Code Pink, go home, por Brian Fincheltub - Runrun

Code Pink, go home, por Brian Fincheltub

codepink.jpg

HOY LES HABLAREMOS DE LO QUE SIGNIFICA ser socialista a distancia, una “ocupación” muy común en los Estados Unidos y Europa, pero que viene expandiéndose a otras partes del mundo. Es como estudiar una carrera universitaria a distancia pero sin leer, tampoco hace falta saber escribir, basta solo repetir cuatro o cinco consignas, ponerte una franela del Ché Guevara, manifestar contra el capitalismo y eso sí, para obtener tu diploma, hay una pasantía obligatoria: un fin de semana en Cuba, donde tras unas pocas horas en hotel cinco estrellas y un paseo en autos de lujo por  la Habana estarás en condiciones de considerarte un verdadero socialista.

A los socialistas a distancia los caracteriza una cosa fundamental: Se creen absolutamente dueños de la verdad. No te atrevas a cuestionarlos, sobre todo si vives en un país socialista y consideras que el socialismo es lo peor que le pudo haber pasado a la humanidad. Si lo haces, te acusarán de estar manipulado por los medios y el “imperialismo”. Además, ellos intentarán “informarte” de lo que “realmente” pasa en TÚ país. No pierdas tiempo diciéndole que tú experiencia de vida durante veinte años es suficiente para saber que ese modelo que ellos defienden es un fracaso, te dirán que estás equivocado y que sus países están peor que el tuyo.

Un ejemplo de lo que significa ser socialista a distancia son las “activistas”, por no decir otra cosa, del denominado grupo “Code Pink”, quienes desde los Estados Unidos se han convertido en el brazo defensor de la dictadura venezolana. Son un ejemplo clásico de lo que significa ser socialista de Starbucks, se levantan, no estoy seguro si se cepillan y se bañan, toman su Uber y se van al Starbucks más cercano a criticar por las redes sociales, creadas en Silicon Valley, al capitalismo. Mientras se toman su latte espresso insultan a un venezolano que tras levantarse sin agua y sin luz, debe tomar una perrera para llegar a trabajar por escasos 6 dólares al mes. Sí, al mes. Lo mismo que paga un socialista a distancia por su café en la mañana.

Esta gente de Code Pink no solo defiende al régimen asesino de Nicolás Maduro, sino que, violando el derecho internacional, han invadido una instalación diplomática en Washington del legítimo gobierno de Venezuela, trasgrediendo lo establecido en la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas. Acción que ha generado un profundo malestar en la comunidad venezolana. Las invasoras dicen seguir “resistiendo”, pero los venezolanos no daremos nuestro brazo a torcer. Los activos de la república serán protegidos y tarde o temprano tendrán que salir, como también saldrá la dictadura y ese día se abrirán las puertas de nuestras embajadas y consulados para que miles comencemos a tramitar nuestro regreso a casa, una Venezuela democrática y libre.

[email protected]
@Brianfincheltub

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios