Comunidad indígena de Gran Sabana alerta sobre nuevo ataque de grupo armado - Runrun
“Nos sentimos bajo una amenaza. No sabemos qué es lo que pueda ocurrir esta noche”, recalcó el capitán indígena de Parkupik

El capitán de la comunidad indígena pemón de Parkupik del sur estado Bolívar, Walter Torres, informó la noche de este martes, 26 de noviembre, que un grupo armado podría atacar a su pueblo tal como ocurrió hace cinco días en la localidad vecina de Ikabarú, donde se ejecutó una masacre que dejó al menos ocho muertos y un herido.

“No sabemos quién está detrás de todo esto, pero sí sabemos que hay un grupo armado que está tomando el control del Sector 7 (del Territorio Pemón, en el municipio Gran Sabana de Bolívar). Tengo entendido que están cerca de mi comunidad, en Fariñero”, advirtió Torres.  La distancia entre los presuntos atacantes y su pueblo, dijo a través de un audio que envió vía Whatsapp, es de dos kilómetros.

“Nos sentimos bajo una amenaza. No sabemos qué es lo que pueda ocurrir esta noche”, recalcó.

El capitán indígena alertó que las comunidades deben “tomar posiciones” y aseguró que enfrentará la amenaza armada con diálogo. “Pero si ellos tienen otras medidas, no tendremos otra opción. Y esa opción es que no vamos a huir de la comunidad, negativo”, sentenció.

Torres llamó a otros capitanes indígenas a estar en guardia ante cualquier ataque. “Nuestro municipio está siendo azotado solamente para poder tomar el control de nuestro territorio”, señaló.

El lunes, Torres dijo en un video que su comunidad estaba amenazada por Justo Noguera Pietri, gobernador del estado Bolívar, y rechazó las “formas de proceder” de esta autoridad  regional en hechos anteriores, como el ataque en Canaima y las matanzas de febrero de 2019, cuando quedaron totalmente desprotegidos.

“Denunciamos públicamente al régimen de Venezuela, comandado por Nicolás Maduro Moros y el gobernador Justo Noguera, como único responsable de cualquier ataque que se le cause a nuestras comunidades indígenas, cuyo único interés es despojarnos de nuestras tierras para sus convenios con otros gobiernos”, insistió.

Desde que ocurrió la masacre, la comunidad de Ikabarú está incomunicada. “Tumbaron las torres de comunicación”, afirmó el ex alcalde de Gran Sabana, Ricardo Delgado, quien hoy está en el exilio.

Cinco días después de la matanza, presuntamente cometida por una banda armada que quiere tomar el control de los yacimientos de oro de la zona, ninguna autoridad regional o nacional se ha pronunciado sobre el asunto. A través de videos difundidos en redes sociales, se supo que el gobernador de Bolívar, Justo Noguera, estuvo en la comunidad para calmar a los pobladores. En la zona se sospecha que el ataque, en realidad, lo hicieron oficiales de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) que actuaron de forma encubierta, tal como lo hicieron en Canaima el pasado 8 de diciembre de 2018, cuando asesinaron a un pemón e hirieron a otros dos.