homicidios archivos - Runrun

homicidios

#MonitorDeVíctimas | Funcionarios del CICPC mataron a dos hombres en Petare
En La Vega, un panadero fue asesinado por las FAES 

 

 @franzambranor | Fotografía: Carlos Ramírez

 

Dos hombres fueron asesinados en diferentes operativos del CICPC en Petare, municipio Sucre, de acuerdo a versiones que sus familiares aportaron en las adyacencias de la morgue de Bello Monte donde esperaban por la entrega de los cadáveres.

Edwin Enrique Marín Flores, de 23 años de edad, fue asesinado el 16 de mayo, seis días después de que se fugara del destacamento del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS) ubicado en la urbanización Alto Prado, municipio Baruta. 

Los familiares desconocen en qué lugar específico de Petare, municipio Sucre,  mataron a Marín Flores, solo saben que fueron funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) quienes llevaron su cadáver a la morgue. Creen que no fue llevado a centro asistencial alguno. 

Mientras, el 23 de mayo, mataron a Deykel Carvallo, de 22 años de edad, en el barrio El Carpintero, de Petare. Sus parientes dijeron que efectivos del CICPC  ingresaron a su casa situada en el sector Las Casitas y le propinaron un tiro en el pecho.

Carvallo dejó huérfana a una niña de 1 año de edad. 

Matan a panadero en La Vega

Según allegados a Moisés Alexander Caraballo Monasterios, funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), lo asesinaron en su casa ubicada en la calle Zulia de La Vega a las 5:00 am del pasado 26 de mayo.

Caraballo, de 19 años de edad, trabajaba en una panadería del mismo sector.

De acuerdo a la familia le dieron tres balazos por la espalda y se lo llevaron al hospital Miguel Pérez Carreño donde falleció. 

el futuro de la juventud en sectores populares

38% de las muertes violentas de Caracas son realizadas por fuerzas policiales
El reporte Anual de Monitor de Víctimas recolecta los datos de 898 muertes violentas en el Área Metropolitana de Caracas durante 2019. Estos datos identifican los principales móviles de homicidios de la ciudad y visibilizan la letalidad policial

Caracas, mayo 2020- Hombres jóvenes que fueron sorprendidos de madrugada por operativos policiales que acabaron con sus vidas. Mujeres mayores que fueron asesinadas en sus casas para robarlas. Adolescentes que cayeron en medio de ajustes de cuenta por conflictos del pasado. Veinteañeras a quienes mataron sus parejas. Muchachos a quienes les dispararon para quitarles lo poco que tenían. Estas son las víctimas más comunes de la violencia en Caracas.

En el 2019, Monitor de Víctimas registró 898 homicidios de los cuales alrededor de 40% de los perpetradores fueron identificados como miembros de las fuerzas de seguridad del Estado. Un porcentaje alarmante que pone en duda el debido proceso y el respeto de los derechos humanos en Caracas.

Los robos con 17% y el ajuste de cuentas con 9% del total de los homicidios son la segunda y tercera causa de muerte en la ciudad. Estas cifras confirman que actualmente la capital venezolana es una de las más peligrosas del mundo, con ciudadanos vulnerables ante aquellos que tienen las armas.

El reporte anual de Monitor de Víctimas de 2019 es un trabajo colaborativo del medio digital RUNRUN.ES y la organización Caracas Mi Convive. Es un proyecto que combina el periodismo de datos y la participación ciudadana. Los reporteros van dos veces al día a la morgue principal de Caracas a recoger testimonios de familiares y testigos, y revisar las versiones de los funcionarios acerca de los homicidios que ocurren en el área metropolitana de Caracas.

En el informe se narran los hechos de algunos de los casos más destacados y se cuenta cómo mataron a estas personas. A su vez, se describen las características sociodemográficas de las víctimas, lo cual permite identificar poblaciones particularmente vulnerables a cada tipo de violencia en la ciudad.

La madre de una de estas víctimas de letalidad policial contó: “Tengo miedo, vivo aterrada. Si salgo y veo a alguien afuera vestido de negro comienzo a temblar”. Estas palabras expresan el terror que generan las instituciones que deberían proteger la vida de los habitantes.

El reporte profundiza en este tema y, por medio de testimonios y análisis descriptivos e inferenciales de los datos, identifica la existencia de una violación sistemática al derecho a la vida por parte de las fuerzas de seguridad del Estado en Caracas.

Por esto, los invitamos este miércoles 27 de mayo a la presentación oficial del Informe Anual 2019 de Monitor de Víctimas, en la que se explicará la metodología empleada, se discutirán los hallazgos encontrados y se hará un llamado a la defensa de los Derechos Humanos y el diseño de políticas que garanticen la seguridad del venezolano.

 

 

Un tercio de los homicidios de Caracas se concentran en 12 calles
Las Culebras de Caracas es una investigación que contrasta dónde ocurren los homicidios en Caracas con la percepción de la violencia de los niños de La Cota 905

@cisnerosrincon

Caracas, abril 2020.- “Son las culebras que muerden, escupen veneno y matan gente. Les tengo mucho miedo”. Cuando los adultos hablan de los ciclos de venganza que muchas veces conducen a la muerte, en las comunidades más vulnerables de Caracas, usan frases como “tienes una culebra” o “lo mató una culebra”. Ese concepto le ha hecho creer a los niños de La Cota 905 que existen animales peligrosos que matan a las personas en su comunidad. Esas “Culebras” lo hacen vivir con el miedo constante de que sus familiares puedan ser las próximas víctimas.  

En una investigación realizada por la organización Caracas Mi Convive, se reflejan los dibujos realizados un grupo de infantes cuando se les pidió ilustrar aquello que no les gusta de su comunidad. Los resultados demostraron que existe un conocimiento preciso sobre tipos de armas, drogas y su consumo, además de hacer énfasis en las formas de violencia que, a más de uno, le ha quitado a familiares o amigos. También las “culebras” tuvieron mucha presencia.

Ignacio fue uno de los participantes. Tiene 8 años y en su dibujo esbozó culebras, a su familia llorando y sin dinero para comprar comida, peleas en su comunidad y enfrentamientos violentos entre bandas y policías. Como Ignacio, existen decenas de niños que están de forma constante, expuestos a la violencia armada. Elementos presentes que se han vuelto no solo su realidad sino cotidianidad.

Pero, eso no es todo. El estudio Las Culebras de Caracas contrasta también la geolocalización de 1.967 muertes violentas ocurridas en el Área Metropolitana de Caracas, que fueron registradas por el observatorio de homicidios, Monitor de Víctimas. Así, con esta investigación conjunta con Caracas Hotspots fue posible identificar que un tercio de los homicidios de Caracas se concentran en solo 12 puntos de la ciudad.

Es decir, en palabras de Guillermo Sardi, psicólogo y coordinador general de Caracas Mi Convive, “podemos corroborar que no toda Caracas es violenta, hay focos de violencia en la ciudad”. Son zonas delimitadas, conocidas como: Hotspots. “Si se enfocan las estrategias y recursos en estos lugares, se podría tener un efecto masivo en los niveles de violencia de Caracas”, asegura el estudio.

Las personas que más sufren las consecuencias de la violencia son las que viven en asentamientos urbanos no planificados y, por tanto, se encuentran en un contexto de exclusión social. En estas zonas viven familias con poco acceso a servicios y recursos, lo que las coloca en una marcada situación de vulnerabilidad. Familias como la de Ignacio, que buscan sobrevivir en un entorno de emergencia humanitaria compleja. 

¿Dónde quedan las 12 calles que concentran el 34% de los homicidios de Caracas?

  1. La Cota 905
  2. Propatria: Estación de metro
  3. Ciudad Tiuna, El Valle
  4. Plaza Sucre
  5. Las Acacias
  6. Carapita, Antímano
  7. Barrio Zamora, El Valle
  8. Los Jardines, El Valle
  9. Mamera, Antímano
  10. Las Mayas
  11. Macarao, Las Adjuntas
  12. Caricuao

La investigación previa de Caracas Mi Convive sobre los puntos calientes, realizada en conjunto con la plataforma ArcGIS, Caracas Hotspots, analiza las estructuras físicas de los puntos calientes. Entre las características comunes, encontraron:

  1. Deterioro del espacio físico, con calles y aceras rotas y estructuras destruidas.
  2. Escaso o inexistente mantenimiento, con alta concentración de basura y falta de limpieza.
  3. Iluminación precaria.
  4. Aceras y vías de acceso en mal estado para su uso.
  5. Falta de interés tanto de las autoridades como de los habitantes para mantener o arreglar el espacio.

Además, la urbanista Oriana Medina, del equipo de Caracas Mi Convive, explica que “cuando el deterioro urbano no permite el encuentro entre los habitantes, las personas dejan de comunicarse. Esto implica que los vecinos se aíslan en sus casas ante los actos violentos, en lugar de organizarse para buscar soluciones a estos problemas. La incapacidad de establecer planes conjuntos en las comunidades con espacios deteriorados es otro aspecto que promueve la violencia”.

 

Pueden leer las investigaciones completas en:

Las Culebras de Caracas: La ciudad vista desde los ojos de los niños

Caracas Hotspots

OVV: Es inadmisible que sigan muriendo jóvenes por acción equivocada de autoridades
Gloria perdomo, coordinadora del Observatorio Venezolano de la Violencia, dijo que las 2.113 muertes de niños, adolescentes y jóvenes en 2019 a manos de funcionarios de cuerpos de seguridad revela la falta de compromiso con la legalidad y los derechos humanos del Estado 

 

@franzambranor

 

 

14 muertes violentas diarias de niños, adolescentes y jóvenes se registraron en Venezuela durante 2019, según el informe de Juventud del Observatorio Venezolano de la Violencia.

Fueron en total 5076 niños, adolescentes y jóvenes asesinados el año pasado, víctimas de homicidios y de supuesta resistencia a la autoridad.

“Son muertes totalmente prevenibles si en el país tuviésemos políticas de seguridad. Es inadmisible que sigan muriendo jóvenes por la acción equivocada de las autoridades públicas”, dijo la coordinadora del Observatorio Venezolano de la Violencia, Gloria Perdomo.

La cifra de 5076 niños, adolescentes y jóvenes fallecidos representa una reducción del 34,5% con respecto a 2018. Hace dos años, hubo 14736 muertes violentas de niños, adolescentes y jóvenes, a razón de 40 asesinatos por día.

“Siguen siendo muy altas las cifras de muertes por violencia y especialmente a manos de funcionarios. 2.963 fueron por homicidios y 2.113 por casos de resistencia a la autoridad. 2113 es un número alarmante, en cualquier otro país sería objeto de una profunda investigación”, indicó Perdomo.

La coordinadora del OVV sostuvo que la reducción de muertes no es producto de una política de Estado, sino de diversos factores como la pérdida de oportunidades para la acción delictiva y la migración.

“En materia de resistencia a la autoridad uno no puede plantearse que sea algo valioso, esas cifras deberían estar en cero. La política de Estado no puede ser aniquilar a las personas y presentarlas como presuntos delincuentes que ni siquiera han sido debidamente identificados”. señaló Perdomo.

La también profesora universitaria e investigadora indicó que los términos “resistencia a la autoridad” son empleados por el Estado en procura de esconder una actuación de funcionarios que de ninguna manera está clara.

“Usamos resistencia a la autoridad no porque compartamos ese tipo de práctica. La denominación la está haciendo el gobierno y denunciamos que bajo esa categoría se está ocultando una actuación que es tremendamente dudosa”, expuso Perdomo.

Ejecuciones y no enfrentamientos

“La policía mata a quien se le enfrenta. La mayoría no son enfrentamientos, sino ejecuciones extrajudiciales”, dijo Ronna Rísquez, coordinadora de Monitor de Víctimas y editora en español de Insight Crime.

En el informe de 2018, la OVV contabilizó 5.364 casos de muertes por resistencia a la autoridad entre jóvenes menores de 30 años, lo que representa el 71% del total de las víctimas (7.523).

“Esa categoría de resistencia a la autoridad lo que refleja es la letalidad en Venezuela. Tanto los datos de ONGs como Provea y Cofavic, además de los recabados por Monitor de Víctimas a través de testimonios de familiares apuntan a que esos casos de supuesta resistencia a la autoridad son en realidad ejecuciones extrajudiciales”, agregó Rísquez, quien señaló que desde finales de 2019, el gobierno no incluye el rubro resistencia a la autoridad en sus informes sobre violencia en Venezuela porque se percató que era una cifra que ha venido aumentando considerablemente.

Para Gloria Perdomo la intención del informe del OVV es hacer reflexionar a las autoridades para que se tomen los correctivos. “De ninguna manera podemos aceptar que haya un grupo de funcionarios que pretenda convertirse en los que deciden quien vive y quien muere en Venezuela”. 

Informe OVV Juventud de 2019 en cifras

-Miranda fue el estado con mayor cantidad de muertes violentas de niños y jóvenes en 2019 con 771, seguido de Zulia con 548, Bolívar con 424, Aragua con 385 y Distrito Capital con 345.

 

41% de las muertes por resistencia a la autoridad ocurrieron contra jóvenes entre 18 y 29 años.

 

-Cada día de 2019 murieron 14 niños y jóvenes por razones violentas, 6 de ellos por la actuación letal de los cuerpos policiales. 

 

-De los 5.076 niños, adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes que murieron de forma violenta en 2019, 2.661 tienen entre 18 y 24 años, 1.921 entre 25 y 29 años, 392 entre 12 y 17 años y 102 entre 0 y 11 años.

 

-De los 5.076 niños, adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes muertos, 4.836 son hombres y 234 son mujeres. 41 de las 101 víctimas de 0 a 11 años son mujeres, 342 de los 392 muertos de 12 a 17 años son hombres, 2.584 de las 2659 víctimas de 18 a 24 años son hombres jóvenes y 1.850 de los 1918 muertos de 25 a 29 años son hombres jóvenes adultos.

 

-El 43% del total de homicidios contra mujeres tiene como víctimas a niñas adolescentes y jóvenes. 

 

-La muerte de 5076 niños, adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes representa un 42,7% del total de decesos que ocurrieron en el país durante 2019.

 

-De los 2.661 muertos con edades comprendidas entre 18 y 24 años, 1474 corresponden a homicidio y 1187 a resistencia a la autoridad. De 25 a 29 años, 1064 son por homicidio y 857 a resistencia a la autoridad; de 12 a 17 años, 325 por homicidio y 67 por resistencia a la autoridad y de 0 a 11 años, 100 por homicidio y 2 por resistencia a la autoridad.

 

-La tasa más elevada corresponde a adultos-jóvenes entre 25 y 29 años (85,3 dividida entre 47,2 por homicidio y 38,1 por resistencia a la autoridad). Le sigue jóvenes de 18 a 24 años con 81,6 (45,2 por homicidio y 36,4 por resistencia a la autoridad), mayores de 30 años con 51,0 (28,0 por homicidio y 23,0 por resistencia a la autoridad), adolescentes de 12 a 17 años 13,6 (11,3 por homicidio y 2,3 por resistencia a la autoridad) y niños de 0 a 11 años 1,8 (1,8 por homicidios y 0,0 por resistencia a la autoridad).

 

-Las mujeres jóvenes perdieron entre 1 y 1,6 años de esperanza vida en las dos últimas décadas, mientras que los hombres presentaron una pérdida de 1,40 a 2,42 en el mismo lapso.

 

-Se estima que en Venezuela han ocurrido entre 174 y 177 mil homicidios de hombres jóvenes (15 a 29 años) en las últimas dos décadas.

Un total de 142 venezolanos murieron de forma violenta en Norte de Santander en 2019, de acuerdo a cifras reveladas por el Instituto Nacional de Medicina Legal de Colombia.

Según reseña el portal web La Opinión, en la ciudad de Cúcuta con 45 casos, Tibú con 22 y Villa del Rosario con 21 ocuparon los primeros puestos a nivel nacional en cuanto a homicidios cometidos con armas de fuego.

La capital del departamento del Norte de Santander superó a Bogotá, donde ocurrieron 37 muertes a bala, seguida de otras ciudades como Barranquilla (15), Santa Marta (11) y Maicao (16).

“Utilizando objetos cortopunzantes, Cúcuta registró 13 asesinatos y el municipio de Villa del Rosario 3. En Bogotá, fueron 29 casos con esta clase de armas”, señaló el informe.

Por crímenes cometidos en medio de riñas, cuatro venezolanos perdieron la vida en Cúcuta y uno en Villa del Rosario. En cuanto a muertes violentas por otras causas, Medicina Legal reportó 11 casos en Tibú.

 

Infografía: La Opinión

 

Según Medicina Legal, la mayor parte de las víctimas fueron hombres, sin embargo destaca que 12 mujeres se encuentran entre las víctimas.

Así las cosas, de 241 homicidios cometidos, entre enero y diciembre de 2019 en la capital de Norte de Santander, 65 correspondieron a ciudadanos venezolanos. Y de 579 crímenes registrados en el departamento, 142 fueron de venezolanos. Sin contar 17 muertes en accidentes y 5 suicidios.

Vale resaltar, que de los 86 homicidios contados por Medicina Legal en el municipio de Tibú, 33 correspondieron a venezolanos, en total las víctimas venezolanas representan 40% de las muertes.

Cabe resaltar, que la mayor parte de estos casos permanecen en la impunidad, por tratarse de áreas rurales, controladas por el ELN, EPL, bandas narcotraficantes, y disidencias de las FARC.

Los estados más violentos de Venezuela durante este año fueron Miranda, Bolívar, Aragua, Guárico y el Distrito Capital
Se registraron 24 homicidios por cada 100.000 habitantes en manos de delincuentes

 

Más de 16 mil fallecidos por muertes violentas se registraron en el país durante el 2019, dijo este viernes 27 de diciembre el Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV) durante la emisión de su informe anual.

“Este año cierra con un estimado de al menos 16.506 fallecidos por muertes violentas, con una tasa de 60.3 fallecidos por cada 100.000 habitantes”, dijo el director de la organización, Roberto Briceño León, al tiempo que recalcó que ha diferencia de años anteriores la cifra disminuyó, pero que todavía está muy por encima de Colombia donde se contabilizaron 25 muertes por cada 100.000 habitantes.

Asimismo detalló que de los 16.506 asesinatos, 6.588 fueron por responsabilidad de delincuentes, lo que representa 24 homicidios por cada 100.000 habitantes en manos de antisociales. Mientras que 5.282 fueron víctimas al resistirse a los cuerpos de seguridad, lo que significa que asesinaron a 19 personas por cada 100.000 habitantes.

De igual manera, indicaron que además de la capital, los estados más violentos de Venezuela son Miranda, Bolívar, Aragua y Guárico.

 

La mayor crisis social de la historia

En el año 2019 Venezuela ha vivido la mayor crisis social de la historia por la destrucción de la economía, la pérdida de capital humano por la migración, el deterioro del estado de derecho y el incremento de la desigualdad social. 

En ese contexto de destrucción institucional, la violencia y la criminalidad han sufrido cambios importantes, pues la criminalidad acompaña los cambios en las sociedades, y procura adaptarse a las oportunidades que le ofrece el mejoramiento o empeoramiento de las condiciones de vida en esa sociedad.

El año 2019, Venezuela se mantiene como uno de los países con mayor número de muertes violentas en la región y en el mundo. 

Este año cierra con un estimado de al menos 16.506 fallecidos y una tasa de 60,3 muertes violentas por cada cien mil habitantes, muy por encima de cualquiera de los otros países considerados violentos en América Latina.

 

 

Letalidad policial

Las muertes provocadas por los policías se mantienen en un niveles extremadamente alto, registrándose en 2019 un promedio de 14,5 personas muertas cada día del año.

La acción de represión del delito por parte del Estado se ha reducido al exterminio de los delincuentes. No existe ninguna política sostenida de de aplicar los castigos previstos en las leyes, ni programas de prevención del delito, sino de eliminación de los presuntos delincuentes.

La reducción de la letalidad en algunos estados puede tener su explicación no en la disminución de la acción policial violenta, sino en una nueva modalidad que tortura y amenaza de muerte a los presuntos delincuentes con el propósito de forzarlos a emigrar del país.

 

#MonitorDeVíctimas | Acusan a Cicpc de matar a menor de edad en Mesuca
Era obrero y no poseía antecedentes penales

@franzambranor / Fotografia Carlos Ramírez

 

De acuerdo a la versión de los familiares, efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), ingresaron de manera violenta a la residencia de Yeiker José Zerpa Rojas ubicada en la calle 37 del barrio Mesuca en Petare, municipio Sucre, y lo ajusticiaron.

Yeiker, de 17 años de edad, vivía con su mamá, pero aproximadamente a las 4:00 pm del pasado lunes 10 de diciembre se encontraba solo.

El padre de la víctima, quien no quiso dar su nombre, aseguró que Yeiker no poseía antecedentes penales ni había recibido amenazas de ningún tipo.

Yeiker era obrero en una construcción.

#MonitorDeVictimas  |  Acusan a Cicpc de asesinar a pelotero
Luego de tres meses de agonía en una celda del CICPC, fue llevado al hospital de El Llanito donde murió

@[email protected] / Fotografía Carlos Ramírez

Según sus familiares, Wilbert Muñoz era un pelotero con un prometedor futuro en el beisbol. Pero esa aspiración quedó truncada cuando tres balas le impactaron a principios de agosto de 2019 en el callejón San Rafael del barrio Santa Cruz del Este en las Minas de Baruta, municipio Baruta.

Después de casi tres meses de agonía, Muñoz, de 19 años de edad, murió este martes 29 de octubre en el hospital Domingo Luciani de El Llanito. De acuerdo a la versión de la familia, Wilber quedó en medio de la línea de fuego de una balacera entre presuntos delincuentes y funcionarios del Cicpc cerca de su residencia en Santa Cruz del Este.

“Venía de visitar a su novia”, dijo su tío, Enjiber Muñoz.Luego de ser herido, Muñoz fue llevado al hospital de El Llanito y posteriormente encarcelado en la sede del Cicpc de ese sector.

Horas antes de fallecer fue trasladado del centro de reclusión al hospital.Familiares aseguran que Muñoz no era un delincuente y carecía de prontuario policial.