¿Nos van a negar que van por el cine? Tras el MINCI apropiarse de Amazonia y la Villa del Cine vienen por el CNAC - Runrun

¿Nos van a negar que van por el cine? Tras el MINCI apropiarse de Amazonia y la Villa del Cine vienen por el CNAC

cnac-1.jpg

LAS ANGUSTIAS DE LOS CINEASTAS son válidas y tienen fundamento. Apenas ayer domingo 20 de julio en Últimas Noticias, diario cercano al gobierno, varios de ellos manifestaban su preocupación pues tras el pase al Ministerio de Comunicación e Información de la Fundación Distribuidora Nacional de Cine Amazonia y de la Fundación La Villa del Cine queda solo la adscripción del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) para que el ministerio de propaganda rojo controle y decida el cine que los venezolanos podrán ver producido en el país y hasta el que se importe para su proyección en las salas venezolanas.

Nuestra nota en www.runrun.es y en la columna bisemanal Runrunes en el diario El Universal del pasado 15 de julio provocó una destemplada respuesta de la ministra del Minci quien pareciera querer ignorar (¿o engañarnos como acostumbra su gobierno?) todo lo que hasta ahora ha venido haciendo para que el ministerio a su cargo, el de la tan pregonada hegemonía comunicacional, pueda controlar todo el esfuerzo creativo, productivo y comercial del cine nacional hasta ahora adscrito al ministerio de la Cultura.

 

Repito aquí nuestra mención antes de publicar los distintos decretos oficiales que nos dan la razón:

¡TAMBIÉN ACABARÁN EL CINE!: Las tropelías y las corruptelas llegan también al sector cultura. El Centro Nacional de Cinematografía, Cenac, que tradicionalmente ha estado adscrito al Ministerio de la Cultura, lo están cocinando para adscribirlo al Ministerio de Información y Comunicación, Minci. Este Centro siempre ha operado de manera autónoma y su financiamiento proviene de los aportes de la industria privada del cine, el cable, la televisión, distribuidores. Las numerosas películas que se vienen haciendo en el país -un incremento a todas luces- es el resultado de ese aporte. La concertación para la toma de decisiones en el Cenac es costumbre. Al pasarlo al Minci será para políticamente partidizar los fondos disponibles y hacer del cine otra herramienta ideológica para seguir el ejemplo soviético: cine socialista-comunista que tuerce y cambia la historia y manipula la verdad. Igualito que el cambio de nombre a las instituciones. Antes de este diluvio nada existía. Pareciera otro ejemplo de la filosofía de este régimen: nada de construir, nada de expandir, nada de concertar. El objetivo es destruir, arruinar. Hasta en los aspectos más nobles del sector cultura la lucha por las cuotas de poder, dentro de una administración cada día con menos recursos, es a cuchillo, es implacable. La destrucción va en las entrañas de la robolución. ¿Qué podrá hacer allí Nicolasito (Diosdado dixit) contra los burócrata$ con apetencia$ del Minci?…

————————————————————

Delcy Eloína envió esta misiva al diario:

 

“Caracas, 15 jul. 2014

Ciudadano

Jesús Abreu Anselmi

Presidente del Diario El Universal

Su Despacho.-

Estimado Jesús Abreu Anselmi

Le escribo con atención en sus palabras ofrecidas en entrevista publicada en El Universal el pasado domingo 13 de julio de 2014, donde caracteriza esta nueva etapa del periódico, que usted ha iniciado, señalando que “La imparcialidad nos obliga a ser absolutamente objetivos”.
Lamentablemente, hoy, en la columna Runrunes del periodista Nelson Bocaranda Sardi, sus palabras e intenciones, expresadas apenas dos días atrás, han quedado sin valor. Se acusa allí sin fundamento alguno al Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, y de manera maliciosa se ataca a diversas personalidades del Gobierno, al comentar el posible cambio de adscripción del Centro Nacional de Cinematografía.
Bocaranda, en su tradición de periodismo especulativo, por decir lo menos, arremete a diario contra la Revolución Bolivariana, y en esta oportunidad ofende sin reparo alguno a quienes hoy estamos encargados del Ministerio. Y es el diario que ahora usted dirige el que alberga estas ofensas.

Nos reservamos toda acción legal para reparar el daño causado por sus difamaciones e injurias y solicitamos de usted que El Universal rectifique a futuro de acuerdo con sus propias palabras: “El objetivo del periódico no es hacer actividad política sino suministrar información veraz y objetiva. Siempre con un lenguaje de altura y una intachable posición ética”.
Esperamos entonces con mucha atención se le dé un tratamiento justo y equilibrado a la gestión del Presidente Nicolás Maduro, en las informaciones periodísticas y en los artículos de opinión.
Tómese esta misiva como una solicitud de réplica a publicar en sus páginas.
Atentamente,

Delcy Rodríguez Gómez

Ministra del Poder Popular para la Comunicación y la Información”.

———————————————————————-

 

Para descubrir claramente que las intenciones son otras solo coloco más abajo dos decretos de fecha reciente. Uno en la Gaceta Oficial # 40.357 del 18 de marzo y otro en la # 40.435 del 18 de junio:

 

Caracas, febrero 18 – Según señala la Gaceta Oficial número 40.357 de este martes en su Decreto 791, se adscribe al Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, la Fundación La Villa del Cine, cuya creación fue autorizada mediante Decreto N° 4.266 de fecha 06 de febrero de 2006, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 38.373 de fecha 06 de febrero de 2006. Esta variación de adscripción, será incluida en la futura reforma del Decreto sobre Organización y Funcionamiento de la Administración Pública Nacional.

Informa el decreto que esta adscripción se produce “motivado a que el cine y los medios audiovisuales inciden en la formación de la ciudadanía en el fomento de los valores de una sociedad democrática y en el propio desarrollo social de la Nación, y dado que es deber del Estado promover el desarrollo de expresiones artísticas en todos sus géneros y contribuir al enriquecimiento de una cultura cinematográfica y a la difusión de las obras de los cineastas y creadores y creadoras en general”.

 

Quedando encargada la ministra Delcy Eloina Rodríguez de la ejecución del decreto.

AQUÍ EL LINK AL DECRETO: http://www.aporrea.org/actualidad/n245428.html

—————————-

Ya el régimen de Nicolás Maduro viene dando pasos acelerados para controlar desde el MINCI todo el proceso del cine venezolano.

Recordemos que cuando los cineastas se refieren al aporte del sector privado y lo consideran imprescindible para mantener alguna independencia del gobierno de turno -tras una Ley del Cine que va para 21 años- es porque a través de “contribuciones fiscales” se pecha a todas las industrias que tiene que ver con lo audiovisual. Dígase televisoras, cableoperadoras, distribuidoras, exhibidoras, autores y productores quienes en un proceso “concertado”, que hasta ahora ha gozado de bastante autonomía, integran Fonprocine. Indicativo que hay que resaltar: la mayoría del dinero para las producciones cinematográficas nacionales proviene del sector privado.

——————————-

Las angustias del sector tienen razonado fundamento. Ya el pasado 18 de junio la empresa que distribuye las películas, Fundación Amazonia, pasó al Minci:

Fundación Distribuidora Nacional de Cine Amazonia es adscrita al Ministerio para la Comunicación

Caracas, (NL).- Es adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, la Fundación Distribuidora Nacional de Cine Amazonia FILMS, así lo señala el Decreto Presidencial N° 1.060, publicado en la Gaceta Oficial N° 40.435 de fecha 18 de junio de 2014.

Esta Fundación fue creada de acuerdo al Decreto N° 4.267 de fecha 06 de febrero de 2006, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 38.373 de la misma fecha, reformado por el Decreto N° 6.118 de fecha 27 de mayo de 2008, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 38.970 de fecha 10 de julio de 2008.

El Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, realizará todos los trámites necesarios para protocolizar la reforma del Acta Constitutiva Estatutaria de la Fundación Distribuidora Nacional de Cine Amazonia Films, por ante el Registro Público correspondiente, a los fines de adaptarla a lo previsto en el presente  Decreto, y velará porque se haga efectiva su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, en cumplimiento de lo previsto en el artículo 111 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de la Administración Pública.

——————————–

En el diario Ultimas Noticias que la ministra se ufana de “controlar” y “ordenar a su director publicar o no informaciones” apareció apenas ayer domingo 20 de julio un reportaje del periodista Sergio Moreno en la sección de Espectáculos donde detalla la preocupación de los cineastas criollos sobre el rumbo que tomaría el  CNAC si pasa a ser parte del ministerio de propaganda roja rojita:

 

 

Cineastas criollos en estado de alerta

Representantes del sector están inquietos por posible cambio del Cnac al Minci

Discutirán los desafíos de la industria en un foro.

 

Sergio Moreno.- “Preocupados. Así se encuentra el gremio cinematográfico venezolano, alerta ante los cambios recientes que ha sufrido la industria. Hace tres meses, en la Gaceta Oficial número 40.357, se publicó que La Villa del Cine pasaba a ser una dependencia del Ministerio de Comunicación e Información (Minci). Luego se le unió la distribuidora Amazonia Films, la cual desde hace unas semanas se encuentra adscrita al despacho de Delcy Rodríguez.

Entre los cineastas existe temor de que el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (Cnac) sea el próximo en convertirse en dependencia del Minci. Esta decisión tendría que aprobarse a través de una reforma de la Ley de Cine, vigente desde hace 21 años.
Para la realizadora Solveig Hoogesteijn, “la principal preocupación es que si el sector cine pasa a un Ministerio de Comunicación e Información, cuya misión es promulgar y dar a conocer las obras del Estado, allí podría haber un aspecto propagandístico, que haría sombra sobre la libertad de expresión del cineasta”. La misma inquietud se repite entre una larga lista de creadores criollos, quienes se reunieron la semana pasada en el auditorio del Colegio Universitario de Caracas para presentar el Foro del Cine Venezolano, que comenzará el próximo 1 de agosto. Se trata de un encuentro que reunirá a los diferentes gremios cinematográficos, para discutir el futuro del sector.

Según el director Thaelman Urguelles, la independencia que han tenido hasta ahora podría perderse cuando pasen el Cnac al Minci. Román Chalbaud, sin embargo, no cree que hayan cambios estructurales ante una posible mudanza de la plataforma, pero celebra el debate sobre el tema dentro del gremio.
Por su parte, el cineasta Alejandro Bellame considera que en la “Ley de Cine existe un artículo que convoca a un impuesto parafiscal, que es Fonprocine, aportado por el sector privado. Esa es la base de la producción de nuestro cine. El dinero de nuestro cine no proviene del Estado, proviene de ese impuesto parafiscal, eso nos ha dado una libertad tanto de decisión muy plural, democrática, para que los mejores proyectos sean realizados”.

El presidente del Cnac, Juan Carlos Lossada, pide tranquilidad. “21 años después de la aprobación de la Ley de Cine, y tras haberse cumplido 9 años de la reforma en el 2005, es buen momento para hacer análisis, reflexiones, establecer desafíos. Las opiniones de los cineastas siempre han sido tomadas en cuenta al momento de definir las políticas públicas. Creo que el foro es una oportunidad para debatir la preocupación por parte de los gremios con relación a una posible adscripción del Cnac al Minci. Transmitiría tranquilidad. He estado en comunicación con ambos ministros y lo que hemos conversado me permiten expresar que, tal como ha sido hasta ahora, se tomarán en cuenta los puntos de vista de todos, sin importar el color político”.

El debate sobre el cine nacional se realizará durante este foro en agosto. Las inscripciones ya están abiertas a través de www.forodelcinevenezolano.org.ve.

Con toda esta evidencia la funcionaria Delcy Eloína sigue insistiendo en que no es cierto lo que publiqué. Tan solo cinco días después de mi runrún y un día de la publicación de su carta en El Universal los cineastas me dieron la razón.

Por qué no nos informa de los mil millonarios gastos en propaganda política, publicidad oficial y patrocinios cuestionables que como las anunciadas listas de Cadivi tan promocionadas por Jorge Giordani, Edmeé Betancourt o Héctor Navarro no se atreven a mostrar violando así la pregonada muletilla oficial de ofrecer información veraz y oportuna.

Cuando la mentira y la trampa están en el poder son los ciudadanos decentes los que tienen la obligación de hacer todo lo posible para desenmascararlas y vencerlas, decía un editor americano.

Con razón el chiste que por allí circula: “Estos rojitos creen que “escrúpulos” es un jugador de futbol de la selección griega”…

 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios