La Pizarra del DT, autor en Runrun

La Pizarra del DT

La Vinotinto se aleja de Qatar 2022
A mitad de camino de las eliminatorias sudamericanas al Mundial Catar 2022, la Vinotinto no ha salido bien parada de sus encuentros con Argentina, Perú y Paraguay

Maurizio Damiano (@M_Damiano01)

Leo González tenía una tarea bastante complicada: tomar las riendas de una selección con poco tiempo de trabajo. Sería difícil en un plano ficticio y lo terminaría siendo en la realidad. Y no solo porque los resultados no acompañarían, sino por situaciones en las que los jugadores se verían superados desde lo mental, llegando a finalizar en dos (2) compromisos de los tres (3) juegos de la Vinotinto en esta fecha eliminatoria con diez (10) jugadores en el terreno de juego. Un detalle que influiría a nivel de juego y a nivel psicológico.

El técnico interino dejó atrás el 5-3-2 que adoptó José Peseiro en la Copa América 2021 y ajustó el sistema a sus dibujos de confianza: el 4-4-2 y el 4-2-3-1. Ahora bien, la idea de Leo González cuando enfrentó a sus rivales en “igualdad” de condiciones (es decir, sin un futbolista menos) reflejó una importancia en las presiones altas y vigilancias en la salida de su oponente.

La pareja de delanteros contra Argentina (Josef Martínez-Eric Ramírez) estuvo atenta para tapar la primera línea de construcción rival, involucrando a los hombres de afuera, como Soteldo y Savarino, los cuales cerraban su posición para obstruir el juego interno. Es decir, la intención sería llevar el juego contrario hacia afuera para limitarles el radio de acción. Esto mismo se vio reflejado frente a Perú, pero se le agregó el matiz de un Tomás Rincón más adelantado y con mayor recorrido para desplegarse.

El factor de la presión fue fundamental ante Paraguay, porque la ejecución fue bastante descoordinada, dejando espacios a los laterales de los volantes centrales de Venezuela y generando sobre todo una distancia entre la línea defensiva y la del medio. Mientras que el conjunto de Berizzo logró incomodar la posesión de la Vinotinto desde su primera línea de construcción y por momentos sufrieron al crear circuitos de pase, tanto por falta de futbolistas al gestionar posesiones desde su propio campo como también por el trabajo de los paraguayos.

Precisamente por eso, Soteldo tuvo que descender en constantes ocasiones para conseguir que el balón progresara en el terreno de juego, quedando –en muchísimos instantes– muy lejos de la portería adversaria; aunado al trabajo de Ferraresi para romper líneas con sus conducciones o mediante el pase.

En la fase ofensiva de los tres partidos se observaron ciertos detalles en Venezuela, que ofrecían una continuación a lo trabajado con Peseiro, sobre todo ese cambio de orientación de Tomás Rincón o de Junior Moreno hacia los costados, en donde pudo activar en varias ocasiones a los extremos o a los laterales en amplitud para encarar en el 1 vs 1.

Leo González intentó armar un sistema y una estructura que contara con un futbolista fijo en entre líneas (el cual podía ser el acompañante del delantero o Soteldo, quien tuvo muchísimas responsabilidades tanto por dentro como por fuera de ser el nexo de Venezuela), que ofrecía apoyos en la base para dar esa ayuda necesaria para progresar en el campo y conectar con los otros tres de arriba (el delantero y los volantes de afuera o el acompañante del “9”), ya que por momentos les costaba romper líneas de pase.

Eric Ramírez, en los minutos que estuvo en el campo contra Argentina y durante el encuentro ante Perú, demostró ser una pieza interesante en el juego directo debido a su compostura para combatir cuerpo a cuerpo y también para batallar balones al espacio; además, ofreció apoyos constantes para darle continuidad a la circulación o girar la posesión hacia el otro costado.

La intervención de Leo González en los partidos en los que Venezuela terminó con diez (10) jugadores, a causa de las expulsiones de Adrián Martínez y Tomás Rincón, fue distinta, ya que ante Argentina recurrió a una línea de cinco (5) para incomodar a la selección de Scaloni en ataque posicional, recuperar y salir en transiciones rápidas (el plan no funcionó a la perfección); mientras que contra Perú, la intención fue mantener al delantero (Eric Ramírez) para combatir balones en el juego directo, pero sin cambiar al sistema de cinco (5) defensores.

Venezuela hoy más que nunca ve lejos la posibilidad de llegar al Mundial de Catar 2022, sobre todo porque en el plano mental se está viendo superada, evidenciándose en todos los encuentros de esta triple fecha. Aun así, se pudiese destacar el rol de líder de Soteldo –en cuanto al juego se refiere–, la posibilidad de contar con un zurdo natural en el lateral izquierdo como Óscar González, el asentamiento de Nahuel Ferraresi y la irrupción de jugadores como Eduard Bello y Eric Ramírez.

La Vinotinto culmina triple fecha de eliminatorias a Qatar 2022 sin obtener puntos
La selección cayó ante Paraguay 2-1 de visita y apenas suma 4 unidades en la tabla 

Javier Semeler @javiersemeler00

Leonardo González asumió la dirección técnica de Venezuela de manera interina hace un par de semanas para intentar solventar la situación tras la renuncia de José Peseiro. Dos entrenadores con ideas distintas que le dieron enfoques diferentes a sus planteamientos en sus partidos.

Este jueves 9 de septiembre, a González le tocó asumir su tercera derrota consecutiva, esta vez frente a Paraguay 2-1 como visitante en el marco de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Qatar 2022. Antes, cayeron como local frente a Argentina y ante los peruanos en Lima. 

La Vinotinto pasó de jugar con línea de cinco en el fondo y con un bloque defensivo bajo a disputar los encuentros con un 4-4-2 y una línea defensiva un poco más adelantada, algo que caracteriza a González. El equipo sufrió ciertas descoordinaciones entre líneas y se evidenciaron muchos espacios a espaldas de los volantes durante los tres partidos. 

Venezuela intentó ser un equipo ofensivo jugando con 4 futbolistas en ataque, y con la premisa de arriesgar como bandera. 

No se cumplieron los objetivos

Las transiciones defensivas costaban porque los volantes por las bandas no retrocedían a tiempo, los equipos rivales encontraban fácilmente jugadores entre líneas para progresar en el campo, y los circuitos de juego de Venezuela brillaron por su ausencia.

En este último aspecto, Venezuela quedó expuesta en fase de salida, en donde el equipo sufrió pérdidas que le costaron goles y en donde un problema de desconcentración por parte de los jugadores no permitiría que su juego fluyera. 

Otro de los problemas que se evidenció durante estos tres partidos fue la poca capacidad para cambiar el planteamiento por parte del entrenador. González disputó todos los encuentros con el mismo plan, esquema e intención, algo que perjudicó a Venezuela ya que desde el primer momento tuvo fallas que no fueron solventadas con el pasar de los días. 

La clasificación al Mundial de Qatar 2022 se ve muy lejana y Venezuela debe enfocarse en conseguir un entrenador, el cual tenga ideas modernas y vayan acorde a la planificación por parte de la Federación. Recuperar el espíritu competitivo y tomar cartas en el aspecto psicológico son tareas pendientes.

Argentina-Brasil: el partido que nunca fue

Luciano Castañares 

El pasado domingo 5 de septiembre, los fanáticos fueron testigos de un hecho lamentable para el fútbol, no sólo en Sudamérica, sino a nivel mundial. Lo que tenía que ser un espectáculo, terminó siendo un «papelón», del cual se está buscando un culpable, o quizás, varios.

Para entender en detalle de que se trata toda esta historia, resulta más sencillo ordenar los hechos de manera cronológica

Semanas atrás, desde la Premier League o Liga Inglesa, comunicaron de manera oficial que la propia liga no autorizaba a los futbolistas a competir con sus selecciones en Sudamérica, en el marco de una triple fecha de las Eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar 2022. 

Algunos seleccionados no forzaron esta situación, e incluso, los propios futbolistas que se veían envueltos en este inconveniente no representaron a su país con la camiseta nacional.

Las excepciones a este impedimento fueron cuatro futbolistas argentinos: Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía, quienes, pese a esta advertencia por parte de sus clubes, tomaron un vuelo rumbo a Sudamérica, precisamente hacia Caracas, Venezuela, para disputar el primer cotejo de los tres que habían por delante. 

Hasta allí, ningún problema y todo en regla. Pero hubo un viaje, pospartido con la Vinotinto, que empezó a complicar la estadía de estos futbolistas en territorio sudamericano. 

Entraron a Brasil sin problema

El viernes 3 de septiembre, a horas de la mañana, la delegación argentina de fútbol aterrizó en el Aeropuerto Guarulhos, de la ciudad de San Pablo, Brasil. En los controles de migraciones no se detectó ningún contratiempo, por eso todo el equipo de trabajo argentino se trasladó hacia el hotel donde realizaría la estadía hasta el compromiso del domingo ante la selección «Carioca».

El sábado, previo a la jornada del compromiso, hubo algunas disconformidades por parte de ANVISA (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria) por el ingreso al país de los futbolistas argentinos que militan en Inglaterra con sus respectivos clubes.

Este disgusto se debe a que Gran Bretaña es una de las regiones señaladas por el estado brasileño como peligrosa en el marco de la pandemia de COVID-19.

 Por esa consideración, cada viajero que llegue desde ese destino, deberá realizar un aislamiento de 14 días, tal y como lo marca el decreto que dio a luz a mediados de junio. ¿Lo extraño de este punto? La norma rige para cualquier ciudadano, a excepción de los que tengan nacionalidad brasileña.

En la jornada de sábado existió una reunión en el hotel donde se alojaba la delegación argentina, y allí estuvieron presentes miembros de Anvisa, AFA (Asociación del Fútbol Argentino) y CONMEBOL.

En ese encuentro, se llegó al acuerdo de que los cuatro jugadores involucrados, por ser provenientes de Inglaterra y no hacer la debida cuarentena, podrían jugar el compromiso al día siguiente ante Brasil en el Estadio Neo Corinthians. De todos modos, la novela continuó al día siguiente.

Si bien la competencia de las eliminatorias es regulada por el ente mundial del fútbol (FIFA), el organismo que regula el fútbol en Sudamérica también dice presente en esta competencia, y en ese sentido, la propia Conmebol dio el visto bueno para que el partido se llevara a cabo. ¿En que se basó?

Hace meses atrás, Conmebol tuvo charlas con las diferentes confederaciones de fútbol sudamericanas y llegaron al acuerdo de que competencias tales como Copa Libertadores, Copa Sudamericana, Copa América y Eliminatorias se iban a poder desarrollar con una excepcionalidad a las leyes impuestas por los países.

Esa excepción se pudo concretar gracias a la puesta en marcha del «corredor sanitario», donde cada delegación debe respetar ciertos protocolos para no estar en contacto con agentes externos de la propia «burbuja» en las cuales estaban inmersos.

Conmebol dejó sujeta esta pauta a todos los países, a nivel selecciones y clubes, y en caso de que alguna selección o club no pueda acceder a esta excepción por problemas de fuerza mayor de su propio Estado, deberá buscar una nueva sede donde pueda jugar como local.

El domingo 5 de septiembre tenía lugar el clásico sudamericano entre Brasil y Argentina, pero el partido tan solo duró cinco minutos.

Funcionarios de Anvisa y de la Policía Federal ingresaron al campo de juego para interrumpir el compromiso y exigir la inmediata salida del país de los cuatro futbolistas argentinos que «supuestamente» infringían las leyes estipuladas por el Gobierno Nacional.

Ante esta escena, el árbitro venezolano Jair Valenzuela tomó la decisión de suspender el partido.

Ambas selecciones quedaron envueltas en una situación bochornosa, pero claramente la CBF (Confederación Brasilera de Futbol) es la que a priori se ve en desventaja en cuanto a una posible sanción.

¿El motivo? El incumplimiento del acuerdo firmado hace más de un año, el cual habla de estar exentos de las normas sanitarias de cada país. Con las denominadas «burbujas» y bajo presentación oficial de testeos, se puede viajar y competir, y en este caso, las autoridades brasileñas lo impidieron.

¿Culpables? Es difícil encontrar a un culpable o culpables. La CBF debió  haber tomado cartas en el asunto con anterioridad, el ente tenia la potestad de garantizar que el compromiso se hubiese podido disputar sin ningún tipo de inconvenientes.

Todo queda en manos e FIFA. ¿Se vuelve a jugar? ¿Se le da el partido por ganado a Argentina? No queda más que esperar a que Conmebol emita un siguiente comunicado

Venezuela volvió a caer de visitante y complica su clasificación a Qatar 2022
La Vinotinto, que  ocupa el último lugar en la tabla, enfrentará a la selección de Paraguay en condición de visitante el próximo jueves 9 de septiembre

Gabriel López / @gabforward_ 

La Vinotinto perdió en Lima 1-0 ante la selección de Perú y no pudo cortar su mala de racha de visitante en estas Eliminatorias. Los dirigidos por Leonardo González jugaron gran parte del partido con 10 hombres, como lo había hecho en la fecha anterior. Los venezolanos no lograron ser efectivos de cara al arco y la derrota los deja en la última plaza a 6 puntos de la clasificación al Mundial. Por su parte, la selección peruana logró su primera victoria como local en este premundial y se colocó a 2 puntos del repechaje. 

La selección de Venezuela llegaba al encuentro ante Perú, necesitando una victoria urgente, luego de la derrota 1-3 sufrida ante la albiceleste, en condición de local. Los dirigidos por González se encontraban, al momento del pitazo inicial, a tan solo 1 punto de su similar de Perú, siendo este un rival directo de cara al futuro. Un resultado positivo para los venezolanos, significaba salir del fondo de la tabla y colocarse a solo 3 unidades de los puestos de clasificación a Qatar 2022.

Pocas variantes 

La Vinotinto saltó al Estadio Nacional de Lima con un XI muy parecido al que se vio ante Argentina, pero con ciertos retoques. Wuilker Fariñez, Mikel Villanueva, Nahuel Ferraresi, Ronald Hernández, Óscar González; en la línea defensiva, Tomás Rincón, Junior Moreno, Jefferson Savarino, Yeferson Soteldo y Jhon Murillo; en el mediocampo y en la delantera, Eric Ramírez; armando un 4-4-2 al defender y un 4-2-3-1 en la parte ofensiva, dependiendo del momento de partido. Josef Martínez, José Martínez, Alexander González y José Manuel Velázquez fueron los cambios con respecto al once que jugó en Caracas.

El encuentro arrancó con una intensidad por parte de ambas selecciones, dignas de 2 planteles que sabían que los 3 puntos eran vitales. La lucha en el mediocampo era tal, que no había libertad para jugar en ningún sector del campo. Savarino y Soteldo, con muchísima movilidad buscaban los espacios; mientras que Eric Ramírez hacía el trabajo sucio pivoteando de espalda al arco. Al minuto 14’, Christian Cueva remató de fuera sin mucho peligro; mientras que al minuto 26’ llegó Venezuela tras un error defensivo de Perú, que terminó con un remate de Savarino muy lejos del arco. 

A partir de allí, el equipo local comenzó a asentarse y tomó el control del partido. Gianluca Lapadula tuvo una oportunidad clara de gol, pero su remate pasó cerca. El delantero peruano, siguió haciendo daño a la línea defensiva y tras una jugada individual, le dejó servido el gol a André Carrilo, pero su remate fue despejado en la línea de gol por Óscar González. Al minuto 35’, Mikel Villanueva cometió un grave error en salida, que supo aprovechar Cueva y no perdonó; para poner el 1-0 en el partido. Antes de finalizar el primer tiempo, Tomás Rincón fue expulsado por doble amonestación tras una jugada un tanto polémica y Soteldo; con un remate abajo que fue controlado por Pedro Gallese, casi coloca el empate en el marcador.

El segundo tiempo comenzó con la misma intensidad del primero. Los dirigidos por Gareca salieron a sentenciar el partido, mientras que los de Leo González querían, como mínimo equilibrar el partido, para intentar empatar. A medida que pasaban los minutos, los locales eran cada vez más abrumadores y la Vinotinto se encontraba en una posición de aguantar y no recibir más goles.

Segundo tiempo con pocas oportunidades

Al minuto 50’, Lapadula volvió a tener una opción de gol que evitó Jhon Chancellor con una barrida in extremis, quien había ingresado desde el arranque del segundo tiempo en lugar de Villanueva. Seguidamente, Carrillo remató de volea desde fuera del área y Fariñez la mandó al tiro de esquina. Unos minutos más tarde, llegó la más clara de Venezuela en todo el partido, tras una jugada individual de Soteldo que habilitó a José “Brujo” Martínez; quien remató desde la media luna y Gallese evitó el empate. Martínez había ingresado en los últimos minutos del primer tiempo por Jhon Murillo, luego de la expulsión.

En el minuto 69’, Leo González dio ingreso al campo a Rómulo Otero en lugar de Yeferson Soteldo. El jugador de Cruz Azul tomó la lanza en un tiro libre de larga distancia, inmediatamente al haber entrado, pero su remate se fue muy por arriba. En el minuto 79’ volvió a probar suerte con otro disparo de pelota parada a más de 40 metros del arco, pero el portero peruano retuvo sin problema. 

Ricardo Gareca realizó varios cambios para refrescar a los suyos, pero no varió el dibujo táctico ni la intención de buscar el encuentro. Raziel García, Christopher Gonzáles, Paolo Guerrero, Raul Ruidiaz y Wilder Cartagena; fueron los elegidos por el argentino para sellar la victoria. Los últimos cambios de la selección de Venezuela fueron Edson Castillo y Eduard Bello.

Una de las últimas oportunidades de empatar el partido, la tuvo Chancellor de cabeza al minuto 86’, pero la pelota se fue por encima luego de un córner. A medida que se iba acercando el final del encuentro, los locales simplemente dominaron el encuentro y jugaron con el desespero de sus rivales, que no se dieron por vencidos hasta el pitazo final.

Con esta derrota, la selección de Venezuela tendrá que cambiar rápidamente el chip y buscar sumar puntos en el último encuentro de esta fecha FIFA ante la selección de Paraguay, en condición de visitante; el próximo jueves 9 de septiembre a las 6:30 PM (hora de Venezuela). La albiroja viene de perder 2-0 ante Ecuador y empatar 1-1 ante Colombia. Para este encuentro, la selección no podrá contar con su capitán, Tomás Rincón; que se sumará a las bajas que ya estaban confirmadas.

La Vinotinto enfrenta a Perú con objetivo de salir del último lugar de la tabla
La selección venezolana de fútbol es última en la clasificación mundialista a Catar 2022 con apenas 4 puntos 

Gabriel Peraza – @GabrielPeraza_

Tras la derrota ante la selección de Argentina, Venezuela buscará sumar puntos contra Perú al disputar el encuentro correspondiente a la sexta jornada de las Eliminatorias de la Copa del Mundo Catar 2022. El partido contra la selección peruana será este domingo 5 de septiembre a las 21:00 (hora de Venezuela) y se realizará en el Estadio Nacional, ubicado en Lima. “La Vinotinto” tendrá como objetivo principal romper su racha de siete partidos sin conocer la victoria.

En este duelo estarán como protagonistas los dos últimos de la tabla. En el caso de la selección venezolana, que permanecía en el noveno puesto hasta la última jornada disputada, cayó en el fondo de la clasificación con cuatro puntos, luego de ser superada por Argentina con un marcador de 1-3. Mientras que el equipo peruano, empató contra Uruguay en un partido que finalizó 1-1 y, tras estar en el décimo lugar, superó a Venezuela y se ubicó de noveno con cinco puntos.

El interinato de Leonardo González inició con una derrota que, además de lo que significa el resultado, dejó un par de bajas de cara a los próximos partidos. Una de esas ausencias es José “Sema” Velásquez quien, al minuto 25, tuvo que ser sustituido por lesión. El diagnóstico posterior al partido resultó en una rotura total del tendón de Aquiles en su tobillo izquierdo. Debido a esto, el cuerpo técnico decidió convocar a Francisco La Mantia, zaguero del Deportivo La Guaira.

La otra baja registrada para la selección venezolana es Adrián Martínez. El defensor sustituyó a Velásquez y, luego de estar siete minutos en el campo, fue expulsado tras realizar una fuerte entrada a Lionel Messi. Inicialmente Leodán González, el árbitro del partido, le mostró la tarjeta amarilla al defensor venezolano, pero la jugada fue revisada por el VAR, quien le comunicó al juez que debía ver nuevamente la acción en el monitor. Tras observar la falta, el colegiado uruguayo corrigió su decisión, anuló la tarjeta amarilla y expulsó al futbolista.

Bajo rendimiento

Además de estas bajas, hay que mencionar que el rendimiento colectivo de Venezuela no fue el mejor. Más allá de la actuación de Yeferson Soteldo quien, aparte de anotar el gol de penal, buscó encarar, regatear y asociarse con sus compañeros, no hubo otro futbolista que destacara en el combinado nacional. Se tomaron decisiones impetuosas que dejaron al equipo expuesto y en inferioridad numérica, sobre todo en la fase defensiva. 

Hay que tener en cuenta que el rendimiento y el resultado también derivaron de la situación actual de la selección nacional. Leonardo González recién tomó el cargo de seleccionador, el tiempo para adoptar el modelo y sistema del entrenador, practicar patrones de juego y ejecutarlos de forma coordinada y efectiva, es muy reducido. Por esa razón, sumado al juego colectivo y el talento individual de los argentinos, el equipo sufrió los pases filtrados de Giovani Lo Celso, los regates de Lionel Messi y las apariciones de Marcos Acuña.

Venezuela deberá reponerse de su caída ante una selección que también viene en un momento complicado. Si bien el equipo de Ricardo Gareca superó a su próximo rival en la tabla, perdió la ventaja que había conseguido ante Uruguay tras anotar un gol en un tiro de esquina al minuto 24 del encuentro. Precisamente este tipo de jugadas a balón parado son las que el cuerpo técnico venezolano debe tener muy en cuenta, ya que varios de los goles que sufrió “La Vinotinto” en la pasada Copa América llegaron por esta vía.

Otro factor a tener en cuenta en la visita a Perú es el regreso de Gianluca Lapadula. El delantero peruano fue uno de los mejores jugadores de la Copa América al marcar cuatro goles y dar una asistencia en siete partidos. A eso hay que agregarle que es un delantero muy inteligente para moverse en el campo, tanto por su capacidad para desmarcarse como por lo productivo que es para su selección. El atacante del Benevento estuvo ausente ante Uruguay por suspensión, pero ya cumplió la sanción y estará disponible para enfrentar a Venezuela.

La selección venezolana arribó a Lima el pasado viernes y entrenará el sábado para preparar el encuentro ante “La Blanquirroja”. El calendario es sumamente ajustado y, tanto los tiempos de descanso como de entrenamiento, son reducidos. A las bajas previamente mencionadas hay que recordar las ausencias de Yordan Osorio, Darwin Machís, Fernando Aristeguieta (estas tres por lesión), Yangel Herrera y Salomón Rondón. Este último comunicó que no iba a estar presente en la triple fecha de las Eliminatorias. El delantero fichó recientemente por el Everton y las restricciones impuestas por los clubes ingleses debido al Covid-19 impiden que viaje.

A continuación les dejamos las posibles alineaciones de ambos equipos y otras informaciones pertinentes sobre el partido:

Perú: Pedro Gallese (C); Luis Advíncula, Anderson Santamaría, Alexander Callens, Marcos López; Renato Tapia, Yoshimar Yotún, Edison Flores, Christian Cueva, André Carrillo; Gianluca Lapadula.

Venezuela: Wuilker Fariñez; Alexander González, Nahuel Ferraresi, Mikel Villanueva, Óscar González; Tomás Rincón (C), José Martínez, Jefferson Savarino, Yeferson Soteldo; Josef Martínez y Erick Ramírez.

Árbitro: Luis Quiroz (Ecuador)

Fecha: 5 de septiembre de 2021

Hora: 9:00 P.M. (Hora de Venezuela)

Lugar: Estadio Nacional de Lima, Perú

Venezuela buscará sumar en esta triple fecha de eliminatorias con Leo González al mando

Gabriel López @Gabforward

La selección de Venezuela vuelve a los terrenos de juego en esta triple fecha de Eliminatorias, para enfrentar a Argentina (local), Perú y Paraguay (visitante).

El partido contra Argentina será este jueves 2 de septiembre a las 8:00 PM (hora local) y marcará la vuelta del público al Estado Olímpico de la UCV, tras jugarse las últimas fechas a puerta cerrada debido a la pandemia.

De los tres encuentros que disputará, Perú y Paraguay son rivales directos en la tabla de clasificación.

La Vinotinto se encuentra en el noveno puesto con 4 puntos, empatados en puntos con Perú, que está en el último puesto por diferencia de gol. Por su parte, Paraguay está 3 puntos por encima del conjunto venezolano y es una gran oportunidad de poder alcanzar esa línea. 

La selección viene de empatar con Uruguay y sacar 1 punto de local, la última vez que disputó un encuentro de eliminatorias por allá en junio. Luego de ello, tuvo la travesía de la Copa América en la que se despidió en la primera ronda; todo bajo el proceso del entrenador portugués José Peseiro. En esta ocasión, a la plantilla le toca hacer borrón y cuenta nueva, ya que está iniciando una nueva etapa con otro cuerpo técnico en forma de interinato; luego de que Peseiro presentara su renuncia por un tema impagos.

Leonardo Alberto González, entrenador del Deportivo Lara, fue el elegido por la Federación venezolana de fútbol (FVF) para continuar el trabajo en esta nueva fecha de Eliminatorias.  De igual forma, la Federación dejó claro que González fue elegido por contar con una “probada experiencia en el fútbol nacional y tener un pasado como jugador Vinotinto”; pero teniendo en cuenta que la idea es nombrar, lo más pronto posible, a otro técnico con perfil internacional que culmine los partidos de fase clasificatoria. 

González se ha caracterizado por utilizar un 1-4-4-2 sencillo y compacto entre líneas en los equipos que ha dirigido. Su mayor virtud está en atacar constantemente por las bandas y, dependiendo del rival, tomar la iniciativa del juego o esperar un poco replegado para salir al contragolpe. Su estilo de juego, en definitiva, es muy equilibrado. Además, en su trayectoria como entrenador, ha demostrado que cualquier jugador puede ser sustituido y no ve favoritismo alguno en sus plantillas. Todo dependerá 100% del rendimiento del jugador y del momento de partido.

De esta manera, el nuevo entrenador, junto a su cuerpo técnico; afrontarán 3 partidos que pueden ser cruciales para los sueños de Venezuela y su posible clasificación a Qatar 2022.

Argentina siempre es complicado; y aunque en años anteriores se les ha sacado puntos (victoria 1-0 y empate 2-2), la albiceleste llega con el cartel de ser el campeón de América y se sitúa en la parte alta de la tabla de clasificación.

Por otro lado, los dirigidos por Gareca vencieron 0-1 a Venezuela el pasado mes de julio; y la selección de Paraguay derrotó por el mismo resultado a la Vinotinto en la ida de las Eliminatorias. 

A pesar de que el nuevo cuerpo técnico ha tenido muy poco tiempo para preparar los partidos, la idea de tener un equipo compacto y cercano entre líneas era algo que se venía intentando hacer en la era de Peseiro.

En general, la convocatoria de la selección no varió en demasía a las presentadas en las fechas anteriores; pero igualmente, cuenta con algunos jugadores que estaban pidiendo a gritos que los convocaran por su buen nivel, tanto en el fútbol local como del exterior. 

En lo que respecta a las bajas, la selección sabe que no podrá contar con Darwin Machis, Fernando Aristiguieta y Yordan Osorio, que sufrieron una lesión muscular, golpe en el pómulo y esguince de tobillo, respectivamente, que los deja fuera de la fecha FIFA.  En su lugar ingresaron Jan Hurtado, Freddy Vargas y Jhon Chancellor.

Por último, Salomón Rondón, de momento no se ha reportado a la selección a la espera de resolver su futuro con su actual club, ya que estaba en negociaciones para ser jugador del Everton de la Premier League de Inglaterra. Una vez solucionado ese tema, se podrá liberar y unirse a la Vinotinto.

En definitiva, la Vinotinto sabe que tiene que sumar para seguir luchando por la clasificación. Veremos cómo termina saliendo todo y si el debut de Leo González es satisfactorio. Aún así, pase lo que pase, la situación de la Selección Nacional es complicada y fuera de lo común. En cada jornada le ha toca convivir con bajas por COVID-19, lesiones y, ahora, con nuevo cuerpo técnico con poco tiempo de preparación; dan la sensación de que conseguir los puntos no es solo cosa de hacer un buen partido en todas las líneas. 

A continuación, dejamos la lista definitiva de jugadores convocados para esta triple fecha del premundial (puede cambiar hasta el último momento si hay bajas por COVID-19):

Porteros: Wuilker Fariñez, Joel Graterol y Rafael Romo. 

Defensores: Roberto Rosales, Jhon Chancellor, Mikel Villanueva, Adrián Martínez, Nahuel Ferraresi, Daniel Carrillo, Alexander González, Oscar González, José Manuel Velázquez y Ronald Hernández. 

Mediocampistas: Edson Castillo, Tomás Rincón, José Martínez, Junior Moreno, Eduard Bello, Yeferson Soteldo, Jhon Murillo, Rómulo Otero, Jefferson Savarino, Freddy Vargas y Bernaldo Manzano. 

Delanteros: Josef Martínez, Salomón Rondón, Jan Hurtado y Eric Ramírez. 

La Pizarra del DT Jul 13, 2021 | Actualizado hace 3 meses
La Copa América en cifras

La Pizarra del DT

La Copa América finalizó. La consagración de Leo Messi con Argentina fue la imagen que envolvió todas las portadas del día siguiente y que seguirán saliendo. El éxtasis de conseguir un título con su selección marcó una alegría inmensa para el pueblo argentino y para los millones de fanáticos del astro blaugrana. 

Pero más allá de la coronación, la Copa América dejó cifras y datos interesantes para leer y considerar, incluyendo la temprana ida de la selección venezolana, recién en primera fase.

Los premios

La Copa América entrega premios a sus participantes y ganadores de cada fase. Aquellos que van avanzando. Haciendo una comparativa, son bastante más bajos que los de la Eurocopa. Para contextualizar, el campeón de la Copa América (Argentina) se llevó a casa 16 millones de dólares, mientras que el campeón de la Eurocopa (Italia) se adjudicó 34 millones de euros. ¡Más del doble!

Tabla de premios de la Copa América:

Argentina: 16.000.000 USD 

Brasil: 11.000.000 USD

Colombia: 8.000.000 USD

Perú: 7.000.000 USD

Uruguay: 6.000.000 USD

Paraguay: 6.000.000 USD

Chile: 6.000.000 USD

Ecuador: 6.000.000 USD

Venezuela: 4.000.000 USD

Bolivia: 4.000.000 USD

Los datos del campeón

Argentina tenía todo en contra. La selección de Brasil dirigida por Tite solamente había perdido un partido oficial: contra Bélgica en cuartos de final del Mundial Rusia 2018. Siempre habían quedado campeones de las Copas América disputadas como local (5 de 5). Llevaban 28 partidos invictos jugando en casa (24 ganados y 4 empates). Y pare usted de contar. A pesar de todos los pronósticos, un solitario gol de Di María hizo que Argentina se llevase la preciada copa a casa, logrando igualar a Uruguay como máximo campeón histórico de la competición, con 15 trofeos cada uno, siendo el primer título internacional con la selección de mayores de Leo Messi.

Todo esto siendo conseguido en una sequía de 28 años sin quedar campeón de algún torneo por parte de la albiceleste. Desde 1993 que levantaron también la Copa América.

Lo que dejó Venezuela

Más allá de lograr los 4 millones de dólares por participación y despedirse en primera fase, Venezuela consiguió algunos puntos interesantes. Propio del ya conocido brote de infectados por COVID que sucedió en la concentración venezolana, tuvieron que llamar a jugadores del torneo local. 

Algunos nombres interesantes surgieron y que pudiesen ser recambio de la nueva ola de jugadores utilizados por José Peseiro. Edson Castillo, Luis Adrián Martínez, Bernaldo Manzano, Franciso La Mantía y Yohan Cumana destacaron como llamados desde el torneo local.

Desde el aspecto defensivo la Vinotinto se vio sólida, pero en el aspecto ofensivo dejó que desear. Pocas transiciones y combinaciones en ataque, con un fútbol bastante limitado. Además, sufrió en muchas ocasiones en el balón parado, aspecto a tener en consideración de mejora a futuro. 

El punto más alto de Venezuela fue Wuilker Faríñez. A pesar de no tener continuidad en Francia, lo conseguido con la selección es de aplaudir. Atajadas varias en un excelente torneo le solidificaron en el arco. 

Los destacados

Hubo muchos jugadores que marcaron una diferencia en la Copa América. Algunos sin tener un background tan importante como para hacerlo, pero que marcaron la pauta en sus selecciones. Es por eso que traemos 10 destacados, uno por selección, durante el evento.

Argentina (Lionel Messi): No hay demasiado que decir. Máximo goleador y máximo asistente del torneo. Campeón y MVP. Una Copa América espectacular en medio de las negociaciones con el FC Barcelona de ver si permanece o si cambia de equipo.

Brasil (Neymar): Otra gran participación con Brasil. Su lectura de juego, habilidad con balón y liderazgo lo pusieron como el punto máximo de la canarinha para llegar a la final. 

Colombia (Luis Díaz): una de las grandes sorpresas del torneo. El jugador del Porto marcó 4 goles y una gran diferencia a partir de sus duelos individuales. Lideró a los cafeteros al tercer puesto.

Perú (Gianluca Lapadula): uno de los desconocidos en el plano local. Lo repatriaron y consiguió estar a la altura de un histórico de la selección de Perú como lo es Paolo Guerrero.

Uruguay (José María Giménez): ya nos tiene acostumbrado el jugador del Atlético de Madrid a su solvencia defensiva. Uruguay no trascendió de cuartos, pero Giménez mostró un altísimo nivel, siendo uno de esos futbolistas que desentona poco en cancha.

Paraguay (Miguel Almirón): una lesión le impidió continuar en la Copa América, pero le bastó para ser el principal jugador de la selección de Paraguay. Impresionante lo desequilibrante y la visión para asociarse del futbolista paraguayo. 

Chile (Charles Aranguiz): manejó los tiempos desde plano de creación de juego, como en fase defensiva. Uno de los puntos altos de la selección chilena conjunto a Erik Pulgar y Ben Brereton. 

Ecuador (Piero Hincapié): otra de las gratas sorpresas de la Copa América. El defensor central de Ecuador mostró excelentes capacidades para convertirse en uno de los mejores jugadores de la selección ecuatoriana a futuro. Sus pases en salida y solidez por bajo fueron excepcionales. Hay que tener en consideración que el partido de eliminación contra Argentina no fue su punto más alto.

Venezuela (Wuilker Faríñez): lo del portero de Venezuela fue IMPRESIONANTE. En mayúsculas. No estuvo en los primeros partidos por decisión técnica. Joel Graterol hizo buenos partidos, pero lo de Wuilker fue excelente. Atajadas a pocos metros, seguridad y cero culpabilidad en los goles recibidos.

Bolivia (Carlos Lampe): otro de los grandes porteros del torneo. Lampe sacó todo lo que tuvo posibilidad. Lamentablemente la actuación de Bolivia no fue la mejor para poder seguir viendo la actuación de este gran portero que recién emigró al fútbol argentino. 

Como todos los torneos, La Pizarra del DT conjunto a Runrunes hemos hecho la cobertura plena de la Copa América. El próximo objetivo: Mundial Catar 2022 que tendremos para disfrutar de primera mano. 

La Copa América juega a su ritmo y complace en los cuartos de final

Fabrizio Cuzzola

Las comparaciones están a la luz del día. A veces, basta con entrar en Twitter para leer quienes ponen en una balanza los partidos de la Copa América y los de la Eurocopa para determinar cuáles son mejores. Se evalúan múltiples factores, como lo pueden ser el orden táctico de los equipos, el ritmo de juego, el marco del espectáculo (estado de la cancha, Europa tiene el plus de jugar con público, etc) y la emoción. Con ambas competencias en su etapa de semifinales, debemos decir que nuestra copa nos ha regalado -a excepción del público- todo lo que le pedimos también a Europa. En sus cuartos de final, podemos resaltar varios aspectos de los partidos disputados.

Perú 3-3 Paraguay: una lección de equipo

Al comenzar la Copa América, Perú despertaba muchas dudas. Su rendimiento en las Eliminatorias Sudamericanas generaba dudas y las bajas de Advíncula y Guerrero sorprendieron a propios y extraños. Sin embargo Gareca tenía un plan y sin una exhibición rutilante de nombres, la blanquirroja brilla gracias al conocimiento propio de sus figuras y se metió en sus terceras semifinales en las cuatro ediciones disputadas con el ‘Tigre’ al mando.

Gianluca Lapadula es clave en el ataque de Perú, acostumbrado a tener una referencia imponente en el área. El italiano -que como dato curioso, maneja el español a la perfección- ha tenido un gran entendimiento con sus compañeros y marcó diferencia ante los guaraníes. Santiago Ormeño -pese a fallar un penal en la tanda- también se lleva una correcta valoración del partido. Sus inclusiones le dan al combinado inca recambios, algo que poco a poco se veía complicado.

Paraguay sigue afinando una idea y sin Miguel Almirón le cuesta más generar ocasiones de peligro de cara al arco rival. Aún así, el equipo de Eduardo Berizzo apostó al ataque en el segundo tiempo y logró empatar a los 90’ un partido que perdían 2-1 y 3-2 respectivamente.

El partido nos regaló emoción y a dos entrenadores que no renunciaron a su idea: Perú de atacar aún con el marcador en ventaja y Paraguay de arriesgarse desde el inicio del segundo tiempo (ingresando a Cardozo por Rojas) para demostrar la garra que nos tienen acostumbrados. Un partido digno de Copa América.

Brasil 1-0 Chile: se hizo la tarea

Brasil y Chile llegaron a la Copa América en momentos muy distintos: la máquina de Tite es una demoledora que ha marcado 16 goles en apenas 6 partidos de Eliminatorias. Por su parte Chile tuvo un arranque complicado y cambió de entrenador en la jornada previa al inicio del torneo, por lo que Tite sentía la obligación de pasar de ronda y Martín Lasarte la de seguir probando jugadores que le permitieran crecer en el camino al Mundial.

Chile se planteó muy bien ante Brasil, planteando con un 1-5-3-2 que no regalaba en ofensiva pese a la gran cantidad de defensores. Con salida limpia y un Pulgar muy colaborativo, ‘la roja’ pudo neutralizar en la pizarra a Tite y fue desde la pizarra que se pudo destrabar el partido.

Al comenzar el segundo tiempo, Brasil movió su dibujo dándole ingreso a Lucas Paquetá por Roberto Firmino, algo que traería efecto inmediato ya que sería el jugador del Lyon el que marcaría el 1-0 definitivo. El cambio en el dibujo le permitió a Tite llevarse una victoria mientras su contraparte hizo prácticamente un cambio obligado (entró Brereton por Alexis Sánchez) por el cansancio y las lesiones.

Pese a la imprudencia de Gabriel Jesús, que le costó la roja al 48’ y obligó a volver a cambiar el dibujo de la ‘canarinha’, Brasil pudo mantener la ventaja en el marcador y luce sobrada. Sin embargo, Lasarte da una lección: a esta selección se le puede ganar si se le plantea bien. El entrenador uruguayo cumplió su propósito de probar jugadores y tiene una nueva certeza en ataque con el inglés Ben Brereton Díaz. Ahora las eliminatorias se ven con un poco más de ilusión.

Lapadula y Brereton, un cambio de aires tras la Copa

Vale la pena detenerse en el caso de los dos delanteros ‘extranjeros’ de la Copa. Gianluca Lapadula decidió jugar por Perú y no por Italia como había elegido en un principio y ha sido la figura ofensiva de la blanquirroja. Este año, el delantero de 31 años bajó a la Serie B con el Benevento Calcio y su gran nivel ha hecho que clubes como el Leicester City o el Mónaco se fijen en él. Antes de la Copa, no se veían grandes propuestas en su futuro.

Por su parte, Brereton es un suplente que conquistó corazones en Chile y -por su rendimiento- parece que será una nueva recurrente para la roja. Delantero del Blackburn Rovers, su rendimiento en la Championship inglesa no permitía soñar mucho y menos con Adam Armstrong como su competencia en el puesto. Ahora, los rumores indican que la Real Sociedad y el Leeds United sondean al jugador de 22 años.

Uruguay 0-0 Colombia: Ospina se alzó como héroe

David Ospina fue la figura de una selección Colombia que eliminó a Uruguay en penales tras igualar 0-0. La emoción dijo presente en otro duelo táctico entre Reinaldo Rueda y Óscar Washington Tabárez que finalmente fue definido por -prácticamente- el azar visto desde la pizarra.

Uruguay tiene problemas en la generación de juego y Colombia desnudó esa faceta que ya se dejaba ver desde la fase de grupos. A pesar de tener un mediocampo potente con jugadores como Lucas Torreira, Matías Vecino, Federico Valverde o Giorgian de Arrascaeta, la ‘celeste’ tiene poco gol y es porque pocas oportunidades claras quedan en los pies de Luis Suárez o Edinson Cavani. Nadie busca salida para Tabárez del banquillo charrúa pero cuándo hay problemas diagnosticados salta la necesidad de encontrarles solución.

Colombia por su parte vive una extraña inestabilidad con Rueda. Apostó poco antes de la Copa América por volver con un viejo conocido y de la mano de Reinaldo repiten las semifinales que alcanzaron en 2004. Se ve como una selección rejuvenecida y que finalmente se libró de ese sentimiento de depender de James o Falcao. A una selección que siempre ha sido vistosa en ataque se le suma la buena defensa, con Mina que rinde a un nivel único con su selección y donde Rafael Santos Borré prepara su pase al Eintracht Frankfurt siendo un revulsivo cuándo la selección necesita chispa en ataque.

Argentina 3-0 Ecuador: una goleada ni tan goleada

El fútbol a veces es un deporte cruel. Te hace pensar que un marcador 3-0 significa que hubo un repaso de un equipo sobre otro cuándo no necesariamente es así. Ecuador sigue engranándose con Gustavo Alfaro y el camino mundialista tiene piedras que hay que superar, y para ello la Copa América le permite a esta selección soñar con lo que viene. Con elementos jóvenes como Moisés Caicedo, Piero Hincapié o Alan Franco, toda la experiencia que se pueda sumar de estos partidos es clave para luego mostrarla en los duelos rumbo a Qatar 2022.

Si vemos a Argentina, Scaloni despeja dudas. Si bien, ocupa un puesto donde el que se siente será cuestionado, el exjugador argentino ha encontrado un funcionamiento con un fantástico trivote de mediocampistas Lo Celso – Paredes – de Paul que manejan y entienden todas las necesidades que tiene el ataque albiceleste.

Hoy, la selección ha prescindido de jugadores como Ángel di María (que a veces es un revulsivo) o Paulo Dybala (excluido de la convocatoria) para darle uso a los jóvenes que se adaptan a una idea: Nico González, Lautaro Martínez o Nahuel Molina son esos jugadores que quizás antes no se veían en los flashes de ser titulares en la selección de Argentina y ahora se han ido volviendo clave para la idea de Scaloni.

Seguirán siendo cuestionados: ¿Por qué no juega ‘El Papu’ Gómez cuándo fue de los más valiosos de la fase de grupos? ¿Por qué Tagliafico o Montiel no van siempre del arranque? Lo cierto es que Argentina tiene plantilla para elegir lo que necesita en cada partido y puede ‘darse lujos’ según el rival que enfrente.

Las comparaciones nunca serán amables y menos si del otro lado se pone Europa como medidor. Sin embargo, la Copa América es nuestra y la queremos no solo por el sentimiento de pertenencia sino porque tiene algo que el fútbol cruzando el charco no. Pueden llamarlo pasión, o caos desde un punto de vista poético, pero si de algo podemos estar seguros es que las jornadas de Eurocopa y Copa América seguidas son un privilegio para todos aquellos que disfrutamos del buen fútbol, sus emociones y los movimientos en la pizarra del DT.