30 de abril de 2019 archivos - Runrun

30 de abril de 2019

Maduro:
Dijo que “los medios de comunicación quisieron vender la imagen de un país hundido en la anarquía”

Nicolás Maduro difundió este lunes, 30 de diciembre de 2019, un mensaje televisivo previamente grabado a propósito del fin de año, en el que exaltó sus logros para mantenerse en el poder y afirmó que su administración le dio “una lección al mundo en momentos delicados”.

El gobernante, desde su despacho en Miraflores, insistió en las acciones atentaron contra su mandato y que marcaron los primeros meses del año que acaba, como la proclamación del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como jefe de Estado –quién fue reconocido por más de 50 países del mundo incluyendo Estados Unidos y varias naciones de la Unión Europea-, las manifestaciones en su contra y el intento de ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela.

“2019, nos pusiste a prueba y aquí estamos de pie”, aseveró, al tiempo que subrayó que quienes han estado en contra de su gobierno “son facinerosos” y “hasta el mismo imperio”.

Maduro –que habló de pie, con un traje oscuro y corbata roja- también resaltó que “las diferencias naturales de la lucha política interna solo se superarán por la vía de la participación democrática y libre”. La frase la pronunció en las vísperas de un año en el que debe elegirse una nueva Asamblea Nacional, único poder elegido democráticamente y dominado actualmente por la oposición venezolana.

El gobernante aseguró que los apagones nacionales de marzo, que se prolongaron por días y que mantienen con racionamiento de luz a la mayoría de los estados del país, fue un “sabotaje al sistema eléctrico nacional”. “Tuvimos que multiplicarnos para atender las emergencias suscitadas”, indicó.

Para Maduro, todavía “no se ha terminado de desmoronar la estafa de la ayuda humanitaria”, impulsada por la oposición que, según él, intentaba una invasión al territorio venezolano.

Dijo además que “los medios de comunicación quisieron vender la imagen de un país hundido en la anarquía”. “De todo esto también salimos triunfantes y con una lección en el alma”, recalcó.

No dejó por fuera la mención a la sublevación del pasado 30 de abril, cuando un puñado de militares comandados por Guaidó y el líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, intentaron ingresar sin éxito a la Base Aérea Militar Libertador (La Carlota). “Quedaron al descubierto, en la soledad de los traidores”, sentenció.

Según Maduro, el año 2019 fue además propicio para “producir espacios comunes entre quienes nos reconocemos adversarios en las ideas”. Señaló que “el diálogo comienza a dar sus frutos”, aunque fueron los representantes de su gobierno quienes se levantaron de la mesa de negociación abierta por la oposición en Oslo, Noruega, a mediados de año.

“Ante cada acción extremista hemos sido magnánimos (…) en lugar de buscar revancha hemos buscado la convivencia”, apuntó el gobernante, quien destacó que 2019 “fue un año de enseñanzas” y convocó al mismo tiempo a que 2020 sea un período de “un cambio profundo de todo lo que deba ser cambiado”.

“Adiós y gracias al año 2019 por 365 días y noches de aprendizaje y crecimiento”, comentó poco antes de terminar la alocución en la que, en el último minuto, llamó a su esposa, la diputada a la asamblea nacional constituyente, Cilia Flores, quien no dijo ni una palabra ante las cámaras.

TSJ implica a otros cuatro diputados en el alzamiento militar del 30 de abril y ordena el allanamiento de su inmunidad

CARLOS PAPARONI, MIGUEL PIZARRO, FRANCO CASELLA Y WINSTON FLORES son los cuatro diputados que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sumó a la lista de parlamentarios implicados en el alzamiento militar del pasado 30 de abril, cuando el presidente (e) de la República y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, comandó un movimiento de decenas de militares que se manifestaron en contra del gobierno de Nicolás Maduro y que pretendió tomar la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, de La Carlota. Con ellos, ya son 14 los asambleístas perseguidos.

Se trata de cuatro figuras vinculadas a acciones que han cercado o, al menos, incomodado a Maduro. Paparoni es el presidente de la comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional y ha encabezado una cruzada por la protección de activos de Venezuela en el exterior para evitar que el gobernante use tales cuentas a su favor. Pizarro dirige el grupo que hace seguimiento a la ayuda humanitaria que desde Miraflores se había rechazado hasta hace pocas semanas, cuando se permitió la entrada de medicamentos e insumos médicos de la Cruz Roja.

Franco Casella es el diputado que tiene relación con las familias de los militares detenidos e involucrados en distintas asonadas o alzamientos. Flores, en tanto, ha coordinado acciones de protesta en todo el municipio Libertador de Distrito Capital, que el chavismo reclama como suyo.

Traición a la Patria, Conspiración, Instigación a la Insurrección, Rebelión Civil, Concierto para Delinquir, Usurpación de Funciones, Instigación Pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuada, son los delitos por los que se señala a los diputados mencionados, los mismos por los que ya se les allanó la inmunidad a Henry Ramos Allup, Simón Calzadilla, Sergio Vergara, Juan Andrés Mejías, Freddy Superlano, LuisFlorido, Marianela Magallanes, Américo De Grazia, Richard Blanco y al primer vicepresidente de la AN, Édgar Zambrano, detenido por el Servicio Bolivariano de Inteligencia la semana pasada.

La sentencia del TSJ ordena que se remitan copias certificadas a la Fiscalía General de la República, para que continúe la tramitación penal de los diputados, y a la asamblea nacional constituyente “para que dicho órgano determine lo conducente, según lo previsto en el artículo 200 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y a la Sala Constitucional del Alto Juzgado, para su conocimiento y demás fines”, es decir, para que concluya el proceso de allanamiento de la inmunidad parlamentaria de Paparoni, Pizarro, Casella y Flores.

“Señala la decisión, con ponencia de la magistrada Bárbara César Siero, integrante de la Sala Político Administrativa, que en el presente procedimiento, por tratarse de la comisión flagrante de delitos comunes, atendiendo lo dispuesto en la decisión N° 1684, del 4 de noviembre de 2008, dictada por la Sala Constitucional del Alto Tribunal, no procede el antejuicio de mérito de los mencionados ciudadanos, en razón de lo cual su enjuiciamiento corresponde a los tribunales ordinarios en materia penal, según lo dispuesto en el artículo 378 del Código Orgánico Procesal Penal”, indica la nota de prensa del máximo tribunal.

Golpe fallido, por Luis Fuenmayor Toro

QUE UNA ACCIÓN POLÍTICA, incluida las de naturaleza violenta, fracase en el momento en que se la realiza, no significa que no tenga efectos inmediatos, favorables o no, ni que no los pueda tener a largo plazo. El intento de López y Guaidó del 30 de abril pasado pareció y sigue pareciendo una tentativa bufa, sin real planificación, sin posibilidades de éxito y justificativa de una serie de acciones represivas contra diputados, dirigentes y partidos, que debilitan grandemente a la Asamblea Nacional (AN), organismo ya muy debilitado por el famoso e inconstitucional desacato a que ha sido sometido. Las declaraciones de Guaidó y de altos funcionarios estadounidenses así lo ratifican; hubo fallas muy graves. Los señalados serían efectos negativos inmediatos de la insurgencia, lo que no niega que a largo plazo pudiera este hecho incidir positivamente a favor de sus planificadores.

El golpe de Chávez y su movimiento militar el 4 de febrero de 1992 fue un rotundo fracaso. Los golpistas (no eran sino eso) no obtuvieron el apoyo militar que quisieron desencadenar, ni tampoco el apoyo de un pueblo que estuvo casi totalmente al margen de aquellos acontecimientos. Otro tanto ocurrió con la continuación de las acciones golpistas el 27 de noviembre de ese mismo año. No se trató de una “gesta cívico militar heroica”, ni de una insurrección popular respaldada por militares revolucionarios; eso sólo está en la imaginación trasnochada de algunos o en la demagogia de la cúpula gobernante, que desde Chávez quiso hacer de un fracaso en todos los sentidos: militar y político, una hazaña libertaria que nunca existió. Fue un burdo y patético golpe de Estado, que nunca puso en peligro al régimen de Carlos Andrés Pérez.

Sin embargo, el líder de aquel golpe fallido terminó siendo el candidato presidencial victorioso 6 años después, por lo que se pudiera decir que en el largo plazo el golpe tuvo un efecto que favoreció a los golpistas. No fue empero una línea causal directa de la victoria electoral de Chávez. De hecho, en los inicios de la campaña electoral de 1998, la popularidad de Chávez estaba en el 2 por ciento del electorado e Irene Sáez, exitosa exalcalde de Chacao, quien no había dado ningún golpe, tenía casi un 30 por ciento de respaldo popular. Por lo que podríamos decir que la influencia del alzamiento en el voto del electorado “no es de escopeta pun”, para utilizar un dicho popular. Pero bien podríamos considerar la posibilidad de un efecto positivo a más largo plazo, de la intentona golpista para Voluntad Popular, Leopoldo López y Juan Guaidó.

Pero hasta ahora no parece haber nada importantemente positivo en los hechos que narramos. Todo lo contrario. Han sido apresados varios diputados, entre ellos el primer vicepresidente de la AN; son perseguidos otros, algunos se han refugiado en embajadas, por lo que el Poder Legislativo venezolano, asiento de la oposición hasta ahora mayoritaria, ha quedado más debilitado y con su dirección muy golpeada. Pero el efecto negativo más importante es el que ha sido reseñado por medios estadounidenses, que dejan entrever una diferencia sustancial entre Trump y sus funcionarios en el enfrentamiento de la situación. Pareciera que el Presidente se siente engañado por los comisionados en quienes delegó la planificación de las acciones contra Maduro. Pareciera también, por informaciones diversas de distinto origen, que esos funcionarios expertos fueron engañados por quienes en Venezuela tenían que hacer su tarea.

Un observador a quien no conozco, al parecer dijo, según me refirió mi amigo Enrique Ochoa Antich, que el problema surgió por falta de comunicación entre los venezolanos opositores y sus jefes gringos. Estos últimos no han vivido lo suficiente en Venezuela para entender que significa cuando un venezolano dice “eso esta listo”. Seguramente preguntaban si había apoyo militar para el golpe y obtenían como respuesta: “eso está listo”. Cuando inquirían si habría el necesario apoyo popular, les respondían: “eso está listo”. Con esta información decidieron “darle play”, como también se dice en Venezuela. Una última información muy asombrosa es que el SEBIN tenía infiltrado a los golpistas y permitieron hasta reuniones con militares leales al gobierno de Maduro, para darles la impresión de que todo iba sobre ruedas.

En todo caso, lo ocurrido y la respuesta del gobierno constituyen un escalamiento violento del proceso de enfrentamientos políticos, lo que puede lamentablemente llevar a una muy peligrosa profundización de la violencia.

Maduro dice por Twitter que tiene

A LAS 10:07 DE LA MAÑANA DE ESTE MARTES 30 DE ABRIL, cuatro horas después de que Juan Guaidó anunciara el apoyo de los militares para derrocar al gobierno desde las cercanías de la base aérea militar de La Carlota, Nicolás Maduro publicó un tuit en el que dijo tener “nervios de acero” después de haberse comunicado con los comandantes de las Regiones y las Zonas de Defensa Integral de la nación.

El mensaje ha sido el único emanado por Maduro desde que comenzó el alzamiento de los uniformados en horas de la madrugada. Su paradero, hasta ahora, se desconoce con precisión. En su lugar han declarado su ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, así como el presidente de la asamblea nacional constituyente, Diosdado Cabello, quien llamó a los chavistas a apoyar la “revolución” en el Palacio de Miraflores.