Gabriela Henriquez, autor en Runrun

Gabriela Henriquez

Chapa del Cicpc no amedrenta al COVID-19
29 oficiales activos del Cicpc están infectados de COVID-19 en la zona metropolitana. 
Dos divisiones de este cuerpo policial en Caracas, con un promedio de 70 oficiales,  tendrían a funcionarios contagiados. 

@gchenriquez1 

Al Venezuela haber alcanzado los primeros mil casos de COVID-19, el número de contagiados ha aumentado de a miles en periodos cada vez más reducidos. Al 4 de agosto, Venezuela ya alcanza 21.438 casos, y si bien se conoce de personal médico que ha fallecido, es menos escuchado el número de contagios de funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado.

Una filtración a la que tuvo acceso RunRun.es revela que 29 funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas y Penales (Cicpc), trabajadores de la División de Investigación de Robos, en la sede ubicada en La Candelaria, tendrían COVID-19, según los resultados de las pruebas rápidas. Las divisiones tienen en promedio 70 funcionarios, por lo que 43% de esta división tendría el virus. 

Se trata de 27 hombres y dos mujeres, quienes resultaron positivo para la prueba rápida entre el 23 y el 25 de julio. Los contagiados de COVID-19 tienen entre 21 y 50 años. Los cargos que ocupan son detectives en jefe (10), detectives (5), detectives agregados (5), inspectores en jefe (4), inspectores agregados (3), 1 inspector y 1 comisario.

Todos están asintomáticos, pero contrario a la orden dada por Nicolás Maduro el pasado 7 de abril, se encuentran cumpliendo el aislamiento en sus sitios de residencia y no en hospitales centinela, CDI, u hoteles habilitados para atender casos, según informó a RunRun.es un funcionario de ese cuerpo policial.

Estos funcionarios contagiados del virus estarían cumpliendo el aislamiento en Distrito Capital (24), Miranda (4) y Zulia (1), de acuerdo a la data obtenida por RunRun.es. Además, 21 estarían en el Municipio Libertador, mientras que los otros casos estarían en Baruta, el Junquito, Antímano, El Valle, Sucre, Ocumare del Tuy, Guatire, y un caso en Maracaibo.

Una fuente, que prefirió mantenerse en el anonimato, aseguró que a todos los funcionarios los enviaron para sus casas a cumplir el aislamiento y detalló que no todos salieron positivos en la prueba PCR. No pudo precisar cuántos serían porque “hay mucho hermetismo”, pero indicó que en estas mismas instalaciones, hay por lo menos 80 detenidos, entre los que también hay personas que dieron positivo. 

Adicionalmente, la persona consultada indicó que en la División de Aprehensión, con sede en El Rosal, también hay funcionarios activos del Cicpc contagiados y casi todo el personal está en aislamiento. “Lo que sí tienen callado es lo de El Rosal. Eso está muy complicado. Imagínate que un tipo que sea el número 2 (subjefe) de un despacho está montado guardia con un nuevo. Eso es algo que nunca se ha visto”, dijo. 

Para visualizar cómo se habría desplazado el virus por la ciudad, RunRun.es realizó un gráfico en el que se demuestra el probable foco de contagio, en La Candelaria, y el movimiento del virus a otras zonas. 

Más allá de Caracas

Distrito Capital no sería la única entidad en donde un número importante de funcionarios del Cicpc se han contagiado de COVID-19. Al menos 86 trabajadores de éste cuerpo de seguridad en el estado Táchira resultaron positivos en las pruebas rápidas, según lo reportó el periodista Jean C. Rodríguez a través de su cuenta en la red social Twitter.

Rodríguez detalló que en el Eje Contra Homicidios se contabilizan seis afectados por el virus, en la Delegación Municipal otros 35 detectives, en el Bloque de Búsqueda, cinco funcionarios; tres en la Delegación Estatal; nueve en el Laboratorio Criminalístico; cinco en el eje de Homicidios (base en San Cristóbal); 23 en el Eje de Vehículos, y “un número importante de presos”. 

También hizo referencia al fallecimiento en el estado Miranda del inspector en jefe del Cicpc, Jonny Alexander González,  el pasado 2 de agosto, presuntamente por tener coronavirus. 

Sobre el número de presos contagiados en el estado, Amelia Fressel, denominada autoridad única en salud en Táchira, confirmó a través de un contacto radial el pasado 31 de julio, que hay nueve reclusos en los calabozos del Cicpc que dieron positivo a la prueba PCR. Inicialmente, se les practicó a todos los test rápidos y 119 dieron positivos pero tras la aplicación de las PCR fueron nueve a quienes se les confirmó tener COVID-19. 

EN CLAVES | Entrevista a John Bolton: “Donald Trump es un presidente amoral”
En una entrevista realizada por El País, el exconsejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos retrata a Donald Trump como un mandatario impulsivo. 
También detalló que la oposición venezolana estuvo muy cerca de derrocar a Maduro el 30 de abril de 2019, pero no conoce toda la historia de lo que salió mal. 

John Bolton fue el Consejero de Seguridad Nacional para los Estados Unidos entre abril de 2018 y septiembre de 2019, fecha en la que salió de la Casa Blanca. Al haber publicado su libro The room where it happened (La habitación donde sucedió), reveló detalles sobre su gestión bajo la presidencia de Donald Trump. 

El País publicó una entrevista realizada a Bolton en la que se detalla la opinión del ex-funcionario sobre Donald Trump, y se mencionan posturas tanto de él como de la Casa Blanca, sobre Venezuela. Aquí resumimos la entrevista en claves. 

“Quería que fuera una historia (el libro) de lo que pasó durante mi tiempo en el Gobierno porque pude participar en una serie de cosas que no acabarán escritas necesariamente en ninguna parte (…) Dado que estamos en año electoral, es una forma de mostrar la historia a los votantes y que puedan tomar decisiones de cara a noviembre”.

“Él dice que yo era demasiado optimista sobre las probabilidades de éxito de la oposición (de Venezuela). No nos hacíamos ilusiones, no creíamos que fuera fácil, pero Trump lo pintó como si lo fuera. En cualquier caso, él tomó todas las decisiones, y el liderazgo implica asumir la responsabilidad por tus decisiones”. 

“La oposición estuvo muy cerca de derrocar a Maduro el 30 de abril de 2019 [un alzamiento que fracasó]. No conocemos toda la historia de lo que salió mal, pero tenemos razones para pensar que los cubanos y los rusos lo mantuvieron en el poder”. 

“Creo que una mayoría abrumadora de la gente en el país (Venezuela) está en contra del régimen, pero los altos cargos están todavía financiados por el dinero del narcotráfico, que es una fuente de financiación mejor que el petróleo y gracias a ello se mantienen en el poder”.

“Son frágiles (el gobierno de Maduro), si los cubanos se van mañana, el régimen cae al día siguiente. Es muy importante dirigir la presión sobre las FARC y el ELN, sobre los narcoterroristas, cortar esa vía de financiación”. 

“Si Trump prestase más atención a América Latina, se aseguraría que otros gobiernos también mantendrían la presión”.

“Bueno, creo que es un presidente amoral, que se centra en las cosas que le ayudan a la reelección sin basarse necesariamente en lo que es mejor para EE UU”. 

“Los demócratas estrecharon mucho el cerco de la investigación en el caso de Ucrania. Querían que el impeachment terminase antes de sus primarias para elegir candidato presidencial, basaron la estrategia en su conveniencia política, algo a lo que tienen derecho, pero que revela la verdadera naturaleza de su intención”.

“Hay una parte de lo que hace (Trump) que sí creo que es actuación, él sabe que monta un show, pero es el mismo repertorio una y otra vez”. 

“Y muestra que él no piensa basándose en una filosofía o en una política. Es simplemente cómo se levanta un martes por la mañana o cómo se siente un jueves por la tarde”.

“Diferentes jefes de Gabinete han tratado de meter a Jared Kushner (yerno y asesor de Trump) y a Ivanka [hija del presidente y esposa de Kushner] en la estructura organizativa normal de la Casa Blanca y han fracasado”. 

“Es un problema tener familiares tan cercanos al presidente sin experiencia en los temas en los que entran”.

“De algún modo todos nos hemos dado cuenta tarde de que China es una amenaza, el modo en que organiza su sociedad, cómo juega con diferentes reglas en la economía internacional, su creciente amenaza militar, el peligro que suponen las tecnológicas como Huawei o ZTE”. 

“Creo que la mayor autocrítica es no haber sido efectivo en evitar que Trump hiciese cosas que en última instancia no beneficiaban a la seguridad nacional, como las negociaciones con Kim Jong-un. En el mejor de los casos, fueron una pérdida de tiempo y, en el peor, dieron dos años más a Corea del Norte para avanzar en sus misiles y programas nucleares”.

Juan Guaidó condenó torturas y tratos crueles contra Gilber Caro
Caro fue detenido el 20 de diciembre de 2019 junto a su asistente Víctor Ugas.

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, rechazó el domingo 26 de julio, las torturas y tratos crueles de las que estaría siendo víctima el diputado Gilber Caro.

A través de su cuenta en la red social Twitter, el también presidente de la Asamblea Nacional explicó que “es práctica de la dictadura torturar incluso hasta la muerte”, y que con estas acciones en contra de Caro, se “pretende generar terror a los que por años hemos luchado”.

Recordó el caso del concejal Fernando Albán, quien según el gobierno de Nicolás Maduro, se suicidó estando en el Sebin, y Guaidó afirma que murió debido a las torturas que le aplicaron.

Gilber Caro fue detenido el 20 de diciembre de 2019 junto a su asistente Víctor Ugas, acusado de presunta tenencia de explosivos, aunque su juicio no ha avanzado hasta el momento. El diputado estuvo casi un mes desaparecido forzosamente junto a Ugas, hasta que el 10 de enero de este año, el fiscal impuesto por la ANC, Tarek William Saab, informó que se encontraba detenido en la sede de las FAES.

Ayer la hermana del parlamentario denunció las condiciones en las que se encuentra recluido en la sede de las FAES ubicada en Caricuao. En declaraciones reflejadas por el comisionado del gobierno interino para los Derechos Humanos, Yeidi Caro señaló que su hermano está durmiendo «debajo de una escalera. Un espacio muy pequeño, sin colchoneta, en unas tablas, sin luz y sin poder asearse. Un derecho que tienen todas las personas».

Venezuela registra 534 casos y alcanza los 142 fallecidos este #26Jul
470 casos son de transmisión comunitaria y al día hoy se reportan cuatro nuevos fallecidos. 
El país llega a 15.463 casos de COVID-19. 

Nicolás Maduro, en cadena nacional desde su residencia, informó este domingo 26 de julio que se registraron 534 casos de coronavirus, de los cuales 470 son de transmisión comunitaria y 64 “importados”. 

Delcy Rodríguez, desde el Palacio de Miraflores, detalló la ubicación de los casos reportados. En Distrito Capital se registraron 199, en Miranda 59, en Zulia 45, Táchira registró 29, Bolívar 29, Sucre 29, Mérida 25, Guárico 12, Aragua 12, Lara 10, Trujillo 7, Carabobo 7, Nueva Esparta 4, Anzoátegui 1, Monagas 1, y Apure 1. 

En referencia a los casos “internacionales” o “importados”, Rodríguez detalló que 60 provienen de Colombia (38 por Apure y 22 por Táchira), 2 de Perú (por Táchira), 1 de Ecuador (por Táchira) y 1 de Brasil (por Bolívar).

Adicionalmente, la vicepresidenta detalló la ubicación por parroquias de los casos de coronvairus en Distrito Capital y en Miranda. El Valle registra 46, Altagracia 28, Sucre 26, El Recreo 12, Parroquia 23 de Enero 9, Junquito 8, San Juan 8, El Paraíso 8, Caricuao 7, La Vega 7, La Candelaria 4, Santa Rosalía 4, Coche 3, Macarao 4, San Agustín 4, Antímano 3, La Pastora 2, Santa Teresa 2, San Bernardino 1, San Pedro 1.

En Miranda la distribución es la siguiente: 27 casos en Sucre, 15 en Baruta, 3 en Los Teques y 2 en Guatire. 

Además, Rodríguez informó sobre 4 fallecidos más, registrados en las últimas 24 horas. Todos son hombres y estarían ubicados en los estados Carabobo, Zulia, Lara y Sucre. 

Por otro lado, hay 9.746 recuperados (63%), de los cuales 5.575 son casos activos. Hasta hoy hay 15.463 casos totales de coronavirus.

Fases de cuarentena 

Nicolás Maduro informó que ante el aumento de los casos de COVID-19 en Distrito Capital, Miranda, Zulia, Sucre, Bolívar, La Guaira y Táchira, pasarán a la fase 1 de cuarentena radical. 

En la fase 2 de flexibilización parcial están los estados Anzoátegui, Aragua, Falcón, Lara, Nueva Esparta, Yaracauy, Carabobo, Monagas y Mérida.

Y en la fase 3 de flexibilización amplia están los estados Portuguesa, Guárico, Barinas, Amazonas, Delta Amacuro; Trujillo, Cojedes y Apure, a excepción de los municipios fronterizos.

“Hemos detectado que el 70% de las personas contagiadas en los estados del nivel 1 de foco, lo han hecho en fiestas. Las rumbas se han multiplicado, y mientras más rumbas, más coronavirus. Eso es automático. Yo no sé qué más tengo que explicar y decir para que esto se entienda”, dijo Maduro. 

Detalló además que el 62% de los contagiados en Venezuela está en un rango de edad de 20 a 49 años. Asimismo, el porcentaje de casos asintomáticos está entre 80 y 85%. “Es evidente que tenemos un problema, pero estamos a tiempo de solucionarlo, a partir de mañana, toca la flexibilización, yo he hecho una consulta”.

Sobre los casos activos, reveló que Caracas tiene 1.746, de los cuales se han recuperado 818 y hay 24 fallecidos. En Miranda hay 927 activos, 358 recuperados y cuatro fallecidos. En el Zulia hay 588 activos, 1.864 recuperados y 45 fallecidos. En Sucre hay 273 activos, 277 recuperados y cinco fallecidos.

Vargas tiene 240 casos activos, de los cuales se recuperaron 56 y suma un fallecido. En Bolívar hay 179 activos, 257 recuperados y dos fallecidos.

Los casos activos en Caracas por parroquias son: El Valle, 380 casos; Catia, 261; Coche, 141; La Vega, 105; El Recreo, 95; San Juan, 93; El Paraíso, 89; 23 de enero, 67; y Santa Rosalía, 50 casos.

En hospitales se están atendiendo a 4.269 personas, en los CDI 1.170 y en las clínicas privadas 136. 

Sobre el crecimiento de los casos de coronavirus en el país indicó que en marzo se registraron 143 casos, en abril 190, en mayo 1.178, en junio 4.321 y en lo que va del mes de julio 9.631 contagiados. 

534 casos

Federación Venezolana de Fútbol pide ayuda a la FIFA ante persecución de su presidente
Jesús Berardinelli, el presidente, fue detenido el pasado 20 de julio. 

Los presidentes de las asociaciones de fútbol regionales, miembros de la Asamblea General de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), emitieron este domingo un comunicado dirigido al Secretario General de la Federación, Tomás Álvarez, y al Secretario General de FIFA, Fatma Samoura, pidiendo que se activen los protocolos de ayuda económica para su Presidente en ejercicios, Jesús Berardinelli, quien se encuentra hospitalizado tras su detención extrajudicial. 

Rechazaron también la campaña difamatoria a la que han sido sometidos por redes sociales Berardinelli y las asociaciones regionales “con el objetivo de crear una imagen negativa de nuestra institución rectora ante la opinión pública”. 

Además, en el documento se solicita al actual Secretario Generla de la FVF, Tomás Álvarez, que haga llegar a las asociaciones regionales de manera digital la carta de renuncia de del expresidente de la FVF Laureano Gonzalez Sampedro, la cual jamás fue presentada públicamente.

El pasado lunes 20 de julio Berardinelli habría sido detenido por organismos de seguridad del Estado en San Felipe, Yaracuy. La información fue confirmada por EFE, al consultarle a una fuente de la entidad deportiva, luego de que el rumor circulase durante todo el día de manera extraoficial. 

 

En las redes sociales también circuló una supuesta orden de aprehensión contra Berardinelli, fechada el día 17 de julio, en la que se le acusa de malversar fondos públicos, forjar documentos ydifamar al exseleccionador de Venezuela, Rafael Dudamel, con quien mantuvo una relación tirante.

Sin embargo, la Fiscalía venezolana no ha informado de la detención, y tampoco respondió a la solicitud de Efe de confirmar el hecho ni certificar la veracidad o falsedad de la orden de detención datada hace tres días. La semana pasada, la Contraloría General de la República (CGR) anunció la apertura de una investigación contra Berardinelli al tiempo que solicitó a la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (Sudeban) la suspensión de las transacciones bancarias relacionadas con él.

Jugando con tapaboca

Jugando con tapaboca

Emigrar en tiempos de cuarentena: una travesía con una decena de alcabalas
Relato de una familia que se vio obligada a emigrar por las trochas en medio de una “cuarentena radical” en Venezuela. 
El país tiene una reducida oferta de vuelos humanitarios para sus ciudadanos y para personas de otras nacionalidades que buscan retornar a sus hogares. 

@gchenriquez1 

4:00 de la mañana del domingo 5 de julio. Cargar en la maleta del taxi los bolsos de 15 kilos con “todas” sus pertenencias. Despedirse de un grupo selecto de familiares y salir de Caracas en un viaje que duraría 12 horas. 

Una familia venezolana de tres integrantes salió del país en medio de la “cuarentena radical” impuesta por Nicolás Maduro ante los efectos de la pandemia del coronavirus en el país. Tenían  en sus planes emigrar ya que tenían una visa de residencia en Estados Unidos que se vencía a mediados de julio si no la utilizaban. De perderla, tendrían que renovarla y correr nuevamente con gastos que superan los dos mil dólares. Además tendrían que buscar una vivienda en la que alojarse por el tiempo que dure el confinamiento en el país, ya que los bienes que tenían los habían vendido. 

Por estas razones, el grupo familiar decidió salir de Venezuela por tierra para poder abordar el vuelo a EEUU, a sabiendas de las dificultades que tendrían en el camino. Para hacerlo, por dos semanas buscaron salvoconductos que les permitieran desplazarse por el país; ubicaron a un taxi que los movilizara desde Caracas a San Cristóbal, estado Táchira; y contrataron a un funcionario de los cuerpos de seguridad del Estado para que los cruzara por la frontera entre San Antonio, Venezuela  y Cúcuta, Colombia.

Su mayor miedo era hacer una inversión de tiempo, energía y dinero, y no poder llegar a Táchira, ante la posibilidad de que un funcionario impidiese el paso de la familia. Entre las 4:00 y las 7:00 de la mañana del 5 de julio no hubo ninguna alcabala o punto de control entre los estados Miranda y Cojedes. Igual de ausente estuvo la circulación de otros vehículos y el alumbrado público durante las primeras tres horas de viaje. La familia tampoco habló entre ella. Cada uno, a su manera y en silencio, cargaba con preocupaciones y miedos que no querían compartir con sus seres queridos. 

A partir de las 7:00 de la mañana comenzaron a aparecer las alcabalas y puntos de control en el camino. La primera fue al ingresar al estado Cojedes. Nada pasó. La segunda en Tinaco, también en Cojedes. 

Luego, la tercera alcabala, fue al salir de Guanare, estado Portuguesa. “A todos, incluidos los taxistas, nos quitaron las cédulas de manera apresurada presuntamente para revisarnos los antecedentes penales”, contó uno de los familiares. Al cabo de 20 minutos entregaron los documentos y pudieron seguir. 

Hasta el estado Táchira se encontraron con al menos cuatro puntos de control más que les permitieron seguir su paso sin complicaciones y sin exigir los salvoconductos. Pero al llegar al estado Táchira la historia cambió. 

Las trochas llegan a San Cristóbal

Al cruzar el peaje que separa a Barinas de Táchira en otra alcabala solicitaron los salvoconductos de todos los pasajeros. Un funcionario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) preguntó cómo le estarían pagando a los transportistas, “creemos que para exigirnos algún soborno”, aseguró un miembro de la familia. 

Al explicarle que el pago se realizó entre la empresa de transportes y la empresa que emitió dos de los salvoconductos, sin ninguno de los pasajeros estar involucrados, el funcionario procedió a revisar las maletas. 

“Como no consiguieron alimentos, ni algún elemento con el que se pudieran quedar, el mismo funcionario rompió -intencional o de manera accidental- el cierre de la última maleta que revisó. Luego nos dejaron seguir”, dijo un familiar. 

A tan solo un par de kilómetros, otra alcabala impedía totalmente el paso de salida o entrada al estado Táchira. Todos los conductores debían bajarse a “negociar” con un militar encargado, quien indicaba cuáles vehículos pasaban y cuáles no. 

Uno de los viajeros debió bajarse a hablar con el funcionario y no fue sino hasta que éste le mostró un salvoconducto del Ministerio de Salud, que dejaron pasar el taxi en el que se movilizaban. La última alcabala que la familia consiguió para ingresar al estado Táchira fue a unos 10 kilómetros de la anterior, en la que solo preguntaron por qué viajaban con tanta ropa. El temor del grupo de viajeros de no poder llegar al estado fronterizo había sido superado. 

A las 4:00 de la tarde de ese 5 de julio, el grupo familiar llegó al lugar en donde se alojarían por una noche para descansar. Al día siguiente pasarían la frontera para llegar a Colombia. 

San Cristóbal – San Antonio – Cúcuta

Cruzar la frontera entre Venezuela y Colombia solo es posible -al menos durante la cuarentena- si conoces a un militar, o a un trochero que conozca a un militar. Transitar de San Cristóbal a San Antonio implicó para la familia tener que atravesar al menos ocho alcabalas de funcionarios de la GNB, del Cuerpo de Investigaciones Científicas y Penales (CICPC), y de la policía del estado Táchira. 

En todas le preguntaron al militar que llevó la familia a la trocha, quiénes eran ellos y por qué tenían tantos bolsos. Por tratarse de un funcionario el que se adentraba a San Antonio, no tuvieron inconvenientes para pasar por los puntos de control. Sin embargo, la tensión y ese silencio ensordecedor que la familia había experimentado el día anterior, se repitió hasta llegar al cruce. 

Adentrados en San Antonio, el militar dejó a la familia en una calle. “De un lado tenía casas de cemento frisadas, con techos de zinc, y del otro un camino que conecta con la trocha. De ese camino apareció en trochero y le ordenó a uno de los jóvenes que estaban en la calle que acomodara nuestros bolsos”. 

El joven de unos 23 años amarró tres bolsos grandes con unas cuerdas y se los colgó de la espalda. Las mismas cuerdas que amarraban los bolsos tenían un trozo de tela que el muchacho se colocó en la frente para ayudarse a mantener el equilibrio de los 45 kilos que cargaba. Todos bajaron por un camino rocoso y con el piso resbaladizo -estaba lloviendo- y se acercaron a lo que sería el inicio del pase de la frontera. 

Luego de por lo menos tres semanas en las que la familia se mantuvo pensando en los riesgos de salir del país de manera irregular y entrar a otra nación de la misma manera, se dieron cuenta de algo: no estaban solos. 

En el cruce por la trocha había por lo menos 200 personas ingresando a Colombia y 200 más ingresando a Venezuela. A pesar de que el país se encontraba en una cuarentena estricta, centenares de personas -unas con tapabocas y otras no- transitaban entre las dos naciones sin ninguna restricción ni control sanitario. 

“El que no paga va por el río”

Funcionarios del CICPC vestidos de civiles, según indicó uno de los trocheros a la familia, son quienes tienen control de la frontera con Colombia. En medio de un caos en el que personas van y personas vienen, un grupo de al menos unos diez hombres, supervisan que todas las personas que salen y entran a Venezuela paguen su tarifa. 

“El que no paga va por el río”, decía uno de los jóvenes que inspeccionaba los sacos de comida que cientos de personas ingresaban a Venezuela. A la familia le revisaron y desordenaron absolutamente todas sus pertenencias -sin guantes, tapabocas, o alguna medida de bioseguridad- en búsqueda de alimentos o medicinas. No encontraron nada luego de diez minutos y los dejaron ir. 

Comenzaron entonces su camino hacia la ciudad de Cúcuta. En la vía atravesaron al menos dos puentes hechos con tablitas de madera que apenas se sostenían, uno de ellos por encima del río Táchira, que divide a Venezuela con Colombia. “Cruzamos tan rápido como podíamos, si te detenías a ver los puentes y detallabas su estado de fragilidad, te congelabas y no cruzabas”, aseguró uno de los familiares. 

Luego de 20 minutos de caminata rápida, con una lluvia que mojaba a la familia, a los trocheros, y a sus pertenencias, finalmente llegaron a suelo colombiano. Sin embargo, el paso de venezolanos que las autoridades colombianas permitían estaba pronto a cerrarse, por lo que metieron a la familia en una casa ubicada en territorio colombiano. 

emigrar 

“Desde ahí nos montaron uno a uno, de manera sigilosa, dentro de un taxi que nos llevó al hotel en el que nos alojamos en Cúcuta”. Ya la familia habría terminado lo más difícil de su viaje: salir de Venezuela. Al llegar a la ciudad fronteriza, el reto era desplazarse a Bogotá para finalmente tomar un vuelo humanitario que los llevaría a su destino final. 

Para eso tuvieron que contactar a un colombiano que trabaja en el terminal de autobuses de la ciudad para que les comprara el pasaje a todos, ya que en el país vecino era necesario también un salvoconducto para circular. 

Después de 16 horas de viaje en una carretera que solo tiene curvas, la familia llegó a Bogotá, y al cabo de dos días logró montarse en el avión que los llevó a Estados Unidos. Antes de abordar, fueron sancionados por las autoridades de migración colombiana por ingresar de manera irregular al país. Los funcionarios, empáticamente, les indicaron que entendían su situación como venezolanos, pero que ellos debían hacer su trabajo y multarlos. 

emigrar

Ahora, casi un mes después de haber salido del país, la familia asegura sentirse aliviada. La embajada de Estados Unidos en Colombia constatemente emite un comunicado indicando que los residentes americanos deben prepararse para una larga estadía en Venezuela ya que no han podido coordinar un vuelo humanitario con las autoridades del país. 

El comunicado, de alguna manera, es un consuelo que le reafirma a la familia que salir del país bajo las circunstancias que lo hicieron fue una buena decisión. Pero de igual manera se sienten una gran nostalgia por no haberse podido despedir de todos sus familiares y amigos; por haber dejado a un hijo y hermano en Venezuela, a la abuela, y a su mascota. 

Su preocupación ahora es cuándo podrán volver a Venezuela a buscar a las personas y cosas que tuvieron que dejar atrás porque no cabían en sus bolsos de 15 kilos. Ansían despedirse, como amerita, de sus seres queridos de los que no tuvo la oportunidad de hacerlo al haber tenido que emigrar en tiempos de cuarentena. 

Jorge Rodríguez reporta 650 casos de coronavirus y cinco fallecidos, la cifra más alta registrada hasta el momento
620 son comunitarios y 30 importados. Además, 237 se registraron en Distrito Capital. 
Con esto, el país alcanza los 14.263 casos. 

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, informó este viernes 24 de julio que luego de la 131 reunión de la comisión presidencial para atender el tema del coronavirus registraron un total de 650 casos entre comunitarios e importados de COVID-19.

Estos casos se dividen en 620 comunitarios y 30 importados y de ellos, el 38% (237) corresponden a Distrito Capital. Se registraron cinco nuevos fallecidos.

Sobre los cinco fallecidos, Rodríguez dio los siguientes detalles: 

Una señora de 47 años de edad, de Cabimas, docente.

Un señor de 68 años de edad, de Maracaibo, Santa Lucia, médico cirujano.

Una señora de Táchira, de San Antonio del Táchira, comerciante.

Un señor de 57 años, de Cumana, Sucre, medico epidemiólogo.

Un señor de 84 años, de Caroní, Ciudad Guayana, comerciante. 

“De los 30 casos importados, 21 provienen de Colombia, 8 de Brasil y 1 de Perú”, informó el ministro. 

El aumento en la cifra de casos registrados ocurre tan solo tres días después de que se activara para realizar pruebas PCR en el laboratorio del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), anunciado por Nicolás Maduro el pasado 21 de julio. 

De los 237 casos registrados en Distrito Capita, 59 corresponden a la parroquia El Valle. 

Rodríguez recordó que el coronavirus está en las 22 parroquias de la capital y «la única manera de interrumpir la cadena de transmisión es a través del distanciamiento social, cumplimiento  de la cuarentena, uso de la mascarilla, lavado de las manos».

Adicionalmente, 14 casos detectados en Distrito Capital provienen de otros estados:

2 de Carabobo, 2 de Mérida, 2 de Portuguesa, 2 de Táchira, 2 de Portuguesa, 1 de Bolívar, 1 de Cojedes, 1 de Guárico, 1 de Lara, 1 de Zulia. 

Tres fallecidos y 10 heridos en accidente de autobús en Baruta
Los pasajeros fueron atendidos por las autoridades del municipio. y los heridos trasladados a distintos centros de salud

Tres personas muertas y 10 heridas dejó el accidente de un autobús que se estrelló contra la pared de un edificio en la carretera vieja Baruta- Hoyo de la Puerta, aproximadamente a las 6:30 de la mañana de este viernes, 24 de julio.

Darwin González, alcalde del municipio Baruta, precisó que la unidad de transporte perdió los frenos y se chocó contra la estructura, en el sector entre Ojo de Agua y Monte Pino.

Los fallecidos son tres personas, incluyendo al chofer de la unidad, quien ingresó en estado crítico al Hospital Domingo Luciani en el Llanito y falleció horas más tarde.

La policía de Baruta y los equipos de Protección Civil, Salud Baruta, y los Bomberos del Distrito Capital, atendieron la emergencia y llevaron a los afectados a distintos centros de atención de salud.