Rafael Correa archivos - Runrun

Rafael Correa

Ecuador y la izquierda hipócrita, por Brian Fincheltub

VENEZUELA NO ES EL CENTRO DEL MUNDO ni pretendemos que así sea. Pero si de algo debe servir el drama venezolano es para mostrarle a quienes no lo han vivido directamente, el poder destructivo del comunismo. Si de algo fuimos víctimas los venezolanos fue de nuestra propia soberbia, esa que nos llevaba a repetir sin cesar que aquí no, que Venezuela “no era Cuba” y que lo nuestro era diferente porque “no éramos una isla”. Hoy la realidad es más que gráfica, hasta balseros tenemos.

Hay quienes en Latinoamérica dudan sobre la capacidad moral de los venezolanos para darle consejos a otros países. Quizás tengan razón, que el chavismo haya permanecido más de veinte años en el poder es responsabilidad de todos y cada uno de los venezolanos, lo que le votaron y los que no. Algo no hicimos bien como pueblo antes y durante esta etapa tan trágica de nuestra historia para que el resentimiento y el odio se hicieran un proyecto político y ganará elecciones. Pero que nos hayamos equivocado no nos prohíbe contar lo que hemos vivido y no se trata de creernos con superioridad moral, se trata de dar testimonio. Si la región prefiere no escucharlo, no podemos hacer más que esperar que el tiempo y el peso de los hechos hagan su trabajo.

Allí tenemos a Argentina, a las puertas de regresar al poder al kichnerismo, quienes volverán no solo a vengarse sino con pretensiones de no irse jamás, al menos por las buenas. El kichnerismo ya probó el sabor de abandonar el poder y no querrán comer otra vez de ese plato. El comunismo es así, llegan para destruir y destruyen para llegar, sino que lo diga Ecuador. El caso ecuatoriano es más que preocupante, porque hay quienes subestiman que esto se trata de un movimiento transnacional que en los últimos años ha perdido fuerza y que ha emprendido una ofensiva para regresar, utilizando todos los medios a su alcance.

Si ustedes quieren ver lo que significa descaro e hipocresía solo tienen que escuchar lo que decía el siempre ególatra y pretensioso Rafael Correa cuando se desarrollaban las protestas pacíficas en Venezuela pidiendo elecciones y escuchen lo que dice hoy de las actos vandálicos en Ecuador. Hasta adelanto de elecciones anda pidiendo, lo mismo que pedía la oposición venezolana en un tiempo y por lo cual fue calificada de “golpista” por Correa y sus compinches. Pero es normal en ellos, esta gente no sabe de vergüenza y su mejor trabajo siempre ha sido mentir. La región debe aprender no de nosotros, sino de la historia. Los hechos se producen para estudiarlos, no para ignorarlos, si no lo hacemos no saldremos de este círculo vicioso de ruina y destrucción que nos ha perseguido nuestra generaciones.

@BrianFincheltub

Rafael Correa admitió hacer trabajos de “consultoría” para el régimen de Maduro

RAFAEL CORREA, EXPRESIDENTE DE ECUADOR reconoció este jueves 10 de octubre que mantiene lazos con el gobernante Nicolás Maduro, además de realizar trabajos de consultoría para la administración chavista.

En una entrevista ofrecida al diario español El Mundo, Correa dijo: “Trabajo en Russia Today, es público y notorio que estuve en Venezuela. Hay fotos, vídeos, salió la entrevista que le hice hace un mes a Maduro”.

“Me quedé como una semana porque falló una reunión. Hacemos consultoría para el Gobierno de Venezuela, expuse mis propuestas”, reconoció Correa.

Correa fue acusado por el actual presidente de Ecuador, Lenín Moreno, de coordinar movimientos desde Bélgica para provocar un golpe de Estado en ese país.

Lea también: Presidente de Ecuador acusa a Maduro y Correa de orquestar golpe de Estado en su contra

“El sátrapa de Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización (…) Son los corruptos que han sentido los pasos de la Justicia cercándolos para que respondan. Ellos son quienes están detrás de este intento de golpe de Estado”, dijo Moreno en días pasados.

*Con información de El Mundo

Los #Runrunes de Bocaranda de hoy 09.10.2019: MEDIO: JORGE CASTAÑEDA
MEDIO 
JORGE CASTAÑEDA: 

 

Quien fuera canciller mexicano en un artículo publicado hace dos días en el New York Times titulado: “John Bolton intentó deponer a un dictador y falló” señala responsabilizando a Bolton de las fallas en el tratamiento del caso Venezuela: “Ahora sabemos que la caída del Sr. Maduro no fue inminente. En cambio, el Sr. Bolton faroleó a los oficiales militares de alto rango que estaban a punto de traicionar al Sr. Maduro; hizo un farol sobre la cantidad de personas que saldrían a las calles en abril para tratar de derrocar al régimen de Maduro; y también parecía creer que las sanciones funcionarían muy rápidamente. Sin embargo, lo más importante es que su mayor error fue continuar en esa línea sin ningún Plan B en caso de que ese Plan A no funcionara. Al final, solo ha logrado fortalecer al Sr. Maduro”. Dice también “si una vez más las graves dificultades económicas asedian a Cuba, un país del que depende por completo la supervivencia del Sr. Maduro, por razones de seguridad e inteligencia, La Habana debe ser atraída o presionada para que comprenda que debe irse. Probablemente nunca acepte algún tipo de quid pro quo, pero no se pierde nada al intentarlo. El Sr. Bolton olvidó este detalle “menor”: sin un enfoque de zanahoria y palo para Cuba, no hay razón para que La Habana sea útil. Raúl Castro, quien todavía es el primer secretario del Partido Comunista de Cuba y el hombre fuerte de la isla, sabe que Maduro no durará para siempre. La pregunta es cuándo está dispuesto a saltar de un iceberg derritiéndose a otro”. Todo ello funcionó para que la remoción del “halcón” gringo se acelerara tras varios traspiés en sus anuncios sobre la caótica situación venezolana sustentada en amenazas diarias que solo alimentaban las expectativas de los mas radicales en ambos países… 

 

EL TRIO:

La presencia por varias semanas en Venezuela del expresidente ecuatoriano Rafael Correa -donde fue paseado por varias zonas turísticas de la mano de funcionarios de alto nivel del gobierno, entre ellos Diosdado Cabello con quien disfrutó de las bellezas de Canaima- disparó las suspicacias del gobierno ecuatoriano desde días antes de que se presentaran las protestas en Quito. La celebración del Foro de Sao Paulo en Caracas donde Maduro habría auspiciado la presencia de miembros de las FARC, el ELN y otros grupos irregulares se añadió a esa preocupación. Si por casualidad detienen a un solo venezolano en mas violentas manifestaciones ecuatorianas podríamos estar ante una posible aplicación del TIAR en alguna de sus formas, no de intervención militar pero si de sanciones mas directas a la cúpula gobernante. Si acaso hay espacio entre tantas sanciones ya aplicadas. La situación es crítica. Hoy día se dan cuenta del daño que hace una propaganda permanente a través del canal chavista, Telesur, con presencia en varios países convulsionados. Es la voz de quienes siguen los lineamientos que se escuchan en los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela. 

 

 

 

El confortable paso de Rafael Correa por Canaima
El expresidente ecuatoriano, que tiene un proceso judicial abierto en su país, hizo turismo y cantó el tema Venezuela rodeado de las lagunas de un Patrimonio de la Humanidad. 

@gchenriquez1

A principios del mes de agosto, la Corte Nacional de Ecuador dictó una segunda orden de prisión preventiva y pidió que se oficie una nueva solicitud de búsqueda y captura ante la Interpol de Rafael Correa. A finales del mismo mes, el expresidente ecuatoriano disfrutaba de las atracciones turísticas del Parque Nacional Canaima, en el estado Bolívar, al sur de Venezuela.  

Correa llegó en un avión privado y se alojó por al menos una noche en la posada Waku Lodge, a orillas de la Laguna de Canaima, frente a los saltos de agua Ucaima, Golondrina, Wadaima y Hacha, todas escenas de un Parque Nacional que es Patrimonio de la Humanidad. Esto lo confirman varias fuentes de la zona que coincidieron con el expresidente ecuatoriano que es solicitado por la justicia de su país.

Correa se encontraba junto con cuatro personas civiles y con un quinto acompañante con vestimenta militar quien, según informantes del lugar, es un militar venezolano. También señalaron que todos trataron al expresidente y aliado de Nicolás Maduro con particular esmero y cuidado, y comentaron la posibilidad de que se hubiera alojado por más días en el Campamento Venetur Canaima, empresa mixta del Estado. Esta última versión no había podido ser confirmada al momento del cierre de esta nota. 

Personas de la comunidad indicaron que la visita de Correa coincidió con una repartición de equipos otorgados por el programa oficial Mi Casa Bien Equipada, presuntamente realizada por la esposa de un funcionario del Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas. Esto se corroboró con imágenes que se hicieron públicas a través de la red social Twitter, en las cuales Correa y más de una decena de indígenas venezolanos posan con electrodomésticos Haier a sus espaldas. 

La ausencia de un personal particular de seguridad que lo acompañase lo hizo camuflajearse entre otros turistas que estuvieron en el Parque Nacional. El entusiasmo que otros viajeros manifiestan cuando visitan este Patrimonio de la Humanidad fue el mismo en Correa: algunos lo escucharon cantando  la famosa canción Venezuela, de los españoles Pablo Herrero Ibarz y José Luis Armenteros Sánchez, que habla de desiertos, nieves y dudoso volcanes. 

Solicitado por la justicia de Ecuador

Rafael Correa terminó su periodo en la presidencia de Ecuador el 24 de mayo de 2017, tras diez años ininterrumpidos de gobierno. Llegó al poder el 15 de enero de 2007 y, en la actualidad, es el jefe de gobierno que más tiempo ha durado en el cargo de su país de forma contínua. 

Justo al salir de la presidencia, en septiembre de 2017, se radicó en Bruselas, Bélgica, ciudad de donde es oriunda su esposa Anne Malherbe. Diez meses después, en julio de 2018, la Corte Nacional de Ecuador dictó orden de prisión preventiva en su contra por su presunta participación en los delitos de asociación ilícita y secuestro del asambleísta opositor Fernando Balda en 2012. El expresidente se negó a regresar a su país para presentarse ante la justicia. 

La jueza encargada del caso, Daniella Camacho, también solicitó la detención internacional a Interpol. El organismo la rechazó en diciembre de 2018 tras considerarla “incompatible con el respeto de los Derechos Humanos”. Este caso, que está en fase de juicio, quedó suspendido por la ausencia del exmandatario en su país. 

Un año más tarde, el 8 de agosto de 2019, la misma jueza dictó una nueva orden de prisión preventiva para Correa y cuatro exfuncionarios de su gobierno. En esta oportunidad, por su presunta participación en los delitos de asociación ilícita, cohecho y tráfico de influencias, enmarcados en el caso conocido como “Sobornos 2012-2016”. Al igual que otros mandatarios de la región, se trata de un caso en el que señala a Correa como líder de una “organización criminal” que recibía sobornos de empresas, incluida la barasilera Odebrecht, a cambio de contratos públicos.

Aunque no hay orden de captura de Interpol, el artículo IX del Acuerdo sobre Extradición, suscrito por las Repúblicas del Ecuador, Bolivia, Perú, Colombia y Venezuela, establece que “se efectuará la detención provisional del prófugo, si se produce por la vía diplomática un mandato de detención mandado por el Tribunal competente. Igualmente se verificará la detención provisional si media un aviso transmitido aun por telégrafo por la vía diplomática al Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado requerido de que existe un mandato de detención”.

En consecuencia, el Estado venezolano no está obligado a colaborar con la justicia ecuatoriana, a menos de que la misma haya realizado una solicitud de extradición de Correa a su territorio. Además, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, reconoce a Juan Guaidó en su interinato y no a Nicolás Maduro. Los vínculos diplomáticos entre ambos países, otrora aliados en tiempos de Hugo Chávez, están rotos.

De paseo por Venezuela

Sin temor a ser detenido en Venezuela, Correa se alojó en una de las posadas más tradicionales, confortables y reconocidas de Canaima. Waku Lodge cuenta con 19 habitaciones y una suite, todas con comodidades como aire acondicionado, agua caliente, y un un porche con hamaca y poltronas. 

Para el 30 de junio del 2019, los planes de estadía de tres días y dos noches oscilaban entre los $520 y los $655 por persona; mientras que el plan de cuatro días y tres noches rondaba los $775 y $785 por persona. Waku Lodge es un sitio de alojo exclusivo, operado por  Canaima Tours, una empresa con más de 40 años en la zona. 

Pero lo que parece un edén para quienes visitan Canaima, es un lugar completamente distinto para quienes residen en la zona. Bienes básicos como el combustible y las toallas sanitarias son comercializados en divisas a precios difíciles de pagar. Un tanque de combustible para avión puede costar entre USD 5 y 6 el litro, mientras que el precio en el mercado estadounidense -según GlobalPetrolPrices.com es de USD 0,79; un paquete regular de toallas sanitarias cuesta unos 50 dólares, cuando en Caracas oscila el precio entre medio dólar y un dólar. 

El turismo, principal fuente de ingreso de la zona, dio en 2018 un aporte de USD 6.392 millones al Producto Interno Bruto de Venezuela, lo que representa una caída del 34,4%, en comparación con el año 2017 y de 81% en comparación con el año 2013, que fue el período de mayor contribución. Esto según una información publicada en abril de 2019 en un informe de Ecoanalítica. 

En este destino turístico venezolano, tan paradisíaco para unos pero tan enrevesado para otros, es el lugar en donde Rafael Correa cantó y disfrutó mientras la justicia de su país lo solicita.

Colaborador de Odebrecht hunde al expresidente ecuatoriano

EL EX SUPERINTENDENTE DE ODEBRECHT EN ECUADOR,  en Ecuador, José Concienciao Santos Filho, confirmó ayer que la constructora brasileña canalizó US$ 5.4 millones a Alianza País, el entonces partido de Rafael Correa, exmandatario de Ecuador. El monto de dinero habría sido entregado mediante el exvicepresidente Jorge Glas y la exasesora de Correa, Pamela Martínez Loaiza. Según el exejecutivo brasileño, el exgobernante ecuatoriano tenía pleno conocimiento de los aportes. La declaración de Santos Filho está relacionada al llamado caso Arroz Verde, investigado por el portal ecuatoriano Mil Hojas, que integra el proyecto Investiga Lava Jato —coordinado por Convoca.pe—, que evidencia presuntos aportes entregados por Odebrecht a campañas del partido de Rafael Correa.

La Corte Nacional de Justicia del Ecuador permitió que el ex superintendente de Odebrecht, José Concienciao Santos Filho, rinda su testimonio anticipado en el juicio penal que impulsa la fiscal general del Estado, Diana Salazar, por los delitos de cohecho, tráfico de influencias y crimen organizado contra el ex presidente Rafael Correa y toda su cúpula.

El juicio busca probar los aportes ilícitos que decenas de empresas constructoras realizaron a la campaña electoral de 2013 por 14.1 millones de dólares.

Santos, que guarda prisión domiciliaria en Salvador de Bahía, Brasil, acudió ayer con resguardo policial al consulado de Ecuador en Sao Paulo, para rendir su declaración bajo juramento. En la audiencia penal fue claro al asegurar que Jorge Glas, ex vicepresidente, junto a Pamela Martínez Loaiza, ex asesora de Rafael Correa, canalizaron 5.4 millones de dólares de la constructora Odebrecht a favor del partido de gobierno, Alianza PAIS. 

De estos recursos, dijo Santos, tenía pleno conocimiento Rafael Correa. El ex superintendente, bajo el principio de contradicción procesal, fue sometido a preguntas del abogado defensor de Rafael Correa, que al final salió mal parado del interrogatorio; al consultarle si entregó dinero directamente al ex mandatario, Santos dijo: “Le he dicho que pagamos a Correa a través de Martínez y el ex vicepresidente Jorge Glas”.

La declaración de Santos se enmarcó en las investigaciones del escándalo llamado Arroz Verde, un trabajo del portal periodismodeinvestigación.com, que integra Mil Hojas (miembro de la red colaborativa ‘Investiga Lava Jato’). La investigación periodística reveló en mayo pasado, un sofisticado sistema de fondeo del partido de gobierno a cambio de contratos de infraestructura. El trabajo periodístico provocó órdenes de prisión de Correa, su círculo íntimo y 25 altos ejecutivos de empresas constructoras en las que sobresalen Odebrecht, la poderosa empresa china Sinohidro, la surcoreana SK, la ecuatoriana Hidalgo & Hidalgo.

Santos Filho también ratificó declaraciones Luiz Mameri, ex superintendente de Odebrecht en Ecuador y ex gerente del departamento de operaciones estructuradas de esa empresa, sobre el pedido de tres millones de dólares que hizo el ex secretario jurídico de la presidencia, Alexis Mera, el hombre mas poderoso después de Rafael Correa.

La lapidaria declaración de Santos, que marca una ruta inexorable para sentenciar a Correa, se complementó a otras dos que se rindieron hace pocos días. La de Pamela Martínez, ex asesora de Correa y principal implicada en el caso Arroz Verde. En su declaración jurada ante la jueza Daniella Camacho, pidió perdón al país, a su secretaria, Laura Terán, también presa, y aseguró que Rafael Correa se benefició de su inexperiencia política. Sostuvo que el presentante de una empresa le dijo que no tenía el dinero de la coima porque no existía acuerdo en el porcentaje. Este hecho Martínez se lo contó a Rafael Correa en su despacho y la respuesta del mandatario fue: “tranquila, tranquila, ha de ser una confusión”.

La otra testigo, Laura Terán, la secretaria de Martínez, que se encargó de consolidar la contabilidad, ingresos y egresos, para las campañas del partido de Correa dibujó, en su comparecencia, un esquema para explicar cómo funcionaba la estructura de sobornos. Como beneficiarios mencionó a Galo Mora, ex secretario particular de Correa. María de los Ángeles Duarte, exministra de obras públicas; Viviana Bonilla, ex candidata a la alcaldía de Guayaquil y Vinicio Alvarado, hombre duro de la propaganda que además asesoró a Gustavo Petro en su campaña para la  presidencia en Colombia. En la lista señaló a Rommy Vallejo, el ex jefe de inteligencia.

El caso Arroz Verde provocó la captura del abogado Alexis Mera y la confiscación de su teléfono celular, equipo del que la fiscalía recuperó todos sus mensajes de chat con Rafael Correa y el resto del gabinete. Esa información reposa en al menos 5 mil páginas e identifica con claridad temas no solo relacionados al manejo ilícito de recursos, también a la manipulación de la justicia y su influencia en casos donde grandes cantidades de recursos estaban en juego, la persecución a opositores y periodistas.  

El caso Arroz Verde también involucra a la campaña electoral del actual presidente Lenín Moreno, el delfín político que traicionó a Correa. Hasta el momento la fiscalía no investiga ese período electoral, el portal periodismodeinvestigación.com señaló que existen registros por al menos 7.7 millones de dólares en favor de esa campaña electoral. 

Gobierno de Ecuador presenta documentos de financiación de Maduro a Correa

EL SECRETARIO ECUATORIANO Anticorrupción, Iván Granda, entregó este miércoles a la Fiscalía documentos que probarían la supuesta financiación de Nicolás Maduro a una fundación de pensamiento vinculada con el expresidente Rafael Correa.

La documentación la entregó después de que la fiscal general en funciones, Ruth Palacios, anunciara, según Granda, la apertura de oficio de una indagación preliminar, a raíz de la denuncia del caso que hizo el jefe de Estado, Lenín Moreno, recientemente en Chile.

El pasado viernes, durante una cumbre en Santiago de Chile en la que se presentaba la nueva organización Prosur, Moreno anunció que “existen intentos desestabilizadores liderados por los exmandatarios de Ecuador y Venezuela”.

Unos intentos que, aseguró el mandatario, involucran el manejo de recursos públicos venezolanos, “para financiar acciones contra el régimen democrático ecuatoriano y de la región”.

“Hemos venido a cooperar con la justicia. Hemos entregado importante información que permitirá a la Fiscalía desarrollar una investigación sobre la licitud de los fondos y para qué fueron utilizados”, indicó Granda a la salida de la sede de la Fiscalía en Quito, donde entregó la documentación.

De acuerdo con la presidencia, el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela, Bandes, transfirió 281.000 dólares al Instituto de Pensamiento Político y Económico “Eloy Alfaro”, para “alimentar cuentas personales de exfuncionarios”.

“Este Instituto hizo transferencias a cuentas de Rafael Correa por un total de 96.200 dólares y a sus excolaboradores, de entre 34.000 y 6.000 dólares”, precisó la institución.

El secretario Anticorrupción consideró indignante que se haya supuestamente destinado ese dinero precisamente desde Venezuela, donde la población atraviesa una compleja situación económica.

Y añadió que el abogado Antonio Ingroia aseguró que el Instituto “pagó para que él venga a defender, a hacer una veeduría del caso del secuestro internacional de Fernando Balda”, por el que Correa, que gobernó Ecuador entre 2007 y 2017, ha sido llamado a juicio bajo el delito de plagio.

En septiembre pasado, ese abogado y otros letrados se presentaron como observadores en la audiencia preparatoria de juicio del caso Balda.

La Corte Nacional de Justicia llamó en noviembre a juicio a Correa y a otros tres exfuncionarios, dos de ellos ahora condenados, por el secuestro en 2012 de Balda.

El secretario Anticorrupción recordó hoy que el Instituto tenía como único fin establecer acciones de pensamiento político, por lo que pidió a la Cancillería que investigue la actuación de esa fundación.

Consultado por Efe sobre la información entregada a la fiscalía, Granda detalló que presentó documentos del estatuto de creación de la fundación, sus socios, actividades y el uso de la página web.

Moreno llegó al poder en mayo de 2017 de la mano de Correa pero, a menos de dos meses de haber asumido la Presidencia, se produjeron las primeras divergencias entre ambos, primero por el déficit dejado por la anterior Administración y después por razones ideológicas.

A finales de 2017 el movimiento Alianza País, del que ambos formaron parte, se fraccionó en dos grupos políticos.

El nuevo gobierno lanzó en 2018 una campaña contra la corrupción en el país en el marco de la cual se le abrieron a Correa varias investigaciones.

El exmandatario, que reside en Bélgica y niega cualquier vinculación a esa supuesta corrupción, y ante el anuncio del inicio de la investigación se mostró dispuesto a abrir sus cuentas.

“¡Qué bueno, señora fiscal! ¿Qué “investigación” es? ¿La número 24?”, se preguntó Correa cínicamente a través de su cuenta de Twitter, y agregó: “Lo que necesite, me avisa, para que abra todas mis cuentas, mi patrimonio y mis impuestos”.

Llaman a juicio a Correa por presunto vínculo con secuestro de opositor

UN TRIBUNAL DE LA CORTE NACIONAL de Justicia de Ecuador emitió este miércoles un auto de llamamiento a juicio contra el expresidente Rafael Correa y otros tres exfuncionarios por el secuestro en Colombia en 2012 del político opositor Fernando Balda.

Al dar a conocer su fallo, la jueza nacional Daniella Camacho puso fin a más de un mes de incertidumbre, después de que a finales de septiembre concluyeran cuatro maratonianas vistas en la audiencia preparatoria de juicio, en una causa en la que el propio Balda, exasambleísta conservador, ejerció de acusación particular.

“Aunque parezca una victoria, no lo es. No es un momento para celebrar, no podemos celebrar el hecho de que hoy Ecuador entero comprobó de manera judicial que estos hechos criminales fueron ordenados por un presidente de la República”, manifestó el opositor tras conocer la sentencia que incrimina a Correa como autor intelectual del plagio (secuestro).

Correa, que gobernó el país entre 2007 y 2017, se pronunciaba poco antes de conocer el dictamen en Twitter asegurando: “Me voy a dormir. Con la portada de El Telégrafo, es claro lo que va a pasar. Se ratifica que el Caso Balda es una farsa, y que todo es persecución política, porque no pueden derrotarnos en las urnas”.

Y puso en cuestión que el medio público ecuatoriano conociera de antemano la sentencia de la magistrada: “No se preocupen por mí, preocúpense por la patria ¡Hasta la victoria siempre!”, añadió en la red social.

Junto a su mensaje publicó una supuesta portada del diario de mañana en la que se leía: “Jueza dispone juicio y prisión contra expresidente Rafael C”.

El exmandatario, que reside desde julio de 2017 en Bélgica, afrontará el banquillo en caso de que regrese al país a raíz de un caso en el que Balda no ha escatimado esfuerzos para llevarlo ante la Justicia desde que denunciara los hechos hace seis años.

Apertura de juicio a Rafael Correa por secuestro alejaría su regreso a Ecuador

EL EXPRESIDENTE RAFAEL CORREA, protagonista del período más largo de un gobierno en la historia reciente de Ecuador, podría mantenerse alejado del país por varios años si finalmente es llevado ante la justicia por los delitos de secuestro y asociación ilícita.

Este jueves concluyeron cuatro maratonianas jornadas de la audiencia preparatoria de juicio que se sigue contra él y otros tres procesados involucrados en el caso de plagio al político opositor Fernando Balda, ocurrido en Colombia en 2012 y que la Policía colombiana consiguió impedir tras interceptar el vehículo en el que se lo llevaban, expresó Efe.
La jueza nacional Daniella Camacho, encargada del proceso, tiene previsto analizar las pruebas y alegatos de las partes para dar a conocer su dictamen, después de que el martes la Fiscalía pidiera que todos fueran llamados a juicio.

Además de Correa, están imputados el exsecretario de Inteligencia, Pablo Romero, y los exagentes de Inteligencia, Raúl Chicaiza y Diana Falcón, los dos últimos, testigos protegidos y colaboradores eficaces tras haber admitido su culpabilidad como autores materiales de los hechos.

En caso de que la jueza acoja la solicitud de la Fiscalía, en el banquillo de los acusados solo se sentarían los dos exagentes, al encontrarse tanto Correa como Romero fuera del país, en Bélgica y España, respectivamente, prófugos de la justicia.

“En el caso de los delitos que se le imputan, no se puede juzgar en ausencia y el juicio va a quedar suspendido hasta que lo detengan”, explicó Pablo Encalada, exfiscal y profesor de Derecho Penal en la Universidad Católica y en la Andina de Quito.

Según el código penal anterior que regía en el momento en que se produjo el secuestro, para este tipo de delitos la prescripción es de 10 años, plazo que se iniciaría con la instrucción fiscal del proceso penal iniciado este año, lo que supone que concluiría el plazo en 2028, refiere el jurista.

Sin embargo, en la misma sala de la audiencia el Fiscal General, Raúl Pérez, defendió que conforme a la legislación vigente, el plazo establecido para investigar y sancionar a los responsables del secuestro es de diez años, pero a partir del momento en que se cometió La infracción.

Este último punto situaría la prescripción del proceso en agosto de 2022, tiempo hasta el cual Correa podría ser arrestado si regresa al país.

Por su parte, Felipe Rodríguez, el abogado de Balda y que ejerce la acusación particular del caso, calcula que disquisiciones aparte en torno a la “prescripción del ejercicio de la acción” o cometimiento del delito, una vez que se formulen cargos contra los procesados se vuelve a contabilizar un plazo mínimo de 7 años, de acuerdo al código más favorable al acusado, para la prescripción del delito, por lo que concluirá en 2025.

Sea como fuere, y a no ser que el exmandatario decida someterse al escrutinio de la justicia de su propio país, en un proceso que ha calificado como “una persecución política” y “farsa”, lo más probable es que Correa se ve obligado a esperar antes de retornar a Ecuador.

De momento, afronta una orden de prisión preventiva por incomparecencia judicial dictada en julio por la jueza Camacho, y una solicitud a Interpol de detención internacional, que no se ha hecho efectiva.

El economista que gobernó el país andino entre 2007 y 2017 reside desde que dejó el cargo en Bruselas, de donde es oriunda su esposa, y podría estar gestionando una solicitud de asilo o la nacionalidad belga como salida a su situación legal.

Encalada sostiene que “es probable que la Interpol no cumpla con ese pedido” de arresto y que “esté tramitando la ciudadanía por lo que se vuelve imposible que lo extraditen”.

El letrado penalista recuerda que aunque los estados tienen la obligación de acoger las solicitudes de extradición, no se estila proceder a entregar a la justicia de otro país a sus propios nacionales.

El experto constitucionalista Jorge Benavides, profesor de la Universidad de las Américas (UDLA) en la capital ecuatoriana, reconoce que Correa lidia con “un escenario muy complicado”.

Y recuerda que en caso de que el exgobernante busque la condición de asilo en Bélgica, implicaría la obligatoriedad de abstenerse de emitir comentarios o juicios políticos respecto a Ecuador.

Comenta además que, de acuerdo a lo analizado en la audiencia preliminar en relación con el delito de asociación ilícita, se derivan “indicios importantes de que se usaron de forma irregular recursos públicos, lo que apunta a la figura de peculado”.

El propio Balda ha advertido de que tiene intenciones de presentar una nueva denuncia por este delito, que según la legislación, es imprescriptible y podría bloquear definitivamente el regreso de Correa.