“Nunca Jamás en Venezuela” muestra las injusticias que viven los presos políticos – Runrun
Lo último

“Nunca Jamás en Venezuela” muestra las injusticias que viven los presos políticos

NJEV.jpg
ENTRE CONSTANTES INJUSTICIAS, TORTURAS Y PERSECUCIONES transcurre la vida de los presos políticos y sus familiares. El tercer capítulo de la serie documental Nunca Jamás en Venezuela atestigua estas vivencias desde el relato personal de cada víctima.
Los directores de este episodio, Claudia Smolansky y Juan Vicente Manrique, se trasladaron hasta cinco hogares en los que algún miembro de la familia ha estado o sigue preso por motivos políticos. En todos los casos se evidencia los maltratos y amedrentamientos por parte de cuerpos de seguridad del Estado, así como las irregularidades en los procesos judiciales.
Iván Simonovis, el General Ángel Vivas, Vasco Da Costa, Lorent Saleh y Gilber Caro son los protagonistas de este corto documental. A través de los relatos de sus madres, hijas y hermanas, la audiencia conocerá la realidad a la que se enfrenta todo aquel que piense distinto a un régimen. Aislamientos que derivan en enfermedades crónicas, torturas de electroshock, asfixias con sus propias heces, son algunas de las experiencias a las que han sido sometidos estos presos políticos.
En los 20 años del chavismo, el Foro Penal Venezolano ha contabilizado 14.655 presos políticos. Hasta la fecha hay 857 detenidos, una cifra récord en el país. El 2019 ha sido el año con más aprehensiones, 2.014 personas fueron privadas de libertad por motivos políticos desde el 1° de enero hasta el 8 de mayo de este año.
Este tercer episodio muestra no solo las intimidaciones que viven los presos, sino también sus familiares. Ellos son igualmente sometidos por funcionarios del Estados. A algunos les cortaron las líneas telefónicas y el internet de su casa, como el caso de la familia Vivas, a otros les destruyeron sus residencias entre tantos allanamientos como ocurrió con los hermanos Da Costa y, otros dicen que perdieron la cuenta sobre las veces en las que el régimen los puso de rodilla, como lo describe la mamá de Lorent Saleh. Mientras que hay otros que, a pesar de ser excarcelados, fueron aprehendidos por segunda vez de manera arbitraria como ocurrió con Gilber Caro, quien en agosto del 2018, tras haber estado más de un año aislado, dijo para el documental que era un hombre más maduro y fuerte y que nadie lograría quebrar su espíritu.
Dos semanas lleva Gilber Caro de desaparición forzada, luego de que funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) lo arrestaron el pasado viernes 26 de abril. Su visión del país está documentada en este episodio. “El reflejo de una sociedad es el reflejo de sus cárceles”, dijo Caro. A su juicio, no se trata de su sufrimiento, sino el de todo un país. Y como él, coinciden el resto de los entrevistados. “Nadie es libre en este país”, apunta Ana Da Costa, hermana de Vasco Da Costa. Sin embargo, a ninguno le han quebrantado sus convicciones para lograr una Venezuela libre y democrática.
Nunca Jamás en Venezuela es una serie documental que cuenta las historias de quienes han sido víctimas de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. El primer episodio, publicado en junio del año pasado, fue dedicado a los caídos en las protestas de 2017. Allí, se muestra el duelo en el que se mantienen decenas de madres cuyos hijos fueron asesinados por cuerpos de seguridad del Estado. Por otro lado, la segunda entrega cuenta los anécdotas de los heridos en las manifestaciones de 2014 y 2017. Muchos de ellos se mantienen con lesiones físicas permanentes como el de un joven que perdió la pierna por el accionar de un oficial de PoliVargas mientras protestaba en La Guaira y otros que continúan en la lucha por recuperar su memoria, como el caso de Óscar Navarrete, joven que despertó de un estado vegetal y en el presente cuenta con un edema cerebral que no le permite tener memoria a corto plazo. Él fue impactado con una bomba lacrimógena en el pecho mientras manifestaba en Caracas en abril de 2017.
“Estos episodios son un espacio para que las víctimas cuenten, de primera mano, sin ningún tipo de censura, su dolor, tristezas, miedos y rabias. En cada hogar hay una fractura, como las hay en la mayoría de las familias en Venezuela por circunstancias injustas y que son sólo responsabilidad de una dictadura que castiga al que piensa distinto”, dijo Claudia Smolansky, una de las directoras del documental.
Por su parte, Juan Vicente Manrique, apuntó que el aprendizaje que adquirió con la realización de estos episodios fue entender cómo no se trata solo de las historias de las víctimas, sino también del dolor de sus allegados. “Un disparo o una cárcel lastima a más de una persona”, acotó.

Nunca Jamás en Venezuela: Presos políticos está publicado en el canal de youtube: Nunca Jamás en Venezuela.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios