

Según esta encuesta, solo un 36,28% de la población ha sido inmunizada contra la covid-19, dado que como fue incluida la población infantil en el esquema de vacunación la cifra base para lograr la inmunidad en rebaño cambia.

El mayor porcentaje de personas vacunadas en el país se agrupa en la población mayor de 65 años (59,6%), mientras que el grupo con menor cantidad de vacunados está entre los 18 y los 25 años, con apenas 43,9%.

Las vacunas más utilizadas contra el covid-19 en el país son las de Sinopharm, que se ha suministrado al 81% de toda la población vacunadas, le sigue la vacuna Sputnik V con el 16% y el resto de vacunas o candidatas vacunales abarcan un 0,4%.

Vacunómetro: Gobierno aplicó la candidata cubana a vacuna en un colegio de Caracas
Jaime Lorenzo, director de la ONG Médicos Unidos de Venezuela, declaró a ARI que en el Colegio Psicopedagógico Ávila, ubicado en la parroquia El Paraíso de Caracas, inyectaron a los menores el prototipo de vacuna no autorizado por la OMS
Respecto al avance de la vacunación, hasta el 16 de noviembre se han distribuido 10.798.754 dosis entre 23 estados y el Distrito Capital, de las cuales se han aplicado 15.985.317. 72,44% de la población tiene al menos una primera dosis de la vacuna anticovid

ARI

 

Pese a los comunicados emitidos por la comunidad científica y organizaciones no gubernamentales (ONG) en cuanto a la inconveniencia de aplicar candidatas cubanas a vacunas contra el COVID-19, el gobernante Nicolás Maduro anunció el pasado 14 de noviembre la llegada de un lote de 1,6 millones de dosis de la vacuna cubana Abdala.

El gobierno mantiene en pie la idea de aplicar los fármacos experimentales cubanos incluso en niños. El lunes 8 de noviembre,  Delcy Rodríguez, vicepresidenta de la administración de Nicolás Maduro, informaba que habían iniciado formalmente la vacunación contra el COVID-19 en niños de 2 a 11 años de edad en la región capital del país, dando prioridad a niños con “discapacidad inmunológica”.

Para ese momento, Rodríguez señalaba que se comenzaría a inmunizar a los niños con la candidata a vacuna Soberana 2, desarrollada en Cuba, pero que se aprobaría también la Abdala, elaborada por el mismo país. Ninguna de estas candidatas han sido autorizadas para su uso por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y varios gremios médicos y educativos del país han rechazado reiteradamente que se empleen dentro del plan de inmunización contra el COVID-19. 

Sobre la aplicación de estos prototipos cubanos en niños y adolescentes en el país Jaime Lorenzo, director de la ONG Médicos Unidos de Venezuela, declaró en entrevista con la Alianza Rebelde Investiga (ARI) (integrada por los medios Runrunes, TalCual y El Pitazo) que, hasta ahora, se tiene información de que la candidata a vacuna cubana fue aplicada en el Colegio Psicopedagógico Ávila, ubicado en la parroquia El Paraíso.

“Tenemos la información clara de que estuvieron los padres y representantes de esos niños, pero no es solamente que estén allí presentes, sino que se les dé la información adecuada sobre el producto biológico que le van a colocar a su hijo (…) El representante debe firmar el consentimiento informado. Y si no lo firma, no pueden colocarle ningún producto biológico aunque sea de la mayor calidad, o las aspirantes a vacunas que ya hemos dicho suficientemente el porqué no se pueden utilizar en los ciudadanos venezolanos”, alertó Lorenzo.

 

Asimismo, agregó que en los centros educativos, en el grupo etario de mayores de 12 años se está inmunizando con la vacuna Sinopharm, destacando que muchos padres han “hecho valer su derecho” y muchos directores de colegios se han cuidado de tener el consentimiento informado”, además de explicar a los padres y representantes cuál es la vacuna que van a recibir sus hijos.

Por otra parte, en entidades como Yaracuy se ha reportado la distribución de dosis de Soberana para ser aplicadas en infantes. En una nota de prensa, con fecha del 10 de noviembre, Carmen Yánez, directora regional de epidemiología, informó que en el estado se recibieron dosis de las candidatas a vacunas Abdala y Soberana 2.

“Recibimos por primera vez en el estado Yaracuy la vacuna Abdala, la cual está indicada para una población mayor de 19 años y que debe aplicarse en tres dosis con un intervalo de 14 días, recibimos 21.000 dosis. Mientras que la Soberana 2 es para los infantes de 2 a 11 años de edad”, afirmó Yánez en esa comunicación.

Ante la evidencia de la aplicación y distribución de las candidatas cubanas a vacunas en el país,  Lorenzo exhortó al Estado a cumplir con su obligación de ofrecer a los ciudadanos productos biológicos que cuenten con los avales necesarios internacionales. “No basta solamente con que un órgano regulador del país donde se produce el proyecto de vacuna diga que es válido”, advirtió.

Vacunación en cifras

Los datos recabados por el Vacunómetro, herramienta periodística creada por ARI, indican que hasta el 16 de noviembre han llegado 37.169.096 dosis de vacunas contra la COVID-19.

Además, según las cifras emitidas por voceros oficiales, 15.985.317 de los 22 millones de personas cuentan al menos con la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 (72,44%)

Hasta la fecha se han distribuido 10.798.754 dosis entre 23 estados y el Distrito Capital, de las cuales se han aplicado 15.985.317. Este resultado indica que se han aplicado 48,02% más de las dosis distribuidas en los estados, lo que significa que los estados no han reportado todas las vacunas que han recibido.

En la vigésima cuarta semana del Plan Nacional de Vacunación aumentó 3,90% en las vacunas aplicadas hasta el 16 de noviembre. Sin embargo, disminuyó el ritmo de vacunación con respecto a la semana del 3 al 9 de noviembre, cuando hubo un alza de 10,25%.

Por otra parte, los estados Anzoátegui, Barinas, Cojedes, Delta Amacuro, Lara Mérida, Nueva Esparta y Táchira no actualizaron la cifra de primeras y segundas dosis aplicadas, mientras que en Apure, Monagas, Portuguesa y Yaracuy los voceros oficiales no discriminaron entre primeras y segundas dosis aplicadas, solo la cifra general.

Asimismo, en Bolívar, Carabobo, Distrito Capital, Guárico, Sucre y Trujillo no informaron sobre la aplicación de primeras y segundas dosis y Aragua se mantiene como la única entidad del país cuyos voceros oficiales no han informado sobre la aplicación de dosis desde el inicio del Plan Nacional de Vacunación.

En cuanto a las vacunas enviadas por el mecanismo COVAX, el pasado sábado 13 de noviembre arribó al país un tercer lote de antígenos. En concreto, se recibieron unas 2.587.200 dosis producidas por el laboratorio chino Sinopharm, con lo cual se contabilizan 5.875.200 dosis recibidas del total de 12.068.000 dosis pagadas por Venezuela al sistema COVAX.

 

Los datos de la nueva medición de Delphos

El Instituto Delphos presentó los resultados de un estudio de opinión durante los primeros días de noviembre, luego de consultar a los ciudadanos sobre la inmunización contra la COVID-19. La encuesta incorporó la siguiente pregunta: “¿Está usted vacunado contra el Covid? ¿cuántas dosis? ¿Quiere vacunarse?”.

Este sería la cuarta investigación que realizan en el año, en conjunto con la Universidad Simón Bolívar, para estimar la cobertura completa de vacunación contra el COVID-19 en Venezuela.

El estudio se realizó entre el 2 y 9 de noviembre de 2021 en centros poblados de 1.000 y más habitantes. Se entrevistó a 1.200 personas mayores de 18 años. Las entrevistas se realizaron directamente en el hogar de los consultados. Aclaran que algunos datos están subestimados por el inicio de las vacunaciones en mayores de 12 años. 

De acuerdo con Delphos, al menos 35,6% de la población había recibido las dos dosis de vacuna contra la COVID-19 disponibles en Venezuela para el 9 de noviembre de 2021. Además, la cobertura de población con una dosis era 14,10% para la misma fecha, lo que lleva a concluir que un 50,3% de la población no ha recibido ninguna dosis de la vacuna. 

En el caso de la cobertura por grupos de edades, en los mayores de 50 años, el porcentaje de cobertura completa es 70,4%. El segundo grupo de mayor cobertura corresponde a las personas entre 35-49 años (46,0%). El tercer grupo más vacunado es el de 18-24 años (32,3%), mientras que el de menor cobertura es el de 25-34 años (28,7%). 

 

Como conclusión, Delphos señala que la cobertura completa de vacunación contra la COVID-19 al 9 de noviembre de 2021, obtenida a través de la investigación, es del 35,6%. 

Al comparar con la información disponible en Our World in Data (2), Venezuela ocupa el lugar 14 (de 20 países) en América Latina. Para esa fecha, los países con mayor cobertura completa en la región eran Chile (80,9%), y Uruguay (75,4%).

Contagios de COVID-19 en centros educativos

En días pasados, Nancy Hernández de Martín, presidenta de la Federación Nacional de Sociedades de Padres y Representantes (Fenasopadres), consideró que es incierta la cifra que ofreció el Ministerio de Educación de la administración de Maduro sobre el porcentaje de asistencia en las dos primeras semanas de clases. 

“El diagnóstico que llevan sobre la asistencia a los planteles oficiales es muy bajo. La primera semana de clases no alcanzó el 20%”, señaló durante la presentación de un documento firmado por varios gremios educativos y de la salud.

Para ese momento, la profesora advirtió que escuelas de Carabobo, Anzoátegui y Miranda habían tenido que cerrar sus puertas pocos días después de iniciar las clases presenciales, debido a los contagios de docentes de COVID-19.

Un monitoreo realizado por El Pitazo reveló que hasta el 11 de noviembre se habían reportado 49 escuelas cerradas por casos de COVID-19 en los estados Anzoátegui, Zulia, Apure, Mérida, Lara y Sucre. El 12 de noviembre, se reportaron otras 23 escuelas en el estado Bolívar.

Vacunómetro: Ritmo de vacunación aumentó 10,25% en la última semana
A partir del martes 9 de noviembre las cadenas de farmacias Farmatodo y Locatel pasaron a formar parte del plan de vacunación contra la covid-19, al tiempo que los niños, niñas y adolescentes entraron en el rango de población a inmunizar

ARI

 

El lunes 8 de noviembre Venezuela comenzó a inocular a la población mayor de dos años con la candidata a vacuna Soberana 02, elaborada en Cuba y que aún no goza de autorización por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La presidenta de la Sociedad Venezolana de Pediatría y Puericultura (SVPP), Tamara Salmen, alertó que hasta el momento no existe mayor evidencia científica que demuestre la efectividad y seguridad de los candidatos vacunales Soberana 02 y Abdala, ambas usadas en Venezuela para inmunizar a la población.

Con estas candidatas vacunales la administración de Nicolás Maduro busca alcanzar la vacunación en rebaño y hacer frente al covid-19.

La médico pediatra Tamara Salmen explicó que desde la SVPP “no avalamos el uso de candidatas vacunales en la población general pero menos para los niños”.

Los primeros niños de entre dos y 11 años en ser vacunados son aquellos con sistema inmunológico comprometido, esto de acuerdo a lo que anunció Delcy Rodríguez. Para esta población se tiene previsto utilizar una vacuna y dos candidatas vacunales.

Además de la Soberana 02, Rodríguez anunció que en las próximas horas se daría inicio al uso de la candidata Abdala y una de las vacunas chinas, sin precisar cuál. 

*También puede leer: Los centros de vacunación contra la COVID-19 que habilitaron Farmatodo y Locatel

 

En Venezuela se utilizan las vacunas chinas Sinovac y Sinopharm, que aunque no han sido aprobadas por la OMS para la población infantil, sí se tienen referencias de efectividad obtenidas por países como Argentina, Arabia Saudita o China, que ya comenzaron a usar estos fármacos en esta población y con la que han obtenido buenos resultados.

Para Tamara Salmen es necesario que, «antes de vacunar a menores de 12 años debemos cubrir completamente las poblaciones adultas».

«¿Por qué no aprovechamos para vacunar a los adultos que acompañan a los niños?, con toda esta locura de vacunas como la Abdala es que la gente toma miedo a vacunar a sus hijos a cualquier edad y con cualquier vacuna, pese a que en el país no hay tradición de antivacunas», afirmó la médico pediatra, al hablar de la desconfianza que se crea en la población cuando se plantean estos escenarios.

 

Para poder vacunar a cualquier niño, niña o adolescente las autoridades sanitarias del país deben contar con autorización por escrito de los padres y representantes, misma que debe ser firmada luego de que se dé a conocer todo sobre la vacunación, como: ¿cuál fármaco será utilizado?,¿cuál es el sitio donde se llevará a cabo la vacunación?,¿cuándo les tocaría la segunda dosis?

Crece la vacunación

En la última semana el ritmo de vacunación en los puntos de inmunización dispuestos a lo largo y ancho del territorio nacional ha incrementado en un 10,25%, esto en comparación con los datos recopilados hasta el 2 de noviembre cuando la aplicación del biológico subió apenas en un 2,95%.

Esta conclusión se obtiene de datos ofrecidos por autoridades sanitarias tanto regionales como nacionales y que se recogen a través del #VacunómetroVe, una herramienta periodística que hace monitoreo del proceso de inmunización contra la covid-19, creada por los medios TalCual, El Pitazo y Runrunes.

Hasta el momento, han llegado al país 32.981.896 dosis de vacunas anticovid-19, de las cuales se han aplicado 15.384.375, lo que se traduce en que al menos 69,92% de los 22 millones de personas cuentan con la primera dosis.

Hasta la fecha se han distribuido 10.380 dosis en los 23 estados y el Distrito Capital, pero se han aplicado 15.384.375, lo que demuestra que la falta de información y claridad en el proceso por parte de las autoridades gubernamentales sigue marcando la pauta.

 

Según estos registros oficiales, se han aplicado 48,20% más de dosis que las distribuidas a nivel nacional, lo que deja en evidencia que no se ha reportado todo lo que se ha recibido.

Apenas 17 estados han dado cifras de segundas dosis aplicadas, cinco han dado cifras generales que incluyen todas las dosis utilizadas y la mayoría no han dado datos actualizados.

Miranda es la entidad con la mayor cantidad de dosis aplicadas, con 2.661.049, seguido del Zulia con 2.524.638 biológicos puestos, en tercer lugar el Distrito Capital con 1.600.000 dosis, seguido de Lara con 1.145.754 dosis, mientras que en el resto del país se han utilizado menos de un millón de dosis por entidad.

Farmacias se unen al plan de vacunación

El martes 9 de noviembre las cadenas de farmacias Farmatodo y Locatel, anunciaron que se unían al plan de vacunación contra la covid-19.

Para esto se han dispuesto de varias farmacias a nivel nacional, la mayoría ubicadas en Caracas.

Académicos y expertos en materia de salud han aplaudido esta decisión y es que aseguran que esta era una propuesta que se había planteado a la administración de Nicolás Maduro desde hace mucho tiempo.

El médico infectólogo Julio Castro, quien ha estado al frente de la pandemia en el país, ha dicho que la incorporación de estas farmacias al plan de vacunación “genera confianza” en la población.

Aunque advirtió que es una decisión que llega un poco tarde, y recordó que hace meses los habían planteado al Ministerio de Salud.

Para Castro, la inclusión de niños, niñas y adolescentes en el esquema de inmunización contra la covid-19, hace que la necesidad de vacuna aumente en un 30%, esto porque en un inicio esta población no estaba incluida en la meta para alcanzar la inmunidad en rebaño. Pero cómo se descubrió que esta población es un canal fácil de transmisibilidad del virus, en Venezuela y otros países, se ha decidido hacerlos partícipes de la inoculación.

A juicio del infectólogo, si no se vacuna a esta población “no llegaremos a inmunidad de rebaño”, necesaria para evitar que una parte significativa de la población llegue a la fase aguda de la enfermedad producida por el virus del SARS-CoV-2

Vacunómetro: Ritmo de vacunación disminuye y recomiendan descentralizar los centros
El presidente de la Sociedad Venezolana de Pediatría en Aragua, Alejandro Crespo, sostiene que las autoridades de salud deben habilitar puntos de vacunación en la red ambulatoria más cercana a la población que no puede trasladarse a los grandes centros y puntos autorizados recientemente. Se cumplen 600 días de la pandemia en el país y la Alianza Rebelde Investiga (ARI) comenzó a hacerle seguimiento en el pasado mes de febrero al proceso de vacunación, que aún se desarrolla con limitaciones

Alianza Rebelde Investiga

Han transcurrido casi 600 días desde que la administración de Nicolás Maduro confirmó la circulación del coronavirus que causa el COVID-19 y los desafíos para cortar la transmisión del patógeno y proteger a la población con las vacunas disponibles aumentan aún más por la circulación de al menos cinco variantes de virus, entre ellas la delta, uno de los prototipos de preocupación por su alta potencialidad para escapar a la respuesta inmune que ofrecen las dosis disponibles en el país. 

Frente a este panorama, el ritmo de vacunación en los centros y puntos dispuestos por el Ministerio de Salud comenzó a disminuir, a pesar de que en los últimos meses se ha informado sobre la llegada de más dosis al país. A esa conclusión se llega tras la revisión de los datos del #VacunómetroVe, una herramienta periodística que hace monitoreo de la jornada de inmunización oficial realizada por la Alianza Rebelde Investiga, integrada por los medios El Pitazo, TalCual y Runrunes

Los datos, con cifras oficiales conocidas hasta este 2 de noviembre de 2021, señalan que al país han arribado 32.981.896 dosis de vacunas contra el COVID-19. Para la vigésima segunda semana del plan de inmunización del gobierno de Maduro, la aplicación de los productos aumentó apenas 2,95%, lo que reveló, además, una disminución de ritmo de vacunación comparado con lo reportado con el corte del 26 de octubre de 2021, cuando hubo un alza en la colocación de las vacunas de 5,92%. La disminución se registra desde hace dos semanas. 

En la semana número 20 referida al 12 y 19 de octubre, el número de dosis aplicadas había tenido un incremento de 9,62% con respecto al período anterior. 

El pediatra y presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría de Aragua, Alejandro Crespo, precisa que el flujo menor de personas en los centros de vacunación obedece a que ya se registra que al menos 25% de la población ha completado el esquema de inmunización contra el coronavirus. Sin embargo, señala que el grupo que aún no recibe las dosis ha manifestado que tiene dificultades para trasladarse a los grandes centros de vacunación dispuestos por el gobierno, incluso a los puntos colocados en farmacias y universidades. 

“Hemos recomendado varias veces que deben descentralizar los centros de vacunación. En un país como Venezuela, donde aún persisten fallas en el transporte público y no hay gasolina, deben acercarse las vacunas a la gente, especialmente a la red ambulatoria cercana a las casas de las personas que no pueden llegar a alguno de los grandes centros”, señala Crespo. 

 

La descentralización de los centros de salud es una recomendación que se eleva en medio de los retos que implica adecuar la cadena de frío en el país para conservar las vacunas, cuya ampliación gestiona la Unicef con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) con fondos públicos desbloqueados por la Oficina de Control de Bienes de Extrajero (Ofac) de Estados Unidos, a raíz de las sanciones aprobadas contra administración de Maduro. 

Por otra parte, Flor Pujol, bióloga e investigadora del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), agrega que aún en la población persiste la desconfianza en la vacuna contra el COVID-19 porque desestiman que realmente funcione como medida de protección. “Falta una campaña informativa más intensa por parte del gobierno. Desde la academia hemos hecho esfuerzos para informar pero aún observamos que no es suficiente para sembrar confianza”, explica. 

Vacunas seguras

La bióloga celular asegura que las vacunas disponibles son efectivas, incluso a pesar de la amenaza de la variante delta. 

Explica que la eficacia de las vacunas, que se comprueba durante los ensayos clínicos, se reduce con la circulación de la variante delta, lo que implica que la efectividad, que se mide cuando la dosis es aplicada a la población, sea menor. 

Aunque, prosigue Pujol, la mutación del virus baje la efectividad, aún las dosis pueden reducir el riesgo de enfermedad grave y, por consiguiente, la muerte. «Por eso, la OMS (Organización Mundial de la Salud) no ha recomendado todavía desarrollar nuevas vacunas, ni siquiera una dosis contra la delta».

Pujol sugiere que la población cumpla con las medidas de bioseguridad, como el uso del tapabocas, incluso así esté vacunada contra el virus, pues, resalta que las personas pueden contagiarse a pesar de haber recibido las dosis. 

La investigadora del Ivic explica que la comunidad científica en el mundo determinó que la inmunidad desarrollada por el organismo en contra los coronavirus, en general, son de corta duración. Sostiene que lo mismo ha ocurrido con los anticuerpos que confieren las vacunas. 

Por eso, señala que hoy los científicos recomiendan una tercera dosis de la vacuna porque se ha determinado, según estudios, que la respuesta inmune ante el coronavirus que causa el COVID-19 baja a los seis meses. «Una dosis más puede garantizar un nivel de protección más poderoso, especialmente en los adultos mayores y trabajadores de la salud, quienes están más expuestos al contagio», añade. 

En este sentido, Crespo explica que para que se reduzca la posibilidad de contagio, la vacunación debería alcanzar al 75% o 95% de la población, en el mejor de los casos. Si no se llega a estos niveles de cobertura, advierte el pediatra, las posibilidades de nuevos casos con la enfermedad será alta. 

Crespo dice que el país debe cumplir con la denominada «inmunidad de rebaño». «En su momento, se pensó que esta inmunidad se lograría teniendo a 70% de la población vacunada, pero se ha dicho que se necesita ampliar el umbral a 95%. Parece que sí se ha evidenciado una reducción de los contagios en poblaciones vacunadas con dos dosis, pero no en aquellas donde la vacunación no supera 70%. 

Sostiene que para garantizar una disminución de los contagios hace falta lograr la inmunidad de rebaño. “En su momento se pensó que esta inmunidad se lograría al vacunar al 70% de la población, pero, actualmente, hace falta ampliar el umbral a 95%. Sí parece haber una reducción del contagio en poblaciones vacunadas con dos dosis, pero no en aquellas que no superan el 70%. Por eso, hay que mantener las medidas de bioseguridad».

 

Las cifras recogidas revelan que 13.553.482 vacunas han sido aplicadas. Se calculó que 63,42% de los 22 millones de venezolanos, que esperan protegerse con las dosis para alcanzar la inmunidad colectiva o de rebaño, cuentan con al menos la primera de las dos dosis que establece el protocolo de inmunización. 

Sobre la distribución, el #VacunómetroVe resalta que 10.380.387 vacunas de las traídas al país han llegado a los 23 estados y el Distrito Capital. Pero, según el conteo, se han aplicado 13.953.871, tres millones más que el número total de distribuidas. Eso implica que no todas las autoridades de las entidades han comunicado el número de dosis que han recibido. 

Expertos de la Academia Nacional de la Medicina y otros expertos aseguran que Venezuela atraviesa por una tercera ola de contagios por coronavirus por el aumento sostenido de casos confirmados informados por el gobierno de Maduro. La presencia de la variante delta, según los especialistas, ha influido en el incremento.

Desde distintos espacios, médicos y académicos cuestionan una vez más que Nicolás Maduro permita que los venezolanos puedan desplazarse sin ningún tipo de restricción por el país durante los dos últimos meses que le restan al año 2021. 

Pujol, sin embargo, considera que la discusión debe centrarse en reforzar las medidas de prevención. Comenta que si bien permitir la flexibilización por más tiempo es contraproducente por el pico epidémico de coronavirus en el país, considera que se debe analizar hasta qué punto ha sido efectiva la medida adoptada por el gobierno desde julio de 2020.

«Pero, más allá de discutir sobre la medida de flexibilización, hay que insistir en que la población mantenga las medidas de protección, así esté vacunada, y si la persona no lo está, recomendarle que lo haga».

Vacunómetro: Inicia la inmunización de menores de edad con rechazo a candidatos Abdala y Soberana
La vicepresidenta Delcy Rodríguez anunció el pasado 21 de octubre que los niños con edades comprendidas entre 2 y 12 años serán incorporados al Plan Nacional de Vacunación con la candidata a vacuna cubana Soberana, que no está aprobada por la OMS. De acuerdo con datos recopilados por ARI, 61,60% de la población venezolana cuenta con al menos la primera dosis de la vacuna anti-COVID-19

ARI

De acuerdo con las cifras emitidas por los voceros oficiales, hasta el martes 26 de octubre han llegado al país 32.526.896 dosis de vacunas contra la COVID-19. Además, se han aplicado 13.553.482 inmunizaciones, con lo cual se contabiliza que al menos el 61,60% de la población venezolana cuenta con al menos la primera dosis.

Los datos recopilados por el Vacunómetro, herramienta diseñada por la Alianza Rebelde Investiga (ARI), conformada por Runrun.es, TalCual y El Pitazo, revelan que se han distribuido 10.303.349 dosis entre los 23 estados y el Distrito Capital, de las cuales se han aplicado 13.553.482. 

A propósito de la continuidad del Plan Nacional de Vacunación, desde el pasado lunes 25 de octubre, los adolescentes de 12 años en adelante comenzaron a ser inmunizados en Venezuela contra la COVID-19, según el anuncio de Delcy Rodríguez.

“A partir del día de hoy, los mayores de 12 años comienzan la vacunación en Venezuela, en el marco del plan de inmunización para irnos incorporando paulatinamente a la normalidad de nuestro país frente a esta pandemia”, dijo Rodríguez en VTV con motivo del regreso a clases presenciales.

En varias regiones del país se han reportado jornadas de vacunación a liceístas. En el caso del estado Trujillo, el pasado 21 de octubre la Fundación Trujillana de la Salud (Fundasalud) anunció que al día siguiente iniciaba la aplicación de las primeras dosis de vacunas anti-COVID-19 a adolescentes entre 12 y 17 años de edad en la entidad. A los mayores de 12 años les está siendo aplicada la vacuna china de Sinopharm. La jornada se realizó desde las 8:00 am hasta las 12:00 pm en la sede regional del Instituto de Previsión y Asistencia Social del Ministerio de Educación (Ipasme) y en el Área de Salud Integral Comunitaria (Asic) de Trujillo.

De acuerdo con El Pitazo, los adolescentes acudieron a vacunarse con un representante mayor de edad y presentando su cédula de identidad. Para ese momento, Fundasalud Trujillo no había informado cuándo se realizará una próxima jornada de inmunización para este segmento de la población.

También, en el estado Zulia, el 25 de octubre se inició la vacunación a niños mayores de 12 años en las escuelas y municipios de la entidad, comenzando en la Unidad Educativa José Antonio Calcaño del municipio San Francisco, según anunció la autoridad única de salud en Zulia, Omaira Prieto.

“Los niños mayores de 12 años se van a vacunar con la vacuna china de Sinopharm que está aprobada para esta edad”, explicó Prieto en un contacto con el programa del gobernador del estado, Omar a las 7.

A su vez, Guadalupe Sanz, integrante del protocolo de la aplicación de vacunas en el Coliseo El Limón, ubicado en Maracay (estado Aragua), confirmó a la periodista Carmen Pecorelli que los adolescentes estaban siendo inoculados con la vacuna china. 

 

Uno de los países del mundo que están aplicando la vacuna Sinopharm a niños y adolescentes es Argentina, donde el pasado 7 de octubre inició el proceso de vacunación contra la covid-19 a menores de entre 3 y 11 años. Otro es China, que aprobó el uso de emergencia de esta vacuna en menores de entre 3 a 17 años. Emiratos Árabes Unidos también autorizó en agosto inyectar este fármaco en el mismo grupo etario y en El Salvador la vacunación se inició el 22 de septiembre, pero para menores que tienen de 6 a 17 años.

Manuel Enrique Figuera, presidente de la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI), explicó a Runrun.es que las chinas (Sinopharm y Sinovac) son una buena opción para vacunar a menores de edad debido a que están hechas a base de la tecnología de virus inactivados, similar a la de otras vacunas que se usan ampliamente en menores, como las de la poliomielitis o el sarampión.

Sin embargo, y sobre el inicio de la vacunación en adolescentes, algunos entes expresaron su preocupación ante la posibilidad de que los menores sean inmunizados con los productos vacunales cubanos. Representantes del Colegio de Médicos de Carabobo reiteraron que no se deben inyectar las candidatas a vacunas Soberana y Abdala, por tratarse de fármacos que no han sido avalados por la OMS.

“Advertimos que si están vacunando a los niños y adolescentes con algo que no está aprobado por la Organización Mundial de la Salud, no lleve a su hijo a la escuela hasta que se realice una vacunación como debe ser”,  expresó el presidente del Sindicato Venezolano de Maestros en Carabobo (Sinvemaca), Luis Guillermo Padrón.

Soberana para los niños

La vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, especificó  el pasado 21 de octubre que los niños con edades comprendidas entre 2 y 12 años serán incorporados al Plan Nacional de Vacunación con la candidata a vacuna cubana Soberana.

Tras reunirse con el viceprimer ministro de Cuba, Ricardo Cabrisas, Rodríguez expresó: “Este año llegarán 12 millones de vacunas a Venezuela y nosotros vamos también a vacunar con la vacuna Soberana a los niños mayores de 2 años a 12 años».

Rodríguez agregó que en el país se producirá la candidata a vacuna Abdala, también cubana, sin indicar la fecha en que iniciará este proceso. Al igual que la vacuna Soberana, la Abdala no está aprobada por la OMS.

Tras este anuncio, la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría (SVPP) reiteró su posición en cuanto a la candidata a vacuna Soberana, señalando que “no se pueden administrar medicamentos o productos biológicos del que no se tenga formulación avalada por publicaciones científicas reconocidas o por instituciones dedicadas para tal fin”.

En ese sentido, recordaron que las candidatas a vacunas Abdala y Soberana no cuentan con el aval necesario para su uso en la población, así como tampoco se ha probado su efectividad y seguridad en la población infantil.

Para finalizar el comunicado, el SVPP urgió a iniciar un plan de vacunación para niños, niñas y adolescentes, con vacunas aprobadas por instituciones científicas internacionales.

 

Vacunación en cifras

Hasta el 26 de octubre, según los datos recopilados por ARI, en el país se han aplicado 31,54% más de las dosis distribuidas en los estados, es decir, los voceros regionales no han reportado todas las vacunas que han recibido, esto sigue reflejando opacidad de la información sobre  cómo se desarrolla el Plan Nacional de Vacunación.

En la vigésima primera semana de vacunación aumentó 5,92% en las vacunas aplicadas hasta el 26 de octubre. Sin embargo, disminuyó el ritmo del operativo con respecto a la semana anterior, cuando hubo un alza de 9,62%.

El Vacunómetro número 21 destaca que los voceros oficiales de 17 estados del país han reportado la aplicación de segundas dosis, mientras que en Aragua, Bolívar, Carabobo, Distrito Capital, Guárico, Sucre y Trujillo no han informado sobre la aplicación de dosis de la vacuna contra la COVID-19.

Por otra parte, en los estados Barinas, Mérida, Nueva Esparta, Vargas y Zulia no se reportó la recepción de nuevos lotes de vacunas en la semana del 19 al 26 de octubre.