Slavko Zupcic es el ganador del XVIII premio anual transgenérico - Runrun

Slavko Zupcic es el ganador del XVIII premio anual transgenérico

slavko-zupcic.jpg

EL ESCRITOR VALENCIANO Slavko Zupcic se hizo acreedor del Premio que otorga Fundación para la Cultura Urbana con la obra Curso (rápido y sentimental) de italiano, mientras que Francisco Camps Sinza recibió mención especial por su texto Tradiciones

El jurado, conformado por la historiadora Inés Quintero, el crítico literario Carlos Sandoval y el ganador de la pasada edición, el periodista y escritor Alberto Hernández, otorgó el XVIII Premio Anual Transgenérico por unanimidad a la novela Curso (rápido y sentimental) de italiano, del escritor y psiquiatra Slavko Zupcic (Valencia, Venezuela, 1970) identificada con el seudónimo “Cefuroxima”.

El veredicto señala que “esta obra materializa varias historias de amor, por lo común frustradas, con base en una estructura en la que se despliegan tres instancias: los avatares del protagonista enfrentado a la muerte de algunos de sus afectos físicos y espirituales, las anotaciones de un mínimo diario que da cuenta de su realidad mental, y el entramado de numerosos y sintéticos argumentos de pasiones amorosas nacidas en el vaivén de fortuitos encuentros interculturales. Esta arquitectura permite conocer la vida de un personaje entrañable que se mueve por territorios donde la memoria hace del mundo sustancia de todas las cosas, y al decantado del tiempo deriva natural de la sabiduría cuando se le entiende como sentido cardinal de la existencia. Por lo demás, el texto se halla escrito en plástica y elocuente prosa, condiciones que hacen de su lectura un viaje ameno y fluido, placentero e inolvidable”.

El premio consta de la publicación de mil ejemplares que formará parte de la colección numerada de la Fundación para la Cultura Urbana y que se estima será editado para finales de 2019, así como de un premio en metálico que será entregado en acto público.

Anualmente el jurado tiene la potestad de otorgar menciones especiales, en esta edición se dio una única mención al volumen de cuentos titulado Tradiciones, recibido con el seudónimo “Thais Mann-wo” y cuyo autor es Francisco Camps Sinza. Sobre el texto los escritores consideraron que “se trata de un conjunto bien articulado en el que los universos de la infancia, del amor y, en general, de las relaciones humanas se plasman de manera solvente y efectiva, en un estilo potente y a ratos matizado por un preciso tono lírico”.

El balance de la edición 2018 es muy positivo, se recibieron ciento ochenta (180) obras, la mayoría de ellas de autores venezolanos residenciados en Venezuela o asentados en otros países –como el caso del libro ganador que vive en España–, pero también de autores de Colombia, Argentina, Cuba, Ecuador, España y México. En esta edición si bien predominaron los textos narrativos, se recibieron poemarios, ensayos, diarios, piezas teatrales e investigaciones académicas.

Destacó en la amplia muestra valorada por el jurado el énfasis temático relacionado con la situación socio-política que atraviesa nuestro país. Sin embargo, hubo también textos construidos en torno a temas más universales (el amor, la muerte, las difíciles relaciones interpersonales) y hasta sobre aspectos de carácter religioso o antropológico.

El jurado afirma en sus apreciaciones generales que los textos concursantes en esta edición revelan un alto sentido del trabajo composicional, un compromiso con la expresión artística y, sin duda, la certeza de que, contra todo, la literatura venezolana continúa siendo uno de los reductos de manifestación más importantes de la cultura del país.

SLAVKO ZUPCI. Escritor, médico y psiquiatra venezolano (Valencia,1970) residenciado en Barcelona, España. Ha publicado varios libros, el más reciente un libro de relatos Cementerio de médicos (2018), tres libros de relatos Dragi Sol (1989), Vinko Spolovtiva, ¿quién te mató? (1990) y 583104: pizzas pizzas pizzas (1995), la novela Barbie (1995) y un libro de crónicas literarias, Máquinas que cantan (2005), una novela para niños, Giuliana Labolita: el caso de Pepe Toledo (2006) y un libro de poesía para niños, Escúcheme Señor Sol (1989). Ha merecido varios premios en los que destacan la Bienal de Literatura Infantil Luis Bouquet (1987), Bienal José Rafael Pocaterra (1988), Premio Municipal Ciudad de Valencia (1991), Mención de Honor de la Bienal de Literatura de Guayana (1994) y en el año 2001 fue finalista del XIX Premio Herralde de novela.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios