Calabozos albergan hasta cinco veces más de su capacidad - Runrun

Calabozos albergan hasta cinco veces más de su capacidad

carcel.jpg

Según un estudio de Una Ventana a la Libertad, 19 mil 28 reos están en centros de detención preventiva de 15 estados del país con capacidad para albergar a 3 mil 734 personas, lo que representa un hacinamiento de 509,58%

149 muertes se produjeron en estos centros de reclusión parcial de enero a junio de 2019

40% de los enfermos en calabozos padece tuberculosis 

 

@franzambranor

 

DESDE 2016, LA ONG Una Ventana a la Libertad ha venido monitoreando los centros de detención preventiva, mejor conocidos como calabozos. Un reciente estudio titulado “Monitoreo a la situación de los centros de detención preventiva en Venezuela” reveló que las condiciones carcelarias en el país pasaron en 2018 de una emergencia humanitaria compleja a una emergencia humanitaria compleja agravada en 2019.

El documento de 54 páginas expone que a partir de la juramentación de Juan Guaido como presidente interino de Venezuela se ha incrementado la represión, especialmente en el interior de la nación y por ende aumentado los arrestos a manifestantes y el hacinamiento en los centros de reclusión.

Calabozos en cuerpos policiales municipales, Policía Nacional Bolivariana, Cicpc y la Guardia Nacional Bolivariana están colapsados.

203 centros de detención preventiva tenían hasta el primer semestre de 2019 la cantidad de 19 mil 28 reos, cuando están diseñados para recibir a 3 mil 734 reos,  lo que representa un hacinamiento de 509,58%. 17 mil 659 eran hombres (93%) y un mil 369 mujeres (7%).

El estudio de Una Ventana a la Libertad se corresponde con el informe presentando por la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. En el punto 45, la evaluación de la ex presidenta chilena dice “…las condiciones de las detenciones de un número significativo de personas privadas de libertad no cumplen con las reglas internacionales mínimas sobre tratamiento adecuado de los reclusos. En general, los centros de detención preventiva están superpoblados y son insalubres. Las personas detenidas tienen acceso limitado a la alimentación, agua, saneamiento, luz solar e instalaciones de recreación. Su acceso a la asistencia sanitaria básica es restringida e incluso denegada”.  

Desde Una Ventana a la Libertad exhortaron a aplicar la Ley de Calabozos Policiales, aprobada el 25 de septiembre de 2018 por la Asamblea Nacional y omitida por el Ejecutivo con la excusa del desacato parlamentario.

Mueren y nadie sabe cuál fue la causa 

Pese a la escasez de una fuente oficial, se contabilizaron 149 fallecidos por diferentes razones en los CPD monitoreados. 

La principal causa de fallecimiento es desconocida (35), le sigue fugas (26), riñas entre reos (24), enfermedades (20) y agresión de funcionarios (14). 

La censura y la dificultad para acceder a las fuentes oficiales se presentaron en este estudio. 7 de los 15 estados monitoreados no reportaron muerte alguna.

Hacinamiento

Solamente en el mes de enero, el hacinamiento llegó a 367 detenidos en los CDP con capacidad de retención para 20 o 50 personas. Un CDP en Falcón con espacio para 15 presos, llegó a tener 120 y otro del mismo estado con cupo para 25 poseía 350. Asimismo un CDP en Mérida, apto para albergar a 50 detenidos, alojaba a 247 reos. 

El hacinamiento en los CDP trae como consecuencia intentos de fuga, protestas e incremento de la represión por parte de los cuerpos de seguridad. “La masacre ocurrida el pasado 23 de mayo en el centro de coordinación de la Policía Municipal José Antonio Páez, ubicada en Campo Lindo, estado Portuguesa, donde fallecieron 29 reclusos y resultaron heridos 7 reos y 19 funcionarios, es consecuencia de haber convertido a los calabozos preventivos en cárceles permanentes”, dijo Carlos Nieto Palma, coordinador de UVL.

La cifra de hombres detenidos en los CDP monitoreados por UVL ascendió a 17 mil 659 durante el primer semestre, de los cuales 3 mil 729 (21%) estaban en el estado Zulia. De esa cifra 340 pertenecían a la población indígena.

Durante el primer semestre había un mil 369 mujeres detenidas, de las cuales 575 (42%) se encontraban en Zulia. En segundo lugar estuvo Distrito Capital con 289, 23% del total. 

Del total de los hombres detenidos en CDP en 15 estados, 69 eran adolescentes entre los 14 y 18 años.

En Aragua, Mérida, Monagas y Zulia, aún permanecen 117 detenidos por motivos políticos.

Solo en un número pequeño de CDP se encuentran condiciones aptas para la separación entre mujeres y hombres. 

Detenciones a granel

Solo en Aragua, aprehendieron a 16 personas durante las protestas del 30 de abril pasado, cuatro de ellas menores de edad y dos médicos (Carmelo Gallardo y Gabriel Flores).

De los 637 detenidos en los CPD durante el primer semestre a nivel nacional, 586 fueron por manifestaciones o protestas políticas, es decir 92%. 

Del total de capturados, 146 (25%) fueron calificados de vándalos, personas que se dedicaban a saquear locales comerciales en medio de las manifestaciones.

Durante el primer trimestre se identificaron a 28 mujeres (de las cuales una estaba lactando) y 40 adolescentes, 5 de ellos del género femenino. 

Retardo procesal 

Hasta seis años pasan algunos detenidos, cuando deberían estar un máximo de 48 horas.

De la cifra total de 19 mil 28 reos, 4 mil 903 detenidos se encuentran sometidos a proceso y un mil 610 siguen detenidos cumpliendo pena. 34% no se sabe en qué condición están. 

En el 77% de los CPD monitoreados en el estado Anzoátegui, los detenidos pasan entre 2 y 6 años tras las rejas.

Los detenidos por protestas políticas conviven con acusados de cometer homicidio, robo, hurto, secuestro, extorsión, tenencia y tráfico de drogas, violaciones, abuso infantil y violencia de género 

Pese a la censura y autocensura se contabilizaron 14 fugas en 6 estados y 22 intentos de escape en cuatro. 

Casi nula atención al preso 

59% de los servicios de salud prestados en los CDP son facilitados en operativos de Ministerios, Policías de entidades o jornadas sociales. En Caracas, solo 5 CDP tienen transporte de emergencia disponible. Del total de los CDP monitoreados, únicamente cinco estados reportaron la presencia de personal de salud, la mayoría enfermeras (8), médicos (4) y paramédicos (4). Los estados Monagas y Nueva Esparta mantienen restricciones a servicios de salud, Anzoátegui en un 69%, Lara en 62% y Zulia y Mérida en más de 50%. 54% de los CDP monitoreados no disponen de vehículos para el traslado de reclusos a centros hospitalarios y en 19% restringen el ingreso de medicamentos a los calabozos.

Repunte de tuberculosis y escabiosis 

Entre las enfermedades más comunes en calabozos se encuentra la tuberculosis. El 40% de los afectados de salud en los CDP padecen esa patología. También se presenta la escabiosis o sarna (11%), seguido de paludismo, dengue, diarrea, acceso y manchas en la piel, gripe y hasta piojos. 

Entre las enfermedades crónicas, la más común es hipertensión. 95 presos presentaron una presión sanguínea anormal y 41 diabetes. Apenas se conoció un caso de VIH. 

Hay mezcla de reclusos en un 22% de los CDP. En 73% de los calabozos monitoreados se observó falta de suministro de agua, acumulación de basura y heces fecales y falta de saneamiento en el recinto.

Solo 1 de los 203 CDP informó que los detenidos reciben una dieta esporádica. El resto carece de desayuno, almuerzo y cena. 

46% de los encuestados afirma que se cobra por el ingreso de alimentos al CDP, 21% dijeron que se debe pagar para recibir visitas. 74% de las medidas disciplinarias tienen que ver con la prohibición de recibir alimentos y medicinas.

Solamente 4 de los 15 estados evaluados reportaron algún tipo de atención para embarazadas. 86% incluyen jornadas de salud para mujeres en estado de gravidez. 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios