El tribunal de La Haya da la razón a Chile sobre el conflicto marítimo con Bolivia - Runrun

El tribunal de La Haya da la razón a Chile sobre el conflicto marítimo con Bolivia

cij.png

LA CORTE INTERAMERICANA DE JUSTICIA (CIJ) ha dado un estacazo a Bolivia sobre sus aspiraciones a tener acceso soberano a las aguas del Pacífico en Chile. El tribunal de La Haya insta a ambas partes a llegar a un acuerdo, aunque reconoce que Chile no contrajo en ningún momento la obligación de negociar una salida marítima con el país vecino.

Mediante una sentencia obligatoria e inapelable, la CIJ ha dado por finalizado un litigio que arrancó hace cinco años con la demanda de Bolivia y que enfrenta a ambos países desde hace más de 100 años, cuando Bolivia perdió su acceso al mar tras la Guerra del Pacífico.

Así, con 12 votos a favor y 3 en contra, la CIJ rechazó que Chile esté obligada jurídicamente a entablar negociaciones con Bolivia para que este país obtenga un acceso soberano al océano Pacífico. Así lo explicó el presidente de la corte, Abdulqawi Ahmed Yusuf, que además señaló que, por la misma diferencia de votos, quedó rechazada la petición de Bolivia de pedir que se declarase que Chile había incumplido en el pasado esa obligación de negociar.

No obstante, a pesar de que el recurso judicial de La Paz ha sido desestimado, la Corte Internacional apela a ambas partes a continuar trabajando y pide que su fallo no impida “el diálogo entre las partes y la buena voluntad” para alcanzar un acuerdo.

Las delegaciones diplomáticas de ambos países se encontraban concentradas en la ciudad holandesa para seguir el fallo en directo. Entre los presentes en la sala estaba el presidente boliviano, Evo Morales, que ha convertido el litigo en un asunto clave de su programa de gobierno y arma propagandística. En la víspera de la sentencia se mostró convencido de que “habrá buenas noticias para todos los bolivianos”. Sin embargo, el veredicto ha sido un jarro de agua fría para Bolivia, aunque Morales ha asegura que su país “nunca va a renunciar” a su aspiración a acceder al océano Pacífico debido a “su enclaustramiento”, al tiempo que recuerda que esto es resultado de la “invasión” chilena.

Por su parte, el agente de Chile ante la CIJ, Claudio Grossman, aseguró estar“muy tranquilo” porque el Tratado de 1904, que se firmó tras la Guerra del Pacífico y fijó las fronteras entre ambos países, “estableció el dominio a perpetuidad de los territorios disputados”. “Nosotros ya hemos planteado que, desde el punto de vista del derecho internacional, no hay obligación de resultado y esperamos la aplicación del derecho internacional por (parte de) la CIJ”, añadió.

La “obligación de resultado” mencionada por Grossman se refiere a que la CIJ ya estableció en 2015 que, en caso de que obligase a Chile a entablar conversaciones con Bolivia, el tribunal no determinaría el resultado de las negociaciones

Bolivia asegura que la pérdida de 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio, a finales del siglo XIX tras la guerra del Pacífico, le ha supuesto un obstáculo para su desarrollo económico. La Paz basa parte de sus argumentos jurídicos en que Santiago ha accedido a discutir el tema marítimo en varias ocasiones a lo largo de los últimos cien años.

Esos diálogos, aunque infructuosos, le habrían ocasionado a Chile una obligación de seguir negociando, según el país altiplánico. Chile por su parte argumenta que el Tratado de 1904 ya fijó las fronteras entre los dos Estados y que las reclamaciones bolivianas de acceso soberano al mar supondrían, en la práctica, una sesión de territorio, opción que no estaría sobre la mesa.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios