Régimen archivos - Runrun

Régimen

Mike Pompeo: nuevo CNE está “alineado con el régimen”
“Es la Asamblea Nacional la que debe nombrar a los miembros del CNE, recordó Pompeo

 

Estados Unidos condenó este lunes 15 de junio el nombramiento en Venezuela de un nuevo ente electoral, el cual consideró “alineado con el régimen” de Nicolás Maduro e incapaz de organizar elecciones libres que permitan superar la “profunda crisis política” del país. 

“Desafortunadamente, el 12 de junio, el Tribunal Supremo (TSJ) controlado por el régimen de Maduro continuó manipulando la Constitución venezolana al nombrar ilegalmente un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) alineado con el régimen”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo.

En una declaración, el jefe de la diplomacia estadounidense recordó que según la Constitución venezolana es la unicameral Asamblea Nacional (Parlamento), “elegida democráticamente”, la que debe nombrar a los miembros del CNE.

«El régimen ha seleccionado un CNE que sellará sus decisiones e ignorará las condiciones requeridas para las elecciones libres. Como hemos dicho anteriormente, un CNE independiente es un requisito previo central para elecciones libres y justas», agregó.

Pompeo señaló que las garantías para un proceso electoral incluyen la habilitación de los partidos políticos y candidatos, así como los procedimientos judiciales que mantiene el régimen en contra de los dirigentes de la oposición.

 

 

*Con información de AFP y EP

Gobierno usa el Sistema Patria para arreciar control social
El Gobierno anunció el censo y despistaje del covid-19 a través del Sistema Patria. El politólogo Luis Salamanca califica la medida como discriminatoria, pero coincide con el sociólogo Trino Márquez, y la directora de Acceso a la Justicia, Laura Louza, en que la pandemia llegó al país en el mayor estado de indefensión

Dentro de la emergencia generada por los contagios del covid-19 en Venezuela, el gobierno de Nicolás Maduro recurre a los mecanismos de gestión que le son habituales como el Sistema Patria.

“Estaremos utilizando la plataforma patria para control, seguimiento y prevención de la pandemia de coronavirus. Por favor, actualicemos todos los datos de contactos y laborales. Allí tendrán también información de gran importancia para prevenir la infección”, dijo el ministro Jorge Rodríguez, en su cuenta de Twitter.

 El politólogo Luis Salamanca enfatizó que “el gobierno sigue practicando una política segregacionista, discriminatoria, que no pareciera aconsejable en las circunstancias en que llegó el covid-19 al país. El mensaje que envía el ministro Rodríguez es medio tramposo, se hablar de atacar el virus, pero quizás se aproveche el momento para incrementar los mecanismos de control”.

Asimismo, el analista dijo que el gobierno de Maduro sigue arrinconando a la población. Añadió que muestra de ello es que el bono por el covid-19 solo a quienes estén inscritos en el Sistema Patria, y las bolsas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) que se distribuyen en medio de la cuarentena social: «Más allá de las líneas partidistas, cualquier ciudadano puede ser afectado por la pandemia”.

«Es claro que el gobierno no tiene mucha capacidad de acción para hacer algo distinto a lo que está haciendo. El coronavirus llegó a Venezuela en medio de las deficiencias del sistema de salud, fallas en los servicios públicos y el empleo informal; la gente no tiene ni para mascarillas y eso profundiza el control, o la apariencia de control político”, aseveró Luis Salamanca.

Carnet en tiempos del covid-19

La directora de Acceso a la Justicia, Laura Louza, coincidió con Salamanca en que el régimen de Maduro tiene una forma particular de gobierno, la cual no dará un giro durante el covid-19, a menos que haga un mea culpa y asuma sus errores. La abogada sostuvo que el uso del Sistema Patria debe contextualizarse en un hecho evidente: El Estado no cubre las necesidades básicas de los venezolanos pese a la nacionalización de los servicios públicos y un control significativo en materia alimentaria.

“El covid-19 llega a Venezuela en medio de la escasez, el endeudamiento, la poca productividad, el desempleo masivo y la pobreza, como lo reflejan las cifras de los organismos internacionales y las Organizaciones No Gubernamentales que el gobierno no ha querido enfrentar. Esto ha hecho que el Estado cree mecanismos para mantenerse en el poder como el Carnet de la Patria”, dijo la abogada Louza.

Añadió que la entrega de bonos y ayudas en medio de la pandemia ha sido empleada como política en otros países ante el covid-19, pero se trata de naciones donde hay Estado de derecho y reglas institucionales.

“El Carnet de la Patria podría representar un control social en medio de la emergencia, pero también llegar a los sectores más vulnerables del país. Es necesario que haya la ayuda con el bono porque la gente literalmente se va a morir de hambre. Dentro de todos los males, es un remedio. Pero además persisten las prácticas de un gobierno opaco que no informa cómo y de qué forma se va a entregar esta ayuda, sí es en petros, y que el sector salud, en una emergencia como la que se vive es prioritario y se ha puestos a los militares al control de todo”, indicó la directora de Acceso a la Justicia.

La abogada puntualizó que el Sistema Patria no es el medio para procesar o descartar los casos sospechosos de covid-19, como indicó el gobierno. Cuestionó que al sector salud se le mantenga limitado dentro de la emergencia anunciada por el gobierno el 13 de marzo.

Maduro anunció que el Sistema Patria será una de las estrategias clave para enfrentar la situación de alarma. El gobernante refirió que por recomendación del director general la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, el sábado 21 de marzo y el domingo 22 de marzo, “iniciaremos una jornada masiva de despistaje para ir sobre los casos sospechosos que hemos detectados a través de los censos del Ministerio del Poder Popular de la Salud y el Sistema Patria”.

De acuerdo con el gobierno de Maduro, la plataforma patria forma parte del Sistema de Protección del Carnet de la Patria, en el que se encuentran inscritas más de 18 millones de personas.

Gobierno acorralado

El gobierno enfrenta el covid-19 en medio de un acorralamiento y cuando se le negó el financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI), advierte el sociólogo Trino Márquez. El investigador cree que Maduro “debe abrirse al país y procurar concertación con la Asamblea Nacional, los alcaldes y gobernadores. Es el momento de reactivar la descentralización”.

Para Márquez, el uso del Sistema de la Patria ante la alarma emula las prácticas cubanas tan cercanas a la revolución. Subrayó que el uso del Carnet representa “una visión reducida y sectaria de cómo enfrentar una crisis nacional”, sobre todo en un país devastado. El sociólogo expresó que los primeros beneficiarios de los bonos y de la repartición de la bolsa de alimentos son los militantes y activistas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus periferias, así como otros sectores no oficialistas que se han inscrito el sistema pero que, según estudios de opinión lo considera vejatorio.

“De acuerdo con encuestas de Consultores 21, entre 72 y 74% de la población venezolana tiene el Carnet de la Patria. Sin embargo, muchos han manifestado que se han visto obligados a carnetizarse porque los excluyen de los beneficios del gobierno. De manera que la gente recurre a este mecanismo no por convicción sino por necesidad”, dijo Trino Márquez.

Enfrentar la desigualdad en Venezuela, por Roberto Patiño

La crisis generada por el modelo dictatorial de Nicolás Maduro produce un contexto de exclusión social que se expresa en todos los niveles, afectando a amplios sectores de nuestra población. La gran mayoría de los venezolanos tiene un acceso precario a alimentos, educación o servicios básicos, generándose situaciones extremas de desigualdad política, económica y social, que impide el desarrollo de las personas. Esta situación es inducida por el régimen con el objetivo de mantenerse en el poder, explotándola a través de sistemas de control y represión.

De igual forma, desde la dictadura se han generado discursos propagandísticos que buscan ocultar esta realidad, proclamando ficticios resurgimientos económicos como el fenómeno de los llamados bodegones, que se dan en medio de la profundización del estado de precariedad y crisis hiperinflacionaria que estamos padeciendo. Los testimonios de residentes en Petare, por ejemplo, contaban en diciembre como hace tan solo tres años podía haber hasta una veintena de abastos en una comunidad y ahora solo quedaba uno, con los comerciantes forzados a cerrar por la imposibilidad de continuar su negocio.

La realidad es que no podemos hablar de mejorías o resurgimiento económico en un contexto en que el mas del 10% de la población infantil sufre de desnutrición severa, se registran contracciones del consumo de casi un 80 %, se producen diariamente cientos de manifestaciones por el colapso de escuelas, la falta de insumos médicos y la falta de agua, gas o electricidad, así como violaciones masivas de los derechos humanos desde el Estado. Un país no puede estar “mejor” si se producen hechos como los sucedidos en Cagua la semana pasada, en el que mueren 11 niños y jóvenes quemados en medio de un campo de azúcar, mientras cazaban conejos para poder alimentarse. Niños y jóvenes que no pudieron ser atendidos en los centros asistenciales cercanos, en los que no había los insumos mínimos para enfrentar una emergencia.

A nivel mundial, la desigualdad es una de los grandes problemas y constituye un tema prioritario que marcara el desarrollo de las democracias y la generación de nuevas formas de políticas públicas y reformas sociales en los próximos años. Esta reflexión debe también darse entre nosotros en Venezuela. La fragmentación social ha sido un fenómeno recurrente que ha sido explotado de manera irresponsable por Hugo Chávez para su proyecto político y que Nicolás Maduro ha exacerbado a niveles extremos en su afán autoritario. Desde los liderazgos políticos y sociales se debe reconocer esta realidad, tanto para la lucha por superar el actual modelo dictatorial y destructivo, como para iniciar el proceso de construcción de una nueva Venezuela.

En nuestra experiencia en el Movimiento Caracas Mi Convive, reconocemos la importancia vital de generar dinámicas inclusivas, redes de apoyo, y lazos de convivencia entre diversos actores sociales. La vinculación activa y abierta entre las personas, la cohesión alrededor de proyectos comunes y necesidades compartidas, es indispensable para el desarrollo de cualquier iniciativa exitosa que pueda ser sostenible en el tiempo y reproducirse en diferentes contextos.

No solo es prioritario visibilizar la exclusión y desigualdad generadas y explotadas por el modelo madurista, sino también generar estrategias de lucha política y social reconociendo esta realidad, y asumiéndola de manera responsable como una prioridad a abordar y resolver en el logro de un cambio significativo.

@RobertoPatino

Stalin González: Son libres de hacer lo que quieran pero no tienen capacidad para cumplir acuerdo
EL SEGUNDO VICEPRESIDENTE de la Asamblea Nacional, Stalin González aseguró que los grupos minoritarios que firmaron un acuerdo de diálogo con el régimen de Nicolás Maduro, “son libres de hacer lo que quieran, pero no tienen capacidad para cumplir acuerdo”. 
 
En los jardines del Palacio Federal Legislativo, González aseguró que el régimen de Maduro se burla de todo el país, la comunidad internacional y las Fuerzas Armadas por haber estado en dos procesos de diálogos. 
 
El vicepresidente y representante de la negociación aseguró que mantienen contacto con Noruega y que estarían dispuestos a volver para aprobar un acuerdo “integral”. 
 
Sobre el nombramiento de un nuevo Consejo Nacional Electoral, González recordó que la Constitución establece la forma de elección y que debe hacerse en el Parlamento. 
 
“Si ellos van a respetar la constitución, renovar el CNE, estamos dispuestos a contribuir con las normas”.
 
En defensa de la UCV, por Laureano Márquez

COMO EGRESADO DE LA Universidad Central de Venezuela, no puede uno permanecer impávido e indiferente ante este nuevo atropello a nuestra alma mater

La democracia es el mejor sistema de gobierno que se ha podido dar el ser humano a lo largo de la historia, es el que iguala a los ciudadanos, confiriendo a cada uno el mismo derecho a opinar sobre los asuntos que a todos nos conciernen en un complejo equilibrio entre justicia y equidad. Así como es el mejor sistema de gobierno, es también el más débil, si no hay tras él una visión ética de la política y un proceso de preparación creciente y sistemático de la población para la exigente tarea del ejercicio de la ciudadanía. 

La mayor debilidad que la democracia presenta es que democráticamente se puede optar por la extinción de la democracia al escoger una opción cuyos postulados sean la negación de la misma. Sucedió en la Italia fascista, en la Alemania nazi, también en la Venezuela chavista. Los caudillos no democráticos, lo primero que hacen al llegar al poder es desnaturalizar la democracia, convenciendo a la población -y a ellos mismos- de que la  aclamación popular sustituye a la democracia, de que al encarnar ellos la auténtica voluntad del pueblo, las votaciones son intrascendentes, por ello, cuando se hacen -si se hacen- deben blindarse los sistemas electorales para que no permitan que triunfe una opción diferente.

La existencia de la democracia no significa que todo deba ser sometido al voto popular. Por ejemplo, se cuestiona mucho en los últimos tiempos que se convocara, en el Reino Unido, a un referéndum para decidir la salida de la Unión Europea. Someter un tema de tal trascendencia a las pasiones del momento no fue una buena idea. Terminó ganando una opción que dividió al país y complicó las cosas para todos, incluido el propio Reino Unido. El liderazgo democrático debe implicar también un ejercicio de formación ciudadana. La enemiga principal  de la democracia es la demagogia. 

Hay temas e instituciones que requieren de una ponderación que también es democrática.  ¿Se imaginan los lectores -por ejemplo- qué consecuencias tendría para la justicia que los jueces fuesen electos con campañas electorales? Aunque los jueces sean electos, se busca para ellos un sistema de elección que pondere su capacidad académica, jurídica y profesional para el cargo. Se busca -en teoría- que lleguen los más capaces y justos y no los más populares. Ideal sería una democracia en la que el pueblo eligiese también a sus mejores jueces, pero en la realidad no es usualmente así.

Algo similar sucede con las instituciones académicas. Su democracia es de una naturaleza diferente porque se intenta que en la elección de sus autoridades, la preparación, la capacidad, la trayectoria académica tenga un peso específico en función de la propia esencia de la institución. Por eso, en las elecciones universitarias se da mayor peso en la votación al académico e investigador de larga trayectoria que al estudiante recién inscrito. Tiene lógica, se supone en teoría, que el primero debería tener un mayor conocimiento de los requerimientos y necesidades de la universidad. Dicho en otras palabras: en ciertas instituciones es más democrático (para su existencia y supervivencia) que haya algo menos de democracia, aunque suene contradictorio.

Los togados que se hacen pasar por Tribunal Supremo de Justicia, consideran que en las elecciones de la Universidad Central de Venezuela debe haber voto igualitario. Es su último desesperado intento  de destruirlo todo, se pretende también acabar con nuestra universidad. Las instituciones académicas de Venezuela, con la UCV a la cabeza no se han doblegado ante el régimen, han sido por el contrario centros de resistencia, casualmente en defensa del sistema democrático.

Es comprensible que la universidad represente el principal enemigo para un régimen que en su esencia y existencia es contrario a la razón.

 

@laureanomar

 

Emilio Lovera, por Laureano Márquez

CONOZCO A EMILIO LOVERA desde mis inicios en Radio Rochela, allá por el año 1987. Más que amigos y compañeros de trabajo, somos hermanos, nos tenemos cariño y confianza. Hemos sido socios en diversas actividades humorísticas que no nos han vuelto millonarios -como mereceríamos serlo-, pero que nos han dado la inmensa alegría de dar alegría a nuestro prójimo y también de hacerle pensar un poquito. Aunque suene un poco alabancioso, cuando nos reunimos en el escenario se produce una mágica combinación de dos estilos de humor que -juntos- hacen un tercero, que es nuestro sello como pareja de humor.

Desde que conozco a Emilio, hace más de treinta años no le he visto hacer otra cosa que trabajar honestamente en los escenarios, llevar una vida modesta y decente, comportarse como ciudadano ejemplar. Ha metido la mano para ayudar a todas las causas y personas que ha podido, sin hacer alarde de ello. Como hombre del espectáculo, ha hecho lo posible por dignificar la profesión del humorismo en el país, propiciando el respeto por los artistas. Es pionero en esto de hacer del humor un trabajo serio y tratado con justicia. En este transitar, ha ayudado a muchos compañeros a lo largo de su vida -entre ellos a este servidor de Internet- y lo ha hecho con generosidad, sin ese temor que suelen tener algunos artistas de que otros brillen y les desplacen. Se goza con el talento de sus compañeros y con su éxito, les da ideas y les anima. Cuando le han confiado espacios para la comedia, ha involucrado a nuevos comediantes, algunos le han pagado de mala manera, como aquel que le robó un terrenito en Mérida.

En fin, conozco la vida de Emilio desde las durezas de su infancia. He visto su evolución, su progreso, que, aunque ha sido meteórico en talento, ha sido modesto, gradual y lleno de complicaciones y altibajos en lo material. Este último año ha sido especialmente duro para él, por las razones que ya él ha explicado suficientemente. No ha podido trabajar y por tanto no ha tenido ingresos que declarar.  Esta semana el organismo tributario ha suspendido los espectáculos con los que volvía a los escenarios y a su único “modus vivendi”: el del humor. 

Emilio Lovera, quien suscribe, muchos periodistas y personas incómodas para el régimen por sus opiniones, hemos sido declarados contribuyentes especiales desde hace muchísimos años, desde los tiempos del intergaláctico.   Dice el dicho: “cree el ladrón que todos son de su condición”. Como esta gente piensa que el dinero es lo más importante para nosotros, están convencidos de que nos amedrentarán y silenciarán con la amenaza tributaria. No lo han logrado a pesar de múltiples investigaciones  y multas a las que hemos sobrevivido y seguiremos sobreviviendo. En Venezuela aún hay muchas personas trabajando digna y decentemente. Ser honesto en nuestra tierra te coloca en situación de minusvalía. Serás castigado y perseguido por ello. A pesar de lo cual, hay que seguir insistiendo para que algún día en nuestra tierra el esfuerzo, el talento y la probidad desplacen el “vivamos, callemos y aprovechemos” del que hablaba Picón Salas y sean tenidos como un valor y no como un defecto que te convierte en pendejo.

Por lo demás, nada de raro tiene que en un país regido por  choros, el mal ejemplo de un trabajador decente sea sancionado. En honor a la verdad, hay persecuciones que reconfortan. Llama la atención que esta misma semana una investigación de un diario español habla de la sociedad de la primera familia del país con la explotación delincuencial -y destructora del frágil equilibrio ecológico- del oro en el llamado arco minero, un espectáculo nada divertido al que -curiosamente- nadie se atreve a poner fin.

 

@laureanomar

 

Juan Guaidó denunció que el régimen pretende disolver la Asamblea Nacional
JUAN GUAIDÓ, PRESIDENTE ENCARGADO de Venezuela denunció a través de sus redes sociales que el régimen de Nicolás Maduro pretende disolver la legítima Asamblea Nacional. 
 
“Quiero decir con mucha responsabilidad que hemos recibido información importante sobre las pretensiones de una nueva locura; una locura que hemos visto en una dictadura, en un régimen que no tiene escrúpulos. Pretenden clausurar ilegalmente el Parlamento venezolano; por eso la convocatoria del día de mañana (lunes) de manera casi irregular de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)”, dijo Guaidó.
 
El jefe del parlamento también alertó que el día de mañana se pretende disolver el parlamento, convocar ilegalmente elecciones parlamentarias y hasta perseguir masivamente a diputados de oposición. “Solamente convocan cuando van a perseguir o cuando van a allanar inmunidades parlamentarias”, dijo.
 
Guaidó aseguró que no solo ha advertido a la comunidad internacional sobre los planes del gobierno de Maduro, también pidió a los venezolanos prepararse para una ofensiva política como se ha venido haciendo. 
 
“Hemos enviado los mensajes pertinentes de alerta a la región, hemos enviado y recibido información importante tanto de la comunidad internacional como de parientes militares de la Fuerza Armada que no están de acuerdo con ninguno de estos elementos. Hemos recibido de actores del régimen, incluso, que están buscando mejores alternativas”.
 
Juan Guaidó además anunció que este lunes 12 de agosto hará algunas designaciones de Gobierno para avanzar en la ofensiva clara y política, para seguir transitando el camino establecido desde el principio y que pasa por el cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. 
 
Finalmente refirió que si el régimen intenta secuestrarlo como ocurrió en enero “poco funcionará” porque cada acto de represión que han tomado solo ha generado mayor presión internacional, mayor rechazo popular, mayor división entre el régimen.
 
“Si mañana hacen lo pretenden hacer, resultará una fase de conflictividad superior para todos nosotros porque vamos a ejercer nuestra reivindicaciones propias, vamos a ejercer nuestros derechos. Pueblo de Venezuela estemos alerta a los próximos acontecimientos porque si la dictadura decide seguir el camino que proponen llevar quienes sumieron al país en el caos, por su puesto que nuestra respuesta va a venir con nuestra gente, con la FAN, con la comunidad internacional”. 
El sentido del ridículo, por Laureano Márquez

DICEN QUE EL SENTIDO DEL RIDÍCULO “es aquello que nos hace estar pendientes por no hacer nada que pueda causar molestia o provocar risas por parte de los demás”. Hay personas que tienen un alto sentido del ridículo y otras en las que escasea, es decir, personas que tienen una mínima preocupación porque aquello que dicen o hacen mueva a la risa. Hay muchos tipos de risa. Para un comediante, por ejemplo, la risa de los demás constituye la mayor satisfacción, vive para ello. Esto no quiere decir que él haga el ridículo, pues si alguien tiene un elevado sentido del ridículo es el comediante. La risa que el ridículo produce es diferente: no es humorística, sino que se convierte es una expresión de lástima o vergüenza.

Recuerdo, hace muchos años, haber asistido al montaje de una versión de Otelo en la que trabajaba un querido compañero de Radio Caracas Televisión. Durante la representación del clásico teatral, los asistentes reíamos de buena gana al ver el divertido montaje cómico que un elenco de actores dramáticos había conseguido de la célebre tragedia de Shakespeare. Cuando al final de la obra acudí a felicitar a mi compañero –que era, casualmente, el que daba vida al moro de Venecia–, el ambiente en el camerino sí que era de verdadera tragedia. Él, con los ojos vidriosos de llanto, me preguntó: “¿pero por qué se reían?”. La pregunta me puso al tanto de que la auténtica desgracia se desarrollaba detrás del escenario: esa divertida obra, la que yo como cómico habría querido montar, constituía para estos actores dramáticos una verdadera fatalidad: habían hecho el ridículo. De hecho, la única función de una anunciada larga temporada fue la del estreno. Es curioso la delgada línea que a veces separa las cosas: al serio le angustia la risa y al cómico la seriedad.

Todas estas reflexiones sobre lo que significa hacer el ridículo vienen a cuento por la noticia que hoy, 6 de agosto de 2019, aparece reseñada por la agencia de noticias EFE: “El Gobierno de Maduro sugiere a los venezolanos postergar los viajes a EE.UU. por los tiroteos”. El régimen alude a las trágicas masacres acaecidas en los Estados Unidos en los últimos días: la de El Paso, que dejó un saldo de 22 personas fallecidas y 24 heridos y la de Ohio, con 9 fallecidos y 27 heridos, lo que, sin duda, constituye una catástrofe lamentable, una nueva muestra de la locura enfermiza que evidencia el tema de los tiroteos en los Estados Unidos y el delicado tema del control de armas, siempre polémico en la sociedad norteamericana.

Ahora bien, dicho lo anterior, hay que decir esto otro: que un régimen que asesina, tortura, quita la vista a adolescentes, lanza a presos políticos del décimo piso, asesina a jóvenes manifestantes en las calles, un régimen responsable de lo que de seguido se describe:

  • “En las últimas dos décadas más de 300.000 venezolanos fueron asesinados, lo que arroja un promedio de al menos 41 homicidios por día” (es decir: Venezuela tiene 2 El Paso cada día) (O.V.V.).
  • “Más del 60% de los asesinados en los últimos 20 años (cerca de 200.000) tenían entre 14 y 29 años cuando perdieron la vida, en tanto que el 90% eran hombres y más del 80% vivían en la pobreza.” (O.V.V.):
  • “Otra consecuencia de esa falta de respuesta por parte de las instituciones es el uso de la “justicia privada”, que ha incrementado en los últimos años los casos de linchamiento y de asesinatos por encargo, “que ocurren en situación de impunidad y pérdida del Estado de derecho”. (O.V.V.).
  • “Entre 2016 y 2018, los funcionarios de seguridad mataron a 18.339 personas, equivalentes a 509 ciudadanos por mes, y «en lo que va de 2019 los cuerpos policiales han asesinado a 15 personas a diario bajo el argumento de haberse resistido a la autoridad» (Briceño León)

La lista seguro es más larga y dolorosa. Pero repito: que un régimen responsable del agobio de sus connacionales por todos los crímenes descritos, les sugiera que no visiten a los Estados Unidos de América por el peligro que esta visita podría acarrear para su seguridad, es muestra inequívoca de que se ha perdido todo sentido del ridículo.

En nuestro caso, la desnudez del rey es patéticamente pornográfica.

 

@laureanomar