Rusia 2018 archivos - Runrun

Rusia 2018

Argentina: de una situación crítica a un proceso de renovación

La selección argentina llega a Brasil en el proceso de un cambio generacional 

Por Luis Cotté

@LaPizarraDelDT_

TRAS EL MUNDIAL DE 2014, en donde cayó en la final contra Alemania, la selección argentina de fútbol ha ido de tropiezo en tropiezo. 2015 y 2016 cayendo en el partido decisivo de la Copa América ante el mismo rival: Chile. Ambos partidos por la vía de los penales.

Luego de superar semejantes caídas, vino Jorge Sampaoli para dirigir Rusia 2018. Ahí, supuso el punto de quiebre máximo entre jugadores y cuerpo técnico. Con manejos confusos puertas adentro, Argentina se despidió del Mundial en octavos de final perdiendo 4-3 ante la después campeona, Francia.

Desde el 2014 al 2019 pasaron hasta cinco técnicos y varios de ellos con ideas distintas: Sabella, “Tata” Martino, Bauza, Sampaoli y por último, quien dirige hoy, Lionel Scaloni. Todos y cada uno con valores distintos a la hora de relacionarse y desde lo futbolístico. El número de futbolistas que pasaron por el combinado en esos cinco años persiguiendo un funcionamiento aceptable fue alto. A pesar de esto, el equilibrio albiceleste nunca llegó.

Inclusive, Lionel Messi, después de Rusia 2018, decidió tomarse un respiro. Duró seis partidos sin estar presente en el combinado. La selección sin el “crack” cosechó cuatro victorias, un empate y una derrota anotando 11 goles y recibiendo solo uno. Lio se reincorporó a la selección para los amistosos de marzo (ocho meses después) ante Venezuela (derrota 1-3) y vs Marruecos (victoria 1-0).

En ese proceso sin el “10”, Lionel Scaloni, fue ratificado como DT y empezó la etapa de transición. Quedaron afuera Mascherano, Higuain, Banega, Enzo Pérez, Mercado y Rojo, por nombrar a los de mayor peso.

Sin ellos, el mundo de la selección Argentina se vio con una mejor aura: juventud, tranquilidad y alejada del estrés que traía consigo la anterior generación debido a los resultados adversos.

Comparado con la convocatoria de 23 para Rusia 2018, los cambios son bastantes.

Para la Copa América ingresaron Marchesín y Andrada en el arco. Con respecto a la defensa, hay cinco nombres nuevos que son Foyth, Casco, Pezella, Zaravia y Funes Mori. En el medio campo de nueve que fueron al Mundial, solo repiten Di María y Lo Celso. Los nuevos son Paredes, Pereyra, De Paul y Guido Rodríguez. La delantera es la que menos modificaciones sufrió: ingresaron solo Lautaro Martínez y Matías Suárez.

Argentina arranca una nueva etapa. Sin ser candidata, pero sabiendo el rol protagónico que debe cumplir. Messi junto al grupo, buscará borrar los fantasmas que lo persiguen con la selección.

Francia: campeona del mundo por segunda vez al vencer a Croacia

Francia conquistó su segunda Copa del Mundo al vencer el domingo 4-2 a Croacia en una final exuberante en goles, la aplicación del videoarbitraje y una invasión de cancha.

Más efectiva al acechar en el ataque que con abundancia de juego vistoso, los goles de Kylian Mbappé, Paul Pogba, Antoine Griezmann y el tanto en propia puerta de Mario Mandzukic sellaron el triunfo de Les Bleus en Moscú.

Francia se proclamó campeona por segunda ocasión tras hacerlo como anfitriona hace 20 años, cuando venció a Brasil con una gran actuación de Zinedine Zidane.

El capitán de aquella selección fue Didier Deschamps, el actual entrenador. Deschamps logró convertirse en el tercer hombre en ganar la copa como jugador y técnico, emulando al brasileño Mario Zagallo y al alemán Franz Beckenbauer.

Mandzukic e Ivan Perisic fueron los autores de los goles de Croacia, la nación más pequeña en población en disputar la final de un Mundial desde la consagración de Uruguay en Brasil 1950.

En su primera final en la máxima cita del fútbol, los croatas ejercieron un claro dominio ante un adversario que fue más calculador y prefirió esperar.

Francia se adelantó con el autogol de Mandzukic a los 18 tras desviar a su propia puerta un tiro libre cobrado por Griezmann, pero Perisic lo empató diez minutos después con un zurdazo.

A los 38, Griezmann restableció la ventaja francesa con un penal que fue señalado tras el primer uso del VAR en una final mundialista.

Luego que el arquero francés Hugo Lloris salvó a su equipo al manotear afuera un disparo de Ante Rebic tras el regreso del descanso, Les Bleus dieron los zarpazos finales mediantes las brillantes definiciones de Pogba y Mbappé, su ascendente estrella juvenil de 19 años, a los 59 y 65.

Poco antes, a los 52, cuatro personas irrumpieron en la cancha del estadio Luzhniki e interrumpieron la final. Pussy Riot, el grupo de activistas y música punk de Rusia, Pussy Riot, se atribuyó la responsabilidad por el incidente. Las cuatro personas ingresaron a la cancha de manera simultánea, ataviadas con lo que parecían uniformes policiales antiguos, y fueron derribadas por personal de seguridad.

Croacia encontró el descuento a los 69 mediante un garrafal error de Lloris en un intento de despeje y Mandzukic capitalizó.

Francia supo regular el resto del trámite para coronarse tras el sinsabor de perder la final de 2006 ante Italia, definida por penales y recordada más por la expulsión de Zidane tras darle un cabezazo a Marco Materazzi.

Ordenada, pragmática y, sobre todo, depredadora, Francia fue justa campeona con una talentosa generación de futbolistas — un plantel tasado sobre los 1.000 millones de dólares.

Croacia venía de remontar en sus tres partidos de la fase de eliminación directa, jugando alargues en todos e imponiéndose por penales en los primeros dos. Pero toda la calidad creativa de Modric y Rakitic pudo con la potencia francesa.

Fue el resultado previsible e inevitable para un Mundial que sin embargo se había caracterizado todo el último mes por los inesperados fiascos de las grandes potencias como Alemania, Argentina y España.

Mundial 2018: Francia y Croacia, sin cambios para la final

Francia y Croacia no hicieron cambios en sus alineaciones el domingo para la final de la Copa Mundial en el estadio Luzhniki.

Tanto franceses como croatas mantuvieron el esquema 4-2-3-1 que emplearon durante sus victorias en las semifinales.

Alineaciones:

Francia: Hugo Lloris; Benjamin Pavard, Raphael Varane, Samuel Umtiti, Lucas Hernández; Ngolo Kanté, Paul Pogba; Kylien Mbappé, Antoine Griezmann, Samuel Matuidi; Hugo Giroud.

Croacia: Danijel Subasic, Sime Vrsaljko, Ivan Strinic, Dejan Lovren, Domagoj Vida; Ivan Rakitic, Luka Modric; Marcelo Brozovic, Ivan Perisic, Mario Mandzukic; Ante Rebic.

El árbitro es el argentino Néstor Pitana.

En la tercera final de su historia, Francia busca conquistar el título por segunda vez, tras ganarlo como local en 1998. Croacia disputa su primera final.

Bélgica consigue el tercer lugar tras vencer 2-0 a Inglaterra

Thomas Meunier anota el prmer gol de Bélgica albatir al arquero de Inglaterra Jordan Pickford durante el partido por el tercer lugar del Mundial en San Petersburgo, Rusia, el sábado 14 de julio de 2018. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

 

SAN PETERSBURGO, Rusia (AP) — Bélgica coronó su mejor resultado en una Copa del Mundo al vencer el sábado 2-0 a Inglaterra en el partido por el tercer lugar, el duelo de consolación que nadie desea disputar.

Thomas Meunier y Eden Hazard fueron los autores de los goles de Bélgica, que perdió ante Francia en una semifinal que disputaron el martes.

Meunier abrió el marcador a los cuatro minutos tras capitalizar un centro de Nacer Chadli, batiendo al arquero inglés Jordan Pickford. En una jugada de contragolpe, Hazard sentenció a los 82 tras un pase de Kevin de Bruyne.

Toby Alderweireld desbarató la mejor ocasión de Inglaterra en el partido, al deslizarse en la raya para despejar un remate de Eric Dier en el segundo tiempo.

Se trata del mejor resultado de los belgas en un Mundial desde su cuarto puesto en México 1986.

Inglaterra, que perdió ante Croacia en su semifinal, igualó su mejor resultado mundialista — el cuarto lugar en 1990 — desde que conquistó el torneo por única ocasión en 1966.

Fue la segunda victoria de Bélgica sobre Inglaterra en el certamen tras imponerse 1-0 en el cierre de la fase de grupos.

Francia y Croacia se medirán en la final el domingo en el estadio Luzhniki de Moscú.

Francia y Croacia jugarán todo por la copa este domingo #Rusia2018

 

Por Jesus Zambrano

La Pizarra del DT

@LaPizarradlDT_

 

Por poco más de un mes el mundo deportivo se paralizó para vivir la fiebre del Mundial, donde 32 selecciones lograron viajar luego de haber sorteado un largo proceso eliminatorio en cada una de sus confederaciones.

Muchas selecciones llegaron y solo quedan dos: Francia y Croacia, combinados que batallaron cada una de sus series para llegar a donde están, empleando diversos sistemas y estilos de juego para alcanzar la primera meta, jugar los siete partidos y en la final. Este encuentro se efectuará en Moscú, el próximo domingo 15 de julio en el estadio Olímpico de Luzhnikí.

La ceremonia de apertura de este magno evento se desarrolló ante un sinfín de críticas, para muchos se esperaba algo más llamativo que demostrara la cultura y esencia del país anfitrión, por ello, se espera una ceremonia de clausura mucho mejor, donde se presentarán los autores de la canción del Mundial Rusia 2018 llamada ‘’Live it Up’, cantada por Nicky Jam, Will Smith y Era Istrefi.

La mezcla de culturas, la unión y la tolerancia han permitido que este certamen se realice hasta los momentos sin problemas, a excepción de algunos eventos puntuales, resaltando aquellas cosas que genera esta competición, demostrando que el lenguaje del futbol es uno solo.

El compromiso crece en espectáculo cada momento, figuras como Griezmann y Mbappé por Francia y Hazard y Lukaku por Bélgica reúnen los focos del mundo del deporte. Ambas selecciones llegan invictas a la final. En fase de grupos no se vieron forzadas por sus contrincantes, en el caso de Croacia sorprendió a propios y extraños el excelente planteamiento y ejecución del partido frente a Argentina, imponiéndose por mucha diferencia ante una albiceleste plagada de confusiones y desunión.

Fueron avanzando fase a fase, en octavos de final, Francia eliminó a la Argentina de Leo Messi por marcador de 4-3, por su parte, Croacia venció en penales a Dinamarca. En cuartos de final los galos se toparon con una de las selecciones más sólidas hasta ese momento en la Copa del Mundo, Uruguay, quién se vio opacada por el planteamiento del estratega Didier Deschamps, en cambio Croacia se dio cita frente a la anfitriona del torneo: Rusia, derrotándola nuevamente en la tanda de penales.

Así se fueron abriendo camino entre las grandes selecciones de la competición hasta llegar las semifinales, donde les tocaron partidos de mayor envergadura: Bélgica e Inglaterra respectivamente, superándolos con lo necesario para estar en la gran final.

El camino de cada selección es muy particular, a los croatas se les apremia su orgullo, personalidad y actitud en el terreno de juego, nunca se dieron por vencidos ni mostraron rasgos de cansancio luego de haber jugado 90 minutos más que sus contrarios por la sumatoria de los tiempos extras. A su vez, Francia con un estilo de juego propio, con orden y verticalidad, ha logrado sobreponerse a sus rivales, ejecutando de manera perfecta el plan de juego y aprovechando jugadores veloces como Mbappé y Griezmann que no solo circulan por el centro del terreno.

El mano a mano entre sus seleccionados: Zlatko Dalić, entrenador de Croacia ha sido aplaudido por su liderazgo y su poca complacencia a la hora de tomar duras decisiones, ejemplo de ello la enviada a casa del jugador Nikola Kalinic cuando se negó a entrar en los minutos finales del compromiso frente a Nigeria. Por Francia, un icono del futbol de su país, Didier Deschamps, campeón como jugador en la Copa del Mundo del año 1998 que busca una hazaña, consagrarse campeón como jugador y entrenador en la selección natal.

La historia entre ambas selecciones se inclina favorablemente hacia Francia, quién ha ganado 3 y empatado 2 partidos de sus últimas 5 confrontaciones desde 1998, datos históricos que no acomplejan a la selección de Croacia pues cada uno de sus partidos los han afrontado con alma, vida y corazón.

 

Jul 12, 2018 | Actualizado hace 2 años
¿Por qué tantos goles de táctica fija?

 

@SanchoDiegoo

@LaPizarraDelDT_

En nuestros países hay varias maneras de nombrar las acciones de táctica fija: pelota parada, detenidas, acciones a balón parado (ABP). El último es el nombre por el cual los entrenadores suelen llamarla. Y de aprovecharlas. Hay quienes ponen a su equipo a practicar hasta los saques de banda, tanto ofensiva como defensivamente. Defensivamente suponen una oportunidad de arrinconar al rival para presionarlo y recuperar rápido.

A nivel de selecciones, es primordial el trabajo de estas acciones. Concretamente de tiros libres y de esquina. Primeramente porque suponen una oportunidad de reiniciar el juego con peligro hacia el arco rival. Segundo, porque son fáciles tanto de aprender por parte de los ejecutantes como de diseñar por parte de los entrenadores. Toma menos tiempo preparar media docena de acciones específicas que ir dosificando un modelo de juego.

Tanto para defenderlas como para llevarlas a cabo, los entrenadores necesitan primeramente conocer las alturas de sus jugadores. Normalmente, el más alto va a marcar al más alto de los rivales. Luego se dibujan los desplazamientos individuales de cada jugador. Para el futbolista resulta sencillo: solo tiene que saber cuál será su recorrido. Todos saben quién va a dar el cabezazo. Sobre todo el compañero que va a hacerle el arrastre de marca.

Hay un paradigma que hace que sea tan efectivo usarlas: la pausa que antecede a su ejecución. Normalmente, en el modelo de juego se practican automatismos que no suelen salir como el entrenador desea porque el rival marca muy bien, por impericia técnica propia o porque en medio de la jugada hubo un rebote que entorpece la acción. Que los ejecutantes sepan dónde va a iniciar y terminar es un plus que el mismo juego no siempre ofrece.

En esta Copa del Mundo, Uruguay e Inglaterra han sido los equipos más beneficiarios de las ABP. El caso charrúa es contundente: los cinco goles que hicieron en la fase de grupos llegaron por esa vía. Sí, el remate de Diego Laxalt en el 0-2 a Rusia, tiene su mérito en usar un jugador esperando la segunda jugada. Por lo general, se estila que un jugador no muy dotado de estatura, pero sí de buen remate, custodie la zona de rebotes.

El caso inglés es curioso, porque dentro de su cuerpo técnico hay un entrenador especialista en el armado de las ABP. También hay equipos que tienen automatismos para contragolpear los rebotes de las ABP que defienden. Normalmente, a un córner suben cinco efectivos (la pareja centrales casi siempre incluida), un cobrador y uno que sobra para el rebote. De modo que hay siete rivales en propia cancha; una ocasión ideal para tomarlos desprevenidos en el fondo.

Lo que no se puede pretender es que un modelo de juego sea sostenible a partir de estas acciones. En ese sentido, Uruguay e Inglaterra poseen otros recursos para anotar, como han hecho gala en Rusia. Quienes apenas hacen daño a través de las ABP no pelean títulos. Un ejemplo son los equipos de Tony Pulis, reconocido como salvador de varios comprometidos con el descenso en la Premier League inglesa. Los sacaba de la zona roja, pero nunca estuvo cerca de la parte alta de la tabla.

Jul 12, 2018 | Actualizado hace 2 años
Semifinales con sabor a final #Rusia2018

Víctor Grao 

@LaPizarradlDT_

Las semifinales de las Copas del Mundo reúnen a las mejores cuatro selecciones de todo el planeta, pueden ser o no las de mayor juego vistoso, ofensivo y de buen pie que gusta a la pupila del aficionado, pero las diferencias entre unas y otras se han acortado y esto fue reflejado en esta ronda donde dos partidazos terminaron con marcador muy cerrado decidiendo los finalistas, Francia y Croacia.

El ambiente para la primera semifinal no era acorde para la instancia que se disputaba, algunas sillas vacías acompañaban el inicio del compromiso en el Zenit Arena de San Petesburgo, el colorido mayormente era de rojo y negro de los hinchas belgas, completados con el azul de los franceses y demás colores de aficionados de todo el mundo que aún no abandonan la cita mundialista.

Se enfrentaban dos selecciones con un potencial inmenso, Mbappé, Kanté y Griezmann por Francia frente a la poderosa Bélgica de Hazard, De Bruyne y Lukaku. El pasado aparentaba un juego con bastantes goles, hace 3 años atrás se habían enfrentado, imponiéndose Bélgica 4-3. Al comenzar el planteamiento de ‘Le Blues’ era inteligente, dejaba jugar a su contrario, encontrándose en muchas ocasiones ahogados por la buena generación de juego ofensivo de los belgas, que, con su conducción de juego más la verticalidad y la irreverencia pertinente en cada caso, intentaba irse arriba en el marcador. Por su parte, Francia esperaba en propio campo, apelando a la velocidad en contra ataque de Mbappé y compañía. Así transcurrió el primer tiempo y parte de la segunda mitad, siendo parte fundamental de la clasificación para Francia el guardameta Hugo Lloris, quién atajó en par oportunidades remates con intención de gol de los franceses.

La segunda mitad comenzaba y tan solo seis minutos avanzaron para conocer el primer y único gol del partido, su autor fue Samuel Umtiti, defensor que conectaría de manera perfecta centro desde el tiro de esquina de Antoine Griezmann. Con más razón Francia aguantaba en terreno propio, protegiendo la ventaja que le daba su clasificación a disputar la gran final. Lukaku fue bloqueado por el estratega rival, por ende su compañero de equipo Hazard tomaba la batuta y buscaba de cualquier manera el empate. Ante la incansable búsqueda no le alcanzaría a los dirigidos por Roberto Martínez, siendo eliminados pero dando buena actuación como lo acostumbrado a lo largo de la Copa del Mundo donde dejaría eliminada a una fantástica selección como Brasil.

Por el otro lado de la llave de semifinal, Inglaterra y Croacia se veían mano a mano en el estadio Luzhinski en Moscú, buscando conocer el rival de Francia. De entrada era un juego prometedor, con un ambiente más parejo que entre belgas y franceses, con un panorama ligeramente balanceado hacia Inglaterra por la calidad individual y por el colectivo demostrado en la Copa. Sin embargo, los croatas nos habían demostrado la gallardía y el valor en las fases de eliminación directa, pues la Croacia que enfrentó a Argentina no había retornado.

Si nos basábamos en los últimos dos compromisos este sería un partido de trámite para Inglaterra, dos absurdas goleadas de 5-1 y 1-4 a favor de los ingleses se habían ejecutado en el año 2009 y 2008 respectivamente.

El primer tiempo sería totalmente inglés, desde el golazo de tiro libre de Trippier a los 5 minutos del partido hasta jugadas para sentenciar de Kane y compañía. Croacia no se encontraba, no descifraba la manera de zafarse de la ofensiva de Inglaterra e irse al ataque en busca del empate. Fue una primera mitad para el olvido, que sirvió para reflexionar y plantear distintamente los segundos 45 minutos. La segunda mitad iniciaba y con ella el orgullo de cada jugador croata, la personalidad y el liderazgo salieron a relucir, realizando jugadas con aviso de peligro en la portería de Jordan Pickford desde el pitazo de reanudación. En varias ocasiones intervino manteniendo la ventaja pero no sería sino hasta el minuto 68 cuando Perisic se adelantaba a un centro desde el costado derecho para rematar y colocar tablas en el marcador. Culminaba el tiempo reglamentario y se iba al alargue. Croacia mantenía su sueño intacto y se notaba más sólida y madura para afrontar esta parte final. Manzukic al minuto 109 colocaría punto final al partido al anotar de manera categórica luego de un despiste de la zona defensiva inglesa para así sellar la clasificación a la final del Torneo.

De esta manera Francia y Croacia chocaran este domingo 15 de julio en el estadio Olímpico de Luzhinski de Moscú para definir el campeón de la Copa del Mundo Rusia 2018.

Croacia tumba a Inglaterra en otro alargue y jugará la final #Rusia2018

 

Croacia no se cansa.

Victoriosos por tercer partido consecutivo tras un alargue, los croatas avanzaron el miércoles a su primera final de una Copa del Mundo tras desbaratar los sueños de grandeza de Inglaterra con una victoria por 2-1.

El gol de Mario Mandzukic a los 109 minutos sentenció el triunfo de Croacia en el estadio Luzhniki de Moscú, donde tendrá que volver en cuatro días para toparse con Francia en la final.

Les Bleus fueron verdugos de los croatas en la vez anterior que el conjunto balcánico había llegado a las semifinales, en la edición de 1998. Francia, que un día antes dejó fuera a Bélgica, ganó 2-1 esa semifinal rumbo a la conquista de su primera y única corona.

Descafeinada en el primer tiempo, todo hizo indicar que Croacia volvería a capitular en la penúltima instancia y más cuando un gol de tiro libre de Kieran Trippier puso en ventaja a los ingleses a los cinco minutos.

Pero el equipo de Gareth Southgate no supo aprovechar el control que tuvo en el partido y no dio el golpe para liquidar.

Al compás del infatigable Luka Modric, Croacia reaccionó en la segunda mitad y logró nivelar el marcador mediante una volea de Ivan Perisic a los 68.

De un centro al corazón del área de Sime Vrsaljko desde la derecha, Perisic se anticipó a Kyle Walker, muy torpe para buscar el despeje. A partir de ahí, las pulsaciones del duelo cambiaron radicalmente. Croacia era la que mandaba ante un adversario que bajó la guardia.

El gol decisivo cayó en una jugada inofensiva, en la que los centrales ingleses John Stones y Harry Maguire se durmieron ante el asedio de Mandzukic, quien fusiló al arquero Jordan Pickford para meter el latigazo.

Después de 360 minutos de juego, incluidos dos cotejos ganados en los penales, Croacia cantó victoria otra vez. Y está en la final.