morgue de bello monte archivos - Runrun

morgue de bello monte

#MonitorDeVíctimas | Mataron a vigilante dentro del Parque del Este
Lo apuñalaron en la habitación donde dormía. Dos crímenes más ocurrieron en Ciudad Tiuna y la carretera Petare-Santa Lucía 

Francisco Zambrano @franzambranor / Fotografías: Carlos Ramírez

 

Rubis Alfonso Correa Fandiño, de 60 años de edad, solía visitar a su familia en Petare los fines de semana cuando estaba libre de su trabajo como vigilante en el Parque del Este de Caracas. Pero el pasado sábado 4 y el domingo 5 de abril no lo hizo. 

Extrañados, sus familiares lo buscaron y se enteraron que el cadáver de Correa Fandiño había sido levantado por funcionarios del Cicpc el domingo, víctima de un ataque con arma blanca en su dormitorio del Parque del Este.

Su familia desconoce el posible móvil del asesinato. Alegan que Correa Fandino no tenía enemigos aparentes.

La víctima tenía cinco años trabajando en el Parque del Este y deja tres hijos.

También con arma blanca 

En otro suceso, a Javier Montiel lo apuñalaron por la espalda hasta matarlo frente a la torre 24 del complejo de la Gran Misión Vivienda Ciudad Tiuna, ubicada en Fuerte Tiuna, municipio Libertador, el pasado 5 de abril aproximadamente a la 1:00 am.

Montiel, de 19 años de edad, era oriundo de Maracaibo y pertenecía a la etnia wayúu, trabajaba como obrero en un vertedero de basura desde hacía cuatro meses.

Según la familia, Montiel regresaba de su trabajo cuando fue asesinado.

Lo mató un amigo por una deuda 

Dos tiros recibió Michael Istúriz, de 38 años de edad, por parte de un amigo luego de sostener una discusión por una deuda de dinero. El crimen ocurrió en el sector La Lagunita de la carretera Petare-Santa Lucía, estado Miranda.

Así lo expresó un familiar de Istúriz en la morgue de Bello Monte.

El suceso ocurrió el pasado 6 de abril a las 11 de la mañana.

Istúriz era comerciante y deja huérfanos a dos hijos menores de edad.

 

#MonitordeVíctimas | De un tiro en el abdomen lo mató comisión de Polisucre delante de un hijo
Su pareja niega que se trató de un enfrentamiento porque la víctima tenía una lesión en la mano derecha y no portaba arma de fuego

@SandraGuerrero1 / Fotografías Carlos Ramírez

 

Rosalba Mendoza, pareja de Carlos Alberto Guzmán Vilera, aseguró que su marido no se enfrentó a funcionarios de Polisucre, el miércoles 22 de enero,  cuando regresaba a su casa con su hijo de 15 años de edad, luego de haber comprado alimento para unos cerdos que estaba criando. 

De acuerdo a la versión suministrada por el adolescente, la moto que conducía su papá, de 53 años de edad, fue interceptada por 2 funcionarios de Polisucre, que sin intercambiar una palabra con Guzmán Vilera, uno de ellos le dio un tiro en el abdomen y luego los uniformados lo llevaron al Hospital de El Llanito. El crimen ocurrió entre la 1:00 y 1:30 pm, en el kilómetro 13 de la vía Petare-Santa Lucía, estado Miranda.

Mendoza negó que su marido se hubiese enfrentado a los Polisucre pues tenía una lesión en la mano derecha que se ocasionó, hace cuatro meses en un accidente de tránsito. Hacía 15 días le quitaron un tutor que tenía en esa mano, que no podía mover y la próxima semana iniciaría la rehabilitación

El hijo de la víctima dijo que los policías colocaron en la mano derecha de su papá una pistola e hicieron unos disparos para simular que hubo enfrentamiento.

La víctima dejó siete hijos, cinco de ellos son menores de edad.

Era mototaxista, pero debido al accidente sufrido no estaba laborando.

Rosalba Mendoza dijo que teme por su vida y que por eso hizo la denuncia de lo ocurrido en el Ministerio Público

Agregó que su esposo nunca estuvo preso, no tenía antecedentes ni tenía problemas con nadie.

“Nunca vi que tuviese un arma de fuego”, dijo.

 

 

 

https://runrunes.org/wp-content/uploads/2020/01/plantilla-instinto-de-vida-monitor_Mesa-de-trabajo-7-1.png

#MonitorDeVíctimas | Mataron a mototaxista para robarle el vehículo y otras pertenencias
El crimen ocurrió cuando la víctima se dirigía a su residencia en la calle Zulia de La Vega

@SandraGuerrero1 / Fotografía Carlos Ramírez

 

Oscar Alexander Duarte Bastidas, de 23 años de edad, era el único hijo de Oscar Duarte y su pareja. El sábado pasado el hombre llegó a la morgue de Bello Monte para hacer los trámites legales a fin de retirar el cadáver.

Allí, Duarte relató que su hijo laboraba, desde hacía cuatro años, como mototaxista afiliado a la línea establecida en la redoma de La Vega. El joven vivía con sus padres en la calle Zulia de esa parroquia.

La madrugada del viernes pasado, el mototaxista regresaba a su domicilio cuando fue abordado por dos hombres que le dieron dos disparos en la cabeza para despojarlo de su moto, celular, cartera y se presume que también le habrían robado alguna cantidad de dinero que habría ganado trabajando ese día. El mototaxista murió en el sitio y una comisión de la policía científica de El Paraíso levantó el cuerpo y lo trasladó a la morgue de Bello Monte.

El padre de la víctima destacó que la moto de Oscar Alexander era una Jaguar, de modelo viejo.

 

El Cicpc encontró los restos enterrados y carbonizados en cuatro áreas distintas del relleno sanitario. Se conoció extraoficialmente que solo uno de los cadáveres tiene data de muerte reciente

Las 11 osamentas localizadas en el relleno sanitario de La Bonanza, el lunes 4 de noviembre, se encontraban carbonizadas y distribuidas en distintas fosas de la zona.

Según información policial dos estaban enterradas en un área boscosa del relleno. En otro lugar había una sola, de un tercer sitio desenterraron cinco osamentas y del último, las tres restantes.
En la morgue de Bello Monte trabajan para identificar a las víctimas. Se conoció extraoficialmente que solo uno de los cadáveres, en avanzado estado de descomposición, tiene fecha de muerte reciente.

La investigación comenzó luego de que en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) recibieran varias denuncias por robo de vehículos y personas desaparecidas.

En el relleno sanitario La Bonanza localizaron una camioneta marca Toyota modelo Pick Up blanca. También dos conchas de bala calibre .38 percutidos, un cartucho de escopeta sin calibre aparente, dos proyectiles deformados y un manojo con cinco llaves.

#MonitorDeVíctimas | Encuentran en El Calvario a adolescente con cinco tiros en la cara

IVÁN JOSÉ SALAZAR SALIÓ desde Valencia a Caracas para sacarse una cédula de identidad. Días después, su cuerpo fue localizado en El Calvario, municipio Libertador del Distrito Capital. El rostro del adolescente de 17 años estaba irreconocible. Lo mataron con cinco tiros en la cabeza.

Los parientes se dieron cuenta de que no estaba en casa al mediodía del miércoles. Su abuela notó que no se había despertado y fue a buscarlo al cuarto. No estaban él ni sus pertenencias.

Desde hace varias semanas, la mamá de Iván José lo dejó al cuidado de su abuela. Por falta de medicamentos e insumos, la mujer viajó a Colombia para optar por una operación de la vejiga.

Una vez que descubrieron la ausencia del adolescente, los parientes comenzaron a investigar qué había ocurrido. Al día siguiente, Iván José llamó a uno de sus tíos y avisó que estaba en Caracas, que estaba bien y que estaba sacando su cédula de identidad. Dijo que la quería para poder viajar a Colombia con su mamá. Prometió regresar el lunes, porque ese día le entregarían el documento.

A las 8:00 pm del domingo 16 de diciembre, una vecina de la familia en Valencia tocó la puerta. Avisó que había leído en Facebook que le escribieron al adolescente un mensaje de luto: “Iván José,  te queríamos mucho. Descansa en paz”.

La angustia apareció de nuevo entre la familia. “Yo no sé por qué el se fue a Caracas. No tenemos familia aquí y cuando su mamá venía iba era a El Junquito”, manifestó su abuela, en la morgue de Bello Monte.

La abuela viajó inmediatamente a Caracas y el lunes buscó en hospitales el cuerpo de su nieto. El martes 18 de diciembre, se acercó a la morgue de Bello Monte y allí le confirmaron su muerte. “Aquí hay un muchacho con esas características, pero está irreconocible. Le dieron cinco tiros en la cara”, fue la respuesta del funcionario forense que la atendió.

Los parientes del adolescente ya iniciaron los trámites fúnebres. Enterrarán al adolescente en Valencia, en presencia de su madre quien regresó de Colombia el martes. Era único hijo y dejó los estudios hace seis años.

#MonitordeVíctimas | Denuncian que ajusticiaron a un hombre por acompañar a otro que estaba solicitado

A JUICIO DE ROSMIRA CHIQUIZA, a su hijo lo asesinaron por andar con un amigo que estaba solicitado por las autoridades.

A Antoni Manuel Moreno Chiquiza de 21 años de edad lo mataron entre el kilómetro 2 y 3 de El Junquito el lunes 26 de noviembre cerca de la 10 de la mañana.

Rosmira Chiquiza denunció que su hijo fue ajusticiado por funcionarios del FAES. Aseguró que este no poseía armas ni tenía antecedentes penales.

Chiquiza presume que al abordarlos y percatarse que su compañero era buscado por la justicia, los efectivos procedieron a ejecutarlo. “Yo hice la denuncia y quiero que se investigue”, dijo desde la morgue de Bello Monte.

Aseguró que al acompañante de su hijo igualmente lo mataron, pero dijo desconocer el nombre y el paradero del cuerpo.

Moreno Chiquiza trabajaba a destajo y dejó a su pareja embarazada de cuatro meses.

Autopsia de Fernando Alban fue practicada por médico forense que dirigió exhumación de los restos de Bolívar en 2012: excoordinador del Senamecf

@boonbar

La autopsia del concejal de Primero Justicia, Fernando Albán, no fue practicada por el médico comunitario Arnoldo Pérez cuya firma aparece en el acta de defunción, sino por la forense Yuanuacelis del Carmen Cruz. Así lo asegura William Jiménez, ex Coordinador Nacional de Investigaciones Estratégicas de la Inspectoría General del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), ubicada en Colinas de Bello Monte, Caracas.

A través de su cuenta de Twitter, el exfuncionario en el exilio desde mayo de 2018 indicó que el Ministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol, ordenó el cambio en el contexto de protocolo de “politraumatismo generalizado a traumatismo cráneoencefálico”, al mismo tiempo que instó a Pérez a firmarla. Desmiente la versión oficial presentada por el fiscal designado por la ANC, Tarek William Saab.

Jiménez también indica que en el examen de los órganos que realizó Cruz “se observó agua en los pulmones” del cuerpo de Albán.

 

El ex Coordinador Nacional de Investigaciones Estratégicas del Senamecf también reiteró su testimonio en video difundido a través de redes sociales.

El certificado de defunción de Fernando Albán fue firmado por  Arnoldo José Pérez Durán, quién se graduó en el segundo cohorte como Médico Integral Comunitario (MIC) de la Universidad de las Ciencias de la Salud “Hugo Chávez Frías”.

En contraste, la diputada Delsa Solórzano advirtió que toda autopsia debe ser practicada por un anatomopatólogo forense siguiendo los estatutos del Protocolo de Minnesota, procedimiento recomendado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para investigar crímenes de lesa humanidad cometidos en ejecuciones ilegales.

La forense del Libertador

 

La médico forense Yanuacelis del Carmen Cruz Cruz Calcaño dirigió el equipo que hizo la exhumación de los restos de Simón Bolívar ordenada por el entonces presidente Hugo Chávez en 2012. El estudio concluyó que el Libertador había muerto por una infección respiratoria.

“Todas estas enfermedades deterioraron su proceso respiratorio y trastorno hidroelectrolítico, los cuales generaron cada vez más edema cerebral con compresión de centros importantes cardiorespiratorio a nivel de sistema nervioso central, situación que lo llevó a la muerte”, señaló el 24 de julio de 2012  la científica en cadena nacional.

Cruz afirmó también que el estado anímico del Libertador desencadenó su muerte ya que Bolívar se encontraba deprimido, lo cual reflejaba el avance de la enfermedad.

La investigación forense de 2012 permitieron además la reconstrucción del rostro digitalizado en 3D de El Libertador, que el gobierno Chávez tomó como fidedigno.

 

#MonitordeVíctimas Confusión de cadáveres de dos ancianas en la morgue de Bello Monte provoca cremación por error
Nuevamente, los controles de la medicatura forense fallaron y entregaron un cadáver a una mujer que identificó erróneamente a su madre. La familiar firmó una carta para exonerar a la institución de la equivocación. No es la primera, en meses anteriores se han registrado denuncias similares

@loremelendez

MARÍA IGNACIA TORRELLES, DE 92 AÑOS DE EDAD, murió en su casa el pasado sábado 24 de febrero por insuficiencia cardíaca. Como no tenía cédula de identidad ni partida de nacimiento con la que sus familiares pudieran tramitar su certificado de defunción, su cuerpo terminó en la morgue de Bello Monte. Una semana después, cuando culminaron el papeleo, acudieron al lugar para retirar el cadáver y sepultarlo. Pero los restos no estaban allí. Se había entregado por error a otras personas que lo velaron y cremaron el lunes 26.

“Lo que ocurrió es parte del propio sistema porque no hay control”, reclamó Natalie Peña, nieta de Torrelles, quien explicó que intentaron entregarle el cuerpo de la otra anciana que debió ser cremada. Señaló que, a pesar de que la dentadura, el largo del cabello y el color de la bata que llevaba eran distintos al de su familiar.

La confusión ocurrió cuando una mujer se equivocó al identificar el cadáver de su madre. Al igual que ella, el cadáver de Torrelles tenía una cicatriz en la ceja derecha y una marca de un moretón (producto de una caída) en el hombro derecho.

“Yo vi que tenía el pelo corto, a pesar de que mi mamá tenía el pelo largo, y que la bata era rosada en lugar de verde. Pero como no conozco el protocolo de la morgue, no le presté atención”, explicó la mujer que pidió no ser identificada.

Relató también que el detalle de la dentadura – su madre tenía dientes en la parte de abajo, Torrelles no – lo obvió porque su madre murió con los labios hundidos, tal como estaban los de la otra anciana.

A pesar de que en la medicatura forense se siguió el protocolo establecido para la identificación (se le tomó una foto al familiar que testificó, se le grabó en video y se le hizo firmar un acta), todo falló. Esta misma institución asumió los gastos de la nueva incineración en el Cementerio del Sur.

De acuerdo con una fuente de la morgue, la familiar que confundió los cadáveres firmó una carta en la que exoneró de lo sucedido a la institución pública y al Cementerio del Este, donde se hizo la cremación. Sin embargo, no es la primera vez que en Bello Monte se cometen estos errores. Durante los últimos meses, parientes de fallecidos han denunciado a los medios que les han intentado entregar cuerpos que no pertenecen a sus parientes.

 

“Lo están haciendo para salir del paso”

En julio pasado, Diana Carolina Ramírez de Arriechi y Edgard Antonio Arriechi Hernández estuvieron a punto de enterrar el cadáver de un niño pensando que se trataba del de su hijo Leswi Omar Arriechi Ramírez. El chico llevaba más de un mes desaparecido y desde el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) les llamaron para avisarles que su cuerpo estaba en la medicatura forense.

Aunque la madre indicó que el niño estaba irreconocible y en avanzado estado de descomposición, confirmó que se trataba de su hijo por una quemadura que tenía en una mejilla. Sin embargo, la mañana del 12 de julio, justo cuando esperaba por la carroza fúnebre, recibió una llamada de un albergue de menores en donde lo tenían desde los primeros días de junio.

En febrero, familiares de un hombre hallado en el río Guaire afirmaron que les querían entregar un cuerpo distinto. En la morgue les habían dicho que, tras hacerle todos los exámenes y la necrodactilia, los resultados habían arrojado que se trataba de su pariente: Winston Alexander López Anza. Pero no era él.

Pese a que entre ambas víctimas había un parecido, los allegados de López Anza sabían que él había muerto por puñaladas y no por arma de fuego, como lo señalaba el certificado que les dieron en la medicatura. No les permitieron reconocer los restos en persona, sino a través de una foto, y los presionaron para que empezaran el papeleo.

Los familiares tuvieron la certeza de que no era Winston porque periodistas les avisaron que a la medicatura llegó un hombre que hallaron en el Guaire con heridas por arma blanca.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR https://runrun.es/noticias/340931/monitordevictima…mbre-en-carapita/

“Cuando reclamamos, quisieron hacerse los locos y desaparecieron los papeles que habíamos tramitado. Pero insistimos y ahí sí aparecieron. Querían hacernos repetir el trámite completo”, comentó uno de los parientes.

“Yo digo que las personas que trabajan ahí no están haciendo su trabajo o lo están haciendo para salir del paso (…) Dígame, nosotros sin plata. Imagínese cómo hubiésemos hecho de haber enterrado el cadáver equivocado”, cuestionó el familiar de López Anza.