#DiarioDeUcrania | Putin a los 70, por Tony Bianchi - Runrun
#DiarioDeUcrania | Putin a los 70, por Tony Bianchi
Siete meses después de la invasión de Ucrania, las tropas de Putin controlan menos territorio del que controlaban el 28 de febrero, cuatro días después del triste inicio de la guerra

 

Veintidós años después de su primera elección como presidente de Rusia, Vladimir Putin cumple 70 años el 7 de octubre atravesando el momento más delicado de su largo reinado como jefe del Kremlin.

Siete meses después de la invasión de Ucrania, sus tropas controlan menos territorio del que controlaban el 28 de febrero, cuatro días después del triste inicio de la guerra.

Kharkiv, sin dudas la ciudad clave que ha sido recapturada por las fuerzas de Kiev en su contraofensiva en el Donbás a principios de septiembre, representa una buena cantidad de terreno recuperado y es prueba de que los moscovitas están huyendo. Hace unos pocos días perdieron Lyman, un centro logístico considerado la puerta de entrada de la región del Donbás.

Pero a Putin no parece importarle eso, a pesar de la pérdida de Lyman, como parte de lo que él consideraba la anexión de las regiones de Lugansk, Donetsk, Zaporiyia y Jersón (que el ejército ruso ya no controla por completo). Y hace pocos días se llevaron a cabo los falsos referéndums de fin de septiembre.

Los signos de crecientes dificultades empezaron a surgir con la preocupación china, que apareció en la cumbre con Xi Jinping en Samarcanda a mediados de septiembre, seguidos por un comunicado emitido por los jefes del ejército ruso admitiendo el repliegue “para evitar que nuestros soldados sean capturados.”

Luego han aparecido las primeras protestas públicas tras el anuncio de la movilización parcial que llamará a las armas a unos 300.000 ciudadanos, y las consiguientes fugas a las fronteras para evitar ser enviados al frente junto a una cantidad de rusos que ya no quieren nada que ver con el gobierno del Kremlin.

Posibles sucesores de Putin

Por lo tanto, surge la pregunta: ¿Putin resistirá? O, en un futuro no muy lejano, ¿alguien nuevo se sentará detrás del escritorio del Kremlin?

El sitio web Político ha tratado de responder a la pregunta, identificando varios posibles sucesores considerando la probabilidad de que tomen el lugar del zar y que recurran al uso de armas atómicas.

El primer escenario es aquel en el que Putin, reconociendo el fracaso de su Operación Especial, accede a hacerse a un lado dejando el espacio a un sucesor.  Esta posibilidad es considerada bastante pequeña, pero no ha sido totalmente descartada.

En este caso el favorito para ocupar su lugar es Nikolai Patrushev. Exdirector del FSB, la agencia que reemplazó efectivamente a la KGB, ha ocupado el puesto de secretario del Consejo de Seguridad de la Federación Rusa durante catorce años.

Patrushev comparte con Putin la visión de un mundo dividido en bloques y la aversión a Occidente y a Estados Unidos en particular. En ciertos temas es incluso más radical que el actual presidente.

En febrero, Patrushev acusó a Estados Unidos de perseguir un proyecto secreto que apuntaría al «colapso de la Federación Rusa». La posibilidadde  que tome el mando se ve algo frenada por la edad, porque tiene 71 años, dos más que Putin.

Dmitry Medvedev, quien reemplazó a Putin cuando el zar no pudo postularse para un tercer mandato presidencial y fue electo presidente de la Federación en su lugar y se mantuvo en el poder como primer ministro.

Muchos observadores occidentales vieron su presidencia como un momento de modernización del país. Pero después de cuatro años, Medvedev volvió a ceder su puesto a Putin y ha sido muy fiel en seguir sus políticas. Al enfrentar Putin su crisis, el ser su sombra no lo favorece.

El guardaespaldas, Alexei Dyumin quien salvó a Putin del ataque de un oso pardo que se había presentado en la puerta de su residencia en el bosque afuera de Moscú es un elemento superleal al zar.

Dyumin es el más condecorado de los veteranos de la Guardia Federal, el servicio de seguridad personal del presidente. Su currículum incluye el mando especial de las operaciones que en 2014 aseguraron la anexión de Crimea a Rusia.

Otra posibilidad, en el caso de que Putin sufra un golpe interno, es el establecimiento de una tríada como sucedió después de la muerte de Joseph Stalin

Las grietas del Kremlin

Observadores internacionales señalan que el Kremlin presenta grietas que uno puede observar en la prensa local, tal como en la portada de la Nezavisimaya Gazeta. Este periódico, fundado en 1999 por el entonces oligarca caído en desgracia, Boris Berezovkij, escribe que «la rendición de Lyman se está convirtiendo en un problema político» luego de los últimos acontecimientos bélicos en el Donbás.

“Esto es sin duda una novedad porque ha provocado una nueva oleada de críticas al Estado Mayor y a la cúpula del Ejército. Pero no está claro cómo reaccionará el Kremlin, y si hará algún cambio».

Se cita al líder checheno Ramzan Kadyrov, y al jefe de la Brigada Wagner Evgenij Prigozhin, quienes están muy descontentos con el jefe de Estado Mayor Valerij Gerasimov y les gustaría la introducción de la ley marcial en las áreas fronterizas, así como el uso de armas nucleares tácticas.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es