criptomonedas archivos - Runrun

criptomonedas

Las noticias económicas más importantes de hoy #19Ago

Quevedo admite que la producción de Pdvsa sigue en picada pero culpa a Trump

El funcionario chavista, Manuel Quevedo, dijo este sábado que la capacidad de producción de crudo del país ha sido golpeada por las sanciones estadounidenses porque, afirmó, “ha sido un ataque criminal”, y aseguró que la misma será elevada “más temprano que tarde”. La Patilla

 

Maduro ratificó su compromiso con trabajadores de Pdvsa

El Presidente Nicolás Maduro, ratificó este domingo su compromiso hacia los trabajadores de la estatal petrolera Petróleos de Venezuela (Pdvsa), por su esfuerzo, compromiso y amplia labor. El Universal   

 

Argus: Se derrumban los fletes de tanqueros tipo Aframax por baja demanda en Venezuela

Una disminución drástica en la demanda de cargas en buques petroleros tipo Aframax en Venezuela desde febrero ha provocado que las tarifas en América para esa clase de embarcación se estanquen cerca de los costos operativos desde principios de abril. La Patilla

 

Argentina regula los precios del petróleo por decreto y detiene las exportaciones

El decreto especifica que las refinerías y los productores de hidrocarburos deben satisfacer toda la demanda interna existente durante el período en que la medida está vigente, prohibiendo efectivamente que cualquier suministro se desvíe al mercado de exportación, reseña Argus en una nota. La Patilla

 

Kenia hace sus primeras exportaciones de petróleo. Su PIB per cápita se acerca al de Venezuela

Kenia exportará su primer lote de petróleo crudo después de que su gobierno y un grupo liderado por la petrolera inglesa Tullow Oil seleccionaron a la empresa comercial ChemChina UK Ltd para comprar sus primeros envíos, dijo el Ministerio de Petróleo y Minería. La Patilla

 

El petrolero iraní zarpó luego de que Gibraltar rechazara retenerlo a pedido de EEUU

El petrolero iraní que estuvo en el centro de una crisis diplomática y permaneció detenido por seis semanas por Gibraltar zarpó este domingo luego de que el territorio británico rechazara una solicitud estadounidense para retenerlo. Infobae

 

Activada API Petro Price para conversión del Petro entre divisas y otras criptomonedas

El pasado jueves fue activada la aplicación API Petro Price, para poder realizar la conversión del Petro entre divisas y otras criptomonedas del país, informó el superintendente de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip), Joselit Ramírez. «Hemos colocado nuestra API de precios a disposición de los usuarios en la página web www.petro.gob.ve, donde cualquier persona, empresa o comercio que desee tener cálculos reales de las criptomonedas puede tener acceso a la calculadora del Petro para familiarizarse con los cálculos y convertibilidad de las criptomonedas», expresó Ramírez, citado en una nota de prensa de la institución. Banca y Negocios

 

Maduro ordena a la milicia reforzar controles sobre las empresas en plena crisis

Los Consejos Productivos de Trabajadores (CPT) son la herramienta del gobierno chavista para terminar de destruir lo que queda de libertad sindical y forzar el «control obrero» de las empresas, no solo estatales. Ahora el mandatario Nicolás Maduro se propone ampliar su presencia a escala nacional, comenzando por las empresas estatizadas e intervenidas, e incorporar a la milicia bolivariana a la estructura de controles a las que son sometidas las organizaciones productivas en el país. Banca y Negocios

 

Se acelera la inflación: canasta alimentaria costó 41 salarios mínimos en julio

El costo de la canasta alimentaria familiar subió en julio 17,3%, lo que significa una aceleración en la velocidad del crecimiento de los precios con respecto a junio, cuando el valor de la cesta subió 15,5%. Banca y Negocios

 

Costos funerarios en Venezuela superan 60 sueldos mínimos

Darle el último adiós a un ser querido genera una angustia adicional al dolor propio de la ocasión cuando se hace frente a los costos de inhumación o cremación, los cuales son iguales o mayores a 60 veces el sueldo mínimo actual. Un trabajo del portal El Impulso evidenció los precios aproximados de los servicios funerarios que se ofrecen en Barquisimeto y el costo mínimo sin incluir la fosa para inhumación ronda los 2.900.000 bolívares. Se habla de costos aproximados debido al constante incremento producto de la hiperinflación. Descifrado

Maduro pide al Banco de Venezuela abrir taquillas para transacción en criptomonedas

NICOLÁS MADURO ORDENÓ AL BANCO DE VENEZUELA abrir taquillas para que las personas puedan realizar transacciones financieras en criptomonedas, en un nuevo intento para impulsar la moneda virtual que creó su Administración, el petro.

“Doy la orden expresa para que se abran taquillas del petro en todas las sedes del Banco de Venezuela, para que la gente pueda empezar a trabajar con el petro, todas sus transacciones financieras y pueda incorporarse aquel que no conozca (…) y tener sus wallet, su cuenta bancaria del petro, su cuenta bancaria de criptomonedas”, dijo.

El mandatario, que encabezó un acto por la celebración de los 10 años de la nacionalización del Banco de Venezuela, no explicó más detalles sobre esta medida.

Asimismo, señaló que “en medio de la más brutal guerra económica”, Venezuela ha fortalecido su sistema bancario público y privado.

Maduro lanzó el petro a finales del año 2017 y, según explicó en su momento, la criptomoneda está respaldada por el crudo de un bloque de la rica Faja Petrolífera del Orinoco, un extensa región del país donde están depositadas las reservas probadas de hidrocarburos más grandes del planeta.

El mandatario puso en marcha la criptomoneda para “avanzar hacia nuevas formas de financiamiento” y “vencer” el bloqueo económico internacional del que culpa a Estados Unidos.

Pero el criptoactivo, que según el Gobierno venezolano mueve millones de dólares en el mercado y puede canjearse por otras monedas digitales, fue declarado como “nulo” por el Parlamento, de contundente mayoría opositora, al recordar que la Constitución prohíbe “usar las reservas del país como garantía”.

Además, fue sancionada por el Gobierno del mandatario estadounidense Donald Trump, que prohibió mediante una orden ejecutiva “todas las transacciones” vinculadas al sistema financiero de su nación “con cualquier moneda digital que haya sido emitida por, para o en nombre del Gobierno de Venezuela a partir del 9 de enero de 2018”.

El Banco de Venezuela también ha sido sancionado por la Administración de Trump.

El Petro y los cuentos de la cripto
Una página para la compra de productos a través del Petro que quedó en promesas, una aplicación para dispositivos móviles que no se puede descargar, confusas alternativas y cambios de seña recurrentes han caracterizado la entrada del Petro al mercado . Sin embargo, en los últimos meses, la llegada de casas de cambio e iniciativas de la propia comunidad online han permitido tener luces sobre cómo el Petro puede ser intercambiable y su posible rol en un mercado sin Visa, Mastercard o Maestro, tal y como será en 2020 en Venezuela

“Queremos dinamizar El Petro y crear una alternativa incluyente”, fue la frase que más se repitió en la rueda de prensa que la Asociación de Empresarios y Emprendedores Promotores del Petro (Empropetro) realizó con motivo del “lanzamiento” de la tienda virtual venezolana Tupetrotienda.com, en diciembre de 2018.

En pleno centro de Caracas, en La Casa de las Primeras Letras “Simón Rodríguez”, perteneciente a la Alcaldía de la capital e inaugurado en 2013 por Nicolás Maduro, con más de dos horas de retraso se llevó a cabo esta rueda de prensa. En el evento transmitieron vídeos en los que se aseguraba que Tupetrotienda.com se convertiría, en marzo de 2019, en un catalizador de la economía venezolana, contribuiría con la “gente de a pie” evitando el bachaqueo e incentivando el comercio justo.

Al momento de escribir esta nota, en junio de 2019, al intentar ingresar al portal que prometía ser el próximo Amazon venezolano la respuesta es: “No se puede acceder a este sitio”. Ya no aparece la cuenta regresiva del lanzamiento ni el mensaje de  “próximamente en línea”.

“El portal nace en respuesta al llamado constante del presidente Nicolás Maduro donde convoca a empresarios a unirse a la tecnología blockchain y al uso de la criptomoneda, en especial la nuestra, el petro”, expresó Francisco Zapata, presidente de Empropetro, en una entrevista a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN) durante el lanzamiento de Tupetrotienda.com que en realidad nunca ocurrió.

 

 

El nacimiento de la iniciativa fue ampliamente promocionado por los medios oficiales. Sin embargo, el dominio de la página web de Empropetro se encuentra vencido y en Twitter sus publicaciones promocionando talleres sobre la tecnología Blockchain, criptomoneda y los aspectos jurídicos del petro han disminuido.

Para ese momento, los organizadores aseguraban que más de 500 emprendedores se habían registrado en su página para vender “fororo, harina de maíz precocida e instrumentos musicales”. Aún no estaba claro cómo el Petro podía intercambiarse por lo que pensaban tener plataformas de pago en otras criptomonedas y en bolívares.

 

 

 

Una criptomoneda que no es criptomoneda

“Ha nacido el Petro, hoy se inicia formal y oficialmente la preventa del Petro venezolano. Venezuela se coloca en la vanguardia de los tiempos futuros. Hoy pasará a ser un día de historia. Es el primer Estado, la primera nación que lanza su criptomoneda, respaldada en sus reservas y riquezas naturales”, decía el 20 de febrero de 2018  Tareck El Aissami, vicepresidente del área económica de Venezuela y quien en un principio impulsaba la moneda virtual constantemente en sus redes sociales.

Durante el lanzamiento del Petro, su precio fue fijado con base a una cotización de 60 dólares por barril de petróleo. Sin embargo, se desconoce la tasa de cambio que se tomó como referencia para establecer el precio en bolivares ya que se ubicó, en ese momento, en 3.600.  

El 30 de noviembre de 2018, el precio del Petro aumentó a 9 mil bolívares soberanos. Según Nicolás Maduro, el aumento se debió a “las variables económicas de estos días y como factor de corrección”. Apenas dos meses después, en enero de 2019, el aumento del salario mínimo de 4.500 a 18.000 bolívares posicionó el Petro en un valor de 36 mil bolívares.

El 26 de abril  2019, el Banco Central de Venezuela (BCV) subió el precio nuevamente del petro a 80.000 bolívares, sin dar razones de la decisión. Hasta el momento es el precio que se mantiene. El valor del Petro ha incrementado en 2122% en poco más de un año.

Estos cambios a dedo y la centralización por parte del Estado ha sido la razón principal por la que expertos en cripto activos aseguran que el Petro es simplemente un “token”, una ficha o unidad de cuenta, y no una criptomoneda. Además de no cumplir con los estándares a nivel tecnológico.

Una App que no es App

Tupetrotienda.com no es el único proyecto relacionado al Petro que ha tenido dificultades. El 15 de octubre de 2018, Google bloqueó a los “wallets” o billeteras para transar con el token. “Informamos que hemos sustituido temporalmente las wallets para que se haga la descarga desde la página http://petro.gov.ve”, dijo en su momento Tareck El Aissami.

“Todos los usuarios que vayan a transar en petros solo deben tener internet y el acceso a esta página. Desde este lunes (29 de octubre de 2018) se realizará la primera entrega de petros y la certificación de los compradores”, dijo El Aissami.

A partir de allí, surgieron confusas alternativas para la compra e intercambio de Petro. En noviembre de 2018, la Plataforma Patria habilitó la opción que permitía el ahorro en Petros y en diciembre del mismo año 4 millones 300 mil pensionados recibieron el tercer mes de aguinaldos en la criptomoneda anclada en el barril de Petróleo, según informara YVKE Mundial.

Más de ocho pasos debían seguir las personas de tercera edad dentro del monedero virtual de la plataforma Patria, que forma parte de la identificación y mecanismo de control social conocido como el Carnet de la Patria, para poder cambiar a bolívares ese mes de aguinaldo ofrecido en Petro.

Además, las vallas de la ciudad de Caracas comenzaron a llenarse con publicidad de las casas de cambio aprobadas por la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip) para la adquisición e intercambio de Petro.

Cave Blockchain, Bancar, Cryptia, Amberes Coin, Afx Trade y Criptolago fueron las beneficiadas. Actualmente salió de la lista la primera y se agregaron dos como casas autorizadas: CryptoEx y Criptomundo. Estas casas de cambio están permitiendo solo el cambio del Petro a la conocida criptomoneda Bitcoin y viceversa.

No permiten la compra de Petro directamente en bolívares y aplican porcentajes elevados en relación a casas de cambio internacionales.  

Así mismo el oficialismo ha impuesto el Petro como unidad de medida para mostrar saldos bancarios, indicar precios de productos y servicios.  Inclusive por decreto se fijó el salario mínimo en 0.5 PTR.

La última iniciativa ha sido poner en operatividad una nueva versión de la PetroApp, el pasado lunes 13 de mayo de 2019, que sólo funciona en una computadora de escritorio o en su versión responsive, es decir, adaptado a móviles.  No se puede descargar en celulares ni agregarlo a la lista de aplicaciones. En octubre de 2018, El Aissami denunció que Google bloquea a las billeteras para transar con el Petro como parte de las sanciones de los Estados Unidos a Venezuela.

Según nota de prensa publicada por la Sunacrip el día del lanzamiento, el Petro App tiene como funciones principales cambiar “a Petros tus Bitcoins, Litecoins y Dash, paga servicios con Petros, transfiere tus criptomonedas entre wallets de la PetroApp o de las otras criptos”. Sin embargo, al intentar entrar en la aplicación surgen errores impidiendo el uso, como la solicitud de un código de doble verificación que nunca se puede crear durante el registro. Las redes sociales están llenas de críticas y quejas de usuarios a quienes se les dificulta hacer uso de la “app”.

 

A falta de pan

Algunos expertos aseguran que las criptomonedas pueden ser una alternativa de pago cuando las operaciones con tarjetas de débito y crédito con dependencia de las marcas Visa, MasterCard y Maestro cesen en el país, después de la solicitud que hiciera El Banco Central de Venezuela y la Superintendencia de Bancos obligando al sistema financiero a desarrollar una red doméstica de procesamiento de transacciones a partir del 30 de noviembre de 2019. Sin embargo, la mayoría lo ve como una posibilidad lejana.

“Son muy bajas las posibilidades de que las criptomonedas se conviertan en la alternativa de pago. Es un nicho muy específico. No hay un uso comercial en el país, a pesar que los números digan que es el tercer país que más comercia con criptomonedas a nivel mundial. El uso se basa más en traslado de capital, para sacar dinero del país, trading y como ahorro”, explica Jaime Sandoval, asesor sobre criptomonedas y tecnología blockchain.

Que las criptomonedas se conviertan en alternativa de pago requiere también un uso masivo de teléfonos inteligentes y buena conexión a Internet, que ambas son débiles en el país. Pero hay quienes aún apuestan por las criptomonedas y específicamente en el Petro.

“Bienvenido a Petroshop Venezuela. Compra y vende lo que quieras, publica gratis en el grupo y en nuestro instagram. Al comprar evita estafas utilizando Petro Pago Seguro (PPS)… No se permiten campañas contra el Petro, #AquiNoSeHablaMalDelPetro, sólo críticas constructivas, impulsemos al Petro”; es el mensaje de bienvenida que reciben los que se unen en Telegram al grupo PetroShop Venezuela que suma más de 523 miembros actualmente.

PetroShop Venezuela no es una plataforma oficial ni cuenta con la aprobación de Sunacrip para su funcionamiento. Sin embargo, es la única iniciativa de su tipo funcionando. El administrador del grupo en Telegram, y de las redes sociales, sirve de intermediario cuando dos personas quieren realizar una transacción en Petro. Alguien pone en venta un producto enviando fotos, descripción y precio. El posible comprador se comunica directamente con el administrador a través de la publicación, confirma la compra y envía los petros a la billetera virtual de PetroShop.

Una vez el vendedor envía el producto y el comprador asegura su recepción, el intermediario envía el dinero al vendedor. “Una buena iniciativa para aprender de criptomonedas en especial del Petro, el grupo es muy pedagógico, cualquier persona tiene la amabilidad de responder a cualquier pregunta. Además es un medio de compra o venta de cualquier artículo. El administrador del grupo es el intermediario, todas las transacciones han sido 100% efectivas y transparentes. Lo recomiendo”, dice Ángel Ruzza, usuario del grupo en Telegram.

El Amazon venezolano que tanto prometía el Gobierno terminó creándose instintivamente por la propia comunidad de entusiastas de las criptomonedas sin necesidad de grandes promociones, vídeos ni ruedas de prensa.

 

May 08, 2019 | Actualizado hace 7 meses
Criptomonedas ¿una burbuja o realidad?

DURANTE LOS ÚLTIMOS AÑOS las criptomonedas han dado mucho de qué hablar, y mucho qué ganar también, por lo menos a quienes tuvieron la visión o golpe de suerte de comprar en sus inicios, cuando nadie daba mucho por ellas y luego con el paso del tiempo vieron como esa casi loca inversión les reportaba grandes dividendos.

Algunos menos afortunados hicieron inversiones en criptomonedas y sin saber la magnitud del auge que alcanzarían, perdieron el acceso al manejo de ellas y así vieron cómo se esfumó el sueño de hacerse de una pequeña (o gran) fortuna.

En la actualidad, el mercado de las criptomonedas sigue fluctuando y los precios pueden presentar picos de bajadas y subidas en cuestión de días. Sin embargo, siguen siendo aceptadas en diferentes transacciones online como, por ejemplo, para cobrar las ganancias en el casino online o bien para hacer transacciones comerciales.

Existe en la actualidad una gran cantidad de criptomonedas, siendo el bitcoin, la más famosa, otras que le siguen son Ethereum, dash, litecoin, xrp, bitcoin cash y muchas más que suman más de cien criptomonedas.

El bitcoin es la mayor criptomoneda del mercado

Luego de su creación en el año 2009, por el enigmático Satoshi Nakamoto, el bitcoin se ha consolidado como la criptomoneda más sólida y empleada en el mercado.

Durante los diez años que el bitcoin tiene en el mercado, ha enfrentado ataques cibernéticos que la han hecho tambalear y aun así se ha levantado y elevado su precio a niveles impensables. Solo por poner un ejemplo, si en el momento de su lanzamiento habrías invertido mil dólares tendrías mas de dos millones de dólares de capital.

Su uso es tan extendido que se emplea como moneda de pago, como método de ahorro o bien para la compra de bienes. De allí que su versatilidad y usabilidad a nivel mundial le confieren un mayor atractivo.

Bitcoin y sus fluctuaciones en las cotizaciones a lo largo del tiempo

El bitcoin es la principal moneda del mercado de criptomonedas, la más utilizada, la más cotizada y la que mayores fluctuaciones ha sufrido durante el tiempo que lleva en el mercado.

Durante un tiempo alcanzó y superó la barrera de los 20.000 dólares y causó furor en el mundo entero, muchos nuevos ricos salieron a la palestra gracias a esta cotización tan alta de esta criptomoneda.

Pero, así como subió se fue desinflando la burbuja y logró topes tan bajos que algunos casi quedan en la bancarrota.

Esta criptomoneda se ha empleado como una forma de salvaguardar el patrimonio, pero resulta ser un arma de doble filo por las fluctuaciones de este mercado.

La polémica de las criptomonedas ha generado debates entre los especialistas quienes se dividen en su criterio profesional entre considerarla o no como una divisa.

Son muchas las polémicas que ha atravesado el bitcoin y las criptomonedas en general, pero aún está por ver si realmente se trata de una burbuja como la de los tulipanes o se trata de algo más duradero en el tiempo, que va más allá de la fiebre de las criptomonedas.

 

Seniat comienza a cobrar impuestos en divisas y criptomonedas

 

LOS SUJETOS PASIVOS QUE REALICEN OPERACIONES en el territorio nacional en moneda extranjera o criptodivisas, autorizadas por la Ley, a través de los convenios cambiarios, deben determinar y pagar las obligaciones en moneda extranjera o criptodivisas, según el Decreto N° 3.719, publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria 6.420 del 28 de diciembre de 2018, que se divulga este 7 de enero.

La determinación y pago de las obligaciones tributarias en moneda extranjera o criptodivisas será aplicable al tributo, sus accesorios y sanciones derivadas de su incumplimiento. Para ello, la administración tributaria “dictará la normativa que establezca las formalidades para declaración y pago en moneda extranjera o criptodivisas”.

El decreto presidencial, adoptado bajo el Estado de Excepción y Emergencia Económica, señala en su artículo 5
que la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), dictará las normas regulatorias de las adecuaciones que deban realizar las instituciones que conforman el sector bancario para la ejecución de este Decreto.

El decreto, ya en vigencia, advierte que en caso de proceder la repetición de pago, recuperación o devolución de los tributos nacionales por los supuestos establecidos en este Decreto, se realizará en moneda nacional. A tal efecto, se aplicará el tipo de cambio oficial vigente para la fecha del pago del tributo o registro de la declaración de aduana, según sea el caso, de conformidad con el establecimiento establecido en las normas que regulan la materia.

Algunos municipios del país como Vargas y en Maracaibo, esta último fijó recientemente que para el pago de impuestos de los comercios se usará el petro como base de cálculo.

El petro: historia de una farsa, por Eduardo Semtei

 

NIÑO JESÚS, SAN NICOLÁS … alguien que me traiga un petro de aguinaldo.

Satanás vete de retro, que ya el Señor me dio mi petro ….

Les cuento que recientemente consulté el saldo de mi cuenta de ahorro en el Banco Mercantil y al situar el cursor sobre la cifra de saldos apareció, como por arte de magia roja (peor que la negra) una curiosa cifra con el dibujito, con el logotipo del petro, la cuenta reflejaba que tenía 12.000 bolívares soberanos o 1,318681319 petricos (sí, señor, con esa catajarria de decimales). Al calcular la tasa de cambio encontré que un petrico tiene un valor equivalente a 9.100 bolívares soberanos. ¿De dónde salió tal guarismo? Y empecé a estrujarme los sesos.

Examinemos ahora las cifras disponibles en las distintas páginas que anuncian los valores de las divisas y petromonedas; según CoinMarketCap el fulano petrodólar se cotiza en algunos mercados en 0,014721 dólares americanos. Se sitúa en el rango número 1.216 (entiéndase que hay 1.215 tokens de mayor valor, más chéveres) entre las criptomonedas del mundo (es decir, nuestro cripto de valer, no vale un c… un cipote). Sabemos, además, que el dólar Dicom se subastó últimamente (diciembre 2018) a 151,64 bolívares soberanos. Abundo, el barril de petróleo venezolano, también promediado, anda por los 55 dólares (aunque el mercado petrolero anda de capa caída y sube y baja como la marea). También metemos en la ecuación que el precio del dólar, promedio, atendiendo a lo aparecido en la página @MonitorDolarVe se encuentra al primero de diciembre en 500 bolívares soberanos (llamado decentemente mercado paralelo); con esos datos y a pocos minutos de volverme loco hice las siguientes reflexiones que quiero mostrarles a mis lectores prevenidos y desprevenidos.

Maduro afirma que el precio del petro es el de un barril de crudo venezolano, por lo tanto, su mercadeo debe andar entonces por los 55 dólares que, convertidos a bolívares soberanos según la subasta Dicom (151,64 BsS/$), dispara la cifra de 8.890. Si los cálculos fueran al revés (diríamos de atrás pa’lante), el precio del petróleo estaría en unos 60 dólares (9.100/151,64) El único defecto en esta ecuación tan cuadrada y perfecta es precisamente que la subasta Dicom no es subasta para nada, no es competitiva. El precio del dólar Dicom lo fija el Ministerio de Finanzas conjuntamente con el Banco Central. Allí no hay puja de ninguna especie. La oferta es controlada absolutamente y la demanda solo es cubierta en un porcentaje ridículo, cercano a 5%. Mientras tanto, y de acuerdo con las principales páginas que registran las cotizaciones de las criptomonedas, el petro vale 0,014721 dólares, que contrasta escandalosamente con el de 60 dólares que le atribuye el gobierno de Maduro.

Si lo convertimos a bolívares soberanos, un petro equivale a 2,23229 bolívares (0.014721 x 151,64) infinitamente alejado de aquellos 9.100 que registra mi cuenta de ahorro en el Banco Mercantil. Por lo tanto, para los inversionistas del mundo existen 2 precios del petro: el primero; fijado por Maduro en 60 dólares y el segundo; el publicitado por los mercados mundiales de 0,014721 dólar. Por cierto hoy, 4 de diciembre 2018, el barril venezolano está a 54 dólares y el petro sigue en 60. Fucking mess. ¿A qué tasa-valor creen ustedes que los inversionistas internacionales estarían dispuestos a comprar y vender petros? Y si nos contraemos a la tasa de cambio del mercado negro (debería ser mercado rojo ¿no creen ustedes?), el saldo de mi cuenta de ahorro estaría en 24 dólares (12.000/500) quiere decir, medido en petros, tengo apenas 0,40 bichitos.

Ahora, enseriando la vaina: según informes, Venezuela ha puesto a disposición del público la primera criptomoneda respaldada por un gobierno, el petro. Los inversores criptográficos deberían decir simplemente que no entienden mucho la lógica financiera de esa criptomoneda, cuyo precio lo fija un funcionario público. Un típico precio “acordado”, pero ahora en forma cosmogónica. Por un lado, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, anuncia abiertamente este nuevo token de criptografía como una herramienta para eludir las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos debido a la corrupción masiva de su gobierno y a los abusos contra los derechos humanos, y por la otra crece la opacidad y la confusión que rodea el proyecto petro como ejemplo del clima político tumultuoso y nefasto de Venezuela. Aunque es poco probable que el petro tenga mucho valor en los mercados de divisas digitales de hoy en día, los entusiastas de la criptomoneda en todo el mundo están efectivamente enviando una fuerte señal a Maduro y a otros actores ilegales, entusiasmados por el scam petro, que la tecnología de cadena de bloques no puede utilizarse para respaldar corrupción, lavado de dinero o fraudes financieros.

El lanzamiento mal planificado de esta nueva criptomoneda ya ha dado a los posibles inversores muchas razones para mantenerse alejados. En primer lugar, el régimen de Maduro no ha sido transparente acerca de cómo se adquirirá, comercializará y administrará el petro. Por ahora, el Ministerio de Finanzas y el Banco Central les venden los petros a clientes perfectamente definidos y seleccionados, por ejemplo, líneas aéreas, para que tales empresas paguen el combustible. Es decir, no existe de ningún modo un proceso de oferta y demanda libre y competitiva, simplemente las obligan a comprar petros a un precio fijado unilateralmente, en 60 dólares por ahora, y con tales criptomonedas pagan las facturas de combustible. Una verdadera ficción, un perfecto teatro. Quizás un tinglado para una estafa planetaria. Sabemos que, en enero de 2018, el régimen de Maduro publicó un whitepaper explicando la mecánica del petro; unas semanas después, publicó una versión revisada que anunciaba que el petro se construiría en una plataforma de blockchain completamente diferente. Esos cambios son característicos del desorden y la manipulación.

Además, Maduro ha hecho anuncios escandalosos, como decir que el gobierno había recaudado 5.000 millones de dólares en las primeras semanas de su preventa de petro, ofreciendo nada o poca información sobre los supuestos inversionistas. Vean estas cifras comparativas que aplastan su credulidad, ya que empequeñecería la cantidad recaudada por cualquier otra venta de fichas en la historia de las criptomonedas. Las mayores “ofertas iniciales de monedas” hasta el momento han recaudado a lo sumo unos cientos de millones de dólares.

Veamos las ICO (Initial Coin Offerings) más exitosas en 2017 y 2018.

Lo total recaudado en todo el globo en 2017, unos 5.600 millones de dólares, y en 2018, unos 8.500 millones de dólares. Cifras que contrastan con la barbaridad dicha por Maduro de que habían vendido 5.000 millones de dólares en petros.

Individualmente en 2017: Tezos, con 232 millones de dólares; FileCoin, con 252; Paragon, con 150; EOS, con 185, y HDAC, con 300. En 2018, Telegram con, 1.700 millones, y Dragon, con 320.

¿Cómo pueden el presidente Maduro y sus ministros de pacotilla pretender que el mundo financiero les va a prestar un segundo de atención con esas afirmaciones falsas y temerarias? Así que la declaratoria según la cual se vendieron 5.000 millones de dólares en petros es simplemente ridícula. Pura paja. El petro no aparece como operativo en el mundo de la oferta y la demanda ni en ninguno de los listados de petromonedas del mundo, en ningún mercado conocido, en ninguna publicación respetable. Además de la incertidumbre, Venezuela ha recurrido a una red bastante oscura de tecnólogos rusos para construir el petro. Una empresa llamada Zeus Exchange, según registra CoinDesk, proporcionará algunos códigos para el software del token del petro, pero luego tenemos lo publicado por Associated Press donde Zeus declara que no está involucrada con negocios en Venezuela. Zeus Exchange es una startup rusa registrada en Singapur y con licencia en Chipre; su sitio web dice que está desarrollando una plataforma basada en blockchain para el comercio de acciones tradicionales. Zeus Exchange ha desmentido un par de veces que haya tenido relación alguna con Venezuela o con el petro. Hasta el primero de diciembre 2018 solo tenía 393 seguidores en Twitter y había emitido 300 mensajes. Se unió a la red en agosto de 2017. Tiene 16 meses funcionando, es decir, 480 días, por lo tanto, escribe un tweet cada 1,36 días. El único cliente conocido del petro es el banco ruso Evrofinance Mosnarbank propiedad en 49% de Fonden, es decir, del gobierno de Venezuela, y el otro 51% del gobierno ruso.

El sitio web de noticias Fintech ruso informó recientemente que una empresa llamada Aero Trading ganó un contrato del gobierno venezolano para construir el petro en la cadena de bloques NEM y comercializar el token a nivel internacional. Aero Trading tiene su sede en Uruguay y está a cargo de un empresario ruso que, según su sitio web de biografía, representa a empresas de Rusia y otros países de la extinta Unión Soviética que hacen negocios en América Latina. Un enredo de mil demonios lleno de mentiras, falsedades, cifras fantasmas, contratos raros, especulaciones y números mágicos.

El sitio web de Aero no tiene nada más que una página y su cuenta de Twitter, al 4 de diciembre de 2018 solo tiene tres tweets publicados justo después de que comenzara la preventa de petros. Se unieron a la red en octubre de 2015. Al inicio de la preventa, el gobierno venezolano publicó una foto en su sitio web que muestra a Maduro reuniéndose con representantes de Zeus y Aero. No es sorprendente que el gobierno venezolano recurra a desconocidos rusos para ayudar a desarrollar su criptomoneda tratando de evadir las sanciones. Una investigación de la revista Time informó que los asesores principales de Putin habían supervisado el proyecto del petro, con la aprobación del presidente ruso. Gran parte del sistema financiero ruso está sujeto a las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea, y el desarrollo de la tecnología blockchain en Rusia ha estado funcionando con el objetivo de socavar esas sanciones. Si bien estos hombres de negocios no son representantes oficiales del gobierno, Rusia simpatiza con el régimen de Maduro. Los préstamos rusos han permitido al régimen mantenerse a flote a pesar de los años de corrupción masiva, las denuncias de narcotráfico endémico por parte de funcionarios gubernamentales y sus familias, y la grave mala gestión económica de la empresa petrolera estatal del país, Pdvsa. Maduro hoy visita nuevamente a Putin tratando de sacarle algún dinerillo.

Dado que el precio de las criptomonedas vendidas en los intercambios es generado por la demanda y oferta del mercado para cada token, la comunidad crypto debe compartir información sobre la naturaleza del régimen de Maduro y sobre cómo tal token pudiera servir para financiar sus abusos. Esto no debería ser un punto difícil de alcanzar dadas las raíces libertarias del espacio de las criptomonedas y, en general, de los mercados de valores.

La Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición, ya ha declarado al petro como una extensión ilegal de la deuda. Las sanciones estadounidenses contra el régimen incluyen operaciones con el petro. Los miembros de la Organización de los Estados Americanos han denunciado el intento del régimen de subvertir la democracia, y cada país debería informar a sus ciudadanos sobre las implicaciones del petro para esconder la corrupción y así disuadir a los posibles inversores de financiar el régimen de Maduro. El espacio criptográfico generalmente es contrario a la acción reguladora en torno a las criptomonedas, pero la comunidad debe ser particularmente consciente de los riesgos regulatorios de tratar con el petro.

Los participantes en los mercados de criptomonedas que operan en Estados Unidos no pueden comercializar legalmente el petro. Pero los intercambios fuera de Estados Unidos deben darse tomando en cuenta que si ofrecen el petro deberán tener cuidado de asegurarse de que los estadounidenses en sus plataformas no compren el token, lo que sería una violación flagrante de las sanciones de Estados Unidos, al proporcionar fondos al gobierno venezolano. La Casa Blanca emitió una nueva orden ejecutiva que prohíbe explícitamente a las personas de Estados Unidos cualquier transacción con el petro.

Ante la posibilidad marginal de que el petro tenga éxito, podríamos afirmar que el régimen de Maduro habría aplastado los últimos poderes legítimos de la Asamblea Nacional reforzando su consolidación del poder sobre el último organismo gubernamental dirigido por la oposición. Sin un cambio drástico en el liderazgo de Venezuela, su economía enfrenta un colapso total. Pero una criptomoneda creada por un gobierno corrupto y deshonesto con poco respeto por las leyes de su propio país no solucionará nunca la crisis endémica que asola nuestra nación. Apoyar el esfuerzo de comercializar una criptomoneda defendida por los mismos criminales que causaron la crisis no proporcionará los alimentos y medicamentos que los ciudadanos venezolanos necesitan desesperadamente para sobrevivir. La comunidad empresarial de blockchain en América Latina debería ser una fuerza más para impulsar el crecimiento de la tecnología en la región, jamás el sostén de una dictadura.

Este experimento del petro representa un momento ideal para que aquellos que aman la criptografía puedan enviar un fuerte mensaje ratificando que el uso de la tecnología de criptomoneda no puede servir para financiar el sufrimiento humano y por lo tanto no será tolerado.

Nota: Mucho de este artículo es copiado de varias páginas de la web. No les puse comillas de puro flojo. Presento mis excusas a los redactores originales. Además, no tienen reservas de autor ni prohibiciones de reproducir la información.

@eduardo_semtei

El Petro no se encuentra ni en los ministerios ni en los rincones de la web

Cuando uno escucha al presidente izquierdista de Venezuela, Nicolás Maduro, esta remota aldea de 1.300 almas parece estar a la vanguardia de la innovación en las criptomonedas.

Ubicada en una sabana aislada en el centro del país, Atapirire es la única ciudad en un área que según el Gobierno está rebosante con 5.000 millones de barriles de petróleo.

Venezuela asegura que esas reservas son el respaldo de una moneda digital llamada “petro”, que Maduro lanzó en febrero. Este mes aseguró que será la piedra angular de un plan de recuperación para esta nación sumergida en la crisis.

No obstante, los residentes de Atapirire dicen que no han visto ningún esfuerzo del gobierno para aprovechar esas reservas. Y tienen poca confianza en que su empobrecido pueblo vaya a tener un asiento de primera fila para una revolución en las finanzas.

“Ese petro aquí no se siente”, dijo Igdalia Díaz, un ama de casa, al iniciar una diatriba sobre la ruinosa escuela de su localidad, los caminos en mal estado, los frecuentes apagones y el hambre perpetuo que aqueja a sus paisanos.

Lo cierto es que el petro es difícil de detectar casi en cualquier parte.

Durante un período de cuatro meses, Reuters habló con una docena de expertos en criptomonedas y valoración de campos petroleros, viajó al sitio de las reservas de crudo citadas por el Gobierno y revisó los registros de transacciones digitales para conocer más sobre la criptomoneda.

La búsqueda arrojó muy poca evidencia de un próspero comercio del petro. La moneda no se vende en ningún lugar importante de intercambio de criptomonedas. No se conocen tiendas que lo acepten.

Los pocos compradores que Reuters pudo localizar fueron aquellos que publicaron sus experiencias en foros de criptomonedas en línea. Ninguno quiso identificarse. Uno se quejó de haber sido “estafado”. Otro dijo a Reuters que había recibido sus petros sin problemas; culpó a las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela y a la “terrible cobertura de prensa” por dañar el debut de la criptomoneda venezolana.

Altos funcionarios del Gobierno han dado declaraciones contradictorias. Maduro afirma que las ventas de petros ya han recaudado 3.300 millones de dólares y que la moneda se está utilizando para pagar las importaciones.

Pero Hugbel Roa, un ministro del gabinete involucrado en el proyecto, dijo a Reuters el 24 de agosto que la tecnología detrás de la moneda todavía está en desarrollo y que “nadie ha podido hacer uso del petro (…) ni se ha recibido el recurso”.

Incluso la Superintendencia de Criptoactivos, la agencia gubernamental que supervisa el petro, es un misterio. Reuters visitó recientemente el Ministerio de Finanzas, donde se supone que se encuentra la Superintendencia, pero una recepcionista le informó que “todavía no tiene presencia física aquí”.

El sitio web de la Superintendencia no está funcionando. Su presidente, Joselit Ramírez, no respondió a los mensajes en sus cuentas personales de redes sociales. El Ministerio de Industria y Producción Nacional, que supervisa la agencia, no atendió llamadas y el Ministerio de Información no respondió correos solicitando comentarios.

Maduro añadió mayor confusión al anunciar este mes que los sueldos, las pensiones y el tipo de cambio de la diezmada moneda de Venezuela, el bolívar, ahora se vincularían al petro. Ese movimiento generó desconcierto en las calles de Venezuela y entre los economistas y los expertos en criptomonedas, que dicen que es inviable anclar la moneda al petro.

“No hay forma de vincular precios o tipos de cambio a un ‘token’ que no se comercializa, precisamente porque no hay forma de saber a cuánto se vende realmente”, dijo Alejandro Machado, un venezolano ingeniero en computación y asesor de cadenas de bloques que ha seguido de cerca al petro.

El caos refleja la desesperación y la desorganización que parece estar atrapando al gobierno de Maduro mientras Venezuela se desmorona.

Se suponía que el petróleo ayudaría a su administración a capear la hiperinflación que ha hecho que el bolívar carezca de valor. Prometió que una criptomoneda, que permite que las operaciones financieras se lleven a cabo de forma anónima, permitiría a Venezuela evadir las sanciones financieras de los Estados Unidos y recaudar divisas para pagar las importaciones de alimentos y medicamentos que tanto se necesitan.

El gobierno fijó el valor del petro al precio de un barril de petróleo venezolano -actualmente alrededor de 66 dólares- y prometió respaldarlo con las reservas de crudo ubicadas en un área de 380 kilómetros cuadrados alrededor de Atapirire. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, prohibió en marzo a los estadounidenses comprar o usar el petro.

No obstante, los registros digitales asociados con el “token” no brindan suficiente información para determinar cuánto fue realmente recaudado, según los expertos, que se muestran escépticos sobre las afirmaciones de Maduro de que el petro ya trajo miles de millones en divisas al país.

Según aseguran, los registros digitales asociados con la oferta inicial de monedas, o ICO, no brindan información suficiente para determinar cuánto se ha recaudado realmente, si es que ha habido ingresos.

“Esto ciertamente no se parece a un ICO típico, dado el bajo nivel de actividad de las transacciones”, dijo Tom Robinson, director de datos y cofundador de Elliptic, una compañía de datos de cadena de bloques con sede en Londres. “No hemos encontrado evidencia de que a alguien se le haya emitido un petro, ni de que se negocie activamente”, dijo.

Una visita de Reuters al área alrededor de Atapirire mostró poca actividad de la industria petrolera. Los únicos equipos visibles eran máquinas pequeñas y envejecidas instaladas hace años. Varias fueron abandonadas y estaban cubiertas por la maleza.

En un artículo de opinión publicado el 19 de agosto en Aporrea, un sitio web de comentarios y análisis venezolano, el exministro de Petróleo, Rafael Ramírez, estimó que se necesitarían 20.000 millones de dólares en inversiones para explotar Atapirire, dinero que la empresa petrolera estatal venezolana PDVSA no tiene.

“Se fija un valor arbitrario, que sólo existe en la imaginación del gobierno, al petro”, escribió Ramírez, quien supervisó la industria petrolera venezolana durante una década bajo el Gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez.

Ramírez está ahora en el exilio, en una ubicación no divulgada luego de ser acusado de corrupción por parte del gobierno venezolano, denuncia que él niega.

PDVSA no respondió a un correo electrónico en busca de comentarios.

“HEMOS SIDO ESTAFADOS”

A diferencia de los compradores de reconocidas criptomonedas como Bitcoin o Ethereum, los titulares de petros son difíciles de encontrar.

Un sitio para ubicarlos puede ser un foro en línea de criptomonedas llamado Bitcointalk, donde los compradores de petros comenzaron a publicar mensajes a principios de 2018.

En algunos mensajes, varios se quejaron de la falta de información y los retrasos en obtener sus monedas. Uno dijo que no pudo transferir o vender los “tokens”.

“Hasta ahora sí, nos han estafado, el tiempo dirá si fue una buena inversión o no”, escribió un inversor llamado cryptoviagra el 25 de junio.

Otro inversor, el único que respondió las preguntas de Reuters, dijo a través de los mensajes en las redes sociales que su experiencia con la compra de petros “funcionó bastante bien en general”.

Culpó a la prohibición de Washington por deprimir las ventas del petro, junto con lo que consideraba una cobertura negativa de los medios. Pidió que se ocultara su nombre porque temía “persecución” por parte del gobierno de Estados Unidos y agregó que “no considero que Reuters sea una honesta organización de noticias”.

Reuters no pudo confirmar de manera independiente si los participantes del foro habían invertido en el petro.

 

Continúa leyendo este reportaje en Reuters

Luisana Solano Ago 15, 2018 | Actualizado hace 1 año
Venezuela: laboratorio de criptomonedas
Ya otros activos digitales, viendo el avance de Dash, están pensando en crear comunidad en el país

 

@LuisiSolano

8:30 AM DE UN SÁBADO Y AL COLEGIO SANTA ROSA DE LIMA, en el Este de Caracas, van llegando personas en sus carros particulares o en autobuses dispuesto desde Chacaíto para el evento. En la entrada del teatro se forma una fila de al menos 50 asistentes. Otro grupo de 10, dispuestos en mesas pequeñas con laptos y teléfonos inteligentes, van recibiendo a los invitados: verifican la lista, recargan monederos virtuales (wallet) y ponen brazaletes. Uno tras otro. Antes de entrar hay tres mesas con comida y bebida para hacer tiempo a que inicie la conferencia. Por todos lados se lee “Dash: dinero digital”.

En un país que entra en su décimo mes de hiperinflación, en el medio de una postergada reconversión monetaria, con fuerte control cambiario y escasez de efectivo, lo menos que se creería -¿o no?- es que sus habitantes estén pensando en monedas virtuales (criptomonedas) o cadena de bloques (blockchain).  

En Venezuela habría que considerar un factor más: en diciembre de 2017  el gobierno abrió la conversación sobre la adopción de esta joven tecnología con el lanzamiento de su propio criptoactivo, el Petro, y la creación de una Superintendencia de la Criptomoneda y Actividades Conexas.

Sin embargo, para ese momento ya había un camino recorrido con, por ejemplo, páginas con cotización en tiempo real, como localbitcoin.com, o páginas para el cambio e intercambio de las criptomonedas, como cryptobuyer.io. Incluso ya había criptomonedas con representantes y proyectos de largo plazo en el país, como es el caso de Dash y su ciclo de conferencias.

El profesor Aarón Olmos y Eugenia Alcalá

A las 10:00 am, con sala a medio llenar, sale la presentadora ofreciendo las palabras de bienvenida y arranca la charla. En esta oportunidad, la décima para este tipo de encuentros, el título era “¿Por qué un Dash vale lo que vale?”. La primera ponente en subir al escenario es una mujer joven de estatura promedio, cabello negro, de lentes, con pantalones de vestir azul oscuro -el color de los organizadores- camisa de colores claros y un blazer beige. Con voz calmada pero segura se presenta. Es Eugenia Alcalá, psicóloga de profesión y fundadora de Dash Caracas.

Alcalá es la responsable de crear la primera comunidad de esta criptomoneda en el país en septiembre de 2017, cuando iniciaron las conferencias. Cuenta que, como venezolana, se sentía frustrada al no poder aportar nada más. Empezó a investigar hasta que dio con una youtuber americana que terminó convirtiéndose en su inspiración, Amanda B. Johnson, y decidió presentar ante la tesorería de Dash la oportunidad de darla a conocer en el país.

Durante su presentación, Alcalá se centra en relatar su historia y presenta cifras del progreso del proyecto. A la fecha, explica, ya cuentan con 4 programas (comunidades, emprendedores, propuestas y empresas) y unas 23 comunidades. Además, al menos 11 mil personas se han registrado para recibir información sobre Dash y más de 530 comercios en todo el país aceptan esta moneda virtual como forma de pago, lo que convertiría a Venezuela en el país con más establecimientos en el mundo en manejar este activo digital como forma pago.

Todo eso se debe, asegura Eugenia, a que en Venezuela se da la tormenta perfecta para una criptomoneda del estilo de Dash, que puede ser utilizada para micropagos, y le permite al usuario sobrepasar las barreras económicas de un país en el que hubo más de 15 años con control de cambio.

Una ciudad dentro de la ciudad

Pasadas las 12:00 pm, llegó la hora de poner en práctica la teoría y usar los 0.0166 Dash, equivalentes a $ 3,47, que recargaron al principio de la jornada en la denominada “Ciudad Dash”. Este es un espacio ideado para que los interesados en esta nueva forma de pago prueben con emprendedores, comerciantes y organizaciones civiles que ya adoptaron la moneda digital. La experiencia fue acompañada por el almuerzo: hamburguesa o sushi; de postre, tortas o bombones temáticos. Y, para brindar, un vino hecho con moras de la Colonia Tovar.

 

Ciudad Dash

 

Reposteros, mayoristas y fundaciones

En esta oportunidad hay 8 organizaciones y más de 20 emprendimientos participando,  todos con el código de su monedero virtual a la vista y precios expresados en Dash. Uno de ellos era el de Yotibel Moreno, creadora de La Negra Reposteria, postres pensados en la cultura y tradición del país. Moreno recuerda que se enteró de Dash gracias a unos compañeros de una feria gastronómica y se inscribió para participar en las charlas. Ella no sólo inscribió su emprendimiento, si no a la organización donde trabaja, Fundación Habla, dedicada a la prevención y erradicación del abuso sexual infantil y adolescente.

En esta, su segunda conferencia, explica que si bien los montos no son particularmente grandes, aceptar criptomonedas como forma de pago para su repostería le ha servido para ahorrar y así poder sortear la hiperinflación. En la última feria gastronómica que participó, recibió unas 25 transacciones en cinco días. Con la fundación, las donaciones en criptomonedas los han ayudado a comprar ciertas cosas, como pendones, y les han servido de plataforma para darse a conocer.

“A mi me parece que es como cuando en los años 90 veíamos a la gente con los celulares grandotes”, asegura Moreno, haciendo referencia a la posibilidades y aceptación que se pudiesen tener las criptomonedas en el país en un futuro quizá no tan lejano.

Puesto de la Charcutería Virgen del Valle en Ciudad Dash

Como emprendedora, Moreno se pensaría que tiene el perfil indicado para probar y expandir esta nueva tendencia. Sin embargo, de acuerdo a la página de Dash Venezuela, ya están presentes en la industria de alimentos, automotriz, diseño, moda, turismo, tecnología, salud y bienestar e incluso ya llegó a espacios del día a día. Este es el caso de la Charcutería Virgen del Valle, ubicada en Puente Hierro, al oeste de la ciudad.

Jefferson Reyes afirma que también tienen su “cartel de Dash” en la puerta. Relata que fueron a la primera conferencia en septiembre de 2017 y después de varias charlas, se animaron en participar en “Ciudad Dash”. “Ha crecido tanto que personas mayores se acercan y pagan con Dash”, asegura.

Reyes afirma que ya tiene al menos cinco clientes que le escriben para pagar su pedido con Dash y los clientes de mayor edad lo llaman “la nueva moneda”. Por los 0.0160 Dash en la wallet, en esta nueva ciudad puedes comprar medio cartón de huevo, una bandeja de queso y otra de jamón.

También había nuevos en este experimento. Alexis De Sousa es dueño de la mayorista ARJ Electronic, ubicada en Vargas. De Sousa comenta que años atrás tenía una tienda de electrodomésticos de cuatro pisos que se vio en la necesidad de cerrar después del Dakazo.

Luego de un tiempo decidió volver a su profesión para venderle a otras tiendas y comenzó en la versión online. Escuchó de esta moneda virtual gracias a otro amigo comerciante y decidió probarla por ser una herramienta que lo ayuda a romper el cerco cambiario. Acaba de hacer su primera venta en Dash: un control remoto de Directv.

Una parte importante de toda esta experiencia es la participación de las organizaciones que se han capacitado para recibir donaciones en activos digitales, que según los registros de Dash, ya son más de 20.

Puesto de Unidad de Apoyo y Transmisiones Carlos Delgado Chalbaud en Ciudad Dash

 

Uno de los que han acompañado esta iniciativa desde el principio es la Unidad de Apoyo y Transmisiones Carlos Delgado Chalbaud, adscrito a Protección Civil y que ofrece apoyo a bomberos y paramédicos de autopista en materia de prevención y atención prehospitalaria.

Natalie Castellano, coordinadora de finanzas de la Unidad, explica que el servicio tiene

ocho años y con Dash están desde principios de 2018. Al ser un grupo de voluntarios, agrega, solo cuentan con recursos propios para poder equipar la Unidad, y aceptar donaciones en criptomonedas les he permitido repotenciar equipos de comunicación, obtener insumos para la atención prehospitalaria e incluso comprar uniformes.

Desde que empezaron con Dash, ya han recibido más de 100 donaciones y en esta oportunidad no solo están en la conferencia como organización civil, si no que prestan el apoyo en el área médica para la conferencia.

Un puerto para la innovación

Roger Rodríguez en Ciudad Dash

Después de conocer, comer, comprar y donar; los organizadores guardaron un espacio para quienes desearan, incluido medios de comunicación, tuvieran un cara a cara con los ponentes y otros representantes. Uno de los invitados fue Roger Rodríguez, líder de la comunidad de Dash en La Guaira.

Este joven licenciado en publicidad y su equipo han logrado que en menos de un año La Guaira se convirtiera en la comunidad más activa y con más comercios con esta nuevo forma de pago en el país, con alrededor de 25 establecimientos.

Asegura que cuando comenzó, no muchos a su alrededor conocían de los activos digitales y de la cadena de bloque, pero que poco a poco ha logrado que el varguense lo utilice como forma de pago en su día a día o manera de inversión o ahorro. “Yo salía a la calle y nadie hablaba de criptomonedas. Me tocó, en el caso particular, en la calle del hambre Caribe un chamo me dijo ‘¿tú eres el de las criptomonedas? necesito saber de criptomonedas, ayúdame'”.

Continuará …

Desde la creación de la blockchain y el bitcoin en 2009, han surgido miles de criptomonedas. Y está claro que el ecosistema cripto seguirá creciendo aún más en el país. De acuerdo al blog de BitcoinVenezuela.com, además de esta primera criptomoneda, entre las monedas digitales más populares están: Ethereum, Litecoin y Monero.

Eugenia Alcalá explica que ya hay varias casas de estudio en Venezuela que tienen materias electivas en pregrado y postgrado, cursos o diplomados sobre criptomonedas y la cadena de bloques, como es el caso del IESA.

Igualmente revela que ya hay criptomonedas interesadas en realizar proyectos en el país y asegura que es muy interesante que otras personas se estén dando cuenta de que Venezuela tiene las condiciones para que sus ciudadanos las adopten como método de pago.

Alcalá y el profesor concuerdan en afirmar que incluso a nivel macroeconómicos, las criptomonedas están ayudando a Venezuela hoy y que no importa qué ocurra con la economía del país, los activos digitales ya llegaron y van a estar.

A pesar de todo esto, el verdadero impacto se nota cuando, saliendo de las fronteras de esta ciudad hecha a la medida, llena de entusiastas y expertos en el tema, caminas por la feria de centro comercial caraqueño para comprar una brownie y lees “Dash Accepted Here”.