CLAVES | Lo que se sabe de la vacuna contra el covid-19 creada en Oxford - Runrun
CLAVES | Lo que se sabe de la vacuna contra el covid-19 creada en Oxford
La vacuna creada en la Universidad de Oxford y desarrollada junto al laboratorio AstraZeneca produjo el mismo nivel de anticuerpos que los creados por pacientes recuperados en la etapa preliminar de ensayos clínicos con más de mil voluntarios sanos

 

La vacuna contra el coronavirus que está desarrollando la Universidad de Oxford fue la noticia que acaparó los titulares de los principales diarios y portales web en todo el mundo, tras demostrar que es segura y capaz de generar una respuesta inmune en la fase de pruebas. 

Los resultados de las fases I/II publicados hoy en la revista científica The Lancet indican que no hay problemas iniciales de salud o seguridad con la vacuna y que inducen fuertes respuestas en ambas partes del sistema inmunológico humano.

La vacuna provocó una respuesta de células T (glóbulos blancos que pueden atacar a las células infectadas con el virus SARS-CoV-2) dentro de los 14 días posteriores a la vacunación y una respuesta de anticuerpos dentro de los primeros 28 días. 

Pese a la relevancia de estos primeros descubrimientos, a los científicos les queda un largo camino por recorrer en la batalla por la vacuna contra el covid-19. Sin embargo, muchas son las interrogantes que surgen con este nuevo hallazgo y en 7 claves las explicamos: 

 

¿Cuál fue el principal hallazgo?

Según especificó Pascal Soriot, director ejecutivo de la farmacéutica AstraZeneca “se comprobó que las personas que recibieron la vacuna llegaron a generar tantos anticuerpos como genera una persona que enfermó y se curó de COVID-19”.

Los investigadores confirmaron que una dosis única de AZD1222 resultó en un aumento de cuatro veces en los anticuerpos contra la proteína del pico del virus SARS-CoV-2 en el 95% de los participantes un mes después de la inyección. Además, se observó una actividad neutralizante contra el SARS-CoV-2 en el 91% de los participantes un mes después de la vacunación y en el 100% de los participantes que recibieron una segunda dosis.

¿Cómo funciona la vacuna?

La vacuna está hecha de un virus genéticamente modificado que causa el resfriado común en los chimpancés. Se modificó en gran medida para que no pueda causar infecciones en las personas y también para hacer que “se parezca” más al coronavirus.

Lo que hicieron los científicos para modificarla fue transferirle a la vacuna información genética de la “proteína espiga” del SARS-CoV-2, la herramienta crucial que utiliza el coronavirus para invadir nuestras células. Lo que significa que la vacuna se parece al coronavirus, y esto le da al sistema inmune la posibilidad de aprender cómo atacarlo.

¿Cuántas dosis de la vacuna serán necesarias?

Sobre si la vacuna debe administrarse una única vez en la vida o una vez al año, un investigador de Oxford aseguró que “el estudio nos dirá cuánto dura la protección de la vacuna, pero probablemente sea un año o un poco más”.

¿Cuándo estará disponible?

“La vacuna tomará un tiempo. Empezamos este trabajo a comienzos de este año y nuestra intención es hacerlo lo más rápido posible con la tecnología que tenemos a nuestro alcance. Todos están trabajando muy duro para poder alcanzar los resultados y nuestra esperanza es poder empezar a distribuirla antes de que termine el año”, dijo el investigador Pascal Soriot.

La científica jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, señaló que la vacuna contra el COVID-19 podría estar en el mercado a disposición de las autoridades sanitarias a mediados de 2021.

En una entrevista con DPA, la experta mostró su esperanza de que al menos “un par” de las 20 candidatas a vacunas funcionen. Así que si somos muy prácticos, entonces estamos mirando a mediados de 2021 cuando tendremos una vacuna que pueda ser ampliamente desplegada”, dijo Swaminathan.

¿Qué falta entonces?

El objetivo principal es garantizar que la vacuna sea lo suficientemente segura como para suministrarla a toda la población sin causar daños o efectos secundarios graves. 

Aún falta demostrar si la vacuna puede evitar que las personas se enfermen o incluso disminuir sus síntomas. “Todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que se pueda confirmar si la vacuna ayudará a manejar la pandemia de covid-19, pero estos primeros resultados son prometedores”, señaló Sarah Gilbert, investigadora del equipo de Oxford.

Los ensayos de la fase I / III se están llevando a cabo actualmente en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica los cuales determinarán el nivel de protección de la vacuna contra el covid-19 y las respuestas inmunes en diferentes rangos de edad y en varias dosis.

“Esperamos observar los resultados de estos ensayos cuanto antes pero todo depende de las comunidades de acuerdo y el nivel de infección que tiene el virus”, explicó Mene Pangalos, vicepresidente ejecutivo de Investigación y Desarrollo de Biofármacos en AstraZeneca.

¿Quiénes serán los primeros países en recibir esta vacuna de llegar a funcionar? 

Hasta ahora, los compromisos para suministrar más de 2 mil millones de dosis de la vacuna se han acordado con el Reino Unido, Estados Unidos, la Alianza de Vacunas Inclusivas de Europa (IVA), la Coalición para la Innovación en la Preparación de Epidemias (CEPI), La Alianza de Vacunas Gavi y el Serum Institute de la India.

¿Qué hay de las otras vacunas?

La vacuna de Oxford no es la primera en llegar a esta etapa, laboratorios de EE.UU. y China también han publicado resultados similares.

La empresa estadounidense Moderna fue la primera en afirmar que su vacuna puede producir anticuerpos neutralizantes. Esa vacuna inyecta ARN de coronavirus (su código genético), que luego comienza a producir proteínas virales para desencadenar una respuesta inmune.

Las compañías BioNtech y Pfizer también han tenido resultados positivos al usar su vacuna de ARN. Una técnica similar a la de Oxford, desarrollada en China, que también parece prometedora.

Sin embargo, todos estos intentos están prácticamente en el límite absoluto de los avances científicos y no está demostrado que funcionen.

En total, hay 23 vacunas de covid-19 en ensayos clínicos en todo el mundo y otras 140 en desarrollo en etapas tempranas.