#EnPocasPalabras | Las nuevas armas hipersónicas, por Tony Bianchi - Runrun
#EnPocasPalabras | Las nuevas armas hipersónicas, por Tony Bianchi
China y Rusia están adelantadas en el desarrollo de armas hipersónicas sofisticadas, dejando atrás a EEUU en este campo

 

Entre los factores negativos causados por la guerra en Ucrania hay que incluir el fuerte repunte de la carrera armamentista entre todas las potencias militares del mundo debido al crecimiento de una amenaza bélica mayor a raíz de la invasión de Rusia.

Al sufrir cuantiosos daños militares y obtener un número limitado de éxitos, Moscú viene de desplegar misiles supersónicos Kinzhal en Ucrania, marcando la primera vez que se utilizan tales armas en una guerra.

Esto ha dejado en claro que China y Rusia están bien adelantadas en una competencia para terminar de desarrollar armas hipersónicas sofisticadas dejando al descubierto que en este campo Estados Unidos está algo atrasado.

Al admitir esta situación, el vicealmirante Johnny Wolfe, director del programa de Sistemas Estratégicos de la Marina, ha admitido que Washington empieza a darse cuenta de que necesita aumentar el ritmo de las pruebas y la investigación para evitar de quedarse atrás en la carrera hipersónica.

Wolfe es el segundo militar norteamericano en emitir la alarma en menos de diez días luego de que nada menos que el general Mark Milley, jefe de Estado Mayor estadounidense, le comunicara al país que es muy pesimista sobre el desenlace de la guerra en Ucrania.

Armas hipersónicas, nueva prioridad       

El aviso de Milley no fue bien visto por el presidente Joe Biden. A pesar de aceptar el punto de vista del general, el presidente ha considerado fuera de lugar el admitir abiertamente esta debilidad a sabiendas de los enemigos.

Wolfe ha dicho que hasta hace poco no era una prioridad recurrir a la fabricación de misiles hipersónicos. “Pero con el lanzamiento de parte de China de un misil hipersónico que logró volar alrededor del mundo antes de alcanzar su objetivo, la necesidad ahora está ahí, por lo que tenemos un sentido de urgencia.” ha dicho Wolfe.

Las armas hipersónicas viajan a velocidades superiores a Mach 5, o aproximadamente 4000 millas por hora, lo que las hace difíciles de detectar e interceptar a tiempo.

Los misiles también pueden maniobrar y variar la altitud, lo que les permite evadir los sistemas de defensa antimisiles, ha explicado Wolfe.

El Pentágono ha solicitado $ 4700 millones para investigación hipersónica en el próximo año fiscal, frente a $ 3800 millones, según el Servicio de Investigación del Congreso. Estados Unidos está desarrollando diferentes programas de armas hipersónicas. 

El Ejército planea lanzar el arma hipersónica de largo alcance (LRHW- long range hypersonic warheads) el próximo año, lo que lo convertiría en el primer sistema hipersónico lanzado por las fuerzas armadas. El sistema utiliza un cohete propulsor de dos etapas para acelerar un proyectil deslizante a velocidades hipersónicas. Luego, el cuerpo deslizante se dirige hacia su objetivo a velocidades muy altas, utilizando su energía cinética como arma.

Mientras tanto, la Marina planea desplegar su propia versión del sistema en destructores de misiles guiados de clase Zumwalt en 2025. Actualmente está programada una versión para un misil hipersónico lanzado desde submarinos para finales de esta década.

“No lo estamos haciendo solo porque ellos los tienen sino para salvaguardar nuestra defensa” ha dicho Wolfe. El militar añade que en este nuevo tipo de enfrentamiento se necesita la imprevisibilidad, no solo velocidad, de nuevos misiles balísticos.

No son solo las superpotencias del mundo las deseosas de estas armas de alta gama. Corea del Norte afirmó haber probado con éxito un misil hipersónico a principios de este año. Y la semana pasada, Irán dijo que su Fuerza Aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica había desarrollado un misil hipersónico.

“Hemos visto los informes que salen de Irán y seguimos siendo escépticos sobre la autenticidad de sus adelantos,” ha dijo la subsecretaria de prensa del Pentágono, Sabrina Singh. Sin embargo, advirtió: “continuaremos monitoreando de cerca cualquier desarrollo o proliferación de tecnología avanzada que salga de Irán”.

Al capturar algunos de estos drones, uno incluso intacto, y luego de realizar un análisis detallado del dispositivo, el ejercito ucraniano hizo un alarmante descubrimiento: de los 200 componentes de un dron, la mitad son «fabricados en EE. UU.» y un tercio es fabricado en Japón.

Estados Unidos, Europa y Japón participan en varios regímenes de sanciones con el objetivo explícito de impedir cualquier suministro que pudiera servir a la industria bélica iraní. Una forma clásica de eludir las sanciones a pesar de ser considerados de muy alta tecnología, es su compra en línea usando a intermediarios, muchos de ellos en el Golfo Pérsico, de donde los envían ilegalmente a Irán y a Rusia.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es