Robo archivos - Runrun

Robo

Dos detenidos durante robo en una entidad bancaria del centro comercial San Ignacio
El hecho se generó en la sucursal del Banco del Tesoro. Dos armas de fuego fueron incautadas

La mañana de este jueves 4 de mayo funcionarios de la Policía Municipal de Chacao y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), frustraron un intento de robo en la sede del banco del Tesoro ubicada en el Centro Comercial San Ignacio.

Al percatarse de la presencia de los cuerpos de seguridad los presuntos antisociales abrían ingresado a la entidad bancaria y tomado como rehén a cuatro de los trabajadores del establecimiento.

Efectivos de la Brigada Antiextorsión y Secuestros (BAE) del Cicpc llegaron al lugar y lograron persuadir a los sujetos para que se entregaran. El director del Cicpc, Douglas Rico también estuvo en el centro comercial y fue quien dio por concluida la operación, donde se incautaron dos armas de fuego.

De acuerdo a lo publicado por la Policía de Chacao en su cuenta de Twitter, dos sujetos fueron arrestados durante este procedimiento y se logró la recuperación de dos armas de fuego, ninguna persona resultó herida.

Este lunes 1° de junio, las entidades bancarias volvieron a abrir sus puertas luego de un receso para evitar la propagación del coronavirus. El Banco del Tesoro fue asignado al grupo 2, el cual tiene la aprobación de abrir al público los días martes, jueves y viernes.

 

*Con información de TC y EP

Detienen a capitán de la GN por robo de armas en Los Teques
Murillo Rubio y otros oficiales  habrían robado el parque de armas e iniciado un asalto a las instalaciones militares en una acción tipo comando

 

Tamara Suju, directora del Observatorio de Derechos Humanos del Centro de Estudios para América Latina (Casla), denunció a través de su cuenta en Twitter que en horas de la mañana de este martes 21 de abril fue detenido el capitán de la Guardia Nacional (GN) Dimas Omar Murillo Rubio, perteneciente al Destacamento 441 del mencionado componente de la Fuerza Armada Nacional, ubicado en el sector Puerta Morocha de la Carretera Panamericana.

La información que maneja Suju se basa en hechos acaecidos la tarde del 20 de abril en el referido sector, ya que al parecer el capitán Murillo Rubio, junto a un grupo de militares que habrían desconocido la autoridad del comandante del destacamento, del que solo se conoce su apellido: Morales.

De acuerdo al portal El Pitazo, la supuesta insubordinación de Murillo Rubio y otros oficiales de rango medio habrían robado el parque de armas e iniciado un asalto a las instalaciones militares en una acción tipo comando.

Ante esa situación, los efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) fueron desplegados en la zona, se bloqueó el acceso vehicular por la Carretera Panamericana, mientras buscaban a los supuestos alzados. Además, aseguraron la cárcel militar de Ramo Verde y sus alrededores.

Al parecer, el capitán Murillo Rubio fue presentado en los tribunales militares de Fuerte Tiuna. En la operación estarían implicados el capitán Jhon Gómez Contreras, comandante de la compañía de Caucagua; los también capitanes Remy Olivares Moreno y Ericcson Chayay Barrueta y el teniente Richard Alemán, estos últimos en calidad de retiro.

Según Tamara Suju, la Dgcim se llevó de Ramo Verde al capitán Jesus Maria Alarcón, Cnel. Jose Romel Acevedo, Cnel. Pedro Javier Zambrano y May. Abraham Suarez Ramos, a su sede en Boleíta.

También habrían sido detenidos dos custodios de ese centro de reclusión: el Cap (GN) Leal y Sargento (GN) Ojeda.

Denuncian un nuevo robo en el Instituto de Medicina Tropical de la UCV
Según Julio Castro, van 76 robos en el Instituto 

 

El médico infectólogo Julio Castro, quien es profesor del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela (IMT-UCV) denunció este lunes 6 de abril que se registró un nuevo robo en las instalaciones de esa instancia.

Denunció que entre las zonas perjudicadas está el área de consulta, lugar donde Castro asegura que se reciben pacientes de todo el país. Otras de los lugares que fueron afectados por el robo fue la zona de consulta para personas afectadas con VIH.

«Miles de personas son vistas en esas áreas y se realizan pruebas de laboratorio, me preguntó hasta cuándo tanta ignominia», lamentó el galeno, quien refiere que es el robo número 76 en las instalaciones hasta la fecha.

ONG’s y otras organizaciones lamentaron el hecho y pidieron justicia para evitar que se sigan sucediendo más actos vandálicos en el IMT.

Los robos al IMT se están registrando al menos desde 2016. Según Efecto Cocuyo, ese año fue robado alrededor de 20 veces y eso produjo la pérdida de parte de sus investigaciones. Por ello, ha tenido que cerrar sus puertas varias veces.

En 2018, antisociales desvalijaron el lugar, cargando con bacterias y hasta mobiliario. Durante la incursión, los delincuentes rompieron las paredes para extraer pocetas, lavamanos, llaves, tuberías y enchufes.

El instituto también ha sido afectado por la falta de insumos para continuar con sus proyectos  y atender a todos aquellos ciudadanos que requieren un tratamiento específico.

 

Choferes de Las Minas de Baruta alertan sobre robos y secuestros de autobuses

Al menos tres asaltos se han registrado desde finales de noviembre y lo que va de diciembre, en los autobuses que cubren la ruta desde Las Minas de Baruta con destino a La Bonita, Los Samanes, El Naranjal, Santa Fe y Chacaíto, reportaron conductores.

Profesionales del volante relataron a El Pitazo que dos de los hechos se registraron a las 8:00 am. En la primera oportunidad, la unidad de transporte público salió de la parada situada en Las Minas de Baruta y, en el trayecto, delincuentes que abordaron como pasajeros, sacaron sus armas de fuego y obligaron al conductor a desviar el autobús hacia la carretera vieja Caracas – La Guaira, hasta llegar al sector La Limonera.

Los pasajeros y el conductor fueron despojados de sus pertenencias. El chofer retornó a la parada de origen y notificó el hecho a las autoridades policiales del municipio Baruta, estado Miranda.

La segunda semana de este mes, otra unidad de pasajeros fue forzada a desviar su ruta hacia Tazón, pero fue liberada luego en el Túnel Los Ocumitos, relató Pedro Torres, conductor.

El tercer hecho ocurrió en horas de la noche. Pero esta vez, el conductor no llevaba pasajeros, pues se disponía a guardar la camioneta en Las Minas de Baruta. «Se lo llevaron a la carretera vieja Las Mayas, ahí lo robaron y lo dejaron ir», explicó Torres. En todos los casos, el conductor no fue despojado del autobús.

Continúa leyendo en El Pitazo

#MonitorDeVíctimas | Joven murió de una infección después de recibir una puñalada durante un robo
El 11 de diciembre, luego ser herido, lo atendieron en el Domingo Luciani donde le dieron de alta dos días después. Posteriormente tuvo una recaída y al día siguiente falleció. Su familia asegura que se infectó en el hospital

Daisy Galaviz @Daigalaviz / Fotografía Carlos Ramírez

Johnny Rafael Quintana, de 21 años de edad, se resistió a que le robaran su teléfono celular y eso generó que los ladrones le insertaran una puñalada en el pecho. La víctima fue herida en el barrio El Rodeo de Guatire, estado Miranda, pero falleció a la semana siguiente en el hospital Domingo Luciani, luego de una recaída por una infección.

La tarde del pasado miércoles 11 de diciembre, Johnny salió de su casa ubicada en el sector Moscú del barrio El Rodeo. De acuerdo con el testimonio de los familiares que asistieron a la medicatura forense de Bello Monte a buscar su cadáver, el joven iba por una acera cuando fue atacado por desconocidos.

Johnny tenía su billetera y un teléfono celular de baja gama (de los que permite solo hacer llamadas y enviar mensajes). Los hombres que lo rodearon le pidieron sus pertenencias, y su familia cuenta que se resistió; lo que hizo que sus atacantes tomaran venganza y sacaran un puñal.

Al joven lo hirieron en el pecho, y huyeron luego de quitarle el celular y la billetera. Vecinos de la zona ayudaron a Johnny y lo llevaron al hospital General Guarenas-Guatire, donde lo remitieron al hospital Dr. Domingo Luciani, debido a que no tenían especialista para sacarle el cuchillo ni insumos para tratarlo.

En el Domingo Luciani lo recibieron y lograron quitarle el pedazo de metal que tenía incrustado en el tórax. En ese centro de salud estuvo internado dos días y le dieron de alta al verlo recuperado. Sin embargo, el sábado sus familiares lo llevaron nuevamente porque tuvo una recaída y empezó a sentirse mal.

Su padre, Oswaldo Quintana, asegura que la víctima agarró una infección en el hospital y que eso hizo que falleciera en horas de la madrugada del pasado domingo 15 de diciembre.

Johnny no deja hijos. Se dedicaba a la agricultura en una parcela que su familia tiene por Guatire, y también ayudaba a su papá en otro terreno ubicado en Caucagua. El progenitor afirma que el asesinato de su hijo no es una novedad, pues ya ha habido en la zona otras víctimas por el mismo móvil. Describe al barrio El Rodeo como «peligroso y con poca vigilancia».

#MonitorDeVíctimas | Cicpc mató a padre e hijo solicitados por robo de vehículos en San Agustín del Sur
La madre del joven admitió “eran ladrones de carro pero no mataban a nadie”

 

Hasta el pasado lunes 18, los cadáveres de Carlos Alberto Figueroa Pino, de 50 años de edad, y el de su hijo Carlos Alberto Figueroa Cedeño, de 26 años de edad, permanecían en la morgue de Bello Monte.

A ellos los mató una comisión de la División de Vehículos de la policía científica, el miércoles de la semana pasa, luego de hacerle seguimiento, desde Santa Rosalía, municipio Libertador. Se desplazaban en un Chevrolet Corsa rojo.

Beatriz Cedeño, ex esposa de Figueroa Pino y madre del joven, admitió que ambos estaban implicados en el robo de vehículos, “pero no mataban a nadie”, argumentó al llegar a la morgue. 

 

 

Explicó que testigos indicaron que el auto donde iban padre e hijo, volcó. Ambos fueron sacados del vehículo y colocados en el pavimento por los policías para luego darle un disparo a cada uno en el pecho. Después la policía dijo que se trató de un enfrentamiento.

Explicó que cuando el Cicpc inició el seguimiento del Corsa rojo, en Santa Rosalía, los Figueroa llevaban verduras, hortalizas y frutas para vender porque tenían tres meses que estaban dedicados a esa actividad. 

“No mataban a nadie. No eran asesinos. Un ser humano no merece morir así”, reiteró Beatriz Cedeño.

 

 

Tarek William Saab anunció la desarticulación de bandas que robaban materiales de Corpoelec y Pdvsa

El fiscal general designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, informó sobre el desmantelamiento de bandas que robaban material “estratégico” de Corpoelec y también de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

“El día de hoy informamos al país sobre dos golpes importantes ejecutados contra bandas dedicadas al hurto y comercialización ilegal de material estratégico perteneciente a empresas del Estado”, agregó el fiscal en declaraciones a la prensa.

Saab explicó que el 22 de octubre se descubrió en un galpón de la empresa Instalaciones Eléctricas Jairo Chirinos en Guacara, estado Carabobo, un carrete de cable lineal de cobre de mil metros, con un peso de seis toneladas.

Aseguró que el material encontrado fue sustraído de Corpoelec por Alberto Alzate, quien trabajaba en la empresa como gerente de distribución. Igualmente fue detenido Jairo Chirinos, propietario de Instalaciones Eléctricas.

Luego de las detenciones, el fiscal indicó que también encontraron equipos eléctricos y aires acondiciones, propiedad de Corpoelec en la vivienda de Alzate.

Igualmente denunció que el 23 de octubre se hizo una inspección en la empresa Postes Carabobo 2010 donde encontraron dos mil metros de guaya acerada y 100 toneladas de guaya eléctrica de aluminio y tres mil conectores eléctricos. 

Agregó que ese mismo día fueron descubiertos ocho trabajadores de la estatal Pdvsa intentando robar 302 tubos del Campo Morichal en Maturín, estado Monagas. Saab señaló que estas tuberías son utilizadas para hacer reparaciones en pozos petroleros.

Estos empleados de Pdvsa fueron imputados por comisión de delitos de tráfico ilícito de material estratégico y asociación para delinquir. 

Balance general 

El fiscal impuesto por la ANC señaló que en todo el año han sido denunciadas 581 causas por daños al sistema eléctrico. “Esto nos alerta que pudiera ser todo esto inducido para buscar el colapso del sistema eléctrico nacional”, alertó.

También informó que hay 313 investigaciones por hurto de cableado eléctrico, 268 por hurto de equipos como lámparas para el alumbrado público y que hay 707 personas privadas de libertad. 

“Frente a este tipo de delitos no puede haber contemplación ni medidas sustitutivas”, sentenció.

 

 

Violencia en Mérida no se quiere mover de la zona Panamericana
Los municipios Alberto Adriani y Obispo Ramos de Lora sumaron 47 de los 121 delitos ocurridos en la entidad hasta el mes de junio de 2019

 

Aun cuando algunos municipios del estado Mérida están entrando en el cuadro de estadísticas de hechos delictivos, las cifras obtenidas mediante la revisión de prensa regional durante el primer semestre de 2019, demuestran que la zona Panamericana sigue arrojando la mayor cantidad de hechos delictivos dentro del contexto del estado andino. Destacan en esa área los municipios Alberto Adriani y Obispo Ramos de Lora, que sumaron 47 de los 121 delitos ocurridos en la entidad hasta el mes de junio. De acuerdo a la revisión, el número aumenta tomando en consideración que estos dos municipios, en conjunto con los otros que conforman esa zona como Andrés Bello, Caracciolo Parra y Olmedo, Julio César Salas y Justo Briceño, concentraron el 51,2% de esa totalidad de delitos. Hay que destacar que la zona Panamericana de Mérida tiene límites compartidos con municipios que poseen elevadas tasas de muertes violentas, los cuales pertenecen a los estados Táchira, Zulia y Trujillo.

El estudio realizado también denotó que el Área Metropolitana de Mérida, conformada por los municipios Libertador, Campo Elías, Sucre y Santos Marquina, continúa posicionándose en segundo lugar como el más violento e inseguro, con el 42,1% de los delitos. En algunos municipios como Campo Elías, se han incrementado los hechos violentos en el primer semestre del año.

Es de destacar que la zona Panamericana se ha caracterizado en los últimos años por sus altas tasas de violencia debido, en gran parte, a la presencia, al parecer creciente, del tipo de violencia delincuencial común y organizada, por parte de grupos de individuos que hacen vida en la región. Según Gustavo Páez, coordinador del Observatorio Venezolano de Violencia Mérida (OVV Mérida), estos grupos se dedican a robos de vehículos, celulares o al tráfico de drogas y combustible, así como a perpetrar secuestros, entre otros delitos. “Son muy frecuentes en la zona homicidios y asesinatos por diversos móviles, violaciones, sicariatos, casos de extorsión e invasiones a fincas, con el agravante que algunos estudios de organizaciones no gubernamentales extranjeras también han revelado la presencia de grupos irregulares en el área”, afirmó Páez.

Para Reinaldo Celis, ex presidente y miembro del Consejo Consultivo de la Asociación de Ganaderos de Alberto Adriani (ASODEGAA), por toda la zona Panamericana conviven organizaciones que se dedican a robar e invadir fincas. “Los robos y las agresiones han sido bestiales, roban, matan, invaden y luego abandonas las tierras Hace poco a una finca de un familiar le quitaron más de 1.500 hectáreas, las repartieron y luego las abandonaron, le mataron más de mil reses, le quemaron la casa y destruyeron los transformadores eléctricos”, señaló Celis, agregando que el mayor problema de la zona es la impunidad.

Tendencias que continúan y otras que aparecen

Al analizar los resultados de la revisión de prensa, Gustavo Páez explicó  que hasta el mes de junio de 2019 se mantienen algunas tendencias detectadas durante el primer trimestre del año, a las cuales se le formularon, en su momento, un conjunto de posibles hipótesis explicativas, específicamente  en relación a la disminución de un grupo de delitos, tales como los casos de homicidios, tentativas de homicidios y robos con lesión, además del aumento de otros como robos, lesiones, amenazas de muerte, secuestros, violaciones y extorsiones. Al analizar los datos del primer grupo de delitos entre enero-junio y compararlos con su equivalente de 2018, se detectó que su peso relativo disminuyó de 95 a 56%, mientras que en el caso de los segundos, se incrementó de 5 a 44%.

Otras tendencias que se han mantenido en aumento durante el semestre, son los casos de agresiones a niños entre 0 y 9 años, las  mujeres como víctimas de delitos, el uso de la fuerza física y  la participación como victimarios de familiares o conocidos en delitos. Igualmente sigue la tendencia a la disminución de los delitos en calles y avenidas, pero se han incrementado en las viviendas.

En cuanto a algunos aspectos que han tomado importancia y que se han afianzado entre enero-junio 2019, se encuentran el aumento de robos y de la violencia policial y por linchamientos. Durante el primer semestre de 2018 los robos tuvieron un peso relativo de 3%, entretanto para el mismo lapso, pero de 2019, esa cifra ya se había sextuplicado, llegando a 19%.

Interpretando los resultados sobre la violencia policial, Páez explicó que aumentó de 8 a 14%, lo cual podría estar correlacionado con el incremento de casos donde se vieron involucrados como victimarios funcionarios de cuerpos de seguridad del Estado, es decir, de 5 a 15% de los hechos registrados. “Esto también puede corroborarse con otras cifras obtenidas por el OVV Mérida, donde se reseña que entre los meses de abril y junio, se contabilizaron 14 muertes por resistencia a la autoridad, y es válido decir que dentro de esas estadísticas no se registró ningún caso de ese tipo entre enero y marzo”.

Otro aspecto que llama poderosamente la atención en la revisión del semestre, es que el número de linchamientos entre enero-junio de 2018 con respecto al mismo lapso de 2019, aumentó de 1 a 7 casos, es decir de 1 a 6% de incremento relativo.

Hipótesis para las últimas tendencias

Para el coordinador del OVV Mérida, en estos datos obtenidos de la revisión del primer semestre del año 2019 se manejan varias hipótesis. Por ejemplo, en lo que respecta al incremento de los robos en la entidad, probablemente esté asociado a mayor número de personas que se han incorporado a delinquir, bien sea de forma individual o por el surgimiento de bandas organizadas, en la medida que ha continuado agravándose la crisis en el país. “Esto, aun cuando estamos claros que es un grupo reducido de personas que tiene como oficio ilícito quitarle a los demás lo que no es de ellos. Además, no tenemos duda que el elevado porcentaje de impunidad que reina en el país, la falta de denuncias por parte de las víctimas y la carencia del diseño y ejecución de políticas coherentes de seguridad ciudadana, son factores que han contribuido al aumento de los robos. Es lamentable que, mientras los honestos hacemos lo correcto y nos toca laborar en dos o tres trabajos para lograr paliar la crisis, los deshonestos se incorporan a robar, o los que ya lo hacen practican el oficio con más frecuencia, para lograr el mismo objetivo”, indicó.

En el caso de las muertes por resistencia a la autoridad, explicó Páez que la situación  hace pensar que posiblemente continúe llevándose a cabo en el estado Mérida, y en general en el país, una política de seguridad ciudadana que se excede en sus procedimientos.

Finalmente, señaló Páez que, en cuanto a los casos de linchamientos, éstos están ocurriendo principalmente en la zona Panamericana, siendo ejecutados por grupos de personas donde, según lo indagado en prensa, las causas que han detonado este tipo de delitos van desde robo, hasta ajuste de cuentas y venganza.