Colaborador de Odebrecht hunde al expresidente ecuatoriano - Runrun
Colaborador de Odebrecht hunde al expresidente ecuatoriano

EL EX SUPERINTENDENTE DE ODEBRECHT EN ECUADOR,  en Ecuador, José Concienciao Santos Filho, confirmó ayer que la constructora brasileña canalizó US$ 5.4 millones a Alianza País, el entonces partido de Rafael Correa, exmandatario de Ecuador. El monto de dinero habría sido entregado mediante el exvicepresidente Jorge Glas y la exasesora de Correa, Pamela Martínez Loaiza. Según el exejecutivo brasileño, el exgobernante ecuatoriano tenía pleno conocimiento de los aportes. La declaración de Santos Filho está relacionada al llamado caso Arroz Verde, investigado por el portal ecuatoriano Mil Hojas, que integra el proyecto Investiga Lava Jato —coordinado por Convoca.pe—, que evidencia presuntos aportes entregados por Odebrecht a campañas del partido de Rafael Correa.

La Corte Nacional de Justicia del Ecuador permitió que el ex superintendente de Odebrecht, José Concienciao Santos Filho, rinda su testimonio anticipado en el juicio penal que impulsa la fiscal general del Estado, Diana Salazar, por los delitos de cohecho, tráfico de influencias y crimen organizado contra el ex presidente Rafael Correa y toda su cúpula.

El juicio busca probar los aportes ilícitos que decenas de empresas constructoras realizaron a la campaña electoral de 2013 por 14.1 millones de dólares.

Santos, que guarda prisión domiciliaria en Salvador de Bahía, Brasil, acudió ayer con resguardo policial al consulado de Ecuador en Sao Paulo, para rendir su declaración bajo juramento. En la audiencia penal fue claro al asegurar que Jorge Glas, ex vicepresidente, junto a Pamela Martínez Loaiza, ex asesora de Rafael Correa, canalizaron 5.4 millones de dólares de la constructora Odebrecht a favor del partido de gobierno, Alianza PAIS. 

De estos recursos, dijo Santos, tenía pleno conocimiento Rafael Correa. El ex superintendente, bajo el principio de contradicción procesal, fue sometido a preguntas del abogado defensor de Rafael Correa, que al final salió mal parado del interrogatorio; al consultarle si entregó dinero directamente al ex mandatario, Santos dijo: “Le he dicho que pagamos a Correa a través de Martínez y el ex vicepresidente Jorge Glas”.

La declaración de Santos se enmarcó en las investigaciones del escándalo llamado Arroz Verde, un trabajo del portal periodismodeinvestigación.com, que integra Mil Hojas (miembro de la red colaborativa ‘Investiga Lava Jato’). La investigación periodística reveló en mayo pasado, un sofisticado sistema de fondeo del partido de gobierno a cambio de contratos de infraestructura. El trabajo periodístico provocó órdenes de prisión de Correa, su círculo íntimo y 25 altos ejecutivos de empresas constructoras en las que sobresalen Odebrecht, la poderosa empresa china Sinohidro, la surcoreana SK, la ecuatoriana Hidalgo & Hidalgo.

Santos Filho también ratificó declaraciones Luiz Mameri, ex superintendente de Odebrecht en Ecuador y ex gerente del departamento de operaciones estructuradas de esa empresa, sobre el pedido de tres millones de dólares que hizo el ex secretario jurídico de la presidencia, Alexis Mera, el hombre mas poderoso después de Rafael Correa.

La lapidaria declaración de Santos, que marca una ruta inexorable para sentenciar a Correa, se complementó a otras dos que se rindieron hace pocos días. La de Pamela Martínez, ex asesora de Correa y principal implicada en el caso Arroz Verde. En su declaración jurada ante la jueza Daniella Camacho, pidió perdón al país, a su secretaria, Laura Terán, también presa, y aseguró que Rafael Correa se benefició de su inexperiencia política. Sostuvo que el presentante de una empresa le dijo que no tenía el dinero de la coima porque no existía acuerdo en el porcentaje. Este hecho Martínez se lo contó a Rafael Correa en su despacho y la respuesta del mandatario fue: “tranquila, tranquila, ha de ser una confusión”.

La otra testigo, Laura Terán, la secretaria de Martínez, que se encargó de consolidar la contabilidad, ingresos y egresos, para las campañas del partido de Correa dibujó, en su comparecencia, un esquema para explicar cómo funcionaba la estructura de sobornos. Como beneficiarios mencionó a Galo Mora, ex secretario particular de Correa. María de los Ángeles Duarte, exministra de obras públicas; Viviana Bonilla, ex candidata a la alcaldía de Guayaquil y Vinicio Alvarado, hombre duro de la propaganda que además asesoró a Gustavo Petro en su campaña para la  presidencia en Colombia. En la lista señaló a Rommy Vallejo, el ex jefe de inteligencia.

El caso Arroz Verde provocó la captura del abogado Alexis Mera y la confiscación de su teléfono celular, equipo del que la fiscalía recuperó todos sus mensajes de chat con Rafael Correa y el resto del gabinete. Esa información reposa en al menos 5 mil páginas e identifica con claridad temas no solo relacionados al manejo ilícito de recursos, también a la manipulación de la justicia y su influencia en casos donde grandes cantidades de recursos estaban en juego, la persecución a opositores y periodistas.  

El caso Arroz Verde también involucra a la campaña electoral del actual presidente Lenín Moreno, el delfín político que traicionó a Correa. Hasta el momento la fiscalía no investiga ese período electoral, el portal periodismodeinvestigación.com señaló que existen registros por al menos 7.7 millones de dólares en favor de esa campaña electoral.