plan de recuperación económica archivos - Runrun

plan de recuperación económica

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 22.11.2018: ALTO: Expectativa

 

 

ALTO 

DOGMA VS CATÁSTROFE: 

El martes la reunión con los empresarios y los funcionarios y ministros encargados del “Plan de Recuperación Económica” se celebró en el ministerio de la Defensa creyendo que con eso los asustaban. Fueron claros al expresar sus opiniones sobre el fracaso evidente del dogmático y marxista plan que en 90 días ha hundido mas al país. A pesar de que Maduro anunció una corrección, en dicho encuentro no se atrevieron a discutirla. Al día siguiente, miércoles, la convocatoria fue en el Círculo Militar para unas “mesas de trabajo” (otro término que en 19 años no ha servido para nada sino para demorar, ilusionar, ganar tiempo o fracasar) y estudiar recomendaciones para esa ansiada corrección. Los asistentes a las dos reuniones coinciden en que el dogmatismo “marxista-leninista-comunista-cubano” se impuso sobre una realidad, un pragmatismo que debían tener en cuenta ante el acelerado e inconsciente hundimiento del país en estos tres meses. De seguir el acelerado rumbo al foso global tendrán que quitar otros tres ceros a la moneda, ante la hiperinflación en “soberanos dólares”. Con los consejos de China y Rusia dejados de lado y con la pragmática  propuesta del comunista ministro Jesús Faria que daría un vuelco correctivo con resultados inmediatos en la economía (por cierto apoyado en la reunión de gabinete por el ministro de Defensa Vladimir Padrino) que incluirían ajuste de precios a los servicios públicos y la gasolina (anunciado éste una veintena de veces) y agarrar por los cuernos la materia cambiaria dejando, de verdad, la posibilidad del libre cambio de la moneda estadounidense y no el enredo que aun mantienen en sus disposiciones legales. El gobierno sabe que no tiene credibilidad en sus anuncios y que las informaciones que ha venido dando han resultado falsas expectativas. Temen a la escalada de precios que lleva incluido el billete verde (hazmerreir sádico del mundo entero) por sus errores dogmáticos y eso podría moverlos a dar el salto requerido. Piensan en sus programas como las CLAP y la orden nueva será darles prioridad a los proveedores privados de forma directa. Desde la industria de alimentos a las cadenas de farmacias y a los fabricantes de productos de higiene personal. Si dejan el dogma soviético o cubano mejorará la expectativa para 2019. Si no lo hacen se incrementará la convulsión social que no será la guerra económica de Fedecámaras, Consecomercio o el “Imperio” como pregonan sus colectivos sino el “autosuicidio socialista”. Mientras deciden deben recordar que cada minuto aumenta el precio del dólar …

 

90 DÍAS ¿“PROSPERIDAD ECONÓMICA?”:

Para los expertos ya es difícil señalar cuántas veces el sucesor de Hugo Chávez ha intentado escondernos los errores conceptuales y de diseño del Socialismo del Siglo XXI en materia económica y financiera. Su último esfuerzo –sin fe alguna y pleno de oscurantismo- es el anunciado el pasado 17 de agosto: el Plan de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, el cual muestra como único logro el de torturarnos con mentiras y falsedades todos los días a través de los medios propagandísticos del gobierno. Su principal característica, a tres meses de anunciado, es todo a futuro: lo que haremos, lo que lograremos, lo que tendemos, sin que nada ocurra, sin que cada crezca, sin que nada cambie para mejor. ¿90 días después qué tenemos? ¿Qué nos ha dejado?  La respuesta se puede dar en coro nacional, desde San Cristóbal hasta Pampatar, desde La Guajira hasta San Antonio de Atabapo: una hiperinflación desbocada. La insolvencia con nuestras obligaciones en el exterior a punto de tribunales. La gasolina transformada en bien gratuito tanto para nacionales como para contrabandistas protegidos por nuestros uniformados. Una grave crisis eléctrica a nivel nacional, acompañada por el colapso en los servicios de agua (El Nacional de ayer: “90% de los caraqueños no recibe agua todos los días, 79% de los hospitales no tiene servicio permanente ocasionando la suspensión de la atención médica, al 63% de los habitantes de los 5 municipios le llega el líquido cada dos o tres días y a otros solo una vez por semana) y aseo público. La risible figura del Petro como critpo moneda que ayudaría la encomia venezolana, se asume como un verdadero hazmerreir en todo centro mundial de negocios. La fuga de talento en su zenit para desdicha de familias, universidades y centros de producción. Las empresas trabajando a menos del 30% de sus capacidades. El parque automotor público en el suelo, no hay autobuses y el Metro pasa de ser un orgullo a una verdadera calamidad y antro de corrupción. Los inversionistas, con o sin sombreros, brillan por su ausencia, siguen sin aparecer. La emisión de dinero inorgánico por el BCV a manera de tesorería del PSUV, destruyendo el ahorro y la capacidad de compra del trabajador. Las subastas de divisas oficiales parecen expresiones de un plan de ahorro para nietos y sobrinos, mientras que la divisa paralela -la única accesible- triplica su valor. En definitiva, el desastre es hoy mayor que hace 90 días.  Lastimosamente, los especialistas nos anuncian días por venir aún peores, a pesar de que desde la instancia del conocimiento, de la experiencia, de políticas públicas comprobadas por acertadas, se señala que toda esta calamidad tiene como detenerse y así evitarse mayores daños. Pero la cúpula que representa el actual elenco político gubernamental anda, de cerca, como sorda y ciega, trastocada por indetenibles corruptelas y desde no muy lejos, ideológicamente dependiente de quien anteriormente fue y sigue siendo un fracaso igual: La Habana, Cuba. ¿Alguna cordura, alguna sensibilidad por alguna parte, con o sin uniforme? Ni siquiera han escuchado a los pocos sensatos, algunos fieles pero realistas, conmovidos por la realidad que los rodea, que han planteado hasta ayer mismo el cambio de rumbo inmediato con dos o tres medidas de impacto fáciles de aplicar, aunque tengan que tragar grueso el jarabe de la “realidad con la que chocan”.

 

A dos meses del

EL “MILAGRO ECONÓMICO” PROMETIDO por el presidente Nicolás Maduro, el 20 de agosto sigue sin materializarse y el país continúa sumido en una profunda crisis con algunos indicadores recrudecidos.

Luego de semanas de antelación el chavismo puso en marcha hace dos meses su llamado “plan de recuperación económica y prosperidad”, el mayor paquete de ajustes económicos de Maduro desde que asumió la Presidencia en 2013 y con el que busca resolver varios problemas, entre ellos el desabastecimiento y la hiperinflación.

Actualemente persiste la escasez de alimentos, algunos casi imposibles de conseguir para millones de venezolanos, y los precios suben poco más de 4% cada día, según estimaciones del Parlamento, que ha rechazado las medidas del Ejecutivo.

La primera decisión del gobierno fue reconvertir la moneda local, el bolívar, a la que le quitó cinco ceros para simplificar las transacciones y hacer frente a la inflación que, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, cerrará el año en 1.350.000% y se proyecta en 10.000.000 para 2019.

Esta medida estuvo acompañada por la puesta en circulación de una nueva familia de billetes con denominaciones más ajustadas al alto costo de la vida, y tenía como objetivo satisfacer la demanda de dinero físico, un bien que se llegó a comercializar en el país por precios muy superiores a los escritos en ellos.

El éxito más visible del gobierno radica en haber simplificado las operaciones comerciales con la reconversión monetaria y en haber aminorado las colas en las entidades bancarias que hoy ofrecen dinero casi sin reservas a los ciudadanos, cada días más pobres.

De resto, cerca de la mitad de la clase trabajadora que devenga salario mínimo sigue viviendo en la miseria pues perciben menos de 1,25 dólares al día, el umbral establecido por Naciones Unidas para hacer estas mediciones.

Aunque el “paquetazo” económico arrancó con una subida salarial de 3.500%, en la práctica el sueldo básico de todo un mes alcanza para comprar en la actualidad dos kilos de detergente o unos cinco pollos.

Ante ello, las organizaciones de derechos humanos y partidos políticos han advertido el aumento de la desnutrición que tampoco puede ser resuelta en los decadentes hospitales, cuyos trabajadores llevan más de 100 días de protestas para denunciar la “emergencia sanitaria”.

Por otro lado, la revolución bolivariana dictó nuevas medidas para mantener controles sobre los precios de los productos, el tráfico de divisas, las operaciones bancarias y otras aristas del ámbito financiero que, según expertos, han empeorado la situación.

Maduro ha dicho que aplicará “mano dura” a quienes no acaten estas decisiones y en ese sentido la Justicia ha procesado a una veintena de gerentes de comercios por supuestos delitos económicos.

Mientras tanto, el Banco Central sigue perdiendo la batalla frente al dólar paralelo e ilegal, que se cotiza a un precio muy superior al establecido en el incipiente mercado oficial de subastas que sacia pocas demandas, generalmente de empresarios.

Si bien el llamado plan de recuperación inició con una devaluación de 95,8 %, solo en el mercado oficial el bolívar se ha depreciado 1 punto porcentual cada mes, en promedio, mientras que en el mercado paralelo, que rige casi todas las actividades comerciales, el panorama es mucho más negativo.

Con todo, el chavismo sigue empeñado en su plan como una “fórmula mágica” que recibió, según el mismo Ejecutivo, el visto bueno y el auspicio financiero de China, un país al que Maduro dijo ayer que enviará 1 millón de barriles de petróleo “como sea”.

Maduro devalúa 95,8 % la moneda con su plan de

Venezuela oficializó una devaluación en su moneda de 95,8 % en el marco de un plan de “recuperación y expansión económica” que promueve el presidente Nicolás Maduro para intentar salir de la crisis.

La depreciación fue notificada por el Banco Central (BCV) que, en su página web, informó que un dólar estadounidense pasó de costar 2,49 bolívares soberanos a 60, un aumento de 2.311 % en el afán del Ejecutivo por unificar los tipos de cambio y “eliminar” el mercado paralelo.

La medida fue adelantada por Maduro el viernes pasado cuando indicó que el petro, la criptomoneda gubernamental, operará como un ancla del signo local desde hoy y que aquel equivalía a 60 dólares o 3.600 bolívares soberanos.

Esta fórmula arrojaba la tasa de cambio de 60 bolívares soberanos por dólar, un precio que es 24 veces superior a la tasa que hasta el viernes indicó el BCV como única legal, también conocida como Dicom.

Aunque ya se ha oficializado esta medida, las casas de cambio autorizadas para operar en Venezuela mantienen, de momento, una tasa de 40,10 bolívares soberanos por dólar.

Pese a que el gobernante venezolano no ofreció declaraciones este martes, los ministros del área económica dieron a conocer detalles del plan gubernamental ante la crisis, que se puso en marcha ayer con la entrada en vigencia de una reconversión que le quitó cinco ceros a la moneda.

El titular de Economía y Finanzas, Simón Zerpa, anunció que el Estado dejará de asignar divisas, como lo venía haciendo desde que iniciaron las subastas hace años, pero mantendrá el control sobre la circulación de monedas extranjeras.

Las subastas continuarán y se incrementarán de una semanal hasta una diaria, según el Ejecutivo que dictará la tasa oficial de cambio según el promedio de las operaciones que se realicen.

“No se establecen restricciones de ofertas de divisas en el sistema cambiario”, subrayó Zerpa para luego aclarar que las personas jurídicas podrán adquirir un máximo mensual de 400.000 dólares y las naturales hasta 500.

El ministro, que reiteró que este esquema funcionará por las divisas que introduzcan en la economía venezolana las personas naturales y jurídicas, informó que bancos públicos y privados podrán recibir divisas más no venderlas.

Por su parte, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó por unanimidad y sin debate previo el conjunto de proyectos de ley que le presentó el Ejecutivo que avalan las medidas económicas referentes al aumento de los impuestos.

Los proyectos de ley fueron aprobados después de que el vicepresidente del área económica, Tareck el Aissami, hiciera su exposición de motivos en una sesión especial de la ANC, un foro conformado solo por chavistas.

“Me atrevo a hacer una propuesta audaz aquí, la hago desde mi corazón, para mañana es tarde, que esta ANC, aprobemos nosotros hoy, ya, de una vez, estas leyes (…) y nos metemos luego en las discusiones que sean necesarias”, pidió el presidente del órgano, Diosdado Cabello.

La ANC, que no es reconocida por buena parte de la comunidad internacional por haber dudas sobre su legitimidad, aceptó la propuesta del considerado número dos del chavismo y aplaudió su aprobación exprés.

El Aissami explicó en la sesión que estas reformas tributarias están enmarcadas en el “nuevo comienzo económico” que tiene como objetivo el incremento de la recaudación para disminuir el déficit fiscal “y evitar el deterioro de la capacidad adquisitiva de los ingresos fiscales”.

“En materia del Impuesto al Valor Agregado (IVA) se propone incrementar la alícuota en cuatro puntos porcentuales para ubicarlo en 16 %, manteniendo las excepciones de bienes y servicios esenciales para el bienestar del pueblo”, dijo.

Comentó además que el Gobierno firmó un acuerdo con “las 33 agroindustrias más grandes” del país para “proteger la estabilidad de los precios” de los alimentos que se actualizarán mañana.

El vicepresidente no explicó cuáles son los artículos que se han registrado para este control aunque el jefe de Estado ya ha mencionado que estabilizará los costos de 25 productos.

La oposición venezolana había convocado un paro este martes para rechazar los ajustes económicos y se cumplió en un 65 %, según sus propios cálculos.

La noticia en 10: Maduro, la guerra económica y los anuncios postergados

 Maduro-Rueda-de-Prensa-2

 

Estos son los temas más relevantes de los que habló el presidente Maduro en su alocución del martes 30 de diciembre:

 

  1. Dólar: El nuevo sistema cambiario será anunciado en 2015. Los detalles serán “extensamente explicados” por el presidente del BCV, Nelson Merentes y el ministro de Economía y Finanzas, Rodolfo Marco Torres “después del abrazo de Año Nuevo”, según el presidente Nicolás Maduro.
  2. Recuperación económica: Maduro anunció que 2015 será el año de “gran cambio del modelo económico venezolano”. Se lanzará un nuevo sistema de creación de riqueza que plantea un plan de recuperación de tres plazos: seis meses, dos años y cuatro años, que impacte sobre la inflación inducida y variables como caída de los precios petroleros. Mantendrá la inversión social, conectado con las metas bianuales 2015- 2016.
  3. Objetivos: Enumeró siete objetivos que comprenderán el plan de recuperación económica: Perfeccionar el modelo económico-social de distribución de riqueza nacional; Incrementar la inversión social del modelo socialista de acuerdo al plan de la patria; Optimizar recursos para economía real; Ajustar la eficiencia para neutralizar el contrabando, acaparamiento y mantener precios justos equilibrados; Establecer una amplia alianza productiva con capital nacional e internacional; Implementar un nuevo modelo de inversión productiva bajo el bloque estatal y creación del “Estado mayor de plan de recuperación económica”, que ser instalará el 3 de enero y seguirá dirigido por Maduro.
  4. Acciones: Aparte del nuevo sistema cambiario (que será anunciado en enero), el plan de recuperación económica incluye: elevar la recaudación fiscal; optimizar el gasto público; fortalecimiento de las reservas internacionales (creación de fondos estratégicos en dólares y bolívares respectivamente); aplicación eficiente de la ley de precios justos “equilibrados” y creación de zonas económicas especiales.
  5. Gasolina: “Hoy no es el momento” de aumentar el precio de la gasolina, afirmó Maduro. “Ya llegará el día en que el país acompañe el nuevo sistema de precios”.
  6. Nombramientos: Designó a la nueva junta directiva de Pdvsa: Orlando Chacín, Jesús Luongo, Araceli Suez de Vellejo, Antón Castillo Bastardo, Carlos Eric Malpica. Mientras, nombró a Rodolfo Marco Torres, Ricardo Menendez y Will Rangel como directores externos de la estatal petrolera. Por otra parte, Carmen Meléndez, actual ministra de Interior y Justicia, fue encargada de la vicepresidencia de Soberanía, Paz y Seguridad.
  7. Cifras: Maduro confirmó que el precio del crudo bajó a 46 $ dólares por barril. Admitió que hubo una caída de 2 puntos de la economía y que el BCV proyecta la inflación en 64% al cierre de 2014. Aspira a que la economía venezolana crezca entre 4% y 5% en 2015.
  8. Presos políticos: Maduro descartó Ley de Amnistía afirmando que no puede haber impunidad con respecto a los detenidos por las  protestas de 2014. “Como jefe de Estado, no me pidan perdonar asesinos”, dijo. Aseguró confiar en la justicia y exhortó a no convertir en héroes a quienes están conspirando”. Agregó que el pueblo chavista es “campeón mundial de tolerancia”.
  9. Rueda de prensa se realizó en el Palacio de Miraflores. Estuvieron presentes medios internacionales. Por la prensa nacional, sólo hicieron preguntas los reporteros de Globovisión, Venevisión y Hoy Venezuela (Sibci). Fue convocada el lunes 29 de diciembre para anunciar el plan económico y sistema cambiario que regirá en 2015, pero de estos no se ofrecieron detalles.
  10. Gabinete presente: Maduro estuvo acompañado por la canciller Delcy Rodríguez; el ministro de Economía y Finanzas, Rodolfo Marco Torres; la ministra de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Carmen Meléndez; el ministro de Petróleo y Minería, Asdrúsbal Chávez; el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes; el vicepresidente de Seguridad y Soberanía Alimentaria, Carlos y la ministra de Comunicación e Información, Jaqueline Farías.

 

 

Lea más de este tema en RunRun.es:

10 frases que Nicolás Maduro dijo y ni él mismo entendió

“La guerra economica es una selfie que se tomó el gobierno”

Coinciden los analistas: Maduro no anunció nada