Codhez exige liberación inmediata para detenidos el 23 de enero - Runrun

Codhez exige liberación inmediata para detenidos el 23 de enero

Detenidos2017_.jpg

El pasado 23 de enero, en el Zulia se registraron masivas detenciones arbitrarias ocurridas en el contexto de las manifestaciones convocadas por la Asamblea Nacional para la restauración de la institucionalidad democrática en Venezuela.

Entre los casos registrados por la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez), se registra la detención arbitraria de Henry Alberto León, joven de 20 años, estudiante del Centro de Estudios Gastronómicos Alejandro Magno, y quien representaría al país en una competencia internacional de gastronomía el próximo mes de febrero en Ecuador.

Al momento de su detención, fue arrollado por una moto de la Guardia Nacional Bolivariana, organismo que ejecutó la detención arbitraria. Henry León estaba a una calle de su casa y se dirigía al centro de estudios para practicar la elaboración del platillo que realizaría en el concurso.

Luego de haber tenido acceso al acta de investigación se evidencia que el joven no portaba consigo ningún objeto explosivo o incendiario, y tampoco banderas ni ningún elemento alusivo a las manifestaciones de ese día.

No obstante, el Juzgado Noveno del Circuito Judicial del Estado Zulia, a cargo del juez Víctor Hernández, dictó la medida privativa de libertad, imputando al joven los delitos de agavillamiento, instigación pública, resistencia a la autoridad y obstaculización de la vía pública.

Reiteramos que en las actas de investigación no se evidencia ningún supuesto objeto que haya sido utilizado para una obstaculización de la vía, así pues como la retención de algún objeto o artefacto explosivo o incendiario que dé lugar a la imputación formulada por el Ministerio Pùblico.

Advertimos que estamos ante una situación de detención arbitraria, un hecho violatorio a los derechos humanos y que representa un crimen de lesa humanidad. En el caso de Henry León en particular, se le negó dos veces a sus familiares que se encontraba recluido en el Comando 111 de la Guardia Nacional (La Ciega),a pesar de que estaba recluido en ese lugar. Por esta razón, se puede afirmar que en este caso se produjo una
desaparición forzada al negarse el paradero de la víctima y sumergir en la angustia a sus familiares.

Frente a esta situación de múltiples violaciones a los derechos humanos, se suma la negación de atención médica a la víctima. Hasta el día de ayer, por medio de la mediación de profesores de la Universidad del Zulia, se permitió el ingreso de los cascos verdes de la institución para revisarlo.

Al caso de Henry León se suman los casos de otros 12 detenidos arbitrariamente en el Comando La Ciega por las mismas razones. Uno de ellos sufrió una crisis de asma durante la detención y le fue negado el medicamento, a otros dos se le dictó una medida de arresto domiciliario por enfermedad (epilepsia y hepatitis).

Destacamos que el joven con epilepsia padeció de ataques mientras se encontraba detenido, y en ningún episodio le fue suministrado el medicamento.

El equipo de defensa de Codhez exige la liberación inmediata de Henry León y las personas detenidas arbitrariamente. Advertimos que nos encontramos ante múltiples violaciones a los derechos humanos que incluyen violaciones al derecho al debido proceso, a la libertad personal, a la integridad física y la vida de los detenidos.

Recordamos que todas las autoridades involucradas en la violación sistemática de derechos humanos son responsables ante los Sistemas Internacionales de Protección de Derechos Humanos.

Desde Codhez, se realizarán solicitudes al grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de las Naciones Unidas y a las relatorías de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para informar sobre estos casos y establecer las responsabilidades que haya lugar ante la Corte Penal Internacional.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios