Stalin González: La ayuda humanitaria representa un “dilema” para la FAN – Runrun

Stalin González: La ayuda humanitaria representa un “dilema” para la FAN

stalingonzalez.jpg
El segundo vicepresidente del Parlamento destaca que se registra un “cambio natural” en la dirección política opositora, señala que el régimen chavista ha perdido la iniciativa y define el camino que transita la Cámara para alcanzar la convocatoria a elecciones libres

@pppenaloza 

COMPARTIERON EN LAS AULAS UNIVERSITARIAS, marcharon en las calles y ahora tratan de cambiar el país. El segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Stalin González, forma parte de ese liderazgo joven que hoy protagoniza la lucha democrática en Venezuela encabezada por Juan Guaidó, jefe del Parlamento juramentado presidente encargado de la República el pasado 23 de enero.

Además de ocupar un puesto en la directiva de la Cámara, González coordina la comisión parlamentaria que debe allanar el camino hacia la última fase de la hoja de ruta que ha trazado Guaidó y la AN: la celebración de elecciones libres tras el cese de la usurpación y la instalación del gobierno de transición.

–          ¿El cambio generacional en el seno de la oposición se ha convertido en el catalizador de la transición política en Venezuela?

–          Creo que hay un cambio natural de la dirigencia de la alternativa democrática. Eso no quiere decir que exista una ruptura. Hay una serie de jóvenes que hemos ido asumiendo responsabilidades poco a poco y, evidentemente, nuestra relación personal genera mucha más confianza y hace que el trabajo salga un poco más rápido. Pero siempre hay una dirección política que se ha confirmado, donde están los más jóvenes y los jefes de los partidos. Se trata de una dirección compartida, pero evidentemente hay un cambio natural de la dirección política.

–          ¿Los dirigentes jóvenes tienen la capacidad y el liderazgo suficientes para asumir el desafío de impulsar la transición?

–          Capacidad claro que tenemos. Nos hemos formado en medio de la lucha durante todo este tiempo para poder llevar este proceso. Nos hemos ido preparando tanto para la conducción política como para dirigir el país, muestra de ello es lo que se ha llevado a cabo con el Plan País (plan de gobierno impulsado por la AN), como se ha ido coordinando ese equipo. No es nada más que estamos luchando por el cambio, sino que también sabemos como conducir el cambio.

–          ¿Qué puede esperarse para este sábado 23 de febrero, día en el que Guaidó aseguró que la ayuda humanitaria ingresará al país “sí o sí”?

–          Ese es un dilema que hoy tiene la Fuerza Armada Nacional y el poder. Esto es como el 10 de enero (fecha en la que Nicolás Maduro se juramentó ante el Tribunal Supremo de Justicia). El 10 de enero había una presión de algunos sectores de la oposición con respecto a la AN, se preguntaban qué iba a hacer la AN, y la AN ha tomado las decisiones correctas en los momentos correctos. Hoy ese dilema es para quienes usurpan el poder, lo que se está demostrando es que desde la AN se están dando propuestas para salir de la crisis, para ayudar al que más lo necesita, a quien hoy está sufriendo los embates de la crisis por las malas decisiones de quienes usurpan el poder. Ese es un dilema hoy para Maduro y su combo: se siguen aferrando al poder mientras la gente sufre momentos difíciles, o dejan que la gente pueda tener una pequeña ayuda en medio de la crisis.

–          ¿Cómo juzga la reacción del régimen de Maduro ante el 23 de febrero?

–          Veo dos cosas: una, la pérdida de la iniciativa. No tienen cómo responder y no hallan qué hacer, son las mismas respuestas, todos los días dicen lo mismo y no hay concreción. La otra lectura es el dilema en el seno de la FAN, que no está dispuesta a reprimir, a enfrentar al pueblo y creo que allí dentro hay discusiones.

–          ¿El discurso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre Venezuela ratifica que ya no hay vuelta atrás?

–          Hoy Donald Trump y Estados Unidos son aliados importantísimos para la democracia venezolana, así como la Unión Europea (UE), el Grupo de Lima y la gran mayoría de la Organización de Estados Americanos (OEA). Evidentemente, hay una determinación de ayudar al pueblo venezolano a conquistar elecciones libres y un futuro mejor.

–          Los venezolanos pueden sentir una mezcla de incertidumbre y ansiedad por todo lo que está ocurriendo. ¿Qué puede ofrecer la dirigencia para contrarrestar esos sentimientos y evitar que se caiga nuevamente en la desmovilización?

–          Creo que lo mejor que hemos dicho es que esto es un proceso, que tenemos un plan, que estamos tomando las decisiones correctas y que lo estamos desarrollando. Más allá de la ansiedad y de las incertidumbres, cuando ves que hay un norte, que hay un plan, baja la ansiedad y hemos ido trabajando y dando las señales suficientes de que este es un proceso y que estamos en el desarrollo de esas etapas.

–          La Asamblea Nacional se ha trazado una ruta de tres fases: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. ¿Qué puede hacer el Parlamento en este momento para ir despejando el camino hacia un proceso electoral transparente?

–          Nosotros hemos hablado de la ruta electoral para tener un voto libre hoy en Venezuela. Es imposible que en Venezuela tengamos unas elecciones libres con Maduro en el poder y con este mismo Consejo Nacional Electoral. Pensamos revisar el actual marco jurídico, porque deben hacerse algunas reformas para avanzar. Hemos hablado de hacer elecciones justas, libres y transparentes en el menor tiempo posible, entonces, hay que acortar los plazos. Estamos tratando de acortar los plazos que tiene la AN para tomar algunas decisiones. Acortarlos sin afectar el derecho que tienen los ciudadanos a participar en el proceso a través de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y las universidades.

También revisaremos el marco jurídico para adelantar el proceso de registro electoral sin asumir las competencias del Poder Electoral. ¿Qué puede hacer la AN desde ahora? Adelantar los acuerdos en materia de observación electoral con OEA y UE, y procurar la ayuda y el fortalecimiento de nuestro Registro Electoral (RE) en el exterior. Nuestros consulados no están preparados para abrir el RE. Vamos a pasar de 110 mil venezolanos que hoy votan en el exterior a 2 o 3 millones, nadie tiene esa cifra exacta, pero sí tenemos información sobre dónde hay una concentración importante de venezolanos. Allí queremos hacer el esfuerzo de ir adelantando los convenios necesarios para poder tener la asistencia técnica y abrir ese proceso de inscripción en el RE en esos países.

Igualmente, con nuestras universidades ir adelantando cómo serían esas auditorías que necesita el sistema, cómo sería ese software y hardware que se necesitan.  Al final, lo que queremos es que haya un voto libre, que los venezolanos podamos elegir nuestro destino pero sin coerción, en paz y tranquilidad, con seguridad para que los partidos políticos participen. Queremos un proceso donde participen todos los venezolanos, todos los actores políticos, y dar las garantías suficientes para ese proceso.

 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios