Yamile Jiménez, autor en Runrun

Yamile Jiménez

#MonitorDeVíctimas | Tres homicidios en 72 horas en Táchira

Dos de las tres víctimas, asesinadas entre el 18 y el 20 de abril, permanecían sin ser identificadas

 

Una de las víctimas murió a manos del Cicpc. En otro caso el cadáver de un hombre fue hallado en un basurero. Por último, un indigente falleció tras ser apuñalado

 

@yamilejimenez

 

Danny Josué Balaguera Ramírez, de 28 años de edad, murió en hechos ocurridos el pasado 20 de abril a las 9:00 de la mañana, a manos de una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), que se encontraba realizando investigaciones de campo por robo. El suceso se presentó en la urbanización el Sineral, en San Cristóbal, estado Táchira.

Según la minuta policial, la víctima estaba involucrada en el robo de celulares y otros delitos. Supuestamente el hombre intentó huir en una moto cuando los funcionarios le dieron la voz de alto. De acuerdo con la versión de las autoridades, en ese momento Balaguera disparó contra los pesquisas y se produjo un enfrentamiento.

El hombre fue trasladado al Hospital Central de San Cristóbal, donde murió. Hasta donde se supo, el cadáver permanecía en la morgue y no había sido reclamado por sus familiares.

Sacaron un cadáver de un basurero

En otro caso, el pasado 18 de abril fue ingresado a la unidad forense el cuerpo de un hombre, que había sido hallado en un botadero de basura en el municipio Lobatera, al norte del Táchira. 

Según el informe, el cadáver presentaba politraumatismos cerebrales producto de golpes propinados con un objeto contundente. Se desconocen detalles sobre la víctima, pues no ha sido identificado.

Racha de sucesos violentos

A la lista de hechos dantescos ocurridos en San Cristóbal se sumó un suceso registrado la madrugada del 19 de abril, cuando 4 indigentes fueron llevados de emergencia al primer centro asistencial de la región. Estaban desangrados, con heridas ocasionadas con armas blancas.

El ataque se presentó en el Parque La Parada de San Cristóbal, lugar donde dormían las víctimas, que fueron atacadas por encapuchados. Uno de los hombres murió. No tenía documentos de identidad.