En la mira de la ONU | 46 funcionarios señalados de violación de DDHH en Venezuela - Runrun
En la mira de la ONU | 46 funcionarios señalados de violación de DDHH en Venezuela
Nicolás Maduro, Vladimir Padrino López, Diosdado Cabello, Néstor Reverol e Iván Hernández Dala encabezan la lista del informe de la Misión de la ONU, sobre señalamientos por violación a los derechos humanos
La GNB, PNB, FAES, la Dgcim, el Cicpc y el Sebin también fueron señalados como responsables de torturas, tratos crueles e inhumanos y ejecuciones extrajudiciales
Entre las autoridades que más nombra la ONU en su informe destacan Nicolás Maduro (335 veces) y Diosdado Cabello (66)

Por: @Andrea_GP21 y @Yeannalyfermin

 

Nicolás Maduro y otros 45 funcionarios de su administración figuran en el informe que presentó la Misión Internacional de la Organizaciones de Naciones Unidas (ONU), donde se investigaron las ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes cometidos desde 2014.

Entre los funcionarios de mayor jerarquía más mencionados destacan Nicolás Maduro, presidente cuestionado por la comunidad internacional; Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV); Vladimir Padrino López, ministro de Defensa; Néstor Reverol, ministro de Interior, Justicia y Paz; Gustavo González López, director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin); entre otros.

De acuerdo con el informe, publicado este miércoles, 16 de septiembre, “la Misión tiene fundamentos razonables para creer que tanto el presidente como los ministros del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz y Defensa, ordenaron o contribuyeron a la comisión de los delitos documentados, y teniendo la capacidad efectiva de hacerlo, no tomó medidas preventivas y represivas”.

La Misión también precisó por nombre y cargo a distintos funcionarios, civiles y militares, que “conocían, debían conocer y contribuyeron” a la comisión de crímenes como detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales, torturas y tratos crueles contra los ciudadanos.

Los cuerpos de seguridad que figuran son la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), incluida la Guardia Nacional Bolivariana (GNB); la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y las Fuerzas de Acción Especial (FAES).

Asimismo, se menciona a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), el Servicio Nacional de Inteligencia (Sebin), la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y las fuerzas policiales estatales y municipales.

“La Misión también tiene motivos razonables para creer que autoridades de alto nivel dentro del Sebin y la Dgcim cometieron, ordenaron o contribuyeron a violaciones, o sabían que subordinados las estaban cometiendo y, teniendo la autoridad para hacerlo, no las previnieron ni reprimieron”, dice el texto.

 

En su informe, la Misión de la ONU también resalta varios casos de violación a los derechos humanos que en su oportunidad fueron destacadas por los medios de comunicación, que marcaron al país y que hasta ahora, la mayoría, no han obtenido justicia.

La masacre de Barlovento, en 2016, donde cuatro hombres fueron ajusticiados. El asesinato del joven David Vallenilla durante las protestas de 2017, en La Carlota y de Daniel Alejandro Queliz en Carabobo. Las detenciones arbitrarias de Gilber Caro, Nixon Leal, Sairam Rivas, Antonio Ledezma, Leopoldo López y Roberto Marrero, son algunos de los hechos donde prevaleció el abuso de poder por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, según el informe.

Runrun.es preparó una base de datos de los nombres de aquellos funcionarios de la administración de Maduro que, a juicio de la Misión de la ONU, son responsables, directos o indirectos, de la comisión de todos los crímenes mencionados en el informe.

Dos casos que no señalan

Luisa Ortega Díaz

La fiscal general destituida por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Luisa Ortega Díaz, aparece como una de las personas que colaboró a la Misión con distintas declaraciones para la realización de este informe. Sin embargo, a pesar de que se le menciona en reiteradas ocasiones durante el periodo que estuvo frente al Ministerio Público, tiempo en el que se cometieron diversos crímenes, no hay señalamientos en su contra.

En abril de 2014, cuando estaba frente al MP, Ortega Díaz informó que el coordinador nacional del partido Voluntad Popular, Leopoldo López, fue acusado por los delitos de “instigación pública, daños a la propiedad en grado de determinador, incendio en grado de determinador y asociación para delinquir”. La Misión considera que la detención de López es arbitraria.

Asimismo, en abril de este año, la abogada Tamara Sujú publicó unos mensajes en Twitter, donde señaló a Ortega Díaz y dijo que durante el tiempo que fue fiscal general “indujo, accionó y permitió gravísimas violaciones de DDHH y crímenes de lesa humanidad”.

Manuel Cristopher Figuera

Fue director del Sebin desde el 2018 hasta el levantamiento contra Nicolás Maduro, registrado el 30 de abril del 2019, conocida como la “Operación Libertad”, donde dio apoyo logístico para liberar a Leopoldo López, quien tenía arresto domiciliario en ese momento. Después de eso, tuvo que huir del país.

Figuera también aparece mencionado en el informe de la ONU, pues además de ofrecer declaraciones a la Misión, también se habla durante algunos hechos ocurridos en medio de su gestión, pero, al igual que Ortega Díaz, no hay señalamientos en su contra.

Sin embargo, antes de aquel levantamiento, en febrero del 2019, Figuera fue sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos junto a otros, en la lista de funcionarios venezolanos sancionados. Estas sanciones fueron retiradas tras deslindarse de Maduro y escapar hacia Colombia.

 

En el caso de Figuera, la abogada Tamara Sujú hizo distintas acusaciones en su contra. En marzo del 2019, lo calificó como un “torturador”, asegurando que incitó y ordenó “detenciones arbitrarias y violencia sexual” en la Dgcim y de dirigir “centros de torturas clandestinos”.