bolívar archivos - Runrun

bolívar

Tormenta tropical Karen afecta zonas del norte y oeste de Venezuela

EL MINISTRO DE INTERIOR JUSTICIA Y PAZ, Néstor Reverol informó que la tormenta tropical Karen se localiza a 130 kilómetros al norte del estado Sucre con vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora con fuertes precipitaciones, ráfagas de viento y olas de hasta tres metros. 

En un contacto telefónico en el canal estatal VTV, advirtió que la tormenta Karen va en aumento, por lo que se observan precipitaciones fuertes y descargas eléctricas, sobre todo en los estados Sucre, Nueva Esparta, Anzoátegui, Delta Amacuro, Monagas, Bolívar y en la región capital, especialmente en La Guaira.

El centro de la tormenta, según Protección Civil de Venezuela, se encuentra en Trinidad y Tobago, pero la nubosidad está afectando con lluvias y “actividad eléctrica” a zonas del noroeste, centro-norte y llanos centrales.

Sin embargo, Reverol dijo que los estados afectados directamente con la tormenta son “Nueva Esparta, Anzoátegui, Sucre, Monagas, Delta Amacuro y Bolívar”, todos ellos ubicados en el oeste y noroeste del país.

Las autoridades pidieron a la población tomar las medidas preventivas necesarias y aseguraron que el Sistema de Gestión de Riesgo se encuentra atento ante cualquier emergencia.

Además, la Dirección General Nacional de Bomberos indicó, también en Twitter, que han quedado prohibidos “los zarpes de embarcaciones hasta nueva orden”, a fin de garantizar la seguridad de las personas en los espacios acuáticos.

 

 

Aunque las autoridades no han ofrecido un balance sobre los daños o efectos de las lluvias, que se vienen registrando desde el jueves, en estados costeros como La Guaira (centro-norte) se registraron inundaciones en carreteras y, según medios, algunas quebradas se desbordaron.

El secretario de Gobierno de ese estado, José Manuel Suárez, informó a través de su cuenta en Instagram que las autoridades comenzaron a trabajar desde anoche para despejar las vías.

El Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC, por su sigla en inglés) informó este domingo que en la cuenca del Caribe se formó la tormenta tropical Karen y emitió un aviso de vigilancia para las islas de Trinidad y Tobago, Granada y San Vicente y las Granadinas.

El observatorio estadounidense pronostica un giro de Karen hacia el noroeste el lunes, seguido por otro hacia el norte el martes.

 

*Con información de EFE y TalCual

Bolívar tiene razón, por Ángel Oropeza

UNO DE LOS CONCEPTOS MÁS ampliamente estudiados en la Ciencia Política es el de “gobernabilidad”, entendida esta de manera sintética como una propiedad de los sistemas políticos definida por su capacidad para satisfacer de manera eficiente y adecuada las demandas de la sociedad a quien sirve.

Desde el punto de vista psicosocial, la gobernabilidad se asocia con el grado de acatamiento o aceptación mayoritaria de las acciones gubernamentales por parte de los ciudadanos, y en este sentido tiene que ver con un concepto relacionado como lo es el de “legitimidad de reconocimiento”. Por otro lado, desde una perspectiva técnico-administrativa, la gobernabilidad se asocia con el grado de eficacia y eficiencia en el desempeño del equipo gubernamental, y con su control sobre los procesos políticos y económicos de un país.

Lo contrario a la gobernabilidad, por supuesto, es la ingobernabilidad. Y esta se define, en consecuencia, como la incapacidad de los gobernantes para satisfacer las demandas y expectativas de la población, y por la falta de control sobre los procesos económicos y políticos.

Una rápida mirada a la Venezuela de hoy nos habla a las claras de una situación típica e innegable de ingobernabilidad. Quienes ocupan el poder en el país no gobiernan, ni en el sentido estricto de satisfacer las necesidades básicas de la población ni desde la perspectiva del necesario control sobre los procesos sociales. Y para muestra hay más de un botón.

El régimen de Maduro no puede con la economía (somos hoy el único país del planeta con hiperinflación, con una recesión y decrecimiento ya crónicos, y con un porcentaje mayoritario de la población con severas limitaciones para acceder a la alimentación y a los servicios básicos de salud, luz, agua y educación), no controla la moneda (cada vez más devaluada y casi inexistente), no puede con el hampa (desde que las actuales personas que ocupan el poder lo hacen, somos el país más violento e inseguro del mundo), y ni siquiera controla el propio territorio nacional, hoy víctima de la presencia activa de paramilitares y delincuencia organizada.

Si la capacidad de gobernabilidad es la principal característica de un gobierno, y estamos en presencia indiscutible de una situación de ingobernabilidad estructural, entonces en Venezuela se puede afirmar con propiedad que no existe un gobierno sino unos individuos que ocupan el poder. En sentido estricto, el régimen de Maduro no gobierna, solo usa el poder.

¿Para qué existen los gobiernos? Existen para satisfacer las demandas y necesidades de la población, para administrar los recursos públicos de manera eficiente de cara a la satisfacción de esas necesidades, para garantizar la vida y el bienestar de la población, para asegurar la paz y la convivencia nacional, y para resolver a través de sus instituciones y acuerdos las diferencias inevitables entre personas y sectores distintos. Si ello no ocurre, el gobierno de que se trate no tiene sentido, justificación ni razón de existir.

Venezuela necesita con urgencia un gobierno. Los símbolos y espacios de poder están ocupados por personas que se refugian allí y utilizan el poder. Pero usar el poder y gobernar son dos cosas diferentes. Mientras el beneficiario de lo segundo son los ciudadanos y el país, los que practican lo primero lo hacen fundamentalmente en su propio beneficio.

En 1819, y como parte de su célebre Discurso de Angostura, el Libertador Bolívar afirmaba que el sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política.

Coherente con este pensamiento, un régimen que condena a la población al hambre y la infelicidad, que le priva de siquiera las condiciones mínimas de seguridad social, y que al criminalizar y perseguir a quien no piense igual aleja toda posibilidad de paz y estabilidad política, se convierte de hecho –siguiendo a Bolívar– en el más imperfecto y perjudicial de los gobiernos. Tanto, que ni siquiera merece ese título.

 

@AngelOropeza182

AN denunciará ante la ONU presencia de guerrilleros en Venezuela

DIPUTADOS DE LA ASAMBLEA NACIONAL denunciarán ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas la presencia de grupos guerrilleros en territorio venezolano.

Francisco Sucre, diputado al parlamento informó este martes durante el debate del “Acuerdo en rechazo a la presencia y expansión de grupos narco terroristas en el territorio nacional”, en el que afirmó que esta situación representa una clara violación al Consejo de Seguridad de la ONU.

Sucre afirmó que, de acuerdo con diversos estudios,  grupos irregulares están presentes en más de 13 estados del país, particularmente en Bolívar.

«Nuestro país está tomado por estos grupos irregulares», alertó el parlamentario. 

Señaló que los guerrilleros permiten la distribución de cientos de toneladas de cocaína con el apoyo de elementos corruptos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

«Esta presencia ha llegado a esos niveles gracias al estímulo de quienes ahora pretenden seguir hundiendo a Venezuela. Uno de los flagelos que ataca a las democracias es el terrorismo y nosotros no permitiremos que Venezuela se convierta en un santuario para terroristas», manifestó.

Sucre manifestó que el régimen chavista, incluso cuando Hugo Chávez estaba en el poder, ha tenido una relación de permisividad y de complacencia en la promoción de grupos terroristas, como el Ejército de Liberación Nacional.

 

*Con información de El Nacional 

Cabello sugiere recurrir al trueque para fortalecer el bolívar

DIOSDADO CABELLO ASEGURÓ ESTE 27 DE agosto que, para “fortalecer al bolívar” frente al uso del dólar en las transacciones en el país, es necesario “obligar” al uso de la moneda nacional o recurrir al trueque.

“Va a comprar algo ahorita, no, eso vale, te lo dicen así, cinco dólares hoy, (…) la semana que viene vale ocho (…) ¿A cuenta de qué una inflación en el dólar?”, se preguntó en una rueda de prensa.

A su juicio, esta situación demuestra “la guerra que hay contra Venezuela” y acusó a la oposición de “quererle hacer daño al pueblo”.

“Lo que nosotros debemos hacer es fortalecer nuestro bolívar, obligar a que las transacciones sean en bolívares o trueque”, añadió Cabello.

Con información de EFE

Tribunal ratifica privativa de libertad a imputados por caso Ángela Aguirre

LUEGO DE CASI 12 HORAS, el Tribunal Cuarto de Violencia contra la Mujer del área metropolitana, en audiencia preliminar, ratificó la medida de privativa de libertad en contra de los siete imputados por el caso de Ángela Aguirre, menor de edad asesinada en la Isla La Terecaya de Puerto Ordaz, estado Bolívar.

A través de las redes sociales los padres de Ángela Aguirre aseguraron que el pase a juicio de las siete personas es “tan solo un paso, pero uno muy importante para ver y creer que habrá justicia”.

Ángel Aguirre  padre de la adolescente dijo que todos los cargos fueron admitidos por las autoridades competentes.

 

Los cinco hombres permanecerán recluidos en la cárcel de El Rodeo II y las dos mujeres en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (Inof). Durante la audiencia fueron admitidos los cargos y la acusación en contra de los imputados, el próximo paso es el juicio oral y público.

José Cedeño es imputado por femicidio agravado, violencia sexual y suministro de sustancias a menores de edad; José Zorrilla, Orlando Salazar, Wilmer Díaz, Glauber Zorrilla, Joselyn Barreto y Dayana Nicieza por omisión al socorro y complicidad en el delito de femicidio.

 

*Con información de TalCual y El Pitazo

Mujeres en Brisas del Sur denuncian que sus derechos humanos son vulnerados
La Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) hizo entrega de kits de higiene personal, donados por Unfpa, a mujeres en condición de movilidad pendular del estado Bolívar.

 

El pasado sábado 6 de julio la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) hizo entrega de 109 Dignity kits (kits de dignidad) a mujeres en edad reproductiva y en condición de movilidad pendular. Los kits son un donativo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), y están dotados de productos de higiene personal para mujeres que se desplazan frecuentemente hacia el sur de Bolívar con la esperanza de mejorar su calidad de vida. Pero esta mejoría no ocurre ya que sus derechos humanos son vulnerados.

Sobrevivir en penurias

En la comunidad de Brisas del Sur las mujeres entienden que para sobrevivir a la crisis económica de Venezuela deben llevar a cabo tareas que las ponen en peligro. Muchas de ellas recurren a la opción (a veces única alternativa) de trabajar en comunidades mineras del sur como vendedoras ambulantes de dulces, comidas, y víveres; otras son cocineras en minas cercanas a comunidades como Tumeremo y corren el riesgo de ser víctimas de daño colateral de grupos de delincuencia organizada. Codehciu llevó a cabo microcharlas en la comunidad para prevenir que niñas, adolescentes y mujeres sean víctimas de violencia sexual durante estos recorridos. Los contenidos además tenían como objetivo darles herramientas preventivas sobre violencia contra la mujer e incluso trata de personas.

Dignidad y derechos humanos

Los Dignity Kits donados por Unfpa les proporcionaron artículos como jabón, detergente, condones, toallas sanitarias, ropa interior, material educativo sobre la prevención de la violencia sexual y violencia durante el noviazgo, una linterna y un morral. Otra entrega de 68 kits se realizó el pasado 25 de junio en la misma comunidad.

Entre las dinámicas que Codehciu llevó a cabo durante la entrega del donativo, se les preguntó a las mujeres cuáles eran los principales problemas de su comunidad. En materia de derechos humanos alertaron que existe miedo hacia los funcionarios del Estado porque en Brisas del Sur se sienten “amedrentadas” por estos. Además, aprovecharon para afirmar su preocupación por la falta de educación sexual y reproductiva en niñas y adolescentes.

El informe anual de Codehciu sobre el monitoreo de violencia armada con enfoque de género, entre abril de 2018 y abril de 2019, arrojó 237 víctimas de violencia contra la mujer en los estados Bolívar y Monagas. En este número también se cuentan casos de violencia sexual, amenazas, femicidios activos y pasivos, y femicidios en grado en frustración.

El artículo 4 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las mujeres a una vida libre de violencia consagra algunas de las responsabilidades del Estado para la protección de niñas, adolescentes y mujeres:

“Las mujeres víctimas de violencia de género tienen derecho a servicios sociales de atención, de emergencia, de protección, de apoyo y acogida y de recuperación integral (…) La atención que presten dichos servicios deberá ser: permanente, urgente, especializada y multidisciplinaria profesionalmente y los mismos serán financiados por el Estado”.

Vulneradas

Pero cada vez son más las mujeres que viven en condiciones precarias en Bolívar y que recurren a viajar hasta el sur, desprotegidas ante la violencia armada, abusos físicos y sexuales; riesgos que deben tomar para llevar dinero y comida a sus hogares. La coordinadora general de Codehciu, Mairis Balza, explicó: “Muchas de las mujeres no tenían percepción del riesgo al que están sometidas cuando van y vienen a las minas. En las minas no hay un tratamiento diferenciado hacia las mujeres (…) no tienen baño privado, tienen que hacer sus necesidades en el monte, las que trabajan en las minas están sometidas a las mismas condiciones que los hombres.”

Este kit, como asegura Balza, en sí mismo es una ayuda para las mujeres pero “no significa el fin último de la actividad. Lo principal es la sensibilización: deben tener precaución con algunas situaciones en particular, hacerles ver los tipos de violencia o las situaciones de acoso, o abuso sexual, a las que pudieran estar sometidas”.

La verdadera faz del bolívar, por Alejandro Armas

HASTA HACE NO MUCHO CORRESPONDÍA Nicolás Maduro anunciar muchas de las decisiones que su régimen tomaba en materia económica. Por años, emulando a su antecesor, presentó esas nuevas ante ante grupos de simpatizantes y empleados públicos obligados a marchar en respaldo de la elite chavista. Luego este tipo de actos se volvió menos frecuente y Maduro optó por hacer sus dichosos anuncios económicos encerrado en Miraflores o algún otro lugar de acceso restringido, acompañado solo por sus colaboradores cercanos. Últimamente, ni eso. Del más reciente aumento salarial decretado por el régimen nos enteramos gracias a la Gaceta Oficial. Parece que la alta jerarquía chavista se ha dado cuenta de la nula credibilidad de su mensaje más allá de un reducido grupo de fanáticos, y de la consiguiente falta de entusiasmo entre la población. Ello explicaría también por qué unos tuits escuetos del Banco Central de Venezuela fueron los primeros en pregonar la introducción de billetes de 10.000, 20.000 y 50.000 bolívares dizque soberanos. En cambio, el cono monetario creado en 2017 lo anunció Maduro con tono apoteósico.

La propaganda totalitaria siempre intentará engañar a los oprimidos en absolutamente todos los aspectos de sus vidas. Pero hacerlo con los cotidianos es bastante difícil. Nada más cotidiano que la microeconomía. Todos tenemos que manejar dinero e ir al mercado a proveernos de víveres. Mentirle a la gente sobre el uso del dinero es en tal sentido harto complicado, razón por la cual un Estado que ha perdido la confianza de los ciudadanos como garante del valor de la moneda no puede recuperarla solo con trucos baratos y la propaganda en torno a estos. La confianza en el bolívar está pulverizada. Las políticas económicas del chavismo arrasaron con ella. Por eso espontáneamente la moneda nacional ha sido reemplazada por otras o por el trueque. No hay eliminación de dígitos o emisión de billetes nuevos que pueda cambiar esto.

Si bien el chavismo llevó a extremos nunca antes vistos el maltrato al bolívar, en honor a la verdad no fue quien lo inició. El Estado venezolano ha estado plagado de irresponsabilidad fiscal y monetaria al menos desde los años 70. Se ha gastado sin control y las medidas para contener la inflación han tenido poco éxito, con algunas excepciones. El resultado ha sido devaluación tras devaluación y un bolívar que da cada vez menos poder adquisitivo a quienes lo tienen. Empero, como ya se dijo, fue el sistema actual el que llevó las cosas al extremo. Hugo Chávez fue un botarate compulsivo que no se detuvo ante nada para conseguir dinero para financiar irresponsablemente sus sobreestimadas “inversiones sociales”. Haber contado con la mayor bonanza petrolera de la historia no le bastó. Así que, empezando con aquel tristemente recordado “millardito” en 2005, usó al Banco Central de Venezuela para cubrir los gastos de su gobierno.

Naturalmente, la inflación se mantuvo elevada y llegó un momento en el que los billetes de mayor denominación no bastaron para las transacciones del día a día. En 2007 el Ejecutivo y el Banco Central anunciaron algo que dejó perplejos a muchos venezolanos por inusual: una reconversión en la que se eliminarían tres ceros de la moneda. Si bien por un tiempo se cumplió el propósito de facilitar las transacciones, economistas advirtieron entonces que la medida no solucionaría de ninguna forma los problemas fiscales e inflacionarios de la nación. Con la arrogancia que lo caracteriza, el chavismo ordenó a su aparato de propaganda desmentir estas advertencias (no hace mucho alguien extrajo del baúl de los recuerdos una cuña que atacó a los medios que transmitieron las alertas sobre la futilidad de la reconversión, caricaturizándolos como un villano de cómic bautizado “Mediomalo”). Tanta seguridad tenían las autoridades monetarias en el futuro del bolívar que le pusieron el ridículo adjetivo “fuerte”. Encabezadas por Rodrigo Cabezas, Armando León y Gastón Parra Luzardo, llegaron a pontificar que tendrían que pasar al menos 20 años para que Venezuela necesitara un billete de Bs 200 (el de mayor denominación emitido entonces era de 100).

Hecho el retoque y con todo “costando mil veces menos”, el gobierno de Chávez siguió con su despilfarro… Y la inflación siguió aumentando. Nicolás Maduro no enderezó el rumbo luego de entrar a Miraflores. Cero sorpresas. Se trata de un hombre adicto a las doctrinas de la extrema izquierda desde su militancia adolescente en la Liga Socialista, receptor de formación política en Cuba en su adultez temprana y, ya como Presidente, asesorado por economistas marxistas incluso más radicales que los que rodearon a Chávez. Sujetos como el tristemente célebre Alfredo Serrano, quienes han negado sistemáticamente que la inflación monstruosa obedezca a la generación desbordada de bolívares para financiar el gasto público, sobre todo después de que se acabara la bonanza petrolera y la recaudación tributaria fuese arruinada.

Pasó lo que tenía que pasar. Venezuela cayó en hiperinflación en 2017, trayendo de vuelta a Latinoamérica una pesadilla que asoló a varios países de la región en los años 80 y 90. Así pues, los billetes del bolívar se volvieron mucho más inservibles de lo que sus predecesores eran una década antes. Muy a pesar del pronóstico hecho entonces, solo hicieron falta nueve años para introducir un billete, no de Bs 200, sino de 100.000. Las señales de la calamidad eran obvias. Pero el régimen, con el absoluto desprecio por la calidad de vida de los ciudadanos que lo caracteriza, ni siquiera entonces tomó las medidas que urgía tomar. Solo por poner un ejemplo, en julio del año pasado la liquidez monetaria creció un degenerado 82%. Ah, pero es que por esas fechas ya estaba listo el siguiente truco de prestidigitación para simular que se estaba haciendo algo por corregir el desastre. ¡Otra reconversión! Y esta vez no de tres ceros, sino de cinco. El bolívar “fuerte” se convirtió en el aun más ridículo bolívar “soberano” y por enésima vez Maduro prometió que la recuperación económica estaba a la vista.

La hiperinflación ha seguido haciendo estragos y, tal como previeron los expertos cuando se lanzó el tercer cono monetario de la era chavista, los billetes no tardaron en volverse obsoletos. Por eso ahora, con mucha más pena que gloria, llegan las piezas de hasta 50.000 bolívares “soberanos”. Esto es 5.000.000.000 en términos de bolívar “fuerte” y 5.000.000.000.000 en términos de bolívar a secas. Cinco billones. Cinco millones de millones. Todo esto es parte del tan cacareado legado de Chávez, preservado por Maduro y compañía. Esa es la verdadera faz de nuestra moneda, sin el maquillaje de las dos reconversiones, hinchada y morada tras la golpiza brutal del puño rojo rojito.

Por desgracia, no hay razones para ser optimistas sobre lo que viene. Este año el régimen por primera vez ha intentado frenar la inflación retirando dinero de la calle. Pero en vez de admitir su responsabilidad, discretamente ha puesto a la banca, la otra fuente de masa monetaria, a pagar los platos rotos. Al aumentar drásticamente los encajes (porcentaje de los depósitos captados que obligatoriamente se deben congelar en el BCV como reserva), el crédito ha sido restringido. Entre eso, el desplome del consumo por parte de ciudadanos empobrecidos y una economía paralizada por apagones reiterados, la inflación mensual pasó de tres dígitos a dos. Sin embargo, el incremento desmedido en los encajes ha puesto a los bancos en severos aprietos de liquidez y el sacrificio del crédito es otro problema para empresas que ya tienen el agua al cuello. Supone un riesgo de reducir aun más la productividad y agravar la depresión económica. Y para colmo, los mismos especialistas que por años advirtieron sobre la catástrofe en proceso alertan hoy que las nuevas medidas del régimen tampoco cumplirán por mucho tiempo su objetivo de frenar el aumento de precios. Los golpes al bolívar siguen y la caja de cosméticos para disimular el daño se está quedando vacía.

 

@AAAD25 

Militarizan estaciones de servicios en varias entidades del país

LA GUARDIA NACIONAL TOMÓ LAS ESTACIONES de servicios en los estados Falcón, Lara, Monagas, Trujillo y Bolívar para restringir el suministro de gasolina como parte de las medidas gubernamentales. La escasez de combustible se ha acentuado en varias regiones del país.

En Falcón, efectivos de la GN tomaron el control de los surtidores con el propósito de hacer cumplir la medida de restricción de 30 litros por vehículos y de 50 litros para las unidades del transporte público de pasajeros o carga con productos alimenticios. Cabe destacar que en esta entidad está situado el Centro de Refinación Paraguaná, el más importante del país y el segundo más grande en el mundo, con una capacidad para procesar 940 mil litros de gasolina.

La medida incluye la prohibición en la venta del combustible en envases especiales conocidos como pimpinas para evitar el contrabando y la reventa del combustible a precios especulativos.

Los funcionarios de la GN fueron dispuestos en las estaciones de servicios debido a que en algunos puntos de distribución se han presentado protestas y manifestaciones de reclamos por la escasez de gasolina. Las autoridades, tanto de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) como las del gobierno regional, no han difundido ningún comunicado acerca del racionamiento del combustible ni del despliegue militar en el país.

Algunos residentes y conductores de Punto Fijo han expresado inquietud, porque “es extraño que pasen estas cosas con la gasolina aquí, donde tenemos el Centro Refinador Paraguaná (CRP) pero al igual que en otros estados estamos sufriendo por la escasez, a la que también se suma las fallas en el suministro de electricidad y agua”.

En Maturín, capital de Monagas, que junto con los estados Guárico, Anzoátegui y Delta Amacuro, integra la Faja Petrolífera del Orinoco considerada como una de las reservas de hidrocarburo más grande del mundo, de 1,36 billones de barriles de crudo pesado y extrapesado, además de gas, colas kilométricas se han venido formando desde hace más de dos semanas en las gasolineras. En Monagas se dispuso que los conductores sólo podrán surtir los tanques de gasolina una vez al día, porque continúan las fallas de distribución y abastecimiento del carburante proveniente del estado Anzoátegui.

Los militares iniciaron un registro de los vehículos que acuden a las bombas para llevar un control diario, para evitar que los usuarios y conductores, además de llenar los tanques, sean surtidos apartes con botellas o bidones con gasolina.

En Trujillo se registraron protestas en varias estaciones por la escasez de gasolina y ante los intentos de algunos conductores de adelantarse ante quienes esperaban su turno en las colas desde más de 24 horas para surtir sus tanques. La escasez de gasolina en ese estado occidental es de varias semanas.

Gobierno evalúa situación

Mientras la crisis de la gasolina se agrava en el interior del país, en Caracas las gasolineras continúan prestando servicios pese a que en algunos sitios permanecieron cerrados y en otros reiniciaron la venta.

Frente a este panorama, el ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, apareció este jueves junto con un grupo de trabajadores en una de las refinerías para evaluar la situación del mercado interno indicó la cuenta Twitter de @PDVSA sin precisar mayores detalles ni el lugar del complejo destilador.

Con información de: El Universal