CIA archivos - Runrun

CIA

Simonovis será el enlace entre el gobierno de Guaidó y la DEA y CIA

El comisario y expreso político Iván Simonovis fue nombrado comisionado especial de Seguridad e Inteligencia del gobierno encargado de Juan Guaidó, durante un encuentro con la diáspora venezolana realizado en la ciudad de Washington.

Su trabajo será específicamente trabajar y coordinar esfuerzos con agencias de seguridad de Estados Unidos como la DEA y la CIA.

“Asumo responsablemente este cargo con el compromiso de rescatar el Estado de derecho, apegado a la Constitución y la ley, con un objetivo claro: acabar con el sufrimiento de nuestro pueblo. Lo haré con el corazón y la mente hasta rescatar la libertad de mi país”, dijo Simonovis.

Simonovis, el más longevo preso político venezolano, fue puesto tras las rejas por su supuesta participación en los suceso del 11 de abril de 2002, cuando fue momentáneamente derrocado el fallecido Hugo Chávez. Se fugó de su cautiverio domiciliario el pasado 16 de mayo, aprovechando un indulto concedido por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Por su parte, Carlos Vecchio, nombrado por la AN como representante de Juan Guaidó ante el gobierno de EEUU, detalló que el comisario Simonovis trabajará en conjunto en hacer frente a “las graves amenazas de seguridad que el régimen de Maduro ha instaurado contra nuestro pueblo, contra la región y contra toda la comunidad internacional e implementar soluciones para detener el sufrimiento de todos los venezolanos”.

Para Simonovis, uno de los temas más álgidos en Venezuela es la presencia de la guerrilla dentro del territorio nacional y y por lo tanto es una de las prioridades en quienes están trabajando en Plan País a nivel de seguridad.

En cuanto a la presencia de colectivos, aseguró que una vez cese la usurpación estos grupos irregulares dejarán de ser un problema. “Ellos ahora tienen una chapa que se las da el gobierno, pero cuando Maduro ya no esté muchos desertarán. Sobre esto ya nos estamos ocupando desde Plan País”.

Detienen en España a exviceministro chavista Javier Alvarado acusado de corrupción

EL JUEVES 9 DE MAYO las autoridades españolas detuvieron a Javier Alvarado Ochoa, quien fuese funcionario del ministerio de desarrollo eléctrico de Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez.

Agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera de la Policía Nacional (UDEF) llevaron a cabo el arresto en la ciudad de Madrid, donde reside Ochoa desde hace varios años.

Se espera que para este viernes 10 Alvarado pase a disposición de la Audiencia Nacional de España, donde el juez Ismael Moreno lo investiga por estar presuntamente vinculado en el pago de comisiones y sobornos por parte de la empresa de la empresa de ingeniería Duro Felguera a políticos de Venezuela.

De acuerdo a la información del Europa Press, a Javier Alvarado Ochoa le serán imputados cargos por corrupción internacional y blanqueo de capitales. Ambos delitos surgieron luego de una investigación realizada a partir del 2015, cuando el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) detectó “indicios de criminalidad” por pagos en una cuenta del ya extinto Banco de Madrid, del que eran clientes todos los políticos que participaron en el soborno.

Estos delitos se habrían cometido cuando el hombre ocupaba el cargo de viceministro de electricidad, presidente de la Electricidad de Caracas o cuando formó parte de la junta directiva del Sistema Eléctrico de Nueva Esparta. Todos estos cargos los ocupó bajo el gobierno del fallecido Hugo Chávez.

 

*Vea la nota completa en TalCual 

CIA concluyó que príncipe saudita mandó a asesinar a periodista

EMPLEANDO VARIAS FUENTES DE INTELIGENCIA, la CIA concluyó que el príncipe heredero de la corona saudita, Mohammed Bin Salman, ordenó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en Estambul el mes pasado, lo que contradice las afirmaciones del Gobierno saudí de que no estuvo involucrado en el asesinato, según personas familiarizadas con el asunto.

La evaluación de la CIA, en la que los funcionarios han dicho que “tienen una gran confianza”, es la más definitiva hasta la fecha que vincula a Mohammed con la operación y complica los esfuerzos de la administración Trump para preservar su relación con un aliado cercano. Un equipo de 15 agentes saudíes voló a Estambul en un avión del gobierno en octubre y mató a Khashoggi en el interior del consulado saudí, donde había venido a recoger los documentos que necesitaba para su matrimonio planeado con una mujer turca.

Al llegar a sus conclusiones, la CIA examinó múltiples fuentes de inteligencia, incluida una llamada telefónica que el hermano del príncipe Khalid bin Salman, el embajador saudí en los Estados Unidos, tuvo con Khashoggi, según las personas familiarizadas con el asunto que hablaron sobre la condición. Del anonimato para discutir la inteligencia. Khalid le dijo a Khashoggi, columnista colaborador de The Washington Post , que debía ir al consulado saudí en Estambul para recuperar los documentos y le aseguró que sería seguro hacerlo.

No está claro si Khalid sabía que Khashoggi sería asesinado, pero hizo la llamada a la dirección de su hermano, de acuerdo con las personas familiarizadas con la llamada, que fue interceptada por la inteligencia de los Estados Unidos.

Fatimah Baeshen, portavoz de la Embajada de Arabia Saudita en Washington, dijo que el embajador y Khashoggi nunca discutieron “nada relacionado con ir a Turquía”. Agregó que las afirmaciones en la “supuesta evaluación de la CIA son falsas”. Tenemos y seguimos escuchando diversas teorías sin ver la base principal de estas especulaciones “.

Cabello dice que Angelina Jolie es agente de la CIA y miente sobre Venezuela

EL PRESIDENTE DE LA ANC, Diosdado Cabello, dijo hoy que la actriz estadounidense Angelina Jolie trabaja para la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por siglas en inglés) de su país y mintió sobre la visita que hizo esta semana a refugiados venezolanos en Perú.

“Allá en Perú se presentó una actriz que ama al pueblo de Venezuela, tanto que lo ama que usted le pregunta cuántos habitantes tiene Venezuela y no tiene ni la más mínima idea, ¿dónde queda Venezuela?, les garantizo que ni sabe”, satirizó Cabello durante su programa semanal de televisión.

El líder de la ANC, un órgano integrado solo por oficialistas y no reconocido por numerosos gobiernos, dijo que la visita de tres días que hizo Jolie a Perú como enviada especial de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) es “un artificio que han usado en otros países”.

“El problema es el daño que le hace al mundo porque a ella la mandaron para Libia, a ella la mandaron a Siria a hacer el mismo trabajo, la han mandado a África, a todos los países que han terminado invadidos por el imperialismo, ese es su trabajo”, sostuvo.

“Son agentes del imperialismo, de la CIA, del Pentágono, de todos esos cuerpos que tiene el imperialismo para actuar y le meten una lágrima que le corre en ríos para que el mundo crea que (…) han tocado el corazón de una estrella de Hollywood”, prosiguió.

Según Cabello, Jolie se equivoca al creer que en Venezuela “lo que hay son cuatro dictadores” y “que aquí no hay pueblo que respalda una revolución”.

“Creen que seguimos siendo colonia porque nos mandan a una actriz engañadora en la pantalla para que trate de engañar a los pueblos, nadie se deje manipular, afortunadamente el pueblo nuestro es pilas (…) y comenzaron a burlarse porque así hay que tomarlo, hay que burlarse”, expresó.

El poderoso dirigente chavista sugirió a la actriz “preocuparse por los 43 millones de pobres que hay en Estados Unidos” o “por los niños que encierran en jaulas” en ese país.

“La mandaron para acá para tapar el éxodo centroamericano hacia Estados Unidos”, dijo y preguntó porqué la ganadora del Oscar no ha hecho comentarios sobre la llamada caravana con miles de migrantes que partieron de Honduras rumbo al norte del continente.

Tras reunirse con el presidente de Perú, Martín Vizcarra, y con el ministro peruano de Relaciones Exteriores, Néstor Popolizio, la estrella de Hollywood afirmó que la crisis migratoria venezolana le resultó más impactante porque “era predecible y evitable”.

La actriz estuvo el domingo en Lima, donde visitó un albergue que acoge a los venezolanos recién llegados a la capital peruana, y el lunes se trasladó a la frontera de Perú con Ecuador para constatar la masiva llegada diaria a territorio peruano de miles de migrantes procedentes de Venezuela.

“Cada venezolano que conocí describió la situación de su país como desesperada. Escuché historias de gente muriendo por falta de cuidados médicos y medicinas. El pueblo pasa mucha hambre, y está expuesto a violencia y persecución”, relató Jolie.

El manicomio opositor, por Eduardo Semtei

 

Conclave secreta realizada en Santo Domingo.

Primer participante. De lo que se trata es  procurar con la ayuda de Colombia, la CIA y el MOSAD de hacerle un atentado a Maduro. Tratar de colocarle una bomba en pleno Consejo de Ministros para despachar a todos esos chavistas de una sola vez.  De esta manera evitamos una posible guerra civil y le ahorramos al país años de confrontaciones armadas como sucedió en Colombia. Y que Rodríguez Torres asuma la presidencia.

Segundo. No señor, se trata de conspirar con lo decente que queda de la Fuerza Armada, que con seguridad hay, los militares son de carne y hueso como todo el mundo y sufren igual que sufren todos los venezolanos. Me inclino por un golpe seco, incruento, con el ejército, la marina y la aviación.  Con la Guardia Nacional no se puede contar para nada. Un alzamiento en la mayoría de los cuarteles. De inmediato se emite orden de captura contra Maduro y todo el Consejo de Ministros, se anula la Asamblea Nacional Constituyente, se destituyen gobernadores y alcaldes, se instala el Tribunal Supremo de Justicia que está en Bogotá, se nombran nuevas autoridades del Poder Ciudadano y se designa una Junta de Gobierno formada por María Corina Machado, Juan Pablo Olalquiaga y Antonio Ledezma. Y procedemos a extraditar para Cuba a todos los chavistas conocidos. Esa si es una salida lógica, razonable.

Tercera opinión. No señor nada de eso. Se trata de realizar un Paro Nacional Indefinido que sume a  todos los trabajadores públicos y privados, a todos los profesionales y gremios, a los obreros y a los campesinos, a los ricos y a los pobres, a las mujeres y a los hombres, a los jóvenes y a los viejos y que  todos salgan a la calle a protestar y a saquear, que haya una explosión social que arrase con todo vestigio del chavismo. Que quemen todas las casas rojas rojitas y también las casas de los jefes chavistas y así lograr llamar la atención del mundo y procurar una junta de gobierno formada por un militar, el presidente de Fedecámaras y Leopoldo López.

Cuarto proponente. Ustedes no saben nada de política. Lo más  fácil es una invasión militar con apoyo interno. Que los ejércitos de Colombia, Brasil y Estados Unidos realicen una operación “humanitaria” y desplieguen frente a nuestras costas a la V Flota mientras que unos 100.000 hombres armados con lo más avanzado de la tecnología incluyendo drones y dronas, invadan por todos los lados hasta que el chavismo se rinda.  No importa el número de muertos, el fin justifica los medios. Después de eso Venezuela se recuperará rápidamente. Lo más inmediato después del triunfo de la invasión es designar a Ricardo Hausmann Ministro Plenipotenciario y Vicepresidente de Economía, Finanzas y Hacienda para que aplique un Programa de Salvación Nacional.

Otro más. Un quinto. Creo que hay una vía más fácil. Que el TSJ y la Asamblea Nacional destituyan al actual CNE y nombren uno nuevo presidido por  Eduardo Semtei y convoquen nuevas elecciones, esta vez limpias, neutrales, de esa manera los abstencionistas se quedarán tranquilos pues hay un nuevo CNE que era su principal objeción. Está claro que la podemos ganar y listo. A votar y luego a cobrar.  Nuevo presidente. Bueno primero hacemos unas primarias para escoger el candidato entre: María Corina Machado, Leopoldo López, Henry Ramos Allup, Andrés Velázquez, Manuel Rosales, Henri Falcón, Ramón Guillermo Aveledo, Enrique Márquez, Antonio Ledezma, Eduardo Fernández, Oswaldo Álvarez Paz, los dos Guanipas, el presidente de Fedecámaras, Juan Pablo Olalquiaga, Julio Borges, Henrique Capriles, Pablo Pérez, Luís Ugalde, Claudio Fermín,  Omar Barboza, Elías Pino Iturrieta, Enrique Mendoza, Roberto Henríquez, el pastor Bertucci y el empresario Lorenzo Mendoza.  Esa si es la vía. La solución. Nuevo CNE. Nuevas elecciones.

Sexto. Puras boberías y galimatías.  Hay que pedirle la renuncia a Maduro. Que se la pidan todos los países del mundo. Todos los partidos políticos venezolanos opositores. Todas las organizaciones no gubernamentales. Toda la sociedad. Una vez que renuncie asume Omar Barboza la presidencia, se nombra un nuevo CNE pero jamás con Semtei, recuerden lo del 28, 28, 28.  Sino presidido por Luís Emilio Rondón y se convocan a elecciones. Propongo de candidato a Lorenzo Mendoza y de Vicepresidente a Henry Ramos Allup. Nada de primarias son muy costosas.

Vengo yo de último. Creo que por ahora simplemente debemos participar en el referéndum sobre la nueva constitución para negarla y designar a nuestros 3.000 candidatos a concejales.  Lo veo más fácil. Más sencillo. Más creíble. Más práctico. Veremos qué pasa. Ahora, si Maduro logra que por abstención opositora le aprueben su nueva constitución, hecha a su medida, y además  obtiene los 3.000 cargos de concejales creo que las cosas se pondrán más difíciles. Digo yo…

 

 @eduardo_semtei

 

El anticastrista cubano Luis Posada Carriles, uno de los más enconados enemigos del régimen cubano y exagente de la CIA, ha muerto de cáncer este miércoles en Miramar (sureste de Florida, Estados Unidos) a los 90 años, informaron medios locales. Posada Carriles (Cuba, 1928) falleció alrededor de las cinco de la mañana (hora del este de Estados Unidos) “en un hogar del Gobierno para veteranos” ubicado en la localidad de Miramar (al norte de Miami), ha señalado su abogado, Arturo Hernández, y ha agregado que el anticastrista arrastraba “una larga enfermedad”.

“Lo siento mucho porque yo pasé cinco años de mi vida defendiéndolo y en ese tiempo se manifestó como una gran persona, por lo menos trató de hacer algo por Cuba“, ha resaltado Hernández. Superviviente de un cáncer de garganta, atentados y un derrame cerebral, la salud del militante anticastrista se había deteriorado notablemente tras sufrir varias fracturas de huesos en un accidente de auto en 2015.

Acusado por Cuba de terrorismo, Posada Carriles hizo de su vida un intento constante de asesinar al que fue durante décadas presidente de la isla, Fidel Castro. En 2000, Castro denunció un plan para asesinarlo en Panamá, donde asistía a una Cumbre Iberoamericana. Posada Carriles fue detenido por ese motivo en Panamá, aunque la entonces presidenta, Mireya Moscoso, le indultó antes de dejar el mando, tras lo cual viajó a El Salvador y de ahí entró a Estados Unidos en 2005 de manera ilegal, por lo que debió enfrentarse a la justicia de este país.

Fue absuelto en 2011 de 11 cargos de perjurio, fraude y obstrucción de procedimiento por un tribunal de migración de Texas y desde entonces vive retirado en Miami. Según documentos desclasificados del Departamento de Estado, Posada Carriles fue un informante pagado de la CIA (Agencia Central de Inteligencia), por lo cual viajó por distintos países latinoamericanos en los cuales trabajó contra los movimientos comunistas y de izquierda.

Cuba y Venezuela consideran a Posada Carriles el autor intelectual del atentado contra un avión comercial de Cubana de Aviación en Barbados en 1976 y han intentado capturarlo para juzgarlo por terrorismo. Nacido en Cienfuegos, Posada Carriles llegó a estar preso en Venezuela por la voladura del avión pero en 1985 se fugó de la prisión, disfrazado y con un documento falso. También ha sido vinculado a la explosión de varias bombas en hoteles cubanos en la década de los años noventa, una de las cuales le que costó la vida a un joven turista italiano en 1997.

¡Dejen en paz las tumbas, las estatuas y los nombres de las calles! por Carlos Alberto Montaner

estatuaRobertELee

Una estatua del general confederado Robert E. Lee en Nueva Orleáns es removida el pasado 19 de mayo. Scott Threlkeld AP

 

Leo en Infobae que unos indios mapuches apearon de su pedestal un busto de José de San Martín en Argentina y lo lapidaron a ladrillazos hasta desfigurarle el rostro marmóreo. No era una inocente gamberrada, sino lo que hoy llamaríamos un crimen simbólico generado por el odio. Mientras apedreaban al Libertador de Argentina, Chile y Perú le gritaban, airados, no se sabe por qué, “colonizador, colonizador”.

En Estados Unidos, las estatuas del general Robert E. Lee han sido objeto de una gran controversia por los intentos de derribarlas. Lee fue un ingeniero militar que dirigió el Ejército Confederado sureño durante la Guerra Civil (1861-1865), héroe condecorado por sus previas acciones en la guerra mexicana, a la que acudió junto a Ulysses Grant, otro galardonado, que luego comandara los ejércitos yanquis por designación de Abraham Lincoln.

Acusan a Lee de esclavista, que lo fue, pero pequeño, como la mayor parte de los sureños blancos en el siglo XIX, aunque sus enemigos admiten que se trataba de un general competente y de un patriota austero y laborioso que ni siquiera estaba de acuerdo con la secesión de los estados rebeldes.

En el parque central de Nueva York hay una estatua de Colón que peligra. Un par de policías la custodian y protegen del rencor étnico. Han amenazado con volarla. Hay indígenas que no le perdonan a D. Cristóbal su hallazgo del continente americano. Les molesta, especialmente, el concepto eurocéntrico del “Descubrimiento”. Y hay latinoamericanos ácidamente indignados contra el (presunto) genovés por lo que “nos hizo” junto a un puñado de españoles audaces hace más de 500 años.

Pero en España, además de víctimas del revisionismo histórico, son también victimarios. En el país hay un intenso esfuerzo de erradicar de los callejeros el nombre de militares franquistas que ganaron la Guerra Civil (1936-1939), mientras algunos, en serio, se proponen expulsar el cadáver del generalísimo Francisco Franco del Valle de los Caídos, donde está enterrado bajo una lápida gigantesca que señala sus 40 años al frente del Estado español.

El presidente boliviano René Barrientos Ortuño, con la aliviada simpatía de casi todo el país, ante la imposibilidad legal de celebrarle un juicio al Che Guevara y fusilarlo al amanecer por acudir al país a matar soldaditos, dado que el código penal no autorizaba la pena de muerte, dio la orden extrajudicial de que lo liquidaran. Craso error y craso crimen. Hubiera sido mucho mejor entregarle el prisionero a Estados Unidos, como pidió reiterada e inútilmente la CIA por medio de su agente Félix Ismael Rodríguez.

Pero eso ocurrió hace medio siglo, precisamente en octubre de 1967. Evo Morales, quien, en una de sus hilarantes “evadas”, denunció, muy preocupado, que su país había sufrido los ataques arteros del Imperio Romano, acaba de reivindicar la figura del Che y rendirle homenaje al argentino asesinado a balazos tras ser capturado en combate tras su miniinvasión a Bolivia.

Recuerdo una simpática crónica, creo que de Alfonso Ussía, de hace unos 30 años, cuando comenzaron a quitar los nombres de los oficiales franquistas de las calles, implorando que no hicieran esa barbaridad para no enloquecer a los carteros y a los taxistas. Proponía, en cambio, que les agregaran adjetivos calificativos a la nomenclatura callejera. Por ejemplo: General Emilio Mola “el bueno”, o “el malo”, dependiendo del humor de la época, pero que no le arrebataran el sustantivo con el que han conocido a la dichosa vía durante mucho tiempo porque era una manera insensata de crear una gran confusión urbana.

Tenía razón. Cada generación posee el derecho de revisar la historia, pero no de hacer tabla rasa de los juicios de valor anteriores. Lo preferible es que dejen las estatuas, las tumbas y los nombres de las calles tranquilos, y que agreguen unas nuevas estatuas, tumbas y nombres contrarios a los viejos, porque la historia es exactamente así, poliédrica, y no tiene sentido someterla a los vaivenes de los tiempos.

Ya se sabe que Napoleón era el adorado y genial emperador, o el cruel enano corso que destruyó a su país con aventuras insensatas, dependiendo de quien examinara su expediente, pero es absurdo reescribir lo que ocurrió, entre otras razones porque depende de la perspectiva del observador. Ya usted conoce la gastada estrofa de Campoamor sobre el color del cristal con que se mira. Don Ramón acertó.

 

@CarlosAMontaner

El Nacional 

Asesinato de JFK: Píldoras de botulismo, la CIA y la mafia

JFK-ARCHIVOS_Boca

Píldoras de botulismo. Sospechas de conspiración. Lo que el gobierno podría haber sabido y no ha dicho aún sobre Lee Harvey Oswald.

La publicación de miles de archivos relacionados con el asesinato del presidente John F. Kennedy no ha aclarado el misterio más famoso de la historia de Estados Unidos. Pero los expedientes ofrecen detalles intrigantes sobre la manera como los servicios de inteligencia actuaban en aquel entonces y sobre sus esfuerzos para mantener en secreto algunos elementos particulares.

“Los expedientes sobre Kennedy son un verdadero emblema de la lucha de la opacidad contra la transparencia”, dijo Peter Kornbluh, analista sénior del grupo de investigación privado National Security Archive (Archivo de Seguridad Nacional) en Washington. “Los ‘segurócratas’ lograron mantener en reserva documentos importantes y dar continuidad a esta larga historia de secretismo”.

Los 2.800 expedientes difundidos el jueves por la noche incluyen algunos que habían salido a cuentagotas a través de los años, pero han vuelto a llamar la atención por encontrarse en este gran lote de documentos.

Algunos puntos destacados:

Hoover, preocupado

Pocas horas después de que Lee Harvey Oswald fue asesinado en Dallas, el director del FBI, J. Edgar Hoover, emitió un memorando en el que decía que el gobierno necesitaba emitir algo “para que podamos convencer al público” de que Oswald asesinó al presidente John F. Kennedy.

El memorando es parte del lote de documentos sobre el asesinato de Kennedy difundidos el jueves en la noche. El director del FBI escribió el memorando el 24 de noviembre de 1963, dos días después del asesinato de Kennedy y apenas horas después de que Jack Ruby, dueño de un club nocturno, matara a tiros a Oswald en el sótano de una estación de policía.

Hoover dijo que el FBI tenía un agente en el hospital con la esperanza de conseguir una confesión de Oswald, pero este falleció antes de que ello pudiera ocurrir. Hoover señaló que a él y a un oficial les apremiaba que se “emita algo para que podamos convencer al público de que Oswald es el verdadero asesino”.

Hoover lamentó que el sucesor de Kennedy, el presidente Lyndon B. Johnson, considerara crear una comisión presidencial que investigara el magnicidio. Hoover dijo que él propuso que el FBI entregara un informe de investigación al secretario de justicia que incluyera fotografías, trabajo de laboratorio y demás pruebas. El informe, pensó el, podría ser entregado a Johnson y que él decidiera si se hacía público.

“Pensé que esto sería lo mejor debido a los diversos aspectos que podrían complicar nuestras relaciones exteriores”, escribió Hoover. Oswald envió una carta a la embajada soviética en Washington, que el FBI interceptó, leyó y selló nuevamente, agregó. Hoover dijo que la carta tenía como destinatario el funcionario de la embajada soviética “a cargo de asesinatos y actividades similares del gobierno soviético. Llevar esto a una audiencia pública podría enturbiar las aguas a nivel internacional”.

Además, la carta era una prueba de que Oswald había perpetrado el asesinato, según Hoover.

 

La teoría de Lyndon B. Johnson

Todos tienen sus teorías, incluso el presidente Lyndon B. Johnson. Según uno de los documentos difundidos el jueves, Johnson creía que Kennedy estuvo detrás del asesinato del presidente survietnamita Ngo Dinh Diem, y que el homicidio del mandatario estadounidense fue una venganza.

Richard Helms, director de Inteligencia Central, dijo en un testimonio que Johnson “solía andar diciendo que la razón por la que (Kennedy) fue asesinado fue porque él había asesinado al presidente Diem, y que esto fue simplemente un acto de justicia”.

“De dónde sacó esta idea no lo sé”, declaró Helms en un testimonio en 1975.

Diem y su hermano fueron asesinados el 2 de noviembre de 1963 después de un golpe de Estado de generales survietnamitas.

No es la primera vez que la teoría de Johnson se da a conocer. En el libro The Kennedy Assassination Tapes, de Max Holland, se menciona que Johnson afirmó que Kennedy murió por “castigo divino”.

“Él asesinó a Diem y después le pasó lo mismo”, según palabras atribuidas a Johnson.

La postura de Kennedy sobre el asesinato de Diem continúa siendo materia de debate, afirmó Ken Hughes, historiador del Centro Miller de la Universidad de Virginia.

Un mes antes del asesinato de Diem, los generales survietnamitas que planeaban el golpe dijeron a la CIA que derrocarían al gobierno si la agencia podía garantizarles que continuaría la asistencia estadounidense y Kennedy les dijo que sí, según Hughes.

Sin embargo, aún existe controversia en torno a si Kennedy insistió que Diem resultara ileso o si el presidente dejó a criterio de los generales survietnamitas lo que debían hacer, dijo Hughes, quien escribe un libro sobre el tema.

Uno de los expedientes que podría responder esa pregunta es un informe de la CIA sobre la implicación del gobierno estadounidense en el golpe contra Diem. El documento sería difundido el jueves supuestamente, pero figuró entre los centenares que Trump impidió que se hicieran públicos.

 

Teoría de la KGB

La antigua agencia de espionaje de la Unión Soviética afirmó que tenía información que vinculaba a Johnson con el asesinato del presidente Kennedy.

La aseveración está contenida en los archivos hechos públicos el jueves.

En una carta con fecha de 1966 dirigida a un asistente presidencial, Hoover escribió que una fuente del FBI había dicho que funcionarios de la KGB dijeron en 1965 tener información que “supuestamente indicaba” que Johnson había participado en el magnicidio.

La fuente había “proporcionado información confiable en el pasado”, se afirmaba en la carta. La fuente dijo que personal de la KGB residente en Nueva York había recibido instrucciones de Moscú en septiembre de 1965 para que “compilara toda la información posible” sobre Johnson, a quien el gobierno soviético consideraba “prácticamente un desconocido” en aquel entonces.

Esas instrucciones incluían la afirmación de que la KGB tenía información que vinculaba a Johnson con un plan para perpetrar un asesinato, según la fuente.

Johnson ha estado mucho tiempo en el centro de debate de algunos “conspiranoicos”, pero no se ha revelado información creíble que lo relacione con el asesinato.

 

Castro, la CIA y una amante en el hampa 

Un documento de 1975 describió la propuesta de la CIA de pagar 150.000 dólares por el asesinato del gobernante cubano Fidel Castro, pero el hampa insistió en hacerlo gratis.

El convenio con el hampa para cometer el asesinato fue detallado en el sumario de un informe de la CIA con fecha de mayo de 1962 para el entonces secretario de justicia, Robert Kennedy. En aquel entonces, la Casa Blanca de Kennedy había lanzado su infructuosa invasión de Bahía de Cochinos en Cuba, y varios intentos de asesinato contra Castro habían fracasado.

Al menos dos intentos para asesinar a Castro fueron efectuados con píldoras venenosas suministradas por la CIA con la participación del crimen organizado a principios de 1961, según el documento. Los contactos de la CIA con el hampa incluían a John Rosselli, un lugarteniente del jefe del hampa de Chicago, Sam Giancana, a quienes no se les había dicho nada pero suponían que la CIA estaba detrás de la propuesta. Ambos, después víctimas de asesinatos del hampa, dijeron que no querían pago alguno, aunque de todos modos se entregaron 11.000 dólares para cubrir gastos.

Los hampones llamaron la atención de la CIA un año antes, cuando Giancana había solicitado a un intermediario de la agencia que hiciera arreglos para poner un dispositivo de escucha en la habitación de un artista de Las Vegas, de quien sospechaba tener un amorío con una amante suya. La misión fue encomendada a un investigador privado llamado Arthur Balletti, quien instaló el dispositivo para escuchar un teléfono en la habitación del hotel. “La CIA supuestamente no conocía detalles específicos para las escuchas propuestas”.

Después de que le contaran “todo”, Kennedy estaba “disgustado, porque él pensaba en ese tiempo que efectuaba una campaña muy fuerte para combatir a la mafia.

“Así que su comentario a nosotros fue que si nos íbamos a involucrar con la mafia, en el futuro en cualquier momento, ‘asegúrense de verme primero’”.

El documento fue hecho público en 1997 y estuvo contenido en un despacho de The Associated Press de entonces.

 

Llamada extraña

Un periódico británico recibió una llamada telefónica anónima en la que le avisaban de una “gran noticia” en Estados Unidos, 25 minutos antes de que Kennedy fuera asesinado, de acuerdo con un expediente.

El lote de 2.800 documentos desclasificados el jueves incluye un memorando con fecha del 26 de noviembre de 1963 que la CIA dirigió al director del FBI, J. Edgar Hoover, sobre una llamada recibida por el Cambridge News el 22 de noviembre, el día del asesinato de Kennedy en Dallas, Texas.

La persona que hizo la llamada dijo que un “reportero del Cambridge News debía preguntar a la embajada estadounidense en Londres sobre una gran noticia, y después colgó”, según el memorando del subdirector de la CIA, James Angleton. Anna Savva, reportera del Cambridge News hoy día, dijo el viernes que el periódico no tiene el registro de la llamada. “No tenemos a nadie aquí que conozca el nombre de la persona que recibió la llamada”, aseveró.

Los Archivos Nacionales de Estados Unidos difundieron el memorando en julio.

El primero en informar hace décadas sobre la llamada al Cambridge News fue el abogado británico Michael Eddowes. En la década de 1980, Eddowes afirmó tener en su poder un documento de la CIA que mencionaba la llamada. Eddowes, que falleció en 1992, escribió un libro según el cual el asesino de Kennedy no fue Lee Harvey Oswald sino un impostor soviético que se había apropiado de su identidad. Como resultado de sus esfuerzos, el cadáver del magnicida fue exhumado en 1981 y mediante la autopsia quedó confirmado que era el de Oswald.