Asamblea Nacional archivos - Página 2 de 348 - Runrun

Asamblea Nacional

Adriana D´Elia renuncia a su curul en la Asamblea Nacional
La diputada alega razones personales y familiares para dejar el Parlamento
Manuel Teixeira asume ahora como principal 

@Saracosco/Foto: El Nacional

 

La diputada de la Asamblea Nacional, Adriana D´Elia (PJ-Miranda) presentó la renuncia a su curul, este martes, ante la Asamblea Nacional.

En una carta dirigida a la Junta Directiva del Parlamento y leída por el secretario, Edison Ferrer, la parlamentaria expuso motivos personales y familiares que le impiden seguir en el cargo.

En agosto de 2017 la Contraloría General de la República impuso una inhabilitación política por 15 años a la exdiputada. Luego el Tribunal Supremo de Justicia ratificó esta decisión, lo que en su momento D´Elia aseguró que el régimen de Nicolás Maduro pretendió “enlodar” su gestión como secretaria de la Gobernación de Miranda.

La Unión Interparlamentaria, en abril de 2018, decidió brindarle protección a un grupo de diputados de la oposición, entre ellos Adriana D´Elia. Sin embargo decidió exiliarse en Estados Unidos.

Mientras ejerció como diputada, Adriana D´Elia fue presidenta de la Comisión Permanente del Poder Popular y Medios de Comunicación.

El diputado Manuel Teixeira (UNT-Miranda) asume la curul como principal. 

Torrealba asegura que no se evalúa ningún
El exministro del Trabajo señaló que aunque la rectora Tibisay Lucena cuenta con el apoyo del oficialismo, no se han evaluado nombres para un nuevo CNE

El constituyente Francisco Torrealba manifestó este martes 12 de noviembre que el bloque parlamentario del oficialismo no evalúa nombres para integrar el nuevo Consejo Nacional Electoral.

En declaraciones a los medios ofrecidas desde el Palacio Federal Legislativo, Torrealba indicó que primero deben evaluarse los perfiles adecuados que podrían conformar el CNE.

“No estamos evaluando en términos concreto ningún nombre en particular para el Poder Electoral, sabemos que debemos conversar en torno a los perfiles (…) Estamos evaluando los perfiles porque ahí deben estar venezolanos de alto calibre”, dijo.

Asimismo, fue consultado sobre si la rectora Tibisay Lucena podría mantenerse dentro del ente comicial, a lo que Torrealba respondió:

“La doctora Tibisay Lucena tiene un alto perfil y todo nuestro conocimiento y apoyo, pero no evaluamos ningún nombre en particular”.

 

Por otra, parte, informó que fue consignada una carta donde los diputados oficialistas ratifican la designación de su representación parlamentaria. “Nuestra parte es designar cuatro diputados o diputadas”, indicó.

Torrealba también consideró necesaria la inclusión de los partidos minoritarios, para que la representación sea de un 60 – 40%.

“Los partidos pequeños también podrían tener opción a tener diputados y diputadas”, expresó.

Nov 09, 2019 | Actualizado hace 2 semanas
CNE: omisión versus consenso, por Luis Fuenmayor Toro

Para la mayoría de los actores políticos venezolanos, no habrá consenso en la designación del Consejo Nacional Electoral por parte de la Asamblea Nacional. La oposición extremista continúa, por lo menos declarativamente, hablando del cese de la usurpación, es decir de la salida de Maduro como condición previa a cualquier arreglo posterior. El gobierno, por su parte, tiene en la permanencia de Maduro su límite en cualquier negociación.

Maduro no se irá por las malas, ni por la puerta trasera; eso lo han mantenido desde hace muchísimo tiempo. A lo mejor, no está negado a irse, pero no de la forma en que los extremistas opositores quieren, y en Venezuela no existe una revuelta popular a lo chileno o boliviano que pueda obligarlo, ni las tropas gringas están en la frontera listas para la invasión.

Esta situación hace predecir el disenso en torno a la designación de un nuevo CNE. La oposición extremista se prepara entonces para designar un CNE por su cuenta, con sus diputados, sin tener la mayoría de los dos tercios que requeriría. CNE que pasaría a sumarse a todas las instancias hasta ahora existentes de un pseudo gobierno paralelo o en el exilio, pues tendríamos entonces dos presidentes, dos asambleas nacionales, dos tribunales supremos, dos fiscales y dos consejos electorales.

Dicho en términos más directos: se trataría de extender la política que lleva casi un año de fracasos y que en absoluto ayudaría a buscar una salida pacífica en el mediano plazo, por lo que pudiéramos predecir que el sufrimiento de la nación continuaría y se agravaría.    

 

El gobierno, por su parte, pasaría a designar el nuevo CNE en consenso con los seis partidos hasta ahora integrantes de la mesa nacional de diálogo, lo cual no tendría el reconocimiento internacional necesario para mejorar su situación ni la de los venezolanos, ni reduciría la beligerancia del extremismo opositor. No voy a decir que se estaría en las mismas condiciones que se estuvo en la elección presidencial de Maduro, pues la situación actual no es la misma en varios aspectos.

Un llamado a la abstención no tendría el mismo respaldo que tuvo en mayo de 2018, ni la abstención por desencanto tampoco sería la misma. El sólo hecho de que se designe un CNE sin la presencia de Tibisay Lucena ya es un avance en el sentido de credibilidad del organismo, lo cual resultaría en una mayor participación electoral de la gente.

Pero en cualquier caso no es la mejor salida a la crisis actual, aunque es muy probable que sea lo que acontecerá. De ser así, habría que salir a votar en las elecciones de AN del próximo año, sin atender el llamado suicida de los abstencionistas patológicos, sobreponiéndonos a la desesperanza para tratar de tener un Poder Legislativo donde el PSUV no tenga la mayoría absoluta, independientemente de que como fuerza individual sea mayoritario. Y si eso no es posible, que lo sería si hay una adecuada votación, evitar la hegemonía gubernamental en la Asamblea. Estas posibilidades van a depender también de la unidad que logren los partidos de la oposición democrática.

@LFuenmayorToro

Grupo de Lima considera que la solución a la crisis pasa por unas elecciones libres
Los países reunidos en Brasil rechazan la mesa de diálogo entre el Gobierno de Maduro y los partidos minoritarios de oposición
En su comunicado excluyen el uso de la fuerza como una opción para resolver la crisis venezolana 

Foto: Prensa AN

El Grupo de Lima – conformado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú y Venezuela – reiteró su apoyo a una a una solución política, pacífica, democrática y “liderada por los propios venezolanos” para resolver la crisis del país.

Los países se reunieron este viernes en Brasil y emitieron un comunicado en el que se comprometieron a adoptar otras medidas de presión en contra del gobierno de Maduro, pero excluyen la opción del uso de la fuerza.

Es por eso que dieron el visto bueno al acuerdo aprobado en la Asamblea Nacional, el pasado 17 de septiembre, donde se ratificó la ruta política que planteó el presidente encargado y del Parlamento, Juan Guaidó, donde se incluyen unas elecciones libres.

Igualmente – en el mismo acuerdo – se estableció la permanencia de Guaidó en la presidencia encargada del país, “más allá del 5 de enero de 2020 y hasta el fin de la cese de la usurpación y la realización de elecciones presidenciales libres, justas, transparentes y con observación”.

El Grupo de Lima rechazó la pretensión del gobierno de Maduro de adelantar las elecciones parlamentarias “cuyo único fin es disolver la Asamblea Nacional legítima y democráticamente electa”.

Rechazo a la mesa

En el comunicado el Grupo de Lima rechazó la mesa de diálogo con el gobierno de Maduro y partidos minoritarios de la oposición, pues consideran que no ofrecen garantías de un proceso creíble.

Aseguraron que la negociación requiere de la participación de la Asamblea Nacional, “con miras a resolver la crisis a través de la realización de elecciones presidenciales libres, justas y transparentes en Venezuela.

También criticaron que las iniciativas de diálogo propiciadas por diversos actores son “manipuladas” por el régimen de Maduro y las transforman en maniobras dilatorias “para perpetuarse en el poder, que frustran la voluntad democrática de los venezolanos y, por lo tanto, deben ser evaluadas con cautela por parte de la comunidad internacional”.

Es por que que exhortaron a los países que apoyan al régimen de Maduro a favorecer la transición democrática. Hacen un llamado especial a Cuba para que sea parte de la solución a la crisis. 

Grupo de Boston propone a la AN un proyecto para solventar crisis eléctrica
La idea es pedir un préstamo especial a la CAF para paliar la crisis en los estados más críticos
El PNUD sería el encargado de ejecutar y administrar los recursos y el proyecto

Foto: El Nacional

 

Mediante una carta dirigida al presidente encargado y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, el Grupo de Boston – instancia integrada por parlamentarios de distintas ideologías – presentó un proyecto para poder solventar la crisis eléctrica, especialmente en los estados más afectados como el Zulia.

El Grupo busca obtener un préstamo especial por parte del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), con la ejecución y administración de Naciones Unidas (ONU) a través del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“El objetivo del mecanismo es solventar, a corto plazo y de manera parcial la situación de emergencia que atraviesa el país en materia eléctrica”, exponen en la misiva.

 

El monto que solicitan a la CAF es de 350 millones de dólares y basado en un análisis técnico determinaron darle prioridad al estado Zulia, Sur Occidente, Nueva Esparta y Caracas “resultando una propuesta de incorporación de más de 1.000 MW”.

Señalaron que entre los meses de mayo y octubre de este año se realizaron distintas reuniones de consulta e información técnica y política con representantes “de los diferentes sectores del espectro político y social venezolano a fin de conseguir el mayor consenso posible”.

Además fuentes le indicaron a El Pitazo que el gobierno de Maduro ya habría aprobado el proyecto y que están a la espera de la respuesta de la oposición, donde habría reticencia por parte de algunos sectores para darles el sí.

Las fuentes aseguran que el gobierno de Maduro a través del Ministerio de Finanzas aceptó a través de una carta el apoyo y aprobó que sea la ONU la encargada de ejecutar ese proyecto. La carta señala que, “Conociendo y estando consciente de la crisis humanitaria eléctrica nosotros cedemos a que sea la ONU la que ejecute el proyecto y haga la contratación”.

Igualmente falta ahora la respuesta por parte del Parlamento. 

La hora de los partidos minoritarios en la AN
A lo largo de los cuatro años de este periodo legislativo se han formado tres nuevas organizaciones políticas dentro del Parlamento
Diputados de estas organizaciones también han sido víctimas de la persecución por parte del TSJ y se encuentran en clandestinidad, embajadas o en el exilio

@saracosco

El 16 de septiembre el régimen de Nicolás Maduro anunció junto a cuatro partidos minoritarios de oposición un nuevo proceso de diálogo y firmaron un acuerdo en el que se establecieron algunos puntos para buscar una salida a la crisis.

Soluciones, MAS, Cambiemos y Avanzada Progresista fueron los partidos que asistieron al encuentro en la Casa Amarilla -sede de la Cancillería- para dar la información que tomó por sorpresa al país y a los dirigentes de los partidos más grandes de la oposición -el conocido G4: Acción Democrática, Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo- al igual que al presidente encargado de Venezuela y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Pero solo dos de estos cuatro partidos tienen representantes dentro del Parlamento: Cambiemos con seis diputados y Avanzada Progresista con uno.

Estos dos grupos forman parte de los llamados “partidos minoritarios” que, junto a La Causa R, Cuentas Claras, Proyecto Venezuela, Vente, ABP, MPV, Camina y Convergencia, tendrán el derecho de elegir el presidente de la Asamblea Nacional del próximo periodo parlamentario que se inicia el 5 de enero de 2020.

Sin embargo, La Causa R, Proyecto Venezuela y Encuentro Ciudadano- que agrupan a 8 diputados- decidieron darle el apoyo a Guaidó para que continúe en el cargo si no logra el objetivo del cese de la usurpación antes del 5 de enero de 2020. Cambiemos, Avanzada Progresista, ABP, Convergencia y Vente todavía lo piensan, lo que trae división dentro de estas toldas políticas.

El diputado Omar González (Vente-Anzoátegui) aseguró el 11 de septiembre en el Palacio Federal Legislativo, que hacer un pronunciamiento sobre dar apoyo o no a Guaidó para la presidencia el año que viene es extemporáneo y, además, “evidencia desconfianza en su promesa de acabar con la usurpación”.

Caso similar ocurre con el partido Avanzada Progresista del excandidato presidencial Henri Falcón, quien todavía parece tener aspiraciones de competir por la jefatura del Estado. Según declaraciones del coordinador del partido,  Luis Augusto Romero a Runrun.es, es un tema que será discutido próximamente en la Dirección General. 

Más fraccionados

En una base de datos hecha por Runrun.es se revela que cuando la oposición ganó las elecciones parlamentarias existían 10 partidos minoritarios – con un total de 20 diputados- pero a lo largo de estos cuatro años la bancada unitaria ha tenido sus diferencias lo que ha provocado que se formen más organizaciones políticas.

Actualmente existen 12 partidos minoritarios y la suma de diputados en estas organizaciones asciende a 23. Aquí se cuentan 4 parlamentarios que no pertenecen a algún partido político y son independientes – que no existía en 2015.

Actualmente existen 12 partidos minoritarios y la suma de diputados en estas organizaciones asciende a 23

 

El más reciente es el diputado Julio César Reyes, quien formaba parte de las filas de Avanzada Progresista. Luego del anuncio del nuevo diálogo con el régimen de Maduro, decidió formalizar su retiro del partido y aseguró que ese proceso no tiene el respaldo de la mayoría del país. “Como diputados de la Asamblea Nacional rechazamos esta acción desesperada que busca minar nuestra unidad y dar legitimidad a quien no la tiene”, dijo.

Al día siguiente de este anuncio, en la sede del Palacio Federal Legislativo, informó a los medios de comunicación que dentro del partido se deben hacer reflexiones y que ya desde hace un mes aproximadamente estaba alejado de la organización. Tanto, que lo habían excluido del grupo de chat de Whatsapp de la Dirección Nacional. 

Este tipo de situaciones se había empezado a ver desde finales de 2017 cuando Vente, ABP y Convergencia decidieron formar una nueva fracción llamada 16 de Julio – separándose de la Unidad.

No fueron los únicos, porque en 2018 un grupo de 9 diputados de Un Nuevo Tiempo – entre ellos Timoteo Zambrano (Zulia), que forma parte del nuevo diálogo con Maduro- rompieron con ese partido y se fueron a la tolda de Leocenis García, Prociudadanos.

Esta unión duró poco y actualmente esa fracción no existe dentro de la Asamblea Nacional. En mayo de ese mismo año Timoteo Zambrano junto a Maribel Guédez, Adolfo Superlano, José Gregorio Aparicio y Melva Paredes se fueron a Cambiemos.

En diciembre de 2018 la diputada Delsa Solórzano (Encuentro Ciudadano-Miranda) también dejó el partido zuliano UNT y formó su propio partido llamado Encuentro Ciudadano, junto al suplente Luis Loaiza (Encuentro Ciudadano-Mérida). Aunque ahora, junto a los diputados Carlos Berrizbeitia (Proyecto Venezuela-Carabobo), Simón Calzadilla (MPV-Aragua), Williams Gil (Cuentas Claras-Carabobo), Franklyn Duarte (Copei-Táchira), formalizaron una nueva fracción llamada Concertación por Venezuela.

Minorías perseguidas

Entre todas estas fracciones, las nuevas y las más antiguas, la cantidad de diputados suman 23. Pero algunos han tenido que retirarse de la Asamblea Nacional por la persecución del Tribunal Supremo de Justicia. Acusados de participar en un supuesto golpe de Estado el pasado 30 de abril, cuando se produjo un alzamiento militar en Caracas. 

El diputado Simón Calzadilla del MPV se encuentra actualmente en la clandestinidad. Esto provoca que dentro de los diputados principales, su partido no tenga más representantes. En esta tolda solo queda el suplente José Rafael Hernández, por el estado Bolívar.

Igualmente, La Causa R ha visto bajas entre sus representantes parlamentarios. Mariela Magallanes (Aragua) y Américo De Grazia (Bolívar) se encuentran refugiados en embajadas. Sin embargo, el suplente de Magallanes, Arnoldo Benítez, es también parte de ese partido, por lo que en estos momentos cuentan con 2 diputados dentro de la AN.

El partido ABP tiene como principal a Richard Blanco que salió del país por la frontera con Cúcuta en junio de este año y así su partido se queda con solo tres suplentes, aunque uno de ellos, Edwin Luzardo (Zulia), ha asumido como principal después de que Timoteo Zambrano empezara a faltar a las sesiones desde marzo de 2017.

Caso similar ocurre con el diputado Juan Pablo García (Vente-Monagas) que también ha sido blanco de las sentencias del TSJ y se encuentra en clandestinidad. Su suplente es también del mismo partido por lo que la representación dentro de la Asamblea Nacional queda igual con 2 parlamentarios. 

Llegar a un acuerdo

Aunque un grupo de diputados de estos partidos políticos ya decidió darle apoyo a Juan Guaidó para que continúe como presidente del Parlamento, queda por decidir si apoyarán el resto de la Junta Directiva o si tendrá que haber cambios conforme al acuerdo de gobernabilidad de la AN, que fue aprobado en 2015.

Delsa Solórzano dio a entender en una rueda de prensa en el Parlamento, hace dos semanas, que apoyarán a Guaidó pero que el resto de la directiva debe cambiar. Los demás partidos aseguraron siguen en debate sobre el tema.

Al no cumplirse el mantra de Guaidó que nació en enero de este año -Cese de usurpación, gobierno de transición y elecciones libres-, los partidos minoritarios se han acercado al chavismo cuando llega su momento protagónico dentro de la AN. 

Si los partidos Vente,  Avanzada Progresista y Cambiemos – que aún no han dado respuesta al tema- decidieran no apoyar a Guaidó para que siga al frente de la Junta Directiva de la AN, no influiría en las votaciones porque solo suman en total 9 diputados. 

José Guerra denuncia “Operación Maletín Verde” para intentar comprar a diputados opositores
El parlamentario señaló que dentro de esa operación participa un “traficante” de bolsas CLAP y un exgobernador

José Guerra, diputado de la Asamblea Nacional, denunció este miércoles 6 de noviembre la puesta en marcha la “Operación Maletín Verde”, con el fin de comprar a diputados opositores.

A través de su cuenta de Twitter, Guerra expresó: “Un grupo de operadores financieros del régimen con maletines llenos de dólares para tratar de comprar nuestros diputados y que perdamos la mayoría calificada”.

“Entre esos operadores están un traficante de bolsas CLAP y un exgobernador”, señaló Guerra en su tuit.

 

Guerra aclaró a sus seguidores que no es “profesional de la denuncia ni menos de la difamación”.

Sin embargo, expresó: “Pero aprovechando la situación de nuestros diputados los quieren comparar. No han podido”.

Chavismo y oposición dan los primeros pasos en conjunto para renovar el CNE
La bancada del GPP consignó tres nombres de sus diputados para formar parte de la Comisión Preliminar
Los oficialistas y los opositores votaron juntos sobre la defensa de la permanencia de Venezuela en el Parlasur

@saracosco/Foto: Prensa AN

El debate electoral parece ir tomando forma dentro de la Asamblea Nacional (AN). Después de la ausencia de la semana pasada, el chavismo llegó al Palacio Federal Legislativo con la lectura de un comunicado afirmando que participarán de “forma activa” en el Comité de Postulaciones Electorales, aunque asomaron la posible intervención de la asamblea nacional constituyente (ANC).

Francisco Torrealba, exministro del Trabajo y constituyente, aseguró que pedirán a la ANC que conformen otra comisión que sirva de enlace con la AN. “Esto a los efectos de guardar celoso cumplimiento de lo establecido en la Constitución para la selección de los miembros del Poder Electoral”.

Los diputados opositores rechazaron esta propuesta y el segundo vicepresidente de la AN, Stalin González (UNT-Distrito Capital),  señaló que el Comité de Postulaciones – como lo establece la Constitución- está conformado por 11 diputados y 10 miembros de la sociedad civil. “Allá ustedes con su Constituyente”, expresó.

Aun así la bancada del Gran Polo Patriótico (GPP) – sin levantar la mano al momento de votar – consignó los nombres de tres diputados que estarán en la Comisión Preliminar: William Gil (Psuv-Lara), Nosliw Rodríguez (Psuv-Cojedes) y Jesús Montilla (Psuv-Falcón).

“La designación de esta comisión de trabajo es un avance sin duda. Esta comisión se ha aprobado dentro del desacato, pero no significa que no pueda avanzar. Confiamos en que pronto se saldrá del desacato. Para eso estamos aquí, para seguir dialogando”, fueron las palabras de Torrealba.

Para el exministro este no fue el único avance que hubo en esta sesión, pues el chavismo votó  junto a la oposición – por primera vez desde su regreso el 24 de septiembre- en el último debate del orden del día sobre la defensa de mantener la presencia de Venezuela en el Parlasur. 

Pero no todos los diputados de la Asamblea Nacional tuvieron esa visión.

La fracción 16 de Julio – Vente, ABP y Convergencia – aseguró no estar de acuerdo con la participación del chavismo en el Comité, pues consideran que perdieron su investidura al momento de retirarse del Parlamento para irse a la constituyente.

“La cohabitación se ha consumado”, fueron las palabras del diputado Omar González (Vente-Anzoátegui) ante los medios de comunicación. Agregando que es primordial lograr el “cese de la usurpación”.

Al no estar de acuerdo, la fracción confirmó que no formará parte del Comité de Postulaciones, pero luego el diputado González señaló que fueron “excluidos” porque no se les llamó formalmente. Aunque la semana pasada, el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, instruyó a todas las fracciones a consignar los nombres para la Comisión.