Constituyente archivos - Runrun

Constituyente

Francisco Torrealba: “El presidente Maduro está dispuesto a ceder mucho, dentro del marco de la Constitución”
El constituyentista afirma que apoyarán irrestrictamente el acuerdo al que lleguen en el proceso de negociación
El también diputado reconoce que la pérdida del valor adquisitivo en el salario es una situación dramática

@Saracosco

ES CASI MEDIODÍA Y LA AVENIDA LECUNA tiene más movimiento de gente que de carros. Allí, casi al lado de la estación de metro Teatros hace vida la Federación de Trabajadores y Trabajadoras del Transporte. 

Es una especie de galpón amplio, con algunas sillas plásticas, el televisor encendido en el canal Venezolana de Televisión e imágenes en las paredes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Al fondo de un pasillo pequeño se encuentra la oficina del diputado y constituyentista, Francisco Torrealba, sentado en una silla color negro, detrás de una mesa del mismo color que contiene distintos documentos, carpetas y un porta bolígrafo con la cara de Hugo Chávez tallada en madera.

En otra mesa hay una gorra del Psuv y en una pared roja hay un cuadro con la imagen de Chávez. Rodeado de ese decorado que no deja dudas de la inclinación política de la Federación, el constituyentista – en entrevista exclusiva para Runrun.es – reconoce que la situación salarial es dramática y que el presidente Nicolás Maduro está dispuesto a ceder en el proceso de negociación de Barbados que en este momento está congelado.

Torrealba solo se refiere a Maduro con elogios. Juntos han compartido el camino sindical en el Metro de Caracas y por eso asegura que el presidente tiene el don de negociar. Pero el constituyentista también es cercano a la oposición, gracias a su participación en el Grupo de Boston, una asociación de parlamentarios de distintas ideologías que buscan acercamientos y negociaciones para superar la crisis. 

El también diputado de bajo perfil -y baja estatura- es un hombre que ha sabido moverse con soltura en varios tableros.

Días después de esta entrevista, la asamblea constituyente fue noticia al convocar una sesión especial en la que, según había denunciado el día anterior Juan Guaidó -presidente interino-, se tomarían medidas en contra de diputados y la Asamblea Nacional. En la sesión Torrealba no tomó derecho de palabra, pero como el resto de constituyentes aprobó el allanamiento de la inmunidad parlamentaria de cuatro diputados y la conformación de una comisión que evalúe posibles fechas para los comicios, que podrían adelantarse para este año. 

– ¿Cuál sería el balance de la ANC durante estos dos años?

Hemos asumido como tarea principal el restablecimiento de la paz. La ANC ha asumido el rol de un genuino representante de la expresión del pueblo que aspira dirimir sus diferencias en paz y que no haya ningún desenlace indeseado, como ocupación militar o guerra civil.

Hemos avanzado con la redacción de la Constitución. Adelantamos la forma como quedarían establecidos los artículos que, en materia de derechos de trabajadores, aspiramos que sean contenidos en el texto, que va a ser sometido a referéndum cuando se termine de elaborar la propuesta de Constitución.

– Está dentro de la Comisión de Trabajadores ¿Cuáles han sido sus propuestas?

Planteamos darle rango constitucional a disposiciones que están recogidas en la Ley Orgánica del Trabajo y que tiene que ver con derechos para la mujer, la protección de la maternidad, la familia y la retroactividad de las prestaciones sociales, que esperamos pase a ser un artículo de la Constitución. 

Agregamos los Consejos Productivos de Trabajadores y Trabajadoras. La protección que se le da a los sindicatos debe dársela también a esta nueva instancia para escuchar la opinión de los trabajadores, que son los que conocen y ejecutan los procesos productivos.

– También ha hablado sobre una nueva propuesta salarial para recuperar el valor adquisitivo, ¿Cómo va eso?

El tema del salario y el poder adquisitivo es uno de los más dramáticos en este momento. Llegamos a una situación en la cual no resultan suficiente las decisiones que se toman de forma ortodoxa. En la situación en la que nos encontramos de bloqueo genocida, por parte del Gobierno de EEUU, la principal víctima ha sido la baja del salario. 

Tenemos que romper esa concepción de que no vale la pena trabajar y que el salario que recibe la gente por su trabajo tenga valor. Mucha gente en la actualidad dice ´para qué voy a trabajar si con lo que trabajo no me alcanza para nada´. Estamos frente a la exploración y la consulta con los trabajadores para crear mecanismos que permitan la recuperación progresiva del poder adquisitivo.

– ¿Considera que la situación salarial y de los trabajadores es producto de las sanciones? 

Sin duda, no hay área del país que se desarrolle con normalidad desde que comenzamos a ser objeto de las sanciones. En principio pretendían ser de presión a la dirigencia del chavismo que gobierna. Ahora nadie está exento de ser víctima de esas sanciones y el salario ha entrado en todas las cosas que se lleva por delante el bloqueo.

No puedo afirmar que exclusivamente han sido las sanciones lo que ha destruido el trabajo y el valor del salario. Pero creo que tendría un peso de un 95%, a modo ilustrativo. 

Es posible que haya políticas que no han sido acertadas. Pero el impacto sobre la situación actual es muy mínimo respecto a lo que sí nos tiene en una situación crítica, que es el bloqueo que se impone a todos los venezolanos. 

– Pero en el informe presentado por Michelle Bachelet se afirma que la crisis económica empezó mucho antes de las sanciones

Si, tenemos crisis desde hace bastante rato. Cuando llegó el Comandante Hugo Chávez al gobierno, ya teníamos una crisis económica aguda. Con las políticas que implementó el Comandante Chávez se logró reactivar la economía.

Políticas acertadas unas, criticables otras. Existían problemas económicos antes de las sanciones, pero con las sanciones es un cambio abismal entre las dificultades que teníamos sin sanciones y las que tenemos con sanciones. 

– ¿Considera que el haber llamado a elecciones presidenciales a través de la ANC fue un error político?

No. Desde la ANC hemos convocado varias elecciones y se han producido demostraciones extraordinarias de participación. Incluso en medio de algunas de esas elecciones la oposición han obtenido victorias. 

– ¿Cree que la Asamblea Nacional es legítima?

Como poder es legítima, pero el manejo de ese poder se ha ilegitimizado. Cuando se toman decisiones sin quórum o asume el papel de confrontarse con los poderes, se entra en un proceso de degradación que lleva a esta situación. A que una persona de ese cuerpo, en una plaza, sin ningún tipo de respaldo de ley ni Constitución dijo que era el presidente de la República y algunos se lo han creído. 50 países por lo menos dicen que él es el presidente de la República. 

Ojalá en el próximo período volvamos a los niveles de cordura que nos permitan dialogar. Tenemos el deber de resistir, pero podríamos tener una convivencia pacífica con nuestros adversarios. 

– Es decir, que por ahora la bancada del GPP no volverá a la Asamblea Nacional

Estamos listos para estar ahí. Somos más de 50 parlamentarios elegidos por el pueblo, igual que ellos. Aunque el tiempo se acaba. Si antes de las elecciones, deciden salir del desacato y ponernos a trabajar por el bien del país, que es lo que aspiran los venezolanos, estamos listos. 

– Ahora hay un nuevo proceso de diálogo entre el gobierno y la oposición, ¿Cuál cree usted que sea la diferencia entre este proceso y los anteriores?

Me parece que todo diálogo es bueno. Agradecemos el apoyo que ha ofrecido Noruega, para que pueda darse algo que parece extraordinario, pero que debería ser lo más normal del mundo, que es que hablen las partes que están en confrontación. 

No conozco con exactitud la metodología que se lleva adelante. Lo que se sabe es que los representantes de las dos partes han dejado establecido los puntos sobre los cuales se dialoga. 

Más allá de esa instancia, tiene que darse el diálogo entre los venezolanos que pensamos de manera distinta, pero nos respetamos. Con la orientación de nuestro querido presidente obrero, Nicolás Maduro, que tiene la gran virtud de negociar, porque lo conocemos desde que negociábamos los contratos colectivos del Metro de Caracas.

– ¿En qué cree que tiene que ceder el Gobierno y la oposición?

Todos tienen que ceder y escuchar a ver qué es lo que aspira al otro. El presidente está dispuesto a avanzar y ceder mucho, dentro del marco de la Constitución. Quisiéramos también que la oposición entienda que le hace un flaco favor al país auspiciando medidas, que tienden a destruir.

– ¿Cree que el presidente Maduro cedería a unas nuevas elecciones presidenciales?

El presidente está listo para participar en todas las elecciones que le toque. En el marco del diálogo, honestamente no sé si eso es un tema que se maneja, es posible que si y esas valoraciones le corresponde hacerla a los que forman parte del equipo que el presidente Maduro designó como sus representantes. 

Los vamos a apoyar en todos los acuerdos que hagan. No saldremos a tirarle piedra a lo que se firme allí, indistintamente de cual sea el resultado. 

– Usted forma parte del Grupo de Boston, donde también trabaja con otros dirigentes que son de oposición ¿Considera que el país está preparado para ese tipo de reencuentros?

Si, el Grupo de Boston ha logrado, concretamente y a la calladita importantes objetivos. Vemos en el Grupo de Boston a la Venezuela que queremos. Allí hay gente que no cede en sus posturas, pero escucha al otro y no lo agrede. 

La mayoría de los que escucho en la oposición dicen que quieren una Venezuela bien chévere. Como la queremos nosotros. Nuestras posiciones que pudieran estar encontradas, posiblemente tengan intereses comunes. Cuando se pone por delante los intereses del país, no es difícil coincidir.

– Usted compartió con Juan Guaidó en la Asamblea Nacional, ¿Qué opinión le merece ahora y cuál cree que es su rol dentro de la oposición?

El año que estuve en este periodo, que fue cuando Juan llegó, me pareció un diputado bastante normal. No pude identificar ninguna característica destacable en la poca relación que tuvimos. Un año no fue suficiente para conocerlo.

Ahora esta situación que le sobrevino, me imagino que para él, es muy compleja. Está jugando con el destino del país y es de alto riesgo. En mi criterio político, él debería hacer lo que corresponde para sacar a Venezuela del sufrimiento en el que estamos. Aquí sí vale un consejo, que yo no soy quien para dárselo a la oposición, recomendaría que buscaran el reencuentro con el camino democrático.

¿Para quién escribió el consejero Abrams? por Armando Martini Pietri

IMAGINEMOS AL EMISARIO ESPECIAL para tratar la situación venezolana Elliott Abrams (político, escritor, diplomático, trabajó para Reagan/Bush, condenado por el escándalo Irán-Contra mientras servía al 40 mandatario, indultado por el 43 presidente), -en la actualidad trabaja en el Consejo en Relaciones Extranjeras-, llegando a su despacho, ordenando a sus colaboradores “por favor escríbeme algo para publicar, salir del paso y no tenga que dar explicaciones”.

El autor prologó inteligente, describió la añorada Venezuela de hace medio siglo, ejemplo de modernidad, partidismo, democracia, moderada justicia, razonable libertad de expresión; resaltando un país atiborrado de recursos, amable y generoso con los migrantes del mundo.

Luego establece el fracaso y negación de lo bueno, se refiere a los chavistas como ángeles caídos del cielo, pero no a todos los venezolanos. Como si no fueran responsables de la tragedia y su peor heredero, la afrenta castro madurista, violadora de los Derechos Humanos, usurpadora del poder, e inescrupulosos para proseguir, con la destrucción y expoliación. No menciona o se olvida la naturaleza delictiva del chavismo madurismo, castro comunismo, que no admite convivencia en la sociedad patibularia en que han convertido el Estado venezolano.

Les habla con dulzura, invita a la reflexión, entre continuar siendo soporte del desastre madurista y a la Asamblea Nacional, la cual califica chavista en vez de Constituyente, solicita se reincorporen en sus asientos de la Asamblea Nacional legítima para luchar democráticamente. ¡Sorprendente ingenuidad! Estamos en una encrucijada de aliados internacionales, temerosos, renuentes a una intervención, no han sabido o querido calibrar la calaña de los que tienen control del territorio. El desafío para explicar las complejidades del problema que enfrentamos, es inmenso. Y, ante el reproche injusto, inhumano, incivil e ignorante, corresponde a los venezolanos resolver asuntos propios, solo un ejemplo; pueblo alemán, segunda guerra mundial.

Reconoce el chavismo acogió en una época, y fue voz, de quienes habían sido excluidos, lo cual es falso y truhana manipulación. Los primitivos comunistas no se integraron a los partidos que construyeron la fortaleza democrática venezolana, no pensaban en más democracia, sino la impuesta por el castrismo cubano. Por eso permanecieron enfurruñados en pequeñas dependencias hambrientas de contribuciones que no llegaban desde cuando fueron derrotados por allá en los años 60/70, dejando de asaltar bancos, trenes, aviones, secuestrar ricos y famosos.

Por eso fueron de ninguna o escasa importancia, sin relevancia -se comentaba con no poca ironía del “permanente 5% de la izquierda”, es decir, de esos partidos castristas unidos, que no se unían, pero delinquían cada uno por su cuenta.

La habilidad de comunistas como Maneiro y Petkoff estuvo en apartarse de la pomposa chulería habanera, fundando movimientos de izquierda con ideologías y objetivos diferentes. El laboralismo industrial guayanés e izquierdismo juvenil, culto, estudiado, profesional pero en redil democrático.

El castrismo venezolano, sus aliados el chavismo-madurismo traspasó todo límite moral, ético y humano en su trato con los ciudadanos, perdieron contacto con la realidad, sus referentes son la inmoralidad que exime cargo de conciencia, única manera de proseguir, sin remilgos, sucios negocios, robo público, violación ciudadana y podredumbre en el actuar. Representan la necesidad existencial de sobrevivencia. ¿Con estos sinvergüenzas se puede negociar un acuerdo para que se vayan? Es decir, se parte de un principio errado, estamos en democracia con demócratas. Sin embargo, el asesor presidencial gringo en nada menciona o hace referencia, al régimen que convida insistente a formar la nueva Venezuela, libere a los diputados perseguidos, políticos exiliados, acosados, asilados y presos torturados.

No se pasearon por la Venezuela del chavismo cubano, pero Elliot Abrams y su escritor lo ignoran. Sólo se preocuparon en repetir lecciones de democracia, lugares comunes, reiterar pendejadas sabidas, remachar enumeración de errores cometidos por la autocracia castrista, llamar a los chavistas a integrarse al movimiento para darle vacaciones al usurpador. El enviado especial, va más allá, reafirma, la necesidad que la crisis se resuelva por la vía electoral y se atreve sin pudor ni rubor a convocar al chavismo para apoyar la transición, garantizando que será un actor relevante en el futuro. ¿Trampa, ignorancia, desconocimiento, estupidez, conveniencia, complicidad o simple sarcasmo?

Para luego, solicitar a los venezolanos se unan en la lucha por la democracia. Eso sí reviste importancia. La oposición tiene años de querella, no puede negársele, sería injusto, mediante un esfuerzo desunido e intereses propios por conservar, sin poder ocultarlo, sucesión de fracasos que hemos visto antes y sufrido reciente; el fiasco del 23F, la estulticia del 30A, la inmensa tontería de Noruega al asistir, reconocen la delincuencia organizada castrista y socios, situándose peligrosamente en paridad moral, inexplicable, dada la eventualidad cierta de un pacto para otra estafa electoral, que hampones, ladrones bolichicos, interesados enchufados, convenientes cohabitantes y los siempre sinvergüenzas anhelan lascivos. Erróneo plantearse la negociación como alternativa a una solución de fuerza, que parece inexorable. El apaciguamiento no resultó con Hitler ni resultará con el fascismo, tampoco con venezolanos y mentores cubanos.

En todo ese lapso, duro, doloroso, sangriento, sólo ha habido una constante, el empeño de Soy Venezuela, María Corina Machado, quienes la acompañan, siguen y se suman a la ruta del coraje, de no dar sus principios a torcer, y una novedad, Juan Guaidó, que aún a su pesar no engaña sino se deja engañar -con su entorno descompuesto- por mucho entusiasmo que genere, y lo genera, pero con cada engaño se erosiona. Quienes deseamos salir de esta ignominia debemos estar genuinamente preocupados.

Los estudios de opinión reflejan números atronadores: la mayoría del presidente interino oscila entre 40% y 45%. Nos enfrentamos a un destino frente a una nación -exagerando- puede dejar de serlo ante el arrase descomunal, grosero y abusivo, que han hecho de las instituciones, normas, principios éticos ciudadanos, valores de convivencia. El estado de alteración, desorganización social y aislamiento por incongruencia combinado con anarquía, es ¿enemigo o peor solución?

 

@ArmandoMartini 

ANC propone a Maduro fusionar ministerios y designar a “dirigentes políticos de base”

LA COMISIÓN DE SOBERANÍA e integridad territorial de la asamblea constituyente, presidida por Gerardo Márquez, propuso al gobierno de Nicolás Maduro una reestructuración de la cartera ministerial que consiste principalmente en fusionar ministerios y designar a funcionarios que “sean dirigentes políticos de base, con créditos académicos y profesionales en la materia o área a dirigir, disposición y disciplina”.

La propuesta de la instancia de la ANC incluye la redacción de una “Ley Constitucional para el reordenamiento del Estado y del Sistema de Gobierno” a fin de que se “armonicen las funciones del Estado”. Los constituyentes también plantean que los ministros deberían durar por lo menos un año para “poder darle continuidad y seguimiento a las políticas públicas”.

La comisión de la constituyente también propone que se abran “procedimientos de contraloría a los funcionarios designados y familiares directos durante el ejercicio de funciones y tras su salida, si hubiera lugar”. No obstante, desde el año 2016 los ministros no publican las memorias y cuentas de sus gestiones.

En algunos casos, hay funcionarios que acumulan más de tres años al frente de un despacho. Uno de ellos es el general del Ejército Vladimir Padrino López, quien de ocupar el cargo de jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional fue en octubre de 2014 designado ministro de Defensa, en sustitución de Carmen Meléndez.

Otro caso es el del mayor general Luis Motta Domínguez, a quien Maduro nombró ministro de Energía Eléctrica en agosto de 2015, mismo mes cuando fue designado presidente de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), en sustitución de Jesse Chacón, quien estuvo a cargo de la estatal por más de dos años, desde abril de 2013.

Maduro, considerado como “ilegítimo” por la Asamblea Nacional y buena parte de la comunidad internacional, solicitó recientemente la renuncia de su gabinete. Así lo informó el domingo pasado la vicepresidente de Maduro, Delcy Rodríguez, por Twitter: “El presidente Nicolás Maduro ha solicitado a todo el gabinete Ejecutivo poner sus cargos a la orden a los efectos de una reestructuración profunda de los métodos y funcionamiento del gobierno bolivariano para blindar la patria de Bolívar y Chávez ante cualquier amenaza”.

El lunes pasado, el líder de la ANC y primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, expresó que el PSUV “apoya absolutamente todas las decisiones de nombramientos de ministros, ministras, y de la reestructuración del gobierno”.

En 1998, un año antes de que el fallecido presidente Hugo Chávez asumiera el poder, en febrero de 1999, había apenas 16 ministerios, por lo que el mandatario había prometido que reduciría ese número, pues “con nueve o diez se puede gobernar”. Sin embargo, hasta junio de 2018, el chavismo contaba con cerca de 33 ministerios, de acuerdo con la Gaceta Oficial 41419, que son: Despacho de la Presidencia, Relaciones Exteriores, Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Defensa, Comunicación e Información, Economía y Finanzas, Industrias y Producción Nacional, Comercio Exterior e Inversión Internacional, Agricultura Productiva y Tierras, Agricultura Urbana.

También son el Ministerio de Pesca y Acuicultura, Alimentación, Turismo, Petróleo, Desarrollo Minero Ecológico, Planificación, Salud, Pueblos Indígenas, Mujer y la Igualdad de Género, Atención de las Aguas, Juventud y Deporte, Servicio Penitenciario, Trabajo, Cultura, Educación, Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Ecosocialismo, Hábitat y Vivienda, Comunas y Movimientos Sociales, Transporte, Obras Públicas, Energía Eléctrica y Nueva Frontera de Paz.

¿Qué proponen?

Fusionar los ministerios de Agricultura Productiva y Tierras, Pesca y Acuicultura y Agricultura Urbana para crear el Ministerio de Agricultura, Pesca y Acuicultura.

Fusionar los ministerios de Ecosocialismo, Atención de las Aguas y Desarrollo Minero en el Ministerio de Recursos Naturales y Protección Ambiental.

Fusionar los ministerios de Cultura, Juventud y Deporte y adscribir a ese despacho la estructura organizativa de Viceministerio al de Pueblos y Comunidades Indígenas, “considerando que su creación es discriminatoria, en todo caso, también debería existir un ministerio de afrodescendientes o de otro colectivo”.

Fusionar los ministerios de Obras Públicas y Transporte.

Crear un único Ministerio de Educación “con viceministros que atiendan los distintos niveles de educación del país”.

Crear un único Ministerio de Ciencia, Tecnología e innovación.

Separar el Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz en dos ministerios: uno de Asuntos Interiores y  otro de Justicia y Derechos Humanos.

Eliminar el Ministerio de Comunas y que “todos los Ministerios lleven en su planificación la comuna como eje transversal”.

Fusionar el Ministerio de Comercio Interior con de Industrias y Producción.

Eliminar las figuras de vicepresidentes sectoriales.

Puede ver la nota en TalCual 

Las juramentaciones del chavismo comenzaron con

EL 2 DE FEBRERO DE 1999, Hugo Chávez por primera vez tomó posesión como presidente de Venezuela cuando le ganó las elecciones presidenciales a su principal contendiente, Henrique Salas Romer con un 56,20 % de aprobación, el segundo mayor porcentaje del voto popular en cuatro décadas. Desde entonces, con cambios en la Constitución, referendum, inhabilitación de candidatos y un ente electoral parcializado, el gobierno nacional no se ha dejado arrebatar ninguna juramentación presidencial en 20 años.

 

 

Chávez juró ante la “moribunda constitución” de 1961 y ante el expresidente Rafael Caldera, transformar a la patria de Bolívar; impulsando los cambios necesarios para el bienestar del pueblo. Estas elecciones fueron convocadas para el período constitucional (2 de febrero de 1999 – 2 de febrero de 2004), bajo lo establecido en la Constitución de Venezuela de 1961, pero con la creación de la nueva Constitución el período se extendía un año más.

 

 

En el año 2000, Chávez juró por segunda vez como Primer Mandatario, luego de que se aprobó la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la cual relegitimó los poderes públicos y también le permitía asumir la jefatura del Estado por un periodo de seis años, permitiendo también la reelección inmediata por seis años más. Durante el acto, Chávez al frente del fallecido William Lara exclamó: “Juro delante de esta revolucionaria Constitución que lucharé sin descanso junto a nuestro pueblo para cumplir y hacer cumplir los mandatos de la revolución bolivariana recogida por mandato popular en esta Constitución”.

 

 

 

Para el año 2006, la popularidad de Hugo Chávez estaba en su mejor momento y el domingo 3 de diciembre de 2006 fue reelegido como presidente para el período presidencial 2007-2013. El 10 de enero del año 2007, el líder de la Revolución Bolivariana juraba nuevamente en la Asamblea Nacional para un nuevo período presidencial frente a Cilia Flores, la primera mujer en ser presidenta del Parlamento. En su discurso anunció que implementaría el socialismo bajo la implementación de nuevas leyes económicas, sociales y de defensa.

 

 

En el año 2012 un nuevo proceso electoral se repetía y Chávez se preparaba para hacerle frente a su cuarto mandato consecutivo 2013-2019, sin embargo, el mandatario no pudo juramentarse formalmente debido a que estaba convaleciente de una operación que se había realizado en la Habana, Cuba. El Tribunal Supremo de Justicia estableció en ese momento que el mandatario, podría jurar el cargo cuando se recuperara.

El 8 de diciembre de 2013, Hugo Chávez en cadena nacional pronunció por última vez un discurso: “mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido desde mi corazón”.

El 10 enero de 2013, el gobierno impulsó una masiva concentración para la asunción de un Chávez ausente por motivos de salud.

El 5 de marzo de 2013 el gobierno nacional a las cinco de la tarde anunció en cadena nacional que Hugo Chávez había fallecido. Para el mes de abril del mismo año, el Consejo Nacional Electoral convocó a unas nuevas elecciones como lo establecía la Constitución. Para la nueva contienda electoral, Nicolás Maduro fue el encargado de liderar la Revolución, resultando ganador del proceso electoral en unas elecciones bastante cuestionadas, puesto a que Henrique Capriles obtuvo el 49.12 % y Maduro un 50.61 % de los votos.

El 19 de abril de 2013, Maduro recibía de manos de Diosdado Cabello, presidente de la AN para ese momento y María Gabriela Chávez -hija del fallecido mandatario- la banda presidencial para un nuevo período. A tan solo 15 minutos de comenzar su discurso, un joven de nombre Yendry Sánchez burló la seguridad, interrumpió la toma de posesión y se lanzó hacia Maduro, le quitó su micrófono y le pidió ayuda. Pero eso no fue impedimento para que Maduro se proclamara: “Juro por el pueblo entero de Venezuela, por la memoria eterna del comandante supremo (Hugo Chávez) que cumpliré y haré cumplir la Constitución y las leyes de la República en todo lo inherente al cargo de Presidente para construir una patria de libertad, independiente y socialista, para todos y todas”, fueron las palabras Nicolás Maduro Moros en ese momento.

 

 

El pasado 20 de mayo de 2018 se realizaron las elecciones presidenciales para el período 2019-2025 resultando nuevamente ganador Nicolás Maduro. Organizaciones no gubernamentales como el Foro Penal Venezolano, Súmate, Voto Joven, el Observatorio Electoral Venezolano, la Red Electoral Ciudadana, el Observatorio Global de Comunicación y Democracia y el Centro de Justicia y Paz, expresaron públicamente que tanto la convocatoria como el proceso electoral para dicho comicio estuvieron plagados de irregularidades.

Este nuevo mandato de Maduro inicia de muy mala manera, el Grupo de Lima y la OEA, así como el gobierno de los Estados Unidos y la Unión Europea desconocen a Maduro como presidente de Venezuela.

Catedráticos de la Universidad central de Venezuela, partidos políticos, gobiernos de otros países y la sociedad civil, han calificado de “usurpación” el nuevo mandato de Nicolás Maduro después de los resultados electorales del 20M.

Juan Guaidó, nuevo presidente de la Asamblea Nacional aseguró después de la toma de posesión de Maduro dejó claro que  ante la juramentación ilegítima de Maduro, “hoy no hay jefe de Estado”.

El día de hoy, Guaidó durante su discurso ante el cabildo abierto convocado para este viernes, 11 de enero, no se proclamó presidente de Venezuela, pero en un comunicado oficial del Parlamento expresa que el diputado sí “asumió las competencias” del Ejecutivo.

 

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 13.11.2018: ALTO: Sobre seguridad

 

ALTO

GRAVÍSIMA CONFESIÓN: 

El radiograma No.3034 del Comando Estratégico Operacional de las FANB es patético a la vez que alarmante pues es la prueba del deterioro de la institucionalidad nacional. Demuestra el fracaso de las políticas de seguridad del Estado, la protección de sus ciudadanos y el avance de la criminalidad en todos los sectores. En el mismo le escriben a los militares alertándolos del peligro del crimen desatado en todo el país pues “en vista de los recientes acontecimientos en donde han perdido la vida varios integrantes de nuestra gloriosa FANB se ordena a los comandantes, jefes de unidades y dependencias pertenecientes a esta REDI a programar actividades relativas a la concientización del personal sobre las normas y recomendaciones de seguridad y protección personal pare evitar la perpetuación de agresiones o hechos delictivos donde pudiera verse afectada la integridad de cualquier miembro que compone la gran familia de la REDICEN…”.Luego recomiendan, entre otras cosas: “no viajar en horas nocturnas fuera de la guarnición; no exponerse en horas nocturnas usando cajeros electrónicos ubicados en centros comerciales; restringir el uso del uniforme mientras no se esté cumpliendo actividades relativas al servicio en lugares fuera de los cuarteles, bases, fuertes, unidades o dependencias del sector defensa; portar la identificación militar en un lugar distinto de la documentación personal a los fines de evitar en caso de ser sorprendido por antisociales que descubran su condición de militar; no usar el teléfono celular cuando este abordo (sic) o manejando un vehículo al momento de pararse en un cruce o semáforo en rojo; evitar paradas innecesarias a la hora de desplazarse en horas nocturnas cuando se salga de cualquier sitio nocturno (cines, tascas, bares, discotecas, teatros, etc.) hacia el domicilio de residencia”. Es la demostración palpable del fracaso del Estado como garante de la seguridad de sus habitantes. Solo falta que el ministro de la Defensa les pida a los criminales que “por favor” no se metan con los uniformados. Es la palpable demostración del derrumbe de las normas de convivencia pacífica ante el fracaso de un estado que ya lleva años siendo acusado de “forajido”. Este radiograma es la mejor prueba.

OTRA ROJA CONFESIÓN: El escritor Luis Britto García, hincha compulsivo del llamado “proceso revolucionario” desde la llegada al poder de Hugo Chávez, declaraba en la entrevista del programa dominical de José Vicente Rangel, por Televen, que el texto de la Constitución que supuestamente estaría elaborando la Asamblea Nacional Constituyente “es prácticamente desconocido” por los mismos miembros del ente, instando a que se haga un debate público para luego someterlo a votación. Exclamaba alarmado ante JVR que esa ANC arrojó una ley que privilegia al capital extranjero sobre el nacional”. Enfatizó que “la Constitución no se puede aprobar en secreto, debemos conocerla y después sancionarla o no con nuestros votos”. Recordemos que su convocatoria, sin referendo aprobatorio, hace que la misma sea ilegítima. Al gobierno le disgusta, y se retuerce con ello, cada vez que se le recuerde dicha ilegalidad. Mas los irrita que países e instituciones no la acepten y que solo reconozcan a la Asamblea Nacional. Difícil la tienen en el Banco Mundial, la CAF o el Fondo Monetario Internacional, por solo decir algunos organismos a los que se podría pedir ayuda financiera, previa aprobación de la Asamblea que el gobierno ataca, desconoce, quiebra, acosa y trata de invisibilizar.

 

Tibisay Lucena inicia gira internacional para ratificar legitimidad de elecciones presidenciales

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, inició en Túnez una gira internacional por Europa y África para ratificar la legitimidad de las elecciones presidenciales al “exponer las fortalezas y garantías del sistema electoral venezolano”.

La cuenta de la Cancillería venezolana publicó fotos de Lucena dando una presentación a un grupo de menos de 50 personas, según se observa en las imágenes, acompañadas de un texto señalando que “en el mundo se pretende crear una campaña para desinformar sobre la realidad de Venezuela y criminalizar nuestra democracia”.

Específicamente, Lucena se estaría enfocando en “ratifica la legitimidad de la convocatoria de la asamblea constituyente para realizar elecciones presidenciales”. Sin embargo, el llamado a elecciones está estipulado en la Constitución Nacional, y se debe llevar a cabo no por la anc, sino por el ente electoral que Lucena preside.

“La elección del 20 de mayo es absolutamente legítima porque la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) lo es, fue convocada de acuerdo a la Constitución”, enfatizó Lucena, citada en la cuenta de Twitter del viceministro de Comunicación Internacional del Ministerio para Relaciones Exteriores, William Castillo.

Las elecciones de la constituyente, realizadas en julio del año pasado, fueron rechazadas y desconocidas por más de 40 países alrededor del mundo, además de ser tildadas de “fraudulentas” por el sistema tecnológico de conteo de votos previamente usado por el CNE en comicios electorales.

 

Le negaron el acceso a delegación de la anc en la Unión Interparlamentaria

 

En la plenaria de la Unión Interparlamentaria le fue negado el ingreso y acreditación a la delegación que envió la asamblea nacional constituyente (ANC) a Ginebra, Suiza.

La Unión Interparlamentaria solo permitió el acceso a la delegación enviada por la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoria opositora conformada por los diputados Tomás Guanipa, Delsa Solórzano y José Gregorio Correa.

La delegación oficialista tuvo que declarar a los medios fuera del recinto parlamentario debido a que no le fue permitida la entrada.

Por la anc fue Tania Díaz, Elvis Amoroso, Darío Vivas y Saúl Ortega, quienes luego de ser omitidos de la plenaria tuvieron una reunión en la Embajada de Venezuela en Suiza.

Las reuniones de la Unión Interparlamentaria iniciaron el 24 de marzo y culminarán el 28 de marzo, las cuales tendrá a los migrantes y refugiados en el centro de sus debates.

 

 

 

El diálogo perdido sin explicaciones, por Armando Martini Pietri

dialogoperdido

 

Pase lo que termine o no de pasar en Santo Domingo y/o Caracas, hablan, retrasan, van, vienen, refrendan, pero no subscriben, hay diálogo y pre diálogos, tienen acuerdos, preacuerdos firmados o no, borradores, la pregunta es ¿qué van a hacer los conversadores en un ambiente como el que ellos mismos han activado en Venezuela?

 

Lo de conversar no es nuevo, ¿se acuerdan del número, sumando todos los diálogos? Los resultados siguen siendo los mismos. Mutuas acusaciones de ser generadores de los problemas nacionales, de no cumplir los acuerdos, mentiras cruzadas y medias verdades.

 

Desde los ciudadanos la opinión es común y compartida. No se consideran representados, convencidos de que los dialogantes piensan primero en ellos por conveniencia y poco o nada en los problemas del común -hambre, impagable costo de sobrevivir, dinero que no vale ni compra nada, servicios públicos en crisis, inseguridad, ofrecimientos con palabras vacías, abandono.

 

¿Qué consideran sobre las apresuradas y sospechosas elecciones presidenciales que la Constituyente cubana ilegitimó por ser ella misma ilegítima, operadas por el mismo Poder Electoral en el cual nadie confía? El oficialismo no duda, al menos a nivel de directivas, porque fueron diseñadas por y para ellos, repiten al mismo que quiere seguir siendo Presidente porque ni él ni muchos de sus colaboradores pueden darse el lujo de abandonar el poder, ni siquiera la tierra que los vio nacer; ese tigre en el cual después que se monta no se sabe cómo apearse.

 

Los opositores, que puede lancen o no candidatos, y los que se han lanzado, tienen mucho que arriesgar. Es improbable que el régimen les permita ganar, y probable que si perdiera no entregaría mansamente lo que ya no es tanto su fuerza como su protección. Además de la justicia internacional, los europeos y países principales de América Latina ya han precisado oficialmente, por boca de sus mandatarios, que no reconocen a la Constituyente y en consecuencia tampoco sus decisiones, luego nunca podrán reconocer a quienes participen en esas elecciones ni a quien resulte electo. Será un mandatario minoritario de los venezolanos, espurio y en consecuencia no-presidente de la mayoría nacional y de los gobiernos de buena parte del mundo. Presidente de comiquita.

  

Tanto dialogar sin resultados ni pensar en el padecimiento y sufrimiento de los venezolanos, tragedia no por lo que dicen sino por lo que no dicen obviamente no toman en cuenta más allá de alguna frase en busca de titulares de prensa.

 

¿Se han preguntado qué piensan quienes no tienen comida o, los que no reciben alimentación completa y balanceada? ¿Han indagado los niveles de carestía y los que ni siquiera ganan suficiente para llevar algo a sus casas? Porque, aunque no lo crean existen las familias. Todas padecen carencias similares; menos los surtidos, bandidos, bolichicos y enchufados.

 

¿Cuánto tiempo seguirán los gobiernos que han expresado rechazo a la Constituyente y lo que decida -incluso las presidenciales a la carrera-que critican dura y abiertamente a Maduro y su Gobierno, aguantando frivolidades de los dirigentes de cierta parte opositora que reprocha al Presidente y a la Constituyente, pero se sienta a negociar acuerdos con ellos?

 

El Canciller de México no soportó más, Chile envió un plenipotenciario y se retira también ¿seguirán soportando los demás gobiernos, apoyando a quienes les ocultan acciones y decisiones, pretendiendo soporte para lo que ellos mismos han demostrado ser incapaces de hacer?

 

¿Cómo es posible que algunos hayan llegado a pensar intermediar para que no se sancione a corruptos y violentos del oficialismo? ¿No les da vergüenza imaginar lo que piensan sus interlocutores?

 

Termina enero con “luna de sangre” que los venezolanos vimos en fotografías y videos, y la sangre en las calles que demasiados hombres y mujeres ven, e incluso derraman, todos los días en las calles.

 

Con luna grande o pequeña, las noches venezolanas siguen siendo de soledad y miedo, de madrugar para hacer colas largas y humillantes, intermedios entre días en los cuales sin cesar se erosiona la dignidad de cada ciudadano, que, también, se va quedando más solo. Nos hemos convertido en los nuevos exiliados de América, balseros de fronteras que cruzan a pie, autobuses, motos, carros, con la misma desesperación.

 

Comienza febrero y así seguirá, días y noches de exasperación e indignación. En los saqueos hay delincuentes, pero la mayoría son ciudadanos honestos unidos por la misma rabia, por hambre y frustración, anaqueles vacíos, y maltrato oficial.

 

¿Cómo pueden quienes se consideran dirigentes sociales gastar tiempo en afanes partidistas, en la búsqueda de hacerse con “espacios” que son micro parcelas de poder, mientras el país y el pueblo que afirman defender se le hacen trizas frente a su ceguera?

 

¿Cómo consiguen creer que el electorado piense en elecciones de cualquier tipo cuando esos venezolanos tienen estómagos, familias y necesidades prioritarias que poco tiempo e interés les permiten para pensar en otra cosa?

 

¿Cómo logran hablarnos tranquilos y rebosantes de adjetivos e hipocresías creyendo que de verdad siguen siendo dirigentes y que los venezolanos les hacen caso, o les creen algo?

 

O están sordos, o les importa un pepino.

 

@ArmandoMartini