La Pizarra del DT, autor en Runrun

La Pizarra del DT

La Vinotinto sigue sin sumar en las eliminatorias a Catar 2022
Perdió ante Paraguay como local 0-1 y tiene dos derrotas. En noviembre le toca jugar contra Brasil y Chile  

Mario Sánchez 

Una nueva decepción para los venezolanos. Ni siquiera con penales a favor el conjunto venezolano pudo convertir y sumó una nueva derrota en el premundial, pero no son solo los resultados. El juego de Venezuela sigue dejando mucho que desear.

Sin duda, Venezuela llegó a las eliminatorias siendo uno de los equipos con más complicaciones previas. Junto a Ecuador (Gustavo Alfaro) eran las únicas selecciones que aún su entrenador no había dirigido un partido oficial. Además, de las bajas conocidas de Salomón Rondón, Yordan Osorio, Mikel Villanueva y Junior Moreno.

La derrota contra Paraguay (0-1 con gol de Gastón Giménez) termina siendo un golpe anímico bastante duro para las aspiraciones del combinado de José Peseiro. Hubo par de acciones importantes que cambiaron el rumbo del partido. Al minuto 68 le anularon un gol a Yangel Herrera cuando el partido estaba 0-0 por una polémica mano. Luego, al minuto 95 cuando ya Paraguay ganaba 0-1 se pitó un penal controversial a favor de Venezuela. El mismo Yangel Herrera tuvo la oportunidad de anotar, pero el portero Anthony Silva se erigió como figura al taparle el penalti al jugador del Granada.

En esta ocasión la zaga defensiva de Venezuela se mostró más compacta y coordinada que en el partido contra Colombia. También fue importante ver a Wuilker Faríñez con mucha más confianza y eso se lo transmitió a su defensa. Sin embargo, la circulación del balón en el mediocampo de Venezuela fue una de sus mayores deficiencias. Teniendo como consecuencia que Machís, Otero y Córdova no recibiesen con abundancia y mucho menos con claridad. Paraguay ganó el mediocampo y eso le permitió tener mayor posesión de balón. Sobre todo, en el primer tiempo.

Mediocampo sin creación

Esta vez José Peseiro planteó un 4-3-3 luego de manifestar en rueda de prensa su insatisfacción por el 4-2-3-1 que se vio ante Colombia. Los volantes de primera línea fueron Tomás Rincón, Yangel Herrera y Cristian Cásseres Jr. Pero, estuvieron carentes de ideas y soluciones para la circulación de la pelota. Además, de que les costaba mucho arrebatarle el balón a Paraguay. Esto, terminó generando que en el primer tiempo el equipo venezolano tuviese una posesión del balón inferior al 30%. La salida limpia de los centrales tampoco ayudó, pues Chancellor y Ángel estuvieron poco precisos en los pases largos buscando a Machís y Otero.

Dependencia a la pelota parada

Rómulo Otero fue probablemente el hombre más importante de Venezuela. El jugador del Corinthians generó muchas faltas y a partir de ellas creo la mayoría de las inquietudes que tuvo el arco paraguayo. En el primer tiempo estuvo muy cerca de anotar un gol de tiro libre con un efecto muy interesante, pero el balón terminó impactando en el travesaño guaraní. Él fue el que terminó asistiendo a Herrera en el gol anulado, que fue una jugada preparada tras ejecución de pelota quieta. Hubo otras oportunidades de Venezuela como lo fue un cabezazo de Córdova con potencia, pero también creada por una pelota parada. Además, del penal fallado por Herrera en el último minuto. 

La entrada de Soteldo en los últimos minutos mostró a una Venezuela más atrevida y con más ideas. Porque cuando la tuvieron Machís y en ocasiones Otero, el equipo Vinotinto no pudo superar las ordenadas líneas defensivas paraguayas.

Cero puntos de seis posibles no es el panorama que Venezuela esperaba. Ahora, vendrán 2 duros rivales en Noviembre: Brasil y Chile. 

La Vinotinto: La ilusión de nunca acabar
Este martes 13 de octubre se enfrentan a Paraguay en territorio venezolano

Jesús Zambrano 

Una simpática particularidad de los venezolanos es el optimismo y la esperanza para con los suyos. De una u otra manera se hacen sentir para que los futbolistas, en este caso, vean y noten su apoyo. Videos que se hicieron virales con frases motivacionales y el continuo y constante respaldo en redes sociales marcó la pauta, como siempre, en fecha de eliminatorias.

Los hinchas no son ajenos a los problemas que rodean a la Federación Venezolana de Fútbol y a los clubes profesionales que hacen vida en el país. El entorno con ello y el comienzo de ciclo del entrenador portugués, José Peseiro, proveía un balance y un análisis nada prometedor, entendiendo el poco tiempo con el que se contaba para implantar una idea de juego.

Aún con el panorama en contra, la ilusión del venezolano no caía, sino que a su vez, se incrementaba. Los minutos transcurrían y la hora del juego se acercaba, generando mayor emoción y expectativa por ver después de tanto tiempo -once meses- a la “Vinotinto”. El sueño de ir a nuestro primer mundial regresaba.

Tiempo más tarde, finalizando la noche, el impacto y el regreso a tierra fue caótico. Las críticas hacia la selección no paraban de llegar. Se juzgaba, más que el resultado mismo, la forma en que se vio expuesta la selección. Nadie se salvó, ni Peseiro, quien asumió total responsabilidad de la derrota, ni los jugadores que poca jerarquía e intensidad mostraron dentro del terreno de juego.

Segundo round

Ahora, este martes en Mérida, la selección tendrá su segunda presentación en este camino largo hacia Catar 2022 frente a una vieja conocida: Paraguay. Una selección albirroja aún adolorida de ese golpe de KO de la Vinotinto, última en la tabla y sin posibilidad de clasificación en la última jornada de las Eliminatorias Rumbo a Rusia 2018, le ganó 0-1 en el estadio Defensores del Chaco para acabar en la recta final con ese sueño mundialista paraguayo.

Esta será una nueva oportunidad para corregir e ir puliendo detalles tanto tácticos como individuales que el entrenador portugués quiere plasmar en la selección. No hay tiempo para desperdiciar, aunque Peseiro cuente con escasos entrenamientos y pocos encuentros con sus seleccionados, la Eliminatoria Sudamericana le exige que desde ya su mano empiece a dar resultados. En esta ocasión haciendo valer la importancia de la localía, ganando a su similar de Paraguay.

El histórico entre estas selecciones nos permite pronosticar que el duelo en el Metropolitano de Mérida no tendrá muchos goles, en los últimos 5 compromisos, 4 de las 6 anotaciones marcadas han sido para Venezuela, dejándola como favorita según su historial reciente. Además, presenta un balance ligeramente positivo de 2 PG, 2 PE Y 1 PP.

Es importante resaltar que un punto positivo que dejó el proceso de la selección con el antiguo entrenador, Rafael Dudamel, fue la oportunidad de actuar a nuevos talentos, confiando plenamente en la generación subcampeona del mundo Sub20. 

De hecho, 10 de los 14 jugadores que disputaron el último partido contra Paraguay en 2017, están a disposición del seleccionador portugués y, 2 de los 4 jugadores faltantes han sido bajas -no por decisión técnica- sino por impedimentos en la logística con sus respectivos clubes, casos de Salomón Rondón (Dalian Pro, China) y Junior Moreno (DC United, Estados Unidos).

Paraguay viene de empatar en casa 2-2 frente a Perú y buscará aprovechar el bajo nivel y ritmo futbolístico que presenta Venezuela. Por su parte, los dirigidos por José Peseiro irán por la tan necesitada victoria que regenere y recobre la confianza de propios y extraños. Será fundamental la autocrítica y la corrección de los errores defensivos, de transición y de creación de juego.

La ilusión de los venezolanos vuelve a aparecer, cada vez que juega la selección, las energías se recuperan y el sueño de la primera cita mundialista parece estar más cerca. Aún es temprano pero se tienen expectativas interesantes sobre esta generación y el manejo de grupo que puedan recibir por parte de un estratega de la categoría de José Peseiro. Es una nueva esperanza que aparece en momentos nada prometedores para los venezolanos, la selección se presenta como un escape a tantas tristezas y frustraciones vividas con el tiempo. Más allá de los 3 puntos, hay un contexto y una realidad que puede por minutos, aunque sea, cambiar para bien.

Una Vinotinto desordenada cayó en su debut premundialista
El combinado venezolano  perdió 3-0 frente a Colombia

Javier Parra

La Vinotinto fue el fiel reflejo de la actualidad de la Federación Venezolana de Fútbol. Un equipo desordenado y sin ideas para poder salir de esa complicada situación, sin respuestas para cambiar la dinámica negativa que se fue generando con el pasar de los minutos.

Barranquilla fue sede del debut de una selección con escaso trabajo previo, sin un rumbo claro para afrontar la primera cita importante y con ausencias que se agregaron a un contexto catastrófico, donde los menos culpables pueden ser lo que dan la cara dentro de la cancha.

La derrota contra Colombia (3×0 con goles de Duván Zapata y Luis Fernando Muriel en dos ocasiones), pese a ser el escenario más predecible debido a las diferencias individuales y de momentos en el proyecto, fue un golpe fuerte para el comienzo de la etapa de José Peseiro, tanto por los problemas colectivos que se reflejaron en la cancha como por los bajos rendimientos demostrados por piezas que, en la previa, debieron dar un salto de calidad para poder afrontar un primer reto complicado en el inicio de las Eliminatorias Sudamericanas para Qatar 2022.

Los principales problemas criollos surgieron en la fase defensiva. Partiendo de una estructura en 4-2-3-1 que mutaba a un 4-3-3 con los movimientos de Yangel Herrera para presionar un poco más arriba, La Vinotinto mostró una ocupación de espacios deplorable, dejando a Tomás Rincón más solo que Will Smith en I Am Legend ante mediocampistas que, entre líneas y con espacios, se mueven a la perfección. Colombia activó de manera constante los movimientos de James Rodríguez en los espacios que se generaban en el bloque venezolano, que se rompía con mucha facilidad cuando Herrera saltaba a presionar un poco más arriba. La estructura se caía como cuando sacas una pieza de la base en el Jenga.

Defensa vulnerable

A lo antes mencionado,  se sumó el bajo rendimiento individual y colectivo de la última línea defensiva. Los centrales (Wilker Ángel y Jhon Chancellor) no dominaron el área y dejaron mucho a deber tanto a la hora de enfrentar a Duván Zapata (movimientos dentro del área, ganar duelos, limitar sus interacciones) y Luis Fernando Muriel (campo abierto, con espacios). A esto se unió el bajo rendimiento de Ronald Hernández y Roberto Rosales, quienes estaban perdidos posicionalmente y que no consiguieron intervenir de manera positiva en las fases sin pelota, sumándose al poco desgaste defensivo de los extremos para poder generar ventajas en los duelos individuales ante sus similares colombianos.

En ataque, La Vinotinto tuvo poca creatividad individual y, de manera estructural, sufrió por la ausencia de un tercer mediocampista que ocupara una segunda/tercera altura en la zona de volantes y activara los espacios que dejaba Colombia en defensa posicional. Jefferson Savarino no fue esa pieza que dinamizara la circulación de la pelota y que le aportara esa línea de pase más, necesaria para ir superando líneas y posicionarte mejor en campo rival. La ausencia de una pieza escalonada que activara los espacios, dificultó que los centrales (+Tomás Rincón) encontraran romper líneas con sus pases, sumándole la buena organización con pelota del conjunto de Carlos Queiroz.

 Ataque nulo

Ante dicha dificultad, se promovió el juego directo con Darwin Machís, intentando saltar líneas y activar el lado débil para dejar mano a mano al espacio extremo con el material. Pero nunca encontraron activar al atacante con las ventajas necesarias para superar al lateral (Ni Santiago Arias ni Stefan Medina), por lo que los ataques de Venezuela dependían de acciones aisladas por el costado izquierdo. Por la derecha no existía sinergia entre Ronald Hernández y Jhon Murillo. No se complementaban desde la ocupación de espacios ni a la hora de relacionarse con la pelota.

La ausencia de creatividad y de camino para progresar dejó a Sergio Córdova solo ante los centrales colombianos. Los movimientos de la principal referencia venezolana en ataque sumaron una vía de progresión al equipo, pero ante la ausencia de una pieza que compensara dentro del área, los ataques terminaban en nada. Como si nada hubiera pasado.

Este partido puede ser un punto de partida para ir corrigiendo cosas. Ensayo y error para ir pensando en el partido contra Paraguay y el resto de jornadas de las Eliminatorias Sudamericanas.

Radiografía de la Vinotinto de cara a su debut en eliminatorias a Catar 2022
La selección de Venezuela enfrenta este viernes a Colombia en Barranquilla 

José Graterol

El portugués José Peseiro hará su estreno con la selección de Venezuela como seleccionador nacional en la doble fecha por las Eliminatorias CONMEBOL rumbo a Catar 2022. El pasado jueves dio a conocer a los 32 jugadores que representarán a la vinotinto en los partidos frente a Colombia este 9 de octubre en Barranquilla y Paraguay el 13 en Mérida.

Sin embargo, estamos en medio de una situación atípica: COVID-19. Es por ello que surgieron algunas bajas sensibles como la de Salomón Rondón, centrodelantero referente de la selección, a quien  su club el Dalian Pro de la Superliga China no lo cedió por inconvenientes con el regreso al país, caso similar el de Junior Moreno mediocampista del D.C. United. Además, se conoció recientemente otra baja muy sensible: el nuevo defensor del Parma de Italia, Yordan Osorio, tampoco podrá ser parte de la doble cita.

No obstante, ha habido numerosas bajas de los diferentes países por casos varios. Caso reciente, Santiago Arzamendia, lateral izquierdo de Paraguay (segundo rival de Venezuela) dio positivo en COVID-19, por lo que tuvo que abandonar la concentración guaraní.  

Venezuela cuenta con una grandiosa nómina. El 100% de sus jugadores militan en el extranjero y a continuación los detallaremos uno a uno:  

PORTEROS

 Wuilker Fariñez: El guardameta no ha podido consolidarse en su nuevo club, a pesar de que fue un gran salto en su carrera llegar a Europa, aún no ha visto minutos en competiciones oficiales. 

Su último partido fue 29/08 en la National II de Francia frente al Paris Atlético. 

 Alain Baroja: No juega desde el 13/09 por la liga ecuatoriana. Su último compromiso fue frente a Independiente del Valle. Igualmente, por su experiencia bajo el arco de la selección puede aportar mucho. En la era de Noel Sanvicente en la selección fue el guardameta titular.

 Joel Graterol: Goza de continuidad estos últimos meses, es por eso que se ha convertido en el primer portero del América de Cali, siendo figura en sus dos partidos por Copa Libertadores, ganándose la titularidad en su club y la merecida convocatoria para vestir la Vinotinto. 

 DEFENSORES

 Alexander González: El lateral tiene nuevo club: el Dinamo de Bucurešti. Ahí ha jugado sus primeros 3 partidos de titular. Llega con poca continuidad, pero viene de hacer buenos partidos. Es una de las opciones más latente para ser titular. 

 Jhon Chancellor: Viene de jugar +2000 minutos en la Serie A de Italia con el Brescia la temporada pasada. Es casi un hecho que salga como titular en la zaga central para la doble fecha. 

 Luis Mago: En este 2020 solo ha jugado 7 partidos con la U de Chile, no ve acción desde hace dos meses con el conjunto chileno donde se desempeña como central y lateral izquierdo. No llega de la mejor forma para las eliminatorias. Igualmente fue tomado en cuenta. 

 Mikel Villanueva: Recién llegado a la liga portuguesa con su nuevo equipo CD Santa Clara, viene de jugar sus únicos dos partidos de titular como zaguero central, en uno de ellos fue el jugador del compromiso. Se perfila con titular en el XI de Peseiro. 

 Miguel Navarro: Es una de las apuestas más jóvenes en la convocatoria, con tan solo 21 años el jugador que hace vida en el Chicago Fire de la MLS, recibe su primer llamado a la selección mayor. En su club se ha mantenido de titular en sus últimos 13 partido como lateral izquierdo, esperará hacer su debut en el elenco nacional. 

 Roberto Rosales: Es habitual ya verlo en la convocatoria nacional, es uno de los hombres con mayor experiencia por el carril derecho o por la izquierda en eliminatorias, a pesar de que juega en la segunda división de España, se mantiene a un gran nivel, en su último partido viene de marcar un gol con el Leganés. 

 Rolf Feltscher: Titular por la banda derecha en su club LA Galaxy, entró también en la lista para la Copa América del 2019, pero no disputó ningún partido. Ahora tiene una nueva oportunidad en el seleccionado nacional para ganarse un puesto en el 11 del estratega portugués. 

 Ronald Hernández: El ex director técnico Rafael Dudamel contó con él para jugar todos los partidos en la última competencia internacional y respondió de la mejor manera como lateral derecho, en cada compromiso. Tiene menos de 300 minutos en todo 2020 con su club Aberdeen de Escocia. 

 Wilker Ángel: Defensor central venezolano que hace vida en el Akhmat Grozny del fútbol ruso. Recibe el llamado nuevamente para vestir la camiseta vinotinto. Se muestra cómo una de las piezas para el cambio en la defensa en los compromisos en Barranquilla y Mérida. Ángel, viene de jugar 19 partidos en la temporada pasada, donde su club quedó en la posición 13 fuera de competiciones europeas. 

 MEDIOCAMPISTAS

 Arquímedes Figuera: Es uno de los hombres con mayor edad en la convocatoria, pero siempre cumplidor en el medio sector de la cancha, con 30 años, hace vida en el club César Vallejo de Perú. Fue convocado para la pasada edición de la Copa América, donde solo disputó 14 minutos. Arquímedes, vive un buen presente, siendo titular en 10 partidos en la primera división del fútbol peruano. 

 Bernaldo Manzano: Sin mucho ruido, es uno de los mediocampistas que se ha ganado la convocatoria a la selección con mucho esfuerzo, a pesar de ser uno de los jugadores con mayor edad, puede aportar experiencia en el vestuario y porque no, ser el recambio en la mitad de la cancha. Vive un buen presente en su club Atlético Bucaramanga de Colombia donde es titular.

Cristian Cásseres: El mediocampista del NY Red Bull de la MLS, ya ha tenido experiencia en torneos sudamericano en categorías menores, donde le ayudó a dar ese gran paso a Norteamérica, su esfuerzo por ganar cada pelota y su capacidad de pase, lo hace una de las promesas venezolana en la mitad de la cancha.  Este año ha jugado con su club 14 partidos y +1000 minutos. Es uno de los mediocampistas que llega con mayor continuidad, luego del receso por la pandemia. 

Tomás Rincón: Uno de los hombres más importantes y capitán de la selección, con 32 años, llega a su cuarta eliminatoria como titular indiscutible en la media cancha, su continuidad en Europa es vital. La temporada pasada disputó 32 partidos de la Serie A italiana con el Torino y en este 2020/21 tan complicado sólo ha disputado 2 partidos y 170 minutos. 

 Yangel Herrera: Se ha convertido en uno de los mejores jugadores en su club, el Granada de España, donde el pasado jueves clasificó a Europa League por primera vez. Llega a la selección nacional como titular indiscutible, haciendo pareja con Tomás Rincón en el medio campo. En sus últimos partidos ha convertido tres goles, dos en competiciones europeas y uno en la liga española.  

 Eduard Bello: Entre el 2019 y 2020 jugó 30 partidos y marcó 6 goles siendo titular, como volante en el Antofagasta de Chile. Es tomado en cuenta nuevamente en el radar de la selección por su gran momento y su continuidad en el exterior. 

 Jhon Murillo: Potencia y velocidad son las grandes características de Jhon, hace vida en el fútbol portugués con su club el Tondela. En esta temporada ha jugado un solo partido. Esta será su segunda eliminatoria como volante ofensivo y será el cambio que de velocidad por la banda derecha.

 José Martínez: El “Brujo” se ganó la convocatoria a pulso, su gran trabajo en el Zulia FC hizo que se fuera al exterior, específicamente al Philadelphia Union. Esta será su primera convocatoria en su carrera con 26 años. Otro de los puntos positivos y nuevos del seleccionador. Luego de varios días de trámites con su club, llegará a la convocatoria.

 Juanpi Añor: Su club no afronta la mejor situación económica, por lo que está por quedarse como agente libre. Juanpi, siempre es recordado por ese gol a Argentina por las eliminatorias pasadas. No ve acción desde el 20 de Julio. Con la experiencia que tiene en la selección puede aportar mucho en el medio campo. 

 Rómulo Otero: Luego de su paso exitoso con Atlético Mineiro, cambió de región para entrar en otro grande de la Serie A brasileña: el Corinthians. Su pegada y velocidad en tres cuarto de la cancha son una de las armas a usar en estas eliminatorias, goza de titularidad en 9 partidos desde que llegó a su nuevo equipo, convirtiendo un gol. 

 Darwin Machís: Llega con un presente espectacular en su equipo: el Granada. Con su compañero Yangel, viene de clasificar a la fase de grupo de Europa League, marcando uno de los goles en la victoria del pase. Darwin, llega con continuidad y buena forma para formar parte del XI inicial como volante frente a Colombia. 

 Jefferson Savarino: Desborde y velocidad aporta como volante. El zuliano, luego de jugar en la MLS, llega al brasileirao con el Atlético Mineiro y con buenas referencias y tan solo 23 años de edad. Uno de sus aspectos más determinantes es el desequilibrio que aporta en el 1v1.  

 Yeferson Soteldo: Regates, cambio de ritmo y velocidad, es lo que ofrece el ”10” del Santos de Brasil. Yeferson, con experiencia en eliminatorias mundialistas, se une a la convocatoria para el 9 y el 13 de octubre. Actualmente disputa la Copa Libertadores y el torneo local con grandes actuaciones como volante ofensivo, es el AS debajo de la manga del equipo. Ha sido titular en sus últimos 5 partidos. 

 DELANTEROS:

Andrés Ponce: Es una de las sorpresas en el ataque, desde hace tiempo está fuera del radar de la selección, pero tiene una nueva oportunidad para demostrar su potencial con goles. Viene de disputar 8 partidos sin marcar en esta temporada. No juega desde el 21 de septiembre. 

 Eric Ramírez: Otro joven con una merecida convocatoria, a pesar de no jugar en una liga tan reconocida, viene de una gran temporada en el fútbol eslovaco, con 5 goles en 8 partidos. El delantero marcó 7 goles la temporada pasada. Puede hacer su debut en la selección este viernes.

 Fernando Aristeguieta: Un dato no menor, marcó el primer gol en la historia de su nuevo club: Mazatlán FC de la liga mexicana. Cuenta con cuatro temporadas ya en el extranjero a gran nivel, pasando por Colombia con el América de Cali, México con Morelia y actualmente con Mazatlán. 

 Sergio Córdova: Ya con 3 años en el fútbol europeo, específicamente en Alemania, el joven delantero derecho con 23 años puede aportar muchas cosas en el ataque, su físico y altura servirá de pívot en el área. Esta será su segunda eliminatoria. Viene de ser titular en el Arminia Bielefeld que juega en la Bundesliga.  

Venezuela y Colombia: una rivalidad entre hermanos
La vinotinto no contará con Salomón Rondón y Josef Martínez

Los partidos entre Colombia y Venezuela siempre han tenido un atractivo especial. Conocido como el clásico de la frontera, desde sus primeras disputas se ha formado una férrea rivalidad entre cafeteros y vinotintos, siendo uno de esos juegos que siempre son más que solo fútbol gracias al nexo diplomático y la hermandad cultural de ambos equipos chocando sobre el terreno de juego.

Y es que Venezuela y Colombia son como esa dupla de hermanos que pelean, pero se necesitan. Contrario a lo que muchos creerían, fue la vinotinto la primera en ganar un encuentro entre ambas selecciones, cuando se impuso 2-1 en los IV Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1938. Más allá de las disputas territoriales y los nexos políticos, los partidos entre ambos combinados muchas veces terminaron decidiendo la suerte de los equipos en el ámbito futbolístico. Vale la pena echar una mirada al pasado y mirar a las eliminatorias a Sudáfrica 2010: en la ciudad de Puerto Ordaz, la selección que dirigía técnicamente César Farías se impuso 2-0 ante los de Eduardo Lara con dos fantásticas anotaciones de Nicolás Fedor y Juan Arango de tiro libre.

El primer gol de ese partido fue una joya de Ángelo Peña, combinado con el descuido de una zaga colombiana que permitió el ingreso de Fedor al área para poner el primero; mientras que el segundo fue de esos goles inatajables que solamente el ’18’ vinotinto podía hacer. Allí, Colombia se estancó en 14 puntos en la tabla de clasificación y Venezuela se le puso a apenas un punto (13) metiéndose en la pelea por los puestos mundialistas. Al final ninguno fue, pero Colombia quedó necesitando esos tres puntos que consideraban seguros en Cachamay para meterse en la justa.

De cara a Barranquilla

Colombia ha comenzado las eliminatorias sudamericanas en 16 oportunidades. De allí, 7 victorias, 7 empates y apenas dos derrotas. Además, en suelo colombiano Venezuela solo ha podido ganar una vez por partidos oficiales: 15 de noviembre de 2003 en Barranquilla con un gol de Juan Arango, la vinotinto venció 0-1 y le complicó las cosas a una selección cafetera en plena transición generacional. Estadísticamente, las cosas juegan a favor de los dirigidos por Carlos Queiroz.

Venezuela -tal y como reseña el portal Once FutVE- solamente ha jugado dos partidos sin Salomón Rondón y Josef Martínez desde 2012 y ambos han sido para contrarrestar la altura: la Jornada 1 de las eliminatorias rumbo a Brasil 2014 donde Ecuador venció 2-0 a la vinotinto con Giancarlo Maldonado y Fernando Aristeguieta como puntas de lanza y al comienzo de las eliminatorias a Rusia 2018, cuando Noel Sanvicente dispuso de Mario Rondón, Richard Blanco y posteriormente Juan Falcón.

Hoy por hoy es Aristeguieta quien apunta a ser el centrodelantero titular y la historia apuesta a que llega con una rivalidad personal a Colombia: primero que todo supo brillar allí con el América de Cali, donde sacó su mejor versión en el exterior y pudo saltar al fútbol mexicano; luego que fue devuelto en el Aeropuerto Internacional El Dorado por poseer una prueba PCR de más de 96 horas, mínimo solicitado por las autoridades colombianas, adrede o no, hay una sed de venganza por parte del ‘vikingo’.

Es una sola oportunidad la que tendrá el ‘colorado’ para luchar por tener el ataque de la selección, si finalmente fuese el elegido para ser la punta de lanza de José Peseiro. No la querrá perder.

El comienzo de las eliminatorias sudamericanas es como una pelea entre hermanos que se quieren, pero pelean mucho. Más allá de las disputas políticas, sociales y deportivas, todo apunta a que el partido en Barranquilla es la cereza en el pastel de un proceso a Qatar 2022 de arranque turbulento, pero no exento de emociones.

Brasil Vs. Perú: una final no esperada
Es la segunda vez que el cuadro inca llega a esta instancia, mientras que los brasileños de cuatro torneos organizados fueron campeones en todos

Luis Cotte- La Pizarra del DT

 

BRASIL VS PERÚ, FINAL INÉDITA QUE DIFÍCILMENTE ALGUNO HUBIESE IMAGINADO. La “canarinha” siendo local, tenía la obligación de llegar a esta instancia. Por el otro lado, Perú, consolidó un proceso que arrancó con Ricardo Gareca en marzo de 2015.

Para hablar del proceso peruano hay que remontarse a la Copa América de 2011 en donde salió tercera del torneo disputado en Argentina. En ese entonces dirigía el uruguayo Sergio Markarian, pero al quedarse afuera del Mundial de Brasil 2014, dejó el equipo.

En 2015 asumió Gareca e inmediatamente trajo resultados, potenciando la tarea realizada por el anterior DT. La Copa América de 2015, llegando a semifinales y quedando una vez más en el tercer lugar, sería el inicio de lo que vendría: la clasificación a Rusia 2018.

Lo que fue Rusia dejó un sabor agridulce para los peruanos ya que no jugaron mal, pero se quedaron afuera en fase de grupos. Sabían que podían lograr más y ahora en la Copa América de 2019 lo han demostrado tras dejar afuera en 4tos de final a Uruguay y en semis a la bicampeona, Chile.

Por su parte, Brasil, necesita hacer un lavado intenso de cara. Aún la herida de la goleada 1-7 ante Alemania en las semis del 2014 no se cierra. El público se los hace sentir de varias formas: abucheo en algunos momentos de los partidos y poca asistencia a los estadios. Por eso y por el orgullo nacional la selección brasileña necesita conseguir un título de la envergadura de la Copa América. A falta de mundiales en los últimos 17 años, ganar este torneo que organizan sería como un salvavidas.

Entre ambos conjuntos hay varios enfrentamientos por Copa América. Claramente el dominador es uno y se llama Brasil, sin embargo, los desglosamos:

18 partidos entre ambos. 12 victorias brasileñas, tres empates y tres victorias peruanas.

Para la “canarinha” la victoria más abultada fue un 7-0 en 1997. Por el lado “inca”, su última victoria fue en la Copa América Centenario de 2016 1-0 y el mejor resultado 3-1 en 1975, partido jugado en Belo Horizonte y año de la única vez que Perú fue campeón.

Brasil vs Perú: los tickets, un partido paralelo

BRASIL Y PERÚ JUGARÁN LA FINAL DE LA COPA AMÉRICA 2019 el domingo 7 de julio en el Estadio Maracaná de Río de Janeiro.

El local era candidato en la previa y cumplió con la tarea de llevar adelante el protagonismo. Del otro lado, el equipo que dio el batacazo: el combinado Blanquirojo, metiéndose en el partido más importante del certamen.

La sorpresa también se hizo presente en la venta de tickets para el conjunto que será visitante, debido a que los precios subieron considerablemente.

En principio, cabe destacar, que en el portal oficial de Conmebol se han agotado. Sin embargo, se pueden comprar de “reventa”, obviamente con un precio más elevado.

En el portal de reventas StubHub la entrada más barata cuesta 380 dólares, teniendo como ubicación en el estadio el centro de cada una de las cabeceras, norte y sur.

Por su parte los tickets de categoría 1, que son las tribunas laterales con zona céntrica, tienen un precio promedio de 900 dólares, siendo estos los más caros.

La realidad es que algunos hinchas peruanos ya se encuentran en Brasil acompañando a la selección en su camino hasta la final, pero los que han evaluado la posibilidad de viajar para presenciar el juego definitorio, luego de la clasificación ante Chile, se chocan con los elevados precios de las entradas, lo que además implica el gasto de viaje y hospedaje, con un precio que implica outro desembolso de 1000 dólares aproximadamente.

Unos pocos peruanos podrán asistir a lo que podría ser la tercera consagración de su selección como campeón de América. En principio porque enfrente está el anfitrión y dueño de casa, que conformará el 90% de la capacidad del estadio, pero a su vez también por la gran inversión económica que requiere la ocasión.

Por su parte los locales contaron durante todo el certamen con el beneficio de poder comprar el ticket oficial a mitad de precio de lo que se puso a la venta para el público de los demás seleccionados, y en una nueva oportunidad, la final será testigo del mismo hecho.

 

Brasil, Argentina, Bolsonaro y abucheos
Luis Cotté y José Graterol @LaPizarraDelDT_

IMPULSADO POR la localía, Brasil propuso un juego de presión extendida para recuperar lo más rápido posible el balón. Como a lo largo de la competencia, volvió a hacerse ancho desde lo posicional, para atacar por adentro.

 Argentina opuso intensidad en la marca, ocupó los espacios y, con la pelota, buscó construir de manera asociada, con Lionel Messi retrocediendo para hacer contacto y atraer la atención para liberar a sus compañeros.

Pero en el encuentro entre Brasil y Argentina ocurrió una particularidad. Muy lejos del juego en sí: Bolsonaro salió a saludar en el medio tiempo y hubo casi paridad de abucheos y apoyo de forma unísona.

Durante mi estadía en suelo brasileño me fui preguntando ¿cómo es posible que Bolsonaro haya ganado las elecciones? Un tipo homofóbico y en un país casi en su totalidad católica. La dudo estuvo siempre presente y claro, tuve que preguntar a quien pudiese.

 Muchas de las respuestas eran tanto positivas como negativas. Algunos simplemente decían que estaban cansados de los mismos políticos y él era uno nuevo y por eso lo habían elegido. Cansados de la corrupción de gestiones anteriores, vieron en Bolsonaro un cambio. Otros no estaban de acuerdo con sus pocas políticas sociales y aún menos con sus discursos que dividen a la nación.

Aun así, no tenía respuesta a la pregunta ¿por qué? Bolsonaro ha hecho comentarios homofóbicos en más de una ocasión, promueve complicadas leyes inmigratorias y además es evangélico y de extrema derecha.

 Entonces ¿cómo alguien evangélico y de extrema derecha, en un país en su mayoría católico pudo llegar a la presidencia?

 Respuesta compleja de responder. Sin embargo, queda claro que el país está totalmente dividido. Unas de las explicaciones que me dieron desde una favela es que justamente ahí reina el evangelismo, siendo estas entonces la mayor población votante, se inclinaron para el ahora presidente brasileño. Además, también está la teoría de que muchos buscaron en él un nuevo político sin un pasado “oscuro” o al menos no tanto.

 Aun así, al menos para mí, se me dificulta entender como las favelas, siendo pobres en su mayoría, pudieron apoyar a un gobierno de derecha con pocas políticas sociales.

 El partido

 Retomando las acciones del juego, en la primera mitad, con apenas 16′ minutos el combinado brasileño se fue arriba en el marcador, cuando Gabriel Jesús recibió un centro, desde el sector izquierdo. No tuvo más que pegarle con el empeine y rematar firme para quebrar el cero y poner en ventaja al anfitrión por 1 a 0.

 La Albiceleste tuvo el empate en la cabeza de Sergio Agüero, pero el travesaño se lo impidió. Messi siguió desequilibrando, pero no llegó al empate. Finalizó el primer tiempo y el Mineirao de Belo Horizonte era una fiesta.

 (Entra Bolsonaro) (Abucheos) (Sale Bolsonaro)

 Al comienzo del segundo tiempo, Lautaro Martínez desperdició una buena oportunidad con un remate a las manos del guardameta Alisson Becker. Volvieron a llegar con un remate de De Paul, que se le fue alto.

 Los dirigidos por Lionel Scaloni jugaron mejor que Brasil en la segunda parte, pero solo le faltó concretar las chances que generó. El palo ayudó a Alisson tras un remate de Messi, que en el rebote volvió a tomar la pelota y se le fue afuera.

 Los brazucas esperaron y consiguieron el segundoRoberto Firmino recibió un pase de Gabriel Jesús a las 26′ de ese capítulo final. La empujo contra la red y estampó el 2 a 0. Así, consiguió la tranquilidad y comenzó a jugar mejor.

El ecuatoriano Roddy Zambrano juez del partido, no estuvo a la altura de las circunstancias del clásico Argentina-Brasil: no supo controlar las fricciones y falló en dos jugadas decisivas del compromiso.

Ahora, la canarinha es la primera selección clasificada para final. Espera entre peruanos y chilenos la gran final que se disputará el 7 de julio en el Maracaná. Mientras que Argentina también esperará su rival para disputar el tercer lugar de esta Copa América 2019.