Dávila: Maduro recibió a Bachelet con orquestas y ahora la considera una enemiga - Runrun

Dávila: Maduro recibió a Bachelet con orquestas y ahora la considera una enemiga

williamsdavila.jpg

Con el hambre ya golpeando los estómagos, los diputados de la Asamblea Nacional aprobaron un Proyecto de Acuerdo en el que rechazan la comunicación del régimen de Nicolás Maduro sobre el informe presentado por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Pasadas las 2 de la tarde, el diputado Williams Dávila (AD-Mérida) calificó la misiva de Maduro como un panfleto y rememoró cuando Bachelet estuvo en el país y fue recibida por parte del Gobierno de Maduro con todo el protocolo, “con orquesta, besos en la mejilla y alfombra roja”.

Criticó que luego de haber presentado el informe y decir “la verdad” de inmediato pasó a ser estigmatizada. “Cuando se dice la verdad esa persona se considera un enemigo”.

Igualmente el diputado Ismael León (VP-Distrito Capital), comentó desde la tribuna de oradores, que si Bachelet se hubiera quedado más días en el país Maduro “le mete más embustes a esa carta”. 

También apoyó la idea del diputado Eustoquio Contreras (Bloque Socialista-Guárico), quien la sesión pasada propuso hacer Asambleas en distintas ciudades del país para presentar el informe de Michelle Bachelet.

Una carta malvada

Mientras el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, se iba comiendo su almuerzo que tenía debajo de su escritorio y volteaba hacia los lados para disimular, el diputado José Brito (PJ-Anzoátegui) calificaba la carta de Maduro de “malvada”.

El parlamentario señaló que con el informe presentado por Bachelet y la respuesta de Maduro se demuestra que en el país “hay que elevar la voz”.

Aseguró que lo que presentó la Alta Comisionada por los DDHH fue un reporte “demoledor” de la crisis venezolana y que la “retórica roja quedó al desnudo”.

Igualmente la diputada Delsa Solórzano (Cambio Ciudadano-Miranda) criticó la carta publicada por Miraflores y recordó que la semana pasada se hizo un minuto de silencio por el fallecimiento de Alberto Macías, diputado suplente por el estado Yaracuy, “en parte por falta de medicinas”.

Mientras Solórzano recordaba los casos de Óscar Pérez y Fernando Albán, la diputada Nora Bracho (UNT-Zulia) entró al hemiciclo con una bolsa azul de chucherías que poco a poco se iban pasando entre los parlamentarios para paliar el hambre.

Delsa Solórzano recordó en ese momento que actualmente hay 122 parlamentarios sometidos a acoso, que van desde anulación del pasaporte hasta la cárcel como es el caso del primer vicepresidente, Edgar Zambrano y el diputado Juan Requesens. 

Para cerrar el debate el diputado Williams Barrientos (UNT-Zulia) dio el discurso más corto ante la “deficiencia proteico-calórica” por la hora. Dijo que solo quedaba levantarse y darle las gracias “a esa señora (Bachelet) que tuvo el arrojo, a pesar de las presiones, de aflorar lo que ya el mundo sabía. Viva Venezuela y viva Bachelet”, lo que provocó aplausos, risas y abrazos al diputado zuliano.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios