Entre sueños y pesadillas: Crepúsculo larense no acepta atardecer caraqueño por Armando Martini Pietri

Entre sueños y pesadillas: Crepúsculo larense no acepta atardecer caraqueño por Armando Martini Pietri

EduardoGómezSigala.jpg

EduardoGómezSigala

 

Chávez podrá ser un espíritu, haber dejado la vida física, estar en otra dimensión. Pero todo el mundo sabe que los que mueren no se separan por completo. Y Chávez Frías se hizo hombre y después espíritu preocupado de su gente, de su tierra y de sus intereses. Lo malo fue que la cosas no salieron bien, se dejó rodear por hombres y mujeres que, tanto los sinceros y honestos como los aprovechadores que se le acercaron a jurarle fidelidad, coincidieron en sólo una cosa: la incompetencia, la torpeza, el ser poco eficientes hasta en el cumplimiento de órdenes sencillas.

“Creo que morí a tiempo”, ha pensado varias veces el Comandante Chávez, “si no sería yo el que estaría pariendo a ver qué se inventa para rescatar el desastre venezolano”. Pero después reflexiona con más amplitud y se auto calma convencido de que en cualquier circunstancia él lo habría hecho mejor que Maduro, “¡cualquiera lo hubiera hecho mejor!, ¿qué le pasa a Nicolás?”. Comprende también que muriéndose minuto a minuto y rodeado de cubanos, pocas opciones tenía. “He debido dejar que se enredaran todos y eligieran a mazazos a cualquiera, quizás así no me culparían de haberlos engañado”.

Le viene entonces el recuerdo de un amigo, militar pero sólo a nivel técnico, participante en los movimientos de rebeldía contra la cuarta república, quien fue un chavista entusiasta por años, al punto de que con él y otro militar, el piloto Reyes Reyes, hizo del chavismo una realidad sólida y popular en ese estado de gente amable y trabajadora que es Lara.

Lo malo fue que Henri Falcón, su aliado y camarada, además eficiente en administrar su ciudad, se cansó de ser buen alcalde de Barquisimeto y le tocó aspirar a ser Gobernador, pero el aviador creyó que Lara era un coto familiar a cuenta de ser protagonista de la revolución y no quiso que su Gobernación fuera para el sargento técnico Alcalde, sino para su hijo. “Y ahí nos jodimos”, reflexiona Chávez, “me equivoqué, me descuidé, Falcón no tuvo la sumisión que esperé, el PSUV, Reyes Reyes y yo fuimos necios y nos quedamos sin Falcón y sin Lara”.

Pero entonces, lanzados los recuerdos sobre uno de los fantásticos crepúsculos barquisimetanos, Chávez recordó que Lara fue siempre un estado con partidos fuertes, hubo larenses de fuste y de consistencia en la política nacional. Lara nunca llegó a ser del todo un estado revolucionario; chavista quizás, psuvista no por completo. Aunque tampoco es opositor a rajatabla. Los larenses no obedecieron a la fulana Mesa de la Unidad Democrática. Y para estas elecciones parlamentarias tan importantes donde el chavismo y Maduro se juegan a Rosalinda, ¿quién es la llave?

De repente el espíritu de Chávez engrana en la certeza de que la situación es muy enredada para ambas partes. Y casi por instinto se va a visitar a quien es opositor por partida doble y líder larense por mucho más.

Eduardo Gómez Sigala hijo de Eduardo Gómez Tamayo, empresario, simpático, político, legislador y honesto administrador público. Eduardo también ha sabido hacer su propia vida, emprendedor, trabajador, abogado, empresario, gerente calificado y probado, de dinámicos gustos y tradiciones larenses, con activo criterio y objetivos políticos.

Quizás por eso, opositor empecinado del chavismo y sus errores. Eduardo Gómez Sigala fue un buen representante de su estado hasta que la MUD decidió que tenía otros compromisos que cumplir y lo dejó en el aire. Pero no contó con el detalle de que un gerente exitoso no es de lo que flotan sino de quienes saben donde están sus pies y cómo es el suelo que pisan. Esa tarde, mientras oscurecía, el comandante eterno le hizo una visita a quien regresaba, cansado pero contento, de una visita a sus electores.

Tras la primera impresión, Gómez Sigala se sentó en su butaca favorita y sonrió. “¿De manera que es verdad eso de que usted anda visitando?”, preguntó.

Pero el espíritu no estaba para responder lo obvio sino para enterarse: “¿Por qué la oposición no hizo primarias en tu circuito?”

 

Título de caja

El tema fastidia al dirigente y empresario, pero trata de explicar lo más claramente que puede: “es que algunos líderes de la oposición están más pendientes de la negociación, la intriga, el chisme, la maniobra, en favorecer el amiguismo y la complicidad partidista, y no en qué los ciudadanos favorezcan y elijan mediante elección directa sus representantes. Por eso lo dije bien claro: ‘no hacer primarias en la oposición es tan malo como elegir a dedo el Parlatino'”

Ripostó rápidamente Chávez, interesado y curioso: “¿Y si no es a la MUD, a quienes pretendes representar?”

El abogado explica: “Usted sabe bien, porque su gente aplica el mismo abuso, los que procuran representación son los impostores e impuestos a troche y moche por los partidos desde sus cogollos en Caracas. Nosotros encarnamos el sentimiento nuestro, de aquí, el sentir barquisimetano, representamos la alternativa 100% larense. El pueblo guaro no acepta a quienes no tienen vinculación con el estado y menos aun si son negociados, paracaidistas y saltimbanqui. Venezuela, Lara y en particular Barquisimeto merecen algo mejor que esas viejas triquiñuelas, y tendrán mejor.”

Sigue curioso e interesado el comandante etéreo y quiere saber: “Gómez Sigala, cuéntame cómo es eso de que María Corina Machado apoya tu candidatura fuera de la MUD? ¿Está en rebeldía o…?”

El líder larense no vacila: “efectivamente la lideresa de Vente Venezuela me apoya con fuerza y solidaridad, como es ella autentica, directa, sincera, sin tapujos lo que agradezco mucho y repito sus palabras: ‘Estoy aquí en Lara cumpliendo el compromiso que asumí de apoyar a hombres y mujeres sin importar su militancia partidista’, María Corina es una gran venezolana, sin duda, cabal y de una sola cara”.

“¿Y quiénes más te apoyan?” asienta Chávez

El larense candidato por el Circuito 3, que comprende las parroquias Catedral y Santa Rosa del municipio Iribarren y los municipios Palavecino y Simón Planas, responde con seguridad, orgullo y agrado: “un magnifico grupo de mujeres y hombres además de las tarjetas electorales de OPG, Electores Libres, MAS, SI, Opina y Democracia Renovadora, voy acompañado por un equipo de lujo, Deborah de Valecillos, Hivest Fernández y Pedro Pablo Alcántara”.

“¿Gómez, y tú que deporte practicas, que te gusta?”, se interesa el ex presidente.

El aspirante a repetir de inmediato: “Me gusta mucho jugar a las bolas criollas, los toros coleados son mi pasión y como a cualquier guaro que se precie de serlo, la música es el vibrar del espíritu; el arte de los sonidos está tan presente en cada hogar e individuo larense que parece genético. Los larenses llevamos la música en las venas”.

¡Música, nata, suero, queso de mano, mondongo de chivo, mute larense, lomo prensado, olleta de gallo, ovejo, acemita, pan de tunja, chanfainas, tamunange, toros coleados y por supuesto de nunca olvidar la Divina Pastora, na’ guara eso si es ser larense!

Chávez regresa a lo político, quiere conocer estrategias: “¿Qué harás si sales electo?”

Eduardo con firmeza: “Que no le quepa duda, saldré y saldremos electos; los estudios de opinión nos favorecen pero lo decimos con convicción se nota en la gente cuando nos recibe en los recorridos, en sus hogares; se percibe un sentimiento sincero, de compromiso, el sabor y calor popular se contagian. Nos sentimos felices, conformes, optimistas y muy agradecidos porque los ciudadanos nos demuestran cada día la fuerza de la democracia popular, la popular y ciudadana de verdad”.

“¿Y qué es lo que propones? Explícamelo sin retórica, como para el pueblo sencillo” exige Chávez

El aspirante a diputado Gómez Sigala se levanta sonriente, está seguro de lo que afirma: “Estamos en plena lucha por un cambio de modelo hacia una economía de libre mercado y el respeto absoluto de la propiedad. Su Gobierno primero y ahora el de Maduro todavía más, destruyeron la economía, demolieron la capacidad productiva nacional, las empresas despojadas y expropiadas -por ustedes- están colapsadas, en pocas palabras arruinaron todo lo bueno, destruyeron lo que funcionaba, Comandante, y debe aceptarme que ha sido así. Éste es un país devastado, en escombros, desmoralizado y deprimido. Pero lo recuperaremos, volveremos a ser la Venezuela amable, grata, feliz, unida, trabajadora, productiva, sin resentimientos, que todos juntos, hasta los chavistas honestos y decentes –que los hay y muchos-, impulsaremos al país hacia un futuro mejor con esperanza y fe.”

Chávez no puede evitar la pregunta obvia cuya respuesta deprimente ha escuchado ya tantas veces: “¿Qué piensas del gobierno de Nicolás Maduro?”

“Lo mismo que consideré de su gobierno, nefasto e infortunado para el país. Fueron y son un gran error histórico. El socialismo funciona cuando tiene recursos para dilapidar. Esta crisis la generó usted, la continua y la empeoró Maduro. Ninguno da pie con bolas. La verdad no sé quien es peor”

Chávez se aparta del tema e inquiere sobre el que le va preocupando más cada día a medida que pasa el tiempo: “¿qué piensas de las elecciones del 6D?”

“Mire, Chávez, creo que tu lo sabes bien porque se siente, se respira, hay un nerviosismo inmenso en el Gobierno por tu ausencia porque no estás, no tienen líder. No saben qué hacer ni cómo hacerlo, los hermanos Castro están desesperados….”

El comandante interrumpe para evitar que el diputado continuara y desvía el tema con una pregunta estratégica: “¿Y Falcón como esta?”

Sin duda le tocaron el nervio a Gómez Sigala quien contesta sin vacilación: “es un oportunista, presentó un modelo ideológico que no trata el progresismo sino el oportunismo.  No es secreto para nadie que Falcón inició su actividad política de la mano de Luis Reyes Reyes defendiendo la tesis socialista-comunista que compartieron durante años. De ahí dio un salto y se insertó en el equipo de Capriles dando un viraje y del cual ya se distanció para acercarse al gobierno de Maduro, quien ahora lo promueve después de haberlo acusado de corrupto por la bancada oficialista, ¿no le parece una locura?” Ambos se miran, ambos sonríen ligeramente porque entienden de qué están hablando. “¿Puro cinismo político?”, se preguntan casi al unísono.

Pero el líder larense no se deja complicar por el Comandante y continua: “Falcón siempre ha sido un colaborador del chavismo y ahora lo es de Nicolás Maduro buscando generar fisuras en la verdadera oposición. Venezuela necesita y reclama un cambio profundo con posturas claras, contundentes y sin ambigüedades personalistas”.

Chávez, el veterano, hace otro giro: “Eduardo ¿estás consciente de que los candidatos independientes tienen muy poco chance a menos que sean fenómenos electorales. ¿Crees que es tu caso?”

“sin duda la polarización hace daño pero estamos convencidos que Lara dará una lección. Hemos y seguiremos trabajando con empeño, no para convertirnos en un fenómeno electoral sino para ganar y créame triunfaremos; para que los larenses se sientan orgullosos de quienes seremos sus legítimos representantes en la próxima Asamblea Nacional. Aquí nadie tiene duda del compromiso que tenemos con Lara. No seré jamás ni nunca como algunos, que se cambian de estado, de partido y hasta de ideología como de interiores.”

En tono más bien curioso Chávez pregunta: “¿de dónde nace la hostilidad entre Falcón y tú? Porque hay una animadversión clara, ¿no?, y no parece sólo por diferencias partidistas”

Sin vacilaciones ni inseguridades Gómez Sigala revela: “Falcón viene de su subversión y su Gobierno, del  chavismo, al cual siempre he sido contrario y adversario. Después hubo el incidente del despojo de las tierras del Valle del Turbio, un decreto firmado por el gobernador, la expropiación de más de tres millones de hectáreas, el despojo de muchas empresas e industrias, todo eso lo avaló Falcón. Y por si fuera poco me llevaron preso porque fui a defender, me abrieron un proceso militar que no prosperó porque el sargento que me acusaba de haber forzado la puerta para permitir que los medios de comunicación entraran, no pudo ratificar la denuncia porque lo acusaron de narcotráfico.”

Agarra pausa toma un sorbo de agua y sigue su relato: “Falcón está muy cercano al Gobierno, su estilo es el de decir que está en la oposición pero avalar al Gobierno. Fíjese, por ejemplo, cuando los diputados de la MUD rechazamos por unanimidad en la Asamblea la carta que le escribían a Obama, él en nombre de su supuesta tercera vía salió al día siguiente a escribir su propia carta. Y el apoyo de Falcón a las OLP, que sirven para apuntalar la violencia manejada desde el Gobierno. Y ahora el aval al cierre de la frontera. Si eso no es colaboracionismo entonces no se qué es”.

Chávez con una sonrisa pícara y casi en tono de burla contesta: “es política”. Seguidamente vuelve a cambiar el interés: “me intriga lo de ‘Falcón oportunista’, ¿tú crees que sus candidatos serán útiles para negociar con el oficialismo?”

Eduardo se sonríe: “Lo que pasa es que usted no está al día; empecemos por tratar de descubrir cuál es el progresismo en el estado Lara, aparte de pintar unos murales. Las posturas del gobernador coinciden más con el Gobierno que con la oposición. Ahora está en esa “nueva vía”, con José Vicente Rangel y sus asesores de siempre, plantea un mecanismo por medio del cual pueda convivir con el Gobierno. Los candidatos de Falcón, los de Henri Falcón, estoy seguro que serán aspirantes que probablemente, como él lo hace, estén dispuestos a llegar a negociaciones con el Gobierno, no me cabe la menor duda.”

Chávez comenta: “vas a ganar y saldrás triunfador; será interesante observar este cuarteto en la Asamblea Nacional”.

“Mire Chávez”, Gómez Sigala quiere dejar las cosas claras, “ni por un momento piense que con esta visita me sentiré en deuda, compasivo o indulgente con el proyecto que tu y Maduro representan. Soy opositor irreductible a este régimen sin medias tintas ni ambigüedades. Ustedes destruyeron un país rico, lo volvieron pobre y miserable. Eso no podemos ni ignorarlo ni absolverlo, vamos a poner todo nuestro esfuerzo para sacarlos -democráticamente y de acuerdo con la constitución- del poder y así comenzar de nuevo a reconstruir el país. Lo he atendido con cordialidad y amabilidad porque soy educado y de buenas costumbres y al igual que el pueblo somos atentos…” Pero de repente se da cuenta que se encuentra entre sueños y pesadillas.

 

@ArmandoMartini

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios