Eduardo Semtei, autor en Runrun

Eduardo Semtei

La ONU es mala, la OEA es buena, por Eduardo Semtei

Antonio Guterres es un traidor. Un canalla. Un bandido. Luis Leonardo Almagro Lemes es un héroe. Un ejemplo. Un caballero. Este análisis profundo, metódico, científico, analítico, dialéctico, histórico y político corresponde a las frases más comunes pronunciadas por los sabios opositores de la extrema. No dicen más nada.

Por fuera quedaron los análisis relativos a la presencia del chavismo/madurismo en la comunidad de las naciones. Obtuvieron 105 votos. Mientras que los voceros de Guaidó hablan de 50 países que los apoyan: Estados Unidos, Brasil, la Unión Europea, Japón. Una indudable fuerza militar, económica y política. Los de Maduro apuestan: China, Rusia, la India, Irán, Turquía, Vietnam, Corea del Norte, Suráfrica. Otra indudable fuerza militar, económica y política.

Sin entrar en profundidades metafísicas y mucho menos en estados de pureza nirvana, diríamos, sin lugar a dudas, que en materia internacional hay por lo menos un cierto equilibrio. Si se refiere a la población mundial, Maduro tiene más de 60% de los habitantes del planeta.

Cuando Maduro aparece como electo, aquella comisión tan admirada se convirtió por arte de magia en un antro de cobardes, en una vergüenza universal, en una cueva de ladrones, un arreo de innombrables

 

Volviendo al principio; Guterres habla de negociaciones, de salidas pacíficas, de entendimiento, de paz. Almagro habla del TIAR, de salida militar, de alzamiento, de golpe de Estado. Dos visiones absolutamente distintas. En las antípodas. Los bocazas de un lado empezaron a vociferar que el gobierno de Maduro estaba liquidado, que era imposible que ganara un puesto en la honorable, honesta, inmaculada, poderosa y universal Comisión de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Cuando Maduro aparece como electo, aquella comisión tan admirada se convirtió por arte de magia en un antro de cobardes, en una vergüenza universal, en una cueva de ladrones, un arreo de innombrables. Buena táctica para ganarse la buena voluntad de la ONU.

Esta reiterada y sempiterna conducta del “extremo” se evidencia en todos los actos a lo largo del tiempo. Lo evidenciamos en sus opiniones sobre las dos mesas de negociaciones. En la buena, la honesta, la mayoritaria, la chévere, la inteligente formada por el G4; y la mala, la perversa, la colaboradora, la hiperminoritaria, la pobre, formada por el otro G4 (AP, MAS, Cambiemos, Soluciones) Un Gcuatrote y un gcuatrito.

El Gcuatrote viene desde 2016 en reuniones, secretas algunas y abiertas otras. Miraflores, La Rinconada, Santo Domingo, la Nunciatura, Gran Meliá, Hotel Lido, Oslo y Barbados por nombrar algunas. Son 8 encuentros. Si los que se reúnen con el gobierno son colaboradores, señores, 8 veces es suficiente argumento como para que se ganan limpiamente ese mote. Tienen casi 48 meses en esos encuentros. Más de 17.000 días con evidentes y públicas suspensiones y diferimientos.

En esos 17.000 días no han logrado nada. Nada de nada. Nadita. Niente. 没什么. Nothing. Nichts. Nic. Intet. Rien. Niets. Semmi. Ingenting. (en varios idiomas, incluido el chino, para complacer a todos mis lectores en el mundo). Nosotros llevamos 3 semanas.

Regreso de los diputados del PSUV a la Asamblea Nacional como un claro reconocimiento de la potestad y majestad del Poder Legislativo y el paso inicial para levantar la sentencia sobre desacato; la libertad de Edgar Zambrano y de otros 35 venezolanos como el inicio de un proceso de libertad masiva de todos los presos políticos; instalación de varias mesas complementarias; una de ellas para iniciar el nombramiento del nuevo Consejo Nacional Electoral y las reformas a la ley en relación con la representación de las minorías; otra de ellas destinada a procurar un intercambio de petróleo por alimentos, medicinas y equipos; una tercera a la organización y ejecución del proceso de paz y libertad de todos los presos políticos, en fin, iniciativas que se van concretando en tan solo 21 días frente a más de 17.000.

Pero qué dice el “extremis Gcuatrote”. Lo de Zambrano era obvio. El resto fue por el informe de Bachelet. Lo del regreso de la bancada oficial a la AN era obligatorio, no podían hacer más nada. Lo del nuevo CNE es una maniobra para nombrar los 5 magistrados en el TSJ. La libertad de otros presos políticos es totalmente mentira, esos los van a meter presos nuevamente. Petróleo por alimentos es imposible, Estados Unidos no lo permitirá. Dios mío. Que gentecita.

Nosotros en Avanzada vemos la cosa tan simple. Nosotros apoyamos Oslo y Barbados y si nos invitan, vamos. Nosotros invitamos al Gcuatrote a incorporarse a la mesa del gcuatrito. Vénganse con sus aperos, dudas y tribulaciones. Recuerden, grábense esto, se sabe que los militares venezolanos no están precisamente inclinados a reconocer a Guaidó. Mucho menos cuando frente al accidente del Sukhoi en lugar de ofrecer condolencias a los familiares de los fallecidos y en general a la Fuerza Armada, decidieron afirmar que era culpa de los rusos que no hacían buen mantenimiento, convirtiendo el luto en un discurso político. Ya sabemos que los norteamericanos no vendrán ni de vaina a librar una guerra en favor de la presidencia de Leopoldo López, basta examinar el caso de Siria y las relaciones con Turquía. Y sabemos, además, según la última votación de la ONU, que Maduro tiene al menos 105 países que lo apoyan.

Entonces, mon chèri, qué esperan para darle fuerza a las negociaciones buscando una salida constitucional, pacífica, democrática y electoral. Y hasta nos olvidaremos del pastel de la deuda, los intereses y los bonos 2020. Que hoy pagaron los intereses por 72 millones de dólares porque eran perfectamente legales y mañana aprueban que son ilegales bajo el argumento pueril, baladí y pobretón según el cual cuando pagaron los intereses y alguien cobró 5% de comisión, unos 3 millones de dólares, no sabían mucho del asunto y no estaban muy preparados. Es decir, pagamos por brutos, por ignorantes, por desconocimiento… vaya argumento Señor del Cielo. Es todo por ahora.

@eduardo_semtei

El petro: historia de una farsa, por Eduardo Semtei

 

NIÑO JESÚS, SAN NICOLÁS … alguien que me traiga un petro de aguinaldo.

Satanás vete de retro, que ya el Señor me dio mi petro ….

Les cuento que recientemente consulté el saldo de mi cuenta de ahorro en el Banco Mercantil y al situar el cursor sobre la cifra de saldos apareció, como por arte de magia roja (peor que la negra) una curiosa cifra con el dibujito, con el logotipo del petro, la cuenta reflejaba que tenía 12.000 bolívares soberanos o 1,318681319 petricos (sí, señor, con esa catajarria de decimales). Al calcular la tasa de cambio encontré que un petrico tiene un valor equivalente a 9.100 bolívares soberanos. ¿De dónde salió tal guarismo? Y empecé a estrujarme los sesos.

Examinemos ahora las cifras disponibles en las distintas páginas que anuncian los valores de las divisas y petromonedas; según CoinMarketCap el fulano petrodólar se cotiza en algunos mercados en 0,014721 dólares americanos. Se sitúa en el rango número 1.216 (entiéndase que hay 1.215 tokens de mayor valor, más chéveres) entre las criptomonedas del mundo (es decir, nuestro cripto de valer, no vale un c… un cipote). Sabemos, además, que el dólar Dicom se subastó últimamente (diciembre 2018) a 151,64 bolívares soberanos. Abundo, el barril de petróleo venezolano, también promediado, anda por los 55 dólares (aunque el mercado petrolero anda de capa caída y sube y baja como la marea). También metemos en la ecuación que el precio del dólar, promedio, atendiendo a lo aparecido en la página @MonitorDolarVe se encuentra al primero de diciembre en 500 bolívares soberanos (llamado decentemente mercado paralelo); con esos datos y a pocos minutos de volverme loco hice las siguientes reflexiones que quiero mostrarles a mis lectores prevenidos y desprevenidos.

Maduro afirma que el precio del petro es el de un barril de crudo venezolano, por lo tanto, su mercadeo debe andar entonces por los 55 dólares que, convertidos a bolívares soberanos según la subasta Dicom (151,64 BsS/$), dispara la cifra de 8.890. Si los cálculos fueran al revés (diríamos de atrás pa’lante), el precio del petróleo estaría en unos 60 dólares (9.100/151,64) El único defecto en esta ecuación tan cuadrada y perfecta es precisamente que la subasta Dicom no es subasta para nada, no es competitiva. El precio del dólar Dicom lo fija el Ministerio de Finanzas conjuntamente con el Banco Central. Allí no hay puja de ninguna especie. La oferta es controlada absolutamente y la demanda solo es cubierta en un porcentaje ridículo, cercano a 5%. Mientras tanto, y de acuerdo con las principales páginas que registran las cotizaciones de las criptomonedas, el petro vale 0,014721 dólares, que contrasta escandalosamente con el de 60 dólares que le atribuye el gobierno de Maduro.

Si lo convertimos a bolívares soberanos, un petro equivale a 2,23229 bolívares (0.014721 x 151,64) infinitamente alejado de aquellos 9.100 que registra mi cuenta de ahorro en el Banco Mercantil. Por lo tanto, para los inversionistas del mundo existen 2 precios del petro: el primero; fijado por Maduro en 60 dólares y el segundo; el publicitado por los mercados mundiales de 0,014721 dólar. Por cierto hoy, 4 de diciembre 2018, el barril venezolano está a 54 dólares y el petro sigue en 60. Fucking mess. ¿A qué tasa-valor creen ustedes que los inversionistas internacionales estarían dispuestos a comprar y vender petros? Y si nos contraemos a la tasa de cambio del mercado negro (debería ser mercado rojo ¿no creen ustedes?), el saldo de mi cuenta de ahorro estaría en 24 dólares (12.000/500) quiere decir, medido en petros, tengo apenas 0,40 bichitos.

Ahora, enseriando la vaina: según informes, Venezuela ha puesto a disposición del público la primera criptomoneda respaldada por un gobierno, el petro. Los inversores criptográficos deberían decir simplemente que no entienden mucho la lógica financiera de esa criptomoneda, cuyo precio lo fija un funcionario público. Un típico precio “acordado”, pero ahora en forma cosmogónica. Por un lado, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, anuncia abiertamente este nuevo token de criptografía como una herramienta para eludir las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos debido a la corrupción masiva de su gobierno y a los abusos contra los derechos humanos, y por la otra crece la opacidad y la confusión que rodea el proyecto petro como ejemplo del clima político tumultuoso y nefasto de Venezuela. Aunque es poco probable que el petro tenga mucho valor en los mercados de divisas digitales de hoy en día, los entusiastas de la criptomoneda en todo el mundo están efectivamente enviando una fuerte señal a Maduro y a otros actores ilegales, entusiasmados por el scam petro, que la tecnología de cadena de bloques no puede utilizarse para respaldar corrupción, lavado de dinero o fraudes financieros.

El lanzamiento mal planificado de esta nueva criptomoneda ya ha dado a los posibles inversores muchas razones para mantenerse alejados. En primer lugar, el régimen de Maduro no ha sido transparente acerca de cómo se adquirirá, comercializará y administrará el petro. Por ahora, el Ministerio de Finanzas y el Banco Central les venden los petros a clientes perfectamente definidos y seleccionados, por ejemplo, líneas aéreas, para que tales empresas paguen el combustible. Es decir, no existe de ningún modo un proceso de oferta y demanda libre y competitiva, simplemente las obligan a comprar petros a un precio fijado unilateralmente, en 60 dólares por ahora, y con tales criptomonedas pagan las facturas de combustible. Una verdadera ficción, un perfecto teatro. Quizás un tinglado para una estafa planetaria. Sabemos que, en enero de 2018, el régimen de Maduro publicó un whitepaper explicando la mecánica del petro; unas semanas después, publicó una versión revisada que anunciaba que el petro se construiría en una plataforma de blockchain completamente diferente. Esos cambios son característicos del desorden y la manipulación.

Además, Maduro ha hecho anuncios escandalosos, como decir que el gobierno había recaudado 5.000 millones de dólares en las primeras semanas de su preventa de petro, ofreciendo nada o poca información sobre los supuestos inversionistas. Vean estas cifras comparativas que aplastan su credulidad, ya que empequeñecería la cantidad recaudada por cualquier otra venta de fichas en la historia de las criptomonedas. Las mayores “ofertas iniciales de monedas” hasta el momento han recaudado a lo sumo unos cientos de millones de dólares.

Veamos las ICO (Initial Coin Offerings) más exitosas en 2017 y 2018.

Lo total recaudado en todo el globo en 2017, unos 5.600 millones de dólares, y en 2018, unos 8.500 millones de dólares. Cifras que contrastan con la barbaridad dicha por Maduro de que habían vendido 5.000 millones de dólares en petros.

Individualmente en 2017: Tezos, con 232 millones de dólares; FileCoin, con 252; Paragon, con 150; EOS, con 185, y HDAC, con 300. En 2018, Telegram con, 1.700 millones, y Dragon, con 320.

¿Cómo pueden el presidente Maduro y sus ministros de pacotilla pretender que el mundo financiero les va a prestar un segundo de atención con esas afirmaciones falsas y temerarias? Así que la declaratoria según la cual se vendieron 5.000 millones de dólares en petros es simplemente ridícula. Pura paja. El petro no aparece como operativo en el mundo de la oferta y la demanda ni en ninguno de los listados de petromonedas del mundo, en ningún mercado conocido, en ninguna publicación respetable. Además de la incertidumbre, Venezuela ha recurrido a una red bastante oscura de tecnólogos rusos para construir el petro. Una empresa llamada Zeus Exchange, según registra CoinDesk, proporcionará algunos códigos para el software del token del petro, pero luego tenemos lo publicado por Associated Press donde Zeus declara que no está involucrada con negocios en Venezuela. Zeus Exchange es una startup rusa registrada en Singapur y con licencia en Chipre; su sitio web dice que está desarrollando una plataforma basada en blockchain para el comercio de acciones tradicionales. Zeus Exchange ha desmentido un par de veces que haya tenido relación alguna con Venezuela o con el petro. Hasta el primero de diciembre 2018 solo tenía 393 seguidores en Twitter y había emitido 300 mensajes. Se unió a la red en agosto de 2017. Tiene 16 meses funcionando, es decir, 480 días, por lo tanto, escribe un tweet cada 1,36 días. El único cliente conocido del petro es el banco ruso Evrofinance Mosnarbank propiedad en 49% de Fonden, es decir, del gobierno de Venezuela, y el otro 51% del gobierno ruso.

El sitio web de noticias Fintech ruso informó recientemente que una empresa llamada Aero Trading ganó un contrato del gobierno venezolano para construir el petro en la cadena de bloques NEM y comercializar el token a nivel internacional. Aero Trading tiene su sede en Uruguay y está a cargo de un empresario ruso que, según su sitio web de biografía, representa a empresas de Rusia y otros países de la extinta Unión Soviética que hacen negocios en América Latina. Un enredo de mil demonios lleno de mentiras, falsedades, cifras fantasmas, contratos raros, especulaciones y números mágicos.

El sitio web de Aero no tiene nada más que una página y su cuenta de Twitter, al 4 de diciembre de 2018 solo tiene tres tweets publicados justo después de que comenzara la preventa de petros. Se unieron a la red en octubre de 2015. Al inicio de la preventa, el gobierno venezolano publicó una foto en su sitio web que muestra a Maduro reuniéndose con representantes de Zeus y Aero. No es sorprendente que el gobierno venezolano recurra a desconocidos rusos para ayudar a desarrollar su criptomoneda tratando de evadir las sanciones. Una investigación de la revista Time informó que los asesores principales de Putin habían supervisado el proyecto del petro, con la aprobación del presidente ruso. Gran parte del sistema financiero ruso está sujeto a las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea, y el desarrollo de la tecnología blockchain en Rusia ha estado funcionando con el objetivo de socavar esas sanciones. Si bien estos hombres de negocios no son representantes oficiales del gobierno, Rusia simpatiza con el régimen de Maduro. Los préstamos rusos han permitido al régimen mantenerse a flote a pesar de los años de corrupción masiva, las denuncias de narcotráfico endémico por parte de funcionarios gubernamentales y sus familias, y la grave mala gestión económica de la empresa petrolera estatal del país, Pdvsa. Maduro hoy visita nuevamente a Putin tratando de sacarle algún dinerillo.

Dado que el precio de las criptomonedas vendidas en los intercambios es generado por la demanda y oferta del mercado para cada token, la comunidad crypto debe compartir información sobre la naturaleza del régimen de Maduro y sobre cómo tal token pudiera servir para financiar sus abusos. Esto no debería ser un punto difícil de alcanzar dadas las raíces libertarias del espacio de las criptomonedas y, en general, de los mercados de valores.

La Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición, ya ha declarado al petro como una extensión ilegal de la deuda. Las sanciones estadounidenses contra el régimen incluyen operaciones con el petro. Los miembros de la Organización de los Estados Americanos han denunciado el intento del régimen de subvertir la democracia, y cada país debería informar a sus ciudadanos sobre las implicaciones del petro para esconder la corrupción y así disuadir a los posibles inversores de financiar el régimen de Maduro. El espacio criptográfico generalmente es contrario a la acción reguladora en torno a las criptomonedas, pero la comunidad debe ser particularmente consciente de los riesgos regulatorios de tratar con el petro.

Los participantes en los mercados de criptomonedas que operan en Estados Unidos no pueden comercializar legalmente el petro. Pero los intercambios fuera de Estados Unidos deben darse tomando en cuenta que si ofrecen el petro deberán tener cuidado de asegurarse de que los estadounidenses en sus plataformas no compren el token, lo que sería una violación flagrante de las sanciones de Estados Unidos, al proporcionar fondos al gobierno venezolano. La Casa Blanca emitió una nueva orden ejecutiva que prohíbe explícitamente a las personas de Estados Unidos cualquier transacción con el petro.

Ante la posibilidad marginal de que el petro tenga éxito, podríamos afirmar que el régimen de Maduro habría aplastado los últimos poderes legítimos de la Asamblea Nacional reforzando su consolidación del poder sobre el último organismo gubernamental dirigido por la oposición. Sin un cambio drástico en el liderazgo de Venezuela, su economía enfrenta un colapso total. Pero una criptomoneda creada por un gobierno corrupto y deshonesto con poco respeto por las leyes de su propio país no solucionará nunca la crisis endémica que asola nuestra nación. Apoyar el esfuerzo de comercializar una criptomoneda defendida por los mismos criminales que causaron la crisis no proporcionará los alimentos y medicamentos que los ciudadanos venezolanos necesitan desesperadamente para sobrevivir. La comunidad empresarial de blockchain en América Latina debería ser una fuerza más para impulsar el crecimiento de la tecnología en la región, jamás el sostén de una dictadura.

Este experimento del petro representa un momento ideal para que aquellos que aman la criptografía puedan enviar un fuerte mensaje ratificando que el uso de la tecnología de criptomoneda no puede servir para financiar el sufrimiento humano y por lo tanto no será tolerado.

Nota: Mucho de este artículo es copiado de varias páginas de la web. No les puse comillas de puro flojo. Presento mis excusas a los redactores originales. Además, no tienen reservas de autor ni prohibiciones de reproducir la información.

@eduardo_semtei

Tarde o temprano vendrán negociaciones y elecciones, por Eduardo Semtei

 

INCLUSO DESPUÉS DE UNA GUERRA POR MUY CRUENTA QUE SEA SIEMPRE HABRÁ ELECCIONES, siempre es siempre. Legislativas o ejecutivas, pero elecciones al fin. Incluso después de una guerra civil bestial como la española, de ensañamiento inaudito, una guerra espantosa y años y años de dictadura fascista, todo terminó en elecciones. Incluso después de años de segregación racial, de discriminación abominable, de crímenes de lesa humanidad todo terminó en elecciones, tal como sucedió en Suráfrica. Incluso después de años de comunismo atroz, de persecuciones, de represión, muerte y cárcel, después de que Hitler y Stalin casi desaparecieron Polonia, vinieron elecciones. Incluso después de centenares o miles de muertos en dictaduras militares y fascistas vienen elecciones, como en Chile. Incluso después de guerras masivas, guerras fratricidas, asesinatos, torturas, desapariciones vienen elecciones, como en El Salvador y Nicaragua. Incluso después del agente naranja y el napalm en Vietnam hubo diálogo y negociación. Lo mismo que después de 55 años de guerra en Colombia. No porque cambiaron las condiciones electorales. No porque cambiaron los organismos electorales. No porque ocurrieron los milagros divinos. No, señor, nada de eso; simplemente porque la mayoría opositora se reconoció a sí misma como mayoría y aceptó el reto de la historia sin tener que esconderse en argumentos estúpidos para justificar la abstención. Simplemente porque los actores se cansaron de matarse entre ellos y optaron por una salida pacífica, lógica, razonable, inteligente. Si los chilenos opositores, si los partidarios de Walesa, si los defensores de Mandela, si los españoles demócratas se hubiesen declarado abstencionistas, otra y muy diferente sería la historia. Sería una triste historia.

No importa el proceso político y social, siempre al final se realizan elecciones. En Suráfrica, en Polonia, en España, en Chile y en El Salvador los organismos electorales eran peores que en Venezuela. Aquellos CNE de los países nombrados eran encabezados por generales fascistas, involucrados en crímenes, en actos represivos. Nuestras cuatro señoras: Lucena, Oblitas, D’Amelio y Hernández parecen unas angelitas comparadas con aquellos esbirros llenos de sangre, con callos en las manos de tanto usar el látigo. Si las nuestras son tramposas y alineadas, aquellos eran criminales de guerra, verdaderos asesinos, llenos de sangre y de horror. Y, a pesar de esas realidades, los opositores, en su gran mayoría, en su inmensa mayoría participaron en las elecciones “y las ganaron”.

Frederik Le Klerk inició en 1989 conversaciones secretas con Nelson Mandela, quien estaba en prisión. El líder negro no solo no se opuso a conversar, a negociar, a buscar una salida a su país, sino que las estimuló y aceptó a su enemigo histórico, a Le Klerk, como su vicepresidente cuando Mandela ganó las elecciones. Lech Walesa inició conversaciones en 1989 en la llamada “Mesa Redonda” con el gobierno de Wojciech Jaruzelski, el tirano comunista responsable de crímenes atroces. Y Walesa participó en comicios, luego de esas conversaciones con el dictador “y ganó las elecciones para presidente en 1990”. Adolfo Suárez, luego de 36 años de dictadura franquista, aceptó ir a elecciones con la presencia de un candidato franquista, con el cual conversó, hizo acuerdos, negoció muchos capítulos electorales, el mismísimo Manuel Fraga. Y no fueron pocas las reuniones entre los delegados de la oposición y el dictador salvaje Pinochet para la realización del referéndum plebiscitario del 5 de octubre de 1988 para decidir si seguía o no como presidente hasta 1997. En todos esos casos la oposición, que era mayoría, decidió racionalmente participar y ganar. ¿Cómo puede ser que una parte de la oposición venezolana esté como dice Shakira, sorda, ciega, muda y embrutecida viendo tantos ejemplos demoledores; cómo no ven la realidad, la contundente realidad? Canta la barranquillera en honor a los abstencionistas: “Brutos, ciegos, sordomudos, torpes, trastes y testarudos. Es todo lo que he sido, por ti me he convertido en una cosa que no hace más que equivocarse”. El organismo electoral que organizó, ejecutó y supervisó las elecciones en Polonia ganadas por Walesa fue el Ministerio del Interior, un funcionario designado por el dictador Jaruzelski. Un comunista de uña en el rabo. Conocida la victoria aplastante de Solidaridad, conquistaron 99 de los 100 senadores en disputa, el gobierno comunista no tuvo ninguna posibilidad, nada de pataleo, tuvo que reconocer la victoria opositora.

Si nosotros sumamos los abstencionistas, más los que participaron en las elecciones del 20 de mayo de este mismo año, encontraremos que somos más de 75%. 55% de ventaja. Es decir 75% a 20% aplastante diferencia. Una victoria que resultaría imposible de desconocer o trampear. El organismo electoral que organizó, ejecutó y supervisó las elecciones en el plebiscito de Pinochet fue el Ministerio del Interior, dirigido por Sergio Ramiro Fernández Fernández. Por cierto, Sergio Ramiro trató de diferir la publicidad de los boletines y estuvo en comunicación permanente con Pinochet; Fernández Fernández se apoyaba en la Fuerza Armada y los carabineros para imponer unos resultados falsos. Dado que el triunfo del No era por más de 10%, el viceministro del Interior, Alberto Eugenio Cardemil Herrera, reconoció la validez del tercer boletín donde aparecía el No como triunfador y en esos momentos el general Fernando Matthei, comandante general de la Fuerza Aérea, también reconoció la victoria del No. Lo que nos permite nuevamente afirmar que no importan las relaciones más comprometidas entre un dictador y su entorno, con su mamotreto electoral; si la victoria es masiva, aplastante, todos terminan por reconocer el resultado salido de las urnas.

Y si hablamos de Suráfrica la historia es similar. Mandela obtuvo 62,65% de los votos y Le Klerk, 20,39%. Pero ambos coincidieron en nombrar un Gobierno de Unidad Nacional con todos los partidos que obtuvieron más de 5%, y no solo eso, Le Klerk formó parte del primer gobierno de Mandela como vicepresidente. Ambos ganaron el Premio Nobel de la Paz en el año 1993. Vale la pena señalar que los organismos electorales supervisores de las elecciones donde Mandela derrota a Le Klerk eran todos partidarios del Apartheid, de la discriminación y fieles servidores del gobierno racista de Suráfrica, pero nada de esto pudo detener la victoria de la mayoría. Diría un sabio de cafetín: Mayoría es mayoría aunque tenga cochochos (Pediculus humanus, es decir, piojos).

En mi opinión el gobierno de Maduro tiene gran interés en sobrevivir, en seguir participando en la sociedad política. Y tiene tanto interés que sus emisarios están sentados conversando con Mandinga, es decir, con el Fondo Monetario Internacional. Y quiere y debe negociar, pues tiene la soga al cuello y un grillete en los testículos. Ya lo explico.

Trataré de hacer un inventario de las razones por las cuales tanto la oposición como el gobierno salen ganando de un proceso de diálogo, de negociación, en que sus primeros encuentros deben ser silenciosos, secretos, privados, tal como fueron los de Colombia, El Salvador, Polonia, Suráfrica, España, Chile, Vietnam y pare usted de contar. Pero quien más gana es Venezuela y los venezolanos. Entremos de una vez.

  1. El gobierno quiere que la oposición reconozca la existencia de la asamblea nacional constituyente. Es mi criterio que la ANC existe independientemente de nuestras opiniones y creencias. Hace leyes. Nombra funcionarios. Aprueba presupuestos. Así que reconocer que existe no es un gran sacrificio. Podríamos aceptar su existencia siempre que haya un acuerdo entre oposición y gobierno para que tal organismo termine sus funciones a finales de este año 2018 y someta a referéndum su nueva constitución o las reformas o las enmiendas que finalmente resulten de sus deliberaciones. Ello dentro de los primeros 60 días de 2019
  2. El gobierno quiere que la Asamblea Nacional le apruebe las leyes sobre endeudamiento para poder buscar financiamiento externo a sus planes de reforma y desarrollo económico. Es mi criterio que si los planes de reforma y desarrollo económico consideran medidas como la libertad absoluta del sistema cambiario, si los presupuestos anuales y las leyes de endeudamiento se someten al juego de mayorías y minorías dentro de la Asamblea Nacional y se reconoce la autoridad del Poder Legislativo en torno a la materia presupuestaria bien podría incluirse tal objetivo como parte de las negociaciones.
  3. El gobierno quiere que la oposición denuncie las sanciones como violatorias de la soberanía. Es mi criterio que en una negociación general que incluya acuerdos sobre elecciones, presupuestos y reconocimientos mutuos, solicitar a los países que han impuesto sanciones que las suspendan transitoriamente para facilitar los acuerdos no es un gran sacrificio ni para ellos ni para nosotros. De concretarse un acuerdo definitivo las medidas desde luego serían todas abolidas.
  4. El gobierno quiere una Ley de Justicia Transicional. Se nombraría de conjunto entre la oposición y el gobierno, bajo la supervisión de la Unión Europea y la ONU una Comisión de la Verdad que, entre otros objetivos, tendría el de redactar un Acuerdo Transicional a ser aprobado por la Asamblea Nacional que establezca las normativas a aplicar para conservar y procurar un clima de paz sin persecuciones de ningún tipo a excepción de los crímenes de lesa humanidad. Y ahora con el barítono Alejandro Andrade cantando en inglés en Miami y otros pajaritos cantando en Madrid están más apuraditos que nunca.
  5. El gobierno quiere el reconocimiento de la presidencia de Maduro y de las elecciones del 20 de mayo. Es mi criterio que si acordamos el finiquito del funcionamiento de la asamblea nacional constituyente para finales de 2018 y logramos una acuerdo de relegitimación de los poderes públicos, es decir elecciones para presidente, gobernadores y alcaldes para finales del año 2019 con el nombramiento de un CNE provisional y equilibrado: dos rectores designados por la Asamblea Nacional, dos rectores designados por la asamblea nacional constituyente y un quinto sugerido por la Unión Europea, entonces declarar a Maduro como presidente interino hasta que se realice la relegitimación a finales de 2019 es un propuesta razonable. Permitiendo por supuesto que el bigotudo se relance como candidato presidencial.
  6. La oposición quiere un nuevo proceso electoral para elegir presidente, y, conocidas las condiciones de las últimas elecciones del 20 de mayo, estamos seguros de que si se nombra un nuevo CNE equilibrado y se fijan fechas ciertas para realizarlas estaremos firmando un buen acuerdo, seguramente a ser aceptado por la mayoría opositora.
  7. La oposición quiere la libertad de los presos políticos. Dentro de los acuerdos de relegitimación podría estudiarse un capítulo para el nombramiento de un nuevo fiscal general, un nuevo contralor general y un nuevo defensor. A ese nuevo fiscal le correspondería resolver todo el asunto de los presos políticos. Hacer una lista de los presos políticos a los cuales el fiscal general les pida sobreseimiento o le sean otorgadas medidas de indulto pleno; no requiere un gran esfuerzo.
  8. La oposición quiere que se restablezca la potestad y legalidad de la Asamblea Nacional. Tal como propusimos anteriormente, en compensación a esta solicitud la oposición reconoce a la asamblea nacional constituyente hasta su finalización este mismo año 2018, y se procedería a una convocatoria a un referéndum de sus resultados dentro de los primeros 60 días del año 2019. Incorporación plena de los diputados de Amazonas.
  9. El gobierno y la oposición podrían acordarse para la elección de una nueva Asamblea Nacional luego de realizadas los comicios de relegitimación de la presidencia, las gobernaciones y las alcaldías. Se podría hablar de un adelantamiento electoral para dichas elecciones de diciembre de 2020 a enero de 2020. Esa nueva Asamblea Nacional debería nombrar los funcionarios definitivos para un TSJ renovado en 100%, el nuevo CNE y, por supuesto, fiscal, contralor y defensor.
  10. La oposición quiere la rehabilitación de todos los partidos y dirigentes políticos sometidos a distintos procedimientos que cercenan sus derechos políticos y sus capacidades para elegir y ser electos. El nuevo y provisional CNE se encargaría de aprobar las resoluciones que hagan falta para tales fines.
  11. Ambos participantes en las negociaciones acordarían un Plan Especial de Recuperación de Pdvsa y modificación de las leyes petroleras para facilitar el aumento de los niveles de producción; eso incluiría el nombramiento de una directiva de consenso a ser aprobada por la mayoría de la Asamblea Nacional.

Pienso que estos once puntos son cruciales y forman parte de la agenda principal. Iniciar encuentros  “en túneles” no es colaborar con nadie, es simplemente regresar al estado “natural de la política”, donde las conversaciones, los acuerdos y desacuerdos, los debates son perfectamente posibles. Es un retorno al mundo civilizado, democrático, constitucional, pacífico y electoral. Vamos todos.

Modus operandi también llamado hoja de ruta

  • Una comisión básica de negociación de cuatro personas integrada por Capriles Radonski Henrique; Falcón Henri; Ramos Allup Henry, y Rosales Manuel. En orden alfabético. Representan a los partidos Primero Justicia, Avanzada Progresista, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo.
  • Dicha comisión podrá designar a los acompañantes y asesores que le parezca conveniente y considerará su ampliación atendiendo a la solicitud de otros partidos políticos.
  • Se escogen a esos 4 ciudadanos por las siguientes razones:
  1. Son partidarios de salidas electorales, pacíficas, constitucionales y democráticas.
  2. Tres de ellos fueron alcaldes, gobernadores y candidatos presidenciales de la oposición. El cuarto tiene la más dilatada experiencia parlamentaria de toda la oposición.
  3. Las conversaciones serían secretas, preferiblemente fuera del país. Se harían públicas cuando se defina claramente la agenda y el cronograma de actividades
  4. Cada sector puede escoger hasta 2 facilitadores. Es decir, ningún sector puede vetar al propuesto por el otro. Por lo tanto, el gobierno pudiera seleccionar claramente a José Luis Zapatero y nosotros a José Manuel Santos. Al primero, ya que conoce el proceso desde adentro; al segundo, por su experiencia en los acuerdos con la FARC.
  5. Se acepta la constitución de un Grupo de Contacto, tipo Grupo de Contadora, formado por Cuba, Chile y Noruega. Con países de apoyo como China, Canadá, Rusia y Estados Unidos.

 

 

 

@eduardo_semtei

El Nacional

 

El llamado Convenio Cambiario Número 1 publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria 6.405 del 7 de  septiembre de 2018 y emitido por el Banco Central de Venezuela que supuestamente iba a desregularizar el mercado cambiario y desmontar los controles y demás obstáculos para la libre convertibilidad del bolívar con otras monedas, lejos de lograr tal objetivo lo que hizo fue enredar, dificultar mucho más ese mercado pues le otorgó a un sinfín de organismos facultades de control y evidentemente de penalización de las operaciones regulares relacionadas con las divisas, veamos las entidades reguladoras y supervisoras :

Primero: El Banco Central de Venezuela  lo puede todo. Vender, comprar, suspender, anular, autorizar. Además es el ente centralizador con poderes extraordinarios.

Segundo: El Ministerio de Finanzas, o como dice la misma Gaceta Oficial, el ministerio del poder popular que exista en ese momento y que se encargue de las finanzas de la Nación.

Tercero: El recién creado Sistema de Mercado Cambiario que nadie sabe dónde queda, cuáles son sus funciones específicas, quién lo administra, en fin,  no se sabe nada, pero de que vuelan, vuelan.

Cuarto. La Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario SUDEBAN.  Que tiene poder para hacerlo todo, seguro que lo hará, y seguro que lo hará muy mal.

Quinto: La Superintendencia Nacional de Valores SUNAVAL. Con muchísimas competencias.

Sexto. El SENIAT

Como verán amigos lectores el mercado cambiario está lejos de ser liberado considerando la existencia de   6 organismos vigilantes, reguladores, con capacidad para multar, clausurar e iniciar procedimientos administrativos y penales. Un mercado con 6 organismos reguladores será cualquier cosa menos uno de libre competencia.

Ahora vamos a examinar algunos de los artículos del Convenio Cambiario Número 1.

Toda la convertibilidad está centralizada en el Banco Central de Venezuela que mal podría  jugar ese papel en un mercado de cambio libre. Existen unas 2.500 oficinas y sucursales bancarias perfectamente equipadas como para diversificar y hacer màs competitivo el mercado cambiario. Si a ello le sumamos unas 500 posibles oficinas de casas de cambio que podrían operar, llegamos a 3.000 locales en todo el territorio.   La centralización en el BCV para nada contribuye a la eficiencia y transparencia del mercado. Por el contrario, estimula la selección adversa y la formación de precios especulativos. Algo aún peor, sigue el sistema de subastas de DICOM una contradicción brutal a la idea publicitada de eliminación del control de cambios.

En el DICOM hay unas 600.000 personas naturales inscritas y 40.000 personas jurídicas.  Si se liquidasen 500.000 dólares en una subasta, siendo totalmente “distributivos” a cada venezolano inscrito le correspondería menos de un billetico de 1 dólar.  Además el precio de Dicom se establece primero y luego se adjudica aparentando un equilibrio estable del cambio. Esa combinación entre el Banco Central de Venezuela y del Ministerio de Finanzas representan un teatro competitivo según el cual el dólar baja o sube en cada subasta en unos 10 o 20 céntimos.  El gobierno pretende mostrar que la tasa de cambio no presenta características de inestabilidad y que el dólar paralelo no existe. Por cierto la divisa yankee se cotiza a 100 soberanos o 10 millones fuertes en los mercados paralelos y en el DICOM a 60 soberanos o 6 millones fuertes. ¿Si usted tuviera un billete de 100 dólares, dónde lo vendería?

Siguiendo con nuestros comentarios; entre otras competencias el BCV decide que cantidad de divisas pueden venderse en el mercado venezolano o eufemísticamente en el Sistema de Mercado Cambiario.

Los exportadores están obligados  a declarar por ante el BCV el monto de sus negocios en el exterior y de las divisas recibidas. Nuevo elemento que oscurece la competitividad y debilita la actividad exportadora.  

Parece entenderse, aunque no está muy claro, que solo el BCV podrá publicar en su página WEB las cotizaciones, y de tal manera se consolidada o se perpetúa  la absurda prohibición de que otras páginas como @DolarToday, @TheAirTM, @DolarTrue, @BolìvarCùcuta y @BTC_Play entre otros, igual para la página màs usada en la actualidad, pues es un promedio de todas las anteriores @MonitorDolarVe; puedan cumplir con su rol de darle transparencia, eficiencia e información al mercado de divisas, a  los demandantes y a los oferentes para tomar decisiones en forma racional. Resulta mucho màs operativo y beneficioso para los agentes económicos que los precios de venta y compra de divisas por parte de bancos y casas de bolsa se publiquen en sus respectivas páginas electrónicas, es sus sitios Webs para que demandantes y oferentes puedan seleccionar los niveles de precios màs convenientes. Si el banco A ofrece para la venta el dólar a 700 bolívares del llamado soberano y el banco B lo cotiza en 650, desde luego que los agentes económicos comprarán el dólar a 650 lo que incentivaría el mercado hacia un precio de equilibrio entre oferta  y demanda.

Las personas naturales y jurídicas del sector privado están obligadas por ley a que sus operaciones de compra o venta de divisas se hagan a través del sistema regulado y administrado por el BCV.   Y paradójicamente, no sabemos exactamente qué quiso decir el gobierno con esta disposición; los participantes en compra y venta de divisas no podrán conocer las cotizaciones sino luego de realizada la operación de compra y venta.

Parece deducirse, no está claro, que oferentes y demandantes privados, al menudeo o al por mayor como dice la misma gaceta, no pueden transar directamente unos con otros en forma libre, competitiva y sin controles excesivos.

Reza la gaceta que bancos, seguros y empresas del mercado de valores no pueden hacer cotizaciones de demanda, es decir, no hay cambio libre, sigue vigente la vigilancia. Tienen que buscar autorización del Banco Central. El mismo sistema de control de cambios con otro nombre.

Dice la gaceta más adelante que el diferencial cambiario entre el precio de compra y de venta de divisas debe traspasarle el Sistema de Mercado Cambiario que como dijimos es un entelequia. Los bancos tienen otra limitante pues solo pueden intermediar operaciones hasta por 8.500 euros, nueva argumento para desmentir que se haya desmantelado el control de cambios. Los exportadores por su parte están obligados a venderle el 20% de las divisas obtenidas al Banco Central de Venezuela en condiciones y a precios que no surgen precisamente de los procesos de oferta y demanda. Por su parte los operadores cambiarios están obligados a venderle al mismo BCV el 75% de las divisas adquiridas de turistas internacionales, cercenando de esta manera la expansión  y recuperación de la industria turística, por cierto, esa disposición es nueva, hasta ahora no tenían obligación alguna, es decir, ahora hay más control y más restricciones.

No nos queda sino afirmar que no solo está inmutable  el control de cambios supuestamente derogado sino que hay más controles que antes.  En ese marco la oferta de divisas seguirá siendo deficitaria y los mercados paralelos  marcarán como ahora los precios competitivos. Finalmente podemos afirmar que no hay oferta de divisas suficiente para satisfacer la demanda.  Las importaciones de bienes y servicios fueron para los años 2018E, 2017, 2016, 2015

16.500, 16.328, 21.771, 45.074  millones de dólares, observándose una caída catastrófica.  Solo para cubrir el nivel de importaciones necesarias para el funcionamiento de la economía venezolana (alimentos, servicios, repuestos, maquinarias, medicinas etc.) hace falta una disponibilidad de unos 15.000 millones de dólares adicionales a la existencia real y efectiva solo para 2018 y esos fondos simplemente no existen ni el gobierno tiene forma de financiarse al tener todos los mercados cerrados.  El famoso préstamo chino de 5 mil millones de dólares no solo es insuficiente sino que está amarrado a inversiones petroleras controladas por los banqueros asiáticos. Un sistema cambiario donde no hay posibilidad de cubrir la demanda y además se encuentra híper regulado no es el mejor ejemplo de un mercado de libre competencia y de libertad cambiaria. Así que larga vida el sistema paralelo y el llamado dólar negro

Corolario: Quien sea el que haya redactado ese convenio cambiario no tenía ni idea de lo que significa desmontar el control de cambios.

 

@eduardo_semtei

El Petro y la ilusión de su existencia, por Eduardo Semtei

 

Como veremos en este trabajo el Petro, un criptoactivo emitido por el Gobierno de Venezuela no existe  en ningún mercado, ni está clasificado entre los primeros 100 de cualquier empresa especialista en petromonedas o petroactivos. No aparece entre los primeros 100 no importa cuál sea el criterio de selección. A diferencia de la criptomonedas, el PETRO está anclado a un activo físico, al petróleo y es emitido por un Estado Soberano. Sorprendentemente sabiendo de la existencia de màs de 1.600 diferentes tipos de criptomonedas cuyo precio se forma por la lucha entre oferta y demanda, el Petro  aparece con un precio fijo, administrado, digámoslo así: Con un precio regulado como el arroz, o la mantequilla. Ya sabemos lo que le espera. Petros y caraotas.

Supuestamente el Petro representa el financiamiento del Plan Madurista Integral de Crecimiento y Prosperidad ya que no hay otras fuentes: Los mercados financieros cerrados, las fuentes multilaterales cerradas, las fuentes bilaterales reducidas y las operaciones bancarias imposibles, y dado  que la única fuente para financiar el Programa de Maduro es el Petro resulta un desafío a las leyes de la economía, pues el Petro no se negocia en ningún mercado ni en ningún país, y más terrible aún es que no se le conoce ningún plan financiero de colocación pública ICO (Initial Coin Offering). Hasta ahora solo es un buen deseo. Una promesa vacía.  De donde podemos concluir que el Plan Económico del Gobierno es inejecutable y aumentará el desabastecimiento y la hiperinflación, desatando un nuevo fenómeno: el despido masivo y el cierre general de las pymes.

En el informe que sirvió de base para el lanzamiento del Petro encontramos:

  1. Solo se emitirán 100 millones de Petros.
  2. Cada Petro tiene 100 millones de MENE
  3. En la preventa, que se suponía era del 20 de febrero 2018 al 19 marzo de 2018 se iban a ofrecer en colocaciones privadas 38.400.000 Petros
  4. En la ICO Initial Coin Offering (Oferta inicial pública)  se estimaba colocar unos 44.000.000 de Petros. El gobierno había informado que la ICO se iniciaba el 20 de marzo de 2018
  5. El resto 17.600.000 Petros quedarían en la bóveda electrónica del gobierno.

Hasta la fecha se desconoce si hubo o no venta privada y cuál fue del resultado de la oferta pública inicial, si acaso hubo alguna. No hay registros en el Banco Central de Venezuela que hubiese ingresado  divisas por ventas de Petros.

Como quiera que solo saldrían  a la venta 82.400.000 Petros que podrían ser colocados supuestamente a 60 dólares cada uno, la cifra máxima de recursos a captar  alcanzaría 4.944.000.000 de dólares, un financiamiento que no cubre ni siquiera el aumento de sueldos. Mucho menos para financiar un Plan Integral de Desarrollo Económico.

En la distribución de los fondos el gobierno estimó un 45% para el desarrollo de todo el Sistema Petro (tecnológico, cadenas etc.) y 55% para  alimentar el programa de rescate de la economía, lo que reduce la cifra disponible para el financiamiento de Plan Maduro a apenas 2.719.200.000 dólares.

Entre las bases para justificar la emisión del Petro encontradas en el documento “White Paper” 1.0 Financial Proposal. January 30. 2018 leemos:

  1. Hay un mercado potencial de 30 millones de usuarios, todos los venezolanos supuestamente, cifra cinco veces mayor que todos los usuarios en el globo terráqueo de las criptomonedas estimados en unos 6 millones.  Una comparación absolutamente descabellada e irresponsable.
  2. La existencia de una industria petrolera renovada y repotenciada, cuando en realidad la quiebra de PDVSA, la baja en la producción, la falta de inversión y las deudas sin pagar representan la verdadera realidad.
  3. El abaratamiento y popularidad de la tecnología del blockchain, popularidad con toda certeza que existe entre los círculos de inversionistas más reducidos y arriesgados del mundo pero nunca al entendimiento de los 30 millones de venezolanos.
  4. La existencia de gobiernos aliados que apoyarían el uso del Petro. No se conoce ninguno hasta la fecha.
  5. La posibilidad de burlar y evadir el bloqueo económico y financiero impuesto por la comunidad mundial.
  6. El hecho que el Estado Venezolano aceptará el Petro para el pago de impuestos, obligaciones, servicios públicos y muy especialmente para las relaciones internacionales del PDVSA.

El Petro, sigue afirmando el gobierno, podrá ser usado para la compra de bienes o servicios, para su intercambio con otros criptoactivos o criptomonedas o para su cambio en divisas internacionalmente transables.  

Existen ciertos parámetros que siempre son tomados en cuenta a la hora de invertir en criptomonedas o criptoactivos, a continuación las enumeramos:

  1. Tienen que tener un modelo de negocio. Un plan de negocios, que exprese con claridad en qué se van a invertir dichos fondos y cuáles son las expectativas de rendimiento de esa inversión. Pues el Petro no tienen nada de eso, no se le conoce ningún plan.
  2. Debe establecerse con claridad el cronograma de lanzamiento, de desarrollo y de expansión. En el Petro esa información brilla por su ausencia.
  3. Se deben conocer quiénes forman el grupo de apoyo técnico y de mercadeo. Cuál es la experiencia y las destrezas de los gerentes que soportan la emisión.  En el Petro no se sabe quién es quién. Existe una superintendencia formada por varios burócratas sin ninguna experiencia. Una real piratería.
  4. Y su ICO deberá expresar con detalles tiempo de colocación, mercado de colocación, expectativas de rentabilidad.  Como todos los puntos anteriores, el Petro no tiene nada de ello.

 

Ahora vamos a pasearnos por algunos de los principales organismos de evaluación en el  mundo de las criptomonedas.

 

Primer Strike… El servicio Cryptomiso, también de fuente abierta, es un servicio de clasificación de protocolos blockchain según el historial de su código, con elementos como la frecuencia de inserción de código, la cantidad de entradas y, en general, toda actividad vinculada al desarrollo. Estos son las 100 principales criptomonedas  de acuerdo al uso e instalación de los programas electrónicos para su administraciòn y manejo, según la participación de desarrolladores: Komodo, Ox, EOS, TRON, Lisk, RepublicProtocol, RChain, Nols,Cardano, Arc Zeusshield, Waves, aelf, Skycoin, Zillilqa, Particle, Santiment Token, Aion, Nebulas, Raidem Token, Golem, Aeternity, DigByte, BitCoin, ChainLink, Universal, Semux, Olympes Lab, LikeCoin,FeatherCoin,  LUXCoin, Status, Goldem, Quntum Ledger, Burst, Origin Trail, Kyber Netwoerk, Kyber, Vethor Sonm, Mysterium, Ontology, SelfKey, BridgeCoin, Basic Attention, Ergo, Xmax, LBRY Credit, SiaCoin, Stakenet, Funrequest, GXChain, Bottos, BetterBetting, Metaverse ETP, Factom, ChainCoin, MachineCoin, Augur, Nix, Steem, Steem Dollar, Monero, Loki, Stratis, Bytom, PoaNetwork, NUSD, Hauven, Bisworth, Nimiq Exchange Token, Oyster, Rise, Bitshares, NavCoin, OST, Groestlcoin, Ethereum, Aeon, Ethereum Classic, Bread, GarliCoin, Nano, Enigma, Bitcoin Cash, EtherZero, Loom Network,  MoneroClassic, Totenbox, Coinfi, Blocknet, Sentinel, Cardstck, Golos, iExecRLC, Trinity Network, OxyCoin, GlobalToken, Iotex, Zcash y GridCoin. NO ESTÀ EL PETRO

Segundo Strike:

De acuerdo a ICORATING y el servicio CoinMarketCap estas son las 100 principales criptomonedas por el nivel de su capitalización:

 

Bitcoin (la más importante con un valor de mercado superior a los 112 mil millones de dólares. US$ 112.000.000.000,oo)  Ethereum, XRP, Bitcoin Cash, EOS, Stellar, Litecoin, Tether, Cardano, Monero, IOTA, Dash, TRON, NEO, Ethereum Classic, Binance Coin, NEM, Vechain, Tezos, Zcash, Dogecoin, OmiseGO, Lisk Bytecoin, Bitcoin Diamond, Ontology, Qtum, Ox, Bitcoin Gold, Decred, Nano, Zilliqa, DigiByte, ICON, BitShares, Maker, Steem, Aeternity, Verge, Siacoin, Waves, Basic Attention, Augur, Bytom, Pundi X, Metaverse ETP, Stratis, Waltonchin, Holo, Populous, Golem, Komodo,RChain, Status, MOAC, Mithril, Hshare, KuCoin Shares, MaidSaFeCoin, Wanchain, Ardor, IOST, Chainlink, Cryptonex, Aelf, ReddCoin, Aion, Dentacoin, DigtixDAO, Mixin, Huobi Token, MCO, Dropil, Horizon, FunFair, TrueUSD, QASH, Bancor, Ark, Bitcoin Private, MonaCoin, GXChain, Nebulas, Nxt, Gas, TenX, BitcoinDark, Decentraland, Elastos, WAX, Power Ledger, CyberMiles, Emercoin, ThetaToken, ZCoin, Aurora, PIVX, Kyber Network, Kin y Loopring (con apenas 57millones de dólares)

Y EL PETRO NO ESTÁ. NO LLEGA SU EMISIÓN NI A 60 MILLONES DE DÓLARES y el Gobierno habla que la primera emisión arrojó una venta de cinco mil millones de dólares. Vaya cuento. Tercer Strike: Las Calificaciones de Weiss, otra de las más afamadas calificadoras del riesgo de inversión en criptomonedas, están basadas en un modelo computacional que evalúa la moneda desde distintos ángulos. Van de la A hasta la F tiene que ver desde luego con el riesgo, la tecnología del producto. A es un calificación de excelente, B de una buena inversión, C significa un valor promedio, D una inversión de riesgo y E una altamente riesgosa. Entre los elementos que se consideran bases para la evaluación se encuentra la volatilidad en los precios de mercado de la moneda, y dentro de ello la magnitud y la velocidad de los movimientos así como el rendimiento, la penetración en el mercado, la participación de desarrolladores del software etc. Veamos que dice Weiss. Nombre del producto y su calificación: (por orden alfabético) Aeon C, ARK C+, Asch C, AuroraCoin D+, Bitcoin C+, Bitcoin Cash C-, Bitcon Gold D+, Bitshares C+, BlackCoin C, BlockNet C, Burst C, Byteball Bytes C+,  ByteCoin C, Cardano B-, CloakCoin C, Counterparty C,  Dash C+, Decred C+, Digibyte C-,  DigitalNote C-, DogeCoin C, EinsteinLum D+, Electroneum C-, EOS B, Ethereum B, Ethereum Classic C, Expanse D, FeatherCoin C, GameCredit D+, Guiden D+, I/C Coin C+, Komodo C, Lisk C, LiteCoin C+, Matchpool D, Megacoin D+,  Megacoin D+, Metaverse D+, Monero C, NameCoin C, NavCoin C, Neblio C, NEM C+, NEO B-,  Nexus C, NovaCoin D, NXT C, PeerCoin C, PIVX C, PotCoin D, Pura D+, Qtum C, Quark D, Raiblock C, ReddCoin C, Ripple C, Rise D,  Salus D, Shift C, SkyCoin C, SmartCash C, Steem B-, Stellar C, Stratis C, SyscCoin C, Ubiq C, Verge C, VertCoin C, Viacom C, Waves C, WhiteCoin C, Xtrabytes C, Zcash C, ZCoin C y ZenCash C.

Y EL PETRO NO APARECE POR NINGÚN LADO Cuarto Strike, más que ponchado: el Petro. Finalmente encontramos a la empresa ICOINDEX especializada internacionalmente en las ICO (Initial Coin Offering) Ofertas Iniciales de Criptomonedas.  Este grupo de analistas y especialistas han emitido opinión sobre unas 327 ofertas iniciales de monedas virtuales Y EN ESAS 327 DE LOS ÚLTIMOS AÑOS NO SE ENCUENTRA EL PETRO NI SE SABE NADA ACERCA DE SU FUNCIONAMIENTO: MERCADO, PRECIO. ICOINDEX  estudia y evalúa grandes y pequeñas emisiones de ICOs, muchas de tales emisiones  mostraron solidez en el financiamiento de proyectos legítimos y ciertos, otros eran simplemente intentos de  estafas. Toda la experiencia acumulada en el examen de 327 operaciones les permite distinguir con facilidad la inversión del fraude. Timothy Mayeur, uno de los directivos de Icoindex, declaró públicamente que el Petro no tiene ningún apoyo técnico conocido, ningún desarrollador, que su oferta de venta era excesiva y que todo ello lucía más bien como un intento hecho por un gobierno  arruinado para  captar fondos  privados a fin de rescatar el país del desastre financiero que ellos mismos crearon. Los Petros como producto no tienen ningún estudio que los respalde ni se conoce país alguno donde se coticen o se negocien. 

 

@eduardo_semtei

¿Por qué el plan de Maduro no puede funcionar?, por Eduardo Semtei

NO HAY UN PLAN ECONÓMICO BIEN ESTRUCTURADO. No existen metas claras sobre inflación, crecimiento, tasa de cambio. No hay definición de propósitos ni de objetivos, es intemporal. Sobre empleo ni una palabra. Estimación del costo del aumento del sueldo mínimo o cifras y expectativas en relación a las reservas internacionales no se dice nada. Ninguna reforma profunda. Lo que sí es definitivo es que no hay reestructuración o estrategia macroeconómica con alguna probabilidad de éxito a la que le falte la mitad de la ecuación. Al Plan Maduro le falta nada más y nada menos que el financiamiento. La incógnita más importante de la ecuación. No es posible una reforma económica, una rectificación sin contar con los recursos para:

  1. Pagar los intereses y el principal, el valor de los bonos, de una colosal deuda externa fabricada, fraguada por el gobierno Chávez-Maduro;
  2. Sostener y apuntalar el sistema bancario venezolano totalmente descapitalizado que en la actualidad impide la existencia de un sistema de créditos a comercios e industrias tanto para capital de trabajo como para compra de maquinarias, equipos y para mantenimiento;
  3. Atender la demanda de dólares si, en efecto, fuera cierta la adopción de un mercado de cambio absolutamente libre, que no parece   ser el caso, pues sigue la subasta DICOM, los bancos comerciales pueden comprar pero no vender divisas y el mercado negro o paralelo mantiene su distancia.
  4. Asegurar las importaciones públicas y privadas de alimentos, medicinas, maquinaria, equipos etc. necesarios para la reanimación, la recuperación y el crecimiento económico;
  5. Blindar las reservas internacionales hoy menguadas a los niveles más bajos de las últimas décadas;
  6. Recuperar mediante mantenimiento mayor los sistemas de servicios eléctricos y servicios de agua y de las principales obras públicas como el Puente sobre el Lago de Maracaibo, la infraestructura en general, negligentemente abandonada, hecha pedazos.
  7. Hacen falta fondos para recuperar la producción de PDVSA. Si fuera posible traer inversión extranjera, que ya es un reto, a Venezuela le correspondería aportar cierto porcentaje de capital, que hoy por hoy, no tiene,

Muchos especialistas nacionales e internacionales han estimado que se requieren alrededor de 60 mil millones de dólares para iniciar y sostener un verdadero Plan de Recuperación Nacional, llamado por nosotros La Gran Transformación. Pues bien, el Plan Maduro no tiene nada. Nada de nada. Es una estafa a la fe pública. Un engaño masivo. Escasísimas reservas en las arcas, inútiles para adelantar una verdadera y vigorosa reforma económica. El gobierno de Maduro arruinó el país y quebró a los venezolanos

Nadie quiere invertir en Venezuela. Nadie se voltea a ver nuestra economía a no ser para compadecerse. Venezuela solo inspira lástima. Millones de compatriotas traspasan desesperados las fronteras de Argentina, Brasil, Panamá, España, Ecuador, Perú, Chile, Colombia.   Nuestra economía, nuestro país está en el sótano del mundo. Somos uno de los países de más alto riesgo económico, financiero, jurídico y hasta personal. Las principales calificadoras de riesgo del mundo, tales como: Standard & Poor`s, Fitch, Moody`s Investors (norteamericanas), Dagong Global Credit (China), Japan Credit Rating y Nomura Securities (Japón), además de otras fuentes de consulta sobre Riesgo País como la publicada por Euromoney y The Economist Intelligence Agency, nos tienen en la zona roja, en la zona de peligro, en la zona de alerta.

El Riesgo País es un índice creado a partir del examen de varios aspectos de la vida económica, financiera, social, jurídica de los países. A los diferentes renglones de valoración se le atribuyen escalas numéricas comparativas. Por ejemplo, si un país tiene reservas internacionales gigantescas como Noruega (el Fondo Soberano tiene un billón de dólares US$ 1.000.000.000.000.oo) se le asigna la máxima calificación, digamos 10 puntos, mientras que para un país pobre como Ruanda (mil millones de US$, 1.000.000.000,oo), sin reservas se podría calificar con 1. Todo ello destinado a informar a los inversionistas del mundo cuáles son los riesgos que corren si invierten en un país o en otro. Eso da una calificación internacional comparativa de riesgos. Lamentablemente para nosotros, estamos en los últimos lugares de todos los renglones, así que la posibilidad de recibir inversiones, entrada de capitales, es prácticamente nula, inexistente y por lo tanto el financiamiento del Plan Maduro, si acaso podemos llamarlo así, por la vía de inversiones extranjeras tampoco tiene posibilidad alguna. Ese grupo inconexo de medidas como estrategia de estabilización y crecimiento es absolutamente inviable.

Existe el criterio de comparar los intereses que rinde, que paga, un bono, generalmente con vencimiento a dos años, emitido por el gobierno norteamericano con los intereses que paga un bono de igual vencimiento emitido por el país que se está evaluando para medir en términos financieros el impacto de Riesgo País.

Por ejemplo, el bono norteamericano a dos años tiene un rendimiento aproximado de 2,25% anual.

El bono venezolano con vencimiento el 12 de septiembre de 2020, dentro de dos años aproximadamente, tiene un valor de mercado de 26.5% de su valor. Es decir, un bono con valor facial de 100 dólares usted lo compra en 26.5 dólares.

Ese bono al 7% le da a usted 7 dólares anuales por cada 100 nominal. Como usted lo compró por 26.5 dólares entonces su rendimiento real, financiero es de 7 dólares por cada 100 nominal o por cada 26.5 invertidos verdaderamente. Por lo tanto, su rendimiento es de 7/26,5, es decir, 26%. Dado que la tasa del bono de similar vencimiento de Norteamérica es de 2,25% entonces el Riesgo País es de 23.75 % (26.00% menos 2.25%). El más alto del mundo.

Examinando esta inversión desde otra perspectiva, encontraríamos que si Venezuela pagara el bono a su vencimiento, el inversionista habrá recibido dos pagos de 7 dólares, uno por año, y un pago final de 100 dólares, que es el principal, el valor facial del bono, por lo tanto, con una inversión de 26 dólares recibirá en dos años 114 que en cálculos muy sencillos son 114/26 lo que da un rendimiento astronómico del 438 % en dos años, para un promedio cercano al 220% anual, con un cociente de Riesgo País del 218%.

Examinemos someramente algunas de las variables que se estudian, se ponderan y se comparan para tener una visión integradora de Venezuela en el concierto de las naciones y en los listados de las calificadoras.

Como veremos en este documento no hay posibilidad de conseguir fondos con los organismos multilaterales, a saber: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo y pronto perderemos también a la CAF Corporación Andina de Fomento, por atrasos en los pagos.

No hay posibilidad tampoco en los mercados financieros del mundo, dado que tenemos atrasos de pagos de intereses en 17 bonos distintos, tanto de PDVSA como Soberanos. Además, el bono que venció el 15 de agosto 2018 no fue honrado. A todo ello hay que sumarle otro obstáculo: tampoco tenemos posibilidad de recibir inversiones en el sector petróleo pues estamos fuera de competencia con las reformas hechas a las leyes petroleras en Brasil, Colombia, México y Ecuador donde los inversionistas pueden poseer más del 50% del capital de las empresas de producción y refinación de petróleo.

Estos son los doce (12) principales renglones considerados para estimar el Riesgo País:

  1. ESTABILIDAD POLÍTICA

Es la habilidad de los gobiernos para darle participación, para compartir, facilitar el acceso a los procesos políticos a la población. Para permitir la competencia entre propuestas en forma pacífica y promover el disfrute para los ciudadanos de los beneficios y servicios que presta el Estado sin discriminación alguna.

En tal sentido los gobernantes deben presentar cuentas por ante los organismos correspondientes en base al equilibrio de poderes.

Implica también el respeto a las minorías. Adicionalmente los subgobiernos (gobernaciones y alcaldías) pueden operar armoniosamente con el Poder Central, todo ello en respeto de la constitución y las leyes.

Nosotros no tenemos ninguno de esos factores a favor.

En el Democracy Index publicado por la famosa revista The Economist Venezuela aparece en el lugar 117 en un listado de 167 países, calificación del año 2018, es decir hay 116 países cuyo desempeño democrático es superior al de Venezuela. El único país de América que tiene peor calificación es Cuba.

  1. INSTITUCIONES Y GOBERNABILIDAD

Ningún país tiene un desastre, un desorden en el funcionamiento de sus instituciones como Venezuela. El Poder Judicial encabezado por el Tribunal Supremo de Justicia nació de un proceso ilegal, ilegítimo y sus sentencias a lo largo de los años confirman que no tienen ningún grado de autonomía; la elección en diciembre de 2015 de algunos magistrados por la Asamblea Nacional saliente, pone de manifiesto la subordinación de la justicia ante el Poder Ejecutivo.

La Contraloría General de la República perdió hace muchos años la defensa del Patrimonio Nacional, ahora son los organismos de seguridad del Estado quienes se encargan de hacer las averiguaciones contra la corrupción. La CGR solo quedó para multar e inhabilitar dirigentes políticos opositores.

El CNE no puede estar más sesgado. Es el organismo electoral más viciado del mundo cuya función fundamental es la realización de elecciones donde la competitividad siempre corre peligro.

El Defensor del Pueblo desapareció de la escena nacional, simplemente no existe. Lo que pretendió garantizar el respeto de los derechos humanos de los venezolanos y actuar contra los desmanes del Estado, hoy no pasa de ser una muy fea caricatura.

El Fiscal General fue nombrado por una Asamblea Nacional Constituyente espuria que no tiene esa facultad y la Fiscal ilegalmente destituida es perseguida política. El mundo militar no puede estar más desviado y la institucionalidad se perdió hace largo tiempo.

El Corruptions Perceptions Index 2017 publicado por Transparency International coloca a Venezuela de número 169 entre 175 países examinados. Somos uno de los 7 países más corruptos del mundo. 

  1. ESTABILIDAD MONETARIA

Que se puede decir de un país en plena hiperinflación. Con un déficit fiscal de un 20% totalmente monetizado, donde el gobierno reconoce que ha estado emitiendo papel moneda sin respaldo alguno, en forma inorgánica, donde el Banco Central de Venezuela es apenas una oficina de segunda línea del Ministerio de Finanzas. Al ser el país con la más alta inflación del mundo por tercer año consecutivo podemos afirmar que en este renglón estamos de último.

Las estimaciones del Banco Mundial, de la CEPAL, del Fondo Monetario Internacional y de numerosos analistas estiman la inflación desde un 10.000% hasta un 5.000.000% para 2018. 

  1. SOLIDEZ DEL SISTEMA BANCARIO

El banco privado más grande es Banesco tiene al 31 de julio, según Balance General de Publicación, un activo, medido en bolívares originales (en contraste con los bolívares fuertes y los bolívares soberanos) de 838 billones 407.984 millones 776.343 bolívares. Un pasivo total de 808 billones 447.071 millones 420.414 bolívares, lo que lo deja con un patrimonio total de 29 billones 960.913 millones 355.929 bolívares. Si lo convertimos a dólares, al precio estimado de cierre del dólar paralelo a finales de este diciembre 2018 de 100 mil millones de bolívares originales; el capital total se contrae a 300 millones de dólares, que para una economía de unos 50 mil millones de dólares no representa verdaderamente nada. Si lo calculamos a 50 mil millones de bolívares antiguos, por darle un nombre, es decir 50 millones de bolívares fuertes el capital asciende a 600 millones de dólares, monto que se irá reduciendo drásticamente en la medida en que la hiperinflación consuma el poder de compra de la moneda nacional sea esta antigua, fuerte o soberana. En la actualidad el dólar está oficialmente en 6 millones de bolívares fuertes, el DICOM, pero el dólar paralelo crece hasta 10 millones de bolívares fuertes, para finales de año esa cifra se habrá multiplicado inexorablemente.

Además no olvidemos que Banesco está intervenido y el gobierno no esconde sus ganas de expropiarlo junto con el resto de la banca privada. Es decir que de solidez no hay nada.

Bancolombia un competidor regional de Banesco tiene como Patrimonio o Capital total 20 billones 866.381 millones de pesos colombianos, que al cambio de 3.000 pesos por dólar arroja un resultado de 7 mil millones de dólares. Una diferencia brutal. Bancolombia 7 mil millones de dólares de patrimonio. Banesco en unos meses 300 millones de dólares.

  1. POLÍTICA FISCAL

Si en algo está Venezuela en deuda, en mora y en problemas es precisamente en su política fiscal. El déficit se ha hecho crónico. Los gastos han superado a los ingresos cómodamente por lo menos desde el 2010. Y el gobierno, como confesó el propio presidente Maduro, para pagar las jubilaciones, las pensiones, los aumentos de sueldo, la contratación de personal y las pocas obras públicas simplemente le dijo al Banco Central que imprimiera moneda. Ese es el origen màs auténtico y remoto de la presente crisis hiperinflacionaria. Ahora, el gobierno al subir el salario mínimo a 1.800 bolívares soberanos, es decir a unos 180 millones de bolívares fuertes aumentó el gasto de nómina tremendamente, si fuesen 3 millones de funcionarios como afirman numerosos investigadores, y debemos calcular el sueldo completo, con sus incidencias, es decir 270 millones por persona, comprometió el presupuesto en un monto total anual de 9.720.000.000.000.000.oo (se lee 9 trillones 720 mil billones de bolívares fuertes, o 97.200,oo millones de bolívares soberanos) unos 1.000 millones de dólares, a una tasa de cambio de 10 millones de bolívares fuertes por dólar, eso sin incluir la nómina privada. Finalizamos diciendo que ahora si se disparará hasta el cielo el déficit.

Por otro lado, si el consumo interno de gasolina es de 150.000 barriles diarios, es decir 23.85 millones de litros a 159 litros por barril, para un consumo anual acumulado de 8.705 millones de litros, entonces solo para cubrir el hueco fiscal del aumento de salarios se requeriría subir la gasolina a 1.115.000 bolívares fuertes (suponiendo que no hay ningún subsidio para nadie). Mientras más subsidio exista más alto será el déficit y más costosa la gasolina para los consumidores fuera del Carnet de la Patria. Para llenar un tanque de 50 litros necesitará de 55.75 millones de bolívares fuertes, lo que significa el 30% del salario mínimo. (55.750.000/180.000.000 igual a 30,97%) El costo de la gasolina en un vehículo que necesite un tanque semanal requiere de una disponibilidad de 167.250.000,oo de BsF, es decir 93% de todo el salario mínimo recién decretado.

Veamos ahora el impacto que genera el aumento a los jubilados y pensionados, que según el gobierno son 4 millones. Calculando 4 millones de pensionados por 180 millones de bolívares fuertes por 14 pagos en el año arroja una cifra de 10.080.000.000.000.000 (Diez trillones ochenta mil billones de bolívares fuerte) que al cambio de 10 millones de bolívares fuertes son unos mil millones de dólares adicionales, lo que coloca el precio de equilibrio del litro de gasolina en otros 1,15 millones de bolívares fuertes, para finalmente colocarse el litro de equilibrio fiscal en unos 2.25 millones de bolívares, lo que es igual a 113 millones de bolívares un tanque de 50 litros. 113 millones de bolívares fuertes es el 65% de todo el nuevo ingreso mínimo. (113.000.000,oo/180.000.000,oo)

Resumiendo podemos decir que el impacto en la nómina de trabajadores y jubilados es de dos mil millones de dólares a una tasa de cambio de 10 millones de bolívares fuertes por cada dólar.

Es bueno aclarar que estamos estimando que a todos los empleados públicos les aumentan los mismos 180 millones de bolívares fuertes, es decir los 1.800 soberanos. Para el caso que el aumento del 25% de la nómina total fuera no de 1.800 bolívares fuertes sino un monto más alto, por supuesto que el impacto sería superior, pudiendo llegar a 2.500 millones de dólares. Las cifras en millones de dólares varían según sea la tasa de cambio definitiva.

Vean la siguiente tabla:

Para ninguna de esas tasas de cambio existen las reservas necesarias y en todo caso el dinero proveniente del aumento de la gasolina y del IVA se irá deteriorando aceleradamente por efecto de la inflación.

Y dado que el PIB va en caída libre, la recaudación real por impuesto al valor agregado disminuirá por lo menos el mismo porcentaje que sacuda al PIB, es decir un -15%

  1. CAPACIDAD DE PAGO DE LA DEUDA EXTERNA 

La deuda total de Venezuela, la financiera y la bilateral (China, Rusia etc.) es de 184 mil millones de dólares. Las obligaciones de pago de principal e intereses de 2018, 2019, 2020, 2021 y 2022 son en total y respectivamente, (millones de dólares) 8.018, 8.975, 10.578, 7.688 y 8.120. Con la producción petrolera actual y el precio del petróleo es simplemente imposible pagarla.

Venezuela tiene hoy, agosto de 2018, 17 bonos atrasados en el pago de intereses por una suma total ligeramente superior a los 2 mil millones de dólares y un bono vencido el 15 de agosto de este año por un mil millones. Es decir, deuda de intereses y capital vencida y no pagada es de 3 mil millones de dólares.

Qué más se puede agregar en este asunto. Bueno, la deuda que nace de las demandas que el Estado Venezolano ha ido perdiendo y seguirá perdiendo en los tribunales de arbitraje mundial producto de la insania expropiadora de Chávez. Solo a Crystallex se le adeudan 1.4 mil millones , y otros 2 mil millones a Conoco. Por esa vía CITGO terminará en manos distintas. Una pérdida lamentable para la otrora poderosa PDVSA y para todos los venezolanos.

  1. CRECIMIENTO ECONOMICO. PIB

Seguimos dando lástima. Decrecimiento del Producto Interno Bruto. Decrecimiento real en porcentajes.

 

                               AÑOS                                           DECRECIMIENTO DEL PIB %

2014                                                               -3.9

2015                                                               -6.2

2016                                                             -16.0

2017                                                             -14.0

2018                                                              -15.0

Veamos que significa tal caída. Supongamos que el PIB del año 2013 era de 100 bolívares. Como en el 2014 cayó un 3.9% entonces el PIB del año 14 fue de 96.1 Con la caída del 6.2 del año 2015 el monto total se redujo a 90.14 El mismo ejercicio para el 2016 con una reducción del 16.5% para un total de 75,26. Ahora, con el decrecimiento del año 2017 de un 14.0% nos deja la cifra del PIB en 64.73 bolívares de aquellos 100 originales y finalmente si se cumplen las predicciones del 2018 con una caída del 15.0% restarían solo 55.00 bolívares.

Por lo tanto podemos decir que la reducción del PIB fue en los últimos 5 años del 45%. Empezamos con 100 y terminamos con 55 bolívares de PIB.

La más brutal experimentada en América Latina. Propia de países envueltos en graves guerras.

Si hacemos el experimento tomando como año base el 1999 el PIB, es decir 1999 a 2018 el resultado nos da:

Gran conclusión, en los 18 años de Chávez-Maduro hemos decrecido 17%. 18 años de fracasos. 18 años de paralización. 18 años de derrumbamiento.

El PIB del año 2018 es semejante al PIB del año 1992. Una verdadera desgracia. (Todos los datos usando las estadísticas del Fondo Monetario Internacional).

  1. TASA DE DESEMPLEO

Es bueno comenzar por definir que es “pleno empleo”. Se trata de una economía donde toda aquella persona que desee trabajar puede conseguir ocupación remunerada. La demanda por trabajadores se iguala a la oferta de la masa laboral.

Como quiera que siempre habrá un porcentaje de personas que se están cambiando de trabajo, o que renunciaron para buscar otra oportunidad, o que simplemente no quieren trabajar, estimada por la mayoría de los estudios en un 3%, se habla entonces de pleno empleo cuando el índice de ocupación es del 97% de la población económicamente activa, es decir, que está en capacidad de trabajar.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas del Gobierno de Venezuela, la tasa de desocupación ha oscilado entre 5.5% y 10.0% en los gobiernos de Chávez-Maduro. A partir de 2005 siempre ha sido de un solo dígito. El pasado año (2017) fue de 6.6%

Por lo tanto si le restamos aquel 3% que se estima permanece desempleado, la tasa de desocupación en Venezuela sería de apenas 3.6%

Estos números son una falacia, poco creíbles. Y, en todo caso, están incorporando a buhoneros, bachaqueros y otras formas de subempleo que no pueden ser considerados técnicamente como trabajadores para asuntos estadísticos comparativos.   La tasa real de ocupación, dado las miles de empresas que están cerrando puede andar en un 25%. Un gran número de esos desempleados se han ido, han emigrado o están por realizarlo. Esos 3 millones, quizás menos, quizás màs, que se fueron no estaban exactamente empleados, no eran trabajadores. Habían abandonado sus ocupaciones por razones salariales. Pero que la tasa efectiva de trabajadores es el 97% de la población económicamente activa es una mentira gigantesca.

  1. CORRUPCIÓN 

Transparencia Internacional (TI)

Es una organización no gubernamental que promueve medidas contra crímenes corporativos y corrupción política en el ámbito internacional. Se fundó en 1993. Publica anualmente el Índice de Percepción de Corrupción, una lista corporativa de corrupción a nivel mundial. La sede se encuentra en BerlínAlemania, pero opera en más de 80 países Define la corrupción como el abuso del poder para beneficios privados que finalmente perjudica a todos y que depende de la integridad de las personas en una posición de autoridad.

Transparencia Internacional está formada por más de 100 delegaciones (oficinas locales y organizaciones filiales) que luchan contra la corrupción en sus respectivos países. Desde un pequeño soborno, hasta los mayores desfalcos. La corrupción difiere de un país a otro.

En su afamado Índice sobre la Corrupción que va desde cien (el país perfecto) a cero (el país màs ruin) donde se evalúan 183 países, en el año 2017 Nueva Zelandia alcanzó 89 puntos y estuvo en primer lugar de honestidad administrativa, el peor fue Somalia que quedó con 9 puntos y el último lugar. Venezuela con 18 puntos quedó en el sótano, en el 173vo lugar. Estamos entre los 10 países màs corruptos del mundo y los indicios que se observan en el poder político para revertir esta calamidad son escasos y en muchos casos parecen ser partes de rencillas palaciegas.

  1. ACCESO A LA INFORMACIÒN OFICIAL

Desde diciembre del 2015 ni el Banco Central de Venezuela ni el Instituto Nacional de Estadísticas entregan información oficial sobre tasas de inflación o de crecimiento de PIB. Tampoco el Ministerio de Sanidad entrega datos sobre la salud y las enfermedades desde marzo del 2016. El INE no tiene datos estadísticos sobre salud desde enero de 2011.

En cuanto a la información requerida por el Fondo Monetario Internacional del cual somos miembros desde 1946 y en atención al Capítulo IV (“El Fondo supervisará el sistema monetario internacional a fin de asegurar su buen funcionamiento, y vigilará el cumplimiento por cada país miembro de sus obligaciones” “El Fondo ejercerá una firme supervisión de las políticas de tipos de cambio de los países miembros y adoptará principios específicos que sirvan de orientación a todos ellos con respecto a esas políticas. Los países miembros proporcionarán al Fondo la información necesaria para ejercer esa supervisión y, a solicitud del Fondo, le consultarán sobre sus políticas de tipos de cambio”. En general son visitas anuales de un grupo de funcionarios técnicos del FMI para examinar las cuentas)

Veamos los países miembros (todos son) del FMI que incumplen con la entrega de información y el atraso en dicha entrega.

Lo mismo sucede con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

 

República Democrática del Congo.             19 meses

Por solicitud del gobierno alegando que no están en condiciones de recibir una delegación

República del Congo.                                    19 meses

Se encuentra en otro proceso administrativo y técnico al haber solicitado préstamos o programas de asistencia

financiera.

Haití.                                                               21 meses

Se encuentra en otro proceso administrativo y técnico al haber solicitado préstamos o programas de asistencia

financiera.

Burundi.                                                         30 meses

El gobierno les niega la visita.

Yemen                                                            31 meses

Hay una guerra

Libia                                                               45 meses

Hay una guerra

Siria                                                                84 meses

Hay una guerra

Eritrea                                                            88 meses

El gobierno les niega la visita

Venezuela (Record mundial)                      151 meses

El gobierno lucha supuestamente contra el imperialismo del FMI

 

Resumen:

Para acceder a cualquier línea de crédito hay que cumplir con la entrega de información. Actualizar toda la data puede tardar unos cuantos meses. Por ahora esa puerta financiera tiene candados de acero.

  1. AMBIENTE REGULATORIO

La existencia de una Asamblea Nacional Constituyente absolutamente espuria y que además se atribuye Poderes Absolutos ya indica que el ambiente regulatorio no es ni equilibrado, ni neutral, ni justo.

Han detenido a banqueros, dueños de casas de bolsa, comerciantes, dueños de bingos, gerentes de supermercados, distribuidores, mayoristas, dueños de licorerías, en fin. Expropiación y cárcel no son exactamente sinónimos de un ambiente regulatorio sano.

La numerosas expropiaciones, confiscaciones, y nacionalizaciones hechas a contrapelo de la ley y cuyos resultados apenas comienzan a verse con la derrotas sufridas por Venezuela en todos los juicios internacionales, tanto en la Cámara Internacional de Comercio (Caso Conoco Phillips) como en el CIADI Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Caso Crystallex). También hay demandas en distintos tribunales de varios países. Tenemos en el CIADI las siguientes demandas pendientes de sentencia…19 por todas.

 

1.Kimberly-Clark

2.VenoKlim Holding

3.Air Canada

4.Saint Patrick Properties

5.Agro Insumos Ibero-Americanos (Agroisleña)

6.Luìs García Armas

7.Highbury International

8.Anglo American

9.Valores Mundiales

10.Tenaris

11.Owens Illinois

12.Bluse Bank

13.Saint-Globain

14.OI European

15.Koch Minerals

16.Longreef Investmentes

18.Universal Compression

19.Conoco Phillips.

 

Terminamos este capítulo citando un estudio anual que realiza el Banco Mundial y lo titula “Doing Business” Measuring Business Regulations.

Estudia las facilidades para invertir y hacer negocios de 190 países. Desde luego que se basa en el ambiente regulatorio.

Nueva Zelandia número 1. Singapur número 2. Eritrea número 189. Somalia número 190. Y Venezuela… sorpresa 188

  1. NEUTRALIDAD DE LAS FUERZAS ARMADAS

En este renglón solo CUBA está peor.

Simplemente partiendo de la definición según la cual tenemos un gobierno Cívico-Militar. La neutralidad de las Fuerzas Armadas y su alejamiento del debate político es la garantía que los hombres de armas estarán supeditados al poder civil nacido de la voluntad democrática de los habitantes. La existencia de numerosas carteras ministeriales y hasta la propia PDVSA en manos de militares activos y la presencia de varios ex ministros de la Defensa como gobernadores de estado revela claramente el compromiso político militante de los militares con el partido de gobierno.   La Fuerza Armada se constituye como el garante para el sostenimiento del gobierno que en la misma medida en que va perdiendo apoyo tiene que apelar cada vez màs a conductas represivas, autoritarias con claras tendencias dictatoriales.

Como se sabe existen grupos paramilitares, llamados colectivos, que manejan un arsenal difícil de precisar y la Fuerza Armada la única autorizada para el monopolio de las armas permite su funcionamiento.

El indicador màs ajustado a este renglón del análisis lo representa el “Índice Global de Paz”. (global peace index, en inglés) es un indicador que mide el nivel de paz de un país o región. Lo elabora el Institute for Economics and Peace junto a un panel internacional de expertos provenientes de institutos para la paz y think tanks, junto con el Centre for Peace and Conflict Studies, de la Sídney con datos procesados por la Unidad de Inteligencia del semanario británico The Economist. La lista se publicó por primera vez en mayo del 2007 y luego en mayo del 2008, 2 de junio 2009, 10 de junio de 2010, 25 de mayo de 2011 y más recientemente en junio de 2012, afirmando ser el primer estudio en establecer una clasificación de los países en función de su ausencia de violencia. La clasificación incluye 158 países (121 en 2007). La concepción de dicho estudio fue obra del empresario australiano Steve Killelea y ha recibido el apoyo de personalidades como el Dalái Lama, el arzobispo Desmond TutuMuhammad Yunus, la ex presidenta de Irlanda Mary Robinson y el ex presidente de los Estados Unidos Jimmy Carter. ​ Los parámetros considerados en el estudio incluyen variables internos como los niveles de violencia y criminalidad, pero también externas, como el gasto militar y las guerras en las que se está participando.

Este indicador analiza 163 países. En el primer y segundo lugar de países con el mayor indicador de paz se encuentran Islandia y Nueva Zelandia respectivamente, Venezuela la sitúan en el lugar 143, el peor de todo el continente americano. Todos los países debajo del nuestro o están en guerra abierta o hay serias amenazas de conflictos armados.

A MANERA DE CONCLUSIÓN

En virtud que casi todos los renglones de evaluación de las oportunidades de negocio e inversión en Venezuela son los peores y ocupan los últimos lugares, nuestro país es visto como de altísimo riesgo. Casi un Estado fallido.

No hay financiamiento por parte de los mercados mundiales debido a que estamos en default técnico, atrasados en el pago de intereses y capital

No hay financiamiento vía inversiones petroleras pues PDVSA no tienen fondos, las condiciones jurídicas son inestables y los posibles socios encuentran mejores oportunidades en rendimiento y seguridad en nuestros competidores latinoamericanos como Colombia, Ecuador, México y Brasil

Y no hay fondos de los organismos multilaterales en virtud que nos retiramos tácitamente de las membresías.

Finalmente no es tan fácil el financiamiento bilateral, de China o Rusia o India, que no implique garantías de repago y con PDVSA en crisis no existen tales condiciones. Los países no regalan dinero a gobiernos maulas como este que recibió un poco más de un billón de dólares en 15 años y lo dilapidó miserablemente.

Esa son entonces las razones, digamos objetivas, por la cuales el supuesto “paquete” económico de Maduro es irrealizable, pues no tiene los fondos para asumir los compromisos y los cambios que hacen falta.

Solo un gobierno de transición, de amplitud nacional, un gobierno de consenso que implique la salida del actual puede tener posibilidades de éxito en la aplicación de un Gran Programa de Transformación de Venezuela.

¿Plan de estabilización o plan de destrucción nacional? por Eduardo Semtei

 

Las medidas anunciadas por el Presidente representan el  grupo  más  incoherente y contradictorio  de iniciativas  de que se tenga conocimiento en la historia  de la economía mundial.

Todas ellas apuntan precisamente a aumentar exponencialmente las enfermedades y taras de nuestras finanzas: Reconoce el cambio paralelo del dólar a los precios de DolarToday que fue por mucho tiempo el archienemigo del gobierno  y el artífice  de la supuesta Guerra Económica.  Aumenta explosivamente el déficit fiscal monetizando la brecha entre ingresos y gastos. Acelera la hiperinflación a niveles siderales al aumentar los costos y gastos de  todas las unidades de producción mediante un alza del 3.500% de los sueldos y salarios que forman una parte importante de la estructura de costos de todas las empresas. De 5 millones de  bolívares fuertes a 180 millones. Y crea nuevos impuestos y formas de pago con iguales efectos devastadores en la estructura de costos de industrias y comercios.  Al aumentar  el IVA de 12% a 16%, al crear un impuesto especial a las transacciones financieras del 2% a las 133.000 empresas más grandes del país, al obligar a los empresarios a pagar el impuesto sobre la renta de manera semanal, al crear un impuesto especial de hasta el 2% en las operaciones bancarias en general se incrementan adicionalmente las cargas contra los balances de las empresas y sobre todo en la formación de sus costos de producción. La economía empresarial se torna inviable.  El gobierno podrá emitir moneda inorgánica para pagar los sueldos de toda la administración pública que por cierto multiplicará  el dinero en circulación mientras que la empresa privada tendrá que recurrir al aumento de los precios de venta de sus productos como única medida con la tremenda dificultad que el gobierno mantendrá su política de control de precios, esa ecuación revela nuevamente la inminencia del cierre de miles y miles de empresas.

Por ahora podemos afirmar con certidumbre que los pequeños comercios están condenados a la quiebra. Centenares de miles de empleos se perderán en pocos días.  El Presidente afirmó que habrá un financiamiento especial durante 90 días para pequeñas y medianas industrias, es decir no habrá nada para el sector comercial y de servicios que es el principal empleador en la actualidad.  En lo que se refiere a la educación privada el impacto es de tal magnitud que la matrícula escolar tendrá que ser elevada a unos niveles que muy pocos padres podrán pagar, es decir se está liquidando la educación privada que fue siempre un objetivo de este gobierno. Igual sucederá con el destino de: farmacias, zapaterías, empresas de vigilancia, recolección de desechos sólidos, carnicerías, bancos, tintorerías, talleres mecánicos, supermercados, tiendas de ropa, clínicas, restaurantes, diarios, revistas,  estaciones de radio y televisión, garajes, estacionamientos etc.

Todo ello se da en un marco de impago de la deuda externa, de default técnico que impide el financiamiento externo en los mercados mundiales, recordemos que tan solo el 15 de este mes dejamos de pagar por primera vez el principal de un bono soberano, y además ratificamos nuestra ruptura y enfrentamiento  con el Fondo Monetario Internacional, con el Banco Mundial y con el Banco Interamericano de Desarrollo. No tenemos ninguna fuente multilateral de financiamiento. Cuando se habló de aumentar las subastas DICOM a una frecuencia de 3 a 5 veces por semana se olvidó simplemente de decir que no hay dólares para subastar y que en las últimas que se hicieron, cada 2 o 3 meses, sólo se negocian siempre menos de  1 millón de dólares.  En la del 9 de agosto de 2018 se transaron apenas 225.000 dólares, un monto que no significa nada.  Una cantidad despreciable.

El gobierno sigue manteniendo la ficción según la cual existe una especie de Petromoneda, alguna veces llamada por ellos mismos un Petroactivo, llamado el Petro cuyo valor según el presidente es de 60 dólares,  es oportuno recordar que el mismo presidente habló que se habían vendido cinco mil millones de dólares de Petros sin que hasta la fecha haya entrado ni un miserable dólar al Banco Central de Venezuela. El presidente Maduro decreta que el Petro tiene un valor de 60 dólares y tomando el precio del dólar en el mercado negro referenciado por DolarToday de 6 millones de bolívares fuertes por unidad, decreta un valor de 360 millones de bolívares fuertes para el Petro que en los nuevos bolívares soberanos representan 3.600 de los mismos.

Lo más grave de todos los anuncios económicos es el decreto político según el cual hemos llegado al socialismo cuando en realidad lo que hemos llegado es a la quiebra, a la ruina.  Estamos frente a un Paro Nacional Inducido.  El sistema comercial y de servicios no puede sobrevivir en este ambiente y en lo que se refiere a la pequeña, mediana y gran industria el panorama es similar, no solo por el impacto en  costos y gastos en materia del aumento del salario mínimo de 5 millones a 180 millones sino por la carga que se crea de la noche a la mañana en prestaciones sociales. Maduro hizo la economía privada sencillamente inviable.

No existe ningún registro sobre cuántas y quiénes  son las pequeñas y medianas industrias en Venezuela ni tampoco dónde se encuentran, ni existen los sistemas administrativos o registros bancarios de dicho conglomerado por lo tanto es simplemente imposible el anunciado financiamiento por 90 días a las pymes para  neutralizar el impacto del alza salarial quienes están inexorablemente destinadas a la desaparición.

Finalmente amenazar que todas las gasolineras exigirán el carnet de patria para vender a precios subsidiados y que quienes no tengan dicho instrumento la tendrán que adquirir a  precios no controlados abrirá un sistema de bachaqueo masivo mediante el cual quienes compren gasolina a precios subsidiados la venderá a quienes no gocen de tal beneficio.  Es decir el bachaqueo para Colombia no desaparecerá y se abrirá uno nuevo y general en toda Venezuela.

Que otra forma de terminar este documento sino registrando nuestro asombro ante el anuncio presidencial según el cual  en 90 días la  Economía Venezolana estará en pleno crecimiento, habrá desaparecido la hiperinflación y tendremos un equilibrio envidiable cuando en realidad estamos frente al más perfecto Plan de Destrucción Económica del Mundo y ante al cual el Presidente Maduro tuvo la humildad de declarar “Estas medidas tendrán un impacto en la Economía Mundial”. Todo lo anterior no lleva a pensar que el Presidente perdió conexión con la realidad del país. No sabe dónde está parado.

 

@eduardo_semtei

Eduardo Semtei Ago 13, 2018 | Actualizado hace 1 año
El Drone y La-Drona por Eduardo Semtei

Permítanme primero expresar mi pena, mi tristeza por el trato inhumano cometido contra el diputado Juan Requesens. Filmar a un ser humano en estado de shock, seguramente después de 72 o 96 horas sin dormir,  quien sabe bajo qué efectos químicos o psicológicos y luego darle amplia publicidad a la grabación es un acto vil.  De esta manera se reconoce la práctica cotidiana de la tortura, el vejamen y  la bestialidad como una forma de la política, monstruosidad cometida precisamente bajo el amparo de personas que sufrieron en el seno de su familia la tortura, cuyos padres o hermanos o hijos fueron cruelmente asesinados en la llamada IV República.  Que forma tan despreciable de tomar venganza. Lo canallesco alcanza su paroxismo cuando se justifica tan abominable crimen diciendo que todo se debió al nerviosismo de Juan. 

 

Un vehículo aéreo no tripulado (VANT), UAV (del inglés unmanned aerial vehicle) o comúnmente drones, es una aeronave que vuela sin tripulación. Un VANT es un vehículo sin tripulación reutilizable, capaz de mantener de manera autónoma un nivel de vuelo controlado y sostenido, y propulsado por un motor de explosión, eléctrico, o de reacción.

El diseño de los VANT tiene una amplia variedad de formas, tamaños, configuraciones y características. Históricamente surgen como aviones pilotados remotamente o drones, aumentando a diario el empleo del control autónomo de los VANT. Existen dos variantes: los controlados desde una ubicación remota, y aquellos de vuelo autónomo a partir de planes de vuelo pre programados a través de automatización dinámica.

Más extendido es el término dron, recogido en la 23.ª edición del Diccionario de la lengua española, derivado por asimilación del inglés drone, que literalmente significa zángano, siendo su forma plural regular en español drones.

Eso como un comentario medio fastidioso para iniciar esta conversación, este palabrerío. Durante los años de gobierno del dictador Fidel Castro en Cuba, que fueron más de 50, hubo en su contra, según cuenta el G2 que también opera en Venezuela, unos 600 atentados, todos fracasados. Bombas. Venenos. Explosivos. El atornillamiento de los castro en la isla de Cuba se debió entre otras cosas al radicalismo infantil, torpe y maniático del inmenso exilio cubano, sobre todo en Miami. No hicieron otra cosa durante la vida del viejo mandatario que vivir de las ilusiones de la muerte del barbudo, de alentar conspiraciones y atentados, de rezarles a todos sus santos. Agayú, Babalú Ayé, Eleguá, Ibeji, Inhle, Obatalá, Ogún, Olokun, Orula, Osayin, Ochosi, Ochún, Oya, Changó y Yemayá. Esperando vagamente un milagro que nunca ocurrió.

Nunca existió una oposición organizada, bien planificada, con objetivos políticos claros, con unidad, con un plan de ruta, con salidas pacíficas, democráticas, electorales. Pues no señor, el exilio cubano se dedicó a soñar con la muerte del dictador, con su derrocamiento, con alzamientos militares, con explosiones sociales.  Y allí se les fue la vida, se les escapó la salida, se les rompió el molde, se les cerraron las puertas. Esperando quizás una invasión extranjera mejor que la desarrollada en Bahía de Cochinos donde las tropas comunistas salieron victoriosas.  Dice un chiste cubano que, si en lugar de enviarles aviones, bombas, tiros, cañones para invadirlos les hubiesen mandado perniles, jamones, atunes, panes, cereales, leche, medicinas y libros con toda seguridad la mal habida invasión hubiese resultado un éxito. Otro grave error fue la división entre el exilio, la incomunicación entre los distintos grupos y dirigentes, la ruptura entre los dirigentes en el exterior y los dirigentes dentro del país. Y todos estos fenómenos, todos toditos, están presentes en la oposición venezolana que no se cansa de dividirse. Parece ser que recientemente se reunieron en Colombia María Corina, Ledezma y Julio Borges excluyendo de manera  inexplicable a Henrique Capriles, a Henri Falcón y a otros dirigentes importantes.  En todo caso señalo que fecha más inconveniente, inoportuna  y desaconsejable para verse y que lugar menos razonable.  Parece que quieren designar a Ledezma Presidente de Venezuela en el exilio.  Yo debo insistir que la salida de la horrible situación actual es pacífica, constitucional, democrática y sobre todo electoral, si no queremos que Maduro se convierta en Fidel y Diosdado en Raúl y se “tiren” entre los dos unos 50 años de gobierno autoritario, comunistoide y seguramente dictatorial. Insisto igualmente que tanto Henrique Capriles como Henri Falcón tienen 8 años de experiencia como alcaldes, tienen 9 años de experiencia como gobernadores, ambos fueron candidatos presidenciales, han gobernado y lo han hecho bien, y que una combinación electoral entre ellos mediante la figura presidente-vicepresidente sería una salida extraordinaria, una salida organizada, una salida posible, una salida técnica. Llegarían al gobierno con experiencia, con sabiduría, con un plan económico muy bien estructurado, gobernado bien desde el primer día, con un grupo de técnicos de los mejores del país y con un clima internacional súper favorable.  El otro camino es de la violencia, el de los drones piches, de los drones chimbos que solo conducen a un clima de represión, de venganza, de retaliación y que como en Cuba lo único que consigue es fortalecer al gobierno y asegurarle su permanencia. Pensar que Borges y Requesens son los maestros en el manejo de drones y conspiraciones requiere de una buena dosis de imaginación. Requesens experto en C4 ¡Por Favor!  En cuanto al llamado a un paro no hay irracionalidad más errática.  Sabiendo que el paro petrolero terminó en un desastre, que el sector privado de la economía no quiere ningún paro que solo genera ruina y quiebra, que los trabajadores no quieren paro sino un plan de ajuste, de rescate, de estabilización, de garantía de alimentos, educación, medicinas, transporte, de unos salarios dignos, de una lucha con un plan claro y definido y no  otra aventura alocada de guarimbas, salidas, abstención y pare usted de contar, me atrevo a afirmar que algunos sectores políticos absolutamente incongruentes y en estado febril y con pérdida total de la realidad envían mensajes confusos, aislados, torpes y fracasados para acciones sin fundamento, sin arraigo y sin futuro, sembrando por el contrario nuevas decepciones, nuevos fracasos, nuevas frustraciones. Esquizofrenia al por mayor. Por allí apareció un tal Chato Guédez  llamando al paro desde Madrid donde goza y vive  de sus “ahorros” y tienen el tupé de reclamarle a la oposición venezolana una actitud “firme” y “decidida”. Que riñones.  Les pido a todos mis lectores que vean bien lo de Cuba para que no repitamos el rosario de errores que le dieron a los Castro 50 años de permanencia. La salida no es cuestión de horas, es un proceso laborioso que requiere constancia, unidad. Metas firmes a mediano y largo plazo y jamás pero jamás descartar los procesos electorales.  Esperar que un gobierno capaz de hacer lo que le hicieron a Requesens va a ofrecer condiciones electorales neutrales es simplemente desconocer la realidad.  Ellos son así y así hay que derrotarlos en nombre de la democracia con métodos constitucionales y pacíficos. Y vociferar en las esquinas mayameras que la salida es violenta resulta menos que una raquítica amenaza.

 

@eduardo_semtei